Santa MartaSanta Marta

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Augsburgo

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Alemania

Localización: Capital de la región administrativa de Suabia del Estado libre de Baviera

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Augsburgo: antiguo esplendor y prosperidad.

La ciudad natal de Mozart, Augsburgo, es una de las ciudades alemanas más relevantes desde el punto de vista histórico. Y una de las más hermosas. Quien recorra las antiguas calles de la ciudad, con un poco de imaginación, podrá adivinar sin esfuerzos la importancia que debió tener antaño Augsburgo como centro financiero, metrópoli del comercio internacional y punto de encuentro de las artes en los tiempos de la dinastía de banqueros y comerciantes Fugger.

Durante mucho tiempo, la historia de Alemania y Europa ha dejado su impronta en esta ciudad. Augsburgo siempre ha sido un poco más rica, más esplendorosa y más impresionante que otras ciudades. El conjunto de ostentosas fuentes, respetables casas gremiales, hermosas iglesias y, naturalmente, el Ayuntamiento, quizás el edificio profano renacentista de mayor relevancia al norte de los Alpes, conforman un paisaje urbano de gran magnitud. Aunque las épocas posteriores también han dejado su huella en Augsburgo. Sobre todo hallamos testimonios del Barroco, del Rococó y, muy posteriormente, del Jugendstil, que convierten cualquier paseo por la ciudad en una experiencia inolvidable. Esto ya ocurría antiguamente, incluso en la plenitud del medievo los viajeros quedaban maravillados por los imponentes edificios eclesiásticos, como la Catedral, con sus impresionantes puertas de bronce de más de 1.000 años de antigüedad, y la basílica de San Ulrich y Afra, patronos de la ciudad. El visitante también quedará impresionado por la riqueza de la familia Fugger que, en tan solo tres generaciones, consiguió convertirse en una potencia mundial del capital. El imperio comercial y financiero de los Fugger abarcaba desde el mar Adriático al Mar del Norte, y desde el Atlántico hasta Europa del Este. Jakob Fugger y sus hermanos dejaron como herencia a la ciudad el conjunto Fuggerei, el primer proyecto de vivienda social del mundo, y la Capilla Fugger en Santa Ana, algunos de los primeros edificios renacentistas al norte de los Alpes. A pesar de que Jakob Fugger recaudó una legendaria riqueza, su sobrino le alcanzó de lejos. A mediados del siglo XVI, Anton Fugger era el hombre más rico del mundo. Un buen motivo para despertar la codicia de otros, por lo que Augsburgo se rodeó de grandes emplazamientos militares y de una muralla de la que todavía hoy se conservan muchos restos.

En el interior de esta muralla se asentaron numerosos orfebres que trabajaban el oro y la plata y el gremio consiguió labrarse una excelente fama a lo largo de los siglos. Sus obras se exhiben en varios museos y exposiciones e incluso pueden adquirirse en las numerosas pequeñas empresas que aún existen hoy en día. Otra familia estrechamente vinculada a la ciudad son los Mozart. Leopoldo, el padre de Wolfgang Amadeus, nació en Augsburgo y fue un compositor de renombre. El Festival Mozart de Augsburgo, que se celebra tradicionalmente en el mes de mayo, no solo está dedicado en primera instancia a las conocidas obras de Leopoldo y Wolfgang Amadeus, sino también a su tiempo, la familia, los amigos, los compañeros de lucha y los rivales musicales. Cada año también se celebra el Festival Bertold Brecht, un festival de teatro dedicado al hijo de la ciudad, Bertold Brecht, en ocasiones algo enrevesado pero no por eso menos importante. A pesar de que durante mucho tiempo fue un personaje controvertido y poco estimado en la ciudad, los lugareños ya han hecho la paces con él y le han dedicado una interesante exposición en su casa natal. Otros museos de Augsburgo constituyen un escaparate para ilustrar diversas épocas, en especial el palacio Schaezlerpalais, punto culminante del Rococó, con sus cuatro importantes colecciones de arte. También es típico de Augsburgo el Museo Puppenkiste, un encantador teatro de marionetas y recuerdo de infancia de muchas generaciones. Y por la noche, en una de las numerosas y acogedoras tabernas del casco antiguo, sin duda podrá encontrar a alguien con quien poder conversar largo y tendido sobre el Teatro de Marionetas de Augsburgo, Brecht o Mozart. O sobre el 8 de agosto, el único día festivo del mundo reconocido por el estado que solo se celebra en una ciudad: la Fiesta de la Paz de Augsburgo.

http://www.germany.travel/es/ciudades-turismo-cultural/ciudades/highlights-historicos-de-alemania/augsburgo.html

Augsburgo

21 de agosto de 2007 por josera

El lunes pasado estuvimos en Augsburgo, la segunda ciudad más grande de Baviera, y según la tradición, la segunda ciudad más antigua de Alemania, después de Tréveris. Fue fundada por el emprador Augusto (de ahí su nombre), y que se llamaba “Augusta Vindelicum”, la cual llegó a ser capital de la provincia romana Recia.

Desde Múnich el viaje es muy corto, y en tren a penas si llega a los 45 minutos. En la estación de trenes preguntamos por la oficina de información de turismo, así que con la ayuda del mapa que nos dieron conseguimos llegar hasta la calle principal donde está la oficina de turismo y muchos más edificios históricos.

Lo primero que visitamos fue la iglesia de San Ulrico y Santa Afra, donde también se encuentra una iglesia protestante, pared con pared. En la fotografía se puede ver, el edificio gris es la iglesia protestante y el edificio grande y blanco es la iglesia católica. Pero aunque estén tan juntas la verdad es que no parece que los fieles se peleen al salir de misa ni nada parecido.

La iglesia católica es gigantesca, gótica y desde mi punto de vista más impresionante que la catedral, que visitamos después. Alberga las tumbas de los dos santos y los retablos también son muy interesantes.

Después de visitar la iglesia, y ver el recordatorio de los caídos en la I Guerra Mundial de una unidad de caballería ligera (Chevauleger) de Augsburgo, nos volvimos a ir por la Maximilienstraíe en dirección hacia el ayuntamiento.

Enfrente de donde se encuentra la oficina de información está la estatua de Hércules peleándose con la hidra y enfrente, la casa de los Fugger.

Tengo que decir que la casa de los Fugger y algunos otros edificios más que dejaron en Augsburgo es lo que más me llamó la atención. Todos hemos estudiado en la historia de Bachillerato que Carlos V para financiar sus guerras echaba mano de los banqueros europeos, puesto que en España los banqueros, fundamentalmente, eran judíos, que habían sido expulsados por los Reyes Católicos en 1492. Por este motivo los monarcas españoles tenían que ponerse en manos de banqueros extranjeros. Unos de estos banqueros eran los Fugger que eran de Augsburgo. 500 años después, los descendientes se siguen dedicando a los negocios financieros. Hasta tal punto sería importante la relación entre los Fugger y Carlos V que en la puerta del banco todavía hoy está el escudo del emperador. Realmente impresionante.

Un poco más arriba por la calle se llega hasta una plazoleta donde está la estatua de Mercurio.

Continuando un poco más adelante se llega a la plaza del Ayuntamiento (ahora en obras), donde se puede contemplar el impresionante ayuntamiento, y junto a él una torre. El ayuntamiento también se puede visitar por dentro, donde destaca la “sala dorada”.

Enfrente del ayuntamiento está también la estatua de Augusto, que junto con las otras dos forman el grupo de tres estatuas que también se recomiendan.

La catedral es el siguiente edificio que visitamos, es una mezcla de estilos, no muy bien definidos, y como detalle, la piedra del interior es falsa: las líneas están pintadas, la verdad es que después de ver la iglesia de San Ulrico y Santa Afra se queda un poco pequeña, aunque es interesante visitarla y ver la cripta, donde tienen una virgen románica.

En una de las capillas de la catedral, algo posterior tienen un expositor con un Santo Rostro. Otro para hacerle la competencia al de Jaén…

En la plaza de la catedral también hay unas pequeñas exacavaciones de alguna basícila o algún edificio parecido y de un expositor con varios restos romanos, incluídas algunas lápidas con texto.

Desde allí fuimos a buscar la “Fuggerei“, algo muy curioso: un conjunto de viviendas sociales que construyó la familia Fugger, y que alquilaban (y siguen alquilando) al precio de 1 ?, aunque también tienen que rezar tres oraciones diarias por el alma del fundador y hay que ser católico. Aún así, una buena alternativa para vivir allí.

Además por la época en que fueron construidas son las viviendas sociales más antiguas del mundo. Realmente impresionante lo de esta familia Fugger.

Una de las casas se puede visitar, tiene un pequeño museo, y una reconstrucción de una casa de época. La verdad es que son bastante curiosas de visitar.

Cerca de la Fuggerei está también la casa del escritor Bertolt Brecht, que habíamos estudiado este año en el Goethe.

Y después de visitar tantas cosas, creo que ya no nos quedaban muchas cosas en Augsburgo para visitar y además estábamos reventados, así que nos volvimos para Múnich. Un día bien echado.

http://www.joseramonmartinez.com/2007/08/21/augsburgo/

17 mayo 2015

Augsburg (Alemania): La Fuggerei

Entre los principales atractivos turísticos de Augsburg se encuentra la Fuggerei, uno de los proyectos de vivienda pública más antiguos del mundo. Fue desarrollado por el comerciante Jakob II Fugger el Rico, junto con sus hermanos, para la gente humilde de Augsburgo. Construida por Thomas Krebs en 1514-1516, se le dio el nombre en honor del fundador quien la fundó en 1521. Situada al este de la Rathausplatz, en la Jakobervostadt, esta amurallada población dentro de la ciudad ha conservado su ambiente original. La entrada a la Fuggerei se realiza a través de una serie de puertas que muestran la fecha de 1519 y el escudo de los Fugger.

La construcción comprendía en su origen 53 edificios proyectados para albergar a 106 familias. La Fuggerei no es simplemente un modelo arquitectónico. Lo revolucionario fue que Jakob Fugger no convirtió a sus habitantes en mendigos sino que que impulsó un modelo de auto ayuda hace más de 500 años. De esta manera, su fundador se adelantó a las exigencias del reformador Lutero y de los posteriores reformadores católicos. El vecino más famoso de la Fuggerei fue Franz Mozart, bisabuelo del compositor Wolfgang Amadeus Mozart.

»» Visitando la Fuggerei:

Este complejo es una “ciudad dentro de la ciudad” y consta de ocho calles con 67 casas y 140 viviendas de 60 metros cuadrados cada una donde habitan actualmente 150 personas. Forman una estructura continua y simétrica que se extiende sobre un terreno desigual y que está rodeada por una muralla con cinco puertas, su propia iglesia, una fuente y escudos de piedra con lirios esculpidos que recuerda a la familia de los fundadores. Las casas tienen fachadas modestas y tejados con gabletes, y los muros exteriores siguen conservando placas de piedra arenisca con los antiguos números inscritos en ellas. Incluso actualmente un vigilante nocturno cierra todas las noches a las 22 horas. La Fuggerei se vio seriamente dañada por los bombardeos de 1944. A lo largo de un concienzudo proceso de restauración, que se llevó a cabo entre 1947 y 1955 y que fue financiado por la compañía Fugger, se le añadieron 14 casas más.

En el búnker de la Segunda Guerra Mundial, que se abrió al público en verano del 2008, se expone una documentación sobre los destrozos causados y su posterior reconstrucción. Letreros en las fachadas de las casas explican las funciones antiguas o actuales de los edificios, así como detalles de interés. En la zona ajardinada de la colonia se encuentra el monumento al fundador Jakob Fugger. Aún hoy la compañía de la familia Fugger decide quién puede vivir en la Fuggerei. En un principio acogía a familias con niños, y recientemente ha sido designada a gente necesitada que cumpla las condiciones de ser católica y haber vivido en Augsburgo al menos dos años. El alquiler anual de una de estas viviendas sigue siendo el mismo contravalor nominal de un florín de Renania: 0,88 €. A cambio, deben hacer tres plegarias diarias por el alma del fundador y de la familia Fugger. También tienen que pagar un suplemento mensual para financiar los servicios comunitarios que mantienen el entorno.

»» Edificios y espacios de interés en la Fuggerei:

» Senioratsgebäude (Jakoberstrasse, entrada principal): El edificio del Decanato fue reconstruido a partir de 1950 integrando en él restos de casas patricias que habían sido destruidas durante la Segunda Guerra Mundial. Son dignos de mención la capilla gótica de San Leonardo y el mirador gótico Höchstetter-Erker, de 1504-1507, que fue trasladado desde las ruinas de una casa bombardeada que pertenecía a la familia Höchstetter, contemporáneos a los Fugger. Aquí celebra sus reuniones el Decanato, que aún hoy dirige la Fuggerei y está formado por los representantes de las tres líneas de la familia Fugger.

» Administration (Markusplätze): El edificio de la Administración se levantó en su forma actual después de haber sido destruido en la Segunda Guerra Mundial. Aquí tiene su sede la Fürstlich und Gäfflich Fuggersche Stiftungs-Administration, la Administración de la familia Fugger que, además de llevar la dirección de la colonia, administra también otras fundaciones de la familia.

» Markuskirche (Herrengasse): En 1581-1582 Markus y Phillip Eduard Fugger ordenaron edificar al maestro albañil Hans Holl, padre del famoso arquitecto renacentista Elias Holl, la pequeña iglesia de San Marcos, que tuvo que ser reconstruida por completo tras su destrucción en la Segunda Guerra Mundial. Está decorada con un tejado a dos aguas muy pronunciado con gabletes, y tiene una campana. En su interior destaca el altar mayor de estilo manierista donde se puede ver la 'Crucifixión de Cristo' del veneciano Jacopo Palma el Joven (hacia 1600), la pila bautismal de estilo renacentista y relieve funerario de Ulrich Fugger, que le muestra envuelto en un sudario. Fue diseñado por Alberto Durero y realizado por Adolf Daucher en 1512-1515. El artesonado, que fue creado en el período 1550-1560, fue trasladado aquí desde la Casa Fundación Fugger.

» Schule und Mesnerhaus (Herrengasse, 35): Esta casa alberga actualmente la sacristía y la vivienda del sacerdote de la Fuggerei, la Fuggereigeistlichen. Sirvió en su tiempo tanto de escuela como de vivienda para el clérigo de la Markuskirche, que a su vez era el maestro de la colonia, fundada a mediados del siglo XVII.

» Holzhaus (Herrengasse, 40, 41 y 42): En estas tres casas se encontraba en el siglo XVI la Holzhaus, en las que se realizaban las Holzkuren, tratamientos con los que se combatía la sífilis. En el tratamiento, además de otros ingredientes, se usaban extractos de madera de guayaco, que la empresa de los Fugger importaba de América del Sur y que incluso suministraban al emperador Maximiliano y al cardenal Matthäus Lang.

» Brunnen (Confluencia de Herrengasse, Mittlere Gasse y Ochengasse): Esta fuente en forma de plato realizada en hierro fundido se encuentra en la encrucijada principal de la Fuggerei. En este lugar ya hubo en 1599 una fuente de madera que constituyó la primera toma de agua de la colonia. La ciudad hizo la instalación de forma gratuita y fue construida por el maestro cantero Sebastian Ingerl. En 1744 se reemplazó la antigua fuente de madera por otra de piedra. La evacuación de las aguas residuales se efectuaba a través de un sistema de canales abiertos y pozos negros. La fuente abasteció a los residentes de agua y también sirvió como punto de encuentro para el debate. En el siglo XVIII las casas contaban con pozos privados, todo un lujo para la época.

» Ochsengasse: La 'Callejuela del Buey' tiene su origen en la primera ampliación que se hizo de la Fuggerei. La calle desemboca en la Ochsentor (Puerta del Buey) con su portillo de noche, el único paso por el que los residentes tienen acceso a la colonia después de las 22 horas cuando se cierra el complejo. Un vigilante nocturno autoriza la entrada a los rezagados previo desembolso de una pequeña cantidad simbólica. En el exterior de la puerta se puede ver un epígrafe y el escudo de la familia Fugger. En el número 52 se encuentra la Hexenhaus. En su piso alto vivió Dorothea Braun, enfermera de la Fuggerei, que fue la primera víctima de Augsburg en morir por brujería, acusada por su propia hija de 11 años y que confesó bajo tortura. El 25 de septiembre de 1625 fue juzgada por un tribunal de la ciudad imperial y el el mismo día decapitada y quemada. En el número 51 se ha acondicionado la Schauwohnung, una vivienda modelo deshabitada pero completamente amueblada que ejemplifica las viviendas de los actuales residentes de la Fuggerei. Al principio de la calle está la Fuggerei-Lädle, una pequeña tienda de recuerdos perteneciente al museo con un pequeño café y terraza.

» Wohnhaus Franz Mozarts (Mittlere Gasse, 14): En el primer piso de esta casa vivió a partir de 1861 la familia de Franz Mozart. En la fachada se puede ver una placa dedicada a la familia. El bisabuelo del compositor Wolfgang Amadeus Mozart se hizo muy impopular en la ciudad al ocuparse de las sepulturas de los verdugos. Posteriormente, al empobrecerse, tuvo que dejar su casa y obtuvo una en el recinto de la Fuggerei, donde trabajó como maestro constructor para la Fundación y murió aquí en abril de 1694. Por esta casa se entra al museo de la Fuggerei.

» Haus Nummer 13: En la casa número 13 de Mittlere Gasse se encuentra instalada una parte del Fuggerei-museum. El piso bajo de esta casa, que es el único que se conserva en su estado arquitectónico original, alberga una cocina, una salita y un dormitorio, equipados con mobiliario de época. En 2006 se abrió un nuevo sector museístico, un departamento didáctico moderno que ilustra con películas, textos, fotos y objetos la historia de los Fugger y la Fuggerei.

» Krankernstation (Saugasse, 1): Esta casa fue desde 1520 y hasta comienzos del siglo XVII un hospital para los empleados y sirvientes de los Fugger. Hasta seis pacientes podían ser atendidos en ella que, además, contaba con una pequeña biblioteca. Las aguas del pequeño arroyo Lauterlechs, que fluían por la Saugasse, servían para el cuidado de los enfermos.

» Denkmal für Jakob Fugger: El busto de bronce de Jakob Fugger (1459-1525), que se encuentra en la zona ajardinada de la Fuggerei, fue fundido en 2007. Se realizó siguiendo una reproducción en escayola del escultor Hans Landner, que sirvió como modelo para la estatua de mármol instalada en 1967 en el Walhalla, una edificación ordenada construir cerca de Regensburg por el rey bávaro Ludwig I entre 1830 y 1842 como "templo dedicado a todas las celebridades de habla alemana".

» Fuggerei Weltkriegsbunker: A principios de 1943, en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, se construyó un refugio antiaéreo público en la colonia. Durante el ataque aéreo aliado en la noche del 25 al 26 de febrero de 1944 salvó la vida a unos 200 residentes, aunque el recinto de viviendas se vio afectado en un 80 %. En 2008 se reconstruyó el búnker original como museo donde se puede visitar la exposición permanente "La Fuggerei durante la Segunda Guerra Mundial. Destrucción y reconstrucción", con paneles expositivos, textos alusivos, fotografías, una estación de radio y diferente material multimedia donde se muestra la vida de los moradores, además de los habitantes de la ciudad, durante la época del nacionalsocialismo y en la fase de reconstrucción de la colonia.

»» Otros aspectos y detalles de interés en la Fuggerei:

» Placas dedicadas a los fundadores: Las placas que aparecen sobre tres de las puertas de entrada a la ciudadela muestran inscripciones en memoria de la familia de los fundadores. Jakob Fugger fundó en 1521 la colonia y lo hizo en nombre de sus ya fallecidos hermanos Ulrich (Udalrich) y Georg con el lema "para la prosperidad de su ciudad y con con profundo agradecimiento a Dios Nuestro Señor por los bienes recibidos, con devoción y magnánima generosidad".

» Sonnenuhr (Herrengasse, Markuskirche): La divisa de los comerciantes ('Nütze di Zeitz'), presente también en el lema de los Fugger, decora el reloj de sol del frontón sur de la Markuskirche. Este reloj data de la época de reconstrucción de la Fuggerei tras los destrozos de la Segunda Guerra Mundial En 1707 existió aquí, además de un reloj de sol, una imagen pictórica que representaba a San Marcos, el patrón de la iglesia, desaparecidas ambas.

» Pumpbrunnen (Herrengasse): Los habitantes de la colonia iban a buscar agua potable a las bombas de agua instaladas en distintos puntos de la Fuggerei, de la que sobrevive ésta de la Herrengasse. A partir del siglo XV un Brunnenmeister, que tenía bajo su responsabilidad la instalación, el cuidado y la limpieza tanto de las canalizaciones y las fuentes como del pequeño arroyo 1que corría junto a las murallas, el Lauterlechs.

» Lilienwappen (Herrengasse): En el arco de la puerta que da paso a la Herrengase ('Callejuela de los Señores') se pueden admirar dos escudos de piedra con lirios esculpidos que rememoran a la familia de los fundadores. Este escudo fue concedido a los Fugger en el año 1473 por el emperador Friedrich III y su hijo Maximilian I como agradecimiento por el suministro de tejidos para un ajuar destinado a una petición de mano. Ulrich Fugger y sus hermanos serían llamados desde entonces 'Fugger del Lirio'.

» Imágenes de santos: Además de la figura del Arcángel San Miguel, en la esquina de la casa de la Markusplätze y el cuadro de la Virgen en la parte superior de la entrada de la casa, encontramos en la Fuggerei alguna que otra representación de la Virgen María, de ángeles o de santos. Ello revela que los residentes son católicos. En el precio simbólico de alquiler de las viviendas, está incluida la obligación moral de rezar tres oraciones por las almas de los fundadores; una de ellas es el 'Ave María', un rezo propio de la confesión católica.

» Detalles de las casas: Los números góticos que numeran correlativamente las casas datan de 1519 y constituyeron seguramente la primera numeración que existió en Augsburgo. En aquel entonces se numeraron las primeras 52 casas y desde 1973 hay 67. Estos números góticos se han conservado sólo en parte.

Casas de Mittlere Gasse (Fuggerei/Augsburg)

Todas cuentan con entrada propia un aspecto que contribuía a que la pobreza no se hiciera manifiesta. Las puertas y dinteles presentan formas muy diversas, lo que indica que fueron utilizadas puertas de otras construcciones anteriores ya derribadas. Los tiradores de campanillas presentan en su mayoría una forma única, supuestamente intencionada, para que los habitantes de la colonia pudieran "palpa" de noche la entrada correcta en las calles sin iluminación. Actualmente todas cuentan con una moderna iluminación a gas. Más de cien chimeneas de formas muy diversas caracterizan el paisaje de tejados de la Fuggerei; son las denominadas 'chimeneas rusas' que sustituyeron a principios del siglo XX a las primitivas que se calentaban con madera. El maestro constructor Thomas Krebs adornó el lado estrecho de las hileras de casas con gabletes escalonados, un distintivo arquitectónico típico del arte gótico.

»» Los Fugger:

» La carrera de los Fugger comenzó en 1367, cuando Hans Jakob Fugger, nacido en Graben, llegó a Augsburgo. Jakob I, quien murió en 1459, fundó una familia de comerciantes y mercaderes que sigue existiendo actualmente. Sus hijos Ulrich, Georg y sobre todo Jakob II el Rico, consiguieron amasar una riqueza sin precedentes. Tal vez sólo los Medici de Florencia poseían esa riqueza, aunque nunca lograron la dominación que los Fugger tenían sobre el comercio y las finanzas internacionales de la época. Jakob II fue banquero de emperadores, reyes y papas. Financió la elección de Carlos V como emperador de Alemania. También era un conocido mecenas de las artes y fue en parte el causante de que el Renacimiento enraizase en Alemania. También fundó varias instituciones sociales. Los Fugger siguen siendo dueños de varios castillos en Baviera.

http://serviajero.blogspot.com.es/2015/05/augsburg-alemania-la-fuggerei.html

Guía turístico de Augsburgo - Lugares de interés

Es una ciudad antigua alemana, donde hay todo para un descanso fascinante y confortable: los hoteles modernos, centros de recreación, un gran surtido de excursiones, una amplia selección de museos y programas culturales.

Hay que comenzar el conocimiento con Augsburgo con la plaza central de Rathausplats, donde está el edificio del Ayuntamiento, un monumento magnífico de la época de Renacimiento. A finales del siglo XVIII al Ayuntamiento le añadieron la torre de Perlachturm, que mide 80 metros de altura. Los que deseen pueden subir la torre y desde el mirador admirar la belleza de los alrededores de la ciudad. Vale la pena visitar la Sala Dorada, que fue abierta en una de las habitaciones del Ayuntamiento. Aquí uno puede ver los cuadros y esculturas valiosos de renombrados pintores alemanes. Otro símbolo permanente de la ciudad , la fuente, dedicada al emperador Augusto y llamada en su honor, está enfrente del ayuntamiento.

La parte más vieja de la ciudad es el barrio Fuggerei. Los edificios situados en su territorio, fueron construidos en los siglos XVI-XVII y se han conservado perfectamente hasta hoy en día. El museo Fuggerei abierto en una de las casas antiguas muestra la vida de este barrio singular. La construcción religiosa más imponente es la Catedral de Santa María, cuya construcción comenzó en el siglo IX y duró casi seis siglos. Aquí hay una capilla subterránea,un magnífico retablo y además hermosos frescos y la estatuas.

Entre los numerosos museos abiertos en Augsburgo, es imprescindible visitar el Museo del teatro de muñecas de Augsburgo, la Casa-museo de los Mozart, el Museo de Maximiliano II, el Museo de los romanos y el museo de la arquitectura de Suabia. Una de las excursiones más fascinantes será la visita en el parque «Augsburgo – los bosques occidentales», donde uno puede gozar de los paisajes pintorescos y visitar algunas aldeas locales.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/augsburgo/

Augsburgo, una apuesta segura en Alemania

By Belén Valdehita / 4 agosto, 2014

Para los amantes de los destinos en Europa, la ciudad alemana de Augsburgo es una opción que deben tener muy en cuenta. Lo tiene todo y para todos los gustos: un excelente patrimonio, interesantes museos, bellos parques, actividades de ocio y culturales, además de una excelente infraestructura de alojamiento y restauración.

Augsburgo, o Augsburg, se encuentra en el estado de Baviera, y es la capital del estado de Augsburgo. Ciudad natal del insigne músico Wolfgang Amadeus Mozart, alcanzó un gran apogeo en el siglo XVI, gracias a los negocios y al floreciente comercio de las familias Fugger y Welser.

Paseando por las calles de Augsburgo disfrutaremos de su herencia histórica, visible en los vestigios romanos y en los monumentos de estilo Rococó y del Renacimiento. La mayoría de los lugares de interés se hallan en el centro de la ciudad. Es el caso del Ayuntamiento renacentista, diseñado por Elias Holls; la Catedral del siglo IX, las iglesias de San Ulrico y Santa Ana, el complejo de viviendas sociales Fuggerei o la Fuente de Augusto, la más antigua de las tres fuentes renacentistas que hay en la ciudad.

Como no podía ser de otra forma, la ciudad de Augsburgo rinde homenaje a uno de sus hijos más ilustres, el músico Wolfgang Amadeus Mozart. En la localidad existe un encantador recorrido denominado “Tras las huellas de Mozart”. El itinerario incluye las visitas a su casa y a la de sus padres, además de otros muchos edificios, monumentos y placas conmemorativas que están relacionados con la familia Mozart.

Pero en Augsburgo hay mucho más que ver, como el Museo Romano, el Museo Maximilian, el Museo Fuggerei, el Teatro de las Marionetas, la Sala de Arte del parque Wittelsbacher Park, la Sala Brecht, la sinagoga y el Museo Cultural Judío o el peculiar Museo del Globo.

A la hora de comer, la ciudad nos obsequia con la cocina del estado de Baviera, que cuenta con platos tan tradicionales como el Spätzle, además de su gran variedad de cervezas. Por supuesto, también encontraremos todo tipo de restaurantes de cocina internacional.

Son muy recomendables establecimientos como la cervecería del monasterio Andechs, donde ofrecen las exquisiteces de la cocina bávara; el restaurante Maximiliansklause, una típica taberna situada en una casa con más de 600 años que cuenta con buenos pescados, delicias suabas y una magnífica carta de vinos, tanto alemanes como internacionales. Finalmente, el restaurante La Esquina (die Ecke), que está ubicado en el ayuntamiento y se especializa en cocina suaba-bávara con toques mediterráneos. En verano hay que dejarse caer por alguna de las agradables cervecerías bávaras que se encuentra al aire libre.

La oferta de hoteles en Augsburgo está cubierta por establecimientos como el Hostal Dorint Hotel An Der Kongresshalle, el Quality Hotel Augsburg o el Hotel Steigenberger Drei Mohren, de cuatro estrellas; el Hostal Augusta, el Hotel Intercity Augsburg o el Hotel Highway, de tres estrellas; el hotel Ibis Augsburg Koenigsplatz, el hotel Jakober Hof o el Stadthotel Augsburg, de dos estrellas, y los hoteles de una estrella Haunstetter Hof y Hotel Fischertor.

Su belleza monumental, su historia o la música, que es una constante en la ciudad de Augsburgo, son sólo algunos de los motivos para visitar esta villa alemana. La naturaleza también está muy presente, a través de parajes tan especiales como el parque Wittelsbacher Park, el Jardín Botánico o el bosque Siebentischwald.

La elegante ciudad de Augsburgo nos espera para que conozcamos su pasado y su presente, que se han aunado en esta ciudad bajo la armonía del siempre presente Mozart. Una opción a tener muy en cuenta para una próxima escapada europea. Augsburgo siempre es una apuesta segura.

http://blog.hoteles.net/2014/08/augsburgo-una-apuesta-segura-en-alemania/

Augsburgo (en alemán: Augsburg) es una ciudad alemana. El exónimo tradicional en español es Augusta.[cita requerida] Es la capital de la región administrativa de Suabia del Estado libre de Baviera. Augsburgo es ciudad independiente y al mismo tiempo capital del distrito de Augsburgo.

Historia

Conocida como Augusta vindelicorum cuando formaba parte de la provincia romana de Retia, Augsburgo es una de las ciudades más antiguas de Alemania.

Durante el siglo XVI, las familias Welser y Fugger, radicadas en esta ciudad, dominaron varios sectores de la economía europea y mundial, destacando sobre todo por financiar el reinado de Carlos I de España y V de Alemania. Los Welser en particular sostuvieron económicamente las exploraciones realizadas en la provincia de Venezuela por Ambrosio Alfinger, Nicolás Federmann y Felipe de Utre. Durante las deliberaciones de la Dieta de Augsburgo, los líderes protestantes (dirigidos por Philip Melanchthon, amigo del reformador Martín Lutero) le entregaron a Carlos V la Confesión de Augsburgo el 25 de junio de 1530, siendo este la expresión de la fe del luteranismo.

El arquitecto Elias Holl fue el autor de algunos de sus edificios más representativos de ese periodo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes crearon en las afueras de la ciudad un campo de concentración satélite del campo de concentración de Dachau.

Economía

Una enorme fábrica de papel, la fábrica de motores diésel MAN, Siemens, DaimlerChrysler, Aeroespacial, KUKA robots industriales, así como el consorcio de computación NCR, son algunas de las mayores firmas de la ciudad. La ciudad es miembro de la Comunidad de Ciudades Ariane.

https://es.wikipedia.org/wiki/Augsburgo

https://de.wikipedia.org/wiki/Augsburg

https://en.wikipedia.org/wiki/Augsburg

http://www.panoramio.com/user/4904563/tags/Augsburg

https://www.flickr.com/photos/99929697@N07/albums/72157641411871254

http://www.emporis.com/statistics/tallest-buildings/city/101925/augsburg-germany

Vídeo:

Web recomendada: http://www.augsburg.de/

Contador: 597

Inserción: 2016-07-23 19:05:14

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET