AucklandAuckland

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Recife

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: América

País: Brasil

Localización:

Año: 1537

Estado: Terminado

Descripción:Boa Viagem es una playa de 7 kilómetros de largo. Es la principal y la más concurrida de la ciudad de Recife, en Brasil. A un costado tiene un inmenso mar verde y una imponente barrera de arrecifes de coral. Del otro lado, la bordea en forma paralela una avenida que lleva el mismo nombre que la playa y que se debate entre los grandes hoteles, las palmeras y una rambla hecha de piedras por la que caminan y pedalean cientos de personas por día.

Sin embargo, y a pesar de que la vista del mar es inmaculada, los mayores atractivos de Recife pasan por otro lado. La conocen como la Venecia Brasileña, por los canales y los 39 puentes que la cruzan. Es la capital de Pernambuco y la ciudad más grande del nordeste brasileño. Lo más pintoresco de la ciudad es el casco colonial de mediados del siglo XVI, conocido como Recife Antiguo.

A 6 kilómetros de Recife está la ciudad de Olinda, que se destaca por su bien conservada arquitectura colonial, su colorido carnaval y su vida cultural. Fue uno de los primeros centros económicos y culturales del país.

Recife y Olinda concentran la historia colonial de Pernambuco y del nordeste brasileño. Pero un viaje hasta allí, obviamente, también amerita playa.

Una alternativa es ir a las de Recife, como por ejemplo Boa Viagem, que si bien tienen la ventaja de estar en plena ciudad, tiene la contra de la amenaza de los tiburones.

Las mejores playas están en el litoral sur de Recife. A unos 60 kilómetros está Porto de Galinhas, un paraíso de 12 kilómetros de arena blanca y piscinas naturales formadas por los arrecifes de coral. Es un pueblo de pescadores donde hay alojamiento para todos los bolsillos.

El buggy es el vehículo más conveniente para hacer una rápida recorrida por las playas vecinas. Las hay de aguas tranquilas, protegidas por bancos de coral (Muro Alto), y de mar abierto, con fuertes olas ideales para surfear (Pontal de Maracaípe).

Para los que gustan de playas más rústicas y desiertas, el lugar ideal es Porto. Su acceso es difícil: sólo se puede llegar en buggy desde la ciudad de Barreiros.

Otra opción es Praia dos Carneiros, donde el mar se junta con las aguas del río Foromoso.

Recife y alrededores ofrecen un abanico amplio de posibilidades para pasar unas vacaciones inolvidables en las que se mezclen la historia, la cultura, la playa y el turismo aventura.

http://www.guajira.com.ar/destinos/brasil/destino_recife.php

Recife, capital de Pernambuco y una de las ciudades de fuerte personalidad dentro de las capitales brasileñas, esta situada en la región noreste de Brasil, a 2392 Km de Río de Janeiro, conocida también como Venecia Brasileña, debido a puentes, canales y ríos que entrelazan la ciudad.

Transitar por Recife, es como recorrer las salas de un museo a cielo abierto. Cada calle, cada iglesia, cada plaza, cada barrio, tiene su propia historia.

A lo largo de la costa, encontraremos un sinfín de playas, entre ellas: Praia do Pina, de mar calmo y algunos arrecifes; Boa Viagem, de mar calmo, arena blanca, de mayor extensión y muy concurrida por los visitantes; Piedade, de arena blanca y algunas olas; Candeias, de oleaje fuerte y arena oscura.

Un lugar imperdible de visitar es la localidad de Olinda, a tan solo 7 Km de la ciudad de Recife, cuna de la colonización portuguesa, considerada área intangible por la UNESCO como patrimonio natural y cultural de la humanidad. Su principal atracción es el carnaval de la calle, considerado como el mejor de Brasil por su gran variedad de disfraces, colores, instrumentos y música.

http://www.brasilinside.com.ar/d_recife.htm

Una semana en la Región Metropolitana de Recife

por Ernesto Machado

Recife y Olinda son conocidísimas por dos razones: el Carnaval y Porto de Galinhas. Carnaval sólo ocurre durante una semana en febrero y Porto de Galinhas, aunque considerada por algunos la mejor playa brasileña, se encuentra a dos horas de la capital.

Entonces nos preguntamos: ¿qué le ofrece la Región Metropolitana de Recife (RMR) al turista?

Recife y municipios aledaños no son ni organizadas, ni limpios, ni seguros. La RMR entre las capitales brasileñas con mayor índice de criminalidad. Es llamada la “Veneza brasileira” por sus canales, pero la realidad es que la mayoría están contaminados y obstruidos. Las playas tienen enormes placas que avisan sobre la amenaza de tiburones. Y ni mencionar que las playas urbanas son, por lo general, poco atractivas, sea en Recife o en cualquier otra capital en el noreste brasileiro.

Tanta mala fama llevaría a muchos a evitar la RMR a toda costa.

Sin embargo, detrás de la mala fama existen una serie de atractivos que merecen ser resaltados. Con vuelos desde varias ciudades brasileñas, europeas y norteamericanas, Recife está posicionada para recibir turistas el año entero gracias a su clima ameno, aunque Carnaval continúe siendo la estación alta.

Mis recomendaciones son cuatro:

El Litoral Sur. Porto de Galinhas es la más conocida playa del litoral al sur de Recife, pero existen otras playas que merecen una visita. Maracaipe, anfitriona de varios concursos de surf, es la vecina de Porto de Galinhas. Posee una infraestructura menos desarrollada aunque suficiente para recibir turistas. Al extremo sur está el lindo Pontal, aunque vale la pena evitar el paseo para visitar los caballitos de mar.

Al sur se encuentran varias playas que puedes explorar fácilmente contratando un paseo de buggy. La más conocida, sin duda alguna, es Praia dos Carneiros. Además de los arrecifes y las piscinas naturales, es impresionante ver la salida del río al mar, los bancos de arena y la vecina playa de Guadalupe. Los restaurantes no son nada baratos, y sería más barato hospedarse y alimentarse en la vecina Tamandaré.

Porto de Galinhas en sí es conocida por sus piscinas naturales, aunque a muchos viajeros no les agrada el superdesarrollo turístico de lo que un día fue una pequeña villa de pescadores. Es posible visitar los arrecifes andando o nadando, sin necesidad de un jangadeiro. Para viajeros jóvenes o independientes existen opciones de alojamiento y comida en la villa, mientras que en las afueras (al norte) de Porto de Galinhas existen más resorts y casas de veraneo.

Tres días son suficientes para conocer Porto de Galinhas, Praia dos Caneiros y Maracaipe, aunque recomiendo no visitas estos lugares durante un fin de semana.

El autobús que conecta Recife con Porto de Galinhas pasa por el aeropuerto internacional de Recife. Desde el TIP (estación rodoviaria de Recife), puedes tomar el Metro hasta el centro, desde donde parte el autobús a Porto de Galinhas.

Itamaracá. Esta isla al norte de Recife tiene tres principales atractivos: la Corõa do Avião, el Centro Peixe Boi y el Forte Orange. Corõa do Avião es un pequeño banco de arena, una isleta, famosa por sus aguas tropicales. Para llegar a ella hay que contratar un pequeño barco que parte desde la Praia do Forte Orange. Por lo tanto, vale la pena una visita al antiguo fuerte holandés. No muy lejos del fuerte se encuentra el Centro Peixe Boi, donde se cuida e investiga al curioso manatí (vaca marina).

Además de paseos con agencias o taxistas, es posible llegar a Itamaracá en autobús, tomando primero un autobús al terminal de Igarassú, y desde ahí un autobús al Forte Orange.

Recife. La ciudad en sí es eso mismo: una ciudad. Tiene sus museos, edificios históricos, obras de teatro y demás, pero un viajero con poco tiempo puede conocer lo primordial en un día. Comenzando en el Mercado São José, el mayor mercado público de la ciudad, donde podrás encontrar de todo. También en el centro de Recife se encuentra la Casa da Cultura, situada en una antigua prisión. Quien no tiene interés en compras, puede visitar el Forte das Cinco Pontas para conocer la historia de la ciudad.

Ya bastante fuera del centro existe una familia que merece dos visitas. El Instituto Brennand (abierto de 13h a 17h) y la Oficina Brennand (abierto de 8h a 17h) son muy diferentes en contenido pero parecidos en majestuosidad. El primero, localizado en el barrio llamado Várzea, es una colección privada de armaduras, pinturas, esculturas y armas. Su primo, Francisco Brennand, posee una enorme colección de escultura y pintura, todas creadas por si mismo, en una antigua fábrica de cerámica. Ambas se encuentran en las afueras de Recife, cerca de la universidad rural y el zoológico, casi al final de la enorme avenida Caxangá. Tras tomar cualquier autobús que transite hasta la Caxangá, es posible tomar un taxi para terminar el trayecto.

Para quien se encuentra en Recife un domingo, vale la pena visitar Recife Antigo, donde se lleva a cabo una feirinha de artesanato con ensayos de maracatú y bandas de forró. El área también posee bastantes restaurantes y bares.

Olinda. Las laderas, iglesias, restaurantes, museos y atelies de Olinda están todos aglomerados en el pequeño centro histórico, donde caminar es el método recomendado de transporte. Tras un día de conocer el centro histórico de Olinda, es posible continuar con actividades culturales nocturnas. La Bodega de Veio es un pequeño bar en la Rua do Amparo, famosísimo punto de encuentro los martes y fin de semanas. Los viernes la serenata de Olinda camina las calles cantando canciones del ayer. Los sábados el Alto da Sé retumba con sonidos afro-brasileiros provenientes del bar Preto Velho. El primero sábado del mes el Coco de Umbigada celebra una fiesta de samba de coco en el Largo de Guadalupe.

Para quien aún tiene energías y transporte particular, vale la pena una visitar la Casa da Rabeca do Brasil, en el barrio periférico de Olinda llamado Cidade Tabajara, donde los sábados ocurre una tradicional fiesta de forró. Los sábados también tenemos la fiesta de ciranda de Lia de Itamaracá, en el poblado de Jaguaribe.

Para quien planea un viaje a varios destinos brasileiros, una semana en Recife sería suficiente. Para quien proyecta unas vacaciones de mayor duración, sería muy fácil combinar una visita a la RMR con destinos vecinos debido a las amplias opciones de transporte partiendo desde Recife.

Claro que existen muchísimos otros atractivos en la RMR, el más importante siendo la cultura. En Recife y Olinda viven muchísimos extranjeros quienes se dedican a investigar y conocer la cultura del noreste brasileiro. Para ellos existe un universo para conocer: maracatú, samba de coco, cavalo marinho y mucho más. No duden entrar en contacto conmigo si su intención es una visita cultural y desean informaciones más detalladas.

http://blog.deviajeabrasil.com/2009/08/10/una-semana-en-la-region-metropolitana-de-recife/

Recife es la capital del estado de Pernambuco, una de las ciudades más emocionantes del nordeste brasilero. Fundada en 1537, constituye la capital más antigua del país. Sus principales atractivos son los festejos de carnaval y su amplia propuesta en actividades recreativas y culturales. Su moderna urbanización, de altos rascacielos vidriados, se enmarca en el magnífico paisaje natural que ofrece la costa atlántica. La red de canales y puentes que surcan el casco antiguo de la ciudad, aportan un encanto singular y hacen que la ciudad merezca el apodo de Venecia brasilera. Viajar a Recife es una experiencia que combina naturaleza, con todos los servicios de una metrópolis moderna y el encanto de su remanente colonial.

El turismo en Recife ofrece actividades las 24 horas. Durante el día puedes disfrutar de las hermosas playas ubicadas al sur de la metrópolis, y bucear en las claras aguas para descubrir los coloridos arrecifes de corales. Por la noche, puedes recorrer sus bares y discotecas, la intensa actividad nocturna de Recife congrega a turistas y lugareños. Si viajas en fechas especiales, serás testigo de alguna de las famosas fiestas de Recife. La noche de año nuevo, celebrada en la hermosa playa de Boa Viagem, las celebraciones de carnaval y las fiestas juninas, son manifestaciones culturales que valen la pena conocer.

Recife cuenta con excelentes servicios de alojamiento. Encontrarás ofertas de hoteles, posadas y apart-hoteles de todas las categorías, que satisfacen cualquier demanda. Ofrecen instalaciones completas, que incluyen áreas para el deporte, spas, jardines y piscinas. La infraestructura dedicada al turismo tiene gran desarrollo, así que al bello entorno natural, debes sumar la cantidad de servicios orientados a hacer más cómoda y entretenida la estadía de sus visitantes. Conoce estos servicios y los principales atractivos turísticos en esta guía de Recife.

http://www.viajeabrasil.com/recife/

Capilla Dorada de la Iglesia de San Antonio

La Capilla Dorada fue construida entre el siglo XVIII y el XIX, siendo uno de los ejemplos más atractivos del estilo barroco, que asombra con sus bellísimas tallas y sus pinturas en el techo.

La capilla se encuentra en la Iglesia de San Antonio, como parte del conjunto de edificios del Convento de la Orden Tercera de San Francisco. La construcción comenzó en el año 1646 y culminó en 1697 y es bien representativa del estilo barroco en Brasil.

Todos los detalles decorativos de las paredes, el techo, los retablos, los nichos, los altares laterales y el altar central, fueron hechos con excepcionales tallas en cedro, revestidos con láminas de oro de 22 quilates. Las pinturas de los santos están dispuestas en paneles sobre las paredes laterales y fueron atribuidas al famoso pintor, José Pinhão de Matos.

Descripción de la Capilla Dorada

La Capilla Dorada se ubica como un anexo lateral de la Iglesia de San Antonio, en el convento de la Orden.

Esta capilla constituye una verdadera joya del barroco de la época dorada de la arquitectura religiosa de Brasil. Esta iglesia erigida por los monjes franciscanos, forma parte del convento, junto con el Museo Franciscano de Arte Sacra, donde se exhiben imágenes religiosas y objetos litúrgicos.

La decoración incluye una importante cantidad de esculturas doradas, balaustradas torneadas delicadamente, arabescos y otros motivos decorativos de gusto exquisito. Las paredes y la nave (techo), están decorados con 17 pinturas enmarcadas con tallas doradas y representan a los santos de la Orden de San Francisco. El claustro del convento ha sido decorado en su totalidad con azulejos.

El Convento de San Antonio comenzó su construcción en 1606, siendo uno de los más antiguos de Brasil. Fue convertido en fortaleza durante las invasiones holandesas de 1630 y reintegrado a los padres franciscanos por los portugueses, tras la expulsión de los holandeses. En 1753 se agregó otra iglesia al complejo religioso, cuya importancia radica más que en la riqueza de su arquitectura, en el valor de las obras de arte sacro barroco del siglo XVII, y en los paneles de azulejos portugueses del siglo XVII y XVIII, decorados con temática religiosa.

Horarios de visita

• Dirección: Rua Imperador Dom Pedro II 206, Bairro de Santo Antônio Recife

• Teléfono: (55-81) 32275952

• Abierto: lunes a viernes de 08:00 a 11:30 horas y de 14:00 a 17:00 horas.

• Sábados: de 08:00 a 11:30 horas.

http://www.viajeabrasil.com/recife/capilla-dorada-de-la-iglesia-de-san-antonio.php

Torre Malakoff

La Torre Malakoff está situada en el casco antiguo de la ciudad y constituye uno de los símbolos de Recife, siendo uno de los atractivos turísticos más visitados. Utilizada en principio como observatorio, en la actualidad funciona como centro cultural, donde a lo largo del año se presentan variadas exposiciones transitorias y fijas, entre las que figuran muestras de cine, pintura, fotografía, además de talleres de fotografía, cine, etc.

La torre fue construida en 1855 para albergar un observatorio astronómico. Su nombre rinde homenaje a la resistencia de los rusos en el fuerte, Torre Malakoff, en Sebastopol (actual Ucrania), durante la Guerra de Crimea (1853-1856), donde los rusos lucharon heroicamente durante once meses. El espacio funciona como centro cultural y educativo, donde se realizan eventos de variada naturaleza.

La actividad de la Torre Malakoff

La torre está en uno de los puntos más privilegiados de la ciudad, además de haber sido un observatorio, también funcionó como portón monumental del Arsenal de la Marina.

Orientó la navegación de los buques que llegaban o salían del puerto de Recife durante décadas y en 1992, fue declarado monumento histórico por la Fundape.

Fue lanzada como espacio cultural en el año 2000 y está a de forma que las artes visuales (artes gráficas, fotografía y artes digitales) están de un lado y del otro, la música.

En el centro cultural tiene sede permanente el Salón Pernambucano de Artes Plásticas y la Coordinadora de Música de la Fundación del Patrimonio Histórico y Artístico de Pernambuco y del proyecto Observa y toca Malakoff.

La construcción cuenta con salas de exposición, anfiteatro, oficinas, arenas, sala multimedia. También se emplea para albergar y promover festivales, exposiciones, oficinas, cursos de formación en el campo de la producción cultural y las más diversas iniciativas en el área de la cultura. Paralelamente, la torre está abierta al público para visitas, de martes a viernes, de 10:00 a 18:00 horas.

Visitas

• Horarios de visitas: Martes a Viernes de 10 a 18 horas.

• Informes: 3184-3180 (Central); 31843181 (Coordinadora de Música) y 31843182 (Núcleo de Acciones Educativas).

• Mail:torre.malakoff@gmail.com,ddcultural@fundarpe.pe.gov.br

• Dirección: Rua do Observatório, Praça Artur Oscar, Recife

• Teléfono (55-81) 34248704

• Torre Malakoff (Praça do Arsenal – Bairro do Recife)

http://www.viajeabrasil.com/recife/torre-malakoff.php

Navegación en Recife

No caben dudas que Recife es una de las mejores alternativas para la navegación en el nordeste brasileño. Sus maravillosas playas y postales naturales la han convertido en una localidad muy popular para los amantes de esta actividad, logrando atraer a miles de turistas todos los años.

A quienes visitan esta ciudad por vía marítima se les aconseja tener mucho cuidado, ya que si bien el acceso a la misma es fácil hay una barrera de corales a lo largo de toda la costa de Pernambuco que puede traer complicaciones. Por eso se aconseja arrimarse al puerto cuando todavía hay sol, y máxime teniendo en cuenta que a veces la barrera de faroles ubicada a la entrada de la barra puede confundir a los navegantes.

Quienes tengan la posibilidad de navegar por las aguas de Recife tiene una oportunidad única de realizar otras actividades como el buceo, ya que existen varios sectores como las piscinas acuáticas donde la práctica de este deporte es inmejorable. Además también pueden aprovechar para acercarse a algunas localidades vecinas como Olinda, donde el número de atracciones turísticas es incalculable.

Sin dudas la mejor época para navegar por las aguas de Recife es en verano, no tanto por las temperaturas ya que estas tienen una muy poca variación a lo largo del año, sino por el período de lluvias, ya que entre marzo y agosto es cuando se registra el mayor número de precipitaciones. Además en verano es cuando justamente se celebran los eventos más importantes de la ciudad atrayendo a miles de turistas.

Atracadero de Recife

Quienes visitan esta ciudad por vía marítima tienen la posibilidad de amarrar su embarcación en el Cabanga Iate Clube, ubicado en la avenida Engenheiro José Estelita, dentro del barrio Cabanga. Allí se pueden encontrar servicios muy importantes tanto para el mantenimiento del barco como para satisfacer las necesidades personales. Si desean obtener más información sobre este club pueden llamar al número (81) 3428-4277.

http://www.viajeabrasil.com/recife/navegacion-en-recife.php

Recife, llamada también la Venecia de Brasil, es la capital de Pernambuco. Se trata de una ciudad muy moderna, con enormes y altas edificaciones y amplias avenidas que cruzan la ciudad. En Recife coexisten la modernidad y la historia con sus edificios coloniales y tradicionales callejones.

En el período en que el país fue sometido a la dominación holandesa, Recife fue sede del gobierno (1630-1653). Cuenta con un casco histórico que data de los siglos XVI y XVIII, legado por los colonizadores portugueses y holandeses.

El antiguo Recife o barrio de Recife, constituye al casco histórico y posee edificaciones de un valor arquitectónico invaluable. Muchas de ellas son utilizadas actualmente como bares y restaurantes con mesas en las aceras, teatros y tiendas. Algunas de sus calles no permiten el acceso de vehículos y es uno de los principales sitios de reunión durante la noche.

En el barrio de Recife se puede visitar la Torre Malakoff, del siglo XIX que otrora fuera un observatorio astronómico. El Museo Militar se encuentra ubicado en el Forte do Brum de 1630, construido por los portugueses y holandeses.

http://www.turismobr.com/informacion-general-de-recife/

Verano 2012

Recife: la Venecia de Brasil

El nombre de Recife, situada en el extremo este del país, viene de la enorme concentración de arrecifes de coral a lo largo de su litoral, que hace que sus aguas sean cálidas y tranquilas durante todo el año, con una temperatura promedio de 26º centígrados.

Fundada en 1537, es la capital del estado de Pernambuco. Fue una de las primeras áreas ocupadas por la colonización portuguesa, aunque -entre los años de 1630 y 1654- la ciudad estuvo bajo dominio holandés. Ésta fue la primera época de una gran transformación urbana, cuando se construyeron muchos canales y puentes, a semejanza de Amsterdam. Hoy, la ciudad es conocida como la Venecia brasileña.

Caminar por la orilla de la playa Boa Viagem es un buen lugar de partida para conocer la costa atlántica. Tiene siete kilómetros de extensión y es considerada una de las mejores playas urbanas de Brasil. Su arena es blanca y fina, con muchas piscinas naturales formadas por los arrecifes.

Un poco más al sur, a casi 65 kilómetros del centro de la ciudad, está Porto de Galinhas, un punto privilegiado para la práctica del buceo. Desde ahí también se pueden hacer paseos en el mar con la “jangada” (un tipo de balsa de madera tradicional, utilizada para la pesca) o en “buggy” (coche adaptado para andar por la arena) por las dunas. Su vida nocturna también es muy agitada.

Más al norte, en el camino hacia las playas tranquilas de la isla de Itamaracá, el visitante puede contemplar la iglesia Sao Cosme e Damiao, considerada la más antigua de Brasil. Fue construida en 1535 en la pequeña ciudad de Igarassú.

PRIMERA SINAGOGA DE AMÉRICA

Aparte de su litoral, Recife también ofrece un sinnúmero de atractivos culturales que no pueden ser ignorados por el turista. Incluye, desde una arquitectura colonial singular, hasta un carnaval que llega a reunir 1,7 millones de personas en un mismo día.

De la época de la colonización holandesa, una de las construcciones más significativas fue la sinagoga Kahal Zur Israel. Fundada en 1630, fue la primera en ser edificada en todo el continente americano.

El edificio original existió hasta el comienzo del siglo XX, siendo reemplazado por edificios comerciales. No fue hasta 2001, después de un intenso proceso de búsqueda y excavaciones, que el lugar fue reabierto al público con la inauguración de un museo dedicado a la historia de la inmigración hebrea en el continente americano.

El museo está en la calle Bom Jesus, en el área conocida como Recife Antigo. Este es el barrio bohemio y cultural de la ciudad, donde el casco histórico está muy bien preservado. Su variedad de terrazas permite al visitante vislumbrar la arquitectura colonial, apreciando al mismo tiempo la gastronomía local. Alrededor de este barrio están localizados algunos de los más importantes ejemplos de la arquitectura rococó brasileña, como por ejemplo la basílica Nossa Senhora do Carmo, la iglesia de Santo Antonio y la capilla Dourada.

OLINDA Y EL CARNAVAL

Así como no se puede hablar de la ciudad húngara de Buda sin referirse a Pest, no se puede visitar Recife sin pasar por Olinda, su “ciudad siamesa”. Situada al norte, Olinda es considerada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco, debido a la importancia de su casco histórico.

Al igual que Recife tiene una enorme cantidad de iglesias barrocas, aparte de una amplia oferta cultural y artesanal.

El Alto da Sé es un punto de vista único para apreciar la ciudad de Recife al ocaso del sol. Además, desde ahí se puede saborear uno de los platos más típicos de la cocina local, la tapioca (masa de yuca con varios tipos de relleno, como mantequilla, coco o queso).

Recife y Olinda celebran el tercer carnaval más popular de Brasil, después de los de Río de Janeiro y Salvador. De hecho, las conmemoraciones empiezan incluso antes de la semana oficial, con muchas presentaciones de ritmos locales como el “frevo” y “maracatu” en los barrios de Recife Antigo y Cidade Alta, en Olinda. Estos son ritmos más próximos de la música tradicional, con mucha influencia africana, bastante distintos de la samba característica del carnaval carioca.

Durante el sábado de carnaval, el “Galo da Madrugada”, la comparsa más famosa y que llega a reunir hasta 1,7 millones de personas, toma las calles. Los coches alegóricos y los “tríos eléctricos” (palcos móviles montados sobre camiones) son los que guían la marcha.

En esta misma semana se celebra también el más importante festival brasileño de rock contemporáneo y experimental, el RecBeat. Empezó en 1995, con el objetivo de divulgar el sonido de los nuevos grupos locales, pero más tarde se bautizó como “manguebeat”. Se trata de una mezcla entre rock, “maracatu”, hip hop y música electrónica, creada por el cantante Chico Science, junto a grupos como Naçao Zumbi y Mundo Livre S/A. Recife es, pues, uno de estos otros “brasis”, con una riqueza cultural que merece ser vista.

Texto: Leonardo Wen

http://turismo.ellitoral.com/?m=interior&id_um=70513

Playas de Recife: información

Recife es una ciudad impactante por donde se la mire. Capital del estado de Pernambuco y una de las urbes más importantes del Nordeste, este destino alberga algunas de las playas urbanas más lindas de Brasil. La costa de Recife es célebre por su movida interminable y por sus preciosos arrecifes de coral, una experiencia imperdible para los turistas buceadores.

Es esto lo que hace de Recife un destino tan especial: la naturaleza y la cultura se encuentran en un contraste lleno de armonías, con playas ultra-modernas pero de ecología intacta. Descubre todas las propuestas deportivas, culturales y ecológicas de las famosas playas de Recife en nuestra guía exclusiva.

Guía de playas de Recife

Boa Viagem: La playa más popular y tradicional de Recife, con un increíble paisaje de aguas turquesas rodeadas de la arquitectura más contemporánea. No es disparatado decir que Boa Viagem compite con Copacabana e Ipanema como una de las mejores playas urbanas del país. En sus 7 kilómetros de largo, la playa está protegida por una barrera de arrecifes, formándose piscinas naturales los días de marea baja. No está permitido nadar más allá de esta barrera, dada la presencia de tiburones (y por eso tampoco se permite surfear). La zona preferida por locales y turistas es la central, con cantidad de servicios para una jornada de playa a puro relax.

Pina: Es la continuación de Boa Viagem y oficia como centro de los eventos y espectáculos de la ciudad, además de ser el núcleo gastronómico. Tiene aguas mansas, ideales para baños, y cuenta con toda la infraestructura para hacer deportes (volley, tenis, fútbol playa, básquet…). Si te gusta la vida nocturna, Pina es el lugar de encuentro obligatorio. Aquí la diversión no descansa.

Brasilia Teimosa: Barrio más popular, donde dejamos de ver los grandes rascacielos para encontrar viviendas humildes. Se ubica junto a Pina y Boa Viagem, y se distingue por su línea continua de arrecifes y por ser la playa más nueva de la ciudad. Se inauguró en 1956 homenajeando en su nombre a la entonces reciente capital del país. En su nueva costanera hay varios bares y restaurantes típicos con frutos de mar. Desde aquí se accede al famoso parque de esculturas de Brennand.

Praia del Chifre: Enclavada entre Recife y su vecina ciudad de Olinda, allí se ubican el Cuartel de la Marina y las residencias militares, de donde viene su nombre. Tiene un lindo panorama de vegetación, aguas limpias y un oleaje que era muy aprovechado por los surfistas hasta la prohibición del deporte (nuevamente, ataques de tiburones). La playa tiene una buena infraestructura urbana pero no es muy frecuentada, por lo que es algo insegura, principalmente en la zona del barrio Maruim. Uno de los atractivos más interesantes de Praia del Chifre son las ruinas de la antigua Fortaleza do Buraco.

Piedade: Se ubica en el barrio Jaboatão dos Guararapes, y toma su nombre de la pintoresca Iglesia da Piedade, construida frente al mar en el siglo XVII. El puerto de esta playa es también de gran valor histórico. Excepto en la zona frente a la Iglesia (donde ha habido varios ataques de tiburones), en el resto de la playa los baños son disfrutables gracias a la protección de los arrecifes de coral.

Candeias: También situada en Jaboatão, tiene tres kilómetros de arena blanca y agua verde, rodeada de mucha urbanización. Tiene mar calmo, muy bueno para baños. Los paseos por su orla son más que recomendables, ya que hay cantidad de bares y restaurantes allí instalados.

Barra da Jangada: Es la playa siguiente a Candeias, con un paisaje menos urbanizado y aguas más oscuras, bañadas por el Estuario de Jaboatão. Su mar tranquilo es perfecto para los turistas que buscan un remanso alejado del ritmo capitalino. Un clásico paseo en Barra da Jangada es navegar hasta la Isla do Amor cuando la marea está alta.

http://www.quierobrasil.com/categoria/recife/

Carnaval de Recife: fiesta, diversión y cultura

El carnaval de Recife es uno de los más tradicionales de Brasil, arraigado a las costumbres populares que lo vieron nacer hace cientos de años. Es además uno de los carnavales más frenéticos y divertidos del país, con más de un millón de personas bailando y saltando en plena calle. Por si fuera poco, la alegría es doble: el Carnaval se festeja dos veces en Recife, una en octubre –la fiesta local- y otra en febrero, en sintonía con los festejos a nivel nacional.

Festejos del carnaval de Recife

La fiesta de Carnaval dura tres días enteros, cada uno con sus propios rituales. Todo empieza con el desfile inaugural del sábado, liderado por el Grupo Galo da Madrugada y su gallo gigante, al que siguen cientos de miles de personas. El domingo desfilan los tríos eléctricos (camiones con músicos en vivo, típicos del carnaval nordestino) a lo largo de la playa de Boa Viagem. En el centro de la ciudad la fiesta va de la mano de las orquestas de frevo y maractu, los ritmos típicos de Pernambuco. Los grupos de baile hacen malabares con las icónicas sombrillas de colores, mientras la gente se suma bailando a su manera.

La madrugada del lunes, en el Patio de Tercio, se realiza la emblemática Noche de los Tambores Silenciosos, homenaje de las agrupaciones de Maracatu a los negros esclavos que murieron en cautiverio. Un ritual que conecta a quienes lo presencian con lo más profundo de la historia regional.

Y si estas celebraciones no alcanzaran, los que se quedan con ganas de bailar tienen las fiestas de carnaval que se hacen por todos los barrios de la ciudad, en los bares y clubes o en la calle. Los ritmos típicos y la música brasileña moderna se mezclan de la mano de artistas y agrupaciones locales y nacionales. Los festejos ya empiezan una semana antes del desfile inaugural.

El Carnaval de Olinda

Si vas a Recife en febrero, date una escapada al Carnaval de Olinda, ciudad histórica a solo 6 kilómetros de la capital, por la vía costera. En Olinda el Carnaval también tiene apego tradicional, pero todavía más fuerte y pintoresco que en Recife. La magia del carnaval de Olinda está en su carácter localista, donde todos los pobladores salen a las antiguas calles de la ciudad con disfraces coloridos y las sombrillas típicas del frevo. Los Blocos, Troças y muñecos gigantes (muchos de ellos sátiras de personajes famosos) son los componentes singulares de este carnaval.

Recomendación: si planeas vivir los carnavales de Recife y Olinda, reserva tu pasaje y alojamiento con tiempo, ya que ambas ciudades suelen tener ocupación completa durante el Carnaval.

http://www.quierobrasil.com/carnaval-de-recife-fiesta-diversion-y-cultura/

Turismo en Recife (Brasil)

La ciudad de Recife es la capital del estado de Pernambuco y la puerta de entrada a las playas más bellas del estado. Muchos turistas cada año aterrizan en el aeropuerto de Recife, en busca de ocio y confort en las hermosas playas que el estado de Pernambuco puede ofrecer.

Pero la ciudad de Recife no sólo vive de la playa, si no también de muchos lugares turísticos, las cuales mencionaremos a continuación.

Carnaval

La ciudad tiene el mayor bloque carnavalesco del mundo, el Galo da Madrugada, que cuenta con más de 2 millones de miembros. Más gente que la población de la ciudad.

Playas

La ciudad de Recife fue muy bien dotada por naturaleza lo que respecta a la cuestión de las playas. Entre las principales playas, que atraen a más turistas son las playas de Buen Viaje, Pina incrustada y Brasilia.

Iglesia del Carmo

Construida en 1717, contiene una imagen de tamaño completo de la Señora del Monte Carmelo en el interior. Además de la galería de arte en el anexo de la iglesia, con pinturas del siglo XVIII.

Palacio del Campo de las Princesas

El edificio de tres pisos fue construido en 1841 por el conde de Boa Vista. Recibió este nombre debido a la visita a la ciudad de Recife hecha por el emperador Dom Pedro II y su esposa en 1859. El nombre es en honor de las hijas de la pareja. El interior todavía tiene sillas, sofás y sillones de Louis XVI.

http://lugaresturisticosdebrasil.blogspot.com/2013/03/turismo-en-recife-brasil.html

Olinda

Nuestros programas en:

Olinda es un pueblo adormecido desde el siglo XVIII. Sólo el viento que agita las hojas de las palmeras y los trinos de las aves vienen a turbar la paz de sus iglesias barrocas . Una apoteosis que hace lamentar a la sirena de Mermoz, que anuncia la partida.

La colina de Olinda sobre las costas de Pernambuco tiene todo de una tarjeta postal. Situada a 8 grados bajo Ecuador, esta masa verde de cocoteros y mangos, mecida por los vientos del Atlántico y rodeada por playas de arena blanca, domina sobre un mar color turquesa.

La leyenda cuenta que el primer gobernador portugués de la región se emocionó tanto al contemplar la belleza del lugar, que exclamó "O linda situação para uma vila" es decir, "Qué lugar maravilloso para una ciudad".

Y así se llamó Olinda. Después de una guerra sangrienta contra los indios, los portugueses decidieron producir caña de azúcar en gran escala. Luego los grandes propietarios se instalaron en Olinda. Acumularon fortunas e hicieron construir valiosas casas, conventos e iglesias. Olinda se convirtió en una de las más prósperas ciudades del Brasil.

Para mantenerse, los Holandeses establecieron su base al sur de Olinda. El lugar elegido se llamó Recife, un refugio seguro, en un estuario, rodeado de arrecifes de coral. Así nació Recife, la "Venecia brasileña" con treinta y nueve puentes.

Olinda se convirtió en uno de los tesoros del patrimonio cultural brasileño. Hoy podemos admirar el Convento São Francisco, primer convento franciscano del Brasil. Oculto en medio de cocoteros, fue reconstruido entre 1715 y 1754. Aún viven algunos monjes en este ambiente barroco. La sacristía y el deambulatorio están recubiertos de azulejos del siglo XVIII, con cerámicas azules importadas de Portugal, que relatan la Historia Sagrada.

La visita a Olinda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ofrece, con sus calles estrechas y en pendiente, un viaje por el Siglo XVI.

RECIFE

Junto al palacio del gobernador, se encuentra la capilla de Recife. Contiene más oro que todas las demás iglesias del Brasil. La capilla barroca de fines del siglo XVII es uno de los más bonitos ejemplos de arquitectura religiosa del país.

La animación permanente de las calles del comercio, impresiona. Delante de la sede del más antiguo diario de Sudamérica, el "Diaro de Pernambouc", los vendedores ambulantes ofrecen mangos y papayas, mientras que a algunos pasos de allí, se ofrecen buñuelos de camarones a los golosos transeúntes.

No es necesario salir de Recife para apreciar bellas playas. La arena blanca y muy fina, así como los quioscos próximos a la playa van a satisfacerle, sobre todo teniendo en cuenta que el agua de mar es muy tibia, protegida por los arrecifes. La playa más famosa de Recife es Boa Viagem, por sus 7 km de playas de piscinas naturales. Además de las playas, Recife posee también monumentos históricos y arquitectónicos (Siglos XVII y XVIII1), como el Convento de San Antonio, la Capilla Dorada de la Terceira Ordem, el Museo de Arte Sacro, y numerosas iglesias (Santíssimo Sacramento, Catedral de São Pedro dos Clérigos).

Para pasar agradables veladas en Recife, los mejores lugares están en la Rue Bom Jesus y en la Rue da Moeda, muy animadas.

IGARASSU - ITAMARACA

Es también agradable ir de paseo por la ciudad de Igarassu, visitar la Iglesia de São Cosme y Damiao, construida en 1535, considerada como la más antigua del Brasil. Pueden también optar por la visita a la famosa isla de Itamaraca, donde encontrarán el Centro de Preservación del PeixeBoi ; y el espléndido Fuerte Orange.

PORTO DE GALINHAS

En el siglo pasado, este lugar servía de puerto para el desembarque clandestino de esclavos. Hoy es una de las estaciones de cambio más importantes del Brasil. A 65 km de Recife, Porto de Galinhas constituye una gran atracción turística en el Brasil, por sus espléndidas piscinas naturales. Allí la vida nocturna es muy agitada...

PROGRAMA - RECIFE / OLINDA

1er Día : RECIFE

Recepción en el aeropuerto, y paseo por los barrios de São Antonio y São José, donde se reúnen los tesoros históricos de la ciudad, como la Capilla Dorada y la Plaza de São Pedro, rodeada de residencias coloniales. Estos barrios, a los cuales se accede por numerosos puentes antiguos construidos por los Flamencos en el siglo XVII, prácticamente están rodeados por los ríos Capibaribe y Beberique. Continuamos por el barrio del puerto, recientemente restaurado. La animada calle Bom Jesus, una de las más antiguas de la ciudad, es el lugar de encuentro de los habitantes. Allí fue fundada, por judíos holandeses, la primera sinagoga de América Latina. A media tarde, visitamos el centro de exposición Brennand, o visita al Museo del Hombre. Noche en Recife..

2º Día : RECIFE - OLINDA

Por la mañana, visita a pie al centro histórico de Olinda, "la ciudad de las ocho colinas", declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Entre 1535 y 1630, Olinda fue el gran centro económico del Brasil colonial gracias a la producción azucarera. De esta época data el conjunto arquitectónico único construido en medio de cocoteros frente al Océano Atlántico. Tarde libre para una experiencia más personal. Muy animada día y noche, Olinda sigue siendo el centro cultural más importante en la región. Pasamos la noche en una pousada, en el pequeño barrio colonial de Olinda.

3er Día : RECIFE

Traslado al aeropuerto.

Las Playas del Litoral de Recife

Luego según sus prioridades y su tiempo, pueden disfrutar del litoral de Recife.

Playas paradisíacas, como en todo el Noreste.

Día opcional: RECIFE - ISLA ITAMARACA - RECIFE

Traslado privado hasta la playa de Maria das Farinhas. Luego continuación hacia el norte y la Isla de Itamaraca, a 80 km de Recife, tomando la ruta a través de las plantaciones de caña de

azúcar hasta el pueblo. Por la tarde, retorno a su hotel en Recife.

Salida en dirección al Norte, se pasa por Igarassu, el primer pueblo de América Latina con su iglesia construida en 1535. Luego se sigue hasta Itamaraca, isla conectada al continente por un puente. Es el paraíso ecológico: cielo azul, cocoteros, playas. Según los historiadores, nueve años antes de la llegada de Pedro Cabral al Brasil, familias portuguesas ya vivían en esta isla. En la isla, pasearán por la ciudad antigua, con su iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Conceição, y su vista panorámica del canal de Santa Cruz. Un bosque de cocoteros cubre la isla, rodeada por playas espléndidas. Luego, después del mediodía, paseo por el punto turístico: el Fuerte Orange, construido en 1631 por los holandeses durante la invasión a esta región en el Siglo XVII. Antes del regreso, posibilidad en opción de hacer un paseo en jangada y de bañarse cerca de una pequeña isla. Regreso a Recife hacia las 18h00.

Día opcional: RECIFE - PORTO DE GALINHAS - RECIFE

Salida hacia las 8h30 de la mañana, en dirección a Porto de Galinhas, al sur, a través de una región de plantaciones de caña de azúcar, que se extienden hasta el Estado de Alagoas! Baño en las piscinas naturales de la playa de Porto de Galinhas. Paseos opcionales : jangada, buggy. Regreso a Recife al atardecer.

O : excursión a las tierras del interior, hacia el pueblo de Caruaru (el mercado artesanal tiene lugar todos los domingos) y hacia Nova Jerusalem. Favor consultarnos para estas opciones.

http://www.turismo-brasil.com/noreste-brasil/recife-olinda.html

Recife es una ciudad situada en la costa del Océano Atlántico del noreste de Brasil, es la capital del Estado de Pernambuco y pertenece a la Mesorregión Metropolitana de Recife. Según la estimación de población realizada en 2010 cuenta con 1.546.516 habitantes.1 La Región Metropolitana de Recife (RMR) con casi 4 millones de habitantes es la más poblada de la Región Nordeste de Brasil, la quinta de todo Brasil y la tercera más densamente poblada, tan solo por detrás de São Paulo y Río de Janeiro.2 3

Hoy en día Recife se ha convertido en una de las principales regiones comerciales, turísticas, culturales, educacionales, logísticas, médicas y de tecnología de Brasil, albergando sedes de grandes empresas tanto públicas como privadas como pueden ser la SUDENE, la CHESF, la sede nordeste de Infraero o TV Globo Nordeste perteneciente a Organizações Globo entre otras.4 5 6 7

El área metropolitana de la ciudad es clasificada por el IBGE como una Metrópoli que alberga otras trece ciudades a parte de la propia Recife y que concentra al rededor del 65% del PIB de todo el Estado de Pernambuco.8

Además la ciudad destaca por poseer el mayor parque tecnológico de Brasil, el Porto Digital; el mayor número de consulados extranjeros fuera de Rio-São Paulo, siendo de hecho la única ciudad a excepción de estas que posee un consulado de Estados Unidos; el segundo mayor centro médico de Brasil; uno de los mayores complejos comerciales del país fuera del estado de São Paulo, el Riomar Shopping y el Shopping Recife; el mayor PIB per cápita y el mayor rendimento p.c. entre las capitales de la Región Nordeste; es la novena ciudad por número de rascacielos de América, superada tan solo por Nueva York, São Paulo, Rio de Janeiro, Toronto, Buenos Aires, Ciudad de México, Chicago y Caracas; posee una fuerte industria de construcción civil y en la región metropolitana se encuentra el Complejo Industrial y Portuário de Suape, que alberga el mayor puerto de Brasil así como el mayor astillero del Hemisferio sur.9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Toponimia

"Recife" es una variante de la palabra portuguesa "arrecife" (que significa lo mismo en español) y hace referencia a la gran barrera rocosa de arena que se extiende por toda su costa, formando piscinas naturales.

Historia

Recife, capital del Estado de Pernambuco, es la capital más antigua de Brasil, fundada por los Portugueses en 1537.

El área alrededor de Recife fue una de las primeras zonas de Brasil en ser colonizada por los portugueses. En 1537, cuando el rey Juan III de Portugal dividió Brasil en capitanías hereditarias, no todas ellas prosperaron, la de Pernambuco fue una de las que sí tuvo éxito, en parte debido a la introducción de la caña de azúcar por parte del administrador colonial Duarte Coelho Pereira. Los portugueses en un principio utilizaron a la población nativa como mano de obra para las plantaciones de caña de azúcar, pero luego recurrieron a la importación de esclavos del África negra.

Desde 1580 hasta 1640, por la Unión Peninsular, los reinos de España y Portugal se unieron bajo la corona española. España, que entonces estaba en guerra con las Provincias Unidas de los Países Bajos, decidió cerrar los puertos brasileños a los holandeses, que eran los principales distribuidores del azúcar de Brasil en Europa, entonces estos, comenzaron con las invasiones neerlandesas de Brasil, ocupando varias ciudades brasileñas productoras de azúcar. Entre 1630 y 1654, Recife quedó bajo el dominio holandés, pasando por importantes transformaciones culturales, económicas y sociales bajo el gobierno del conde Juan Mauricio de Nassau. El arquitecto Pieter Post fue el responsable del trazado de la ciudad de Maurisstad dotándola de puentes, diques y canales a semejanza de Ámsterdam. El conde de Nassau-Siegen aplicó una política de tolerancia religiosa y durante su gobierno Mauritsstad se convirtió en una ciudad cosmopolita, que incluso contaba con una comunidad judía y la primera sinagoga en el continente americano. Cuando el conde de Nassau regresó a los Países Bajos, los nuevos gobernantes holandeses entraron en conflicto con la población local y a partir de 1643 se desencadenó un levantamiento conocido como la insurreción pernambucana que terminaría con la expulsión definitiva de los holandeses en 1654.

Tras el periodo holandés, muchos comerciantes venidos de Portugal, conocidos como “mascates” se establecieron en Recife y contribuyeron a la prosperidad de la ciudad. Los habitantes de Olinda, la otra ciudad importante de Pernambuco, vieron con desconfianza el desarrollo de Recife y finalmente el conflicto de intereses entre la nobleza azucarera pernambucana de Olinda y los nuevos burgueses de Recife fue el origen de la Guerra de los Mascates (1710-1711), durante la cual Recife fue objeto de cercos y combates.

Sin embargo, esta contienda no perjudicó el crecimiento de Recife que en 1709 fue elevada a la categoría de villa con el nombre de Santo Antônio das Cacimbas do Recife do Porto. En 1711, la villa contaba con 16 mil habitantes y en 1745, la población ascendía a 25 mil personas.

El siglo XIX en Recife se caracteriza por las revueltas inspiradas en el ideario liberal procedente de Europa y por las exigencias de una mayor autonomía para la colonia. En ese siglo tienen lugar las revoluciones más conocidas de la historia de Recife: La revolución pernambucana de 1817 contra el dominio Portugués, la Confederación del Ecuador de 1824 y la Revolución Praieira de 1848, de carácter separatista y liberal.

En 1823 Recife fue elevada a la categoría de ciudad.

Geografía

La ciudad de Recife está formada por tres islas Recife, Santo Antônio, y Boa Vista entre las que discurren los ríos de Beberibe y Capibaribe.21 22 Hay un total de seis ríos que discurren por Recife siendo el Capibaribe y el Beberibe, cercano de Olinda los principales. A ellos hay que añadir los ríos Jiquiá, Tejipió, Jordão y Pina.

Debido a la proximidad de la ciudad a la línea ecuatorial, el clima es generalmente cálido. Recife se encuentra en medio de los bosques tropicales, que se caracterizan por niveles altos de precipitaciones que dan como resultado una mala calidad del suelo debido a que la lluvia arrastra los nutrientes. Debido a los vientos alisios procedentes del Océano Atlántico la ciudad se caracteriza por una ausencia de temperaturas extremas y una brisa fresca.23

Clima

Recife tiene un clima tropical, con alta humedad relativa del aire. Presenta temperaturas equilibradas a lo largo del año debido a la proximidad del mar. En enero se dan las temperaturas más altas, con una máxima de 30 °C y una mínima de 25 °C. En julio se dan las temperaturas más bajas, siendo la máxima de unos 27 °C y la mínima de unos 20 °C, este es el mes que recibe la mayor parte de las lluvias anuales. La temperatura media anual es de unos 25,2 °C.

http://es.wikipedia.org/wiki/Recife

http://pt.wikipedia.org/wiki/Recife

http://en.wikipedia.org/wiki/Recife

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www2.recife.pe.gov.br/

Contador: 3238

Inserción: 2014-11-23 20:52:34

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET