PermPerm

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Reikiavik

Otro:

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 3/5 (3 Votos)

Continente: Europa

País: Islandia

Localización:

Año: 870

Estado: Terminado

Descripción:Viaje a Reykjavik, guía de turismo

Publicado por Jose Manuel Vargas

Hoy nos vamos hasta la capital más septentrional del mundo, Reykjavik, centro político, económico y cultural de Islandia, y donde vive la mayor parte de su población. Una ciudad que hace treinta años ni siquiera soñaba que se iba a convertir en destino turístico, y que, parece mentira, tiene una de las mejores vidas nocturnas de Europa.

Reykjavik es una ciudad diríamos que ecológica. Cientos de árboles pueblan sus calles, los autobuses funcionan casi todos con hidrógeno, y el turismo sostenible campa a sus anchas por la capital. Cada vez son más los turistas que se acercan hasta Islandia, preferiblemente en verano, ya que en invierno las temperaturas son extremadamente gélidas.

Por todo esto y mucho más, hoy queremos que conozcáis un poco Reykjavik. De ahí que tomemos nuestras maletas virtuales, y hagamos una parada en este rincón del norte más norte de Europa. ¿Os habíais planteado alguna vez pasar unas vacaciones en Reykjavik?.

VISITAS EN REYKJAVIK

- Iglesia de Hallgrims

Se trata de un impresionante edificio, el más alto de Islandia. Si llegáis en coche a Reykjavik podéis verlo a una distancia de 16 kilómetros. Su nombre fue tomado del poeta y clérigo islandés del siglo XVI Hallrimur Petursson. Destacan sus inmensas columnas y las torres de su campanario. No en vano se tardó más de cuarenta años en construirse, terminándose en 1986. Se puede visitar el interior todos los días de 09.00 a 17.00 horas.

Más información: Iglesia de Hallgrims

- Museo Nacional de Islandia

Este es el mejor lugar para conocer la historia, la cultura y el folclore de Islandia. Alberga más de tres mil piezas de arte, incluyendo esculturas antiguas y restos vikingos. Se puede visitar de martes a domingo, del 16 de septiembre al 30 de abril de 11.00 a 17.00 horas, y todos los días, del 1 de mayo al 15 de septiembre, de 10.00 a 17.00 horas.

- Jardines Botánicos de Reykjavik

Este exuberante jardín es un paraíso para los paseantes, con una gran colección de plantas que sólo pueden verse en Islandia. Además de pasear y disfrutar de las plantas, acercaros al invernadero-cafetería, abierto durante los meses de verano, además del zoológico y el parque infantil. Abre todos los días del año, y la entrada es gratuita.

- Museo Einar Jonsson

Einar Jonsson fue el escultor islandés más importante. Él mismo creó y diseñó este museo, que alberga varios cientos de sus obras. La primera piedra del museo se colocó en 1916, y fue en su momento el primer museo de arte de Islandia. Está rodeado por un jardín de esculturas, obras del artista. También hay una tienda dentro, que vende modelos de las obras, libros y postales. El museo abre de martes a domingo, de junio al 15 de septiembre, de 14.00 a 17.00 horas, del 16 de septiembre al 31 de mayo sólo abre los sábados y domingos de 14.00 a 17.00 horas. Cierra en diciembre y enero.

EXCURSIONES EN REYKJAVIK

Desde Reykjavik una de las mejores excursiones que podéis hacer es a la Laguna Azul, 50 kilómetros al suroeste de la ciudad. Esta laguna se halla en un campo de lava, lleno de minerales ricos en agua caliente, un géiser espectacular. De ahí podemos ir hasta las Cataratas Gullfoss, consideradas una de las más bellas del mundo. La caídas de agua son poderosas y espectaculares.

Otra gran excursión es el extraño paisaje del valle Haukadalur, en la llanura sur de Islandia, donde las aguas termales bullen a chorros. Allí tenemos el Gran Géiser, uno de los fenómenos más increíbles del mundo. Por último, 50 kilómetros al este de Reykjavik se halla el Parque Nacional de Thingvellir, el lugar histórico más importante de Islandia, lleno de maravillas naturales y geológicas.

GASTRONOMÍA EN ISLANDIA

En Reykjavik, y en extensión, por toda Islandia, podemos comer carne, pescados y productos lácteos. Aquí más que cocinar, lo más atractivo es la forma que tienen de conservar los alimentos, con el uso de la salazón o el ahumado. Para probar, podemos empezar con el skyr, una especie de queso blanco, y pescados como salmón, truchas, bacalao o arenque.

Si os gusta la carne, la mejor en Islandia es la de reno, cordero y perdiz. En cualquier restaurante hallaréis sopas de pescado, como la fiskisúpa, la surmatur o la morcilla de cordero blodmor. Para pedir de postre, Islandia es un paraíso del yogurt, la cuajada y los quesos. Para beber, algo fuerte, el brennivín, una especie de aguardiente, ideal para los meses fríos.

COMPRAS EN REYKJAVIK

La mayoría de las tiendas de Reykjavik las encontraréis en las zonas de Laugavegur y Skolavoroustígur, sobre todo en las calles laterales de la primera. Otras calles comerciales son Austurstraeti, para comprar souvenirs y recuerdos, y Bankastraeti. En Reykjavik podéis comprar sobre todo joyas y artículos de lana. Las tiendas abren de 09.00 a 18.00 horas entre semana, y los sábados de 10.00 a 16.00 horas. Los domingos cierran casi todas las tiendas, a excepción de las que venden lana y guantes para la nieve.

VIDA NOCTURNA EN REYKJAVIK

En Reykjavik tenéis más de cincuenta bares y discotecas, sobre todo en el centro de la ciudad. Lo mejor es ir de bar en bar y pasar una noche estupenda. Los islandeses salen a la caída de la tarde, y los más aventureros no suelen dejar de disfrutar hasta bien entrada la madrugada.

CÓMO LLEGAR A REYKJAVIK

A Islandia se puede llegar tanto en avión como en barco, aunque por regla general casi todo el mundo viaja en avión. El Aeropuerto de Reykjavik se halla a cinco kilómetros de la ciudad. Hay autobuses y taxis que conectan con la capital, sobre todo un autobús expreso que va directo. Desde España se puede volar directamente desde Alicante, Barcelona o Madrid, y se tarda unas cuatro horas.

TRANSPORTES EN REYKJAVIK

Hay un excelente sistema de autobuses en Reykjavik, que cubre el centro y los barrios de la periferia. Estos autobuses operan entre las 07.00 de la mañana y medianoche, aunque con menos frecuencia los fines de semana. También veréis mucha gente andando en bicicleta por la ciudad, ya que el centro está atravesado por un carril bici. También es muy recomendable alquilar un coche, ya que el tráfico en Reykjavik es bueno.

http://sobreturismo.es/2010/02/26/viaje-a-reykjavik-guia-de-turismo

Guía de viaje de Reikiavik

La historia de la fundación de Reikiavik es tan romántica y cautivadora como el paisaje sobre el que se asienta, un desierto lunar y volcánico en los confines del Atlántico dominado por la sombría mole del monte Esja. La leyenda cuenta que la capital más septentrional del mundo fue fundada por un vikingo llamado Ingólfur Arnarson. Según los textos de las antiguas sagas islandesas, Arnarson siguió la tradición nórdica de dejar que los dioses decidieran el emplazamiento de su nuevo hogar. Al acercarse a la costa islandesa, lanzó dos pilares de madera por la borda y envió a sus esclavos para averiguar el lugar de la costa en el que habían sido depositados en el mar. Después de haber navegado frente a las fértiles tierras del sur de la isla, quedaron decepcionados al encontrar los pilares en el norte y Arnarson exclamó: "Avistamos buenas tierras para acabar colonizando este remoto cabo". Arnarson llamó al lugar Reykjavik ("Bahía Humeante") por las fumarolas que salían de la tierra.

En la actualidad, estas mismas fuentes geotérmicas del subsuelo de la ciudad proporcionan casi toda la calefacción y agua caliente a las casas de la capital, siendo la única consecuencia negativa el ligero olor a sulfuro de hidrógeno presente sobre todo a la hora de la ducha. El reducido nivel de emisiones de gases hace que la ciudad tenga una atmósfera limpia y cielos cristalinos siempre que no llueva. La ausencia de polución se debe también al tamaño comparativamente pequeño de la capital. Reikiavik consistía únicamente en un puñado de granjas hasta que una pequeña comunidad comerciante comenzó a prosperar a mediados del siglo XVIII. Se le concedió estatuto municipal y poco a poco se desarrolló como centro urbano. A finales de la II Guerra Mundial, Islandia obtuvo la autonomía total de Dinamarca y Reikiavik se convirtió en la capital de la nueva nación. Hoy en día, conserva todavía un aire de ciudad provinciana con sus edificios bajos y sus casas de colores brillantes, aunque es el hogar de tres de cada cinco islandeses y domina el país política, económica, social y culturalmente.

Desde la cumbre Reagan-Gorvachov de 1986 en la que los dos dirigentes pusieron fin a la Guerra Fría, Reikiavik se ha convertido en un inusual destino turístico. Se han publicado incontables artículos centrados en su desenfrenada vida nocturna y miles de turistas llegan cada año en busca de los legendarios bares y discotecas. Esto resulta aún más increíble si se tiene en cuenta que la prohibición del consumo de cerveza se levantó en 1989. Sin embargo, la población local ha sabido recuperar el tiempo perdido y durante los fines de semana el centro se convierte en un espectáculo de puro hedonismo. Quizás tenga que ver también el hecho de que durante los fines de semana la mayoría de los islandeses se olvidan de su carácter nórdico y sacan el lado céltico y juerguista de su herencia (los vikingos secuestraron a muchos escoceses e irlandeses en su camino a Islandia), que se manifiesta en su simpatía y buena predisposición hacia los visitantes extranjeros.

Durante el día, Reikiavik es un lugar tranquilo con cuidadas casas, calles limpias y un ritmo de vida relajado. Hay multitud de atracciones culturales, incontables cafés, seis baños geotérmicos y numerosas oportunidades para realizar excursiones al interior del país. Una de las ventajas de la ciudad es que todas las atracciones turísticas están situadas a poca distancia a pie. Los festivales de carácter cultural están multiplicándose y estableciéndose al mismo tiempo que Islandia asume su identidad cultural.

La ciudad de Reikiavik está situada en la parte suroeste de la isla, en la bahía Faxaflói, lo que le da a la ciudad un clima muy húmedo con lluvia y viento del Atlántico. Sin embargo, la corriente del Golfo hace que las temperaturas sean más agradables de lo que cabría esperar por su situación. Aún así, los inviernos son largos e inhóspitos, con tan sólo cuatro horas de luz en algunos días, aunque la oportunidad de ver las auroras boreales compensa todos los males. El verano, por el contrario, es la temporada del famoso sol de medianoche y el momento en el que la ciudad muestra su cara más alegre y luminosa.

http://www.guiamundialdeviajes.com/reikiavik

Cosas que ver en Reikiavik

Tourist information:

Centro de Información Turística

Adalstraeti 2

Tel: 562 3045. Fax: 562 3057.

E-mail: info@visitreykjavik.is o tourinfo@tourinfo.is

Página web: http://www.tourist.reykjavik.is/

Horario: Todos los días de 08.30-19.00 (verano); de lunes a viernes de 09.00-18.00; sábados y domingos de 10.00-14.00 (invierno).

Se puede obtener más información a través del Servicio de Información del Ayuntamiento, Vonarstraeti. Reykjavik Complete (tel: 590 1500; fax: 590 1501; página web: http://www.tourist.reykjavik.is/) dirige el Centro de Información Turística y también puede facilitar información.

Tarjetas turísticas:

Reykjavik Card es un pase disponible para uno (1.200ISK), dos (1.700ISK) o tres días (2.200ISK) que permite viajes ilimitados en autobús urbano y el acceso a seis piscinas geotérmicas y museos y galerías. Se puede adquirir en el Centro de Información Turística, en el ayuntamiento, en la estación central de autobuses, en hoteles, pensiones, museos y piscinas.

Qué ver:

Hafnarfjördur (Harbour-fjord)

Hafnarfjördur ha sido conocida desde hace tiempo como la "Ciudad de la Lava" debido a su ubicación en lo alto de la formación de lava de Burfell, producto de una erupción 7.000 años atrás. La antigua población, enclavada en una bahía natural, es en la actualidad un barrio de Reikiavik. Obtuvo el estatuto de centro comercial hace varios siglos, pero hoy en día tiene reputación de ser un centro cultural. Las atracciones más destacadas son el jardín de esculturas en Vidistadir, el faro y un yacimiento arqueológico anterior a los tiempos de la reforma luterana. Otros museos presentes en este barrio son el Museo Marítimo de Islandia, el Museo de Historia Local y el Museo de Correos y Telecomunicaciones. La zona cuenta también con dos piscinas geotérmicas y un club de golf, el Keilier Golf Club.

Oficina de Información Turística de Hafnarfjördur

Vesturgata 8, Hafnarfjördur

Tel: 565 0661. Fax: 565 2914.

E-mail: tourist-info@hafnarfjordur.is o hafnarfjordur@lava.is

Página web: www.hafnarfjordur.is/tourist-info

Transporte: Autobús 140.

Horario: De lunes a viernes de 09.00-18.00, sábados y domingos de 10.00-16.00 (verano); de lunes a viernes de 13.00-16.00 (invierno).

Museo Sigurjon Olafsson

Está dedicado a la obra del artista Sigurjon Olafsson (1908-1982), que nació y vivió en Islandia. Sus pulcros suelos de madera y sus blancas paredes son el marco ideal para las obras vanguardistas que se exponen. Olafsson utilizó collages de madera, metal, escayola, piedra y hormigón para crear obras inspiradas en las sagas islandesas que combinaban estilos abstractos. Aunque se trata de un museo poco visitado y casi desconocido entre los turistas, los residentes locales le tienen un gran aprecio y bien merece una visita. Durante el verano acoge conciertos los martes por la tarde y tiene un café con hermosas vistas del océano.

Laugarnestangi 70

Tel: 553 2906. Fax: 581 4553.

Página web: http://www.lso.is/

Transporte: Autobús 4 ó 5.

Horario: de martes a domigo de 14.00-17.00 (verano); sábados y domingos de 14.00-17.00 (invierno). Cierra en diciembre y enero.

Entrada: Gratis.

Hallgrímskirkja (Iglesia de Hallgrímur)

El edificio más alto e imponente de Reikiavik es visible desde una distancia de 20km (12 millas). Su construcción comenzó a finales de la década de los 40 y terminó en 1986. El resultado, una enorme estructura arquitectónica que recuerda a la lava basáltica, recibió reacciones mezcladas de los habitantes de la ciudad. La mayoría de la gente viene aquí para disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas que se pueden apreciar desde la torre.

Skólavörduholt

Tel: 510 1000. Fax: 510 1010.

Página web: http://www.hallgrimskirkja.is/ (en islandés)

Transporte: Autobús 2, 3, 4, 5, 6, 7, 110, 111, 112 ó 115.

Horario: Todos los días de 09.00-20.00 (hasta las 22.00 los jueves de verano).

Entrada: Gratis (iglesia); 350ISK, descuentos disponibles (torre).

Perlan (La Perla)

Tras un paseo por unos preciosos jardines se llega a la cima de Öskjuhlíd Hill y a la obra maestra arquitectónica de Reikiavik: la Perla. Se trata de toda una proeza arquitectónica en forma de estructura de cristal que alberga un restaurante giratorio sostenido por unos tanques de agua caliente. El cuarto nivel tiene una plataforma exterior con vistas a la ciudad, mientras que la planta baja acoge el Saga Museum, una exhibición dinámica y multifuncional que muestra los momentos claves de la historia islandesa, proporcionando una visión única de los primeros tiempos de los colonizadores a finales del siglo IX hasta el periodo de la Reforma. Los dioramas han sido creados con figuras realistas de silicona cuyos rasgos fueron tomados de habitantes de Reikiavik, por lo que al visitante no le resultará extraño reconocer alguna cara familiar por la calle después de haber visitado el museo.

Öskjuhlíd Hill

Tel: 562 0203 ó 562 0200 (restaurante) Fax: 562 0207 (restaurante).

Página web: http://www.perlan.is/

Transporte

: Autobús 7 desde Laekjartorg.

Horario: Todos los días de 10.00 a 22.00 (el restaurante abre hasta las 23.00).

Entrada: Gratis.

Saga Museum

Tel: 511 1517 ó 694 3096 ó 897 2410.

E-mail: agusta@backman.is

Página

web: http://www.sagamuseum.is/

Horario

: Todos los días de 10.00-18.00.

Entrada: 800ISK; descuentos disponibles.

Listasafn Íslands (Galería Nacional de Islandia)

La Galería Nacional acoge una colección permanente de pinturas y esculturas de artistas islandeses e internacionales de los siglos XIX y XX. También alberga exposiciones temporales de arte islandes. Ubicada en un edificio modernista construido originalmente para almacenar hielo, comprende cuatro salas de exposiciones, un café, una sala de conferencias, una biblioteca de arte y una librería.

Fríkirkjuvegur 7

Tel: 515 9600. Fax: 562 1312.

E-mail: list@natgall.is

Página

web: http://www.listasafn.is/

Transporte

: Autobús 2, 3, 4, 5, 6, 7, 110, 111, 112 ó 115.

Horario: De martes a domingo de 11.00-17.00 (la biblioteca tiene un horario más reducido).

Entrada: 400ISK (descuentos disponibles).

Listasafn Reykjavikur (Museo de Arte de Reikiavik)

Aunque conocido colectivamente como el Museo de Arte de Reikiavik, esta institución comprende en realidad tres edificios (la Harbour House o Hafnarhúsid, el Museo de Escultura Ásmundur Sveinsson y la Colección Kjarval) que contienen una gran riqueza de muestras de la cultura islandesa. Harbour House acoge la Colección Erró, el Museo de Arquitectura y la Colección de Arte de Reykiavik. Está situada cerca del puerto y dispone también de seis salas de exposiciones, un espacio multiusos, patio exterior, librería y cafetería. Las exposiciones muestran obras de artistas contemporáneos islandeses e internacionales en diferentes formatos. El Museo de Escultura Ásmundur Sveinsson está dedicado a las esculturas de este artista y la colección se expone en su antigua casa y estudio de trabajo. La galería Kjarvalsstadethir acoge obras de artistas islandeses e internacionales del siglo XX. Tiene una tienda y una cafetería con vistas al parque Miklatún y al edificio Perlan.

Página web: http://www.listasafnreykjavikur.is/

Entrada

: 500ISK (entrada diaria para los tres museos); lunes gratis; descuentos disponibles.

Harbour House

Tryggvagötu 17

Tel: 590 1200. Fax: 590 1201.

Transporte: Autobús 2, 3, 4, 5, 6, 7, 110, 111, 112, 115, 140 ó 150, parada en Laekjarbor (paseo de cinco minutos hasta el museo).

Horario: Todos los días de 10.00-17.00.

Museo de Escultura Ásmundur Sveinsson Sigtún

Tel: 553 2155.

Transporte: Autobús 2 y 5.

Horario: Todos los días de 10.00-16.00 (mayo-septiembre); todos los días de 13.00-16.00 (octubre-abril).

Kjarvalsstadethir

Flókagata

Tel: 552 6131.

Transporte: Autobús 2, 3, 4, 5, 6, 10, 11, 12, 15, 140 y 150, parada en Hlemmur (paseo de cinco minutos desde el museo).

Horario: Todos los días de 10.00-17.00.

Thjódminjasafn Íslands (Museo Nacional)

Fundado en 1863, el Museo Nacional, que acaba de volver a abrir sus puertas, contiene un gran número de reliquias y objetos procedentes de los once siglos de historia de Reikiavik: desde telas de altares medievales hasta su atracción estrella, una puerta del siglo XII que muestra una escena de batalla. El museo cubre todos los aspectos de la vida islandesa desde los tiempos de la colonización hasta el presente. También se exponen hallazgos arqueológicos sepultados tras la erupción del monte Hekla en 1106, la primera Biblia impresa en islandés, una historia de la brujería islandesa y un censo de 1703 con detalles de la gente y del ganado que habitaba la isla en esa época.

Sudurgata 41

Tel: 530 2200. Fax: 530 2201.

Página web: http://www.natmus.is/

Transporte

: Autobús 2, 3, 4, 5, 6, 14, 110 ó 112.

Horario: Todos los días de 10.00-18.00 (verano) y de 11.00-17.00 (invierno). Cierra los lunes.

Entrada: 600ISK; descuentos disponibles; miércoles gratis.

Árbæjarsafn (Museo Folclórico de Árbær)

Es el museo folclórico de la capital y el museo al aire libre más grande de Islandia. Está compuesto por 30 edificios tradicionales traídos desde el centro de Reykiavik, procedentes del periodo comprendido entre 1820 y 1920. Todos los domingos se celebran eventos con música de acordeón en directo y los artesanos muestran sus habilidades tradicionales casi todos los días. El ordeño tiene lugar cada día a las 16.30 y es muy popular entre los niños, así como los paseos a caballo los sábados.

Árbæjarsafn v/Kistuhyl

Tel: 577 1111.

E-mail: abs@abs.rvk.is

Página

web: http://axis/integration/www.arbaejarsafn.is

Transporte

: Autobús 110 y 4 desde Lækjartorg y autobús 10 desde Hlemmur.

Horario: De martes a viernes de 10.00-17.00, lunes de 11.00-16.00, sábados y domingos de 10.00-18.00 (junio, julio y agosto). Fuera de la temporada de verano, las visitas guiadas tienen lugar los lunes, miércoles y viernes a las 13.00. Las visitas guiadas de grupos deben organizarse con antelación.

Entrada: 500ISK; descuentos disponibles.

Heiti Potturinn (Baños Calientes)

Las piscinas geotérmicas y los baños calientes juegan un papel muy importante en la vida de los islandeses. Las lecciones de natación son obligatorias y los estudiantes no pueden graduarse sin aprobar una prueba de natación. Las piscinas más calientes tienen temperaturas controladas de hasta 44°C (108°F) y se dice que sus aguas tienen propiedades medicinales. Es obligatorio ducharse desnudo a fondo antes de entrar en las piscinas, ya que apenas tienen cloro. La más grande de todas es Laugardalslaug, que dispone de una piscina de 50 metros (150 pies), toboganes acuáticos, cinco baños calientes con diferentes temperaturas y baño de vapor. Para obtener información sobre otras piscinas, véase la sección Deportes. Muchos residentes de la ciudad acostumbran a visitar estas piscinas entre las 08.00 y 09.00 para relajarse y ponerse al corriente de los últimos cotilleos antes de comenzar la jornada laboral, por lo que este es un buen momento para mezclarse con los locales.

Laugardalur, Sundlaugavegur

Tel: 553 4039. Fax: 581 1555.

Transporte: Autobús 4, 5, 9, 10, 11, 12 ó 15.

Horario: De lunes a viernes de 06.50-22.00, sábados y domingos de 08.00-20.00.

Entrada: 230ISK.

http://www.guiamundialdeviajes.com/reikiavik/coas-que-ver

Reikiavik, la capital más septentrional del planeta

Una decena de propuestas para descubrir una ciudad única y desconocida y el misterioso país-isla que la envuelve

EL VIAJERO 30 SEP 2008 - 14:39 CET

Fría, legendaria y volcánica, Islandia es un país moderno y avanzado pero que presume de la conservación de su espíritu vikingo y de un entorno natural y espectacular que mantiene casi intacto su aspecto primitivo.

La mitad de la población de Islandia vive en Reikiavik y sus ciudades colindantes, ubicadas en el suroeste. El interior de la isla, de un tamaño similar al de Andalucía, está deshabitado y son las costas las que aglutinan la mayor parte de núcleos de población.

EL VIAJERO recomienda diez actividades imprescindibles para enamorarse de Reikiavik e Islandia.

1. Aguas termales: Aunque la idea de llevar bañador a un país de gélidas connotaciones como Islandia puede sonar peregrina, en Reikiavik es tan necesario como la bufanda, incluso en pleno invierno. Sólo en la capital hay 126 piscinas públicas, cifra que no está nada mal para un país de 300.000 habitantes.

En verano, rara vez se alcanzan los 20 grados centígrados y, durante el invierno, la temperatura media en Reykjavík es de cero grados. En esta época, conviene tener cuidado al salir del agua caliente.

A media hora de la capital, la Laguna Azul (www.bluelagoon.com) invita a flotar en sus aguas sulfurosas, una experiencia única para el cuerpo en medio del calor y el poder curativo de sus turbias piscinas.

2. El agua de Islandia no es sólo disfrute físico sino también visual. Todo el país está repleto de géiseres, cascadas, fuentes termales y otros fenómenos naturales. Fuera de Reikiavik, no es una mala opción empezar por Nesjavellir, una zona geotérmica situada en el precioso entorno del lago Þingvallavatn. En Þingvellir se encuentra el parlamento operativo más antiguo del mundo, el Alþingi del año 930. La ruta prosigue por la cascada de Gullfoss y las fuentes termales de Geysir y Strokkur, con chorros de agua caliente.

Otras espectaculares cascadas islandesas que bien merecen una visita son la de Seljalandsfoss y la de Skogafoss.

3. Islandia al volante. Pocos países se complementan tan bien con los viajes de amor por la libertad como Islandia. Las vastas extensiones del paisaje despoblado ofrecen multitud de posibilidades para los deportes de aventura y la ciudad de Reikiavik cuenta con la oferta de cualquier ciudad europea: pasear, salir de noche o hacer amigos.

Para no perderse nada, lo mejor es recurrir a un coche para moverse con absoluta autonomía. La Carretera 1, de forma periférica, recorre todo el país a lo largo de 1.340 kilómetros. Apenas tiene tráfico así que, a pesar de ser la carretera principal, sólo cuenta con un carril por sentido. Fuera de la carretera 1, la mayor parte de vías son caminos con gravilla, por lo que será mejor alquilar un 4x4 y tener cuidado con los imprevistos que puedan aparecer, como por ejemplo, ríos sin puente.

4. Pero hay dos acontecimientos que superan la espectacularidad del paisaje islandés. Entre los meses de junio y julio, el Sol de Medianoche, ese sol de los países árticos y antárticos visible las 24 horas del día, es la atracción principal. En septiembre, comienza la temporada de la espectacular aurora boreal, ese precioso brillo multicolor que aparece en el cielo nocturno de los países escandinavos.

5. Dormir en granjas. Las opciones de alojamientos son muy variadas en todo el país y se ajustan a todos los gustos y presupuestos, desde los hoteles tradicionales a los hoteles de verano (internados acondicionados), pasando por hostales, granjas y cámpings.

Sin duda, lo más pintoresco es alojarse en granjas, como las de la cadena Icelandic Farm Holidays, que ofrece alojamiento y actividades en granjas situadas por todo el país.

Ver 'Vacaciones en la granja (islandesa)'

6. Comer. La oferta gastronómica islandesa es variada. Muy recomendables el pescado, el marisco, el cordero y el skyr, una especie de yogur de origen vikingo. Algo más de riesgo entraña la carne de tiburón, ya que su intenso sabor no siempre gusta. En Reikiavik destacan restaurantes como Humarhúsi y Rír frakkar, y, un poco más asequibles, Apótek y Hotel 101.

7. Ver ballenas. Islandia es uno de los mejores lugares del mundo para avistar ballenas, especialmente desde abril hasta septiembre. Desde escurridizas especies como la ballenas azul hasta las más populares como la jorobada. Además, la ballena Minke, la marsopa y el delfín blanco suelen acercarse a las costas islandesas.

8. El Reikiavik cultural. La capital islandesa acoge el Museo Nacional, lleno de reliquias del pasado, y la Casa de la Cultura, que contiene piezas como el Edda Menor de Snorri Sturluson, un manual de poética islandés cargado de historias mitológicas, o la Saga de Egill, una de las obras maestras de la narrativa escandinava medieval, escrita en prosa, y cuyo protagonista es el escaldo Egil.

Para aprender un poco más sobre la isla, en Bogarnes, a 74 kilómetros de la capital, el Centro de los Asentamientos recrea las condiciones en las que tuvieron que sobrevivir los primeros pobladores de la isla.

9. De compras. Aparte de los mercados de pescado y marisco, imprescindibles en un país que mira tanto al mar, Reikiavik ofrece multitud de lugares donde el visitante podrá disfrutar de sus compras. Una buena idea es acudir a Handverk Og Honnun para adquirir cerámica, vidrio y otras piezas de diseño islandés (12 Adalstraeti; www.handverkoghonnun.is). Para los que prefieran las joyas de diseñadores islandeses, la opción es dejarse caer por Gullsmidja Ola en el Centro Comercial de Smáralind (1 Hagasmári; www.smaralind.is).

10. El Reikiavik más moderno. El barrio más de moda es el pequeño Distrito 101 -llamado así por su código postal- y su momento de auge es el viernes por la noche, cuando las calles de esta céntrica zona de unas 20 manzanas están abarrotadas. Tiendas, restaurantes, bares, teatros, galerías, ... Todos esos locales tienen hueco en el 101. Y la noche se hace especialmente joven y larga cuando la luz del sol no se apaga.

http://elviajero.elpais.com/elviajero/2008/09/30/actualidad/1222767245_850215.html

Viajar a Islandia (I) Reikiavik - Una gran desconocida

Domingo, 20 de mayo 2012

Si estás cansado de las típicas vacaciones de siempre y quieres vivir una experiencia diferente, visita Islandia.

Reikiavik es la capital del país, un lugar que tiene mucho que ofrecerte, rodeado de una increíble naturaleza de gran belleza y singularidad. Se trata de una tierra viva, que aún no ha terminado de formarse, como bien se refleja por su alta actividad geotérmica y sus volcanes en constante ebullición.

La ciudad está situada al sudoeste del golfo de Faxaflói, un paisaje rodeado de mar y montaña, con un clima oceánico, su temperatura media anual ronda los 12 grados. Es la urbe más septentrional del mundo, con tan solo 180.000 habitantes, y es increíble la cantidad de vida que en ella podemos encontrar.

Su nombre, Reikiavik, significa “bahía humeante” ya que es una zona donde abundan los géiser, un tipo de fuente natural que periódicamente expulsa agua caliente a una gran presión, algo que lo convierte en un gran espectáculo de la naturaleza que podemos disfrutar en muy pocas partes del mundo.

Su historia es relativamente reciente, data del año 874, cuando llegó su primer colono, pero no es hasta el S. XVI cuando empieza a ser relevante, gracias al empuje del comercio.

Al pasear por sus calles no podemos dejar de fijarnos en sus edificaciones, la mayoría son casas bajas y de vivos colores, algunas de ellas muestran una exquisita y cuidada decoración floral, que parecen haber sido sacadas de algún cuento infantil.

Si algo llama la atención de esta ciudad es que no posee grandes monumentos, ni tampoco tiene un centro histórico sino que su mayor tesoro es el entorno en el que se encuentra.

Cuenta con algunas edificaciones que se han convertido en emblema de la ciudad, es el caso del edificio futurista de Perlan, el nuevo Palacio de Congresos y Conciertos, el Harpa, o la iglesia más grande de Islandia, Hallgrímskirkja, que debido a su gran altitud nos permite disfrutar de unas magníficas vistas de todo el paisaje. Recomendamos la visita a la Torre de la Paz (Imagine Peace) que inauguró Yoko Ono en el 2007.

Reikiavik es un enclave idílico para dar paseos en bicicleta los días soleados, coger un barco hasta la isla de Vioey, o pegarse un buen baño en la playa de Nauthólsuik, un lugar geotérmicamente calentado, que cuenta con bandera azul casi todo el año y sus aguas rondan los 20 grados casi permanentemente.

Sorprende su aire tan limpio y puro, un ejemplo de ello es que en los días buenos se puede ver a lo lejos el glaciar Snafellsness, que está a unas tres horas de distancia en coche.

Reikiavik figura entre las 15 ciudades más verdes del mundo desde el 2008 y se encuentra junto a Praga, dentro de la lista de Ciudades Verdes Europeas desde el año 2000.

Además se trata de una capital muy cosmopolita y moderna, volcada en la actividad cultural. Hay infinidad de galerías de arte, museos, librerías, tiendas de música y cafés. Es frecuente tropezarnos con conciertos improvisados en plena calle o encontrar recitales literarios dentro de alguna tienda de libros.

Además, entre los acontecimientos más importantes de la ciudad, se encuentran varios festivales que se celebran anualmente, ese es el caso del Festival de las Artes, el Festival Internacional de cine (RIFF) y el Festival de Jazz.

La ciudad cuenta con ofertas para todo tipo de público, todos los enamorados de la moda tienen una parada obligada en las principales calles comerciales de Laugavegur y Skolavöroustígur, donde hay infinidad de boutiques con creaciones de jóvenes diseñadores locales. Sin ninguna duda, esta área es una de las zonas más chic de la ciudad.

Los amantes de la gastronomía también encuentran aquí su sitio, ya que Reikiavik tiene un gran número de restaurantes, nadie puede abandonar la ciudad sin comer un perrito caliente del quiosco de Baejarins beztu pylsur, sin tomar una sabrosa sopa de cigala o degustar una cena de pescado en uno de los establecimientos de la zona portuaria. Dichos locales tienen como principal atractivo su ubicación: antiguos almacenes donde se guardaban los barcos y las redes de los pescadores.

Lo que más gusta al visitante y se convierte en uno de los mayores reclamos de Islandia es el avistamiento de ballenas y frailecillos, que podemos disfrutar gracias a excursiones que se realizan en barco durante los meses de abril a octubre.

Se puede volar a Reikiavik con Icelandair, a los mejores precios. Ida y vuelta desde Alicante a partir de 478€, con vuelos diarios. Dicha compañía también ofrece salidas desde Madrid y Barcelona.

Consultar http://www.icelandair.es

http://www.viajaratope.com/Noticias-3844-Viajar-a-Islandia-(I)-Reikiavik-una-gran-desconocida.html

Reikiavik1 (en islandés Acerca de este sonido /ˈreiːcaˌviːk/ (?·i), «bahía humeante») es la capital de Islandia. Situada al sur de la bahía Faxaflói, en una zona donde abundan los géiseres, su latitud es de 64º 08' N, muy cerca del Círculo Polar Ártico, lo que la convierte en la capital más septentrional de un Estado soberano. Durante el invierno sólo recibe cuatro horas de luz solar y durante el verano las noches son tan claras como el día.

Su población es de 120 165 habitantes (2008), un tercio de la del país; alcanza los 200 000 habitantes si se considera el distrito de la capital (Höfuðborgarsvæði). Desde 2008, la ciudad figura en la lista de las 15 ciudades más verdes del mundo elaborada por la revista Grist.2

Historia

Asentamiento

Se cree que en la zona de Reikiavik se fundó el primer asentamiento de noruegos, liderados por Ingólfur Arnarson para el año 870. Esto está registrado en el Landnámabók (el Libro del Asentamiento). Debido a los vapores de las fuentes termales, la ciudad recibió el nombre Reikiavik, que en islandés significa ‘bahía humeante’.

Industrialización

Reikiavik no es mencionada en ninguna fuente medieval sino como una tierra rural. Sin embargo, para el siglo XVIII se dio comienzo a la industrialización y por lo tanto, el crecimiento urbano. Los gobernantes de Dinamarca apoyaron ideas de una industria doméstica en Islandia que ayudaría a traer el progreso tan esperado a la isla. En 1752 el rey de Dinamarca donó el estado de Reikiavik a la Corporación Innréttingar; el nombre viene del danés (indretninger) que significa emprendedor.

En la década de 1750 se construyeron varias casas para albergar algodón, industria que fue el mayor empleador en Reikiavik y la razón de su existencia por varias décadas. Otras manufacturas de Innréttingar eran la pesca, la extracción del sulfuro, agricultura y construcción de barcos.

Movimientos del comercio

En 1786 el asentamiento de 302 habitantes se convirtió en un municipio, la Corona Danesa abolió su monopolio comercial ese mismo año y concedió a seis comunidades alrededor de la ciudad una ruta de comercio exclusiva. Reikiavik era una de esas comunidades y la única en mantener esa comunicación permanentemente. 1786 es considerado el año de la fundación de Reikiavik, en 1986 cumplió sus 200 años.

Sin embargo, los derechos comerciales todavía estaban limitados a los asuntos de la Corona Danesa, y a medida que los comerciantes daneses dominaron el comercio islandés, sus negocios se expandieron. Después de 1880, el libre comercio empezó a extenderse a todos los países y fue creciendo la influencia de los mercantes islandeses.

Declaración como capital de Islandia

Reikiavik en 1860.

El movimiento nacionalista ganó mucha influencia durante el siglo XIX, y las ideas sobre la independencia de Islandia empezaron a extenderse. Como Reikiavik era la única ciudad de Islandia, se había convertido en el punto de concentración de tales ideas. Los partidarios del movimiento independentista sabían que Reikiavik debía ser fuerte para lograr ese objetivo. Los años más importantes de la lucha pro-independencia fueron muy importantes para la ciudad.

En el año 1845, el Alþingi, la Asamblea General que los islandeses habían creado en 930 fue reabierto esta vez en Reikiavik, después de haber sido suspendido varias décadas atrás en Þingvellir, su ubicación original. En aquel entonces el Alþingi cumplía las funciones de una Asamblea Consultiva, que sugería al Rey las acciones a tomar respecto a diferentes temas del país. La ubicación del Alþingi en Reikiavik hizo que la ciudad se convirtiera efectivamente en la capital de Islandia.

En 1874 Islandia recibió su primera constitución y con ella el Alþingi obtuvo algunos poderes legislativos limitados y en esencia se convirtió en la institución de hoy día. El paso siguiente era el de pasar el poder ejecutivo a Islandia, y ello se logró gracias a la Casa de Gobierno en 1904 cuando se estableció la oficina del Primer Ministro en Reikiavik. El mayor paso a la independencia fue dado el 1 de diciembre de 1918 cuando el país se convirtió en estado soberano de la Corona de Dinamarca.

Ocupación y creación de la República

En las décadas de 1920 y 1930 la creciente industria pesquera surgió de Reikiavik siendo el bacalao el principal producto de la industria. Sin embargo, para finales de 1929 la Gran Depresión golpeó a la ciudad con la desocupación y conflictos gremiales, de los cuales muchos terminaron en violencia.

En la mañana del 10 de mayo de 1940, cuatro acorazados de guerra llegaron a Reikiavik y anclaron en el puerto. En pocas horas, la ocupación aliada se completó sin escalada de violencia. El gobierno islandés había recibido de parte del gobierno británico el pedido para la ocupación, pero ésta siempre había sido declinada, basándose en la política neutral adoptada por el país. En los siguientes años que quedaban de la Segunda Guerra Mundial, los soldados británicos y posteriormente estadounidenses construyeron bases en Reikiavik. El número de soldados extranjeros en Reikiavik era equivalente a la población actual de la ciudad.

Los efectos económicos de la ocupación fueron muy positivos para la ciudad cuando se desvanecieron los efectos de la Gran Depresión y la demanda aumentó como nunca antes. Los británicos construyeron el aeropuerto de Reikiavik, que todavía opera, y los estadounidenses construyeron el Aeropuerto Internacional de Keflavík, a unos 50 km de la capital.

El 17 de junio de 1944 se fundó la República de Islandia, y un presidente elegido por voto popular asumió las funciones del monarca danés.

Crecimiento de la posguerra

En los años de posguerra, el crecimiento de Reikiavik se fortaleció. Un éxodo de campesinos empezó a poblar la ciudad principalmente debido a las mejoras en la tecnología de la agricultura que redujo la fuerza laboral de aquel sector y debido a la explosión demográfica provocada por las mejores condiciones de vida en Islandia. El grupo de migración a Reikiavik estaba formado, principalmente, por jóvenes que llegaron a la ciudad para alcanzar el "Sueño de Reikiavik" y con el tiempo la capital se convirtió en la ciudad de los niños. La planificación urbana se modificó de manera muy notable con la construcción de complejos habitacionales en las zonas de los suburbios.

En 1972, Reikiavik fue sede del campeonato mundial de ajedrez entre Bobby Fischer y Boris Spassky.

De la década de 1980 hasta el siglo XXI

En las últimas dos décadas, Reikiavik se ha convertido en un centro importante de la comunidad global. En 1986 fue sede de la cumbre entre Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov, remarcando el nuevo estatus político de Reikiavik. La desregulación del sector financiero y la revolución informática han contribuido a una nueva transformación de Reikiavik. El sector financiero y la tecnología de la información son los principales empleadores de la ciudad.

Reikiavik también ha contribuido a la cultura con famosas personalidades como la cantante Björk y la banda de rock Sigur Rós.

Geografía

Reikiavik está ubicada sobre el margen sudoeste de Islandia, en la bahía Faxaflói. El área costera de Reikiavik se caracteriza por la presencia de penínsulas, ensenadas, estrechos y pequeñas islas. La mayor parte de la ciudad de Reikiavik está ubicada sobre la península Seltjarnarnes, pero los suburbios se extienden al sur y este de la península.

Reikiavik es una ciudad dispersa; la mayor parte del área urbana se presenta en la forma de suburbios de baja densidad y las casas, por lo general, se encuentran a distancias espaciadas.

Los vecindarios residenciales exteriores están más espaciados y entre ellos corren las principales arterias del tráfico y hay muchos espacios vacíos con pequeño valor recreacional o estético.

Fueron las generaciones más jóvenes la que han contribuido a este tipo de urbanismo. Los ríos más grandes que atraviesan Reikiavik son los Ríos Elliðaár, no navegables. La montaña más alta en las vecindades de Reikiávik es el monte Esja, a unos 914 msnm.

La población de Reikiavik en 2008 era de 119.848 habitantes, de los cuales 58.762 eran hombres y 58.959 mujeres. La población combinada del área metropolitana de Reikiávik en 2008 era de 201.585 habitantes. La ciudad es un gran centro multicultural que presenta más de 100 nacionalidades distintas y un 9,0% de población extranjera.3

http://es.wikipedia.org/wiki/Reikiavik

http://es.wikipedia.org/wiki/Reikiavik

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_Iceland

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.visitreykjavik.is/

Contador: 4534

Inserción: 2013-06-16 15:00:46

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET