VilnaVilna

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Guerreros de terracota de Xi'an

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Estatuas

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Asia

País: China

Localización:

Año: -246

Estado: Terminado

Descripción:LOS GUERREROS DE XIAN

En la primavera de 1974, unos campesinos de Lintong estaban excavando cerca del monte Li, no lejos de la antigua ciudad de Xi'an, cuando casualmente encontraron fragmentos de una estatuilla de terracota. Según una antigua tradición histórica, cerca del pueblo de Lin Tong, bajo un montón de tierra se encontraba sepultado el primer emperador de China. Las leyendas tenían razón: era el primero de los 7.000 guerreros de terracota que montaban guardia en el mausoleo del emperador Qin Shi Huangdi.

La dinastía Zhou, de la que sabemos poco, se estableció hacia el año 1100 a. C. en el valle del Wei y, después de reemplazar el dominio de los Shang, aseguró al país un largo periodo de estabilidad política y religiosa. Pero el sólido poder se fue agrietando para favorecer el crecimiento de centros provinciales. De este modo, a la etapa de estabilidad identificada con los Zhou occidentales, dado que la capital se encontraba en el oeste, en los alrededores de la actual Xi'an, le siguió la de decadencia con los Zhou orientales, que trasladaron la capital al este, cerca de la actual Luoyang.

Durante este tumultuoso periodo de la historia china, conocido como "Época de los Estados Combatientes", que va desde el año 481 hasta el 221 a. C., nació el príncipe Zheng, de la dinastía Qin, el futuro primer emperador. El reino de Qin era uno de los muchos estados pequeños que componían el inestable mosaico político-cultural de aquel periodo, pero a pesar de ello el reinado constituyó uno de los momentos más importantes de la historia china.

Después de haberse formado en el valle del río Wei entre los siglos VIII y VII a. C., se expandió más tarde hasta la confluencia de éste con el río Amarillo. En 246 a. C., murió el rey Qin, Zhuan Xiang, y con sólo trece años el príncipe Zheng heredó su trono. Su poder era, en realidad, tan sólo nominal, pues su temprana edad propició que uno de los más poderosos consejeros de su padre, y tutor personal suyo, Lu Buwei, gobernara en su lugar. Una vez alcanzada la edad para gobernar, en el 238 a. C., el rey Zheng tomó personalmente las riendas de sus dominios, y menos de un año después despidió al viejo consejero condenándolo al exilio. Con un nuevo grupo de consejeros, el rey Zheng ideó y desarrolló una política de expansión militar. Según el historiador Sima Qian, el reino de Qin conquistaba los estados de los alrededores con la velocidad "...de un gusano de seda que devora una hoja de morera"; en sólo 16 años, el joven Zheng había tomado todos los estados colindantes con el suyo; comenzaba la época imperial. El señor de esta nueva era adoptó un nuevo título, muy altisonante y nunca utilizado con anterioridad: Qin Shi Huangdi, que significa "primer augusto emperador de la dinastía de los Qin".Era el año 221 a. C.

Ya en el año 246 a. C., apenas asumido el título real, Zheng había comenzado los trabajos para su tumba, que debía ser copia del universo conocido y encerrar en sí todas las maravillas del mundo. Según las crónicas de la época, la fundación del Imperio no se produjo hasta que el ambicioso emperador pudo utilizar más de 700.000 soldados recultados en todos los rincones del país para la construcción de lo que debía ser la morada eterna más espléndida de todos los tiempos. El mausoleo del emperador Qin Shi Huangdi se extiende en una superficie de unos 56 km. cuadrados, con el munte Li al sur y el río Wei al norte.

El complejo monumental se compone de varias estructuras: el centro está constituido por el enorme túmulo sepulcral, una auténtica colina artificial. El historiador Sima Qian escribió que la tumba contenía maravillas increíbles; el techo de la cámara fúnebre era de bronce salpicado de gemas como si de un cielo estrellado se tratara; en el suelo había ríos de mercurio, que se hacían fluir mecánicamente, y que representaban el río Amarillo y el rio Azul. Según el mismo historiador, alrededor había maquetas de palacios y de torres y espléndidos tesoros. El primer emperador quiso que los artesanos instalasen en la entrada de la cámara sepulcral ballestas accionadas automáticamente para herir a cualquiera que se atreviera a profanar la tumba. En el exterior se plantaron árboles y todo tipo de vegetación a fin de que el túmulo tuviera el aspecto de una auténtica colina. Esta maravilla sigue hoy en día inviolada: la excavación arqueológica de un monumento complejo como el túmulo de Qin Shi Huangdi requerirá esfuerzos durante varias décadas, pero aunque la descripción de Sima Qian todavía no ha sido confirmada, la estructura exterior de la tumba y del complejo funerario parece confirmar la idea de que la tumba constituye una réplica de los palacios imperiales del templo, y que todo el complejo funerario es un auténtico diagrama cósmico.

Ocasionales hallazgos de figuras menores de terracota, encontradas entre 1938 y 1979, habían indicado que el área situada en torno al túmulo, en un radio de 1'5 km, formaba parte del complejo. Las figuras, de una altura variable entre 65 y 78 cm., cada una de ellas modelada individualmente, fueron identificadas como imágenes de sirvientes, doncellas y palafreneros del emperador.

Las excavaciones arqueológicas, llevadas a cabo bajo la tutela del Comité Provincial de Shanxi para la Protección y Conservación de los Monumentos Históricos, comenzaron poco después del fortuito hallazgo de la primera estatua de grandes dimensiones. Enseguida pareció evidente que se trataba de uno de los monumentos más importantes de la arqueología: la fosa nº 1, así denominada por los arqueólogos chinos, era una gran cámara subterránea de forma rectangular, de 210 m de longitud de este a oeste y de 60 m. de norte a sur. En su interior, dispuestos en 11 pasillos de unos 3 m de anchura y 200 m de longitud, se encontraron unas 6.000 estatuas de guerreros, carros y caballos de terracota, un ejército entero formado en posición de batalla; los arqueros cubrían las alas exteriores, la vanguardia la ocupaban arqueros y ballesteros, y los carros eran arrastrados por un tiro de cuatro caballos guiados por un auriga y defendidos por batallones de guerreros. En el interior de esta formación impenetrable, aparecía el corazón del ejército: 36 hileras de infantes con armadura. La fosa, compuesta por los once corredores ya mencionados y por diez rampas de acceso que se abrían en los dos lados cortos, estaba pavimentada con ladrillos. Cada uno de los corredores se separaba del adyacente por una pared de tierra, mientras que una compleja cobertura de gruesas vigas de madera cubiertas de esteras enyesadas sellaba la gran fosa.

El hallazgo fue tan sólo el inicio de una serie de otros importantísimos descubrimientos. Efectivamente, en mayo de 1976 se descubiró a unos 20 m al noret de la fosa nº 1 la denominada fosa nº 2. Mas pequeña, pero mucho más organizada, se destinaba a albergar la colección de figuras de caballería del ejército de Qin: más de 1.400 piezas, entre caballos y caballeros, dispuestas en 14 filas, protegidas por una vanguardia de arqueros arrodillados. Una tercera fosa, la 3, mucho más pequeña, apareció poco después, a unos 20 m al noroeste de la primera. En ella se encontraban 68 figuras, compuestas en su mayor parte por oficiales, comandantes y generales, muy probablemente una unidad de mando. Las más de 7.000 figuras de terracota, de tamaño algo mayor del natural (entre 1'76 y 1'82 m), estaban hechas por piezas, por lo que las decenas de expertos siguen entregados hoy en día a un largo y meticuloso trabajo de restauración. Las figuras están modeladas en terracota: las extremidades y el busto se lograban con moldes, mientras que los rostros parecen haber sido modelados uno a uno, como si los auténticos rostros de centenares de oficiales y miles de soldados hubieran sido copiados para reproducir fielmente el ejército que había servido a Qin Shi Huangdi en vida. Todas las estatuas estaban pintadas de vivos colores, y la diversidad en la vestimenta y en el peinado evidenciaban la pertenencia a estirpes y etnias distintas. Las diferentes posturas del cuerpo y la posición de las manos de algunos permiten suponer que empuñaban armas. La tumba debió ser saqueada durante la gran revolución que puso fin a la dinastía; los revolucionarios, que penetraron en la cámara del ejército silencioso, lograron apropiarse de las armas sustraídas a los guerreros formados.

Algunos años después, en diciembre de 1980, al oeste del túmulo, se efectuó otro sorprendente descubrimiento. En el interior de un foso se hallaron dos carros de bronce de dos ruedas, con barra simple y tiro de cuatro caballos, que reproducen fielmente los carros de gala.

Los trabajos para la construcción del grandioso complejo funerario aún no se habían terminado cuando Qin Shi Huangdi murió a los 48 años de edad. Prueba de ello es el descubrimiento de un cuarto espacio subterráneo, situado entre las fosas 2 y 3; esta cuarta fosa estaba vacía. El hallazgo parece sugerir que los trabajos de construcción de las fosas fueron abandonados inmediatamente después de la muerte del emperador; nunca sabremos cuántas fosas más debieron excavarse y cuántas figuras más modelarse para acompañar al soberano en su largo viaje.

http://historiarte.net/descubrimientos/xian.html

Los guerreros de terracota de Xi'an

Publicado por Interstela

Hoy viernes se celebra como cada año la entrega de los premios Príncipe de Asturias en el teatro Campoamor de Oviedo. En esta ocasión la categoría de Ciencias Sociales ha recaído en el equipo de arqueólogos y estudiosos dedicados a sacar a la luz los tesoros de Xi'an, entre los cuales destacan los famosos guerreros de terracota.

Para ello han viajado hasta la capital del principado Xu Weihong, directora del equipo arqueológico de los guerreros y caballos de terracota del mausoleo de Qinshiuang en Xi'an; Cao Wei, subdirector del museo, y Zhang Wexing, miembro del equipo arqueológico. La importancia del hallazgo de los guerreros de Xian y de la figura del emperador Qin, así como de la singularidad de un patrimonio que es visitado anualmente por más de dos millones de personas, fue subrayada por los tres durante su encuentro con los medios de comunicación.

Los arqueólogos chinos destinarán el dinero del premio (50.000 euros) a la creación de una fundación del estudio de la dinastía Qin. Será un organismo orientado a apoyar y premiar el trabajo de los arqueólogos que trabajan desde hace años para sacar a la luz el ejército de terracota que custodia el mausoleo del emperador que unificó el país.

Para la delegación china, lo más singular del yacimiento, en el que esperan encontrar alrededor de 8.000 figuras de guerreros y otros personajes, "va desde el proceso de fabricación, con figuras de distintos rostros y uniformes diferenciados, a la presencia de armas que permitirán conocer el desarrollo de la industria de fundición en la China de hace 2.200 años".

"El emperador Qin dedicó durante su mandato todos los recursos a la construcción de la muralla china y después al mausoleo" según comenta la directora del equipo de excavaciones. La grandeza de lo que se esperan encontrar bajo esa colina artificial mantiene de momento parados a los arqueólogos por temor a no reunir las tecnologías necesarias para hacerle frente. "Estamos en proceso de investigación y cuando estemos preparados tecnológicamente podremos iniciar esas labores. Sabemos que nos vamos a encontrar con algo sorprendente y queremos estar bien preparados".

La figura del primer emperador ha sido muy controvertida, Zheng era el señor del reino de Qin, el cual tras someter a los otros seis reinos en los que China estaba dividida al final de la época de los Reinos Combatientes (450-221 a.C) se proclamó Soberano Emperador, Shihuang Di. 秦始皇, logró la victoria gracias una ingente masa de infantería y a sus arqueros a caballo fundando un imperio efímero en el tiempo ya que apenas duraría 20 años pero que marcaría el tránsito al estado centralizado que caracteriza la historia china. Considerado como un tirano que oprimió fuertemente a su pueblo en sus proyectos megalómanos, tras su muerte se produjeron grandes rebeliones que arrasarían su palacio y su capital Xianyang., así como los edificios de su mausoleo relegando su extraordinaria tumba poco menos que al olvido.

Llegaría un buen día en el que los hermanos Yang en la primavera de 1974 estarían realizando una pequeña excavación para construir un pozo de irrigación como uno de tantos hasta que el azar quiso que dieran con uno de los muros que separaban los corredores de los guerreros del emperador. Una verdadera sorpresa porque la sala se encuentra a un kilómetro y medio del túmulo conocido popularmente y que tenia forma de pirámide. Con el transcurso de los siglos se habían olvidado las dimensiones del complejo que llegan a unos 56 km cuadrados.

El centro de este complejo era el mausoleo con un gran túmulo funerario que cubría la tumba del emperador. Donde se acumularon gran cantidad de objetos preciosos sobre el suelo simulando los grandes ríos de China en mercurio y bajo una cúpula donde se reproducía el cielo. Como hemos dicho, esta parte aún no se ha excavado pero hay mediciones que indican que la cantidad de mercurio de la zona es inusualmente alta lo que podría confirmar las fuentes como la de Sima Qian que describe en detalle en sus Memorias Históricas lo fabuloso del lugar.

El mencionado mausoleo se encuentra rodeado por una doble muralla en cuyo interior albergaba un palacio y edificios para el culto que fueron destruidos en las revueltas posteriores a la muerte del emperador. Sin embargo aún se siguen descubriendo nuevos tesoros en este terreno como con los fosos donde reposan escribas, otros con bailarines, acróbatas, músicos para que bailen una serie de patos y cisnes de bronce a su alrededor y así hasta 600 pequeños fosos donde se encontraron además mozos de establo cuidando cada uno de un caballo real del que solo quedan ya los esqueletos.

Ahora bien, la parte más conocida y espectacular se encuentra extramuros, como hemos dicho a 1500 metros al este en 3 fosas diferentes. Aquí es donde se han desenterrado los famosos guerreros de terracota, creados para la protección del emperador en el Mas Allá. Las cifras que se manejan en estas excavaciones son impresionantes.

En la primera fosa se alinean unos 6000 guerreros en una vanguardia frontal en triple fila tras la cual se levantan 38 hileras de soldados a pie junto a los cuales hay también 160 carros de combate, en once corredores con el suelo pavimentado, las paredes forradas de madera y techos cubiertos de vigas.

En la segunda fosa se encuentran carros de combate de cuatro caballos. Son 939 guerreros, entre ellos 330 son arqueros, con 472 caballos pequeños al estilo de los del norte de China.

La tercera fosa se articula en torno a un carro de combate vacío tal vez preparado para el emperador, está rodeado por la plana mayor del ejército con 68 oficiales de alta graduación. Los generales llevan un sombrero con plumas de faisán anudado en la barbilla, llamado heguan, con bigote y barba. Visten traje de campaña o armadura más elaborada que la de la infantería común. Las espadas de doble filo hechas de una aleación compleja, recubiertas de óxido de cromo aún hoy en día permanecen afiladas.

Qin Sihuang di se consideró como un soberano cósmico con una fuerte connotación religiosa, soberano tanto en este mundo como en la otra vida y dada su experiencia en guerras y masacres no tuvo más remedio que asegurarse la protección de su ejército en el mundo de los muertos. Desde luego si su intención era conseguir la inmortalidad y que su nombre perdurase por los siglos de los siglos lo consiguió, eso sí el mundo aún tardará muchos años en descubrir todos sus tesoros, ya llevan 36 de excavaciones y apenas es una mínima parte de lo que nos queda por ver.

Os dejo la noticia publicada en lne.es que he tomado en parte como fuente

Y esta es la página web oficial del proyecto de los guerreros de terracota en inglés y chino, http://www.bmy.com.cn/template/gzb/index_en.aspx

Para completar el artículo os añado el documental de CH, China, la construcción de un Imperio donde se habla de la figura del emperador y de su obra, sobre todo en los tres primeros capítulos.

Leer más: http://amimedamiedo.blogspot.com/2010/10/los-guerreros-de-terracota-de-xian.html#ixzz1qJkbxbHU

http://blog.travelpod.com/travel-photo/vine_hooligans/rtw-2008/1211320800/terracotta-horses.jpg/tpod.html

http://www.viaje-a-china.com/foto/xian/terracota-de-guerreros-y-caballos(incluye-el-carrito-de-golf)/

Los Guerreros de terracota (兵馬俑; pinyin: bīng mă yŏng, traducción literal: "figuras de soldados y caballos") son un conjunto de más de 7000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, que fueron enterradas cerca del autoproclamado primer emperador de China de la Dinastía Qin, Qin Shi Huang, en 210-209 a. C.

Se encuentran dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, también conocido como Mausoleo del Primer Emperador Qin (秦始皇陵; pinyin: qín shĭ huáng líng), y fueron descubiertas en marzo de 1974 durante unas obras para el abastecimiento de aguas de regadío (pozo) cerca de Xi'an, provincia de Shaanxi, República Popular China. Desde el año 1987 están considerados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Descripción

Enterrando estas estatuas se creía que el Emperador seguiría teniendo tropas bajo su mando. El ejército de terracota fue enterrado en formación de batalla en tres fosos, un kilómetro y medio al este de la tumba del Emperador, que a su vez dista 33 km al este de Xi'an. Los tres fosos tienen entre 4 y 8 metros de profundidad. Han sido excavados y se ha construido un tinglado en las ruinas, llamado Museo del Ejército de Terracota

El primer foso fue descubierto en 1974 de forma casual. En esa zona se había encontrado ya algunos restos a los que no se les había dado demasiada importancia hasta que la noticia del hallazgo del nuevo foso llegó a oídos de un arqueólogo que inició la excavación.

El foso tiene una superficie de 200 metros por 60 y contiene más de 6.000 guerreros, algunos de ellos aún por desenterrar. Las figuras son a tamaño natural: miden 1,80 m. de altura y están equipados con armaduras fabricadas también con terracota. La fosa se abrió al público en 1979.

Cada una de estas figuras tiene rasgos y características diferentes: bigotes, peinados, jóvenes, viejos, rasgos de etnias diferentes. Las cabezas y las manos se moldeaban aparte y luego se añadían a los cuerpos. Los uniformes reflejan también los rangos militares a los que pertenecen. Cada soldado llevaba un arma: arcos, lanzas, espadas, etc. Tras la caída de la dinastía Qin, los campesinos saquearon la tumba y robaron estas armas. Las figuras son de colores vivos y brillantes, pero este color se pierde apenas a las cinco horas de exposición al aire, debido a la oxidación. Se está buscando una técnica que permita mantener los colores originales; por el momento, se ha pospuesto la excavación de nuevos guerreros.

La segunda fosa abierta al público contiene 69 figuras y es conocida como “la fosa de los generales”. Se cree que representa al estado mayor del ejército. También son visibles las figuras de cuatro caballos. La última fosa contiene unos 1.000 guerreros, muchos de ellos sin restaurar.

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerreros_de_terracota

Esta vez nos encontramos en los confines de China, para estudiar uno de los trabajos humanos más misteriosos de todos los tiempos. Se trata de los guerreros de terracota de Xi'an.

Éstos fueron encontrados en 1974 cerca de la tumba del Emperador chino Qin Shi Huang (210-209 a.C.), por unos campesinos de la región que empezaron a hacer un pozo con la finalidad de extraer agua para sus plantaciones y huertos.

En total existen más de 6.000 guerreros, algunos de los cuales aún no han sido desenterrados por el siguiente motivo; las estatuas estan pintadas en colores muy vivos, pero al entrar en contacto con el oxígeno pierden poco a poco su colorido. Es por esto que están intentando indagar alguna forma de evitar este fenómeno y poder conservar la pigmentación original de dichas esculturas.

En el Museo se muestran fotografías de las estatuas con la policromía.

Las figuras miden de 1,80 a 2 metros de altura, rasgo que llama la atención, ya que en la época en que fueron confeccionadas, los chinos medían poco más de 1'60 metros. Pero la que es sin duda la característica más especial de estos guerreros es su personalidad. Cada figura tiene un rostro diferente (bigotes, peinados, rasgos de diferentes etnias), y sus armaduras y vestimentas son también únicas en cada individuo.

¿Cúanto se pudo tardar en confeccionar 6.000 esculturas, todas ellas diferentes, y algunas de ellas con caballo incluído?

Además, las facciones de sus caras no inspiran miedo ni temor, sino más bien todo lo contrario. Todas ellas son caras tranquilas y llenas de serenidad.

Según las crónicas de la época de Sima Qian, en el año 246 a. C., el Emperador empezó los trabajos para su tumba, que debía ser copia del universo conocido y encerrar en sí todas las maravillas del mundo. Reclutó a más de 700.000 soldados de todos los rincones del país para la construcción de lo que debía ser la morada eterna más espléndida de todos los tiempos: El mausoleo del emperador Qin Shi Huangdi. El techo de la cámara fúnebre era de bronce salpicado de gemas como si de un cielo estrellado se tratara; en el suelo había ríos de mercurio, que se hacían fluir mecánicamente, y que representaban el río Amarillo y el rio Azul.

Se dice que el Emperador hizo construir los guerreros de Xi'an porque se creía que seguiría teniendo tropas protegiéndolo en el Más Allá. Pero si el Emperador quería rodearse de soldados protectores, ¿por qué ordenó modelar esos rostros simpáticos y apaciguadores?

En la actualidad se han realizado moldes semejantes a los que debieran utilizarse para la fabricación de estos soldados, pero no ha sido posible igualar la perfección de estas estatuas, y los resultados han deribado en fracasos. ¿Qué técnica fue empleada para la construcción de éste singular ejército? ¿No dejaron constáncia de sus métodos de fabricación en ningún lado? Y otra vez más nos encontramos con la pregunta: ¿Cómo es posible que hace miles de años consiguieran hacer algo que en la actualidad nos resulta imposible?... tanto arqueólogos como investigadores del tema han quedado perplejos ante tal magnífica obra imposible de realizar en el día de hoy.

Sin duda es una obra magnífica, e imposible de igualar. Los guerreros de Xi'an han sido desenterrados, pero ¿cuándo saldrán a la luz los misterios que encierran en su interior?

http://calendariomayaplus.blogspot.com.es/2011/09/los-guerreros-de-xian.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2007/12/14/actualidad/1197586803_850215.html

Vídeo:

Web recomendada: http://www.bmy.com.cn/template/gzb/index_en.aspx

Contador: 10474

Inserción:

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET