HoustonHouston

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Brescia

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Italia

Localización: Provincia de Brescia, Lombardía

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Brescia

De colonia romana a ducado longobardo, de libre ciudad a ciudad de la república de Venecia, Brescia ha vivido un vaivén de dominadores que a su paso han dejado una huella arquitectónica palpable y de gran belleza.

Brescia es una ciudad cómoda, donde uno desearía vivir y no sólo venir de turismo y vacaciones. Su tamaño cómodo, sus infraestructuras, su urbanismo y sus transportes están hechos a la medida de alguien que desea el ritmo de una ciudad sin llegar a sentirse demasiado pequeño.

El centro de la ciudad guarda bajo sus pies el área arqueológica más vasto del norte de Italia, y sobre ese alfombra de historia un borgo medieval con callejuelas diseñadas armoniosamente, con edificios de líneas clásicas y rigurosas como el Palazzo Broletto, con formas poco habituales como la circular del viejo Duomo o con los contornos renacentistas de la Piazza della Loggia, el centro mismo de Brescia.

Por si fuera poco su patrimonio cultural, arquitectónico y artístico, durante todo el año se suceden los festivales musicales como el Internacional de piano, o el Mille Miglia, la histórica carrera de coches clásicos; con continuas propuestas de teatro, danza y música.

El complejo de museos de Santa Giulia en el antiguo monasterio, reúne un patrimonio correctamente expuesto en sus 16.000 metros cuadrados de salas, con exposiciones permanentes y otras itinerantes que llegan de Roma o Milán. Imprescindible es la visita a la pinacoteca Tosio Martinengo y los museos del castillo.

Los primeros pasos a dar en Brescia los podemos dar desde la Plaza de la Loggia, un auténtico escenario teatral por donde los habitantes de Brescia pasan cada día, y los turistas admiran fascinados por la belleza del conjunto que cierra la plaza. Para su creación en el año 1433 se diseñaron el edificio renacentista del Palacio Loggia, hoy sede del ayunatamiento (1492-1570), ricamente adornado por esculturas de corte clásico; el Monte de la Piedad al sur (s. XV-XVI); y el reloj astronómico que tiene en sus alocados autómatas (Macc de le Ure) un atractivo fotográfico y sonoro.

Si seguimos el recorrido desde la Piazza della Loggia por la Via Musei pondremos nuestros pasos por encima de las calles de la ciudad romana, en dirección a los restos más representativos de esta época ubicados en la Piazza del Foro. En el número 57 de la calle alcanzaremos a ver el Templo Capitolino, de época del emperador Vespasiano (73-74 d.C). Destruido por un fuego en los siglos IV-V, quedó descuidado y olvidado hasta que en el siglo XIX se redescubrió y restauro ya en el siglo XX. A su lado están los restos del antiguo teatro romano; y en la misma via Musei se aprecian las fachadas del Palazzo Martinengo, con escudos de las familias nobles de Brescia.

Posteriormente podemos optar por la subida al castillo o por volver a la Piazza Paolo VI, donde el empuje arquitectónico de las dos catedrales ejerce un magnetismo que nos obliga a tomar un café en la plaza, admirando con placer y paciencia ambas iglesias.

En la misma plaza otro de los monumentos singulares de Brescia, el Palazzo del Broletto, el edificio más vetusto de la ciudad y uno de los más grandes como podemos ver al entrar en su patio central. Sigue siendo hoy en día de uso administrativo, al igual que siglos atrás, además de haber sido la residencia de alta alcurnia veneta. Dos elementos que lo conforman son Torre Cívica y la Loggia llamada de los gritos.

Mil y una iglesias…

Una de las rutas particulares en Brescia es la que nos conduce a través de las iglesias de la ciudad, tan numerosas que casi hay tantas como restaurantes. Bromas aparte, resulta muy didáctico para los amantes del arte y la arquitectura visitar al menos las más importantes. Para empezar las más relevantes son los dos Duomos, el Nuevo y el Viejo, ambas anexas. La vieja catedral no deja indiferente a nadie, ya que la conocida como “Rotonda” es un ejemplo del románico europeo del XII (y el más importante de Lombardia), construido sobre una anterior catedral paleocristiana. A su izquierda se levantó en el siglo XVII la Catedral Nueva, donde antes estaba la iglesia de San Pietro Dom. Obra monumental de planta griega diseñada por Gian Battista Lantana, no fue hasta 1825 cuando quedó completada con la cúpula.

Otras iglesias a incluir en la ruta son San Giuseppe, Sant’Agata, San Faustino, Santa Maria del Carmine, San Giovanni, la Madonna delle grazie, Santi Cosmi e Damiano, Santa Maria delle Pace, San Francesco d’Assisi, Santi Nazaro e Celso, Santa Maria dei Miracoli, San Lorenzo, Sant’Alessandro, el Santiario di Sant’Angela Merici, Santa MAria Calchera, San Clemente, San zeno al foro, San Cristo o San Pietro il Uliveto.

El castillo

El castillo de la ciudad reposa en la colina Cidneo, sacando la cabeza al resto de la ciudad, y sin duda vigilando su destino. Está considerado uno de las fortalezas mejor conservadas del norte de Italia, gracias a la conservación de las murallas que unen los imponentes bastiones. Estos bastiones y la monumental entrada de acceso se realizaron en el año 1500, y si nos fijamos observaremos la figura del Leon de San Marco, emblema veneciano. No es casual, puesto que Brescia estuvo dominada por la república del Adríatico durante cuatro siglos. En lo alto del conjunto se halla el Mastio, obra de la familia Visconti de Milán en la primera mitad del siglo XIC, considerado un ejemplo de arquitectura militar medieval.

Aunque no lo podamos percibir, el castillo se alzó sobre los restos de un gran templo romano. Actualmente es la sede de los museos de las Armas y del Risorgimento, el proceso de unificación de Italia. El primero está dentro del edifio Mastio, mientras que el segundo se ubica en el interior del Gran Miglio, uno de los dos edificios destinados al almacenamiento de grano.

Otros espacios que se pueden visitar son los almacenes de aceite, con grandes pilas donde se conservaba en época romana el agua; la torre de los franceses, llamada así porque fue reconstruida por ellos después de que el polvorín estallase; la torre Coltrina, y la Calle del Socorro, que enlazaba el castillo con a vía de acceso para que entrasen tropas de refuerzo de forma clandestina.

Cerca del castillo llegaremos andando a la Torre Mirabella, una construcción medieval, pero de díficil datación puesto que su mampostería ha sufrido continuas modificaciones. Incluso su forma cilíndrica se pone en tela de juicio puesto que en la base hay una estructura rectangular romana que evidencia un proceso de remodelación.

Alrededor de Brescia

Toda la provincia de Brescia ofrece un rincón que merezca una escapada de una excursión de un día, desde el Lago Iseo a los castillos de Oglio, sin olvidar el parque de Adamello o por supuesto el Lago de Garda, uno de los lugares que se debe apuntar en la agenda de las vacaciones.

Los deportistas encuentran en la estación de esquí de Pontedilegno-Tonale más de 100 km de pistas en el Valle Camónica, sin mencionar las opciones de trekking, ciclismo y golf en Arzaga, Gardagolf o Pontedilegno (a más de 1.500 metros de altura).

Como llegar a Brescia

Brescia cuenta con un aeropuerto (Montichiari) que no tiene muchos enlaces de vuelos con Europa. La mejor opción es ir vía Bérgamo Orio al Serio, Verona Villafranca o los dos aeropuertos de Milán, Malpensa y Linate.

El tren conecta Brescia con Milán y Venecia en una línea con trenes de mucha frecuencia; además de con Lecco, Bérgamo, Cremona, Parma o Roma. Es una de las mejores opciones.

También hay líneas regulares de autobús que llegan y salen desde la estación en vía Solferino 6, desde donde parten también los autobuses urbanos.

La oficina de turismo está ubicada en la Piazza Loggia 13b, en los arcos, visiblemente indicada. Allí nos atenderán con mucha simpatía, ofreciendo información, mapas, propuestas de actividades y todo lo necesario durante nuestra estancia.

http://blog-italia.com/ciudades-de-italia/brescia

Descubre la ciudad

La ciudad de Brescia, a 149 metros sobre el nivel del mar, se abre a los pies de los cerros que preceden a los prealpes, casi en la desembocadura del Valle Trompia, y está limitada al nordeste por el cerro Cidneo, prolongación del monte Magdalena (874 m.) que se extiende hacia el este. Es placentero recorrer las carreteras panorámicas que ascienden por las pendientes de las cumbres conocidas como Ronchi, recubiertos de variada vegetación cuasi mediterránea.

Desde el comienzo del siglo XX la ciudad, coincidiendo con un fuerte desarrollo industrial, ha comenzado a expandirse; se ha desmoronado la forma urbana originaria con el derribo de sus murallas, iniciado al final del siglo anterior, y con la urbanización de las zonas verdes que separaban el centro histórico de los suburbios periféricos. Las largas carreteras de circunvalación surgidas en lugar de las murallas conectan los diferentes barrios y convierten en fluida la vialidad de la ciudad que todavía conserva un centro histórico caracterizado por una fisonomía bien distinta de la ciudad en expansión.

Hoy Brescia, con una población atestada de cerca de doscientos mil habitantes que ya se contaban al final de la posguerra, es la segunda ciudad de la Lombardía y es capital de una provincia habitada por mas de un millón de personas

A la eficiencia de la ciudad moderna, Brescia asocia el atractivo de ciudad de arte y de historia, y ofrece al visitante el placer y la fascinación de pasear en un ambiente urbano que revela su rostro histórico, revalorizado por una cautelosa serie de operaciones de recalificación del medio ambiente, por el programa de peatonalización y ornamentación de los espacios verdes y colectivos, y también por las intervenciones llevadas a cabo en las tranquilas zonas residenciales que circundan uno de los mayores complejos museísticos italianos: Santa Giulia-Museo de la Ciudad, que abrió al público en 1999 sus cerca de 12.000 m2 de área expositiva, y desde 2011 está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO con la serie de sitios Los Longobardos en Italia. Los lugares del poder (568-774 d.C.)

Los itinerarios presentes en esta sección se proponen ofrecer un instrumento válido y provechoso, a pesar de su esencialidad, ya sea para el turista que se acerca con curiosidad, ya sea para el ciudadano bresciano que quiere reencontrar e interpretar en “el tejido de la ciudad” en la que vive, los testimonios del pasado para comprender mejor la actualidad.

http://www.turismobrescia.it/es/content/descubre-la-ciudad

Las grandes plazas del centro

La estación del ferrocarril, realizada en 1852-1854 y varias veces ampliada, ha mantenido en conjunto el aspecto originario de castillo neogótico, y la fachada todavía tiene las columnas de arrabio para testimoniar la importancia de la parada de la línea ferroviaria “ferdinándea” que unía las dos capitales del Reino hasbúrgico del Lombardo-Véneto: Milán y Venecia.

Stazione di Brescia

Desde aquí parte el Viale della stazione cuya creación causó la primera demolición moderna de las murallas de Brescia; aquélla del revellín semicircular que protegía la Puerta-Polvorín de San Nazareo, ya destruida tras la explosión provocada por un rayo en 1769, es el origen de la actual Piazzale della Repubblica. A ella, caracterizada en el centro por una gran fuente circular con una corona de caños realizada en 1957, se asoman algunos palacios de algún interés: el Palacio Togni construido en 1931 por el ingeniero Egidio Dabbeni, la actual Cámara del Trabajo edificada en 1928-29 por los sindicatos fascistas por los arquitectos Ottorino Gorgonio y Gherardo Malaguti, y en el lado sur, el palacio Folonari, construido en los años Cincuenta.

Después de un breve tramo del Corso Martiri della Libertà, calle dedicada a los partisanos, se gira a la derecha a Via Moretto, la calle más larga del centro, cuyo trazado ya existía antes de la expansión de la ciudad en el siglo XIII; se deja a un lado la Casa di Dio, erigida en 1557 por Alessandro Luzzago, el palacio Averoldi en el número 12 construido en 1544 y transformado en el siglo XVIII (conserva en su interior salas con frescos de Romanino y Moretto), palacio Fenaroli en el número 14, y el monasterio de las hermanas Agustinianas, después de las Salesianas; se pasa, en el cruce con Contrada delle Sante Croci, el complejo hospitalario de Fatebenefratelli, de propiedad eclesiástica como la mayor parte de los edificios de via Moretto. Se pasa a la altura del número 27, el palacio Polini edificado en la mitad del siglo XVIII bajo el diseño de Gaspare Turbino y finalizado por Giovanni Donegani con fachada neoclásica, y se emboca la 2ª calle a la izquierda, Contrada del Cavaletto, dejando a un lado el edificio de las hermanas Ancillas de la Caridad, que aquí se juntaron, donde se concentran las propiedades de la fundadora, Crocefissa di Rosa: en el número 9 de la contrada está la iglesia dedicada a la santa. Se llega a la Avenida Palestro, se cruza y se llega a la Plaza del Mercado, una de las más importantes de la ciudad, llena de típicos tenderetes de vendedores. Brescia, piazza Vittoria

Bordeando el lado oriental, se llega, a la derecha, a via Quattro Novembre, y allí se encuentra la parte meridional de la Piazza della Vittoria, significativo ejemplo de urbanismo de la primera mitad del siglo XX. Bordeando por la derecha el Palacio de Correos, se recorre la via della posta; la línea de la pared oeste de la calle corresponde a los muros de un gran edificio de época romana o tardoantigua, antes identificado como hórreo (almacén de grano) romano, ahora considerado (Gran Pietro Brogiolo) il palatium sede de la curia ducis longobarda.

Se cruza via Alessandro Volta, en el pasado llamado “callejuela de las prisiones” por el edificio penitenciario que existió aquí desde el siglo XV al XIX, en el palacio de bella fachada del siglo XV que da a la piazza della Loggia, pero descuidado en la parte trasera. Se recorre la pequeña galería colocada entre los Montes de Piedad, con siete arcos soportados por unas esbeltas columnas, cerrada en la parte alta por un paramento marmóreo esculpido del siglo XVI, que crea ilusión de un portal que de acceso a un ambiente menos amplio que una calle, de una plaza.

Sobrepasándolo se llega a la Piazza della Loggia, joya renacentista lombardo véneta. Si bien no es la plaza más antigua de la ciudad, es el conjunto monumental más armónico, querido por el alcalde Marco Foscari para que también Brescia reflejara la decoración y la magnificencia de la Serenissima de cuyas posesiones era una importante ciudad fronteriza.

Hoy la plaza, que contiene arquitectura y memoria de la conciencia cívica de la ciudad se ha convertido en el centro de los eventos colectivos de sus ciudadanos, alberga dos monumentos significativos para la historia de Brescia: en la parte norte está el que conmemora los mártires de las Diez Jornadas, llamado “Bella Italia”, de Giovanni Battista Lombardi (1864) que ha sustituido la alta columna coronada por el León de San Marcos abatida por los jacobinos en 1797; en el lado este, el cipo diseñado por Carlo Scarpa que recuerda las víctimas del atentado terrorista del 28 de mayo de 1974. La plaza tiene forma rectangular dominada al oeste por el palacio de la Loggia hoy ayuntamiento. El lado sur está ocupado por los Montes de Piedad; al este se encuentran la Torre del reloj y los Pórticos, el paseo más frecuentado por los brescianos.

Brescia, Palazzo Loggia

A la derecha del palacio de la Loggia, está construida la antigua escalera de acceso a su planta superior: el palacio Notarial adosado a él con un arco con estatuas de Jacopo Medici de 1565.

En el ángulo nororiental es visible la torre di Porta Bruciata (Puerta Quemada), construcciòn del siglo XII (parte superior, con cartelas y almenaje gibelino, del siglo XIV) de casi 30 metros de altura, edificada donde estaba situada la antigua puerta mediolanense en el cerco amurallado romano, e incluida después en la Citadella de los Visconti; el nombre de “quemada” procede del incendio que se declaró en 1184 destruyendo las cabañas de paja y de madera que ocupaban esta zona.

En correspondencia con la torre del Reloj se abre la via Cesare Beccaria, antes llamada Carretera nueva, demandada por el Ayuntamiento, que hacia la mitad del siglo XVI encargó a su propio arquitecto, Ludovico Beretta, llevar a cabo las demoliciones necesarias para conectar los dos centros de poder: el municipal, en la plaza de la Loggia en construcción, y el véneto en el Broletto que como los duomos, todavía estaba encerrado dentro de las murallas de la Ciudadella de los Visconti. La calle, en el eje con el palacio de la Loggia, cumple también con las exigencias escenográficas y es un importante ejemplo de vía comercial, flanqueada por tiendas con la vivienda en la planta superior, como se ven en Venecia.

Hoy une la plaza de la Loggia con la Plaza Pablo VI, ya Piazza del Duomo, entonces dedicada al pontífice bresciano Giovanni Battista Montini (1897-1978). Nacida en el límite de la Brixia romana, es una de las plazas más antiguas de la ciudad, aunque adquirió su actual aspecto en torno a la mitad del siglo XVI. Es el corazón del centro histórico, punto principal de la vida religiosa y, hasta el siglo XV, también de la vida política. Escenario de importantes eventos sobre todo, pero no solo, religiosos: además de procesiones y ceremonias, se recuerdan también fiestas, animadas por fastuosos aparatos barrocos para fuegos artificiales, y partidos de pelota.

En el lado este se alinean las construcciones del notable palacio municipal del Broletto (que hoy alberga el Consejo provincial, el Gobierno Civil y las oficinas del Registro Civil, visitable durante horario de oficina), de la Rotonda o Duomo Antiguo y, en el centro, del Duomo Nuevo. En la parte septentrional surge la fuente con una copia de la estatua neoclásica de Minerva llamada “Brescia armada” (el original de Antonio Callegari –1722- se conserva en los Museos Cívicos); la fuente de la parte septentrional de la plaza, transferida aquí en 1921, es obra de Giambattista Cignaroli de 1818.

La plaza comprende otros elementos arquitectónicos de prestigio: el lado meridional está cerrado por la fachada de la sede de la Banca de Crédito Agrario Bresciano, Banco di Brescia, construcción de estilo neorenacentista de principios del siglo XX sobre proyecto de Camillo Arcangeli y Antonio Tagliaferri que ha englobado el palacio Negroboni del siglo XVI; las decoraciones realizadas entre 1907 y 1908 por Gaetano Cresseri y Antonio Castelli, representan alegorías del comercio y de la industria. En el plano semienterrado son visibles los restos de los mosaicos pavimentales de las termas romanas y un tramo del cardo, la via romana principal en dirección norte-sur.

Brescia, Duomo VecchioEl lado occidental, que es un continuum orgánico con el septentrional, está ocupado por las ruinas de un bajo y macizo pórtico medieval (véase en las columnas que continúan debajo del nivel de la calle, como la plaza fue en tiempos más baja), mientras en el nivel sobreelevado del palacio de los Camerlenghi (residencia del superintendente de las municiones responsable de la fundición de cañones que se hallaba en la plaza) se abre una elegante trífora gótica, que representa todo lo que queda de un ventanal tan grande como la fachada. Empotrado en el edificio que se encuentra enfrente del Duomo nuevo se hace visible un pequeño clípeo con la cabeza de San Juan Bautista, único resto del battisterio, fundado en el 615 y destruido en 1625, que aquí surgía. Al salir del portal este del Broletto en la piazza Martiri di Belfiore, entre éste y la esquina de via Cardinale Querini, se aprecia en la pared externa un pedazo de muro en médula de la Citadella Nuova, el cerco deseado en el siglo XIV por los Visconti.

Dirigiéndose desde piazza Martiri di Belfiore a la izquierda, hacia la galería Tito Speri bajo el cerro Cidneo, se puede: A) realizar una pequeña desviación a la izquierda, hacia la piazzetta Tito Speri; B) enlazar con el itinerario girando a la derecha y embocando en la parte oriental de la via dei Musei.

Brescia, Tito SperiA) Piazzetta Tito Speri es el ensanche donde, durante las Diez Jornadas de 1849 los patriotas brescianos fueron capaces de detener a los austríacos; desde aquí parte, en subida hacia la cumbre del cerro Cidneo, la via delle Barricate, que en la definición toponímica ejemplifica bien el modo con el cual los risurgimentali bloquearon las incursiones contra la ciudad de los opresores refugiados en el Castillo. El monumento a Tito Speri, el héroe del Resurgimiento ajusticiado sobre las explanadas mantovanas de Belfiore en 1851, es obra de Domenico Guidoni (1888). La fuente fue construida al final del siglo XIX por los Tagliaferri con el uso de material (entre los cuales restos del sarcófago de San Tiziano del siglo XIII) procedente del monasterio de los Santos Cosme y Damián que aquí se erigía y que fue abatido en torno al siglo XIV para permitir la ampliación del ala septentrional del Broletto.

Se bordea la torre de Porta Bruciata y, antes de pasar bajo la puerta de la torre, desviar algún paso, a la derecha, en la piazzetta que la precede para observar, a la izquierda, la original arquitectura externa de la iglesia de San Faustino in riposo también llamada de Santa Rita, erigida a final del siglo XII donde había una capilla del siglo VIII destruida quizás por el gran incendio de 1184, y reconstruida, en el interior, en el siglo XVIII. Sobre un cuerpo cilíndrico de piedra cubierto por un techo en tronco de cono dentellado de barro, apoya una celda campanaria cilíndrica con cuatro pequeños ajimeces, recubierta por un pináculo también protegido por una cubierta dentellada de barro.

Brescia, Santa Maria della CaritàB) Embocando la sección occidental de via Musei a la izquierda, en la esquina con via Gabriele Rosa, se encuentra la iglesia de Santa Maria della Carità edificada sobre proyecto de 1640 del arquitecto Agostino Avanzo, y modificada en la primera mitad del siglo XVIII, sobre la precedente iglesia al lado del “Conservatorio de las Desamparadas” que Laura Gambara había construido para dar acogida a las mujeres que habían sufrido la violencia durante el saqueo de Brescia en 1512. Las dos columnas de granito sobre la fachada proceden de la demolición de la catedral de San Pietro de Dom; de Alessandro Calegari (1746) es la estatua Ángel con lirio a la izquierda, de Antonio Ferretti Ángel con la casa a la derecha; las cuatro estatuas falsas de Profetas de Enrico Albricci (1744) pintadas al fresco en el exterior, han sido estropeadas por la intemperie. El interior, de planta octogonal con cúpula de linterna, está decorado por un pavimento policromo y por perspectivas barrocas pintadas.

Palacio Maggi di Gradella obra del siglo XVI de líneas simples y elegantes, diseñado por el arquitecto Ludovico Beretta, conserva en el ala oriental frescos de Lattanzio Gambara (1530-1573); está acompañado por una rica decoración con amorcillos y mascarones en la cornisa de alero del palacio Uggeri-Ganassoni de un poco después.

En el nº 47 de via Musei se encuentra la casa Luzzago donde vivió el estadista bresciano Giuseppe Zanardelli (1826-1903) con restos de frescos sobre la fachada; en el nº 32 está abierto el primer portal del palacio Martinengo Cesaresco Novarino que tiene en via Musei el ala del siglo XVII, completada, como atestigua la inscripción del ángulo del edificio, en 1663 (el ala más antigua de a la piazza del Foro). El portal, de Stefano y Carlo Carra (1678) está sobrepasado por un balcón de piedra y hierro forjado sostenido, a modo de cariátides, por águilas, símbolo de los Martinengo. A la izquierda del portal parte una escalera con pinturas al fresco; en el fondo del patio se encuentra una fuente y, en un nicho sobreelevado la estatua de Scilla Martinengo de finales del siglo XVII. Pero la noble dama más notable que habitó en el palacio fue Marzia Martinengo Cesaresco amada en 1807 por Ugo Foscolo que frecuentaba su círculo intelectual.

Biblioteca querinianaEn correspondencia con el ábside del Duomo nuevo, en via Giuseppe Mazzini se erige la fachada de la Biblioteca Queriniana, rica de códices miniados, pergaminos e incunables, y de otros 400.000 volúmenes , y el adyacente Palacio obispal.

Recorriendo toda la via Giuseppe Mazzini dejando a la espalda el túnel bajo el cerro Cidneo se gira a la derecha por corso Giuseppe Zanardelli, la calle central de la ciudad lugar de citas y encuentros. El lado sur de la calle, sin pórticos, incluye la ex piazzetta de san Luca, que toma el nombre del brazo cruciforme de un grande hospital que existió hasta la mitad del siglo XIX. La piazzetta acoge una fuente proyectada por Rodolfo Vantini trasladada aquí en 1983 cuando se repavimentó la calle.

El lado norte de Corso Zanardelli se caracteriza por pórticos cuya trayectoria está interrumpida por tres arcos más grandes que marcan la monumental fachada del Teatro Grande que presenta en su interior la prestigiosa y elegante sala del Ridotto.

Una vez llegados a la esquina de la calle, en vez de girar a la derecha bajo los pórticos, siguiendo se emboca Corso Palestro, la via del paseo elegante y totalmente peatonal. En tiempos era una joya: cuando fueron edificadas las casas sobre la explanada de las murallas de los Visconti, Gerolamo Romanino, a mitad del siglo XVI, obtuvo del Ayuntamiento el encargo de pintarlas al fresco y encargó después el trabajo a su yerno Lattanzio Gambara. Hoy pocas construcciones muestran rasgos de este ciclo de frescos que se articulaba en 48 grandes cuadros con escenas bíblicas y de la historia grecorromana. Algunos son visibles en el último tramo de Corso Palestro y en un tramo de via Gramsci, en las fachadas de las llamadas casas del Gambero donde se encontraba la más antigua posada de la ciudad.

http://www.turismobrescia.it/es/percorso/las-grandes-plazas-del-centro

Italia – Lombardía. Visita a Brescia en un día

Por Víctor Gómez

Publicado el 24 febrero, 2016. Actualizado el 25 febrero, 2016.

Hay ciudades que en apenas una tarde te conquistan y te dejan con las ganas de volver a repetir, de seguir descubriendo sus rincones. Esto me pasó con Brescia, una pequeña ciudad de la Lombardía italiana que visité durante mi estancia en Milán, y que tuve la suerte de volver a visitar pasados unos meses. Es una ciudad pequeña, fácil de visitar en un día si te organizas bien, y con muchos lugares preciosos para ver.

Su cercanía con Milán, a tan sólo 1:30 en tren, o con Bérgamo, a poco más de 1 hora, hace de Brescia una ciudad ideal para visitar durante nuestro recorrido por el norte de Italia y la región de Lombardía.

Recorrido de 1 día por Brescia

El tren es la forma ideal para llegar hasta Brescia. La estación central está a un paso del centro, y podemos llegar andando a todas partes.

Aunque Brescia es una ciudad pequeña, con apenas 200.000 habitantes, tiene metro (uno de esos ultra modernos, sin conductor, como los de los aeropuertos), pero mejor visitar la ciudad a pie, que estamos en Italia, y aquí “tutto è bello“.

Para llegar hasta el centro, lo mejor es seguir la calle Corso Martiri Della Libertá, situada al oeste. Aquí encontraremos la primera iglesia que merece una visita, Santa Maria dei Miracoli. No quiero ser muy pesado con las iglesias, pero ya sabes, esto es Italia y aquí son unos auténticos artistas en lo que a templos religiosos se refiere.

La fachada de Santa Maria dei Miracoli es una obra de arte del renacimiento, donde nos quedaremos embobados viendo el detalle de los faunos, ángeles y animales. Una maravilla. Su interior, mucho más grande de lo que parece por fuera, es un poco aburrido, pero en 2 minutos lo tendremos visto.

Seguimos hacia la Piaza della Vittoria, la más fea de las tres plazas principales de Brescia. De estilo fascista, el antiguo edificio de correos (lo reconoceremos por el cartel de Poste e Telegrafi), es el máximo exponente de esta época tan lúgubre.

La cercana Vía Dante es la principal calle de tiendas y boutiques de alta calidad, por lo que cuidado con las tarjetas de crédito. Si nos fijamos con atención, encontraremos una estatua sin nariz en una de las esquinas de la calle, Il Mostasù delle cossere. Cuenta la leyenda que durante una de tantas invasiones a la ciudad, el invasor, además de expoliar al a ciudad, quería cortar la nariz a todos los brescianos por su bravuconería en la batalla. Al final llegaron a un trato y sólo le cortaron la nariz a las estatuas.

Leyendas a parte, llegamos a realidad de la Piazza Loggia, una de las plazas más bonitas de Brescia, con sus soportales, su reloj astronómico frontal y trasero (me recordó mucho al de Praga) y sus cafeterías donde disfrutar de un buen expreso al calor de la tarde.

Nos podemos pasar un buen rato dando vueltas por la Piazza Loggia, antes de llegar al corazón de Brescia: la Piazza Paolo VI.

La Piazza Paolo VI, a falta de una catedral, tiene dos: la vieja y la nueva. Sencilla y efectiva forma de llamarlas, ¿no?

La Catedral nueva (Duomo Nuovo) es la más monumental y resplandeciente con su blanca fachada, así como su gran cúpula, la tercera más grande de Italia tras la de San Pedro en Roma y la de Santa Maria en Florencia. Iniciadas sus obras en 1604, no es que sea precisamente moderna, pero es que la catedral vieja (Duomo Vecchio), es del siglo XI.

Ambas son impresionantes. La nueva por su profusión de pinturas, bajorrelieves y colorido, y la Catedral vieja (Duomo Vecchio) por todo lo contrario. Su sobriedad y forma redondeada te cautivan mientras vas descubriendo los rincones de esta antigua catedral románica asentada sobre una antigua basílica.

La Piazza Paolo VI también está repleta de cafeterías, así que no puede decirse que visitar Brescia sea muy cansado.

Continuemos, que aún falta por ver lo más importante, la zona arqueológica de Brixia y el Museo de Santa Giulia (sí, un museo, pero te prometo que este mola).

En la calle Via Musei nos adentramos en la zona más antigua de Brescia, y se nota: las estrechas callejuelas, los edificios medio torcidos, y cosas tan extrañas como el antiguo horno con chimenea que hay entre Via Musei y Via Gasparo da Saló, no dejan lugar a dudas. Esto es medieval.

Darse una vuelta por este entramado de callejuelas de sabor tan italiano es más que recomendable. Hay veces que parece que estás en un pequeño pueblo, aunque estemos en pleno centro de la ciudad. Fíjate en la fachada del Palazzo del Governo, que seguro que te sorprenden las curiosas caras que tiene.

Siguiendo por la Via Musei llegamos hasta el foro romano. Que las cuatro columnas que se ven y los pocos restos de la zona no te desilusionen, lo bueno está dentro, en el santuario del siglo I que se ha conservado gracias a la destrucción de toda esta zona romana hace muchos siglos y a su uso como basurero.

El santuario de Brixia, protegido por un recinto con atmósfera controlada en el que hay que entrar cruzando puertas presurizadas, como si de una nave espacial se tratara, tiene unos frescos imitando piedras nobles, como el mármol, que son alucinantes. Más de 2.000 años tienen, y por mucho que los mires fijamente, cuesta ver que realmente no son de roca maciza.

El otro lugar Patrimonio de la Humanidad de Brescia, junto al recinto romano, es el Museo de la ciudad, el de Santa Giulia. ¿Un museo Patrimonio de la Humanidad? Pues sí, porque además de albergar 11.000 piezas sobre la historia de los celtas, romanos y lombardos (el pueblo del noreste de Europa que hizo de Brexia su capital) en Lombardía, es un antiguo monasterio con unas capillas (Basílica de San Salvatore y Santa María in Solario) donde estar a punto de sufrir el síndrome de Stendhal.

Dicen que este es uno de los museos más importantes del norte de Italia, sobre todo por la gran calidad de su exposición permanente. Los mosaicos romanos y el arte lombardo, junto a piezas como La victoria alada, Santa Giulia crucificada o la cruz de Desiderio, son dignos de admiración. Sólo por ver estas obras de arte en directo, merece la pena acercarse a Brescia.

Panorámica de iglesia dentro del museo de la ciudad de Brescia

Basílica en el museo de la ciudad de Santa Giulia

Además, también está la parte temporal con exposiciones de todo tipo. Nos podemos pasar varias horas en este museo, por lo que depende del interés de cada uno. Una visita normal, sólo parándose en los “greatest hits”, nos llevará fácilmente hora y media.

Y para terminar de conocer Brescia, ahora que el sol está bajando, tenemos que hacer un último esfuerzo para subir las cuestas hasta el Castillo de la ciudad, desde el que admirar el atardecer desde sus murallas.

Enclavado dentro de un pequeño bosque, el castillo es el mejor mirador sobre esta ciudad tan plana. Podemos visitar libremente las murallas y algunas torres. En su interior hay varios museos militares que no visité, por falta de tiempo, que un día no da para mucho más.

Al caer la noche, Brescia, como cualquier otra ciudad con encanto, se tansforma en otra distinta, más misteriosa, más íntima. Más auténtica.

Brescia es una ciudad pequeña, muy fácil de visitar, con tantos lugares bonitos que es pecado olvidársela por visitar otras con nombres más reconocibles.

Imprescindibles en Brecia

¿Vas con prisa? Los lugares más bonitos de Brescia son:

Área arqueológica de Brixia. Entrar en el santuario Patrimonio de la Humanidad

Piazza Loggia con su reloj astronómico.

Piazza Paolo VI con sus dos catedrales, la vieja y la nueva.

Museo de la ciudad, Santa Giulia, visita a los mosaicos y capillas.

Castillo de la ciudad.

Mejor mirador de Brecia

Las mejores vistas a Brescia y su entorno las tenemos desde las murallas del Castillo, a las que se accede libremente. Es el lugar más elevado de la ciudad, así que desde aquí veremos dónde termina la urbe, e incluso los Alpes.

En la ciudad hay varias torres, pero su acceso está cerrado para los turistas, por lo que hay que conformarse con el castillo..

Cómo llegar

La mejor forma de llegar hasta Brescia es en tren, pues la estación está muy cerca del centro y no tendremos que buscar aparcamiento, además de haber muchas conexiones con otras ciudades cercanas.

Si vamos en coche, hay autopista desde las principales ciudades cercanas, como Milán, Bérgamo o Verona. Encontraremos aparcamientos de pago cerca de la estación de tren, donde es buena idea dejar el coche, ya que ir en coche por el centro de la ciudad es casi imposible.

http://machbel.com/italia-lombardia-brescia-un-dia/

Brescia (Brèsa en dialecto bresciano - pronunciado también como "Brèha" en algunas zonas de la provincia) es un municipio de 196.058 habitantes, capital de la provincia de Brescia. (1.193.275 habitantes) en la región de Lombardía. Es la segunda ciudad de la región por número de habitantes. Se la conoce también como la Leonessa d'Italia, según el apelativo atribuido a Giosuè Carducci. La ciudad está situada en el fondo del valle denominado Val Trompia.

La antigua ciudad de Brixia, Brescia ha sido un centro regional importante desde tiempos pre-romanos y numerosos monumentos romanos y medievales se han preservado, entre los cuales está su castillo.

La zona arqueológica monumental del Foro Romano y el monasterio de Santa Giulia son parte de un grupo de siete sitios conocidos como «Centros de poder de los longobardos en Italia (568-774 d.C.)»,1 declarado Patrimonio de la Humanidad UNESCO en 2011.

La ciudad se encuentra en el centro de la tercera área industrial más grande del país, concentrada en ingeniería mecánica, automovilística y maquinaria (accesorios de automóvil, medios de transporte, armas), industria textil y alimentación. Sus compañías son de mediano y pequeño tamaño, muchas veces empresas familiares. El sector financiero también da mucho empleo a la región, así como el turismo, debido a la proximidad del lago de Garda, el lago de Iseo y los Alpes.

La ciudad de Brescia está hermanada con la ciudad de Logroño (España).

https://es.wikipedia.org/wiki/Brescia

https://it.wikipedia.org/wiki/Brescia

https://en.wikipedia.org/wiki/Brescia

http://www.juzaphoto.com/me.php?pg=25680&l=it

http://www.turitalia.com/ciudades/destino/brescia/brescia_ciudad.html

http://www.turismobrescia.it/it/punti-di-interesse

http://www.nuestromundoviajero.com/2015/02/cremona-y-brescia.html

http://www.paesaggioitaliano.eu/lombardia/brescia

http://saraviacontenidos.blogspot.com.es/2012/10/musil-museo-de-la-industria-y-trabajo.html

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=30131

Vídeo:

Web recomendada: http://www.comune.brescia.it/

Contador: 1312

Inserción: 2016-06-25 17:35:07

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET