KaunasKaunas

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Belém

Otro:

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: América

País: Brasil

Localización:

Año: 1616

Estado: Terminado

Descripción:El municipio de Belém pertenece al Estado de Pará y se encuentra situado al norte del país, en la Região Metropolitana de Belém. Su capital, de idéntico nombre y conocida como 'Cidade das Mangueiras', es una ciudad histórica, Capital del Estado de Pará, considerada la mayor ciudad de la Línea del Ecuador donde se encuentra ubicada. Cuenta con un rico patrimonio arquitectónico, con numerosos templos, palacios, museos, galerías de arte, universidades y bibliotecas; y natural, poblado de playas, islas, bahías, ríos, lagos, zonas verdes y áreas de protección ambiental. Además, merece especial mención la fiesta del 'Círio de Nazaré', considerada una de las fiestas religiosas más importantes de todo el país, sin olvidarnos de su rico Centro Histórico, conocido popularmente como 'Cidade Velha', donde destacan el Forte do Castelo, la Catedral Metropolitana da Sé y la Igreja de Santo Alexandre.

HISTORIA BELÉM

En sus orígenes estas tierras estuvieron ocupadas por tribus indígenas hasta la colonización del país. Posteriormente sufrió frecuentes ataques por parte de los holandeses, ingleses y franceses. A principios del siglo XVII, año 1616, los portugueses desembarcaron en la zona para proteger el territorio situado a los márgenes de la Baía de Guajará.

La población fue fundada el 12 de enero de 1616 por el explorador portugués Francisco Caldeira Castello Branco, que comandaba las tropas de militares y religiosos que conquistaron una importante zona a los márgenes de la desembocadura del Rio Amazonas y expulsaron a los tropas enemigas.

Se comenzaron a levantar en la Cidade Velha, barrio más antiguo de Belém, varios edificios y uno de sus principales monumentos el Forte do Castelo, marco de la fundación de la Ciudad conocida en un principio como Feliz Lusitânia. Posteriormente fue llamada Santa Maria do Grão Pará, Santa Maria de Belém do Grão Pará y finalmente con su actual denominación, Belém.

Los años posteriores fueron momentos de esplendor y expansión para toda la población, a mediados del siglo XVIII, año 1751, Belém se convirtió en la Capital do Estado do Maranhão e do Grão-Pará, que comprendía todo el extremo norte de Brasil.

En el siglo XIX la Ciudad entra en un período de crisis del que no se recuperaría hasta las últimas décadas con el Caucho, una de sus principales fuentes de economía. A partir de entonces se levantan numerosos edificios, casas comerciales y lujosos palacios. A finales del siglo XIX se convierte en la mayor Ciudad da Amazônia y en el principal puerto de exportación de Caucho del país.

A comienzos del siglo XX, año 1910, con el fin del llamado 'Ciclo da Borracha' la Ciudad sufre un golpe importante del que no se recuperaría hasta mediados de siglo, cuando se convierte en el centro de servicios y financiero más importante del norte de Brasil y comienza a surgir el turismo.

En la actualidad Belém es la capital del segundo Estado más Grande de Brasil, Pará, conocida desde hace ya más de 200 años por organizar una de las mayores fiestas religiosas del país, 'O Círio de Nossa Senhora de Nazaré'. Pero sin duda, uno de sus principales atractivos turísticos es su Centro Histórico, conocido como Cidade Velha, lugar donde se fundó la población y se encuentra uno de sus monumentos históricos más importantes, el Forte do Castelo.

Otro de sus grandes atractivos es su maravilloso entorno natural, lleno de lagos, ríos, islas, islotes y playas de gran belleza, todo ello rodeado de amplias zonas naturales y áreas de protección ambiental. El municipio de Belém es un lugar frecuentado por los amantes de todo tipo de deportes en contacto con la naturaleza, en especial de aventura y náuticos.

RUTA TURISTICA BELÉM

Cidade Velha - Centro Histórico El Centro Histórico de Belém, conocido como Cidade Velha, es el lugar donde surgió la Ciudad y se levantaron los principales monumentos que nos podemos encontrar en nuestra visita. Merecen especial mención el Forte do Castelo, la Catedral Metropolitana da Sé y la Igreja de Santo Alexandre, en la actualidad sede del Museu de Arte Sacra de la Ciudad.

Forte do Castelo El Forte do Castelo se localiza en la Praça Dom Frei Caetano Brandão, Cidade Velha, y es el marco de la fundación de la Ciudad de Belem. Fue el lugar donde desembarcó en el año 1616 el portugués Francisco Caldeira Castelo Branco para defender estas tierras de la invasiones enemigas de ingleses, franceses y holandeses. En la actualidad es sede del Círculo Militar de Belém y cuenta con un restaurante. Sus alrededores ofrecen unas fantásticas vistas de la Baía do Guajará.

Catedral Metropolitana da Sé La Catedral Metropolitana da Sé se localiza en la Cidade Velha, Praça Dom Frei Caetano Brandão. Fue proyectada por el arquitecto Antonio Landi y sus obras comenzaron en el año 1748. Es un hermoso templo, que combina tres estilos arquitectónicos diferentes, barroco, colonial y neoclásico, y punto de partida del cortejo que lleva la imagen de Nossa Senhora de Nararé a la Basílica de su mismo nombre en las famosa fiesta del 'Círio de Nazaré'.

Basílica de Nossa Senhora de Nazaré La Basílica de Nazaré fue construida en el año 1909 en el lugar donde fue encontrada en el siglo XVIII la imagen de Nossa Senhora de Nazaré, actual Praza Justo Chermont. Es un templo romano, réplica de la Basílica de San Pablo en Roma, punto final de la conocida procesión del 'Círio de Nazaré'.

Igreja de Santo Alexandre La Igreja de Santo Alexandre se localiza en la Cidade Velha, Praça Frei Caetano Brandão. Fue inaugurada en el año 1718 y en la actualidad, después de un proceso de restauración es sede del Museu de Arte Sacra de la Ciudad.

Igreja das Mercês La Igreja das Mercês es un templo de estilo barroco levantado a mediados del siglo XVII y restaurado en el siglo XVIII. Se localiza en la Praça das Mercês, centro de la población.

Igreja de São João Batista La Igreja de São João Batista se encuentra situada en la Praça República do Líbano, Cidade Velha. Se construyó en el año 1777 y fue la primera matriz de la población.

Igreja do Carmo La Igreja do Carmo es un templo de estilo neoclásico situado en la Praça do Carmo, Cidade Velha. Fue construido en los primeros años del siglo XVII y guarda en el interior de su capilla una interesante colección de arte sacra.

Mercado do Ver-o-Peso El Mercado do Ver-o-Peso se localiza en el Centro Histórico de Belém, al lado del Forte do Castelo. Es uno de los principales símbolos culturales y turísticos de la Ciudad de Belém y una de las postales más conocidas del Estado de Pará. En sus inmediaciones se realiza una de la ferias al aire libre más importantes de todo el municipio, donde se pueden adquirir todo tipo de objetos artesanos, alimentos y hiervas medicinales.

Planetário Sebastião Sodré da Gama El Planetário Sebastião Sodré da Gama es uno de los más modernos de Brasil y el más importante de la Região Norte. Fue inaugurado en el año 1998.

Praça Batista Campos La Praça Batista Campos se localiza en la Travessa Padre Eutíquio y es una de las zonas naturales más frecuentadas por los habitantes de la Ciudad de Belém. Fue inaugurada en el año 1904 y sus alrededores destacan por su frondosa vegetación y rica decoración con lagunas, islotes y puentes.

Memorial Magalhães Barata - Museu El Memorial Magalhães Barata se encuentra localizado en la Avenida Almirante Barroso.

Museu de Arte Sacra El Museu de Arte Sacra se encuentra instalado en el conjunto arquitectónico que forman la Igreja de Santo Alexandre y el Convento dos Jesuitas, en la Praça Frei Caetano Brandão. Está clasificado como uno de los museos de arte sacra más importantes del país.

Museu de Artes de Belém - MABE El MABE, Museu de Artes de Belém, se encuentra instalado en el Palácio Antônio Lemos, en la Praça D. Pedro II del Centro Histórico. Es su interior se guardan interesantes colecciones de esculturas, pinturas, grabados, orfebrería, cerámicas y objetos de iluminación, entre otras cosas.

Museu Emílio Goeldi El Museu Emilio Goeldi se encuentra situado en la Avenida Magalhães Barata y fue fundado en el año 1866. Es uno de los centros de estudio de la naturaleza del Amazônia más importantes de Brasil y guarda en su interior interesantes colecciones de botánica, zoología, arqueología y antropología.

Palacete Bolonha El Palacete Bolonha fue mandado construir por Francisco Bolonia a principios del siglo XX en la Avenida Gobernador José Malcher.

Palacete Pinho El Palacete Pinho se localiza en la Rua Dr. Assis. Es un edificio de estilo ecléctico construido a finales del siglo XIX.

Palácio Antonio Lemos El Palácio Antônio Lemos, conocido popularmente como Palacete Azul, se localiza en la Praça D. Pedro II. Fue levantado a finales del siglo XIX en estilo neoclásico y en la actualidad es sede de la Prefeitura Municipal y del Museu de Arte de Belém.

Palácio Lauro Sodré El Palácio Lauro Sodré se encuentra situado en la Praça D. Pedro II, en la Cidade Velha. Fue construido por el arquitecto Antônio Landi en el año 1771 y en la actualidad abriga el Museu do Estado do Pará.

Teatro da Paz El Teatro da Paz es el más importante del Estado de Pará y uno de los más hermosos de Brasil. Fue realizado en estilo neoclásico por el ingeniero Tiburcio Pereira Magalhães entre los años 1868 y 1874, y se localiza en la Avenida da Paz, en el centro de la Praça da República, Bairro do Comércio.

Parque Ambiental de Belém El Parque Ambiental de Belém es un área de protección fundada en el año 1993 para proteger los manantiales de los lagos Bolonia y Agua Preta, utilizados para abastecer a la población.

Parque da Residência El Parque da Residencia se localiza en la Avenida Magalhães Barata y es conocido por los numerosas actos culturales y eventos que se realizan en sus inmediaciones. En su interior destaca la antigua residencia de los gobernadores de Estado, en la actualidad sede de la Secretaria da Cultura de la Ciudad.

Jardim Botânico da Amazônia - Bosque Rodrigues Alves El Jardim Botânico da Amazônia, conocido también como Bosque Rodrigues Alves, es una reserva ecológica de 16 hectáreas situada en la Avenida Almirante Barroso, centro urbano de Belém. Fue fundado en el año 1883 y es uno de los espacios naturales más visitados de la Ciudad, lugar ideal para descansar, relajarse y pasear en un pedazo de la 'Floresta Amazônica'. En su entorno existen lagos, cuevas, cascadas y un zoológico, que la convierten en una de las áreas de ocio más importantes del municipio.

Ilha de Outeiro La Ilha de Outeiro es una de las más importantes y conocidas del municipio. Destaca por sus playas totalmente urbanizadas con todos los servicios necesarios y buenos restaurantes donde se sirven los platos típicos de la zona, basados principalmente en los frutos del mar.

Ilha de Marajó La Ilha de Marajó es la isla fluvial y marítima más grande de todo el Mundo.

Ilha do Mosqueiro La Ilha do Mosqueiro se localiza en la costa oriental del Rio Pará, enfrente de la Baía do Guajará a escasos 55 Km. de Belém, y está unida al Continente por un puente de grandes dimensiones, la Ponte Sevastião R. Oliveira. Es el lugar donde se localizan los principales arenales del municipio.

Mosqueiro - Distrito Turístico Mosqueiro es uno de los distritos turísticos más importantes del municipio conocido por sus excelentes infraestructuras de ocio y servicios. Se localiza en el interior de la Ilha do Mosqueiro y es el principal balneario de la ciudad, lugar donde destacan las playas más hermosas del municipio.

Lago de Tucuruí El Lago de Tucuruí es conocido en todo el Mundo por ser el lugar donde se realiza a mediados de agosto el 'Festival do Tucunaré', famoso torneo de pesca que atrae todos los años a miles de turistas. Se localiza a 385 Km. de Belém.

Círio de Nazaré - Festa Religiosa El Círio de Nazaré es una de las fiestas religiosas más importantes de Brasil y reúne todos los años a más de un millón y medio de fieles en la Ciudad de Belém. Se realiza en el mes de octubre y tiene una duración de 15 días, con numerosos espectáculos, procesiones, misas y actos culturales y religiosos. La procesión más importante es la 'Procissão do Círio', se realiza el segundo domingo de octubre desde hace ya más de 200 años, y en ella se traslada a la Virgen de Nazaré desde la Catedral Metropolitana da Sé hasta la Basílica de Nossa Senhora de Nazaré.

PLAYAS BELÉM

Playas Las mejores arenales que nos podemos encontrar en nuestra visita al municipio de Belém se localizan en el interior de la Ilha de Mosqueiro. Son playas de gran belleza aptas para todo tipo de turistas, desde los amantes de las aglomeraciones y deportes náuticos, hasta los amantes de la tranquilidad y los largos paseos a orillas del Océano Atlántico, merecen especial mención las localizadas en el distrito turístico de Mosqueiro. Además, todo el municipio cuenta con varias playas fluviales, una de las más conocidas es la Praia da Ilha do Outeiro.

Praia do Cruzeiro

Ilha de Outeiro

Praia do Areião - Ilha de Mosqueiro

Praia do Bispo - Ilha de Mosqueiro

Praia Grande - Ilha de Mosqueiro

Praia do Farol - Ilha de Mosqueiro

Praia Chapeú Virado - Ilha de Mosqueiro

Praia do Porto Arthur - Ilha de Mosqueiro

Praia Mururiba - Ilha de Mosqueiro

Praia Ariramba - Ilha de Mosqueiro

Praia de São Francisco - Ilha de Mosqueiro

Praia Carananduba - Ilha de Mosqueiro

Praia Marahu - Ilha de Mosqueiro

Praia do Paraíso - Ilha de Mosqueiro

Prainha - Ilha de Mosqueiro

Praia Grande - Ilha de Mosqueiro

Baía do Sol - Ilha de Mosqueiro

http://www.a-brasil.com/es/belem/index.htm

En la capital del estado de Pará, los árboles de mango apostados en la calle y en los parques proveen sombra y frescura a sus residentes y visitantes. Su clima ecuatorial, cálido y húmedo lo aporta la cercanía de la selva tropical. Viajar a Belém es una experiencia que cada vez se hace más popular, ya que es la entrada norte a Brasil y también el principal acceso para visitar la selva. Se ubica justo en la desembocadura del río más largo del mundo: el Río Amazonas.

Antes que te embarques en una excursión hacia la exuberante vegetación, la ciudad tiene mucho que ofrecer a las visitas. En esta sección encontrarás una guía de Belém para conocer sus propuestas. La capital fue fundada en 1616 por los portugueses, y de esta época aún se conserva el fuerte que construyeron para controlar la navegación de la zona. La arquitectura de la ciudad, sobre todo en la zona portuaria y en la Ciudad Vieja, es un remanente constante de su pasado colonial.

Sus museos y monumentos, el Complejo Estação das Docas, que ocupa las antiguas almacenes del puerto, y el Mercado Ver-o-Peso, que hoy alberga la feria libre más grande de América Latina, son los principales atractivos para el turismo en Belém. Las noches en esta ciudad tienen un aire bohemio: salas de teatro, exhibiciones de arte, pequeños bares y cafés ofreciendo espectáculos de música en vivo.

http://www.viajeabrasil.com/belem/

Qué ver en Belém: atractivos y sitios turísticos

Atracciones de Belém

Por su estratégica localización en la Bahía de Guajará, muy cerca del nacimiento del colosal Amazonas, Belém es una formidable puerta de acceso a las maravillas ecológicas de la selva amazónica. Pero la ciudad, repleta de vestigios históricos y asombrosos panoramas, es atractiva en sí misma, invitando a intensas jornadas de turismo descubriendo sus encantos.

Las monumentales construcciones coloniales, los célebres mangos que refrescan el paisaje urbano, las bellezas naturales de sus numerosas islas, la intensa vida cultural nocturna y las fascinantes tradiciones gastronómicas hacen de la capital de Pará un destino lleno de atractivos.

1. Forte do Castelo

El “Fuerte del Castillo” es la construcción fundacional de la ciudad. El fuerte (anets llamado “Forte do Presépio”) domina la bahía del Guajará desde 1616, cuando fue levantado por los conquistadores portugueses para defender la región de los intereses holandeses y franceses. Por su incalculable valor histórico, la fortificación es un punto de referencia para el turismo en Belém, albergando hoy un pequeño museo acerca de las culturas nativas de Pará. Desde lo alto de sus muros se divisan espectaculares paisajes de la ciudad y la bahía.

2. Ciudad Vieja

Las construcciones más antiguas de la ciudad se emplazan desde la franja portuaria hacia adentro. Allí se estableció, a lo largo del siglo XVII, la primera colonia portuguesa del Amazonas. Las casas y palacios fueron edificados reflejando el estilo arquitectónico de Lisboa en esa época. Hoy esta riqueza patrimonial se conserva en la llamada “Cidade Velha”, un paseo por coloridos edificios coloniales y estrechas callecitas de piedra que transportan al turista a la magia de otros siglos. La calle Ladeira, la primera de la ciudad, el complejo Feliz Lusitânia y la célebre “Plaza del Reloj” son algunas de las principales atracciones del centro histórico de Belém.

3. Estação das Docas

Abierto en el año 2000, la Estação das Docas es un complejo turístico y cultural referente en la región amazónica por conjugar elementos de inmenso valor histórico con servicios de primer nivel. El enorme predio se halla en la antigua zona de almacenes del Puerto, y fue renovado tras un cuidadoso trabajo de restauración que buscó conservar las valiosas características de la arquitectura del siglo XVIII y XIX. En el complejo se pueden apreciar dos monumentos relevantes: el Memorial Fortaleza de San Pedro Nolasco y el Porto Memorial.

Hay tres Bulevares diferenciados que ofrecen distintos atractivos: uno gastronómico, uno de artes y otro de ferias y exposiciones. Teatro, música, artesanías y danza tienen lugar diariamente en el espacio de la Estação.

4. Mercado Ver-o-Peso

Distinguido como la feria libre más grande de América Latina, este mercado tradicional se emplaza sobre un antiguo mercado de pescados creado en el siglo XVII, junto al puerto. En sus dos mil locales, el mercado ofrece hoy un repertorio vivo de la historia y cultura paraenses. Desde frutas exóticas hasta hierbas medicinales, hay infinidad de productos regionales que hacen del mercado uno de los mayores focos turísticos de la ciudad.

5. Museo Emílio Goeldi

Creado en 1866, el Museo Emílio Goeldi es la institución más antigua dedicada a la investigación de la historia natural del Amazonas, y ha sido reconocido en todo el mundo por su labor. En un predio de 52 mil metros cuadrados, el museo alberga un Parque Botánico con millares de especies de la flora y fauna nativa de la selva amazónica.

6. Catedral Metropolitana de Belém

Conocida como “Catedral da Sé”, este importante templo es la primera iglesia de la ciudad. Su construcción data de 1748 y cautiva la atención por el estilo barroco de su fachada y el neoclásico de su interior, con un total de once torres y una gran nave central iluminada por candelabros de bronce. Se ubica en la Ciudad Vieja de Belém, sobre la Praça Frei Caetano Brandão, y es el punto de partida de la tradicional procesión Círio do Nazaré.

7. Praça da República y Teatro da Paz

Con una historia que se remonta al siglo XVIII, la Plaza de la República es la principal de Belém, situada en la zona de Campinas. Se caracteriza por su abundante verde y sus numerosas esculturas. Sobre ella se instala uno de los edificios paradigmáticos de la ciudad, el Teatro da Paz, inaugurado en 1878 en pleno auge de la extracción del caucho y considerado uno de los más suntuosos de Brasil.

8. Jardín Botánico Bosque Rodrigues Alves

En plena ciudad, este jardín preserva la riqueza ecológica de la selva amazónica en un área de un kilómetro cuadrado. Árboles autóctonos, lagos, fuentes, senderos y fauna nativa componen un paisaje refrescante en medio de la metrópolis. El Bosque Rodrigues Alves fue creado en el siglo XIX y ofrece varias actividades recreativas y educativas.

9. Mangal das Garças

El Mangal das Garças es otro de los parques disfrutables en el área urbana de Belém, a pocos minutos del centro. Allí puede observarse la vegetación autóctona de la región y las protagónicas garzas sobre el lago. También se ofrece excelente comida local, tiendas de artesanías, plantas y otras muchas propuestas de ocio y enjtretenimiento.

10. Isla del Mosqueiro

Desde Belém parten inolvidables paseos fluviales hacia destinos paradisíacos. Uno de los preferidos por los turistas y paraenses es la Isla del Mosqueiro, a unos 70 kilómetros de la ciudad. Este balneario cuenta con 14 playas de agua dulce y arena blanca, ofreciendo una completa infraestructura de servicios turísticos y atractivas actividades culturales.

http://www.viajeabrasil.com/belem/que-ver-en-belem.php

Museos de Belém: paseando por la historia

Museos de Belém: Casa das Onze Janelas

Las profundas riquezas históricas, artísticas y científicas de la ciudad de Belém se cristalizan en sus interesantes museos. Los amantes del turismo cultural no pueden perderse estos paseos de inmenso valor patrimonial.

Museo Emílio Goeldi

La historia natural y antropológica de la región amazónica tiene su institución más antigua en el emblemático Museo Emílio Goeldi, abierto en 1866. Además de un interesante recorrido didáctico donde se explican las características e importancia ecológica de la Amazonia, el museo cuenta con un extenso Parque Zoobotánico (52 mil metros cuadrados) donde observar directamente la gran biodiversidad de la flora y fauna regionales. Los aportes científicos y la actividad de divulgación del museo le han valido gran reconocimiento a nivel mundial. El Visítalo en Av. Magalhães Barata 376.

Museo del Estado de Pará

Los interesados en la historia de Pará y su capital tienen una cita obligada con el Museo del Estado, instalado en el antiguo Palacio Lauro Sodre. Este edificio data de 1762 y sobresale por su estilo arquitectónico clásico y sus muebles de estilo Art Noveau. Allí es posible contemplar valiosas antigüedades y recorrer exposiciones temporales sobre el desarrollo histórico de la ciudad. También cuenta con una agradable cafetería. El museo se halla en la Praça Dom Pedro II, funcionando de martes a sábados de 10:00 a 16:00 y los domingos de 10:00 a 14:00.

Museo del Forte do Presépio

El Forte do Presépio, también conocido como Forte do Castelo, es la construcción inaugural de Belém. Con los muros defensores del Fuerte comenzó, en 1616, la historia colonial de la ciudad, la cual puede recorrerse en el museo instalado en el predio. El origen y la identidad de Pará, sus raíces indígenas y sus procesos políticos, sociales y culturales pueden recorrerse en el circuito externo e interno de este sitio histórico. El Fuerte se ubica sobre el río Guaíba, dominando la entrada al puerto.

Museo de Arte de Belem

El Palacio Antonio Lemos, erigido en 1860, es la sede del cautivante Museo de Arte de la ciudad. El edificio en sí mismo es toda una obra de arte en su preciosa arquitectura y sus suntuosos muebles. El museo alberga exposiciones permanentes y temporales de pinturas, esculturas, cerámicas y mobiliario, difundiendo principalmente las creaciones locales. Este animado punto de encuentro artístico e intelectual de Belém se enclava en Praça Dom Pedro II y abre de martes a viernes de 10:00 a 18:00 y los sábados y domingos de semana de 9:00 a 13:00.

Museo de Arte Sacro

Con un acervo de 300 piezas de arte sacro, este museo funciona en la Iglesia de Santo Alexandre y el Palacio Episcopal, un importante complejo arquitectónico del siglo XVIII. Entre las obras expuestas hay valiosas creaciones de indígenas, que hacen de la institución una de las más relevantes en arte religioso a nivel nacional.

El Museo de Arte Sacro dispone de amenos espacios para exposiciones temporales: la Galería Fidanza, la Boutique Emporio de las Artes y el Café del Museo. Este interesante paseo se encuentra en la Praça Frei Caetano Brandao. Las visitas se realizan de martes a sábado de 10:00 a 18:00 y los domingos y festivos de 10:00 a 14:00.

Casa das Onze Janelas

Icónico palacete del siglo XVIII, la “Casa de las Once Ventanas” fue en sus orígenes la residencia de Domingos da Costa Bacelar, un poderoso propietario del ingenio de azúcar. En 1768 pasó a acoger al Hospital Real, que funcionó durante cien años, pasando luego a albergar funciones militares. La casa fue adquirida en 2001 por el Gobierno del Estado como espacio cultural, donde la rica historia de Belém se reúne con exposiciones de arte contemporáneo regional. Además del área de muestras, música y espectáculos, el edificio cuenta con un popular bar y restaurante, el Boteco das Onze. Puedes visitarlos en la Praça Frei Caetano Brandão.

http://www.viajeabrasil.com/belem/museos-de-belem-paseando-por-la-historia.php

Belém, capital del Estado de Pará, constituye el centro económico de la región Norte, en la desembocadura del río más grande del mundo, el Amazonas. Rodeada de ríos, de torrentes de aguas y de canales, la ciudad es famosa por sus túneles de manglares y su impresionante

índice pluviométrico, sobre todo entre los meses de noviembre y mayo. La lluvia, que además forma parte del folklore de la ciudad, es generalmente de corta duración y cae como un tibio chaparrón que contribuye a reducir el calor tropical.

Lo que agrada, y significa un cambio total en Belém, es en primer lugar su exuberante naturaleza integrada a la vida urbana. Los lugares arborizados y los jardines constituyen allí verdaderos pequeños enclaves de selva amazónica, en armonía con el movimiento incesante de la ciudad.

Belém ofrece también una cocina tradicional de las más auténticamente brasileñas o amazónicas. Platos como el pato al tucupi, la maniçoba, el tacaca, los cangrejo, la sopa de pescados y el sarapatel de tortuga figuran entre los platos deliciosos que ilustran un arte culinario regional rico en sabor.

La historia de la ciudad, narrada en sus calles de variada arquitectura (de origen inglés, francés, holandés,…), muestra su destino único, en la mezcla de varias influencias y ambiciones imperiales. Su prosperidad estuvo vinculada al comercio del caucho. Hoy, Belém es la capital del comercio de madera preciosa.

En el pintoresco mercado de Ver-o-Peso, la fascinante mezcla de colores, aromas, sabores de las plantas y platos exóticos, constituye una visita obligada para el viajero (mariscos, río y bosque). Con sus 26.500 m2, el Ver-o-Peso es un mercado libre donde circulan diariamente millares

de personas. Centro comercial donde se encuentra tanto con qué alimentarse, como con qué vestirse. En los numerosos mostradores que lo componen, se encontrarán, por supuesto, todas las frutas sabrosas de la región (piña, papaya, bacuri, cupuaçu, uxi, tapereba, açai, pupunha, etc.), así como los pescados más variados, carnes, verduras, plantas utilizadas por la medicina popular y que son del bosque. Pero se encontrará también, para añadir una tecla mística y mágica a la lista de las compras posibles, toda clase de pociones y remedios: desde las infusiones para curar un simple dolor de muelas, hasta los frascos (garrafadas) que contienen cocciones de plantas y partes de animales destinadas "a domesticar" al marido, y que llevan nombres sugestivos como: "llora a mis pies", "no me dejes", "ven a mi", etc... El mercado colorido de Ver-o-Peso, como fondo de un río Amazonas, representa, en resumen, una síntesis de la vida amazónica.

La artesanía es otro atractivo del Pará. Se pueden comprar lindas piezas de cerámica en Icoaraci, a 25 km de Belém. Conocida también por su cocina a base de pescados y crustáceos, la ciudad de Icoaraci es el mayor centro del Pará en artesanía en cerámica.

Institución de prestigio y reconocida como tal por la comunidad científica internacional, el Museo del Pará Emilio Goeldi, es un centro de investigación botánico, arqueológico y antropológico. El Museo incluye un parque zoológico botánico donde se pueden observar

más de 2.000 especies de plantas nativas de la Amazonia; aproximadamente 600 animales de la fauna regional (monos, felinos, tapir, cabiai, agutí, ovejas perezosos, reptiles, anfibios y numerosas aves); un acuario que alberga algunas de las especies ictiológicas más raras de los ríos amazónicos; y un pabellón de exposición arqueológico y antropológico, conteniendo auténticas piezas representativas de las artes Marajóara y Tapajonico, así como distintos utensilios y objetos de fabricación indígena.

ALREDEDORES SALVAJES DE BELÉM

1er Día: Belém - ISLA DE LOS LOROS - RÍO GUAMA - Belém

(Transporte privado y guía hispano parlante - salida de su hotel : 4h30 de la mañana - desayuno y almuerzo incluidos)

Por la noche, salimos de Belém en barco con destino a la Isla de los Loros. Debemos cruzar una parte del Amazonas. Nos cruzaremos quizá con algunas embarcaciones de "caboclos", cargados de productos destinados a los mercados de Belém. Al avanzar del día, nos acercamos a la isla que sirve de dormitorio a los loros. El objetivo de haberse levantado al amanecer es poder observar el vuelo inicial de millares de loros. Después de este espectáculo insólito, continuamos nuestra excursión mediante brazos de ríos que nos permiten penetrar en el bosque inundado. La vía es estrecha, a veces sorprenderemos una garzota, o monos.

En bote a motor, llegamos a los ríos Guamá y Acara, que permiten el acceso a brazos de ríos más estrechos. Durante un corto paseo a pie, veremos de cerca distintos aspectos de la exuberante selva amazónica: la tierra firme, la "varzea" y su vegetación acuática. Podremos también observar la vida singular de los raros residentes, sus estrategias de supervivencia y su integración al medio ambiente. Para regresar a Belém, bordearemos la isla de Combu.

Nota: esta excursión debe favorecerse si Ud. no piensa ir a la isla de Marajó.

PLAYAS DE BELÉM Y ARTESANÍA

1er Día : BELÉM - ICOARACI - PLAYAS DE MOSQUEIRO - BELÉM

(Transporte privado y guía hispano parlante - salida de su hotel : 9h )

Medio día de visita a Icoaraci. A 25 km de Belém, la ciudad de Icoaraci es el mayor centro de producción de cerámicas Marajóaras y Tapajoniques. La excursión pasa en primer lugar por el barrio de Livramento, a bordo del Paracuri, donde se reúnen los artesanos que extraen arcilla para la elaboración de sus alfarerías. Icoaraci constituye sin duda alguna el centro de artesanía más importante de la región.

Después del almuerzo (libre), llegamos por tierra a la isla de Mosqueiro, llamada la "bucólica" y 80 km distante de Belém, (conectada al continente por un puente). Situada sobre la costa oriental de Río Pará (brazo sur del Amazonas), en frente de la Bahía de Marajó, la isla está rodeada de 16 bonitas playas de agua dulce, con olas y mareas, en una longitud de más de 17 km de arena y vegetación exuberante. Tiempo libre para broncearse y bañarse en la playa de su elección. Al final de la jornada, retorno a Belém.

- Opción para la noche en Belém (solamente para grupos): Espectáculo de folklore regional, en una "churrascaria", amplio restaurante, en un ambiente agradable, donde una variedad de carnes, servidas a discreción, tienen un especial sabor al animado son del "carimbo", al ritmo del "lundu" y otras danzas locales. Duración: 3h, salida: 20h

EXCURSION A LA SELVA AMAZÓNICA

1er Día: Belém - Trekking BURAJUBA (sostenido)

(Transporte privado y guía hispano parlante - salida de su hotel a las 5h de la mañana , solamente de julio a diciembre, regreso a las 18h - comidas incluidas excepto en Belém)

Antes de salir el sol, partida en barco y travesía por el río Guamá hasta Boa Vista. A partir de allí, excursión de un día entero por el bosque; observamos la fauna y la flora de la región, nos aproximamos a las comunidades ribereñas, donde las plantaciones de cacao y yuca, la fabricación de la harina de yuca, la extracción del látex de hevea, la pesca y la caza forman parte de la vida diaria. Observamos la presencia de distintos animales, sobre todo monos y pájaros, y una abundante flora: todas las clases y especies de árboles y plantas medicinales. Almorzamos en el camino, en un Igarapé : Genipaúba. En el transcurso de la tarde, después de 17 km de excursión, llegada a Burajuba, en el río Acará. Tiempo libre para bañarse y descansar. Cenamos y pasamos la noche en hamaca, en Burajuba.

http://www.turismo-brasil.com/viaje-amazonas/turismo-belem.html

Descubrir Belém

La capital del estado de Pará es una ciudad intensa del norte de Brasil, a la que envuelven aguas fluviales y en la que a diario convergen riquezas provenientes del mar, la selva y las islas cercanas. Es Belém do Pará, antigua y caótica, de raíz europea y sangre indígena, de razas demasiado mixturadas y una esencia casi, casi amazónica.

Sus colores son vibrantes y en cuanto uno cree que es capaz de identificarlos, aparecen nuevas especies y formas. Por lo general, tienen un sabor intenso, un poco agrio, que hace estremecer todo el cuerpo y dejan huella por largo rato en el paladar. No tratan de complacernos y recién se empiezan a disfrutar cuando dejamos de compararlos con lo conocido y permitimos que nos lleven a lo nuevo que traen en su interior. Exactamente lo mismo pasa con Belém.

La llaman Belém do Pará, por el estado del que es capital, y usa nombre y apellido aún coloquialmente. Está más al norte que la mayoría de las localidades que la gente nombra cuando dice que estuvo en Brasil. Eso ocurre porque no es parte del famoso Nordeste (pronunciado nordeschi) ni se la reconoce como a la amazónica Manaos.

En Belém no hay mar sino ríos, el Guamá y el Guarajá, que la bañan y nutren. Por ellos llegan cada día, desde las islas, la selva y el mar abierto, un enjambre de embarcaciones, frutos, artesanías, aves y pescados magníficos que coronarán sus manjares.

La historia de Belém do Pará empezó en 1616 cuando, en tierras de los indios Tupinambás, los portugueses instalaron un fuerte cuyas ruinas se preservan hoy en el complejo Feliz Luzitania. Ese fue realmente el primer nombre de la ciudad, que por su estratégico lugar, le tocó ser vigía de posibles invasores franceses, británicos u holandeses, centro de operaciones jesuita en la región y luego puesto de control de los productos exóticos que Europa demandaba por necesidad, curiosidad o ambas.

Belém también supo de la época del oro del caucho, que se extraía de la selva y sostenía la pujante industria automotriz a finales del siglo XIX, antes de que fuera sustituido por el plástico. Como en Manaos, de esos años han quedado joyas de la arquitectura, algunas recuperadas y destacadas, como el Teatro de la Paz, otras semiocultas tras la cosmética cotidiana de una ciudad que crece arrebatada por su clima ecuatorial.

La temperatura, que a lo largo del año varía de mucho a muchísimo calor, marca su fisonomía y su carácter. La música es sensual, la ropa mínima, los colores estridentes, los olores inevitables, las dimensiones absurdas, las lluvias poderosas y breves. La imagen de control civilizado sobre la Naturaleza que le puede dar el cemento se desbarata con el tendal de mangos que cae sobre las aceras con cada chaparrón, la desmesura de los troncos que minimiza cualquier construcción humana y el trino de las aves que compite con bocinas y ruidos citadinos. Y, allí nomás, en la selva cerrada, el río que desciende potente y opaco.

Sus habitantes se parecen al paisaje. En el trajinar urbano hay una mezcla de razas donde se adivina la inmigración portuguesa, las camadas de esclavos negros y la importante inyección de población japonesa, que ya lleva 80 años. Las actividades sociales y domésticas ocurren en la calle o dentro de casas donde puertas y ventanas están abiertas de par en par, casi lo mismo que estar afuera.

Una vez por año, el segundo domingo de octubre, la población de Belém se duplica y dos millones de católicos asisten a una de las mayores procesiones religiosas de Brasil, el Círio de Nazaré. Desde hace más de 200 años, ese día una marcha masiva acompaña a una pequeña estatua de la Virgen en su camino de la Catedral da Sé a la Basílica de Nazaré.

Excepto por los edificios del centro, es una ciudad baja que se recorre con facilidad a pie, en taxi (por la noche o en las horas de calor sofocante) o a través de su fluida red de colectivos. No importa cuánto haya estudiado el trayecto, siempre terminará dependiendo del cordial asesoramiento de quien encuentre a mano y que por lo general no hablará inglés ni portuñol, pero sonreirá, ayudará y volverá a sonreír.

Durante nuestro viaje, la abundancia, casi el derroche, de buenos samaritanos compensó con creces la desazón que nos provocó la falta de mapas claros, indicaciones ciertas y señalización formal en medio del sonoro caos, permanente y feliz, en el que nos sumergió Belém.

¿Ningún taxi (disponible, se entiende) se apiada de las señales de quien se derrite bajo el sol del mediodía? Un agente detiene por completo el tránsito e indica a la pasajera que ascienda a uno. ¿El turista enmudece en el mostrador de las famosas heladerías Cairú, repasando las opciones tentadoras –pero imposibles de decodificar– de sabores? Un encantador empleado ofrece “experimentar” (recuerde esa palabra, tiene efectos sorprendentes cuando se menciona en Belém) y colma una cuchara con cada gusto. Pueden ser cinco, diez o 15 cucharas. Y puede hacerse más de una vez, damos fe.

Un ciclista desconocido nos salvó de un posible asalto, cuatro cuadras detrás de São José Liberto (no adentrarse en esa zona hacia el río); un émulo de Bob Marley enseñó al fotógrafo de LUGARES a tocar carimbó si le mandaba luego una foto; una colegiala me rescató y acompañó hasta encontrar el hotel; un paseante nos alertó de los espíritus que acechaban en el Jardim Botánico… y la lista podría seguir. Porque conocimos Belém a través de gente anónima y personas como las que engarzan ahora nuestro relato.

http://www.lugaresdeviaje.com/nota/descubrir-belem

Belem - Pará

Ciudad capital de Estado de Pará. Está ubicado al borde de la Bahía de Guajará, formada por un conjunto de islas y ríos. Su puerto fluvial es considerado de mayor dinámica en toda la zona norte de Brasil.

Belém es el punto de partida para visitar playas y lugares ecoturísticos del Estado de Pará.

Además de celebrarse una de las mayores fiestas religiosas del Estado de Pará, el Cirio de Nazaré; en homenaje a Nuestra Señora de Nazaré. Festividades que comienzan en el segundo domingo del mes de octubre.

La ciudad mantiene la cultura e historia paraense, a través de sus construcciones de los siglos XVII y XIX.

Existe buena infraestructura turística y hotelera en la ciudad.

Es interesante visitar:

Catedral da Sé

Teatro da Paz

Museo de Arte Sacra

Museo Emilio Goeldi

Forte do Castelo

Mercado Ver-o-Peso

Isla de Marajó.

Espaço Sao José Liberto - El Convento de Sao Jose fue construido en 1749 por los frades capuchos de Nossa Señora da Piedade a orillas de de un pequeño río conocido con el nombre de Comedia dos peixes-boi. En la década siguiente, con la expulsión de los jesuitas del Brasil, el edificio de paredes largas construida con piedra de y engrudo de pescado fue alojado una cerámica de la época, también fue un deposito de pólvora, cuartel, hospital y presidio que fue desactivado en el año 2000. Totalmente restaurada la construcción secular fue reabierta en 11 de octubre de 2002 con la denominación de Sao Jose Liberto donde actualmente funciona el museo de Gemas do Para, el Polo Joalheiro y la casa del artesano. Se transformo en una autentica vitrina de joyas y de la artesanía producidos en el estado de Para.

Horario de visitas: de martes a sábado de 9h a 19h y los domingos y feriados de 10h a 19h.

Dirección: Plaza Amazonas – Barrio Jurunas.

Teléfono: 3344-3514

http://www.brasilcontact.com/destinies/para/es_belem.html

La puerta de ingreso a la Amazonia

Belém es mucho mas que una ciudad del Norte Brasilero, es la puerta de entrada a la Amazonia, un paraíso de flora y fauna.

El territorio de la amazonia abarca a 9 países: Guayana Francesa, Surinam, Guayana, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil.

Con 1.500.000 habitantes, Belém es capital del Estado de Pará y se puede llegar en avión desde San Pablo, Río de Janeiro o Brasilia.

Una de las excursiones que se puede realizar, remonta el río Guamá sobre la bahía de Guayará, para entrar en una vegetación espesa, donde reina la humedad y 40° C de temperatura se hacen sentir.

Así se llega a la comunidad Boavista, donde habitan los caboclos, son indios americanos que descienden de la mezcla entre el indígena y el hombre blanco, habitantes de la isla Cumbú ubicada frente a Belém.

Belém es el punto de partida de la Amazonia, donde se pueden ver fuertes lazos coloniales, creencias religiosas, mercados callejeros, y una gastronomía donde predomina con gran influencia aborigen.

Frente a la plaza principal, se encuentra la basílica Nuestra Señora de Nazaret, construida en el año 1910, con piedras traídas desde Portugal, techo de maderas regionales trabajado en Italia, y vitraux franceses que retratan la historia de la aparición de la Virgen en 1790. Cintas y rosarios se pueden ver en las rejas de la plaza, como muestra de fe.

A metros de la basílica, está el Santuario de los Milagros, un lugar donde los devotos piden curar una enfermedad o algún otro pedido especial, y si el deseo se cumple debe volver al lugar y ofrecer una escultura de cera de la parte del cuerpo que se curó, o una miniatura de lo que obtuvo. En el lugar se pueden ver replicas de piernas, cabezas, niños, corazones, casas, autos y demás objetos.

El mercado callejero funciona todos los días, con mas de 2.000 puestos, donde hay que dejarse llevar por los colores intensos, los fuertes aromas y deliciosos sabores.

El mercado Ver-o-Peso es considerado el mayor mercado al aire libre de América Latina.

El centro del predio se siente un intenso olor a pescado frito, que invitan a probarlos en los diferentes puestos de comida.

En su laberinto de pasillos, se puede disfrutar de jugos naturales de frutas como goiaba, mamao, palta, abil y acerola, adquirir diferentes especias en granos o en polvo, animales vivos y muertos, productos artesanales como canastos y figuras hechas en mimbre, y otras artesanías en cuero, hilo, piedras y madera.

En Belém se comercializa cerca de una tonelada de pescado por día, y se pueden encontrar camarones, tamoata, xareu, serra, tainha, guriguba y pirarucu, el pez más grande del Amazona que puede alcanzar un peso de hasta 150 kilos y una longitud de dos metros. Los precios son populares.

http://www.365brasil.com/belem/la-puerta-de-ingreso-a-la-amazonia_n.html

Belém (en portugués) o Belén (en español) es la capital del estado brasileño de Pará, la cual cuenta con una población estimada de 2.146.595 habitantes,1 2 siendo la ciudad más poblada del estado. Su área metropolitana está conformada por los municipios de Ananindeua, Belém, Benevides, Marituba y Santa Bárbara do Pará,3 la cual tiene una población estimada de 2.576.675 habitantes.1 Es la "puerta" de acceso al norte del Brasil, y el principal punto de entrada para la Amazonía,4 ya que se encuentra en la desembocadura del río Amazonas. Está entre las 10 ciudades más grandes e influyentes de Brasil.5 Ciudad de origen portugués, fue fundada en 1616 con la construcción del Forte do Presepio, hoy Forte Castelo. Su situación representaba un sitio estratégico en el cual los portugueses podían controlar la navegación en la región y evitar ataques de invasores extranjeros.

Historia

La región que actualmente ocupa la ciudad estaba antiguamente poblada por los indios tupinambás.

La ciudad fue fundada el 12 de enero de 1616 por Francisco Caldeira Castelo Branco, que fue enviado por la corona portuguesa para defender la región contra los intentos de colonización de los franceses, holandeses y británicos. Con este fin, se construyó una fortaleza llamada Forte do Presépio (actualmente llamado Forte do Castelo). Inicialmente, la ciudad fue nombrada Feliz Lusitânia. Más tarde se la rebautizó como Santa Maria do Grão Pará, y como de Santa Maria de Belém do Grão Pará, para finalmente recibir su nombre actual Belém.

Durante este periodo junto con la recolección de las llamadas Drogas do sertão, la economía se basó en la agricultura de subsistencia y en la actividad ganadera y pesquera practicada principalmente por pequeños productores de las islas de Marajó y Vigía.

Estrechamente ligada a Portugal, Belém aceptó la independencia de Brasil en agosto de 1823, casi un año después de su declaración.

Entre los años 1835 y 1840 la ciudad fue centro de la revuelta del Cabanagem, la cual consiguió el derribo del gobierno local. Posteriormente el emperador Pedro II le concedió el título de municipio imperial.

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, Belém alcanza gran importancia comercial debido al crecimiento de la producción del caucho, extraído del Hevea brasilensis, en un proceso que se denominó la Fiebre del caucho. De esta época datan los más emblemáticos edificios de la ciudad, como son el Palácio Lauro Sodré, el Colégio Gentil Bittencourt, el Teatro da Paz (1878), el Palácio Antônio Lemos y el Mercado do Ver-o-Peso (1901).

A causa de este esplendor económico la zona se convirtió en un gran polo de atracción para inmigrantes extranjeros como portugueses, chinos, franceses, japoneses, españoles y otros, que llegaban para trabajar en la agricultura. También creció el comercio de esclavos que haría posteriormente surgir la figura del mestizo.

Geografía

Belém está situado 1° 27' sur, 48° 29' longitud oeste. A partir de 2004, la población era aproximadamente de 1.421.000, lo que hace de Belém la 10º mayor ciudad de Brasil. La región metropolitana tiene una población de aproximadamente 2.100.000, lo que la hace la décima región metropolitana más grande de Brasil. El sur del canal de desembocadura del río Amazonas se encuentra justo al norte de la ciudad, al igual que la isla de Marajó.

***

Clima

El clima de Belém es ecuatorial, cálido y húmedo por influencia directa de la selva amazónica donde las lluvias son constantes, todos los meses tienen precipitaciones de al menos 60 mm. De julio a noviembre se alcanzan las temperaturas más altas pudiendo llegar a los 41 grados. La temperatura promedio anual es de 25 °C, el índice de lluvias anuales es de 1.900 mm.

http://es.wikipedia.org/wiki/Belém_(Brasil)

http://pt.wikipedia.org/wiki/Belém_(Pará)

http://en.wikipedia.org/wiki/Belém

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.belem.pa.gov.br/

Contador: 2071

Inserción: 2014-11-29 17:31:26

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET