BrașovBrașov

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Nasáu

Otro: Nassau

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 5/5 (1 Voto)

Continente: América

País: Bahamas

Localización:

Año: 1695

Estado: Terminado

Descripción:Nassau, información de interés

Puerto, ciudad más grande y capital de las Bahamas situada en el norte de la isla New Providence. Fundada por los británicos en el siglo XVII, conserva muchos edificios coloniales. Su comercio floreció durante la Guerra Civil de Estados Unidos (1861-1865), cuando fue base de los barcos que desafiaban el bloqueo impuesto por el norte para los suministros al sur. De 1920 a 1933 también fue base para los contrabandistas de licores durante el período de la Prohibición en Estados Unidos. Las principales industrias son el turismo y las operaciones bancarias; Nassau es un paraíso fiscal para muchas compañías internacionales que han registrado allí sus oficinas. Recibe cada año más de 1.25 millones de turistas. Su población es de 120.000

Nassau capital y centro de la vida en las Islas Bahamas, es un lugar que lo dejara sumamente sorprendido. A pesar de ser el corazón de las islas, usted tendrá mucho que recorrer. Nassau cuenta con una gran variedad de tiendas, casinos y restaurantes, así como fascinantes rincones para el buceo y la pesca deportiva mar adentro.

Inice su recorrido por uno de los edificios más importantes del lugar, la Casa Gubernamental, de color rosa, construida en el año de 1801, actualmente es la residencia oficial del Gobernador General de Las Bahamas. Siga por la Oficina Postal, un excelente lugar para comprar estampillas típicas Bahamesas, perfecto para coleccionistas. Y ya entrados en la historia, visite uno de los recintos más antiguos de Nassau, el Museo de la Sociedad Histórica, aquí encontrará variedad de piezas de cartografía y fotografía, íconos culturales y memorabilia de la ciudad antigua.

Ahora que si usted visita este lugar con su pareja y quiere disfrutar de un momento romántico, pasee por el Fuerte Fincastle y recorra sus construcciones. Suba a la torre de esta fortificación, construida en forma de espiral de fines del siglo XVIII. Otro de los lugares visitados por las parejas es el Balcony House, importante hito histórico construido en el siglo antepasado; es la estructura de madera más antigua de la región y actualmente alberga un museo.

Pero sin duda lo que más impresiona en Nassau es su hermosa marina, la cual cuenta con servicio completo y dispone de 47 embarcaderos donde puede atracar barcos de más de 100 pies. El complejo de la marina incluye una piscina sobre el puerto y un centro comercial, y está cómodamente situado, las playas y los casinos de Paradise Island. Se encuentra disponible para su alquiler embarcaciones y yates privados que alcanzan los 200 pies. En esta marina atraca permanentemente el Ballymena, un yate de lujo de 124 pies equipado con diez camarotes, una tripulación de ocho personas, un cocinero y materiales para el buceo y los deportes acuáticos.

Otra opción es el Paradice Island Harbour Club and Marina, el cual cuenta con el hotel de la marina que dispone de 20 embarcaderos y ofrece un servicio de taxis acuáticos diarios desde la marina hasta el centro de Nassau. Este hotel de lujo con 22 habitaciones está completamente preparado para satisfacer las necesidades de todos los huéspedes. Las habitaciones están decoradas al estilo isleño, con vistas a las aguas color turquesa del Puerto de Nassau y con instalaciones para los deportes acuáticos.

Así que no se preocupe, Nassau tiene siempre algo que ofrecer y le garantiza mantenerlo entretenido las 24 horas del día.

Datos de interés turístico de Nassau

NASSAU HARBOUR CLUB HOTEL AND MARINA

La marina del hotel, que ofrece un complejo servicio, está equipada con 57 embarcaderos donde pueden atracar embarcaciones de más de 150 pies. Se pueden alquilar barcos privados y en la marina hay instalaciones de agua potable y lavado de ropa. Este hotel de 50 habitaciones combina la experiencia tranquila de Out Island con la comodidad de Nassau.

RESORT Y CASINO ATLANTIS

Un enorme complejo con ocho hoteles, casinos, cenas temáticas, 12 restaurantes y un campo de golf de 18 hoyos. En este resort se encuentra el acuario descubierto más grande del mundo.

JARDINES VERSALLES Y CLAUSTROS FRANCESES

En las inmediaciones de un Monasterio Agustoniano del siglo XIX, traído piedra por piedra desde Francia, se localizan estás dos muestras históricas de Nassau. Los jardines, cuidadosamente mantenidos, adornan las edificaciones adyacentes que usted admirará mientras recorre el sitio.

BIBLIOTECA PÚBLICA Y MUSEO

Construido en 1790, fue inicialmente una cárcel. Actualmente convertida en Museo, la Biblioteca alberga obras de arte, filatelia y numismática Bahamesa. Aquí se organizan exhibiciones históricas y culturales. Desde la terraza del 3o. piso se pueden tomar excelentes fotos de la ciudad de Nassau.

CATEDRAL CRISTIANA

Erigida en 1837, la catedral se levantó en el lugar donde, se dice, estuvo situada la primera iglesia cristiana que se construyó en estas tierras.

CASAS MAJESTUOSAS

Usted podrá caminar por los alrededores de Queen Street, para observar los jardines en forma de parque y las hermosas mansiones que se encuentran en este sector, algunas de ellas con más de 200 años de antiguedad.

MUSEO DE LOS PIRATAS

Un ambiente interactivo que podrá disfrutar en compañía de su familia es el que se vive en el Museo de los Piratas. Siempre recordará la experiencia de transportarce hacia estos tiempos memorables.

http://www.viajes-a.net/ciudad/Nassau-550.htm

Marcado carácter histórico y belleza

Nassau, la capital de Las Bahamas, se encuentra en la isla de Nueva Providencia, la vecina de Paradise Island, y resulta cautivadoramente moderna y antigua a la vez. Este par de islas mantiene una mezcla única de glamour del siglo XXI, el encanto del viejo mundo y la relajación tropical, y otorga a los turistas la libertad de hacer cualquier cosa, o simplemente relajarse y no hacer nada en absoluto.

Disfrute con los paisajes y los sonidos

Adéntrese en el corazón histórico de Nassau, y descubrirá que este agitado núcleo comercial mantiene gran parte de su herencia y su atractivo colonial. Puede admirar la arquitectura georgiana, oficinas y tiendas de madera con tonos pastel que jalonan la agitada Bay Street; alquilar un "surrey" o coche de caballos y dar un ocioso paseo por la zona antigua de Nassau mientras el cochero le instruye acerca del folclore local. No se pierda los numerosos enclaves antiguos, fuertes y la Escalera de la Reina tallada a mano, con sus increíbles vistas.

Sumérjase en el arte y la historia de Nassau

Si desea retroceder en el tiempo hasta hace algunos siglos, pasee por el Museo de Pompeyo y contemple tranquilamente la exposición de artefactos, documentos y dibujos. No querrá perderse las galerías de arte bahameño contemporáneo ni tampoco el Museo Junkanoo.

Ir de compras y practicar deporte Nassau & Paradise Island

Si le apetece un poco de actividad, Nassau ofrece gran variedad de deportes para entretener a toda la familia, como el golf, buceo, tenis y squash. Gracias a que el ahorro del 'duty free' se traslada a los compradores de muchas tiendas, ir de compras en Nassau es todo un placer; y quienes buscan comprar recuerdos locales podrán disfrutar de una selección exclusiva en el Straw Market; o "Mercado de la paja"; se trata del lugar de la isla donde podrá regatear con libertad y, de hecho, se espera que así lo haga.

Donde se encuentre la acción…

Desde las imprescindibles gangas a las inolvidables playas, dese un paseo junto a la colorista Cable Beach, la ‘Riviera bahameña'. Se encuentra a menos de cinco kilómetros al oeste de la ciudad y puede llegarse fácilmente en bus o taxi. Se trata de una franja magnífica de complejos vacacionales y viviendas distribuidos en unos cuatro kilómetros de arena dorada. Es también el foco principal de la vibrante vida nocturna de la isla con discotecas, pubs, restaurantes, e incluso un casino, todos a un paso unos de otros.

Paradise Island

Lista para darle la bienvenida, a tiro de piedra de Nassau, se encuentra la glamourosa Paradise Island. Con una anchura de poco más de siete kilómetros, Paradise Island está conectada con Nassau por medio de dos puentes. Al observar las playas que se contonean en su orilla norte, los elegantes complejos turísticos o el campo de golf de campeonato, es difícil creer que hace poco tiempo no era más que un islote desocupado llamado Hog Island ("isla del cerdo").

El mayor acuario al aire libre del mundo

Sin lugar a dudas, la atracción principal de la isla es el parque acuático de 16 hectáreas llamado 14-acre Atlantis Waterscape, el mayor acuario al aire libre del mundo, rebosante de vida con sus más de 100 especies de coloridos peces.

Paradise Island es también el punto de partida del inolvidable Dolphin Encounter y las apasionantes Powerboat Adventures.

Refugio durante siglos

El fantástico puerto de Nassau está situado sobre la isla de Nueva Providencia, de 33 km de longitud. Guarecido por la pequeña Paradise Island, una franja de casi cinco kilómetros, este puerto protegido ha atraído a colonos desde antes que los Británicos abandonaran Eleuthera para instalarse en Nueva Providencia a finales del siglo XVII.

http://www.bahamasturismo.es/las-islas/nassau-paradise-island/a-proposito

Domingo, 3 de junio de 2012

BAHAMAS. CARIBE CON HISTORIA

Un día en Nassau

Nacidas en un Caribe de postal, las Bahamas tienen una pequeña capital donde anclan día a día los cruceros que recorren, como ciudades flotantes, las aguas cálidas del mar que fascinó a Cristóbal Colón y sus marineros. Por apenas unas horas, o si se tiene suerte por varios días, las islas son una porción de Edén en la tierra, que abren su historia al viajero de mirada más curiosa.

Por Graciela Cutuli

En las islas del Caribe, el horizonte se confunde entre el cielo y el mar. Sobre las aguas profundamente azules, que al llegar a las playas de los archipiélagos la escasa profundidad torna completamente transparentes, navegan verdaderas ciudades flotantes. Son los cruceros que van de puerto en puerto con su carga de viajeros, de todas las edades y nacionalidades, en busca de descubrir los secretos de este mar cuya claridad permite adivinar el vaivén de peces y caracoles. Están, claro, los que eligieron subirse al barco en busca de alcohol y fiesta nocturna, que sumidos en un sueño profundo llegan al puerto y vuelven a partir sin darse cuenta. Y están las parejas, familias y solitarios que eligieron embarcarse como forma accesible de recorrer una isla tras otra, so pena de confundirlas un poco al regreso, pero guardando para siempre el recuerdo de sus brisas amables, su diversión acuática y sus perfiles urbanos desapareciendo a lo lejos a la hora del regreso.

CIENTOS DE ISLAS Las Bahamas, que están a punto de cumplir cuarenta años desde su independencia de la corona británica en 1973, son un conglomerado de islas –alrededor de 700, incluyendo islotes y peñascos– de las cuales sólo están habitadas 24. Como gran parte del Caribe, dejaron atrás una larga historia de piratería, actividad que floreció en aquellos tiempos en que el mar era surcado por un vaivén continuo de galeones españoles y europeos que partían de América hacia Europa cargados con las riquezas del Nuevo Continente.

En una de las islas principales, Nueva Providencia, se encuentra la ciudad que avistan los viajeros temprano por la mañana cuando llegan a las Bahamas a bordo de algún crucero: Nassau, la capital, donde a primera vista cuesta descubrir los más de 200.000 habitantes permanentes. Sólo en una recorrida más profunda, alejándose un poco de la calle principal del shopping y el “tax free”, se empezará a delinear a grandes rasgos la Nassau cotidiana, pero para eso primero hay que desembarcar. Después de un día de navegación desde Miami –el punto de partida más habitual para los cruceros de tres días– es un cambio bienvenido en el horizonte la silueta del puerto que se dibuja mientras los pasajeros desayunan o se aprestan a bajar del barco. Un trámite rápido pero no tanto, considerando que los pasajeros son cientos, cuando no miles, y que todos quieren llegar a “descubrir” Nassau al mismo tiempo. Valga como consuelo que más complicada es la vuelta, alrededor de las seis de la tarde, cuando se termina la jornada en tierras y alineados en largas y pacientes filas los turistas van regresando como hijos pródigos a bordo del barco.

Muchos de ellos eligen pasar el día en el complejo turístico de Atlantis Resort, un conglomerado de hoteles, parques de agua y diversión que es una suerte de Las Vegas transplantada al Caribe en clave tropical. Aquí los amantes del lujo no se andan con chiquitas: sus Royal Towers, unidas por un puente convenientemente conocido como The Bridge, forman una suerte de portal que brilla como mil estrellas en el cielo nocturno. Mirarlo es gratis; alojarse no tanto: éste es uno de los hoteles más caros del mundo, con habitaciones que se ofrecen sin pestañear por miles de dólares la noche.

No hace falta aclarar que el Atlantis Resort, ofrecido habitualmente a bordo del crucero como excursión para pasar el día en Nassau, no está nada mal: sin necesidad de gastar tanto como propone el hotel, alcanza con un día en los toboganes para encantar a los chicos (y unas horas en el área comercial para fascinar a los compradores compulsivos dispuestos a superpoblar su camarote). Pero también podría estar en cualquier otro lado, de modo que para aprovechar algo más propio de las Bahamas bien vale la pena dejar de lado el complejo para simplemente recorrer un poco de Nassau, aunque sabiendo que en un tiempo tan corto sólo se podrá acceder a su costado más turístico.

NASSAU PIRATA La capital de las Bahamas tiene orígenes británicos: fueron los súbditos de la reina quienes la fundaron en el siglo XVII, aunque un tiempo después la destruyeron los españoles, en sus sempiternas batallas con sus enemigos de siempre por el control de los mares. Reconstruida en 1695, se la bautizó en homenaje a Guillermo III de Inglaterra, miembro de la Casa de Orange-Nassau. Es decir, la mismísima que sigue reinando hoy en Holanda, aunque tantos blasones no le impidieron a la naciente ciudad convertirse en poco tiempo en un auténtico refugio de piratas.

Lejos de los saqueadores, los turistas de hoy son recibidos apenas ponen un pie fuera del barco por los vendedores locales, que ofrecen remeras y las artesanías de la isla. Conviene sin embargo esperar al regreso, después de haber recorrido las calles comerciales y el minicentro de la ciudad, aunque en realidad es lo menos interesante, porque hay sobre todo negocios de moda y productos internacionales, como en cualquier otra parte del mundo. Una buena manera de tener un vistazo general de parte de Nassau –al menos la más próxima al centro– es tomar un paseo en un carro tirado por caballos, una suerte de sulky que a paso lento se va adentrando por las calles interiores, mientras los guías muestran los principales edificios administrativos e históricos. El paseo, que parte del muelle Prince George Wharf, dura alrededor de una hora (hay que tener en cuenta que al mediodía se interrumpen para permitir el descanso de los caballos). Mejor aún, desde Rawson Square sale el “Nassau Walking Tour”, que invita a desafiar el calor para conocer la ciudad histórica: para aprovecharlo hay que hablar inglés, pero se puede elegir entre tres itinerarios posibles. El primero de ellos pasa por la casa que tuvo el duque de Windsor en la isla, recorre las residencias históricas de East Hill Street y luego sigue hasta la Catedral y Vendue House, donde funcionaba el mercado de esclavos. El segundo toma Shirley Street para llegar hasta el Fuerte Fincastle y la Torre de Agua, en el punto más alto de la isla. Finalmente, se puede ir hacia el oeste para conocer la Galería Nacional de Arte, que exhibe lo principal del arte y la cultura locales. Esa cultura toma cuerpo también en el Junkanoo Museum, que celebra el festival más popular de la isla: es el Junkanoo, organizado cada año entre Navidad y Año Nuevo, para recordar a un esclavo que, impedido de celebrar las fiestas cristianas, se escondía y se disfrazaba con trajes vistosos para festejar igual. Este museo está en la parte histórica de la ciudad y hay otra exposición más pequeña junto al muelle: claro que lo ideal sería estar presente durante la celebración misma, cuando los jóvenes bahamenses compiten con sus coloridos trajes y carros decorados frente a un jurado que cada año elige un nuevo ganador.

Siempre en el casco histórico, cerca de la catedral y del mercado de artesanías (donde no hay que olvidar la regla de oro que obliga a regatear cada producto que se desee llevar de recuerdo, aunque no haya en realidad cosas de gran valor más allá de lo común en estos sitios turísticos), se puede dar una vuelta por el Museo Pirata. En la puerta, un falso pirata con muy buen humor prácticamente obliga a los transeúntes, a punta de pistola y arcabuz, a sacarse unas fotos con él: es la mejor introducción para luego recorrer el lugar en una visita autoguiada: aunque pequeño es interesante y permite conocer algo más de la actividad de aquellos saqueadores de los mares en tiempos pasados.

Durante un día en Nassau, suponiendo que el tiempo alcance, también está la opción de dejar un poco de lado la historia para disfrutar de la playa. Una vez llegados al puerto es posible tomar una lancha taxi y dejarse llevar hacia el lugar preferido –hay más y menos animadas, para todos los gustos, pero algunas son realmente la postal del Caribe que muestran los folletos– o bien probar una experiencia de nado con delfines, organizada tal como en otras islas de la región. En este caso, hay que prepararse para una pequeña charla introductoria, seguida de la inmersión con instructores que guían a los animales en sus proezas más vistosas, desde los saltos hasta el “foot-push” en que empujan al nadador con la trompa contra sus pies. Otra opción muy recomendada en Naussau es el Sea Lion Encounter en Blue Lagoon, una isla que ofrece diferentes actividades y, entre ellas, el contacto con lobos marinos: para el viajero que llegue desde la Argentina y haya visto los lobos marinos en hábitats naturales como los patagónicos no dejará de ser raro verlos en este contexto, pero nadie sale de ahí sin entusiasmarse con la experiencia vivida, como siempre pasa cuando hay contacto de primera mano con la fauna. Por lo demás, es un lugar de playa no demasiado grande, pero siempre disfrutable.

Finalmente, cuando empieza a caer la tarde es la hora de abandonar Nassau y regresar al barco. Lentamente, los viajeros hacen fila para volver al cascarón y, una vez que consiguieron subir a bordo, muchos se van a las cubiertas de las gigantescas embarcaciones para aprovechar una última vista de la ciudad iluminada, una visión romántica que será la imagen que guarden los ojos de un día pasado junto a los piratas del Caribe.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/turismo/9-2333-2012-06-03.html

Nasáu3 (en inglés: Nassau /ˈnæsɔː/)4 es la capital y el centro comercial y cultural de las Bahamas. La ciudad tiene una población de alrededor de 241.207 habitantes (según el censo de 2010), siendo la ciudad más grande del archipiélago y contando con aproximadamente el 70% de la población del país. La ciudad cuenta con los servicios del Aeropuerto Internacional Lynden Pindling, el principal del país, que está situado a unos 16 kilómetros al oeste del centro de Nasáu y que cuenta con vuelos diarios hacia las principales ciudades de los Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y el Caribe.

La ciudad se encuentra en la isla de Nueva Providencia, que funciona como si se tratara de uno de los distritos del país, aunque formalmente no lo sea. La ciudad no dispone de gobierno local y es administrada directamente por una división administrativa del gobierno central. Nasáu disfruta de un clima tropical y es un importante centro turístico. Nasáu dispone de un importante puerto y de una arquitectura colonial típica de muchas ciudades de la región.

Las temperaturas rara vez superan los 33 °C en verano y en los meses de invierno las temperaturas diurnas oscilan entre los 20 y 26 °C, bajando muy pocas veces de los 10 °C.

Historia

Nasáu fue fundada en 1656 por colonos británicos y nombrada Charles Town, llamada así en honor al rey Carlos II de Inglaterra. La ciudad era utilizada como asentamiento pirata y las islas circundantes como escondites, por lo que la ciudad fue destruida en 1684 por una flota franco-española. Tras ser reconstruida, fue rebautizada con el nombre actual en 1695, en honor a la corona holandesa, que también pertenecía en esa época a la inglesa, escocesa e irlandesa, representada por Guillermo III de la casa holandesa de Orange-Nassau.5 Sin embargo, el problema de la piratería rápidamente ganó importancia, por lo que en 1695 el ejército español destruyó la colonia por segunda vez.

La ciudad fue reconstruida de nuevo en 1697, el problema de los piratas todavía no podía considerarse resuelto. Para detener las incursiones de una vez, en 1703 las fuerzas españolas y sus aliados franceses destruyeron la colonia por última vez, de nuevo sin éxito duradero. Los piratas reconstruyeron el asentamiento de nuevo, y para 1713, unas Bahamas escasamente pobladas se habían convertido en refugio para piratas, destacando como jefes Thomas Barrow y Benjamin Hornigold, estos proclamaron a Nasáu una república pirata, estableciéndose como "gobernadores". A ellos se unieron Charles Vane, Calicó Jack y el famoso Edward Teach (conocido como "Barbanegra"), junto con las mujeres piratas Anne Bonny y Mary Read.

En 1718, los británicos trataron de recuperar el control de las islas y nombraron al capitán Woodes Rogers, como gobernador real. Rogers reformó la administración civil, y restauró el comercio, limpio la imagen de Nasáu y reconstruyó la fortaleza, usando su propia riqueza para tratar de superar sus problemas. En 1720 el Imperio español hizo un intento fallido de capturar Nasáu.

El primer gobierno parlamentario de las Bahamas se formó en 1728 y se basó en Nasáu. En los próximos años la ciudad en sí se beneficio de la Guerra de la oreja de Jenkins (1739-1742) y la Guerra de los Siete Años (1756-1763), al convertirse en un importante punto para el tránsito de contrabando.6

En 1776 la batalla de Nasáu dio lugar a una breve ocupación por los estadounidenses en la Guerra de Independencia. En 1782 España capturó Nasáu por última vez, cuando Don Juan de Cagigal, gobernador general de Cuba, atacó a Nueva Providencia con 5000 hombres. Andrew Deveaux, un republicano estadounidense que se mudó a la isla, se estableció para recuperar Nasáu con 220 hombres y 150 mosquetes para hacer frente a una fuerza de 600 soldados entrenados. Deveaux obligó al imperio español a rendirse el 17 de abril de 1783. El señor Dunmore gobernó la colonia desde 1787 hasta 1796, él supervisó la construcción del Fuerte Charlotte. Durante la Guerra Civil estadounidense, Nasáu sirvió como puerto para corredores de bloqueo que se dirigían hacia los puertos a lo largo de la costa del Atlántico sur, para así terminando en continuar el comercio con la Confederación.7

En 1892 se colocó la primera línea telegráfica entre la Florida y Nasáu. Durante la Ley Seca en los Estados Unidos (1919-1933) Nasáu experimentó un auge económico, debido al contrabando de alcohol. Nasáu era al comienzo del siglo XX un destino importante para los turistas estadounidenses, sin embargo, el auge del turismo sólo comenzó en los años 50, cuando la alta sociedad descubrió el paraíso vacacional de las Bahamas. La construcción de numerosas instalaciones hoteleras comenzó, y aun continua hoy en día. Debido a la política fiscal permisiva de las Bahamas hasta el comienzo del siglo xxi, un sinnúmero de empresas financieras se establecieron en Nasáu, que es considerado como un paraíso fiscal hasta hoy, aunque adoptó un paquete de medidas legislativas para mejorar la supervisión financiera en el año 2000. Por esta misma razón Nasáu es el puerto de matrícula de muchos barcos de cruceros.

Geografía

Localizado en la isla de Nueva Providencia, Nasáu es un atractivo puerto, con una colorida mezcla de tradición y de arquitectura colonial, y un puerto muy concurrido. El clima tropical y belleza natural de las Bahamas han hecho de Nasáu un destino turístico popular.

Nasáu se desarrolló justo detrás de la zona del puerto. Nueva Providencia ofrece 200 kilómetros cuadrados de terrenos relativamente llanos y de baja altitud, atravesados por cordilleras bajas (ninguna de las cuales limita con el asentamiento). En el centro de la isla hay varios lagos poco profundos que son conectados por las mareas.

La proximidad de la ciudad a los Estados Unidos (290 km al este-sureste de Miami, Florida) ha contribuido a su popularidad como lugar de vacaciones, sobre todo después de que Estados Unidos impuso una prohibición de viajar a Cuba en 1963. El complejo Atlantis en las inmediaciones de Paradise Island recibe más turistas en la ciudad que cualquier otro complejo hotelero. El mega-resort cuenta con más de 6000 empleados, y es el mayor empleador fuera del gobierno.

Clima

Nasáu cuenta con un clima tropical monzónico con temperaturas relativamente constantes durante todo el transcurso del año. Durante el verano las temperaturas pueden llegar a alrededor de 32 grados Celsius, y durante los meses de invierno las temperaturas diurnas llegan a 23 y 27 °C, rara vez caen por debajo de los 15 °C.

http://es.wikipedia.org/wiki/Nasáu

http://en.wikipedia.org/wiki/Nassau,_Bahamas

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=442944

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1326763

http://www.flickr.com/photos/28495936@N03/tags/nassau/

http://www.flickr.com/photos/joshr03/tags/nassau/

http://www.flickr.com/photos/bobindrums/tags/nassau/

http://www.flickr.com/photos/24736216@N07/tags/nassau/

http://mommynoire.com/18058/15-places-to-visit-in-the-bahamas/

http://cruises.about.com/od/bahamascruises/ig/Nassau--Bahamas/

http://www.worldisround.com/articles/353461/index.html

Vídeo:

Web recomendada:

Contador: 4065

Inserción: 2013-11-24 18:35:50

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET