OportoOporto

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Presa de Atatürk

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Récord: 48700 hm³

Récord de altura: 169 m.

Tipo: Presas

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Asia

País: Turquía

Localización: Bozova de Sanli Urfa

Año: 1990

Estado: Terminado

Descripción:El embalse de Atatürk (turco, Atatürk Barajı), originalmente el embalse Karababa, es un embalse relleno de roca con un núcleo central2 en el río Éufrates en la frontera de la provincia de Adıyaman y la de Şanlıurfa en la región del Sureste de Anatolia de Turquía. Construida tanto para generar electricidad como para irrigar las llanuras de la región, más tarde fue renombrado por Mustafa Kemal Atatürk (1881–1938), el fundador de la República Turca, para honrarlo a esta gran escala. La construcción comenzó en 1983 y fue acabada en 1990. El embalse y la central hidroeléctrica (HEPP), que se puso en servicio después de llenar el embalse fue logrado en 1992, son operados por Obras Hidráulicas Estatales (DSİ). El pantano creado detrás de la presa, llamada lago de la presa de Atatürk (en turco, Atatürk Baraj Gölü), es el tercero en tamaño de Turquía.

La presa está situada a 24 km al noroeste de la ciudad de Bozova de la provincia de Şanlıurfa en la carretera estatal 875 a Adıyaman. La pieza central de las 22 presas del Éufrates y el Tigris, que con todas forman el integrado, multisectorial proyecto de desarrollo regional de Proyecto de Anatolia suroriental, conocido como GAP, es una de las presas más grandes del mundo. La presa de Atatürk, una de las cinco opertivas en el Éufrates en el año 2008, se ve precedida por los embalses de Keban y Karakaya corriente arriba y seguida por los de Birecik y Karkamış corriente abajo. Se están construyendo en el río otras dos presas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Embalse_de_Atatürk

http://en.wikipedia.org/wiki/Atatürk_Dam

La guerra del agua.

La puesta en marcha de la presa turca de Ataturk desata en la zona la lucha por el control del agua

Time 7 FEB 1990

Cuando una compuerta de 40 toneladas de hormigón cayó y puso en marcha, el mes pasado, la presa turca de Ataturk, el cauce del río Éufrates se redujo a un hilillo. El corte de agua permitirá a los turcos llenar un pantano y transformar parte de las resecas llanuras de la antigua Mesopotamia en fértiles. Sin embargo, la presa ha dejado a los vecinos del río abajo más secos que nunca, y hay que recalcar que en Oriente Próximo el agua se ha convertido en el recurso más preciado y la escasez asegura una dura lucha por sus derechos.

Las turbinas de la presa comenzarán a girar en mayo de 1991, generando cantidad de electricidad para el sudeste de Anatolia, una de las regiones más pobres de Turquía. Un año después, el agua brotará de un túnel de 52 kilómetros próximo a la ciudad de Sanliurfa, y muy poco después el desierto deberá florecer con albaricoques, melocotones, berenjenas y pepinos. La famosa cosecha local de pistachos se duplicará y los campesinos, que viven en aldeas con casas de adobe, deberían prosperar.Siria está recibiendo actualmente el 25% de su suministro normal del agua del Éufrates, pero Iraq, río abajo, recibe menos todavía que eso. Los funcionarios turcos dicen que tendrán que repetir el procedimiento dos veces más en esta década. "En todos estos países áridos", dice Asit K. Biswas, presidente de la Asociación Internacional de Recursos Acuíferos, con sede en Illinois (EE.UU), "el agua es finita. La población sigue aumentando. En algún momento, no habrá suficiente".

Casi por todas partes se pueden observar señales de la escasez. El uso del agua procedente del río Jordán está controlada por una serie de acuerdos negociados cuidadosamente entre Jordania e Israel. Después de tres años consecutivos de sequía, Israel está considerando un plan para comprar millones de metros cúbicos de agua potable a Turquía y enviarlos Mediterráneo abajo en grandes barcazas de plástico. Elias Salameh, profesor en el Centro de Estudios e Investigación de Agua en la universidad de Jordania, advierte: "El agua va a determinar el futuro de Oriente Medio. Para el año 2010 necesitaremos el doble de la que tenemos ahora".

La presa de Ataturk es la pieza central de los esfuerzos turcos por asegurarse un suministro adecuado. El proyecto masivo de 22 pantanos, que debe estar terminado en el año 2005, irrigará unos 10.400 kilómetros cuadrados de tierra y producirá 27.000 millones de kilowatios/hora de electricidad al año. También reducirá finalmente en un tercio el flujo del Éufrates en Siria e Iraq. Los dos países se preocupan por la posibilidad de que el agua sea utilizada como instrumento de influencia política, aunque el presidente turco Turgut Ozal alega que Ankara "nunca utilizará el agua para coaccionar o amenazar".

Río abajo, río arriba

La ley internacional no obliga a las naciones a compartir el agua de los ríos, así que los países que están río abajo están a merced de los países de río arriba. Desde 1987 Turquía cuenta con un protocolo para suministrar a Siria 500 metros cúbicos de agua del Éufrates por segundo. Para cumplir con este compromiso durante la construcción de este mes, Turquía manifiesta que con anterioridad dejó salir agua extra para permitir a sus vecinos acumular reservas. Pero no existen garantías de que lo volviera a hacer en período de sequía. Según se reduzca la cantidad de agua del Éufrates, también se irá deteriorando su calidad, dado que los turcos piensan utilizar parte de ella en plantas industriales.No obstante, dado que Siria e Iraq todavía no están explotando al máximo el agua disponible del Éufrates, ambos países cuentan todavía con un margen de maniobra. Otros países de Oriente Medio se ven más forzados. El agua del río Jordán, por ejemplo, está distribuida tan cuidadosamente según dice un analista occidental, "que las delegaciones de Israel y Jordania estaban empezando a discutir por el tamaño de un banco de arena". El río está siendo utilizado con exceso de forma crónica y como resultado, el nivel del Mar Muerto en su desembocadura, está bajando progresivamente.

La salinidad creciente y la disminución de recursos acuíferos han impulsado a Libia a desarrollar un gran plan para salvar su amenazada agricultura costera. El proyecto de 25.000 millones de dólares del gran río hecho por el hombre sacará agua de las profundidades del desierto y la llevará hasta el Mediterráneo, a cientos de millas del lugar. Pero dado que son aguas fósiles que no son rellenables, los pozos se secarán algún día.

"El aprovisionamiento de esas fuentes constituye minería acuífera, extracciones únicas de una reserva no renovable", dice Sandra Postel, del Worldwatch Institute de Washington. Arabia Saudí, sin ningún río importante, depende de pozos similares para el 90% de su irrigación. Al igual que Libia, podría encontrarse con una población creciente dependiente de un suministro de agua en disminución progresiva.

Los egipcios descubrieron el peligro de las fuentes de agua imprevisibles cuando el nivel del Nilo bajó hasta un punto crítico en 1988. Egipto tuvo que estudiar el cierre de la planta hidroeléctrica de la presa del Alto Asuán, que genera prácticamente el 50% de la electricidad del país, para evitar que se estropearan las aspas de las turbinas con los sedimentos. Las inundaciones de Sudán hicieron innecesario el cierre, pero los funcionarios se vieron obligados a prever una pérdida potencial.

Quizá la situación más crítica de la región hoy en día sea la de la franja de Gaza ocupada por los israelíes, donde una población cercana a las 700.000 personas sufre una aguda escasez de agua. El uso intensivo de los pozos para regar, así como los alcantarillados abiertos que penetran en las aguas subterráneas, han consumido y contaminado gran parte de las reservas acuíferas. El comisionado del agua de Israel, Tsemach Yishai, dice: "La situación es una catástrofe".

Explosión demográfica

Las naciones desesperadamente secas han considerado soluciones tan radicales como remolcar icebergs desde la Antártida en demanda de agua.Hay esperanzas en las nuevas técnicas de regadío y de tratamiento de aguas residuales que son ricas en nutrientes agrícolas. Pero la respuesta puede estar en la limitación rígida del crecimiento. La lucha que tendrá lugar en Oriente Medio por el agua puede proporcionar la primera advertencia seria de que, en algunas áreas, la explosión demográfica ha llegado demasiado lejos.

http://elpais.com/diario/1990/02/07/sociedad/634345208_850215.html

Turquía: agua y nacionalismo

nuevatribuna.es | Edmundo Fayanás | 21 Marzo 2011 - 11:18 h.

La gran potencia hídrica de esta zona es Turquía, que realiza grandes regulaciones de agua. Destaca sobre todo la presa de Ataturk (que es uno de los embalses más grandes del mundo), permitiendo producir una cantidad ingente de energía hidroeléctrica, necesaria para el desarrollo industrial y agrícola. Al mismo tiempo, esta obra ha sido y es, un foco de conflicto permanente con sus vecinos, Siria e Iraq, por la disminución del caudal que implica. Estos países han movilizado alguna vez sus ejércitos en defensa de sus derechos respecto al Éufrates y el Tigris.

Podemos calificar a Turquía como un país rico en agua, muy alejado de lo que se da en el resto de países del Oriente Medio. Se calcula, que el suministro total de agua disponible pasa de los 193 km3. Esta cantidad dividida por los setenta y seis millones de turcos en 2010, nos dan unos 2.550 m3 por persona/año, por encima del nivel del estrés hídrico.

Sin embargo, su población crece muy rápidamente. Se prevé unos ochenta y dos millones de turcos, para el año 2025, lo que provoca una disminución de su disponibilidad a unos 2.400 m3/año. La mayor parte de los hidrólogos turcos calculan que el volumen real hídrico disponible es de unos 45.000 millones de m3, lo que reduce sustancialmente su uso quedando en unos 1.700 m3 por persona y año, que sigue siendo una cantidad adecuada, pero ya no tan abundante como se ha tenido anteriormente.

Ilter Turam (hidrólogo), afirma: “se espera que el consumo de agua subirá rápidamente en los años venideros. Esto se debe a que el gobierno turco pretende hacer una serie de programas de riego que aumentará la presión de la demanda sobre los recursos hídricos de la nación. El país se está urbanizando rápidamente y la expansión de la base industrial creará nuevas y adicionales necesidades de agua”.

La cantidad de agua de que dispondrán sirios e iraquíes, continuará menguando anualmente, debido al crecimiento de su población y a un mayor desarrollo de la zona. Las obras hidráulicas diseñadas por Turquía empeoran la situación hídrica de estos dos países. Los planes que los sirios desarrollan ponen en peligro el suministro a Iraq. Turquía es la potencia regional dominante tanto económica como militarmente, de ahí que no se haya producido enfrentamientos militares.

Ilter Turam afirma que cuando la renta per cápita llegue a los diez mil dólares anuales, Turquía necesitará toda el agua disponible, y en consecuencia, menor será la cantidad que llegará a Iraq y Siria.

El mayor consumo hídrico se debe al plan hidráulico que se está desarrollando en el sudeste de la península de Anatolia, con un conjunto de 22 embalses, con un coste previsto de 32.000 millones de dólares. Todo ello, con una red auxiliar de canales de riego, pequeñas y grandes presas que regarán unas 1.700.000 Ha. De las cuales, 1.100.000 Ha están en la cuenca del Éufrates y 600.000 Ha en la del Tigris. El proyecto afecta a unos74.000 km2 y cambiará la vida de casi cinco millones de turcos.

Se construyen en este conjunto de embalses unas diecinueve centrales hidroeléctricas que generan más de 27 millones de kw/h de electricidad, aumenta en un 40% la generación eléctrica actual de Turquía, lo que permite un mayor desarrollo económico. Siria pierde el 40% de las aguas del Éufrates con este proyecto, en un momento que su población crece fuertemente, a un ritmo del 3,5% anual. Empiezan a plantearse que no tienen agua suficiente para cubrir sus necesidades y tiene difícil la desalinización porque no es un país económicamente potente.

Los ríos Éufrates y Tigris nacen en Turquía sosteniendo que son de su soberanía todas las aguas que se originan en su territorio. Siria, que se encuentra en la mitad del recorrido aduce el principio del uso previo, e Iraq el principio de soberanía.

Todo esto se complica más con la existencia del pueblo kurdo, en cuyo territorio está el nacimiento de los dos ríos. Los kurdos llevan muchos años con una guerra de desgaste y luchando por su independencia respecto de Turquía, sostienen que esa agua es suya y no de los turcos.

Como vemos, las reclamaciones y demandas de los tres países por el tema del agua, se unen a los conflictos étnicos y a la memoria histórica de estos, haciendo que muchas de las soluciones sean incompatibles entre ellos.

Mijail Wakil, estudioso de los temas hídricos, dice: “Siria experimentará un déficit hídrico que no dejará de crecer y tendrá graves consecuencias para su desarrollo social y económico. Está gestándose en Oriente Medio una crisis de agua que crea las condiciones para que en el futuro haya conflictos”.

Se calcula, que para este año 2011, la agricultura siria necesita cada gota de agua de sus recursos hídricos disponibles, con eso solamente consiguen mantener la producción per cápita de alimentos, no quedando nada para la industria y el uso urbano, con lo que el déficit está asegurado.

El consumo conjunto de Turquía, Siria e Iraq supera el suministro total en 18.300 millones de m3 al año en el río Éufrates y los 5.000 millones de m3 anuales en el Tigris.

Se firma un acuerdo, en el año 1987, por el que Turquía acepta proporcionar constantemente 500 m3 por segundo en la frontera de Iraq, algo que de ninguna forma puede hacerse cuando el conjunto de presas esté terminado. Siria e Iraq lo firman pero siguen insistiendo en que esta cantidad dista de ser suficiente, cifrándola en 700 m3 por segundo lo que necesitan cada uno, que representa dos tercios del caudal del río.

Se acabó el embalse de Ataturk, en 1990, y hubo que llenarlo. Turquía en contra del acuerdo de 1987, para por completo los 500 m3 por segundo que ha pactado con los dos países ribereños durante un mes entero, lo que provoca protestas furiosas pero inútiles de los dos países, pues los dejó prácticamente sin agua.

El bajo caudal actual del Éufrates, agravado por su mala calidad, debido a las escorrentías cargadas de pesticidas agrícolas, contaminantes químicos y grandes dosis de sales, ha obligado en más de una ocasión a los sirios a recortar drásticamente el suministro a sus grandes ciudades, Damasco y Alepo. La capital está a menudo sin agua por la noche. Su sistema de distribución urbana llega a perder hasta el 35% del agua que transporta por falta de un mantenimiento adecuado, lo que provoca una peor calidad en sabor y en garantías sanitarias.

Iraq ante la grave situación hídrica que se vislumbra, propone que el caudal anual del río debe repartirse de la siguiente manera: Turquía debe quedarse con un tercio y los dos tercios restantes serán compartidos por Siria e Iraq.

Siria por su parte propone que el reparto debe atenerse a una fórmula simple, donde cada país presenta sus demandas y si el total demandado por cada país sobrepasa el suministro total, se deduce una cantidad de la solicitada expresamente de cada país, en la misma proporción que hay entre éstas. Esta fórmula lleva irresistiblemente a la idea de exagerar y engañar en sus necesidades reales.

En 1990, Siria e Iraq firman un acuerdo entre ellos para compartir el Éufrates, el 52% para Iraq y el 48 % para Siria, pero el gran problema es el gasto hídrico de Turquía.

Siria se queja del comportamiento turco con los dos ríos. Los turcos hacen lo mismo con los sirios, por el uso que hacen del río Orontes. Éste nace en el Líbano, atraviesa Siria hasta llegar a la región de Hatay (Turquía), provocando fuertes disputas por sus aguas entre Siria y Turquía. Durante años, Siria logra convencer al Líbano de que no actuase sobre este río, quedando así la mayor parte de su caudal para su uso. Este río llega a todos los efectos seco cuando entra en Turquía, con un pobre caudal de 25 m3 por segundo, de un potencial de 1.200 m3/seg, siendo utilizados exclusivamente por Siria. Ha sido imposible ponerse de acuerdo sobre este río.

http://www.nuevatribuna.es/articulo/medio-ambiente/turquia-agua-y-nacionalismo/20110321111858042628.html

http://www.regionmediterranea.com/gdana_02.htm

Vídeo:

Web recomendada: http://www.gap.gov.tr/

Contador: 4199

Inserción: 2012-11-21 14:58:49

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish version

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET