ParamariboParamaribo

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Tallin

Otro:

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Estonia

Localización:

Año: 1248

Estado: Terminado

Descripción:¿Qué visitar en Tallinn?

La mayor atracción de la ciudad es la ciudad antigua medieval (Vana Tallinn o Ciudad Vieja). Estaba construída entre los años 1400 y 1700 y su arquitectura de la edad media ha sido casi intacta.

El núcleo de la ciudad es la Plaza del ayuntamiento (Raekoja Plats) y el Ayuntamiento (Raekoda). En verano esta gran plaza está llena de terrazas de cafeterías y restaurantes, en invierno tiene el mercado navideño y un gran arbol de Navidad. El Ayuntamiento es un edificio gótico construído en los años 1402-1404. Arriba está una veleta, Viejo Tomás (Vana Toomas) - la figura de un soldado medieval convertida en el símbolo de la ciudad. En la esquina de la plaza se encuentra la farmacia más antigua de Europa (Raeapteek), mencionada en el año 1422.

A la izquierda de la farmacia se encuentra el pequeño callejón Sajakang (callejón del Pan), por el cual se puede llegar a la Iglesia del Espíritu Santo (Pühavaimu kirik). En la pared de esta iglesia está el muy bonito reloj del siglo XVII, el reloj público más antiguo de Estonia. La iglesia tiene el interior tallado de madera y un altar pintado por Bernt Notke en el siglo XV. Si desde esta iglesia seguir las calles Pikk (larga) y Lai (ancha), se llega al puerto de Tallinn. Estas calles están llenas de casas medievales, cafeterías, tiendas de regalos y galerías de arte. Ambas calles llevan a la Iglesia de San Olaf (Oleviste Kirik) - en la edad media era el edificio más alto de Europa. La mencionan ya en el año 1267. Ahora la altura de la iglesia es 123 m. En la calle Pikk 71 está el conjunto de 3 casas de la edad media llamado "Tres hermanas", ahora ocupado por un lujoso hotel. A finales de la calle Lai se encuentra el Hobuveski (el 'Molino de los Caballos'), un pequeño edificio redondo de 16 metros de diámetro. Fue construido en la primera mitad del siglo XVI especialmente en una forma circular para albergar un molino, que fue movido por 8 caballos que hacían girar la rueda. Otros edificios curiosos en la calle Pikk son los Gremios comerciales y artesanos. En Pikk 26 está la Casa de la Hermandad de los Cabezas Negras (se llama así por el color de piel de su patrón, San Mauricio). Este gremio estaba conformado por los comerciantes alemanes solteros. En Pikk 17 está la sede del Gran Gremio (ahora alberga un museo).

Detrás de la iglesia de San Olav se encuentra la puerta de entrada a la ciudad vieja desde el puerto, Rannuvärav. Esta entrada está junto a una torre muy ancha, llamada "Gorda Margarita". Dentro de esta torre se encuentra el Museo Maritimo.

Si desde la Plaza de Ayuntamiento seguir la calle Viru, la calle más comercial de la ciudad vieja, se llega a la otra puerta de entrada a la ciudad, Viru (Viruvärav), con 2 torres. Detrás de esta puerta empieza la ciudad moderna, están los grandes hoteles y centros comerciales (Viru Keskus). A la izquierda de la puerta Viru hay un mercadillo con ropa de lana tradiccional estonia. Pero, fuera de la muralla, también a la izquierda hay otro mercadillo de artesanía con los precios más bajos.

No lejos de la puerta Viru se encuentra el pasaje de Santa Catalina (Katariina käik) que une las calles Vene y Müürivahe. Es una parte de las ruinas del antiguo convento Domínico. Tiene un ambiente medieval y talleres de artesanos y artistas. No lejos está el interesante y bohemio"Patio de los Maestros" donde se venen artesanías, piezas de joyería y productos de chocolate.

En la ciudad baja hay otra iglesia importante del siglo XIII, es la Iglesia de San Nicolás (Niguliste Kirik), que además funciona como sala de conciertos. Dentro de la iglesia está la conocida obra del pintor medieval alemán Bernt Notke "Baile con la muerte".

Todo esto se encuentra en la "ciudad baja". Ahora se puede pasar a la otra parte - la ciudad alta (colina Toompea), y ver los siguientes monumentos y lugares de interés.

Para pasar a la colina Toompea, hay 2 curiosas calles: Pierna Larga (Pikk Jalg) y la calle-escalera Pierna Corta (Lühike jalg).

Lo que llama más atención en la ciudad alta es la Catedral ortodoxa rusa de Alejandro Nevsky, con sus cúpulas de cebolla y su ecléctico estilo arquitectónico. Su interior está ricamente decorado con mosaicos e iconos. El arquitecto de esta catedral (Mijaíl Preobrazhénsky) también proyectó la catedral ortodoxa de Buenos Aires. Era el arquitecto oficial de la iglesia rusa en aquella época (1900) y vivía en San Petersburgo. También hizo las catedrales en Florencia, Niza, Viena y Sofia. En esta catedral de Tallinn empezó su trabajo el recien fallecido patriarca ruso Alexei II, que procedía de la capital de Estonia (sus padres eran de origen aleman y emigraron de Petrogrado (San Petersburgo) después de la revolución rusa. La catedral estaba a punto ser destruída o reconstruida varias veces pero por suerte la protegieron.

En frente a la catedral, está el Parlamento y el Gobierno de Estonia - en el castillo y la casa Toompea, respectivamente. La torre más famosa del complejo es la Pikk Hermann (Largo Hermann), del año 1371, y en ella ondea la bandera nacional estonia.

Adentrándose a Toompea, econtramos la Catedral de Santa María, o Toomkirik, construida en el año 1233. Antes era la iglesia de los nobles barones alemanes ("alemanes bálticos") que dominaban Estonia, Letonia y Lituania, incluso durante su pertenencia al imperio ruso, las tierras y el poder estaba en sus manos. Los mismos estonios eran casí no más que siervos. El interior de la catedral está lleno de los escudos familiares de estos feudales y sus tumbas. Justo en la entrada principal encontrará una losa de piedra de gran tamaño que dice: "Otto Johann Thuve". Este señor a veces se denomina como "Don Juan de Tallinn". Era un bebedor y mujeriego incurable. Mientras agonizaba, sin embargo, pidió ser enterrado aquí en el umbral de la iglesia para que la gente temerosa de Dios, arrodiándose para rezar al entrar, pudiera con el tiempo salvar su alma de sus pecados.

En la ciudad alta hay varios miradores para ver y hacer fotos de Tallinn desde arriba, con unas vistas muy bonitas.

Y, por supuesto, hay que mencionar las murallas medievales que rodean la ciudad antigua. En el siglo XVI las murallas tenían 2,4 km de longitud, 14-16 metros de altura, profundidad de hasta 3 metros e incluían 46 torres defensivas y 6 puertas de entrada. Ahora queda 1,9 km de la muralla, 20 torres y 2 puertas de entrada. Los mejores lugares para ver las murallas son el mirador Paktuli en Toompea (ciudad alta) y Tornide väljak, un parque cerca de la estación de tren.

Algunas torres están abiertas al público:

Kiek in de Kök ("Espía en la cocina"), en esta torre hay un museo con entrada a los túneles; Gorda Margarita (en esta torre está el Museo Marítimo); Neitsitorn (torre de las doncellas o vírgenes); Eppingi torn (en esta torre en 6 plantas hay una exposición interactiva medieval, artesanía, se puede probar las copías de armas y armaduras).

La sección de la muralla abierta al público está en la calle Suur-Kloostri street. Allí se puede pasear desde la torre Nunna hasta la torre Sauna y Kuldjala.

poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)

Lugares para visitar fuera del casco antiguo:

Kadriorg y Pirita - estos dos barrios están a este de la ciudad. al lado del mar, llenos de parques, sitios ideales para relajarse y descansar. Son los barrios más prestigiosos de la ciudad, donde están las mansiones elegantes, como antiguos tanto modernos. En Kadriorg viven los gobernantes del país.

Kadriorg

En Kadriorg se encuentra el parque con estanques y el palacio barroco, construído por el zar ruso Pedro I y nombrado en honor de Catalina I, su segunda esposa, por cierto era una mujer humilde de origen lituano. Kadriorg en estonio significa “El Valle de Catalina”. La construcción del palacio empezó en 1718 y su arquitecto era el italiano Niccolo Michetti, que luego estaba participando en la construcción del famoso palacio de Petergoff al lado de San Petersburgo. A pesar de estos, posteriormente los zares rusos practicamente no usaron este palacio como su residencia. En los años 1930 en el palacio se encontraba la residencia del presidente de Estonia. Ahora el palacio alberga el Museo del arte extranjero.

Dirección del museo: Weizenbergi 37

Abierto: 10-17, cerrado el lunes.

Monumento a Rusalka (Sirena)

Este monumento en forma de angel en la playa de Kadriorg fue ergido a memoría de un barco ruso que se hundió camino a Helsinki en el año 1893.

Arquitectura de madera - en Kadriorg hay muchas casas y elegantes mansiones de madera. Este tipo de arquitectura de madera casi no se ha conservado en otras ciudades europeas. Si le gusta la arquitectura, esta zona le resultará interesante.

Museo de arte estonio - KUMU

Abierto en el año 2006, el super moderno e impresionante edificio Kumu alberga la colección del Arte Estonio. En el año 2008 fue nombrado como el museo del año de en Europa. Si le gusta el arte y la puntura, y quiere conocer el arte estonio, es muy recomendable.

Dirección: Weizenbergi 34/ Valge 1

Pirita

Al este de la cosa de Kadriorg está el distrito de Pirita. Aparte de las zonas residenciales tiene un puerto deportivo de veleros y playas. En el delta del río Pirita se puede alquilar bicicletas acuaticas y canoas. En Pirita están las ruinas del monasterio de Santa Brigitta, construido en 1407, es uno de los lugares más bonitos de Tallinn. El convento quedó en ruinas en la Guerra Livonia a finales del siglo XVI. El edificio contiguo, que sirve de vivienda para las monjas del convento, fue galardonado con varios premios de arquitectura.

Jardín Botánico de Tallinn - el lugar agradable para los amantes de flores. Cercano a Pirita, tiene 123 hercarias y 4500 especies de plantas. En verano es recomendable el paseo por el jardín de rosas.

Dirección: Kloostrimetsa Tee 52

poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)

Museo etnográfico al aire libre de Rocca al Mare, o Piedra en el Mar, está en el oeste de la ciudad, en un inmenso parque al borde del mar está una curiosa colección de antiguas viviendas y granjas típicas de Estonia, de las diferentes regiones del país, reproduciendo el ambiente que los rodeaba. Los amfitriones enseñarán como vivía y trabajaba la gente en el pasado. En el concurrido café Kolu Korts se puede probar los platos típicos campesinos. Los visitantes podrán comprar artesanías.

Dirección: Vabaõhumuuseumi Tee 12

poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)poebul2a.gif (198 bytes)

Arquitectura de madera y el barrio de Kalamaja

La arquitectura de madera es un rasgo único de Tallinn, el que la hace diferente de otras capitales europeas, donde este tipo de casas no se han conservado. Las casas de madera se puede encontrar en diferentes barrios. En Kadriorg, un barrio rico y prestigioso, hay mansiones elegantes en buen estado, con fundamentos de piedra y portales. Pero en los viejos barrios Kalamaja, Kopli y Pelgulinn se puede ver las antiguas casas de madera donde vivían los trabajadores de las fábricas cercanas y el puerto. Estos barrios están en el norte de Tallinn, a la izquierda del puerto, cerca del mar y al lado de la estación de tren BaltiJaam y el mercado local. A finales del siglo XIX en esta zona estaban grandes fábricas y el puerto y al lado se construyeron barrios para trabajadores. Las casas de madera fueran construidas antes de la Segunda Guerra Mundial y la mayoría no han sido restauradas. Han pasado la Guerra y el período soviético desapercebidas, nadie les prestaba atención.

Otras atracciones del barrio Kalamaja y el puerto

Antigua fortaleza y prisión Patarei (ahora es un museo). La fortaleza naval fue establecida en el año 1829 por órden del zar ruso Nicolás I. En el año 1919 (en Estonia independiente) fue convertida en prisión y así fue también durante el periodo soviético. Ahora es un museo y se puede recorrer sus pasillos sombrios (es muy fuerte).

Barcos - museos. Al lado de la prisión se encuenta el antiguo puerto, donde están anclados los barcos-museos que se puede visitar: el submarino estonio del año 1936 "Lembit" y el rompehielos de vapor más grande de Europa "Suur Tõll", construido en el año 1914. También hay 3 otros barcos militares más pequeños de los años 1960-1970.

http://www.estonia-tallinn.com/quever.htm

Viaje a Tallin, guía de turismo

Publicado por José Manuel Vargas

No sé si lo sabéis, pero Tallin, la capital de Estonia, será en el 2011 Capital Europea de la Cultura. Ni que decir tiene que serán miles los turistas que se acercarán hasta aquí para disfrutar de su encanto. Porque si algo tiene esta ciudad es eso, mucho encanto. Una ciudad pequeña, ideal para recorrerla a pie, medieval, con sus estrechas callejuelas y sus lugares históricos.

Aquí viviréis el cuento de hadas medieval del norte de Europa. En invierno hace mucho frío, y la ciudad se cubre de un manto de nieve que la hace muy pintoresca. En verano las temperaturas son suaves, y es rarísimo que lleguen o superen los 30 grados. Cualquier época del año es buena para descubrir que los siglos no han pasado por Tallin desde la Edad Media.

Esta ciudad está transida por la historia desde los tiempos de los vikingos. Su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y en él veréis una mezcla de estilos gótico, barroco y medieval. La arquitectura de Tallin os cautivará, por lo que ¿a quién no le apetecería el próximo año conocerla?.

VISITAS EN TALLIN

- Plaza de la Libertad

Esta plaza es el símbolo nacional desde la independencia de Estonia y la caída de los Zares. Se halla en uno de los extremos de la Ciudad Vieja, en la parte sur, y siempre suele estar llena de gente, tanto de día como de noche. Es una plaza moderna, puerta de entrada a la parte vieja, y desde la que ya podemos ver algunas las torres más bonitas de Tallin.

- Palacio Kadriorg

Para mi gusto es uno de los palacios barrocos más bonitos del norte de Europa. Fue construido por orden de Pedro I el Grande para su esposa Catalina I en 1718. Sin ir más lejos, Kadriorg significa el Valle de Catalina. Realmente es grandioso, con unos jardines que impresionan, ejemplo de la pomposidad en la que gustaban vivir los zares. Sin ir más lejos hicieron venir al arquitecto, Niccolo Michetti, desde Roma para hacerlo. En su interior se puede ver el Museo de Arte de Estonia, con pinturas, esculturas, grabados, dibujos y otras artes.

- Iglesia de San Olaf

Esta bellísima iglesia del siglo XIII, que debe su nombre a un rey noruego, fue durante un siglo el edificio más alto del mundo, sobre todo gracias a su torre de 124 metros de altura, aunque en su origen fue de 159. Lo curioso del caso es que, a lo largo de su historia, la torre ha sido alcanzada varias veces por un rayo. Desde ella se tienen unas vistas increíbles de la ciudad. Dicen que hicieron la torre tan alta para que los navegantes vieran la ciudad desde el mar.

- Catedral Alexander Nevski

Construida en 1900 sobre la colina de Toompea, la Catedral de Alexander Nevski, ortodoxa, cuenta con la cúpula más grande de la ciudad. A medida que vamos subiendo a la colina va apareciendo la iglesia, con su fachada blanca y sus torres negras. Es bellísima y para visitarla hay que taparse los brazos y no entrar en pantalones cortos. Merece la pena porque el interior es riquísimo, sobre todo el majestuoso dorado.

- Catedral de Santa María

Esta iglesia luterana se halla muy cerca de la anterior, en uno de los puntos más altos de Tallin. Se trata de una de las tres iglesias medievales del siglo XIII que aún siguen funcionando en Tallin. Desde ella se pueden tener unas vistas preciosas de la ciudad ( no en vano cerca está el Mirado de Toompea ). El interior de la iglesia está lleno de escudos feudales y tumbas medievales.

- Castillo de Toompea

La silueta de este castillo encaramado en lo alto de un acantilado de piedra caliza resulta impresionante. Esta fortaleza fue construida en el siglo XIII, y desde siempre ha simbolizado el poder en Estonia. Precisamente hoy alberga el Parlamento del país. Fijaros en la famosa Torre Pikk Hermann, del siglo XIV, donde ondea la bandera de Estonia.

Más información: Castillo de Toompea

- Plaza del Ayuntamiento

Estamos en el corazón de la ciudad vieja de Tallin, la plaza más importante de la ciudad durante 800 años. Está rodeada de antiguas casas de comerciantes, y en verano está muy animada con las terrazas de los cafés y restaurantes. Allí veréis el Ayuntamiento, de principios del siglo XV, y en una de las esquinas de la plaza se sitúa la farmacia más antigua de Europa, de 1422.

- Murallas de Tallin

Las murallas de Tallin aún se conservan en perfecto estado. Tienen más de dos kilómetros de longitud, por lo que se consideran uno de los mejores recintos amurallados de Europa. Estos muros y torres rodean la ciudad vieja, y la vista que se tiene de ellos es como si estuviéramos en el interior de un cuento de hadas. Se puede subir a tres de estas torres para sentirnos como soldados vigías de la ciudad.

EXCURSIONES EN TALLIN

A no ser que vayáis en invierno, una excursión muy recomendable es ir en ferry desde Tallin a Helsinki, un trayecto de unas tres horas como mucho, aunque si el mar no está helado en hora y media se llega. Si salís temprano, podéis estar de regreso en el mismo día. Más cerca, a pocos kilómetros está la ciudad de Pirita, que tiene una playa con un paisaje precioso y el convento donde estuvo alojado Iván el Terrible. Podéis alquilar un coche y daros una escapada a Riga o Vilnius.

CLIMA EN TALLIN

La proximidad del Mar Báltico provoca que tanto en Tallin como en toda Estonia llueva mucho durante todo el año y el frío sea una constante. En invierno nieva bastante y sus lagos y ríos se hielan, por lo que no es muy recomendable ir. En verano las temperaturas son templadas, con días suaves y noches frescas. Llueve mucho más en primavera y otoño que en otras épocas del año.

COMPRAS EN TALLIN

Lo típico en Tallin para comprar son los clásicos licores, como el Vana Tallin, la bebida nacional de Estonia, la ropa de lana, con los colores tradicionales del país, el chocolate estonio Kalev, además de artesanía, cerámica, pequeñas acuarelas y objetos de vidrio y cristal. La ropa de lana se puede comprar en los mercadillos del centro histórico. A decir verdad esta parte de la ciudad está llena de tiendas de souvenirs. Las tiendas más caras están en las calles Viru y Muurivahe.

MONEDA EN TALLIN

En Estonia la moneda es la corona estonia, que se divide en 100 senti. Actualmente 1 euro son 15,8 coronas estonias.

IDIOMA EN TALLIN

El idioma oficial es el estonio, aunque buena parte de la población habla inglés y ruso.

GASTRONOMÍA EN TALLIN

La gastronomía de Tallin se basa fundamentalmente en las patatas, la carne de cerdo y las verduras, aunque la influencia de la cocina alemana aún es muy fuerte. La mayoría de los platos se sirven con el Leib, un pan negro que es casi una religión en Estonia. Las patatas se conocen aquí como Kartulid, y datan del siglo XIII. Otras recomendaciones son las Verivorst, o salchichas típicas en Navidad, el Sult o manos de cerdo, y el Kohupiim, un queso blanco que se come especialmente como postre.

VIDA NOCTURNA EN TALLIN

Tallin tiene la vida nocturna más animada de la zona del Báltico. Casi todas las noches tiene buenos conciertos de ópera y música clásica en los principales teatros, mientras que la música en directo la podéis escuchar en lugares como Diesel Boots y Guitar Safari. Lo mejor es darse una vuelta por los bares, pubs, restaurantes y terrazas del centro histórico de la ciudad.

TRANSPORTES EN TALLIN

El centro histórico de Tallin es pequeño, por lo que lo mejor es recorrerlo a pie. Si queréis ir a las zonas de los alrededores, hay que tomar o bien un autobús o un tranvía. El tranvía une el centro histórico con la periferia de Tallin. Funciona desde las 05.30 a medianoche y tiene cuatro líneas que convergen todas en la parada Hobujaama. Para llegar más rápido también se pueden usar los taxis, mientras que el autobús es recomendable para visitar Pirita y su playa.

CÓMO LLEGAR A TALLIN

La mejor manera de llegar a Tallin es a través de su Aeropuerto Internacional, situado apenas a cuatro kilómetros de la ciudad. Desde allí el autobús público número 2 os lleva hasta el centro, aunque podéis ir también en taxi en unos diez minutos. Al subiros al taxi fijaros si tienen puesto el taxímetro. Otra forma de llegar a Tallin es en ferry, tanto desde Helsinki o Estocolmo. Tal vez sea la forma más pintoresca de llegar.

http://viajeaeuropadeleste.com/2010/11/16/viaje-a-tallin-guia-de-turismo/

Datos Generales:

Área: 159 Km2.

Población: 404.311 hab.

Idioma: Estonio (oficial), Ruso.

Moneda: Corona Estonia.

Turismo Tallin - Viajes a Tallin

La ciudad de Tallin, se nos ofrece como una agradable capital, la de la República de Estonia claro está, con presencia vistosa y una muy bien mantenida estructura urbana estéticamente hablando. La palabra Tallin significa en estonio “ciudad danesa”. Ubicada en la costa norte del país, en el Golfo de Finlandia, con el mar Báltico al frente, se presenta como el puerto principal de Estonia y cuenta también con hermosos paisajes de lagos y bosques. En ella podemos encontrar grandiosos castillos, guapas y variopintas de casas y una la interesante plaza mayor llamada Raekoja Plats.

Esta última antes fue mercado y que en la actualidad está llena de cafés, restaurantes y tiendas que hacen las delicias de locales y viajeros. Raekoja Plats es el corazón de la parte baja de la cuidad, junto con el Edificio del Ayuntamiento y una particular farmacia que dice ser la más antigua del mundo. También apreciamos la Iglesia de San Olav. Un dato curioso es en esta parte baja donde se dice que vivía el pueblo.

Si bien, hay una parte baja, también hay una parte alta. La ciudad medieval o casco antiguo de Tallin, está declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y se encuentra claramente diferenciada en dos partes. En la parte alta llamada Toompea, donde antaño vivía la nobleza se puede apreciar ilustres edificios: el Castillo de Trompea, sede del Parlamento, la Catedral de Alexander Neyski (Iglesia Ortodoxa) y la Iglesia de la Cúpula.

Tallin tiene múltiples lugares de interés y los principales se pueden encontrar en el casco medieval y en las inmediaciones de éste. En la zona oeste destaca especialmente el Museo al Aire Libre, uno de los 30 museos que tiene la capital, donde podemos apreciar las típicas casitas de madera de los estonios, granjas y molinos. El Museo de Historia y la Casa Museo de Pedro El Grande, también cercano a la zona medieval, son dos visitas que puedes perder.

El Palacio del zar de Rusia se encuentra enclavado dentro del parque Parque de Kadriorg, a unos dos kilómetros al Este de la ciudad. Este magnífico edificio fue diseñado en el siglo XIIX por el arquitecto Niccolo Michetti.

En Tallin existen muchas otras opciones o complementos de disfrute y ocio, como las saunas o los balnearios, los centros comerciales y sus alrededores naturales para hacer senderismo o ciclismo.

La capital estonia también cuenta con un Parque Zoológico y un lucido Jardín Botánico. Y en verano no te puedes perder las playas, en especial las de los distritos de Pirita y Haabersti.

Tallin impresiona por lo moderno de sus infraestructuras. En la actualidad posee un aeropuerto internacional, situado aproximadamente a 4 km a las afueras de la ciudad, con útiles conexiones a varios aeropuertos de Europa. Hay también amplios enlaces ferroviarios a diversas ciudades europeas, tales como: Tartu, Pärnu, Narva, Riga, Moscú, y San Petersburgo. Las líneas de autobuses son escasas y poco frecuentes.

Tallín puede ser el inicio de un largo e interesante viaje por la historica carretera conocida como "Vía Báltica", que enlaza Tallin con Polonia y recorre Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Y si lo que buscas es una entretenida travesía marítima, no debes de consultar los ferries que conectan Tallin con Helsinki (Finlandia), Estocolmo (Suecia), Aland (Finlandia), San Petersburgo (Rusia) y Rostock (Alemania). Escrito por Veronica.

http://estonia.viajandopor.com/sobre-tallin.php

Cosas que ver en Tallin

Tourist information:

Oficina de Turismo de Tallin

Niguliste 2

Tel: 645 7777. Fax: 645 7778.

E-mail: turismiinfo@tallinnlv.ee

Página web: http://www.tourism.tallinn.ee/

La principal oficina de turismo se encuentra en el centro de la ciudad. Su amable personal se encarga de facilitar información, mapas y folletos informativos, además de organizar recorridos turísticos y reservar alojamiento.

Tarjetas turísticas:

La "Tarjeta Tallin" (Tallinn Card) permite el acceso gratuito a museos y monumentos, así como a visitas guiadas y transportes públicos.

Qué ver:

Kiek in de Kok

El nombre de este museo se traduce como "mirada a la cocina", sobrenombre que le dieron a la torre defensiva en la que se ubica los soldados que desde ella podían ver las cocinas de las casas del casco antiguo. En la actualidad, el museo ofrece una mirada a las defensas medievales de la ciudad y alberga además una galería de arte.

Komandandi 2

Tel: 644 6686.

Página web: www.linnamuuseum.ee/kiekindekok

Torre de televisión

Esta monstruosidad de la década de 1980 se encuentra afortunadamente lejos del casco antiguo. Nunca ganará ningún premio arquitectónico, pero las vistas que se obtienen desde lo alto (170 metros/557 pies) de la ciudad y el mar Báltico son impresionantes.

Kloostrimetsa 58a

Tel: 623 8250.

Página web: http://www.teletorn.ee/

Casco antiguo

El casco antiguo de Tallin es uno de los más atractivos y completos de Europa y le ha valido a la capital el sobrenombre de "Praga en miniatura". Tiene un tamaño pequeño, por lo que resulta fácil desplazarse por él. La mayoría de los edificios han sido restaurados y abundan las cafeterías, los restaurantes, los hoteles y las tiendas orientadas a los turistas, aunque el barrio no es una pieza de museo y muchos habitantes de la capital siguen viviendo y trabajando en sus calles.

Ayuntamiento (Raekoda)

Con su omnipresente chapitel que se eleva sobre la plaza del mismo nombre, resulta imposible no encontrar este monumento. El ayuntamiento original se edificó en el siglo XIV, pero una gran parte del edificio que se levanta en la actualidad data del siglo XV. Se ha abierto una pequeña cafetería dentro del edificio, aunque su interior está a menudo cerrado debido a la celebración de reuniones oficiales. No obstante, los visitantes pueden echar un vistazo a la farmacia, según se dice una de las más antiguas de Europa.

Raekoja Plats 1

Tel: 645 7900.

Página web: www.tallinn.ee/raekoda

Catedral Alexander Nevsky

Ubicada en la colina de Toompea, esta impresionante catedral ortodoxa domina la ciudad con sus cúpulas de color negro. Su construcción fue encargada por el Zar Alejandro III y fue inaugurada en 1900. La leyenda local cuenta que la causa de todos los problemas estructurales que ha sufrido la catedral desde su apertura es que, aunque el templo se edificó para conmemorar a un héroe ruso, el edificio se levanta en realidad sobre la tumba de un héroe estonio.

Lossi Plats 10

Tel: 644 3484.

Página web: www.hot.ee/nsobor

Museo de la Ocupación

de la Ocupación

Este museo revive los oscuros días de la ocupación nazi y soviética. Su colección contiene viejos uniformes y exposiciones fotográficas y audiovisuales que recrean las tortuosas décadas previas a la independencia de 1991.

Toompea 8

Tel: 668 0250.

Página web: http://www.okupatsioon.ee/

Museo Municipal

Municipal

Alberga una completa exposición que describe la larga historia de la ciudad. Ubicado en un edificio del siglo XIV, su colección traza un recorrido a través de la época de ocupación alemana y soviética por medio de interesantes fotografías. El museo acoge también exposiciones temporales de arte.

Vene 17

Tel: 644 6553.

Página web: http://www.linnamuuseum.ee/

http://www.guiamundialdeviajes.com/tallin/coas-que-ver

Tallin3 (en estonio: Tallinn) es la capital de la República de Estonia y del condado de Harju. Ocupa una superficie de 159,2 km² en los que habitan 397.617 habitantes, lo que la convierte en la ciudad más poblada de Estonia y su principal puerto. Está situada en la costa norte del país, a orillas del golfo de Finlandia, a 80 km al sur de Helsinki.

Tallin es el centro político y económico del Estado. La ciudad alberga la sede del parlamento estonio (Riigikogu), el palacio presidencial y los ministerios. Además en ella se encuentran radicadas la bolsa y las principales empresas del país.

La ciudad surgió como un puerto comercial en la ruta marítima que unía Europa occidental con Rusia y conoció su máximo apogeo como ciudad hanseática en plena Edad Media. Tras la independencia de Estonia en 1991 Tallin ha vuelto a surgir, esta vez por medio del turismo y la apuesta firme por las nuevas tecnologías.

Etimología

Históricamente conocida por su antiguo nombre germánico Reval o Revel, (véase el nombre en distintos idiomas), Tallinna reemplazó al anterior nombre de Reval (en ruso: Ревель) en 1918, cuando Estonia logró la independencia. A principios de la década de 1920 esta denominación fue modificada, pasando a ser Tallinn, caso excepcional en el idioma estonio donde los topónimos de las poblaciones siempre terminan en vocal. Aún existe confusión en algunos hablantes extranjeros sobre este término, confusión sostenida por el hecho de que en estonio el caso genitivo de esta palabra termina con el sufijo –a, así tenemos que el Aeropuerto de Tallin se llama, Tallinna Lennujaam.

La terminación –linna, como en germánico -burg y en eslavo -grad o -gorod significaba originalmente fortaleza, aunque posteriormente se utilizó como sufijo en la formación de los nombres de ciudad. De hecho en estonio linn significa ciudad.

Se debate el origen del nombre Tallinn, pero se sabe que es de origen estonio. Según la teoría más aceptada deriva de Taani-linn, que significa "ciudad danesa" término que se justifica en la primera construcción de una fortaleza en la colina de Toompea por los daneses;4 otras teorías afirman que procede de Talu linn, que significa "ciudad de la agricultura", o de tali-linna que viene a significar "ciudad de invierno".

La ciudad tiene varios nombres históricos, Koluvan, Lindanisse, así como variaciones del nombre germánico Reval: Revalia, Revel y Reveln. El nombre de Reval es utilizado por los alemanes y los suecos para designar a Tallin, y fue una de las denominaciones oficiales de la ciudad hasta principios del siglo XX. Este nombre se origina en el siglo XIII y procede del nombre del antiguo condado de Rävala que ocupaba el norte de la actual Estonia. Existen otros nombres antiguos para designar a Tallin, especialmente significativos son Lindanisse y sus variantes, Lyndanisse en danés, Lindanäs en sueco y Ledenets en antiguo eslavo eclesiástico. Kesoniemi y Rääveli en finés y Kolyvan (Колывань) en antiguo eslavo del este son también viejos nombres de Tallin.5

Historia

Se cree que la costa sur del golfo de Finlandia estaba habitada por tribus ugrofinesas desde el segundo milenio a. C.

La primera mención de Tallin aparece en una obra del cartógrafo almorávide Muhammad al-Idrisi. En este mapa, que data del año 1154, la población aparece bajo el nombre de Kaluria,6 y es descrita como una pequeña ciudad o fortaleza.7

Tallin adquirió importancia como puerto estratégicamente situado entre Escandinavia y Rusia, esto convirtió a la ciudad en objetivo de las órdenes religioso militares germánicas y del Reino de Dinamarca durante el periodo de las Cruzadas Bálticas a principios del siglo XIII.

Periodo danés

Tallin y el norte de Estonia cayeron en poder danés en el año 1219 tras la batalla de Lyndanisse.8 Según las crónicas, los estonios resistieron ferozmente el asedio que el rey Valdemar II de Dinamarca impuso sobre la ciudad, aunque finalmente el rey danés consiguió la captura de la plaza. Los daneses construyeron una fortaleza en la colina de Toompea.

Sin embargo el poder danés no se pudo mantener durante mucho tiempo debido a la oposición local, que asedió Toompea en 1220 y 1223, y a la expansión de los alemanes a través de los Hermanos Livonios de la Espada, quienes en 1227 conquistaron Tallin, construyendo en Toompea la primera fortaleza de piedra. Posiblemente con el objetivo de consolidar el poder alemán frente a los vasallos locales, en 1230 llegaron a la ciudad provenientes de Visby, ciudad de la isla de Gotland, un grupo de comerciantes alemanes que fundaron bajo la fortaleza una colonia de unos 200 miembros.9 El acta fundacional de esta no ha llegado hasta nuestros días pero probablemente este sea el momento en el que se comenzó a levantar la ciudad baja, que con el nombre de Reval constituyó una entidad separada de la ciudad alta o Toompea.

En 1236 los Hermanos Livonios sufrieron una estrepitosa derrota ante los lituanos y sengalos en la batalla de Saule, lo que precipita su unión al año siguiente con la Orden Teutónica. Debido al tratado de Stensby los Hermanos Livonios devolvieron Tallin junto al resto de Harju y Vironia a Dinamarca en 1238. Durante este periodo los daneses construyeron un castillo en Domberg (Toompea). Igualmente se estableció un obispado dependiente del Arzobispado de Lund.

En 1248, los vasallos y ciudadanos de Tallin ya poseían un órgano legislativo local, el Ritterschaft. En 1285 la ciudad se convirtió en el miembro más septentrional de la Liga Hanseática, organización controlada por los alemanes, a la que pertenecería hasta 1865. Tallin experimentó un rápido crecimiento económico al convertirse en un puerto clave de la Liga Hanseática entre Nóvgorod y Occidente. Se transportaban pieles, miel, cuero y grasa de foca hacia el oeste y sal, arenques, telas y vino hacia el este. Además, la lengua alemana comenzó a adquirir una preponderancia que no perdería hasta 1889 cuando dejó de ser oficial en Tallin.

Periodo alemán

En 1343 los campesinos estonios se levantaron contra la dominación extranjera en las revueltas conocidas como el Levantamiento de la noche de San Jorge, en las que Tallin fue asediada por los estonios. Estas revueltas, finalmente sofocadas por los Caballeros Teutónicos, supusieron el declive final del poder danés. Tres años más tarde vendieron su territorio en Estonia a la Orden Teutónica por 1.000 marcos; con esto los germanos sumaban el dominio político al económico que ya poseían, gracias a la Liga Hanseática. A Dinamarca únicamente le quedó el poder eclesiástico dirigido desde Lund.

Con el advenimiento del nuevo poder teutón, el enfrentamiento entre el obispo y los caballeros se agudizó, y los 8.000 habitantes de la ciudad baja, mayoritariamente artesanos y mercaderes alemanes, se vieron obligados a construir una muralla defensiva que poseía 66 torres.

Con la Reforma Luterana la influencia germánica se hizo más fuerte y la ciudad se convirtió al luteranismo en 1525. De esta época, 1530, data la veleta que desde lo alto de la aguja del Ayuntamiento de Tallin se ha convertido en símbolo de la ciudad; la veleta representa la figura de un antiguo guerrero llamado Vana Toomas (Viejo Tomás).10

Periodo sueco

Como consecuencia del desmoronamiento de la Orden Teutónica tras la ofensiva de Rusia, Tallin se puso bajo vasallaje de Suecia, que actuó en calidad de protector del norte de la actual Estonia contra el zar Iván el Terrible, que asedió la ciudad durante 29 semanas entre los años 1570 y 1571.11

A fines del siglo XV se construyó una nueva torre gótica de 159 metros para la Iglesia de San Olaf (Oleviste). En aquella época era una de las torres más altas de Europa, y posiblemente la construcción más alta del mundo. Después de una reconstrucción debido a un incendio ocurrido en 1629, la torre quedó con la actual altura de 123 metros.

Periodo ruso y primera independencia

La ciudad permanecería en poder sueco hasta la Gran Guerra del Norte de 1710, cuando las tropas suecas acantonadas en Tallin y diezmadas por la peste capitularon ante el Imperio ruso. Sin embargo las instituciones locales mantuvieron su independencia económica y cultural dentro de Rusia por medio del Ducado de Estonia, llegando incluso a mantenerse el alemán como el idioma oficial para el comercio.4 Sólo en 1889, con el inicio de las políticas de rusificación llevadas a cabo por el Imperio ruso, fue abolida la magistratura de Reval.

Durante el reinado de Pedro el Grande, fue construido el Palacio Kadriorg, más allá de las murallas de la ciudad. El Zar Pedro I tenía mucho interés en este puerto llegando a visitarlo en 11 ocasiones, y hasta celebró una Navidad en él.4

En 1870 se inauguró la línea de ferrocarril que une Tallin con San Petersburgo, convirtiendo la ciudad en un importante puerto del Imperio ruso. Desde la liberación de los campesinos de la servidumbre se inició un flujo de campesinos estonios hacía la ciudad en la que se modificó drásticamente el porcentaje de nacionales pasando de un 52% en 1867 a un 89% veinte años después.

Durante la Primera Guerra Mundial, el Gobierno Provisional Ruso cedió más poder a los estonios, y Tallin fue nombrada capital de la recién creada Gobernatura Autónoma de Estonia, en abril de 1917. El 25 de febrero de 1918, un día después de que Estonia proclamara su independencia, el Ejército Imperial Alemán ocupó la ciudad. Los alemanes la abandonaron en noviembre, al finalizar la guerra.

Desde entonces, los estonios lucharon en una guerra contra los bolcheviques, que se acercaron a varios kilómetros de Tallin, aunque no llegaron a entrar en ella. Este puerto fue fundamental para la causa estonia, ya que a través de este, los estonios recibieron ayuda militar del Reino Unido.4

Como consecuencia de la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop, los soviéticos entraron en Estonia en agosto de 1940. Tallin se convirtió en la capital de la RSS de Estonia y en la principal base naval de la Unión Soviética, debido a su puerto libre de hielo. Políticos, intelectuales y ciudadanos sospechosos de anticomunismo fueron arrestados y deportados.12

Defensa soviética de Tallin en 1941.

Durante la invasión de la Unión Soviética, 20.000 soldados soviéticos fueron apostados para la defensa de Tallin, pero el 26 de agosto de 1941, la Armada Soviética tuvo que evacuar los barcos de guerra, al hacerse insostenible la defensa de la base. La caída de esta ciudad despejó el camino hacia Leningrado a los alemanes, que la sitiaron (véase Sitio de Leningrado). Durante la invasión alemana la persecución fue sufrida por supuestos comunistas y judíos cuya población fue prácticamente exterminada.13

El 9 de marzo de 1944 el 11% de la ciudad fue destruida por los bombardeos soviéticos que provocaron 600 muertos. El 18 de septiembre de este año el gobierno independiente de Estonia fue restituido y tras la salida de los soldados alemanes, durante el 20 y el 22 del mismo mes la bandera nacional estonia ondeó sobre la torre de Pikk Hermann, antes de la entrada del Ejército Rojo. Este hecho, aunque breve en el tiempo, es determinante como prueba de la ilegalidad de la ocupación soviética de Estonia ya que este gobierno marchó al exilio y dio continuidad a la República de Estonia hasta su nueva independencia en 1991.14

Durante la época soviética Tallin experimentó un gran crecimiento económico y demográfico. Se convirtió en el principal puerto de transporte de cereales de la URSS y en sus alrededores se instalaron industrias pesadas y alimentarias. En 1980 las pruebas de regatas de los Juegos Olímpicos de Moscú se celebraron en Tallin, más concretamente en las instalaciones de Pirita.15

Monumento a la guerra erigido por los soviéticos en 1975 sobre la tumba de los soldados alemanes muertos durante el sitio de Leningrado.

A finales de la década de 1980 se inició en Tallin el movimiento de independencia estonio, el acto catalizador del independentismo fue el festival de la canción estonio, evento tradicional que se celebra en el país como símbolo de la identidad nacional. En él se interpretan canciones típicas en idioma estonio. Estos festivales adquirieron durante estos años un gran significado político. En el de 1988 llegaron a concentrar a 300.000 personas y en de 1990 en torno a 500.000. Estos actos dieron lugar a la llamada revolución cantada que concluyó con la independencia de las repúblicas bálticas.16

Segunda independencia

Cuando cayó el Muro de Berlín, Estonia se independizó de la Unión Soviética y el 20 de agosto de 1991 Tallin se convirtió de nuevo, después de 51 años, en la capital de la proclamada república de Estonia. Tras la independencia Tallin experimentó un gran crecimiento económico, el centro se rehabilitó y a su lado creció el distrito financiero con modernos edificios como el del banco de Estonia, surgieron nuevas zonas residenciales como Peetri, barrio de viviendas unifamiliares levantado en un antiguo pantano desecado situado al sur del aeropuerto. La ciudad antigua de Tallin fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

Tallin fue a finales de abril de 2007 escenario de los disturbios más graves ocurridos desde la independencia. La causa de estos fue el traslado del monumento del soldado de bronce, erigido por los soviéticos al finalizar la Segunda Guerra Mundial como conmemoración de la victoria sobre los nazis, hacia el cementerio de las Fuerzas de Defensa Estonias.17 Las revueltas y saqueos se sucedieron durante cinco días, y enfrentaron a radicales rusos con la policía, muriendo un ciudadano ruso.18

Históricamente, Tallin ha consistido de tres partes:

la "Colina de la Catedral" (Toompea), donde se situaba la autoridad central, primero de los obispos, luego de la Orden, y de la nobleza Báltica; hoy es sede del gobierno estonio y de varias embajadas y residencias.

la Ciudad vieja, que es la antigua ciudad hanseática, la "ciudad de los ciudadanos". Esta parte de la ciudad no estuvo administrativamente unida a Toompea hasta finales del siglo XIX. Fue centro del comercio medieval de la sal, gracias al cual prosperó y creció económicamente.

la ciudad se extiende al sur de la ciudad antigua, donde los estonios se establecieron. Éstos no formaron la mayoría de la población de Tallin hasta mediados o fines del siglo XIX.

Demografía

La población de Tallin ha sido siempre multiétnica. No en vano sus fundadores fueron germanos y desde entonces hasta la Segunda Guerra Mundial, los ciudadanos de este origen tuvieron una presencia importante en la ciudad.

Durante la Edad Media la población estaba repartida entre alemanes y estonios. Los primeros eran comerciantes y artesanos que se concentraban en la ciudad antigua, los segundos eran trabajadores y siervos que generalmente habitaban extramuros por razones económicas. La población de 1.000 habitantes fue creciendo a la par que la economía hasta llegar en el siglo XV a unos 4.000 habitantes. La expansión de la ciudad en esta época llegó a ocupar lo que hoy es Vanalinn, la ciudad antigua.

Con la crisis comercial, la guerra de Livonia y la peste en el siglo XVI y principios del XVII la población no experimentó un gran crecimiento. Tras la Gran Guerra del Norte la población de Tallin se vio reducida en más de dos tercios. Si en 1708 la población rondaba los 10.000 habitantes, en 1710 esta cifra descendió a los 2.000. Sólo en la década de 1780 se volvió a los niveles de antes de la guerra. A principios del siglo XIX la población creció de forma continua, pero no es hasta la segunda mitad de este siglo cuando gracias al proceso industrializador de la ciudad, el número de habitantes experimentó un boom en su crecimiento. De 44.000 habitantes en 1881 se pasó a 160.000 en 1917. En esta etapa la ciudad se expande por el sur y el este, creándose los barrios de Nõmme y Merivälja. A pesar de la política de rusificación iniciada en los últimos años del siglo XIX por el imperio zarista, la composición de la población de Tallin no se modificó de forma sensible. Durante este periodo la ciudad se abre hacia el este.

Tras la Primera Guerra Mundial, la población descendió en cerca de un tercio. Pero tras la independencia de Estonia y la elección de Tallin como capital de la república la población volvió a crecer de forma constante hasta la irrupción de la Segunda Guerra Mundial. En 1939 la capital contaba con 145.000 habitantes y tras la guerra esta cifra bajó nuevamente llegando a los 127.000 habitantes. Con el final de la guerra se produce también la expulsión de los últimos ciudadanos de origen alemán.

La ocupación soviética trajo consigo un fuerte crecimiento poblacional debido sobre todo a la migración que desde Rusia y otras repúblicas soviéticas llegaba a Estonia concentrándose especialmente en el noreste y la capital. En 1956 la población llegó a los 267.000 habitantes y veinte años después ya era de 408.500. Este crecimiento acelerado trajo también una rápida expansión de la ciudad, donde se crearon barrios enteros como Mustamäe y Õismäe al oeste y Lasnamäe al este. Este trasvase de población transformó radicalmente la composición de Tallin donde la población no estonia comenzó a descender porcentualmente, esta constante se mantiene hasta finales de los años 1980 cuando la ciudad alcanza la máxima población de su historia, cerca de 500.000 habitantes.

Tras la nueva independencia en 1991 Tallin comienza a perder población debido a que muchos habitantes de otras repúblicas soviéticas abandonaron la ciudad, en 1995 había 434.800 personas censadas en la capital. Esta tendencia descendente sólo se rompió en 2005 cuando la población comenzó a aumentar tímidamente.

La población de Tallin es de 397.617 habitantes según el censo con fecha de 1 de enero de 2008.1 El 28% de la población del Estado se concentra en la capital, debido a una constante migración desde otras zonas del país provocada por el mayor nivel de vida de Tallin. Las poblaciones de los alrededores se han ido adaptando a las necesidades de la capital conformando un cinturón de ciudades dormitorio tales como Keila, Saue, Maardu, Kehra, Aegviidu, Loksa y Paldiski.

El crecimiento de Tallin ha sido incontrolado y carente de planificación, por lo que la ciudad se ha expandido a lo largo de las vías de comunicación, principalmente carreteras, dando a la zona urbana un característico contorno. El centro histórico de Tallin ha experimentado un gran auge desde la independencia, de ser un barrio marginal de Tallin se ha convertido en el centro turístico de la capital.

De acuerdo con Eurostat, la agencia de estadística de la Unión Europea, Tallin es la capital con mayor porcentaje de ciudadanos sin ciudadanía europea de los estados miembros, concretamente un 27,8% de su población no es ciudadana de la Unión Europea. La causa de esta composición de la población se debe a que durante la ocupación soviética (1944-1991) existió una fuerte inmigración de habitantes de otras repúblicas soviéticas, mayormente rusos, hacía Tallin y otras áreas del noroeste de Estonia. Los rusos constituyen cerca del 40% de la población, sólo en el distrito de Lasnamäe los residentes de habla rusa representan una cantidad similar a los de la totalidad de Tartu (la segunda ciudad de Estonia por población).

Geografía

Tallin está situada en la costa sudeste del Golfo de Finlandia, en la parte noroeste de Estonia. La superficie total de la ciudad es de 149,2 km². La línea costera tiene una longitud de 46 km, su forma recortada da lugar a numerosas bahías y penínsulas. La principal bahía es la de Tallin, al este quedan las de Paljassaare y Kopli. Las penínsulas más importantes son de este a oeste, Kakumäe, Kopli, Paljassaare, y Viimsi. Además Tallin posee 59 km de linde terrestre que limitan con los municipios de Viimsi y Jõelähtme al este, con Rae, Kiili y Saku al sur y con Saue y Harku al oeste.

Existen varios lagos dentro de la ciudad, siendo el más grande el lago Ülemiste (cubre un área de 9,6 km²) y además es la principal fuente de agua potable de la ciudad. El lago Harku es el segundo lago más grande dentro de los límites de la ciudad, siendo su área de 1,6 km². El único río significante de Tallin es el río Pirita, que desemboca en el distrito de Pirita y cuyo valle es una zona protegida debido a su belleza natural. También pertenece a su término la isla de Aegna de 2 km² situada al norte de la península de Viimsi. Además en Tallin se puede apreciar la huella del impacto de un meteorito.22

El punto más alto de Tallin alcanza los 64 m sobre el nivel del mar y está situado en el distrito de Nõmme, en el sudoeste de la ciudad. Un acantilado de piedra caliza cruza la ciudad, pudiendo ser observado en Toompea y Lasnamäe. Este acantilado forma la línea de división geológica del terreno sobre el que se asienta Tallin, al sur se encuentra la zona formada en el ordovícico y al norte la perteneciente al cámbrico. Durante la Edad de Hielo toda la zona de Tallin se encontraba bajo un gran glacial que comprimía el terreno. Tras la retirada de los hielos la superficie, que quedó bajo el nivel del mar, comenzó a emerger en un proceso que aún hoy continúa. Debido a esta elevación el lago Ülemiste se quedó aislado del mar hace 11.500 años.21

La ciudad antigua Vanalinn se encuentra en el centro de Tallin al sur del puerto, en ella se distinguen la ciudad baja y la alta (Toompea), hacia el este se encuentra la ciudad decimonónica donde recientemente está creciendo el moderno distrito financiero. Hacia el oeste está la zona de expansión de la época soviética en la que abundan los característicos edificios de estilo soviético.

Distancias de algunas ciudades europeas

Tallin está situado a: 82 km de Helsinki, 830 km de Varsovia, 280 km de Riga, 860 km de Moscú, 314 km de San Petersburgo, 860 km de Copenhague, 380 km de Estocolmo, 1000 km de Berlín, 530 km de Vilna, 2.788 km de Londres, 800 km de Oslo, y 2000 km de París.23

Clima

Tallin se encuentra influido por un clima continental suavizado, gracias a su situación costera, por la corriente cálida del Atlántico. Los inviernos son muy fríos y oscuros con pocas precipitaciones, la primavera es fresca y seca. El verano es moderadamente cálido y lluvioso, y el otoño también es una estación de muchas precipitaciones, situación que unida a la rapidez con que se derriten las primeras nevadas, da lugar en zonas no urbanizadas a barrizales.

La diferencia con el interior de Estonia es de 4 °C en invierno y 2 °C en verano. De mayo a septiembre las temperaturas oscilan entre los 15 y los 21 °C, el máximo histórico se registró en 1936 con 32,3 °C y el mínimo en 1978 con -32,2 °C.

Debido a su latitud en verano Tallin llega a tener 19 horas de luz, mientras que en invierno sólo llega a las 6 horas.24 Entre octubre y abril se presentan días de frío intenso alternados con otros más suaves. En invierno raramente se superan los 4 °C. Aunque en marzo de 2007 se alcanzaron los 15,9 °C.

Las nevadas comienzan un mes más tarde que en el interior y finalizan un mes antes. Con un promedio de 100 días al año, en 2007 fueron 93, las nevadas se concentran entre los meses de noviembre a abril, pero es entre enero y marzo cuando estas son más abundantes, llegando a entre 13 y 18 cm de espesor. El máximo espesor fue de 59 cm.

La temporada de lluvias se localiza entre los meses de julio y septiembre.25 Las precipitaciones medias anuales son de 696 mm al año, hubo 151 días lluviosos y 16 con tormentas. 1981 fue el año en el que se registró las máximas precipitaciones en Tallin con 921 mm, y el mes más lluvioso se registró en agosto de 1987 con 181 mm.

http://es.wikipedia.org/wiki/Tallin

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_Estonia

http://en.wikipedia.org/wiki/Tallinn

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.tallinn.ee/eng

Contador: 3613

Inserción: 2013-06-08 16:03:10

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish version

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET