Cartagena de IndiasCartagena de Indias

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Lima

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 5/5 (2 Votos)

Continente: América

País: Perú

Localización:

Año: 1535

Estado: Terminado

Descripción:Qué hacer y visitar en Lima

Dinero, comunicación y movilidad en Lima…

Lima

En cuanto a la cantidad de dinero que debes llevar para los primeros días de estancia en Lima, te bastará con 100€, los cuales podrás cambiar por soles directamente en el aeropuerto. Posteriormente, te recomendamos que utilices siempre la tarjeta de crédito donde sea posible (en casi todos los restaurantes, comercios y hoteles la aceptan sin problemas) y acudas al cajero automático para obtener metálico (expenden tanto dólares USA como soles). En todo caso, es recomendable que siempre lleves poco dinero encima y utilices directamente la tarjeta y los cajeros automáticos (te costará un poco más por las comisiones, pero, desde luego, es mucho más seguro que llevar una cantidad importante de dinero en el bolsillo y tener que acudir a las casas de cambio).

En cuanto a las comunicaciones con España, te recomendamos que utilices el móvil sólo para casos de emergencia (ha de ser tribanda y con el “roaming” activado), ya que para tus llamadas habituales a España (así como para las llamadas normales dentro de Perú), basta con una tarjeta telefónica de unos 10 soles, o bien utilizar las cabinas de Internet que encontrarás por toda la ciudad en cualquier lugar para realizar esas comunicaciones.

Respecto a la movilidad por Lima, la mejor opción es el taxi. sin embargo, has de tener en cuenta las siguientes recomendaciones al respecto:

Vas a encontrar gran cantidad de taxis por las calles de Lima. Los hay de todos los colores, pero los más comunes son unos coches pequeñitos de color amarillo (“ticos”).

Los taxis en Lima (salvo en algunas zonas como San Isidro, La Molina o Miraflores) no están muy bien cuidados ni limpios en su interior.

Te recomendamos encarecidamente que te pongas el cinturón de seguridad al subir al taxi y que bajes el seguro de la puerta.

Es indispensable que regatees con los taxistas el precio de la carrera, ya que no hay unas tarifas establecidas, los taxis no cuentan con taxímetro y cada taxista te puede cobrar por el mismo trayecto una cantidad distinta, especialmente si eres turista. Una forma muy eficaz para el regateo es pedir el taxi en una calle concurrida, de modo que tras el primer taxi pararán uno o dos más esperando el resultado de tu negociación con el primero; si no te convence el precio, puedes acudir a los otros taxis para rebajar la tarifa. Da buen resultado.

Al subir a un taxi, es recomendable que te fijes en la ficha del taxista y su número de licencia (“fotocheck”), por si hubiera algún problema con el taxista y poder poner la correspondiente denuncia o reclamación.

Al margen de esas recomendaciones, y a pesar de la mala imagen que dan muchos taxis en Lima, no te va a ocasionar especiales problemas su uso y vas a descubrir que es el medio de transporte más rápido, directo y barato.

Otra opción para moverte por Lima son las “combis”. Se trata de pequeñas furgonetas que funcionan como una especie de autobuses de línea, muy, muy baratos de precio, pero en absoluto recomendables, salvo que quieras probar algún viaje a modo de aventura. Los conductores de las combis conducen realmente mal, por lo que, además, son un riesgo añadido, a lo que se une el hecho de que, muchas veces, paran en apeaderos sin señalizar en plena autopista. Además, normalmente van repletos, por lo que la comodidad no es su fuerte. Ya te decimos: no te las recomendamos para nada, salvo que quieras pasar un rato de aventura intensa.

No te puedes perder en LimaNo te puedes perder en Lima…

Una vez resuelto el tema de la movilidad, prepárate para descubrir todo lo que te ofrece esta excepcional ciudad, y para ello, resulta indispensable la visita al casco antiguo de Lima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En esta zona vas a encontrar (al final de la página encontrarás un mapa de Lima para que te sitúes):

La Plaza de Armas: Sencillamente, la Plaza de Armas de Lima es preciosa. Es amplia, rodeada de edificios coloniales, de la Catedral y del Palacio de Gobierno, verás que en si da la impresión de no ser más que otra plaza normal; sin embargo, los soportales de los edificios que la rodean, especialmente los del Club de la Unión, están llenos de vida y bullicio. Pasea por el centro de esta Plaza de Armas y podrás comprobar que la rodean siglos de Historia, atesorados en los majestuosos edificios circundantes. Tal vez, la Plaza de Armas debiera quedar cerrada al tráfico y dedicarse exclusivamente al uso peatonal y de los coches de caballos que podrás encontrar allí mismo para darte una vuelta deliciosa; desde luego, sin el bullicioso tráfico, esta Plaza sería un polo de atracción turístico sin igual.

La Catedral: La Historia de la Catedral de Lima arranca del año 1535, cuando Pizarro pone la primera piedra de su construcción, pasando posteriormente por diversas reconstrucciones tras varios terremotos, remodelaciones, ampliaciones y reformas, hasta llegar a su aspecto actual. La visita a la Catedral de Lima no te la puedes perder, ya que en ella se encierra buena parte de la Historia colonial Española de los primeros tiempos y una clara descripción de la estrecha relación de la Iglesia con los pueblos indígenas de Perú.

Por sólo 10 soles podrás disfrutar de numerosas colecciones privadas, la colección de 12 cuadros de la Familia Bassano, la tumba de Francisco Pizarro, la impresionante sillería del Coro (una de las más importantes de toda Latinoamérica), la Sala Capitular, … Sólo decirte que la Catedral de Lima también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, por lo que no puedes dejar de visitarla.

El Parque de la Bandera: Se encuentra en el lado oeste de la Plaza de Armas, junto al Palacio de Gobierno. Lo identificarás porque hay una inmensa bandera de Perú.

El Palacio Municipal de Lima: Con su inconfundible color amarillo oscuro, es un edificio colonial precioso, con balconadas de madera que recuerdan a las más tradicionales castellanas.

El Club de la Unión: Uno de los lugares más exclusivos de Lima, cuenta con más de 130 años de Historia y congrega a lo mejorcito de la sociedad limeña. De acceso sólo para miembros, familiares e invitados, su visión te traslada a la Lima más criolla.

El Jirón de la Unión: Quizás, el Jirón de la Unión encierre las esencias más puras de la Lima histórica, lo cual se refleja en la frase del escritor peruano Abraham Valdelomar la frase: “El Perú es Lima, Lima es el Jirón de la Unión, el Jirón de la Unión es el Palais Concert y el Palais Concert soy yo”. Se trata de una calle llena de bullicio y actividad comercial, por la que es obligado pasear una mañana para empaparte del alma limeña.

Iglesia y Convento San Francisco: Se trata de un conjunto arquitectónico del siglo XVII, cercano a la Plaza de Armas y en el que puedes visitar el Museo de Arte Virreinal.

Iglesia San Pedro: Cercana a la Plaza de Armas también, edificada en 1638, presenta un estilo barroco impresionante.

Iglesia y Monasterio de Santa Rosa de Lima: Un viaje a Lima obliga a su visita. En sus adobes podrás ver marcadas las propias huellas de la Santa.

La Casa Oquendo: Desde donde las muchachas limeñas veían llegar los barcos al puerto de El Callao.

Por supuesto que en el casco antiguo de Lima hay mucho más, imposible de resumir en este breve listado. Lo mejor es que, a partir de la Plaza de Armas, planees tu visita al impresionante casco antiguo limeño y te impregnes de su Historia y más puras esencias, para lo cual, desde luego, será necesario que planifiques varios días en tu visita.

Fuera ya del casco antiguo de Lima, te has de acercar a la zona de la costa. Como punto de partida puedes tomar el centro comercial “Larcomar”, que se encuentra al final de la Avenida Larco, una de las más interesantes y atractivas de Lima. En este centro comercial vas a encontrar no sólo tiendas (donde vas a poder comprar productos y recuerdos de diseño y exclusivos), sino que también vas a encontrar numerosos restaurantes, centros de ocio y entretenimiento familiar (cines, teatros, boleras, exposiciones, …), discotecas y, desde luego, unas vistas impresionantes del Océano Pacífico, ya que este centro comercial forma como un balcón sobre las playas de Lima, lo que te ofrece una panorámica preciosa.

Cerca del “Larcomar” encontrarás el famoso Parque del Amor, desde el cual disfrutarás de unas vistas incomparables de la costa limeña.

Y continuando en la costa limeña, te recomendamos las playas de Norte Chico, La Punta, El Callao, la Costa Verde, las Playas del Sur, Cerro Azul y, especialmente, Asia (es una de las zonas más exclusivas de Lima y allí encontrarás una de las mejores discotecas de Lima, también llamada Asia). En estas playas podrás practicar el surf, que es uno de los deportes más practicados en Perú (te recordamos que la campeona del Mundo de surf es peruana: Sofía Mulánovich), así como el parapente, ya que las costas peruanas, por el efecto de los vientos del Pacífico, es uno de los mejores lugares del Mundo donde practicarlo.

Volviendo al interior de Lima, es indispensable que visites Miraflores, uno de los mejores distritos de Lima (la Avenida Larco y el Larcomar están en este Distrito). Pasear por Miraflores es una delicia, ya que es un mar de tranquilidad, una zona muy cuidada y especialmente orientada al turista. Un desayuno o un café a media tarde en cualquiera de las terrazas de Miraflores no tiene precio.

Especialmente recomendable es la visita al Distrito de Barranco, situado al sur de la Plaza de Armas, en la costa, junto a Miraflores. Es un Distrito especialmente tranquilo, recomendado para dar largos paseos y relajarse en sus numerosos parques y malecones, como el Parque Húsares de Junín, el Parque Chabuca Granda, el Parque Antonio Raymondi, el Malecón Pazos, … Barranco es perfecto para perderse una mañana.

Indispensable es también visitar San Isidro, otro de los mejores distritos de Lima, donde se encuentra situada la Embajada Española. Te recomendamos pasear por sus tranquilas calles, con casas asombrosas y jardines impresionantes. Destaca El Olivar; se trata de un parque grandísimo repleto de olivos, muy bien cuidado, con un césped verde como una alfombra y con un estanque de peces junto al que te puedes sentar y ver pasar las horas de la mañana.

También has de visitar el Parque de la Amistad, situado en Surco. Es un parque grandísimo, lleno de zonas verdes, lagos y estanques, en el que te puedes perder toda una mañana y recorrerlo en un tren turístico precioso que tiene su propia estación en el Parque. Te sorprenderá ver un arco gigantesco de reminiscencias andaluzas (Arco de la Amistad), el cual es visitable en su interior. Recuerda que fue inaugurado por Sus Majestades Don Juan Carlos y Doña Sofía, por lo que resulta especialmente entrañable para los españoles que visitan Lima.

Tampoco te puedes perder el Zoológico de Huachipa, situado a las afueras de Lima y en el que encontrarás numerosas especies de Sudamérica que te sorprenderán. Es un zoológico inmenso, en el que el plato fuerte son las innumerables variedades de aves que atesora.

Igualmente, debes visitar el Parque de la Reserva de Lima, donde podrás disfrutar del impresionante Circuito Mágico del Agua al que dedicamos un especial. Seguro que te va a encantar este lugar muy especial en Lima, perfecto para pasar un atardecer perfecto y disfrutar de los espectáculos audiovisuales que en él tienen lugar, siempre en el marco de las impreionantes fuentes de agua con que cuenta este lugar.

Y ya, orientando tu actividad exclusivamente al ocio y las compras, te recomendamos visitar el centro comercial “Jockey Plaza”. Se trata de un centro comercial inmenso, donde, obviamente, encontrarás numerosos cines, restaurantes, tiendas, actividades para el entretenimiento, … Cuando estés en Lima aprovecha para visitar este centro comercial y hacer compras, ya que vas a encontrar prendas y productos de las primeras marcas especialmente baratos en comparación con España, lo que se acentúa por la fortaleza del euro frente al dólar USA.

En fin, por supuesto que Lima cuenta con muchísimos otros atractivos. Has de tener en cuenta que esta inmensa ciudad se organiza en sus propias municipalidades, cada una de ellas compitiendo entre si para engalanarse y atraer al turista. Sólo hemos hecho un pequeño resumen que te servirá como guía inicial en tu visita a Lima y para que te hagas una idea de lo que puedes hacer y visitar en esta ciudad sorprendente.

Eso si, te recomendamos que si viajas a Perú para visitar otros destinos imprescindibles en este país, como es el caso de Cuzco, no te olvides de Lima y dedícale varios días. Te va a encantar.

Te recordamos que en nuestra sección “relatos de viaje” encontrarás los relatos de algunos viajeros que han viajado a Perú, cuyas experiencias te pueden resultar muy útiles.

http://www.viajeahorro.com/que-hacer-y-visitar-en-lima/

http://www.losviajeros.com/foros.php?t=102325

Lima Visión general de la ciudad

La capital de Perú, Lima, es una vibrante ciudad, cuyo grandor se ha desvanecido un poco pero aún sigue latente. Lima fue en tiempo pasado el corazón del imperio sudamericano de España- bautizada por sus fundadores como la "Ciudad de los Reyes"- y ahora es una enorme metrópolis llena de cultura e historia que data de la época de los incas e incluso de tiempos anteriores.

Lima se encuentra en medio de la desértica costa de Perú, con el Océano Pacífico al frente y los Andes a sus espaldas. La plaza principal de su centro histórico, con sus mansiones coloniales españolas, fue declarada recientemente Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

A pesar de no ser tan glamurosa como Río o Buenos Aires, Lima tiene mucho que ofrecer a sus visitantes -hermosas iglesias, museos, barrios costeros y unas cuantas ruinas incas- y es además la puerta de acceso a las maravillas del Machu Picchu, Lago Titicaca y la jungla del Amazonas. Sin embargo, lo primero que aprecian los visitantes de Lima a primera vista es que la mayoría de la población sobrevive a duras penas. Incluso en los barrios más ricos se pueden ver indicios de pobreza. En las principales áreas de negocios no es de extrañar ver algún que otro ladronzuelo robando los restos de un negocio fracasado mientras que los hombres de negocios están pillados en atascos de tráfico y acosados por los vendedores ambulantes de pañuelos, perchas de plástico e incluso Rolex de oro falsos. La dificultad de la vida en la ciudad ha contribuido al humor negro de los limeños. En una ciudad, donde la agitación política y financiera es la norma, no merece la pena tomarse las cosas con mucha seriedad. La creencia popular en los milagros y en los misterios religiosos ayuda a sobrellevar el día a día.

Lima ha traspasado sus límites. La ciudad, que originalmente se diseñó para acoger a decenas de miles de habitantes, ahora acoge a casi ocho millones (un tercio del país vive en Lima). Puesto que Lima es el centro económico de Perú, atrae a más de mil inmigrantes procedentes de las provincias cada semana, atraídos por la esperanza de encontrar trabajo en la capital y una relativa seguridad. Las barriadas de chabolas siguen creciendo a las afueras de la ciudad y las clases sociales más altas han abandonado el centro de la ciudad por los barrios costeros de Miraflores o San Isidro. Estos son ahora los principales centros de negocios y allí se encuentran los rascacielos y los bancos internacionales. Por otro lado, el cercano barrio de Barranco es donde se centra toda la vida nocturna.

Los días de gloria de Lima como centro del imperio sudamericano de España ya han pasado pero la ciudad sigue atrayendo a líderes regionales y cumbres políticas. El Presidente George W.Bush y el Príncipe Andrés de Gran Bretaña forman parte de una lista de ilustres visitantes que se han hospedado en la capital peruana. Sin embargo, la Lima moderna no se parece en nada a la ciudad que fundó Francisco Pizarro en 1535. Francisco Pizarro fue el conquistador que tomó posesión de la "Tierra de los Incas" en nombre de España. Aún se conservan dos templos de la época anterior a los incas (huaca), en San Isidro y en Miraflores. Lima era el centro del virreinato español que comprendía también el resto de Perú, Ecuador, Bolivia y Chile. Lima fue la capital sudamericana más importante hasta el siglo XIX. Gran parte de la plata de los Andes pasaba por Lima antes de ir a España y la riqueza que generó financió las mansiones coloniales, el diseño geométrico de sus calles y las iglesias barrocas.

El clima de mayo a noviembre puede ser un poco deprimente, puesto que suele haber una neblina gris o garua- popularmente conocida como la "barriga del burro"- que cubre enteramente el cielo. La mejor época para visitar Lima es durante los meses de verano. Los limeños suelen ir a la playa los fines de semana, para disfrutar del sol, el mar y el ceviche- pescado crudo marinado con zumo de lima, tomado normalmente con un famoso pisco (potente cóctel hecho a base de pisco, zumo de lima, jarabe y claras de huevo).

http://www.guiamundialdeviajes.com/city/66/city_guide/AmE9rica-del-Sur/Lima.html

Lima Atracciones principales

Plaza de Armas o Plaza Mayor

La Plaza de Armas o Plaza Mayor de la capital se encuentra en el centro de la ciudad y allí mismo se sitúa el gobierno, por eso es el punto de partida lógico para cualquier visita al centro histórico de Lima. Con sus jardines, sus antiguas farolas y su fuente de bronce, la plaza es todo un ejemplo de elegancia colonial y un auténtico testimonio del dinero que se invertió en su restauración. Dominando la parte norte de la plaza se encuentra el Palacio de Gobierno, que se erige sobre el palacio construido originalmente por los conquistadores. Durante la época en la cual Perú era una colonia española, el Palacio de Gobierno era la residencia oficial del representante del rey. Actualmente es el presidente de la república el que lo ocupa. El edificio fue reconstruido completamente en 1938. La atracción principal es el cambio de guardia, que tiene lugar a las 11.45 y las 17.45, y que es cuando la guardia del palacio, vestida en uniformes de color azul y escarlata, marcha por el patio principal.

La Catedral, ejemplo de barroco español, se erige sobre el emplazamiento de dos iglesias antiguas. La primera fue construida en 1550, aunque fue sustituida por otra cien años más tarde, cuando se necesitó una iglesia más grande. En 1746, un enorme terremoto destrozó el edificio. La catedral actual, construida tras la catástrofe, es una copia perfecta de su predecesora. El interior se distingue por su alta nave, sus tres pasillos y sus bancos de madera tallada. Las paredes exhiben los escudos de armas de Lima y Pizarro. El Museo de Arte Religioso de la catedral contiene iconos y tallas de madera.

A la izquierda de la catedral se encuentra la réplica moderna del Palacio del Arzobispo, con su balcón de madera moruno. También en la plaza se encuentra la impresionante Municipalidad de Lima, que alberga una selección de pinturas peruanas.

Plaza de Armas o Plaza Mayor

Transporte: Autobuses hasta la Avenida Tacna y después a pie.

Palacio de Gobierno

Tel: (01) 427 6732 (Edificio Palacio).

Horario: Sólo reservando con antelación.

Entrada : Gratuita.

Catedral/Museo de Arte Religioso

Tel: (01) 427 9647.

Horario: Lunes-viernes 10.00-16.30, Sat 10.00-15.30.

Entrada: 14,50PEN/4US$.

Municipalidad de Lima

Tel: (01) 427 6080.

Horario: Todos los días 09.00-13.00.

Entrada: 4,50PEN/1,20US$.

Palacio Torre Tagle

Dos bloques al este de la Plaza Mayor se encuentra la joya de la arquitectura colonial de la ciudad, el Palacio Torre Tagle. La mansión se construyó en 1735, para Don José Torre Tagle y Bracho, que recibió el título de Marqués de Torre Tagle de manos del rey Carlos V de España. La fachada cuenta con dos balcones de madera tallada. La casa familiar dispone de bonitos salones y opulentas escalinatas, mientras que los decorativos azulejos muestran una mezcla de influencias españolas y morunas. Lo más destacado del palacio es su carruaje dorado del siglo XVI. El gobierno tomó posesión del edificio en 1918 y desde entonces se utiliza como residencia del Ministro de Asuntos Exteriores. Los visitantes sólo pueden acceder a los patios.

Palacio Torre Tagle

Jiron Ucayali 363

Tel: (01) 311 2400.

Transporte: Autobuses hasta Avenida Abancay, después a pie.

Horario: Todos los días 09.00-17.00.

Entrada: Gratuita.

Museo de la Inquisicion

El Museo de la Inquisición se encuentra junto a la Plaza Bolivar, cerca del edificio del Congreso. El techo de la sala principal está hecho en madera de caoba, tallada en preciosas formas abstractas. El infame Tribunal de la Inquisición tuvo lugar aquí a finales del siglo XVI. En el sótano hay ejemplos de instrumentos de tortura utilizados por los inquisidores. Detrás del museo se encuentra el Barrio Chino de Lima, un laberinto de calles mugrientas llenas de olores, no todos agradables. Se entra en la zona a través de una puerta de estilo chino. Allí encontrará algunos de los mejores y más baratos restaurantes chinos (Chifas) de Lima. La comunidad china de Perú está ahora muy bien establecida. Los primeros inmigrantes chinos llegaron como refugiados económicos en busca de trabajo agrícola en la costa de Perú.

Museo del Congreso y Antiguo Tribunal de la Inquisición

Jiron Junín 548

Tel: (01) 427 0635. Fax: (01) 427 0635.

Página web: www.congreso.gob.pe/museo.htm

Transporte: Autobuses hasta Avenida Abancay.

Horario: Todos los días de 09.00 a 18.00.

Entrada: Gratis.

El Convento de los Descalzos

Detrás del Palacio de Gobierno se encuentra la decadente área de Rimac. Aquí, los visitantes pueden pasear por la Alameda de los Descalzos, un paseo diseñado en el siglo XVII por los fundadores de la ciudad. Al final de la Alameda se encuentra el monasterio franciscano, el Convento de los Descalzos, que toma su nombre de la costumbre de los monjes de no llevar zapatos. El convento se fundó en 1592 y sus claustros contienen cientos de pinturas religiosas peruanas.

El Convento de los Descalzos

Alameda de los Descalzos

Tel: (01) 481 0441.

Transporte: Autobuses hasta Rimac (consulte con el conductor).

Horario: Todos los días 09.30-13.00 y 15.00-18.00.

Entrada: 5,50PEN/1,50US$.

Museo de la Nación

El Museo de la Nación, un enorme edificio de cemento del suburbio de San Borja, es el museo antropológico y arqueológico más importante de la ciudad e ilustra la historia de Perú desde sus tribus más tempranas. Las exposiciones tienen explicaciones en inglés e incluyen muestras de trajes populares de Perú.

Avenida Javier Prado

Tel: (01) 476 9933 ó 9897.

Página web: www.cosapi.com.pe/instituciones/museonac

Transporte: Autobús hasta Javier Prado/Aviación.

Horario: Martes-domingo (09.00-17.00).

Entrada: 7PEN/2US$.

Museo de Oro

El recomendado Museo de Oro se encuentra en el suburbio de Monterrico, rodeado de árboles. Aquí se exhibe la riqueza que hizo famoso a Perú y enormemente rico a España. En la parte superior del museo se muestran las armas e uniformes que recuerdan del pasado violento de Perú. En la planta baja del edificio encontrará cientos de deslumbrantes artefactos de oro y plata que datan desde la época de la pre-Conquista hasta los tiempos coloniales, así como un poncho de plumas de los incas y una calavera con dientes hechos con cuarzo rosa.

Alonso de Molina, Monterrico

Tel: (01) 345 1291 ó 1292 ó 435 2917.

Transporte: Desde el cruce de la Avenida Javier Prado con la Avenida Aviación, autobús o colectivo hasta la Avenida Angamos, después microbús 72 ó colectivo hasta el Centro Comercial y finalmente a pie.

Horario: Todos los días de 12.00 a 19.00.

Entrada: 20PEN/6US$.

http://www.guiamundialdeviajes.com/city/66/key_attractions/AmE9rica-del-Sur/Lima.html

http://www.portalinca.com/lima/

Lima es la ciudad capital de la República del Perú.2 Se encuentra situada en la costa central del país, a orillas del océano Pacífico, conformando una extensa y populosa área urbana conocida como Lima Metropolitana, flanqueada por el desierto costero y extendida sobre los valles de los ríos Chillón, Rímac y Lurín. En 2007, Lima contaba con más de 7,6 millones de habitantes; mientras que su aglomeración urbana conocida como Lima Metropolitana contaba con más de 8,5 millones de habitantes,3 el 30% de la población peruana, cifras que la convierten en la ciudad más poblada del país.

El 18 de enero de 1535, se efectuó la fundación española con el nombre de la Ciudad de los Reyes en la región agrícola conocida por los indígenas como Limaq, nombre que adquirió con el tiempo. Fue la capital del Virreinato del Perú y la más grande e importante ciudad de América del Sur durante el régimen español. Después de la Independencia pasó a ser la capital de la República.

En la actualidad se le considera como el centro político, cultural, financiero y comercial del país. A nivel internacional, la ciudad ocupa el quinto lugar dentro de las ciudades más pobladas de América Latina y el Caribe y es una de las treinta aglomeraciones urbanas más pobladas del mundo.4 Por su importancia geoestratégica, ha sido definida como una ciudad mundial de «clase beta -».5

Jurisdiccionalmente, la metrópoli se extiende mayoritariamente dentro de la provincia de Lima y en una porción menor, hacia el oeste, dentro de la provincia constitucional del Callao, donde se encuentran el puerto marítimo y el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Ambas provincias cuentan con autonomía regional desde 2002.

Toponimia

El actual valle del río Rímac recibía el nombre de Rimaq (pronunciado [ˈli.maq] según la pronunciación del lambdacismo del quechua costeño y como [ˈɾi.maq] en las variantes de la sierra) como referencia a la construcción que hoy día se conoce como huaca de Santa Ana («guaca de los indios de Lima que se dezían ychmas, era una piedra redonda».6 Como en otros topónimos, la oclusiva final terminó por eliminarse al pasar al idioma español, prefiriéndose con el tiempo la grafía Lima tras coexistir en documentos con las formas Limac y Lyma.

Al ser fundada la capital de la colonia el 18 de enero, se le dio el nombre de Ciudad de los Reyes por la proximidad de la fecha con el 6 de enero, día de los Reyes Magos y tal vez también como homenaje a los Reyes de España: Juana I y Carlos I. Sin embargo siempre se mantuvo el nombre toponímico de la región, que poco a poco fue consolidándose sobre el nombre fundacional, motivo por el cual el nuevo centro poblado terminó por conocerse como la ciudad de Lima. El nombre del río, en cambio, vio alterada su grafía según los usos del Tercer Concilio Limense influenciado por hábitos de pronunciación aimara,7 al igual que ocurrió con otros muchos topónimos de origen quechua.

Historia

Artículo principal: Historia de Lima.

Época prehispánica

Aunque la historia de la ciudad de Lima se inició con su fundación española en 1535, el territorio conformado por los valles de los ríos Rímac, Chillón y Lurín estaba ocupado por asentamientos preincas, los cuales estaban agrupados bajo el señorío de Ichma.8 La cultura Maranga y la cultura Lima fueron las que se establecieron y forjaron una identidad en estos territorios.9 Durante esas épocas se construyeron los santuarios de Lati (actual Puruchuco) y Pachacámac (el principal santuario de peregrinación durante la época de los incas).10

Estas culturas fueron conquistadas por el imperio Wari durante el apogeo de su expansión imperial.11 Es durante esta época que se construyó el centro ceremonial de Cajamarquilla.12 13 Ante la declinación de la importancia Wari, las culturas locales volvieron a adquirir autonomía, destacando la cultura Chancay.14 Posteriormente, en el siglo XV, estos territorios fueron incorporados al imperio incaico.15 De esta época podemos encontrar gran variedad de huacas a lo largo de toda la ciudad, algunas de las cuales se encuentran en investigación. Las más importantes o conocidas son las de Huallamarca, Pucllana, Mateo Salado y Pachacámac.

Época virreinal

En 1532, los españoles y sus aliados indígenas (de las etnias sometidas por los Incas) bajo el mando de Francisco Pizarro tomaron prisionero a Atahualpa en la ciudad de Cajamarca. Aunque se pagó un rescate, fue condenado a muerte por razones políticas y estratégicas. Tras algunas batallas, los españoles conquistaron su imperio. La corona española nombró a Francisco Pizarro gobernador de las tierras que había conquistado.16 Pizarro decidió fundar la capital en el valle del río Rímac,17 luego del intento fallido de constituirla en Jauja. Consideró que Lima estaba estratégicamente ubicada, próxima a una costa favorable para la construcción de un puerto pero prudencialmente alejada del mismo como para prevenir ataques de piratas y potencias extranjeras, sobre tierras fértiles y con un conveniente clima fresco. Así, el 18 de enero de 1535 se fundó Lima con el nombre de Ciudad de los Reyes, denominada de esta forma en honor a la epifanía18 , sobre territorios que habían sido del curaca Taulichusco.19 La explicación de este nombre se debe a que "por las mismas fechas de enero estaban los españoles buscando el lugar para la fundación del emplazamiento de la nueva ciudad, [...] no lejos del santuario de Pachacamac, cerca del río Rimac. Con todo, al igual que había sucedido con la región, en un principio llamada Nueva Castilla y después Perú, la Ciudad de los Reyes perdería pronto su nombre en favor de Lima"20 .

Francisco Pizarro, con la colaboración de Nicolás de Ribera, Diego de Agüero y Francisco Quintero trazaron personalmente la Plaza de Armas y el resto de la cuadrícula de la ciudad, construyendo el Palacio Virreinal (hoy día transformado en el Palacio de Gobierno del Perú, que de ahí conserva el nombre tradicional de Casa de Pizarro) y la Catedral, cuya primera piedra puso Pizarro con sus propias manos.21

En agosto de 1536, la floreciente ciudad fue sitiada por las tropas de Manco Cápac II, pero los españoles y sus aliados indígenas consiguieron derrotarlas.22 En los siguientes años Lima ganó prestigio al ser designada capital del Virreinato del Perú y sede de una Real Audiencia en 1543.23 Durante el siguiente siglo, prosperó como el centro de una extensa red comercial que integraba al virreinato con América, Europa y Asia Oriental.24

Pero la ciudad no estuvo libre de peligros; violentos terremotos destruyeron gran parte de ella entre 1586 y 1687.25 26 Lo que va a suscitar un gran despliegue de actividad constructiva. Es entonces que aparecen Acueductos, Tajamares y muros de contención ante la crecida de los ríos, se termina el puente sobre el Rimac, se construye la Catedral (acabada en 1622) y se construyen numerosos Hospitales, Conventos y Monasterios27 . Entonces podemos ver que la ciudad se articula en torno a sus barrios. Otra amenaza fue la presencia de piratas y corsarios en el océano Pacífico, lo cual motivó la construcción de las murallas de Lima entre los años 1684 y 1687.28 El terremoto de 1687 marcó un punto de inflexión en la historia de Lima, ya que coincidió con una recesión en el comercio por la competencia económica con otras ciudades como Buenos Aires.29

Con la creación del virreinato de Nueva Granada en 1717 se organizaron nuevamente las demarcaciones políticas, y Lima no perdió sino unos territorios que en realidad disfrutaban ya de su autonomía.30 En 1746 un fuerte terremoto dañó severamente a Lima y destruyó el Callao, obligando a un esfuerzo de reconstrucción masivo por el virrey José Antonio Manso de Velasco.31 En la segunda mitad del siglo XVIII, las ideas de la ilustración acerca de la salud pública y el control social influyeron en el desarrollo de la ciudad.32 Durante este periodo, la capital peruana resultó afectada por las reformas borbónicas ya que perdió su monopolio sobre el comercio exterior y su control sobre la importante región minera del Alto Perú.33 Este debilitamiento económico llevó a la élite de la ciudad a depender de los cargos otorgados por el gobierno virreinal y la Iglesia, lo que contribuyó a mantenerlos más vinculados a la Corona que a la causa de la independencia.34

El mayor impacto político-económico que va a vivir la ciudad en aquel entonces se produce con la creación del virreinato de La Plata en 1776, que cambia el rumbo y las orientaciones que imponía el nuevo tráfico mercantil. 35 Una expedición combinada de independentistas argentinos y chilenos dirigidos por el general Don José de San Martín desembarcó en el sur de Lima en 1820, pero no atacaron la ciudad. Enfrentado a un bloqueo naval y a la acción de las guerrillas en tierra firme, el virrey José de la Serna se vio forzado a evacuar la ciudad en julio de 1821 para salvar al ejército realista.36 Temiendo un levantamiento popular y careciendo de medios para imponer el orden, el Consejo de la Ciudad invitó a San Martín a entrar en la ciudad, firmando una Declaración de Independencia a su solicitud.37 Sin embargo, la guerra no había terminado y en los siguientes dos años la ciudad cambió de manos muchas veces, sufriendo abusos de ambos bandos.

Época republicana

Proclamada la independencia del Perú en 1821 por el general San Martín,38 Lima se convirtió en la capital de la flamante República del Perú. Así, fue la sede del gobierno del libertador y sede también del primer Congreso Constituyente que tuvo el país.39 Los primeros años de la historia republicana peruana se caracterizaron por el constante enfrentamiento entre caudillos militares, que tenían como objetivo gobernar el país y para lo cual intentaban tomar la sede de gobierno.40 Así, Lima sufrió varios asedios y enfrentamientos armados en sus calles. Desde el punto de vista urbanístico, el constante crecimiento que experimentó la ciudad dio lugar a un fenómeno de modernización. En 1862 se dio inicio al proceso de cambio en la nomenclatura urbana de la ciudad41 y en 1868, por disposición del presidente José Balta, se dispuso la demolición de las murallas que la circundaban, dando paso a las primeras grandes avenidas.42 43

Por causa de la Guerra del Pacífico, entre 1881 y 1884 Lima fue ocupada por fuerzas chilenas; luego del retiro del Ejército de Chile, se inició un proceso de reconstrucción,40 que se vio limitado debido a los enfrentamientos entre Andrés Avelino Cáceres y Nicolás de Piérola.44 45 En los últimos años del siglo XIX, con Piérola asumiendo el poder y el inicio de lo que se denominó la República Aristocrática,40 comenzó su verdadera e intensa reconstrucción que duró hasta las remodelaciones que Augusto Leguía realizó como preparación para el centenario de la independencia en 1921.46 A inicios del siglo XX se inició la construcción de avenidas que sirvieran como una matriz para el desarrollo de la ciudad.47 Se tendieron las avenidas Paseo de la República, Leguía (hoy llamada Arequipa), Brasil y la paisajística Salaverry que se dirigían hacia el sur y las avenidas Venezuela y Colonial hacia el oeste uniéndose con el puerto del Callao.46

En los años 1930 se iniciaron las grandes construcciones con la remodelación del Palacio de Gobierno y la Casa Municipal. Estas construcciones tuvieron su punto máximo en los años 1950, durante el gobierno de Manuel A. Odría cuando se construyeron los grandes edificios del Ministerio de Economía y del Ministerio de Educación (Edificio Alzamora Valdez actual sede la Corte Superior de Justicia de Lima), el Ministerio de Salud, el Ministerio de Trabajo y los Hospitales del Seguro Obrero y del Empleado así como el Estadio Nacional y varias grandes unidades habitacionales.40 48 49

También en esos años se dio inicio a un fenómeno que cambió la configuración de la ciudad, el cual fue la masiva inmigración de pobladores del interior del país produciendo el crecimiento exponencial de la población capitalina y la consecuente expansión urbana.50 Las nuevas poblaciones fueron asentándose en terrenos cercanos al centro los cuales se utilizaban como zona agrícola. Se fueron poblando los actuales distritos de Lince, La Victoria hacia el sur; Breña y Pueblo Libre hacia el oeste; El Agustino, Ate y San Juan de Lurigancho hacia el este y San Martín de Porres y Comas al norte.

Como punto emblemático de esa expansión, en 1973 se creó la comunidad autogestionaria de Villa el Salvador (actual distrito de Villa El Salvador) ubicada a 30 km al sur del centro de la ciudad y actualmente integrada al área metropolitana.51 En los años 1980, la violencia terrorista sumó al desordenado crecimiento de la ciudad el aumento de pobladores que llegaban como desplazados internos.40 50 El centro histórico de la ciudad sufrió un creciente deterioro y muchas zonas de la ciudad carecieron constantemente de los servicios básicos.

Geografía

Ubicación

Lima se encuentra en el desierto costero del Perú, en la falda de la vertiente occidental de los andes centrales del Perú. Aunque fue inicialmente fundada sobre el valle del río Rímac, hoy se extiende sobre extensas zonas desérticas e incluso sobre otros valles. Mientras que la plaza de armas se ubica a una altitud de 161 msnm, el distrito de Lurigancho-Chosica llega a los 950 msnm.52

Bordea el litoral desde el km 50 de la Panamericana Norte, a la altura del distrito de Ancón en el límite con la provincia de Huaral, hasta el distrito de Pucusana a la altura del km 70 de la Panamericana Sur, en el límite de la provincia de Cañete. Lo que hace una extensión de poco más de 130 km de costa y playa. Hacia el este se extiende hasta aproximadamente el km 50 de la carretera Central en el distrito de Lurigancho-Chosica, límite con la provincia de Huarochirí.

Clima

El clima de la ciudad resulta especialmente particular dada su situación. Combina una ausencia casi total de precipitaciones, con un altísimo nivel de humedad atmosférica y persistente cobertura nubosa. Así, sorprende por sus extrañas características a pesar de estar ubicada en una zona tropical a 12 grados latitud sur y casi al nivel del mar. La costa central peruana, muestra una serie de microclimas atípicos debido a la influyente y fría corriente de Humboldt que se deriva de la Antártida, la cercanía de la cordillera y su ubicación geográfica, dándole a Lima un clima subtropical, fresco, desértico y húmedo a la vez.

Se puede decir, que tiene un clima tibio sin excesivo calor tropical ni fríos extremos que requieran tener calefacción en casa, a excepción de muy pocos inviernos. La temperatura promedio anual es de 18,5 a 19 °C, con un máximo estival anual de unos 29 °C. Los veranos, de diciembre a abril, tienen temperaturas que oscilan entre los 29 a 30 °C durante el día y 21 a 22 °C en las noches. Solamente cuando ocurre el Fenómeno del Niño, la temperatura en la estación de verano puede superar los 31 °C. Los inviernos van de junio a mediados de septiembre, con temperaturas que oscilan entre los 19 y 12 °C, siendo 8,8 °C la temperatura más baja comprobada históricamente.53 Los meses de primavera y otoño (septiembre, octubre y mayo), tienen temperaturas templadas que oscilan entre los 23 y 17 °C.

Por otro lado, la humedad relativa es sumamente alta (hasta el 100%), produciendo neblina persistente de junio a diciembre hasta la entrada del verano cuando las nubes son menores. Es soleado, húmedo y caliente en los veranos (diciembre-abril), nuboso y templado en los inviernos (junio a septiembre). La lluvia es casi nula.54 El promedio anual es de 7 mm reportado en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, siendo la menor cantidad en un área metropolitana en el mundo. Una lluvia en Lima puede ser vista como un fenómeno extraño por la mayor parte de la población.

Solo muy pocas veces ha llovido intensamente en la ciudad. El fenómeno de la lluvia se da especialmente en los distritos cercanos a los cerros como La Molina y Lurigancho-Chosica.55 Una de las lluvias más fuertes que hubo en la ciudad en la última década, fue soportada por los distritos de La Molina, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo, Villa el Salvador y Cieneguilla el 6 de abril de 2001. Aquella noche, se produjo una fuerte lluvia con truenos y relámpagos, la cual sorprendió a los habitantes. Fue producida por el desprendimiento de una célula convectiva que recorrió desde la sierra hasta ingresar a la costa.56 La última lluvia con truenos se produjo el 7 de marzo de 2009 en La Molina y Ate Vitarte, producto de la llegada de nubes desde la sierra.57

Cuando llueve muy fuerte en Lima normalmente hay problemas, pues la ciudad no está preparada para la lluvia.58 En los cerros se producen huaycos o aludes. Cuando una quebrada seca se reactiva con la lluvia ésta genera grandes daños. En 2002 hubo aludes en la zona de Huaycán y Santa María de Huachipa.59 También a lo largo de los años se han producido algunos huaycos en Lurigancho-Chosica y Chaclacayo.60 61 El último fenómeno anómalo en Lima de consideración sucedió en enero de 2011, debido a la llegada de nubes desde la sierra hasta la costa, lo que produjo intensas lluvias en varios distritos capitalinos.62 Lima tiene sólo 1284 horas de sol al año, 28,6 horas en julio y 179,1 horas en enero, valores excepcionalmente bajos para la latitud.63 La combinación de fenómenos climáticos se presentan así:

La corriente fría de Humboldt que recorre la costa, enfría sensiblemente la temperatura del agua. Esta es mucho más fría que lo que correspondería a la latitud tropical en la que se sitúa la ciudad. Así, las condiciones de frío a nivel del mar con una atmósfera superior más caliente por la acción solar, genera una inversión térmica que impide el fenómeno de convección, por el cual el aire más cálido y menos denso asciende. Esto, unido a la cordillera andina circundante, hace que se presente una casi permanente capa de espesa nubosidad extremadamente baja (a menos de 500 m del suelo), que impide el paso de la radiación solar directa. A su vez, el bloqueo por una capa de aire caliente superior evita la formación de nubes de desarrollo vertical cumulonimbus, lo que explica la ausencia de precipitaciones. Esta es la razón de la paradoja de tener un clima extremadamente nuboso y húmedo y, sin embargo, desértico. Las escasas precipitaciones (menos de 8 mm anual) conocidas como garúa son producto de la condensación de la nubosidad baja que forma el sistema.

Relieve

En cuanto a la morfología, el departamento de Lima está formada por dos regiones distintas, la costa y la sierra.65 En la zona costera predominan las pampas desérticas, enmarcadas por colinas,66 en muchos casos interrumpidas por oasis formados por ríos que llevan agua todo el año. Son los valles costaneros, donde están asentadas ciudades y prospera una agricultura.66 Los accidentes más importantes son las colinas aisladas o formando sistemas, las quebradas secas, terrazas fluviales y marinas, y relieves ondulados, así como los acantilados litorales. La región de la sierra está formada por la Cordillera Occidental de los Andes, con alturas que llegan hasta más de 6000 msnm.66

Hidrografía

Para su abastecimiento de agua la población de Lima depende de tres ríos -el Rímac, el Chillón y el Lurín-67 Al igual que la mayoría de ríos peruanos nacen en las altas montañas de la cordillera de los Andes y desembocan en el océano Pacífico.68 Son cortos, de curso empinado y régimen estacional.69 El río Rímac inicia su recorrido en la vertiente occidental de la cordillera de los Andes a una altitud de aproximadamente 5508 m en el nevado Paca,70 recorre las provincias de Lima y Huarochirí, ambas ubicadas en el departamento de Lima.

A la altura de la ciudad de Lima, el río es atravesado por varios puentes, siendo el más representativo de ellos el Puente de Piedra construido por el virrey Juan de Mendoza y Luna en 1610. En su cuenca se encuentra la planta de tratamiento de agua La Atarjea (manejada por la empresa estatal Sedapal), además de las centrales hidroeléctricas de Huampaní, Matucana, Huinco, Barbablanca y Moyopampa. El río Chillón es la segunda fuente más importante de agua para Lima.71 Se forma en la vertiente occidental de la cordillera La Viuda. Su cuenca cubre una superficie de 2444 km².67 Su valle es fértil, como se evidencia por la presencia de varios asentamientos humanos desde épocas prehispánicas hasta la actualidad. Fue aquí donde se formó la cultura Colli. Además en el valle formado por este río se estableció la cultura Chivateros.72

El río Lurín se origina en los glaciares y lagunas de los Andes occidentales. Su cuenca cubre un área de 1670 km² y se extiende desde el borde del litoral hasta la zona de los nevados Otoshmicumán y Chanape en la provincia de Huarochirí.73 Es conocido como el río Chalilla hasta su confluencia con el riachuelo Taquía a partir de donde recibe su nombre común. Sus principales afluentes son el Taquía, Llacomayqui, Tinajas, Numincancha y Canchahuara en su margen izquierdo y el Chamacna en el derecho.73

Demografía

De acuerdo con el censo peruano de 2007, la población de la provincia de Lima era de 7 605 742 habitantes,74 con una densidad poblacional de 2854,29 hab/km². El primer asentamiento en lo que se convertiría en Lima estaba compuesta sólo por 117 bloques de viviendas. En 1562, un segundo distrito fue construido al otro lado del río Rímac y en 1610, se construyó el primer puente de piedra. La ciudad tenía entonces una población de unos 26 000 habitantes, los negros representaban alrededor del 40% de la población y los blancos alrededor del 38% de la población.75

En 1748, la población blanca fue de más de 16 000 habitantes.74 A principios de la independencia la población estaba constituida esencialmente por la antigua población blanca de origen español, mestiza, amerindia y africana con que contaba desde el virreinato. Con el inicio de la República la ciudad se convirtió en receptora de una gran cantidad de inmigrantes europeos. La población cuenta con una mezcla muy compleja de diversos grupos raciales y étnicos. Los mestizos de ascendencia mixta de amerindios y europeos (principalmente españoles e italianos) son el grupo étnico más grande. Los peruanos descendientes de europeos son el segundo grupo más grande. Muchos son de origen español, italiano, alemán, francés, británico o de ascendencia croata.76

Las minorías en Lima son amerindias (en su mayoría aymaras y quechuas), los afroperuanos, cuyos antepasados africanos fueron inicialmente traídos a la región como esclavos, son otra parte de la diversidad étnica de la ciudad. También hay numerosos judíos descendientes de europeos y algunos provenientes de Oriente Medio. Los asiáticos conforman un gran número de la población metropolitana, en especial los chinos (principalmente cantoneses) y descendientes de japoneses, cuyos antepasados procedían en su mayoría de los siglos XIX y XX. Lima posee la mayor comunidad étnica china en América Latina.77

Problemática urbana

Desde mediados del siglo XX, Lima comenzó a recibir importantes contingentes de personas venidas desde el interior del país. El éxodo rural se intensificó entre las décadas de 1950 y 1960, y su magnitud contribuyó a cambiar de manera decisiva la composición étnica de la capital peruana, pues los nuevos asentamientos humanos que surgieron estaban constituidos fundamentalmente por habitantes de etnia mayoritariamente indígena.50

La magnitud del problema de los asentamientos informales en el Perú ha contribuido a que el país haya sido uno de los países latinoamericanos objeto de mayor número de investigaciones sociológicas sobre las barriadas de viviendas precarias, convirtiéndose el fenómeno de las infraviviendas en objeto de estudio por parte de diversas universidades, científicos sociales y organizaciones no gubernamentales.78

Con el paso del tiempo, han disminuido las características rurales del conglomerado de personas que habitan los asentamientos informales, pues las nuevas generaciones ya han crecido en la ciudad y han adoptado las costumbres urbanas. En la actualidad el crecimiento de la ciudad no se basa tanto en la inmigración desde el campo, sino en el natural crecimiento de la población de las barriadas periféricas. A pesar de que progresivamente han mejorado los índices de salubridad y acceso a los servicios públicos en las zonas más pauperizadas de la ciudad, los niveles de desigualdad social persisten.79

Lima Metropolitana

Artículo principal: Lima Metropolitana.

1. Cercado de Lima

2. Zona Residencial y Comercial

3. Cono Norte

4. Cono Sur

5. Cono Este

6. Zona de playas

7. Callao

El área metropolitana de Lima, conocida también como Lima Metropolitana o Lima-Callao, es la metrópoli conformada por la gran conurbación central de la ciudad de Lima y su extensión hacia el norte, sur y este, la cual abarca gran parte de las provincias de Lima y del Callao. Es el área metropolitana más grande del Perú, la octava más grande de América y una de las más grandes del mundo.80 El proceso de conurbación comenzó a ser evidente en la década de 1980.

La aglomeración urbana tiene una superficie de 281 926 km² y una población de 8 472 935 habitantes.81 Se concentra principalmente en la zona costera y se extiende de norte a sur a lo largo de la costa del océano Pacífico durante casi 200 km, comenzando en el distrito de Ancón, en la frontera con la provincia de Huaral del departamento de Lima y terminando en el distrito de Pucusana, en la frontera con la provincia de Cañete, también en el departamento de Lima.

Lima y el Callao, hace años separadas por un semidesierto y conectadas en el siglo XIX por un ferrocarril, se encuentran hoy totalmente unidas, debiendo señalarse sus límites según las avenidas o mediante carteles para que éstos no pasen totalmente inadvertidos. Una vista aérea desde el satélite nos muestra una sola trama urbana donde es prácticamente imposible diferenciar a Lima del Callao, en realidad separadas sólo administrativamente.

El área metropolitana se compone de seis subregiones, cuyos extremos localmente se denominan conos. Estas subregiones son las siguientes:

El Cercado de Lima, que comprende los distritos de: Breña, La Victoria, Lima, Lince y Rímac.

La Zona Residencial y Comercial, que comprende los distritos de: Barranco, Jesús María, La Molina, Magdalena del Mar, Miraflores, Pueblo Libre, San Borja, San Isidro, San Luis, San Miguel, Santiago de Surco y Surquillo.

El Cono Este, que comprende los distritos de: Ate, Chaclacayo, Cieneguilla, El Agustino, Lurigancho-Chosica y Santa Anita.

El Cono Norte, que comprende los distritos de: Ancón, Carabayllo, Comas, Independencia, Los Olivos, Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres y Santa Rosa.

El Cono Sur, que comprende los distritos de: Chorrillos, Lurín, Pachacámac, Pucusana, Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, San Juan de Miraflores, Santa María del Mar, Villa el Salvador y Villa María del Triunfo.

El Callao, que comprende los distritos de: Callao, Bellavista, Carmen de la Legua, La Perla, La Punta y Ventanilla.

***

Arquitectura

La arquitectura capitalina se caracteriza por poseer una mezcla de estilos como se refleja en los cambios entre las tendencias a lo largo de varios períodos de la historia de la ciudad. Ejemplos de la arquitectura colonial incluyen estructuras tales como la Basílica y Convento de San Francisco, la Catedral de Lima y el Palacio de Torre Tagle. Estas construcciones fueron generalmente influenciadas por los estilos del neoclasicismo español, el barroco español110 y los estilos coloniales españoles.111

En las edificaciones del centro histórico se pueden observar más de 1600 balcones que datan de la época colonial y republicana.112 Los tipos de balcones que presenta la ciudad son los balcones abiertos, rasos, de cajón, corridos, entre otros.113 114 Después de la Independencia del Perú, tuvo lugar un cambio gradual hacia los estilos neoclásico y art nouveau. Muchas de estas construcciones fueron influenciadas por el estilo arquitectónico francés.115

Algunos edificios del gobierno, así como las principales instituciones culturales fueron construidas en este período de tiempo arquitectónico. Durante los años 1950 y 1960, se construyeron varios edificios de estilo brutalista por encargo del gobierno militar de Juan Velasco Alvarado. Los ejemplos de esta arquitectura son el Museo de la Nación y el Ministerio de Defensa del Perú.116 El siglo XX ha visto la aparición de los rascacielos de cristal, particularmente alrededor del distrito financiero de la ciudad.117 También hay varios nuevos proyectos arquitectónicos y de bienes raíces.

Parques y jardines

Los parques más grandes de Lima se ubican en la periferia de la ciudad y son conocidos como Parques Zonales. En el centro histórico se encuentran el Parque de la Reserva, el Parque de la Exposición, el Campo de Marte y el Parque Universitario. El Parque de la Reserva tiene el complejo de piletas más grande del país, es conocido como «El Circuito Mágico del Agua».118

Otros parques importantes se encuentran en diversos puntos de la ciudad, tales como el Bosque el Olivar, el Parque Reducto n.º 2, los Pantanos de Villa, el Parque de las Leyendas, el Malecón de Miraflores y el Parque Kennedy, por citar algunos. El trazado de las calles de la ciudad, se presenta como un sistema de plazas las cuales tienen un propósito similar a las rotondas. Además de este propósito práctico, las plazas sirven como uno de los principales espacios verdes de Lima y contienen una gran variedad de diferentes tipos de arquitectura que van desde monumentos, estatuas y fuentes de agua.119

Museos

Artículo principal: Museos de Lima.

La ciudad concentra la mayor cantidad de museos de todo el país, tiene cerca de cincuenta museos, entre los cuales destacan el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, que entre sus colecciones más importantes alberga una impresionante muestra de textiles precolombinos,174 el Museo Nacional de la Cultura Peruana y el Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, situado dentro de una mansión virreinal y que presenta entre sus atractivos más destacados una fina colección de oro y plata del antiguo Perú, la famosa colección de arte erótico y los depósitos donde los visitantes pueden apreciar 45 000 objetos arqueológicos debidamente clasificados.175 Ambos museos están ubicados en el distrito de Pueblo Libre y están conectados por una línea azul peatonal que facilita su visita en conjunto.

En Miraflores se puede visitar la Sala Museo Oro del Perú en Larcomar, la cual tiene una colección de objetos de oro precolombino. No sólo se encuentran museos dedicados a exponer las manifestaciones de la cultura precolombina peruana, sino que existen además museos de arte, de historia natural, de ciencias, religiosos y temáticos.176 Destacan el Museo de Arte de Lima, el Museo de Arte Italiano, el Museo de Historia Natural, el Museo de la Electricidad y el Museo Postal y Filatélico del Perú. También se pueden visitar algunas colecciones privadas abiertas al público como el Museo Oro del Perú y Armas del Mundo.

Turismo

Véase también: Turismo en el Perú.

Como el principal punto de entrada al país, Lima ha desarrollado una importante industria del turismo, entre las que resaltan su centro histórico, sus centros arqueológicos, su vida nocturna, los museos, las galerías de arte, las festividades y las tradiciones populares. El centro histórico de Lima, el cual comprende parte de los distritos de Lima y Rímac, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988 debido a la importancia que tuvo la ciudad durante el Virreinato del Perú, dejando como testimonio una gran cantidad de legados arquitectónicos.177 Destacan la Basílica y Convento de San Francisco, la Plaza Mayor, la Catedral de Lima, la Basílica y Convento de Santo Domingo, el Palacio de Torre Tagle, entre otros. El recorrido por las iglesias de la ciudad es muy popular entre los turistas.

En un corto recorrido por el centro de la ciudad podemos encontrar muchas, varias de las cuales datan de los siglos XVI y XVII. Entre ellas destaca la Catedral de Lima y la Basílica de San Francisco, de las cuales se dice que se encuentran unidas por los pasadizos subterráneos de sus catacumbas.178 También sobresale el Santuario y Monasterio de Las Nazarenas, lugar de peregrinación al Señor de los Milagros, cuyas festividades en el mes de octubre constituyen la más importante manifestación religiosa de Lima y de todos los peruanos. Algunas secciones de las coloniales murallas de Lima todavía pueden ser vistas: tal es el caso del Baluarte Santa Lucía, restos de la antigua fortificación española construida por el virrey Melchor de Navarra y Rocafull alrededor del casco de la ciudad, cuya ubicación colinda en el límite de los Barrios Altos y El Agustino.179

Estos finos ejemplos de las fortificaciones medievales españolas fueron utilizadas para defender la ciudad de los ataques de piratas y corsarios.180 Para ello se recuperó parte de la muralla correspondiente a la zona posterior de la Iglesia de San Francisco, muy cerca del Palacio de Gobierno, en la cual se construyó un parque (llamado Parque La Muralla) y en el cual se puede observar restos de la misma.181 A media hora del centro histórico, en el distrito de Miraflores se puede visitar el centro turístico y de entretenimiento Larcomar el cual se encuentra sobre los acantilados frente al mar.

La ciudad cuenta con dos parques zoológicos tradicionales: el principal y más antiguo es el Parque de las Leyendas, ubicado en el distrito de San Miguel, y el otro es el Parque Ecológico Huachipa ubicado al este de la ciudad en el distrito de Lurigancho-Chosica. Por otro lado, la oferta de cines es amplia y cuenta con numerosas salas de última generación (3D) que programan estrenos de películas internacionales. Exclusivas playas son visitadas durante los meses de verano, las cuales se ubican en la carretera Panamericana al sur de la ciudad en balnearios como Punta Hermosa, San Bartolo y Asia.

Numerosos restaurantes, discotecas, lounges, bares, clubes y hoteles han sido abiertos en dichos lugares para atender a los bañistas. El distrito suburbano de Cieneguilla, el distrito de Pachacámac y la ciudad de Chosica proveen importantes atractivos turísticos entre los locales. Por su elevación (sobre los 500 msnm), el sol brilla en Chosica durante el invierno, siendo muy visitada por los residentes limeños para escapar de la niebla urbana.182

http://es.wikipedia.org/wiki/Lima

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Rascacielos_del_Perú

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.munlima.gob.pe/

Contador: 10956

Inserción: 2012-09-15 13:22:54

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET