PionyangPionyang

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Pristina

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Serbia

Localización: Provincia autónoma serbia de Kosovo y Metohija

Año:

Estado: Terminado

Descripción:¿Está usted seguro de querer visitar Kosovo?

Al entrar en Kosovo es difícil no sentir cierta aprehensión, no sólo porque el nombre traiga recuerdos: la carretera de entrada desde Skopje está plagada de desguaces, y la policía fronteriza pregunta insistentemente la razón de la visita antes de decidirse a estampar un sello en los pasaportes.

En Pristina abundan los edificios en restauración, y hay calles en las que la mitad es un bonito bulevar y la otra tiene casas a medio hacer y piedras a la espera del alquitrán. La carretera Bill Klinton se cruza con la avenida Xhorxh Bush ; y un monumento con las letras de las palabras New Born, construido tras la declaración de independencia del país, sobrevive camuflado por grafitis de todos los colores. Varios coches con las siglas de Naciones Unidas patrullan la ciudad y la gente parece caminar con prisa.

Pero, como en la mayoría de los casos, de poco sirve fiarse de las apariencias. El país tiene una de las tasas de criminalidad más bajas del continente, y la popularidad de restaurantes y bares tiene poco que envidiar a la de una ciudad media española. La timidez de los kosovares se transforma en amabilidad en cuanto el visitante toma la iniciativa, y en entusiasmo si uno consigue balbucear unas palabras en albanés, el idioma mayoritario. Yo no he podido pasar más allá de hola y gracias, pero animo a todo el que venga.

En este país, toda una generación quedó diezmada durante la década de los 90, razón por la que hoy en día la mayoría de los habitantes tienen menos de 35 años. Esto explica la abundancia de locales musicales, cafés y espacios artísticos. Una generación abierta y en algunos casos muy preparada, para quienes hablar cuatro idiomas no tiene nada de peculiar. No por ello lo tienen fácil. Sea cual sea la profesión, en Kosovo no se ganan más de 300 € al mes. Con precios que apenas distan de los de Europa occidental, compartir piso o vivir con los padres es ineludible aun teniendo un buen trabajo.

Pronto queda claro que actualmente no existe un conflicto social entre los habitantes. Los problemas se sitúan a la escala del parlamento, y a escala internacional con de la aceptación o no de la independencia del país. Para los habitantes de Kosovo, viajar es un rompecabezas: se precisa un visado para viajar a cualquier país, a la excepción de Albania, Montenegro y Haití. Para dirigirse a Serbia, es necesario dar un rodeo por otro país puesto que la existencia de Kosovo no se reconoce.

Pristina no es una ciudad turística, inútil buscar una oficina de información. Intentamos visitar el museo nacional, pero lo están renovando y nos encontramos los vestigios de cerámica en el suelo sobre alfombras y una chica que vigilaba el local mientras escuchaba la Lambada en la radio. Curiosa combinación que me recordó la iglesia napolitana donde pinchaban reggaetón durante una exposición de fotografías religiosas.

Por alguna razón, en las tiendas se redondea sistemáticamente. Si algo cuesta cuatro euros con diez, preguntan al cliente si tiene los diez céntimos, y si no los tiene, pues qué se le va a hacer, le cobran cuatro. Aunque quede registrado en la caja y haya ticket. La cosa es coherente y va en los dos sentidos, si algo cuesta tres con noventa, te cobrarán cuatro también. Aún no hemos visto ninguna moneda de cobre aquí, lo que explica en parte el redondeo, pero no completamente porque sí que existen monedas de diez.

También nuestro hostal tiene una atmósfera peculiar. El casero es un profesor de física retirado que según los días da consejos a los viajeros o los instruye con historia kosovar. Las habitaciones están decoradas esa indescriptible combinación de colores que se adapta tanto a los años 50 como a nuestros días. Tienen una planchadora de esas que Antonio Alcántara trató de vender sin éxito en los inicios de Cuéntame, de donde salen toallas perfectamente plegadas, como si de panecillos de tratara.

Y es en esta ciudad, a la que nadie nos aconsejaba venir, en la que llevamos tres días retrasando nuestra salida. Quizá sean sus habitantes optimistas, quizá las terrazas llenas noche y día, lo cierto es que algo nos ha atrapado en Pristina.

En la entrada de la pensión, la tele está siempre encendida. El guarda pasa la noche sentado en este sofá, que recuerda un poco a la URSS

La central térmica de Pristina ahora privatizada, sigue sin tener filtros en las chimeneas. Los días sin viento, aun haciendo bueno, se puede mirar el sol, tapado por la polución.

Muchos serbios huyeron de Kosovo durante la guerra. En algunos barrios, las casas abandonadas son la norma. Aquí, puede verse la ciudad desde una de ellas.

En el centro de la ciudad, al fondo de la calle principal, están expuestos los retratos de los muertos en la última guerra (1999)

Hay numerosas mezquitas y minaretes. El 90% de los kosovares son musulmanes. No por ello dejan de tener iglesias, elegir alcaldes católicos, beber en los bares todas las noches, o llevar minifaldas.

Antenas satélites de la televisión nacional a la entrada del bazar

En esta calle próxima al bazar, son numerosas las tiendas que venden vestidos de novia

En cien metros a la redonda sólo hay tiendas de novias, algunas venden cestas para el gran día, otras corsés…

En general hay muchísimas tiendas de ropa en Pristina.

En Kosovo se fuma bastante. Se puede comprar tabaco a los vendedores ambulantes que pasan cada cinco minutos en los bares, en kioscos, o en establecimientos de venta de frutos secos y chucherías como éste.

La escultura, del New Born, se hizo tras la declaración de independencia del país el 17 de febrero de 2008. A la entrada de la galería comercial de la ciudad, la escultura recuerda a los peatones que Kosovo es el país más joven del mundo.

El retrato del presidente en la avenida principal, aún en obras.

A los encargados de las tiendas el bar de al lado les suele servir el café a domicilio

El lavado de coches, una institución en Pristina

Los kosovares sólo pueden viajar a cuatro países sin visado. Algo que complica mucho la organización de las vacaciones y también la visita a familiares que viven en otras zonas de la antigua Yugoslavia

A la gente de aquí también le gusta el fútbol. Como no hay ningún gran club en el país, los fans se buscan otros en el extranjero. En este caso, el Madrid Barça del 29 de Agosto levanta pasiones.

Todas las noches la avenida principal se llena. Hay cafés con terrazas, vendedores de juguetes, de mazorcas de maíz asado…

El ambiente corresponde al de un país que hoy en día sólo se pretende una cosa: vivir mejor.

https://cronicasbalcanicas.wordpress.com/2012/08/29/esta-usted-seguro-de-querer-visitar-kosovo/

PRISTINA

Visitado el monasterio, tomamos nuevamente el coche, para dirigirmos a la capital del país, Pristina. Para recorrer los 10 kilómetros que distan Graçanica de Pristina no tardamos más de 10 minutos. Ahora bien, encontrar el centro histórico y ubicarnos con los mapas que hemos sacado de internet no es tan fácil. De modo que entre el atasco de tráfico que hay y que algunas calles están cortadas, no aparcamos hasta después de casi tres cuartos de hora. Finalmente optamos por un pequeño parking que hay en un descampado. Allí nos guardarán el coche por un euro la hora.

En Pristina viven unas 200.000 personas. Es pues, una ciudad media y enseguida vemos que se trata de una ciudad en renovación. Muchas obras por todas partes. Lo que hay que hacer en Pristina es perderse por el centro histórico, descubriendo pequeñas terrazas, mezquitas, bazares diversos y algunas calles peatonales.

A partir de la calle Nazim Gafurri vamos conociendo los diversos puntos de interés, como la Mezquita Çarshia (del mercado), que es la más antigua de la ciudad y que fue mandada construir por el Sultán Beyazit, la Mezquita Jashin Pasha, del siglo XVI o la Mezquita Fatih (construida en 1461 por el Sultán Mehmet II, el conquistador de Constantinopla) justo al lado de la Torre del Reloj. Esta torre del reloj, de 26 metros de altura y que (omnipresente en todos los mercados del imperio otomano) no sólo marcaba las horas, si no que indicaba cuando los trabajadores del vecino basar debían dejar el trabajo para dedicarse a cada una de las 5 oraciones diarias que el Islam tiene como precepto.

Muy cerca de la mezquita del mercado encontramos la única de las fuentes otomanas que queda en pie, la Fuente Shardevani. A escasos metros de la fuente hay un llamativo edificio amarillo mostaza, bien pintado, que llama la atención. Es el Museo de Kosovo, que está situado en un bello edificio de estilo austriaco. Al parecer, el rico patrimonio del museo fue llevado a Belgrado antes de que comenzaran los disturbios del año 1998, y la mayoría de ellos ya no han vuelto más. Como vamos justos de tiempo decidimos no entrar a pesar de que nuestra guía, explica que la exhibición permanente es bastante interesante, contando la vida en Kosovo durante la antigüedad, remontándose a los períodos Iliria, dardniano y romano.

Como vemos, la mayoría de edificios antiguos de la ciudad tienen que ver con el pasado otomano de Pristina. También el bazar es de la época otomana, aunque fue destruido hacia 1950. La reconstrucción, sin embargo, ha recuperado la antigua atmósfera, y es un buen lugar para perderse un rato. En el bazar, y de hecho, en muchos otros lugares nos damos cuenta de que los kosovares llevan un característico sombrero blanco de lana, el plis. Aprovechamos para comprar una camiseta de Kosovo para Marc, que tiene 4 años.

Finalmente, nos encontramos el Monumento al Hermandad y la Unidad, de época yugoslava. Se trata de una escultura formada por la unión de tres columnas de 15 metros de altura, que hacía eco de la convivencia entre albaneses, serbios y montenegrinos en Kosovo, las tres etnias que convivían en Kosovo durante los años del Mariscal Tito (de hecho, montenegrinos y serbios son estrictamente la misma etnia). El término Hermandad y Unidad, era uno de los preferidos por los yugoslavos que querían minimizar el evidente predominio de los albaneses en esta parte de los Balcanes.

Después de dar una buena vuelta por el centro histórico de Pristina (en realidad lo más interesante) comemos (muy bien) en uno de los varios restaurantes que encontramos en la zona.

Después volvemos al coche, con la idea de dirigirnos a Prizren el tiempo pasa rápidamente y queremos tener tiempo suficiente para visitar esta población que dicen que es la más bonita del país.

http://milviatges.com/2014/kosovo-viatge-a-lestat-mes-jove-deuropa

Pristina (en albanés, Prishtina o Prishtinë, en serbio, Приштина o Priština) es la capital de Kosovo (para el gobierno kosovar y la mayor parte de la comunidad internacional) y de la provincia autónoma serbia de Kosovo y Metohija (para Serbia), territorio en disputa situado en los Balcanes. Cuenta con una población de 198 112 habitantes, según los datos del último censo de 2011.

Historia

Durante el Imperio romano, a 15 km al sur de la moderna Pristina existió una extensa ciudad llamada Ulpiana. La ciudad fue destruida, pero sería restaurada por el emperador Justiniano I. En la actualidad, los restos de la ciudad romana de Ulpiana son visibles en los terrenos que se encuentran en las afueras de la localidad de Gracanica.

Después de la caída de Roma, Pristina nació de las ruinas de la antigua ciudad romana y debido a su estratégica ubicación geográfica fue localizada como una ruta que conducía hacia todas las direcciones de los Balcanes. Por esta razón, se convierte en un centro comercial importante, instalándose como uno de los caminos fundamentales para el comercio en Europa del Sudeste.

Durante el reinado de Milutin (1282 – 1321), el Reino de Serbia debido a la prosperidad de la zona traslada la capital del Estado hacia Pristina. Sin embargo, dicho estatus solo duró hasta la Batalla de Kosovo de 1389 cuando el ejército Otomano derrota con decisión al ejército de coalición de los Balcanes. Posteriormente, toda Serbia sería conquistada por los turcos en 1459.

El escritor albanés, Pjetër Bogdani, vivió y trabajó en la ciudad. Publicó su primer libro Çeta e Profeteve (La banda de los profetas) en 1555. Durante el Imperio otomano, la ciudad se volvía cada vez más de carácter turco, convirtiendo a gran parte de los pueblos eslavos y albaneses al Islam.

Desde el año 1870 en adelante, los albaneses que habitaban la región formaron la “Liga de Prizren” para oponerse a la soberanía otomana, luego formarían un Gobierno provisional en 1881.

En 1912, Pristina junto al resto de Kosovo fue brevemente incluida al recientemente Estado Independiente de Albania. Pero al año siguiente, las grandes potencias de la zona forzaron a Albania a ceder la región a Serbia. En 1918, Kosovo es incluida en la Yugoslavia recién formada, pero sin autonomía, privilegio que llegaría muchos años después.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad fue étnicamente mixta, con grandes comunidades de albaneses y serbios. Los conflictos entre ambos grupos étnicos comienzan a agravarse, cuando los albaneses de fe musulmana empiezan a ser deportados hacia Turquía como consecuencia de un programa de limpieza étnica aplicado por las autoridades serbias. Los musulmanes albaneses fueron identificados como turcos y así enérgicamente desahuciados de las casas de sus antepasados. En Turquía, muchos albaneses fueron obligados a cambiar sus nombres por otros de origen turco y fueron enviados por las autoridades turcas hacia las provincias habitadas mayormente por armenios y griegos.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la población serbia de la ciudad se vio disminuida, debido a la persecución que los serbios sufrieron por las tropas nazis. Entre 1941 a 1945, Pristina fue anexada al Reino de Italia junto con el resto de Albania, aumentado tímidamente la población albanesa. Durante un breve período la ciudad fue ocupada por la Alemania nazi, antes de que las tropas germanas abandonaran la ciudad en noviembre de 1944.

https://es.wikipedia.org/wiki/Pristina

https://en.wikipedia.org/wiki/Pristina

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1492971

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1689678

https://www.flickr.com/photos/gentibehramaj/sets/72157642709128335

http://www.elcoleccionistadeciudades.com/2015/04/kosovo-captando-la-esencia-del-pais-por.html

http://www.timezonephotography.com/kosovo/

http://personafacettes.com/travel/pristina-ethnographic-museum/

http://www.alekseitrofimov.eu/one-day-in-kosovo/

http://ourwanderland.com/newborn-country-pristina-kosovo/

http://www.adventurous-travels.com/2015/08/prishtina-kosovo-ugly-city-with-great.html

Vídeo:

Web recomendada: http://kk.rks-gov.net/istog/

Contador: 1237

Inserción: 2016-06-17 16:45:14

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET