ColomboColombo

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Cartagena de Indias

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 4/5 (5 Votos)

Continente: América

País: Colombia

Localización:

Año: 1533

Estado: Terminado

Descripción:Colombia Destinos, Históricos Cartagena de Indias

El departamento de Bolívar está ubicado en el trópico colombiano a orillas del mar Caribe. Es una región de gran importancia, ya que fue cuna de la independencia de Colombia. Cartagena, de elegantes carruajes tirados por caballos y de arquitectura colonial, narra, con sus principales centros turísticos, la historia de los inicios de la independencia americana que empezó en Colombia.

La ciudad de Cartagena y Santa Cruz de Mompox, pueblito de gran encanto por considerarse una isla en medio del río Magdalena, son los dos destinos más reconocidos. Ambos lugares han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Igualmente, está San Basilio de Palenque, corregimiento del municipio de Mahates, antiguo refugio de negros cimarrones, que conserva intactas sus tradiciones africanas y su propia lengua, y que fue declarado por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad en el 2003.

***

Atractivos Culturales e Históricos de Cartagena

El centro amurallado y sus estrechas y bellas callejas, las casas de arquitectura colonial y balcones floridos, el ambiente diurno de cultura, comercio y actividad administrativa, sitios históricos, playas y otros atractivos naturales y el disfrute del sol y del mar, así como la atmósfera nocturna de diversión en discotecas, casinos, teatros, terrazas, espectáculos al aire libre y en recintos cerrados, sumado todo a la comodidad de un buen alojamiento, hacen de Cartagena las más bella ciudad del continente americano.

Centro Histórico dentro del Recinto Amurallado

Las Murallas

El centro histórico se encuentra rodeado por 11 kilómetros de murallas. Estas se complementaban con fortificaciones a lo largo de la costa, como los fuertes de San Sebastián del Pastelillo y el castillo de San Fernando de Bocachica, y con un inmenso fuerte en el flanco terrestre, el castillo de San Felipe, que hacían de Cartagena una plaza inexpugnable.

Las murallas fueron hechas en varias etapas. La construcción de la primera se inició en agosto de 1586 bajo la dirección de Bautista Antonelli, ingeniero italiano que trabajaba para España, pero tan sólo dos años después fueron arruinadas por elementos adversos de la naturaleza. En la construcción trabajó el ingeniero Cristóbal de Rada desde 1608, quien logró amurallar la mayoría del sector central frente al mar abierto; pero casi la totalidad de lo realizado fue arrasado por una marejada en 1628.

Baluarte de San Ignacio

De nuevo, le tocó a Cristóbal de Rada reiniciar las obras y finalizarlas. De los veinte baluartes que comprendían las murallas de la ciudad antigua y de Getsemaní, hoy solamente se mantienen en pie 16, que se conservan en buen estado. El baluarte de San Ignacio, que en asocio con el siguiente, el baluarte de San Francisco; tenían como misión defender el muelle contra cualquier invasión.

Los baluartes de Santiago Apóstol y de Santo Domingo, los más antiguos que se preservan. Estos y otros tres baluartes: Santa Cruz, La Merced y Santa Clara, forman el conjunto denominado La Muralla de la Marina. El extremo norte de la ciudad estaba protegido por el baluarte de Santa Catalina, que con el de San Lucas componen uno de los tramos más imponentes del amurallado. Fue derribado el baluarte de San Pedro Mártir que concluye el cerco total de las murallas y empataba con la Torre del Reloj.

En cuanto a las murallas de Getsemaní, el baluarte El Reducto se construyó para salvaguardar la entrada a la bahía de las Ánimas. Otro tramo importante comprende los baluartes de San José, Santa Bárbara, Santa Teresa y San Miguel.

Puerta y Torre del Reloj

Es la entrada significativa a la ciudad amurallada. De las tres puertas que están abiertas, solo la central existía en el pasado, y los otros espacios estaban ocupados por una sala de armas y una capilla. En la nave central se localiza un boquete que servía para dar cabida a los péndulos del antiguo reloj, reemplazado en 1875.

La cara externa presenta en su arco central un pórtico de estilo toscano, mientras que la cara interior, mucho más austera, lleva una inscripción sobre el edificio. La Puerta del Reloj da paso a la plaza de los Coches.

Plazas y Parques

Plaza de los Coches

Es la primera que está al pasar la Puerta del Reloj. Antiguamente, en ella se efectuaba el mercado de esclavos. Los portales son típicos de la villa y sirven para sombrear las aceras peatonales, los cuales son aprovechados como expendio de diarios, loterías, dulces y cigarrillos. En el centro se destaca la estatua de don Pedro de Heredia, fundador de la ciudad circundada por bellas casonas de balcones de madera, en donde funcionan restaurantes, bares y discotecas.

En frente está El Portal de los Dulces con sus puestos de golosinas a lo largo de la galería y en el costado derecho de la plaza hay un atractivo bar al aire libre.

Plaza de la Aduana

Es la plaza más grande de la ciudad. Originalmente, fue destinada a servir como plaza de armas y, en su contorno, estuvieron las oficinas administrativas durante el periodo colonial. En su interior se encuentran algunas construcciones, entre ellas la mansión donde vivió don Pedro de Heredia. En el centro de esta plaza se levanta la estatua de Cristóbal Colón.

Como allí estuvo localizada durante el periodo de la República la casa de la Aduana, ese mismo nombre fue aplicado a la plaza. El actual Palacio Municipal es producto de la remodelación de la vieja casona de la Aduana. Una destacada construcción es la casa del Marqués del Premio Real, en donde funciona uno de los PIT (Puntos de Información Turística) de la ciudad. En el extremo sur y por la calle que conduce a la plaza de San Pedro Claver se encuentra el Museo de Arte Moderno.

Plaza de San Pedro Claver

Es uno de los lugares más hermosos del recinto. El marco de la plaza lo componen la iglesia de San Pedro Claver y una serie de locales artesanales, joyerías y restaurantes. La belleza del lugar la acrecientan múltiples esculturas y la estatua de San Pedro Claver del artista Enrique Grau, que contrasta con las esculturas hechas en chatarra de estilo vanguardista que representan los diversos oficios de autoría del maestro Edgardo Carmona. El edificio donde funciona el Museo de Arte Moderno, inaugurado en 1958, fue el almacén de Galeras. Al fondo de la pequeña callejuela se encuentra el baluarte de San Ignacio.

Plaza de Santo Domingo

Gertrudis, Fernando Botero

Es el epicentro de la esplendorosa vida nocturna cartagenera. En su entorno se encuentran gran variedad de locales como bares, anticuarios, joyerías, cafés y restaurantes típicos e internacionales, al aire libre o con aire acondicionado y que desde la mañana abren sus puertas, a veces hasta las horas de la madrugada. A la plaza concurren teatreros, músicos, bailarines y mimos. Dos singulares atractivos de este lugar son la Iglesia de Santo Domingo y la escultura Gertrudis, obra del maestro Fernando Botero.

Plaza de San Diego

Se trata de uno de los lugares preferidos tanto de los visitantes como de los propios cartageneros. El atractivo del sitio durante el día lo constituyen las edificaciones circundantes y la belleza de la Universidad de Bellas Artes. Alrededor existe una variada gama de restaurantes que en la noche la utilizan como terraza al aire libre. Muy cerca de allí queda la casa del Nobel colombiano de Literatura, Gabriel García Márquez.

un aire de frescura a este lugar en medio del intenso calor de la ciudad. Atracción singular para turistas. En su centro se encuentra una estatua ecuestre del libertador Simón Bolívar y, en la periferia, están el Palacio de la Inquisición, el Museo del Oro, el edificio republicano del Banco de la República y sus arcadas, y las oficinas del Concurso Nacional de la Belleza. En sus esquinas está la catedral Santa Catalina de Alejandría, la Gobernación y la biblioteca Rafael Calvo. En horas vespertinas, un grupo de Palenque y comunidades afrocaribeñas muestran la riqueza folclórica de la región para brindar un rato placentero a los transeúntes.

Parque del Centenario

Es el espacio más grande dentro de las murallas. En él se encuentran zonas verdes, sitios de enseñanza de conducción para niños y un patinódromo. Al parque lo circunda un muro con esculturas. En uno de sus frentes está el Camellón de los Mártires, que lleva hasta la Puerta del Reloj. En él existen bustos de varios mártires de la insurgencia libertadora. Además, el lugar es el símbolo de los primeros cien años del grito de independencia de Cartagena.

Plaza de Santa Teresa

El nombre de esta plaza se deriva del antiguo convento de Santa Teresa, situado al frente. Por este bello rincón de la ciudad, en el suroeste del casco amurallado se puede cruzar el pequeño puente sobre la boca de esta y apreciar el mar, el domo de la iglesia de San Pedro, el Museo Naval y el Parque de la Marina al que se tiene acceso inmediato.

Plaza de la Santísima Trinidad

Es el epicentro del barrio Getsemaní, con una iglesia que lleva este mismo nombre. En la plaza se vive un ambiente típicamente raizal, que mezcla la historia con la modernidad. Asimismo, desde allí se gestó el grito de independencia de Cartagena.

***

Museos y Palacios

Museo del Oro Zenú

Inaugurado por el Banco de la República, en 1982 abrió sus puertas al público. Contiene el más bello testimonio de la cultura Zenú.

En sus salas el visitante puede apreciar las manifestaciones culturales de ese grupo indígena. Exhibe preciosas joyas de oro y otras piezas precolombinas.

El área arqueológica Zenú está situada en los actuales departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y parte de Antioquia. Sus habitantes desarrollaron una sociedad jerarquizada cuya economía estaba basada en la agricultura, el manejo de recursos naturales y el trueque.

Museo de Arte Moderno

Exposiciones permanentes e itinerantes de arte pictórico y escultórico. Frente a él se encuentra la Plaza de San Pedro, en donde hacen alusión al museo varias esculturas (chatarras) de hierro que representan los oficios del hombre costeño.

Museo Naval

Ubicado en la calle San Juan de Dios, este singular museo contiene piezas y elementos relacionados con la historia naval colombiana. A su costado se encuentra la oficina del Festival Internacional de Cine de Cartagena, reconocible por una escultura de la India Catalina, imagen del galardón que año tras año premia a lo mejor del cine.

Palacio de la Inquisición / Archivo Histórico de Cartagena

Desde 1610, el mismo lugar servía de sede al Tribunal de Penas del Santo Oficio. Arquitectónicamente, es una de las más importantes muestras de la época colonial. Sobresalen el conjunto de entrada de estilo barroco y los balcones de madera.

La Inquisición tenía como objeto juzgar los delitos cometidos contra la fe religiosa. Nunca reconoció inocentes. Su jurisdicción comprendía Venezuela, Nicaragua, Santo Domingo, Islas de Barlovento, Panamá y el Nuevo Reino de Granada.

Comunicado con el palacio se encuentra el edificio que fue residencia de los inquisidores, que tenía trece cárceles secretas.

El 11 de noviembre de 1811, día de la Independencia de Cartagena, se incineraron simbólicamente los documentos del tribunal y se expulsó a los inquisidores. Este se reinstaló en 1815 con la venida de las tropas españolas comandadas por el general pacificador Pablo Morillo, y permaneció hasta 1821, año en que la ciudad quedó liberada totalmente.

Contiguo al Palacio se encuentran el Museo Colonial, la Academia de Historia y la Sociedad de Mejoras Públicas. En la actualidad en el Palacio funciona el Archivo Histórico de Cartagena.

Casa Bolívar

En esta casa colonial de la calle de San Agustín, se hospedó el Libertador. Existen salones de conferencias, biblioteca y varias piezas arqueológicas. Allí, Simón Bolívar escribió sobre la emancipación y libertad de Venezuela.

Palacio de la Gobernacion

En la actualidad, en este palacio funciona la sede principal del Gobierno Departamental. La destinación de esta edificación para centro administrativo no es reciente, pues desde 1767 funcionaba allí el Concejo de la Ciudad. Su arquitectura es una imitación de los palacios de la Vieja Castilla.

Teatro Heredia

Con su estilo de teatro de la ópera europeo de los siglos XVIII y XIX, fue construido en forma de herradura con palcos y balcones divididos por celosías de cedro que parecen encajes. Se construyó sobre la antigua iglesia de la Merced. Fue inaugurado oficialmente en 1911 con la realización de juegos florales y, en febrero de 1912, la compañía de Evangelina Adams estrenó su escenario.

Casa del Marqués de Valdehoyos

Residencia típicamente colonial que perteneció al Marqués de Valdehoyos, persona que tenía el privilegio de importar esclavos y harina. Sobresalen en ella su vistosa fachada, las ventanas con barrotes de madera finamente tallados y el balcón central que se comunica con el estar principal.

Los pisos y cielo rasos son también de madera. Ocasionalmente, en ella se llevan a cabo eventos culturales o actos sociales como exposiciones, recepciones y conferencias. Hoy es sede alterna de la Cancillería de la República

Biblioteca Bartolomé Calvo

De estilo neoclásico, contiene la más importante biblioteca de la ciudad.

Casa Mapfre, casa Skandia y edificio del Banco de la República.

En la misma calle de la Inquisición se sitúan dos antiguas mansiones restauradas. Y en la esquina con la calle del Landrinal se encuentra el edificio del Banco de la República, de estilo republicano, fácilmente reconocible por su larga serie de arcos. Este sector se conoce también como el Portal de los Escribanos. Allí funcionan las oficinas del Concurso Nacional de Belleza.

Arquitectura Religiosa

Se sabe que la construcción de templos y conventos en Cartagena fue obra de un reducido grupo de personas, por su unidad estética que predomina en la arquitectura civil de toda la cuidad. De hecho, es muy posible que las mismas manos hayan construido los claustros de La Popa, San Francisco, Santa Teresa, San Agustín, San Diego, La Merced y Santa Clara. Solamente se apartan de esta noción del claustro típico cartagenero los edificios de la Compañía de Jesús (San Pedro Claver) y Santo Domingo.

Santuario de San Pedro Claver

Tanto la iglesia como el monasterio fueron construidos a principios del siglo XVII por religiosos de la comunidad jesuita, por esta razón fue llamado antiguamente ‘Iglesia de San Ignacio de Loyola’. Su nombre actual es un merecido homenaje a San Pedro Claver, varón español cuya magnífica obra fue luchar por los desvalidos y los oprimidos. Él dio el paso más importante por la liberación definitiva de los esclavos, por lo que se le llamó el Apóstol de los negros. El santo, cuyos restos se conservan en una urna de la parte inferior del altar mayor, vivió y murió en el convento contiguo a la iglesia, y en su habitación, situada en el descanso la escalera de piedra que conduce al convento, se erigió una capilla. Existe un importante museo arqueológico.

En 1888 la iglesia fue restaurada, y en 1921 se le adicionó la actual cúpula, obra del arquitecto francés Gastón Lelarge.

Iglesia y Convento de Santo Domingo

Es el templo más antiguo de Cartagena. Su construcción se inició a finales del siglo XVI, y tuvo que superar cinco etapas para su conclusión. Los estribos que sobresalen en la calle fueron realizados al haber cedido los muros originales. Su torre está ligeramente torcida y, al igual que algunas iglesias de su época, tiene el ábside fortificado. El altar, de estilo barroco, tiene una imagen de Cristo tallada en madera a mediados del siglo pasado, llamada el Cristo de la exhalación; y una imagen de la Virgen cuya corona es de oro y esmeraldas. El arco, que se apoya en dos columnas y sostiene el coro, es famoso entre los arquitectos del mundo por ser casi recto.

Iglesia y monasterio de San Francisco

Fue utilizado como alojamiento temporal de los primeros inquisidores antes de comenzar a operar el tribunal en el panteón en que se instaló definitivamente. En la esquina vecina está situada la iglesia de la Tercera Orden, donde los militares recibían sepultura.

Iglesia de Santo Toribio de Mongrovejo

Esquina del Parque Fernández Madrid. Tiene características de ermita, con varios retablos de la época y un bonito altar.

Iglesia de la Trinidad

Se localiza en el propio centro del sector de Getsemaní. Alberga varias obras de arte religioso.

Monumentos

Monumento a la India Catalina

Se trata de una de las obras maestras del escultor Eladio Gil. La india simboliza la raza nativa. Se dice que Catalina, bella y valerosa guerrera nacida en la vecina localidad de Galerazamba, fue capturada por Alonso de Ojeda una vez terminado el motín en que murió el cartagenero Juan de la Cosa, en 1509. Posteriormente, Diego de Nicuesa se la llevó para Centroamérica y la vendió como esclava en Santo Domingo. Don Pedro de Heredia la trajo nuevamente a Cartagena como intérprete, en 1533.

Centro de Convenciones y Exposiciones Julio Cesar Turbay Ayala

Es uno de los mejor dotados de América Latina. Este recinto tiene capacidad para albergar a más de 4500 personas. Es de una gran versatilidad debido a que se puede utilizar para obras de teatro, espectáculos musicales, proyección de películas o grandes congresos. El cielo raso está contruido especialmente para reproducir la acústica que se requiera.

El Cuadrante es una de las áreas interiores donde se montan los estantes comerciales para los eventos, aledaño al Hall Grau y al Hall del Gran Salón Barahona.

El centro de convenciones tiene también grandes áreas al aire libre, como la Explanada de San Francisco y el Patio de Banderas, de 2100 metros cuadrados; el Claustro de las Ánimas, de 2277 metros cuadrados; y los jardines del Paseo del Arsenal, de 4200 metros. Es un lugar ideal para eventos de asistencia masiva en medio de las más hermosas vistas de la Cartagena antigua y de la bahía.

Las Bóvedas

Están situadas en el sector norte de la ciudad amurallada, entre los fuertes de Santa Clara y Santa Catalina. Consta de 47 arcos y 23 bóvedas propiamente dichas, y está considerada la última obra del periodo de la Colonia, ejecutada dentro del perímetro fortificado. Su utilización fue exclusivamente militar; sirvió a los españoles como cuartel y, posteriormente, durante la época de la Independencia y el inicio de la República, a los patriotas como cárceles. Las bóvedas fueron restauradas y en ellas se acondicionaron atractivos y originales locales donde funcionan galerías de arte, bares y almacenes de artesanías.

Parte Externa de las Murallas

Fortificación de San Felipe de Barajas Simplemente conocido como castillo de San Felipe

Es el más grande complejo defensivo levantado por la ingeniería militar española en el Nuevo Mundo. Se levanta en la cima del cerro de San Lázaro, estratégico punto desde el cual se podía advertir cualquier intento de invasión de la ciudad por tierra o mar.

Su construcción se inició en 1536 y se concluyó más de un siglo después, en 1657. Recibióel nombre de San Felipe en honor al soberano que reinaba por entonces, Felipe IV.

Este primer castillo era un bonete de forma triangular, con cuatro garitas, aljibe, almacén y alojamiento para los soldados, y estaba dotado de ocho cañones. El castillo resistió varios asaltos y resultó clave para la defensa de la ciudad 1741, de las tropas inglesas al mando del almirante Vernon. Sólo una vez cayó, en 1697, a manos de los franceses comandados por el Barón De Pointis.

En 1762, la amenaza de una nueva guerra con Inglaterra llevó a España a la decisión de reforzar todas las defensas de sus colonias. El ingeniero militar Antonio de Arévalo fue el encargado de convertir el castillo de San Felipe en una fortaleza inexpugnable. De Arévalo lo reforzó con baterías colaterales que daban cabida a 63 cañones. A su vez, este conjunto de baterías quedaba protegido por una muralla alta y de una pendiente tal que era imposible de escalar.

En el interior dispuso un intrincado tejido de túneles, galerías, desniveles y trampas, de tal modo que permitieran una retirada sucesiva de una batería a las siguientes, además de un ingenioso sistema de minas para volar el fuerte si llegaba a ser tomado por el enemigo.

Finalizado el peligro de las guerras, el castillo fue abandonado, e incluso sirvió de cantera, hasta cuando en 1928 se inició su restauración. En el acceso al recinto se encuentra la estatua del comandante general Don Blas de Lezo, defensor de Cartagena durante el ataque del almirante Vernon en 1741, aun siendo tuerto, cojo y manco.

Santuario de la Popa, Convento de la Candelaria

Desde la cima de la histórica colina se domina toda la ciudad y se puede observar uno de los más hermosos panoramas de conjunto a más de 170 metros de altitud. A principios del siglo XVII, en la cúspide de esta prominencia, los padres agustinos construyeron el claustro que se llamó Convento de Nuestra Señora de la Candelaria. Después fue el lugar de luchas; además, sirvió de cuartel y de fortín. Tras un largo periodo de abandono, la edificación fue restaurada por los agustinos en 1964. En la parte posterior se encuentra el sitio más escabroso de la colina, el Salto del Cabrón, desde donde según dice la leyenda, el primer superior del convento.

http://tecnologiaguianzasenaquindio2013.blogspot.com.es/2013/06/colombia-destinos-historicos-cartagena.html

[Cartagena de Indias]: Ecos del Caribe colonial

Claro que en la Avenida de Santander se alinean largas playas y torres de hoteles donde trenzarse el pelo y comer papayas y mangos que venden las zumbonas palanqueras. Pero no es esa la visión de Cartagena de Indias que a tantos hace soñar. Hay que ir al corazón colonial casi intacto, detenido en el tiempo, el que va a ejercer en el ánimo una fascinación instantánea, irremediable. La imaginación cede al encanto de la muy noble villa fundada por Don Pedro de Heredia en el año 1533, protegida por la Bahía de las Ánimas, y la obra defensiva ideada por el ingeniero italiano Bautista de Antonelli, responsable de parte de sus murallas encadenadas por 21 baluartes. Esta acorazada llegó a ser el puerto más importante del Virreinato, el mayor centro del comercio negro, a pesar de los asaltos tanto de piratas como de tropas inglesas y holandesas. Protegida por la Unesco desde el año 1991, su estado de conservación es la envidia de quien la visita.

Escenario de numerosas películas, Cartagena ha inspirado a novelistas y poetas. Sus cuatro barrios –Centro, San Diego, Matuna y Getsemaní– se reparten la vida turística y local. El Centro reúne la mayor cantidad de casonas con patios tropicales transformados en tiendas, hoteles y restaurantes donde disfrutar de la noche al son de una guitarra y un frescor centenario lleno de románticos misterios.

Leyendas coloniales

La Plaza de los Coches, donde zarpan las chivas o buses turísticos pintorescos, y en cuyos soportales se venden dulces de cajeta y coco, es el mejor punto de partida para dar un paseo a pie por las plazas de la Aduana, San Pedro y Bolívar, entre los gritos de los vendedores callejeros de tintos de café y carretas de granizados bajos las sombrillas de poliéster multicolores y el sonido de vallenatos y champetas. Al paso salen monumentos como el Convento de San Pedro Claver y el Palacio de la Inquisición, que en su interior guarda lo que en su momento fueron cárceles y cámaras de tortura. La Catedral o Basílica Menor, de 1575, se considera una de las más antiguas de América, y su altar está ricamente decorado. Un extra es alquilar una calesa en la vecina Puerta del Reloj (lo habitual es realizar el recorrido al atardecer –una hora cuesta alrededor de 12 €, conviene regatear–). El conductor siempre se anima a contar algunas leyendas cartageneras de las calles y lugares. Como la de la Calle La Mantilla –llamada así en homenaje al objeto con que una chica se ahorcó ante la marcha de su novio por traslado imprevisto y de fuerza mayor, sabiéndose embarazada y expuesta al escándalo–, o la de Tumbamuertos, debida al bache que volcaba todo los ataúdes de los coches de caballos.

Museos de interés

Junto a las construcciones civiles, con su típica estructura en torno a patios excelsos y humectantes que recuerdan a las grandes mansiones canarias, no hay que perderse visitas de interés como el de Museo de Arte Moderno (de 9 a 12 y de 15 a 19 horas. 1 €), el Museo Naval del Caribe (1,32 €) y el Museo del Oro y Arqueología (Plaza Bolívar, entrada libre), con piezas de la cultura Sinú. La iglesia de Santo Domingo es un punto de encuentro curioso, donde lo colonial se emplasta con una escultura de Botero.

Suspiros y esmeraldas

Para comprar, las artesanías resultan numerosas y de calidad. Las Bóvedas o antiguos calabozos acogen un surtido de tejidos y piezas de madera o paja. Desde allí, hay que apuntarse a un paseo por la parte superior de las murallas, con vistas del Caribe, los tejados y los baluartes. Las esmeraldas son una compra seria, ya que no son baratas (desde 42 € el quilate). En Colombian Mines Emeralds (Calle San Pedro Claver Cra 4) se venden con certificado de autenticidad y se admite cierto regateo. Las calles de Baloco, La Inquisición, La Mantilla, Santo Domingo y Santa Teresa incluyen algunos anticuarios donde suspirar por alguna talla o un detalle.

Cena y baile

Para comer, hay que probar las tentaciones del Café del Santísimo (Calle del Santísimo, 8) y acompañarse de un cóctel en el Restaurante San Pedro (Plaza de San Pedro Claver). Por la noche, la música internacional recoge el relevo en los baluartes al aire libre, donde se instalan la Tasca Bar El Baluarte (San Francisco), con música en vivo, y el Café del Mar (Santo Domingo). Para bailar, los clásicos locales se llaman Tu Candela y Mister Babilla (Getsemaní).

Ciudad fortificada

Fuera de las murallas, hay que pasear por el complejo fortificado del castillo de San Felipe de Barajas (2,64 €), subir al Convento de la Popa, desde donde se tienen unas vistas del Corralito estupendas, y, ya más lejos, acercarse hasta los fuertes de San Sebastián del Pastelillo y San Fernando. En el barrio de La Manga abundan los hoteles más asequibles, junto a algunos palacetes de los siglos XIX y XX. Como complemento, muchos viajeros realizan una excursión de un día en lancha rápida al archipiélago de las islas del Rosario (www.islasdelrosario.info. Desde 14 €), a una hora y media de distancia; allí se puede comer arroz con coco y pescado, tumbarse en una hamaca o ver el oceanario de San Martín. La visita garantiza olvidarse de todo.

http://viajar.especiales.elperiodico.com/50-grandes-viajes/america/cartagena-de-indias-ecos-del-caribe-colonial/

Cartagena de Indias, oficialmente Distrito Turístico y Cultural de Cartagena, más conocida como Cartagena, es una ciudad colombiana y capital del departamento de Bolívar.4 Fue fundada el 1.° de junio de 1533 por Pedro de Heredia.5 Desde 1991 Cartagena es un Distrito Turístico, Histórico y Cultural.6 La ciudad está localizada a orillas del mar Caribe.

A partir de su fundación en el siglo XVI y durante toda la época colonial española, Cartagena de Indias fue uno de los puertos más importantes de América.7 De esta época procede la mayor parte de su patrimonio artístico y cultural. El 11 de noviembre de 1811, Cartagena se declaró independiente de España. Este día es fiesta nacional en Colombia y en la ciudad es celebrado durante cuatro días conocidos como las "Fiestas de Independencia"8 .

Cartagena ha sido una ciudad principalmente asociada con la historia pirata, pues fue allí donde se presentaron numerosos ataques por parte de los piratas provenientes de Europa que encontraron en la ciudad, un lugar adecuado para saquear en la época colonial, lo que la hizo en su momento, convertirse en la ciudad más reforzada de América del Sur y el Caribe. En la actualidad su arquitectura colonial se mantiene.9

Con el paso del tiempo, Cartagena ha desarrollado su zona urbana, conservando el centro histórico y convirtiéndose en uno de los puertos de mayor importancia en Colombia, el Caribe y el mundo así como célebre destino turístico. La población total de su cabecera es de 955.250 habitantes1 , siendo la quinta (5) más poblada del país y la de su área metropolitana de 1.288.49010 habitantes con los municipios de Turbaco, Arjona, Turbana, Santa Rosa, Santa Catalina, Clemencia, María La Baja, Mahates, San Estanislao y Villanueva siendo Cartagena su núcleo, tiene una longitud de 13 km de Sur a Norte y 11 km de Oriente a Occidente. Su centro histórico, la «Ciudad Amurallada», fue declarado Patrimonio Nacional de Colombia en 1959 y por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1984.11 En el año 2007 su arquitectura militar fue galardonada como la cuarta maravilla de Colombia.12

Está comunicada por carretera con las principales ciudades del país: Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Ibagué, Bucaramanga y la región del Eje Cafetero.

Toponimia

En 1502, en un viaje que duró cuatro meses, Rodrigo de Bastidas descubrió la Costa Atlántica de Colombia, y con ella, la bahía de Cartagena de Indias, la cual bautizó así por ser tan cerrada como la de Cartagena, Murcia, España. El nombre de Cartagena del Poniente llega en el año 1533 para diferenciarla de Cartagena del Levante en España, de donde eran la mayoría de los marineros de Pedro de Heredia, quien la fundó en virtud de que el lugar (donde había encontrado un asentamiento indígena llamado «Calamari») se le hizo muy propicio para una plaza fuerte.

El nombre de Cartagena es una derivación de «Cartago Nova», nombre con el cual los cartagineses bautizaron esta colonia en la España de las Guerras Púnicas.

Símbolos

Bandera

La bandera de Cartagena de Indias fue adoptada desde que se declaró Estado Soberano independiente de España en el año 1811. Posee tres cuadriláteros de color rojo, amarillo y verde de afuera hacia adentro respectivamente y en el centro del cuadrilátero verde se encuentra una estrella blanca de 8 puntas. La bandera es llamada la “cuadrilonga” por su forma.

Escudo colonial

Este escudo se creó en 1574 cuando el Rey Felipe II de España decidió conceder un escudo de armas con "dos leones rojos y levantados, que tengan una cruz en el medio, asida con las manos y tan alta como los leones, hasta arriba, en campo dorado, y encima de la cruz, una corona entre las cabezas de dichos leones, con su timbre y follajes". Esta decisión fue tomada luego de que Cartagena de Indias había adquirido gran importancia como puerto central del nuevo territorio colonial donde el escudo tenía como fin ser usado en todos los actos oficiales de la ciudad.

Escudo republicano

Se adoptó cuando Cartagena de Indias había declarado su independencia de España y se había convertido en un Estado Soberano en 1811. En dicho escudo se aprecia una india sentada bajo la sombra de un cocotero, con su carcaj a la espalda, sosteniendo en su mano derecha una granada abierta de la cual se alimenta un turpial, con su mano izquierda sostiene un arco, y con su pie izquierdo pisa una cadena rota. Al fondo sobresale el cerro de la Popa, accidente geográfico más alto de la ciudad. El escudo representa la independencia y libertad que cobro la ciudad al ser la primera del en el Virreinato de la Nueva Granada. Actualmente es el escudo que posee la ciudad y ha sufrido varios cambios entre los cuales se destacan la inclusión de la fortaleza de San Felipe de Barajas al fondo, ícono arquitectónico que fue construido durante la conquista.13

Historia

La historia de Cartagena de Indias está dividida en varios periodos que tienen como punto de partida la llegada de Cristóbal Colón al continente americano. Comienza con el periodo antes de la llegada del imperio español o precolombino, época de la que apenas hay vestigios culturales, y sigue con el descubrimiento y colonización por parte de España (lo que constituye el período más esplendoroso de esta ciudad), los movimientos independentistas, la era republicana, los conflictos civiles, hasta cubrir la historia reciente.

***

Época colonial 1533-1717

La bahía de Cartagena de Indias era habitada por las naciones calamarí del grupo Karib, llamados Caribes por los españoles.14 Una cita de la época describía a los indígenas así:

"Calamari que en el lenguaje indígena significaba cangrejo y que Heredia y sus gentes españolizaron llamándole simplemente Calamar, era el nombre con que los nativos denominaban una aldea situada en el último repliegue de la bahía de Cartagena de Indias hacia el norte. Pueblo pajizo con techos que casi llegaban a tierra, rodeado de fuerte empalizada circular y de árboles espinosos coronados de calaveras cuyos habitantes estaban sumidos en secular barbarie, pero también en absoluta libertad."15

Artículos principales: Sitio de Cartagena de Indias (1741) e Independencia de Cartagena.

Durante la época colonial española fue uno de los puertos más importantes de América.7 De Cartagena salían las mayores riquezas que la Corona Española precisaba para el mantenimiento de aquella gigantesca empresa conquistadora, por rutas marítimas que terminaban en los puertos españoles de Cartagena, Cádiz y Sevilla.16 También fue el mayor punto de comercio de negros esclavos traídos del continente africano.17

El primer español en llegar a lo que hoy es Cartagena de Indias fue Rodrigo de Bastidas, notario en Sevilla. Bastidas había participado en uno de los primeros viajes del descubridor Cristóbal Colón a América. Inicialmente el área fue bautizada con el nombre de Golfo de Barú por el mismo Bastidas.18 En 1503 el cosmógrafo cántabro Juan de la Cosa pidió a la Reina de España Isabel la Católica que cambiara el nombre de Golfo de Barú por el de "Bahía de Cartagena". La Reina ordenó entonces cambiar el nombre por Real Provisión. El nombre de Cartagena fue dado debido a la similitud de la bahía con la de Cartagena de Levante en España y fue dado por acuerdo entre Juan de la Cosa y la misma Reina.18

La ciudad fue fundada el 1 de junio de 1533 por Pedro de Heredia y los soldados que le acompañaban, muchos de ellos originarios de Andalucía y Extremadura. La capitulación que le autorizaba decía: “Vos doy licencia y facultad para que podáis hacer y hagáis en la dicha provincia una fortaleza cual convenga para la defensa del español que en ella residiesen, en la parte que mejor os pareciese”. En la isla Calamarí, donde había un poblado indígena, asentó Heredia su cuartel y procedió a nombrar el Cabildo y trazar la ciudad.19 En 1538, la Corona autorizó el repartimiento general de indios entre los vecinos, y tasó los tributos. Cartagena es convertida en una sociedad colonial de encomenderos. El puerto fue cobrando importancia gracias a su bahía protegida por los militares españoles, la construcción de los fuertes y murallas y a su cercanía con la ciudad de Panamá otro puerto español importante.19 En los años siguientes Heredia fue encarcelado por crímenes contra el pueblo de los Sinú y, más tarde, condenado a muerte. Contrariamente a lo que se cree, la Corona velaba ya por los derechos humanos según las "Leyes de Indias". Pero Heredia logró escapar a España. De nada le valdría, pues murió al hundirse su navío en medio del océano.

Pedro de Heredia fundó Cartagena en el año 1533.

La Iglesia Católica estableció la Inquisición para velar por el poder de la fe católica, dada la propensión de los esclavos a cultos paganos que incluían formas de hechicería.17

Cartagena de Indias fue asaltada numerosas veces por piratas y tropas inglesas (Francis Drake, 1586), francesas y holandesas. Por esto, el rey Felipe II encomendó la misión al mariscal de campo Luis de Tejada y al ingeniero italiano Bautista Antonelli construir 11 km de murallas y fuertes que sirvieron de defensa en los siglos XVII y XVIII.20 La fortificación es la más completa de América del Sur y fue rematada en 1796 por el ingeniero español Don Antonio de Arévalo. Un sistema de zonas permitía resguardar la ciudad dividida en cinco barrios: Santa Catalina con la catedral y numerosos palacios estilo andaluz; Santo Toribio, donde vivían los comerciantes y la pequeña burguesía; La Merced, donde se ubicaba el cuartel del batallón fijo; San Sebastián, barrio de viviendas modestas de un solo piso y, por último, el arrabal de Getsemani, barrio de artesanos y trabajadores del puerto.

El 13 de marzo de 1741 la ciudad fue sitiada por las tropas del almirante inglés Edward Vernon, dando inicio al famoso Sitio de Cartagena de Indias. La escuadra inglesa estaba compuesta por 186 navíos y 31.400 hombres (la flota más grande reunida hasta entonces y que no sería superada hasta el Desembarco de Normandía),21 la cual se enfrentó contra las fuerzas españolas, que se contaban en 6 navíos y 3.000 hombres. La batalla fue un absoluto desastre para las fuerzas inglesas, contándose en éstas entre 8.000 y 11.000 bajas, y teniendo que retirándose el resto de las fuerzas tras fracasar el asedio. Dicho asedio fue repelido por el Teniente General de la Armada Española Blas de Lezo, y expulsados finalmente por el Coronel de Ingenieros Carlos Suillars de Desnaux y sus hombres.

El 11 de noviembre de 1811 Cartagena se convirtió en el segundo territorio que declaraba independencia absoluta de España en la actual Colombia, luego de Socorro el 10 de julio de 1810.22 Luego el 20 de agosto de 1815, en los primeros años de independencia de España, Cartagena de Indias fue objeto de una campaña de reconquista liderada por el general español Pablo Morillo, quien implantó un estado de sitio contra los insurrectos atrincherados en la ciudad.23 Esta situación se mantuvo por tres meses, con lo que dichos insurrectos sufrieron hambre, epidemias y mortandad. Los desesperados rebeldes decidieron enfrentarse a los españoles hasta la muerte.23 Como consecuencia de este episodio, la ciudad recibiría el título de "Ciudad Heroica" (véase Asedio de Cartagena de 1815).24 La ciudad volvió a estar bajo control español entre el 6 de diciembre de 1815 hasta el 10 de octubre de 1821, día en el que el último gobernador español abandonó la ciudad. Cartagena fue la última ciudad de Colombia en ser liberada del gobierno hispano.

Era Virreinal 1717-1810

Pese a que el siglo XVIII comenzó con muchos problemas para la ciudad, pronto las cosas empezaron a mejorar. Las políticas económicas favorables al comercio de la nueva dinastía en Madrid reforzado a los aspectos económicos de Cartagena, y el establecimiento del Virreinato de la Nueva Granada en 1717 colocó a la ciudad en la posición de ser la mayor beneficiaria de la Colonia. El siglo XVIII trajo la Dinastía Borbón y su comercio a favor de las políticas, las cuales se beneficiaron de la ciudad, volviendo nuevamente a la prosperidad. Durante este período, el ciudad pasó la barrera psicológica de los 18 000 habitantes, lo que era en ese momento el límite de población de la Virreinato de la Nueva Granada.

La reconstrucción después de la Expedición de Cartagena en 1697 fue inicialmente lenta, pero con el final de la Guerra de la sucesión española alrededor de 1711 y la administración competente de Juan de Torrezar Díaz Pimienta, los muros fueron reconstruidos, los fuertes reorganizados y restaurados, y volvieron a abrir los servicios públicos y los edificios. Para el año 1710, la ciudad estaba totalmente recuperada. Al mismo tiempo, las reformas lentas pero constantes de las políticas comerciales restringidas en el Imperio español alentaron el establecimiento de casas comerciales nuevas y proyectos privados. Durante el reinado de Felipe V de España, la ciudad tenía muchas nuevas obras públicas iniciadas o completadas, entre ellas el nuevo Fuerte de San Fernando, el Hospital de la Obra Pía y la pavimentación completa de todas las calles y los proyectos en la apertura de nuevos caminos.

Edad de Plata 1750-1808

Después de Vernon, la que ha sido llamada como la «Edad de Plata» de la ciudad (1750-1808) comenzó. Esta vez fue una expansión permanente de los edificios existentes, la inmigración masiva de todas las otras ciudades del Virreinato, aumentaron el poder económico y político de la ciudad y un crecimiento acelerado de la población no igualada desde entonces. El poder político que ya estaba pasando de Bogotá a la costa colombiana concluida su reubicación, y los virreyes decidieron residir permanentemente en Cartagena. Los habitantes de la ciudad eran los más ricos de la colonia, la aristocracia erigió casas nobles de sus tierras para formar grandes propiedades, las bibliotecas y los centros de impresión se abrieron, y el primer café en la Nueva Granada fue establecida después. Los buenos tiempos de constante progreso y el avance en la segunda mitad del siglo XVIII llegó a un abrupto final en 1808 con la crisis general del Imperio Español que vino del Motín de Aranjuez y todas sus consecuencias.

Cuando las defensas se terminaron en 1756, la ciudad fue considerada inexpugnable. La leyenda dice que Carlos III de España, mientras miraba en Madrid la revisión de los gastos de defensa de española para La Habana y Cartagena, miró a través de su catalejo y dijo: «¡Esto es indignante! Por este precio, los castillos se ven desde aquí.» Entre los censos del siglo XVIII estuvo el censo especial de 1778, impuesto por el gobernador de la época, el señor Juan de Torrezar Díaz Pimienta, quién fuera Virrey de Nueva Granada después por orden del Marqués de la Ensenada, Ministro de Hacienda – a fin de que que se proporcionara un número para su proyecto Catastro fiscal, que impuso un impuesto a la propiedad universal que él creía que contribuyen a la economía y al mismo tiempo aumentar los ingresos reales de forma espectacular. El Censo de 1778, además de tener importancia para la historia económica, es interesante, ya que cada casa tenía que ser descrita en detalle y sus ocupantes enumerados, haciendo el censo en una herramienta importante. El censo reveló que Ensenada había esperado. Sin embargo, sus enemigos en la corte convencieron al rey Carlos III para oponerse al plan de impuestos.

Época republicana

Véase también: Cartagena durante la Guerra de los Supremos.

1808-Siglo XXI

Más de 275 años, Cartagena estuvo bajo el dominio español. El 11 de noviembre de 1811, Cartagena declaró su independencia. Había sido la ciudad más grande del virreinato hasta 1811, cuando la Guerra Peninsular, que se convirtió en Guerras de la Independencia y la Insurrección de los comuneros, marcó el comienzo de un declive dramático en todos los aspectos para lo que se había convertido en la capital virtual de la Nueva Granada. En 1815 la ciudad fue casi destruida. No existe información censal para la época. Hay relatos de cómo la ciudad se convirtió en un pueblo fantasma. Entre 500 esclavos liberados habitaron la ciudad, cuyos palacios y edificios públicos se convirtieron en ruinas, muchas de ellas con paredes derrumbadas.

A mediados de 1815 una gran flota expedicionaria española de Pablo Morillo había llegado a Nueva Granada y las fuerzas sitiadas en Cartagena. Después de un asedio de cinco meses la ciudad fortificada cayó en diciembre de 1815. En 1816, los esfuerzos combinados de las fuerzas españolas y coloniales, marcharon al sur de Cartagena y al norte de los bastiones realistas en Quito, Pasto, Popayán, y completó la reconquista de la Nueva Granada, en Bogotá el 6 de mayo de 1816. La recuperación, aunque fue lenta, comenzó. A continuación, se detuvo como consecuencia de la inestabilidad económica general y la política del país en ese momento. Además, la política aislacionista económica por parte de las élites andinas condenó las áreas con potencial de exportación, a la pobreza.

Después de la década de 1880 la ciudad comenzó a recuperarse de la crisis. Se siguió avanzando, aunque algo lentamente, después de La Gran Depresión, sirios, palestinos, libaneses, y las demás las comunidades de inmigrantes chinos y de otras naciones llegaron a Cartagena en este período de tiempo.

***

Geografía

Cartagena está localizada en el norte del departamento de Bolívar a orillas del mar Caribe. Se encuentra a 10º 25' 30" latitud norte y 75º 32' 25" de longitud oeste.26

Se encuentra en una zona costera típica, accidentada e irregular, conformada por procesos geológicos relacionados con el mar. Entre los elementos geográficos más importantes de la ciudad se encuentran las formaciones insulares de Barú y Tierrabomba junto a otras islas menores, el archipiélado del Rosario, la bahía de Cartagena de Indias, la bahía de Barbacoas, y lagunas costeras como la ciénaga de Tesca o de la Virgen. La zona es además un área de confluencia marina y fluvial debido a la presencia de la desembocadura del canal del Dique que generan formaciones de tipo delta en la bahía de Cartagena y Barbacoas. En la ciudad sobresale la formación de La Popa con una antigüedad comprendida entre el Plioceno superior y el Pleistoceno inferior. Está compuesta por rocas y corales, se presenta en forma de colina alargada, pendientes fuertes y medias donde se encuentran abanicos aluviales, cárcavas, escarpes y acantilados. Las zonas planas y bajas cerca al litoral costero están constituidas por depósitos de origen cuaternario que constituyen espigones, cordones litorales y deltas regidos por la deriva litoral.27

Historia geográfica

Cartagena se convirtió en una ciudad cargada de historia y de recuerdos hispánicos. Desde un principio y durante toda la época colonial fue un importante y estratégico puerto, terminal de la navegación por el río Magdalena y lugar donde se reunían las flotas españolas procedentes de otros puertos sudamericanos, y en especial las que llevaban la plata peruana a España. Este papel de puerto estratégica queda reflejado en las fortalezas (San Fernando, San José, San Sebastián del Pastelillo, San Lorenzo, San Felipe, La Tenaza) y en las murallas que rodean la ciudad antigua, que tiene iglesias, casas, plazas y calles típicamente españolas. La ciudad vieja está rodeada por el mar Caribe al O, la bahía de C. al S y una serie de lagos y lagunas al N y E. Con la independencia empieza una época decadente para C.: por un lado, se derrumba el monopolio comercial español y por otro llega a encenagarse el canal que comunica la ciudad con el río Magdalena.

Clima

Habitualmente el Caribe cuenta con una temperatura tropical húmeda y un promedio de 30 °C durante todo el año. Cartagena de Indias tiene una humedad relativa 90%, con la estación lluviosa típicamente entre abril-mayo y octubre-noviembre. Es de resaltar que aunque el clima tiende a ser caluroso generalmente todo el año, la presencia de brisa hace que el clima sea muy agradable y llevadero. Los meses de noviembre a febrero son los más ventosos del año. A pesar de que los meses de septiembre y octubre son los más nublados y lluviosos, el sol está a menudo presente en cada día. Una brisa se puede sentir en los meses de enero y febrero, lo que permite apreciar una estancia en la playa. Algunas veces la marea es alta durante unas o dos semanas de inicios de diciembre.28 29

El sol está en su cumbre dos veces al año en Cartagena, hacia principios de mayo y hacia finales de agosto y, comúnmente, es importante protegerse del sol durante todo el año con el fin de evitar las quemaduras de la piel. Cartagena de Indias tiene la ventaja de que jamás es tocada por huracanes que sí afectan a otras capitales caribeñas como La Habana, Santo Domingo, Cancún, Kingston, Miami y San Juan. La razón de ello es que la ciudad está situada más al sur y hace parte del continente sudamericano, lejos de los pasillos huracanados. El último huracán que rozó la ciudad fue Joan en 1988, que vino muy debilitado luego de su paso por Puerto Rico.30

http://es.wikipedia.org/wiki/Cartagena_de_Indias

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.cartagena.gov.co/

Contador: 6723

Inserción: 2013-10-25 19:23:00

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET