San Petersburgo (Florida)San Petersburgo (Florida)

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Doha

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 3.3/5 (7 Votos)

Continente: Asia

País: Catar

Localización:

Año: 1825

Estado: Terminado

Descripción:Turismo en Doha, qué ver y cómo llegar

Publicado por Civitatis en Asia, General

Seguro que si hiciésemos una encuesta, más de la mitad de los lectores se preguntarían ¿qué es Doha?. Doha es la capital de Qatar, una ciudad que, siguiendo la pista a Dubai, trata de convertirse en un referente mundial en diversos campos.

A diferencia de Dubai, ciudad sin recursos y altamente endeudada, Doha es la capital de un país con unas reservas de más de 15.000 millones de barriles de petróleo. Echando un ojo a los datos económicos actuales, vemos que Qatar es el país del mundo con más PIB por habitante.

Desde el punto de vista cultural, los qataríes son más tradicionales que los habitantes de los Emiratos Árabes Unidos. La vestimenta tradicional se respeta mucho más y lo normal es ver a las mujeres totalmente tapadas. Los hombres por su parte, especialmente los más jóvenes, aunque también visten con el “traje oficial”, lucen gafas de sol fashion y llevan la última tecnología siempre en la mano (literalmente).

A corto plazo, con el nuevo aeropuerto en construcción, Qatar confía en convertirse en un hub de comunicaciones al estilo de Singapur. En otros campos, el gobierno también trata de lograr ser la sede de los Juegos Olímpicos en 2020, tras haber fracasado en 2016.

Qué ver en Doha

Viejo Zoco: Llamado oficialmente Souq Waqif, el viejo zoco es nuestro lugar preferido en Doha. Aunque es cierto que es tan sólo una adaptación de los zocos de otros países árabes, el zoco es un lugar de reunión para locales, expatriados y visitantes. En las calles cubiertas encontraréis comercios de ropa, telas, animales o antigüedades, mientras que, la calle principal, rebosa de bares, restaurantes y terrazas que, sobre todo por la noche, tienen un ambiente mangnífico.

Paseo marítimo: Conocido como Corniche, el paseo marítimo de Doha es un lugar ideal para pasear a cualquier hora del día (o de la noche, que hace bastante mejor). Recorrer los más de 6 kilómetros que separan el viejo de los rascacielos del nuevo City Center os llevará algo más de una hora.

Museo de Arte Islámico: Sorprendente por su calidad y arquitectura, el Museo de Arte Islámico es la visita cultural más importante de Doha y además, como casi todo, es gratuíto.

Doha Pearl: Isla artificial al estilo de las palmeras de Dubai. Aunque todavía está en construcción, ya se puede visitar el puerto deportivo, sus lujosas tiendas, restaurantes y cafeterías. La mejor hora para visitar “la perla” es al atardecer, cuando muchos músicos animan el paseo.

City Center: Alejado varios kilómetros del centro histórico de la ciudad, el “nuevo centro de la ciudad” es un complejo de rascacielos con una arquitectura magnífica. Sin ser tan altos ni espectaculares como los de Hong Kong, lo cierto es que son más llamativos que los de Dubai y Abu Dhabi (y son una imagen preciosa desde la zona antigua).

Además de estas visitas, no podéis dejar pasar la oportunidad de entrar en alguno de sus sorprendentes centros comerciales. Dos buenas opciones son City Center Mall, muy bien situado, y Villagio Shopping Mall, un centro comercial decorado con estilo veneciano (con canal y góndolas incluidas). Visitando algún centro comercial os adentraréis más en la vida de la gente local, ya que estos lugares se pueden considerar casi un lugar de reunión para ellos.

Cómo llegar a Doha

La forma más normal de llegar a Doha es con los vuelos directos desde Madrid y Barcelona que opera Qatar Airways, una aerolínea de 5 estrellas considerada como una de las mejores del mundo (según nuestra experiencia, con razón).

¿Merece la pena visitar Doha?

Actualmente Qatar no es un destino turístico como tal y eso se nota en la falta de muchas facilidades para el viajero: hay que pagar visado de entrada (unos 20€), es complicado encontrar taxis y, especialmente, es imposible encontrar un mapa turístico de la ciudad.

Doha nos parece un lugar atractivo para la gente que vuele con Qatar Airways y que tenga un día (o una escala larga) disponible para ver la ciudad. Es curioso ver como viven estos millonarios del petróleo.

http://www.civitatis.com/blog/turismo-doha-que-ver

Qué ver en Qatar: Un día en Doha

Escrito por Fernando

17 de agosto de 2012

Doha es otro Dubai en potencia. La capital Qatarí, el país con la mayor renta per cápita el planeta y cuya economía crece a un ritmo del 20% al año, era hace medio siglo poco más que una aldea en el centro uno de los desiertos más inhóspitos de la tierra, el Rub Al Jali. Al igual que Dubai, hasta los años treinta fue un pueblo que vivía casi exclusivamente de la pesca y de la industria de la perla. Cuando Japón inventó la “perla cultivada” la economía de Qatar, al igual que la de sus vecinos se hundió. Hasta que diez años después se encontró petróleo y gas a cascoporro, claro. Aquí la historia cambia.

Hoy en día, la moderna Doha se está intentando reconvertir a marchas forzadas en un centro del turismo de lujo y de negocios, intentado atraer a oriente medio a las firmas más importantes del mundo. Decenas de obras de acero y cristal comienzan a poblar el downtown con gusto dispar (aunque debo reconocer que con más talento que su hortera vecina, Dubai). Aun así Doha puede ofrecer algo más que hoteles de lujo, restaurantes caros o centros comerciales atestados de personas deseosas de gastar.

Doha definitivamente no es una de las ciudades más gratificantes ni excitantes del mundo, pero un día aquí puede ser interesante, sobre todo si haces escala de uno de los vuelos de Qatar airways y quieres ver un sitio nuevo. Se necesita un visado tramitable en el mismo aeropuerto para entrar en el país. Son 100 riyales (unos 20 euros) flamantemente pagables con tu tarjeta de crédito. La primera parada, y obligatoria siempre que no sea jueves (porque estará cerrado si mal no recuerdo) es el museo de arte islámico. Puedes coger un taxi en el aeropuerto por unos 15-20 riyales que te acerque hasta aquí, luego el resto de la ciudad, como quien dice, está a tiro de piedra. También puedes alquilar un taxi para unas cuatro o cinco horas de visita por la ciudad. El precio rondará los ciento cincuenta o doscientos riyales, unos treinta o cuarenta euros, siempre negociables.

El museo es una obra de arte en sí mismo. Costó trescientos millones de dólares levantarlo y está diseñado por el arquitecto Ieoh Ming Pei, autor, por ejemplo, de la pirámide del Louvre. Contiene una de las mayores colecciones del mundo de arte islámico de dinastías musulmanas de todo el orbe. Vasijas y utensilios de origen turco, alfombras iraníes, astrolabios árabes, objetos cotidianos uzbekos y un largo etcétera. Incluso se puede ver una colección de doce capiteles de columnas de una sala de la Alhambra de Granada que desconozco cómo han llegado hasta aquí. La visita es una delicia y además gratuita. En el piso inferior hay un bar con una gigantesca cristalera a la bahía, desde donde se puede ver perfectamente el skyline de la capital qatarí.

Después de una al museo, se puede cruzar la avenida hacia el shouk Waqif. Este mercado árabe ha sido completamente renovado y el ambiente puede resultar algo falso si se compara con otros zocos, como por ejemplo los marroquíes. Es ordenado y está impoluto. No obstante, aquí se puede fumar algo de Sisha, comer o pasear entre las tiendecillas. Como la mayoría de mercados de este tipo, está todo organizado más o menos según la mercancía que se vende. Textiles, especias, frutos secos o joyería. Mi favorita: la de animales. Aunque me diera algo de pena ver tanto pájaro enjaulado, es bastante espectacular, colorida y fotogénica. Si tienes suerte, hay días en los que parece ser que tienen halcones a la venta.

http://misviajesporahi.es/2012/08/que-ver-en-qatar-un-dia-en-doha.html

DOHA, Qatar

Escrito por Inés

24 de noviembre de 2008

Mi viaje a Qatar comenzó en la India. Teníamos el vuelo a las cuatro de la mañana de Bombay (Mumbay) a Londres, incluyenbdo una escala en Qatar: 450€ i/v con Qatar Airways. Se pueden encontrar vuelos bastante baratos con esta aerolínea. La vuelta la compré con una escala de duración suficiente para ver la ciudad, porque me parecía una oportunidad única para visitar tan curioso país del Golfo.

Fuimos muy pronto al aeropuerto de Bombay, aproximadamente a las 11 de la noche y el policía de la entrada no nos quería dejar hasta tres horas antes del vuelo. Esperar en la calle hubiera sido un suplicio porque estaba llena de gente rodeándonos y estábamos cansados. Al final, tras discutir un buen rato con este señor armado con metralleta, conseguimos entrar.

Nos tumbamos en una sala de espera y vino un guardia de seguridad a decirnos que nos vayamos. ¿Qué pasa? Aquí nadie explicaba nada.

Después, un buen señor me señaló una mochila abandonada y me dijo que a lo mejor era una bomba. Más tarde vendría un astronauta a enfrentarse a la tan temida mochila y sacaría calcetines sudados de ella.

Una vez en el avión, que estaba lleno, nosotras dos éramos las únicas mujeres y nosotros cuatro éramos los únicos occidentales entre los pasajeros. Todos los viajeros eran indios que, a tenor de la cara de pánico, no habían volado en su vida. Además apenas llevaban equipaje y no sabían leer. Esto lo dedujimos porque en los asientos hay una pantallita para ver películas, jugar a videojuegos, etc, y ellos se limitaban a mover la flechita del ratón con el dedo.

Cuando llegamos a Qatar nos dimos cuenta de lo que pasaba. Sólo un 20% de la población es de origen catarí; el resto viene de Irán, países norteafricanos y la India, los cuales trabajan en aquellos empleos que los ricos catarís no quieren. Entonces les sale mejor pagar un vuelo a cada inmigrante para que trabajen en la construcción con un sueldo mísero (unos 100€ al mes) pero muy alto respecto a su país de nacimiento. Estábamos en un avión de esclavos modernos.

Llegamos a Doha, la capital de Qatar hacia las seis de la mañana. Al salir del avión se me empañaron las gafas, ¿cómo puede hacer tantísimo calor a estas horas?

Inmediatamente fuimos a hacer el visado porque solo teníamos seis horas de escala.

Para ello fuimos a la oficina de inmigración y nos pusimos a la cola que iba muy rápida. En mi turno me atendió una mujer con velo negro y un relleno en la coronilla. No es justo vestir una prenda que te tapa por completo y de color negro aunque sea sólo por lo que se debe sufrir a estas temepraturas tan elevadas.

Me pidió el pasaporte y la tarjeta VISA. La pasó por el cacharrico y ¡Pum!, sello. Ya estaba hecho, sin rellenar ningún formulario ni nada. Creo que me cobró 11€.

A la salida había una zona de limusinas y otra de taxis. Me entraron unas ganas tremendas de circular por este emirato con una limusina. Pregunté lo que costaba; 20€ por persona, no me pareció tan caro.

Al final tomamos un taxi con un irlandés que viajaba solo dando la vuelta al mundo y, entre los cinco, nos costó todo el recorrido 7 $ por persona (cuatro o cinco horas). En España el taxi es mucho más caro. Entonces, si éste es el país con el mayor PIB, ¿cómo es que sale tan barato viajar en taxi? Lo que ocurre es que los combustibles son muy baratos. Las reservas de petróleo se descubrieron en la década de 1940, lo que revolucionó por completo la economía del país.

Cuando queríamos, le decíamos al taxista que parara para hacer fotos, por cierto, el conductor era de Sri Lanka. Mi cámara definitivamente se había enfadado conmigo por hacerle sufrir tantos cambios de temperatura; no volvería a funcionar hasta llegar a Budapest. Pero subiré más fotos en cuanto me las pasen, hay que revelarlas.

Primero fuimos al Corniche, al paseo marítimo de Doha desde el que se ve el Skyline de rascacielos. Pero menos de lo que me pensaba, porque una niebla de arena enturbia bastante la visión. Además aquí se encuentra la famosa escultura de la ostra.

“La perla de Qatar” es uno de sus lemas, pues este emirato fue un gran productor de perlas en el pasado. También hicimos un tour por los hoteles de lujo, como el Sheraton o el Hilton. Lo siguiente a lo que nos llevó nuestro colega esrilanqués fue a un parque de atracciones abandonado. Norias, una montaña rusa y demás atracciones cubiertas de arena. En realidad no nos llevó ahí por interés turístico sino porque cerca estaba la urbanización “La perla de Qatar” pero no nos dejaron entrar. Se trata de una superconstrucción de lujo extremo en obras (se estima que el proyecto concluirá en 2012). Por lo que me dijeron, estaban haciendo una reconstrucción de Venecia -en un país desértico-, aunque esa información no la encontrado por ningún sitio. Aquí hay demasiado dinero, y cualquier proyecto que se proponga, por muy extravagante que sea, se lleva a cabo. Mirad The World o las Palmeras de Dubai, si queréis antecedentes.

Siguiente parada, el estadio. Una futurista edificación para los juegos de Asia de 2006. Qatar se ha hecho mundialmente conocido por sus acontecimientos deportivos, como el Mundial de Moto GP o el Open de Tenis; además en 2006 se celebraron los Juegos de Asia en el espectacular estadio Khalifa. Fijaos en su torre olímpica, ¡mide 318 metros de altura!

Como curiosidad, su mascota fue un Oryx llamado Orry, una especie de antílope con dos grandes cuernos anillados. Este animal común en Qatar es símbolo a su vez de la compañía aérea qatarí. Aún puede verse a Orry por la ciudad en forma de estatuas.

Además, el 2 de diciembre de 2010 Qatar fue seleccionado país sede del Mundial de Futbol de 2022, lo que lo convertirá en el país mas pequeño en albergar dicho evento y será el primer Mundial de Futbol a realizarse en Oriente Medio.

Pero a pesar de este despliegue por convertirse en un futuro centro de ocio, Doha conserva su tradición en el Zoco de halcones, pues la cetrería es un hobby habitual de los qatarís.

Por el camino íbamos viendo los chalets catarís, siempre utilizando el azul y el blanco. Andrés, como buen estudiante de arquitectura, no podía parar de analizar las casas y llegó a rozar un estado de indignación por el horterismo qatarí. Por mi parte, me lo estaba pasando en grande con el paisaje; no creo que todo el mundo tenga que compartir las mismas normas estéticas, porque si no el mundo sería muy aburrido. De todos modos, he de decir que en Doha han sabido combinar el estilo islámico con la arquitectura moderna, el ejemplo lo tenemos en el Museo de Arte Islámico del arquitecto I.M Pei; una estructura piramidal en una isla creada por el hombre que contiene manuscritos, cerámicas y joyas del mundo árabe. ¡Costó 300 millones de dólares edificarlo!

http://misviajesporahi.es/2008/11/doha-qatar.html

24 horas en Doha: Los Zocos y rascacielos se funden en Qatar

El inmenso desierto arábigo estiró uno de sus brazos hacia las aguas cálidas del Golfo Pérsico para formar la Península de Qatar. Por esta inhóspita y estéril lengua de arena disputada por persas y otomanos pasaron grupos de nómadas beduinos que se dedicaron eminentemente a la actividad pesquera. Su situación estratégica fue bien aprovechada por los británicos para su vasto Imperio hasta casi el último tercio del Siglo XX, ya que sería declarado un Emirato completamente independiente en 1971 y, por qué no decirlo, uno de los países más ricos del mundo gracias a la venta de petróleo y gas líquido. Entonces una villa nómada sin apenas población como era su humilde capital, Doha, vivió a partir de los noventa una transformación radical. Los petrodólares cimentaron los rascacielos más extravagantes y los hoteles de mayor lujo, mientras que yates gigantescos se amarraron a un puerto hasta entonces preparado para balsas y dhows. Su economía se multiplicó exponencialmente gracias, también a una diversificación que fue más allá de la venta de barriles de petróleo. Y a la presencia de un Aeropuerto Internacional capaz de absorber a un número superior a veinte millones de pasajeros al año y servir de enlace a más de 100 destinos con su compañía de bandera, Qatar Airways. Esa es la clave que ha hecho a Doha abrirse a un turismo antes impensable y seguramente la que nos llevó a conocerla en las casi veinticuatro horas que tuvimos de escala en nuestro regreso a casa desde la lejana Sri Lanka.

Encontramos en Doha una ciudad capaz de mezclar vientos futuros y pasados en mitad de la arena del desierto. La tradición de sus zocos, sus shishas fumadas al atardecer, las mezquitas llamando a la oración, los vetustos dhows siendo todavía utilizados… junto a un skyline espectacular, islas artificiales, centros comerciales con una selección de productos de todo el mundo, lamborghinis rugiendo por las calles y un mundo de ostentación y derroche. Un lugar interesante para una visita corta pero en la que pudimos sacar muchas conclusiones de un país minúsculo convertido en el Parque de Atracciones de jeques y magnates del petróleo.

CÓMO APROVECHAR LO MEJOR POSIBLE UNA ESCALA EN DOHA

Cuando planifiqué el viaje a Sri Lanka traté de que tuviéramos una escala medianamente larga en Doha para poder sacarle algo de partido a la capital qatarí. Y así fue, cuando compramos los billetes vimos que teníamos una posibilidad de aterrizar en Doha por la mañana y salir hacia Madrid al día siguiente muy temprano. De ese modo haríamos algo diferente en el viaje. Podía estar bien salir a conocer la futura sede del Mundial de fútbol del año 2020 y ver ese escenario levantado a base de petrodólares (y subirnos a todos el precio de la gasolina). Había tenido la ocasión de hacer algo semejante dos años antes en el contexto de un viaje al Sur de África en el que tuvimos una prolongada escala en Dubai, la futurista capital de Emiratos Árabes Unidos. Allí descubrimos que las cinco estrellas se quedan cortas para clasificar los hoteles y que no es imposible hacer islas con formas de palmera o de un país del mundo.

Por tanto, apetecía repetir experiencia en un emirato y movernos por Doha todo lo que pudiéramos. Y además contábamos con la suerte de que un español que trabajaba allí, Diego (lector y bloguero: Suspension dots), se ofreció a quedar con Pablo y conmigo allí para mostrarnos y contarnos algo más de la ciudad qatarí. Era domingo y él trabajaba, pero a partir de las seis podíamos contar con él. Aunque ocurriría algo que nos haría conocerle antes de esa hora…

Nuestro billete color azul (destino final: Doha) nos separaba del tránsito y de tenernos que quedar en la terminal (color amarillo) casi 24 horas entre nuestra llegada de Sri Lanka y nuestra partida hacia Madrid. Para poder salir a visitar la ciudad nos fue necesario únicamente pagar 100 rieles qataríes de visado (equivale a unos 20€ aproximadamente) con tarjeta de crédito (Aceptan Visa, Visa Electron, Mastercard o Maestro. No admiten efectivo). El visado que dan en el aeropuerto es válido para dos semanas, pero si se necesita más tiempo conviene tramitarlo por adelantado en la Embajada o Consulado correspondiente. Para tránsitos no se necesita nada, ya que no te mueves de la terminal. El pasaporte debe contar con una validez de mínimo 6 meses desde la fecha de entrada al país.

Estuvimos aguardando a que saliera nuestro equipaje. En el Aeropuerto Internacional de Doha, por cuestiones de seguridad, pasan cada maleta por un scanner y eso hizo que tuviéramos que esperar algo más de la cuenta. Pero ahí no quedó todo. Al contrario que en casi todos los aeropuertos del mundo, en el qatarí no cuentan con consignas donde dejar el equipaje en una escala larga, y después de distintos intentos ya nos veíamos con las mochilas de dos semanas bien cargaditas de ropa sucia para llevar con nosotros durante nuestra visita a la ciudad. Ahí nos salvó la vida Diego, que después de mandarle un SMS preguntándole si conocía alguna consigna en Doha donde dejar nuestras cosas, salió ipso facto de su trabajo para que las guardásemos en el maletero de su coche. Afortunadamente trabajaba cerca del aeropuerto y pudo escaparse unos minutos para echarnos un cable. Así da gusto encontrarse con un lector del blog, dentro de un viaje y además aportándonos su ayuda… Un gran tipo, sin duda.

Además aprovechó a llevarnos al casco antiguo de la ciudad (Souq Waqif = Zoco viejo) para que no tuviéramos que gastarnos en un taxi los pocos rieles que habíamos sacado de un cajero del aeropuerto. Desde su coche nos planificamos un poco. Estaríamos paseando por la zona más tradicional de Doha, veríamos algunas tiendas del zoco, comeríamos por allí, pasearíamos por la Corniche (Su paseo marítimo) y quizás iríamos a algún Museo (El de Arte Islámico, en el puerto, tiene muy buenas críticas). Ya a partir de las seis de la tarde podríamos ir con Diego a la zona de rascacielos (Diplomatic Area) y terminar, quien sabe, en The Pearl-Qatar, una isla artificial apta para jeques y millonetis.

http://www.elrincondesele.com/24-horas-en-doha-los-zocos-y-rascacielos-se-funden-en-qatar/

Doha (en árabe: 'دوحة', Ad-Dawhah; trascripción: Doha correspondiente a la pronunciación árabe dialectal) es la capital de Catar, país situado en una pequeña península en el golfo Pérsico. Su población estimada es de 1,870,041 habitantes (2012) y las principales actividades económicas son la industria del gas y el petróleo. Cerca de Doha se encuentra la Ciudad de la Educación, zona dedicada a la investigación y la educación.

Doha fue en 2001 la sede de la primera reunión a nivel ministerial de la Ronda de Doha, esto es las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio con el propósito de liberalizar el comercio mundial.

La ciudad cuenta con un aeropuerto, el Aeropuerto Internacional de Doha y pronto se inaugurará el Nuevo Aeropuerto Internacional de Doha.

En la ciudad se encuentra la sede de la cadena de televisión Al-Jazeera, uno de los principales medios de comunicación internacionales en lengua Inglesa . En el 2022, será sede de la Copa del Mundo de Fútbol en Catar. El Estadio Nacional de Lusail, el más grande de todos, será la sede de entre otros encuentros, el partido inaugural y la final.

Historia

En 1825, la ciudad de Doha fue fundada bajo el nombre de Al-Bida. El nombre de "Doha" proviene de la palabra árabe(دوحة), Ad-Dawhah que significa: "El Gran Árbol". La referencia es a un árbol prominente que debe haber crecido en el lugar donde el pueblo de pescadores original surgió, en la costa oriental de la península de Catar. También podría haber sido derivado de "Dohat" - en árabe, bahía o golfo - refiriéndose a la zona de la Corniche que rodea la Bahía de Doha. En ese mismo año, durante la guerra entre Catar y Baréin, Doha había sido severamente dañado y Abu Dhabi, estaba ayudando a Baréin. En 1882, Al Rayyan construyó la fortaleza de Al Wajbah, en el suroeste de Doha. Al año siguiente, el jeque Qassim condujo un ejército de Catar a la victoria contra los otomanos.

La ciudad fue capital del protectorado británico de Catar en 1916, y cuando el país obtuvo su independencia en 1971.

En 1917, la fortaleza de Al-Kout, que se encuentra en el centro de la ciudad, fue construida por el Jeque Abdulla Bin Qasim Al-Thani. Durante el siglo XX, gran parte de la economía de Catar dependía de la pesca y la recolección de perlas. En Doha había unos 350 barcos de pesca de perlas. Sin embargo, después de la introducción de las perlas cultivadas japonesas en la década de 1930, toda la región, incluyendo la ciudad de Doha, sufrió una depresión mayor y Catar, se hundió en la pobreza. Esto duró hasta que, a finales de 1930, se descubriese la inmensa cantidad de petróleo que hay en Catar. No obstante, la explotación y la exportación se detuvo debido a la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día, la nación en su conjunto produce más de 800.000 barriles de petróleo diarios. En 1969, la Casa de Gobierno abrió y es muy destacado en Catar.

La primera mención de Al Bida en las fuentes inglesas apareció en 1765, en un mapa de Carsten Niebhur, en la que Al Bida se conoce como Guttur. Carsten no había visitado Catar, personalmente, y se ha basado en el conocimiento de los árabes locales y de los marineros ingleses para completar esta sección de su mapa. En el siglo XIX, Doha fue poco más que un pequeño pueblo conocido como Al Bida.

Sin embargo, por muy pequeño que fuese Al Bida, el lugar no dejó de ser bombardeado por el buque británico Vestal en 1821, después de que la ciudad hubiese considerado haber roto un tratado general de paz. Fueron bombardeados de nuevo en 1841 después de que Al-Suwaidi, el jefe de los sudaneses que luego gobernó Al Bidda, fuese acusado de habouring fuera de la ley. El pueblo fue destruido en 1847 después de que su líder - Bin Tarif Bin Salamah - hubiese muerto en la batalla contra el califa de Baréin cerca de Fuweirat. Estas importantes perturbaciones también fueron probablemente marcadas por los ataques habituales de los nómadas beduinos y otras incursiones.

En algún momento después de la destrucción de la familia Al Thani, el residente británico visitó la aldea y se encontró con que Sahikh Mohammed Al Thani, era entonces jefe de Doha. Doha era una ciudad cercana a Al Bida, y entre Al Bida y Doha, la capital de Catar iba a ser establecida en Doha o en Al Wakra. Los qataríes fueron atacados de nuevo por Baréin en 1867, con la ayuda de Abu Dhabi. Doha y Al Wakra intentaron tomar represalias en una batalla naval muy sangrienta. Los británicos, que deseaban evitar perturbaciones del comercio y les molestaba que los califas de Baréin hubiesen roto un tratado que prohibía la guerra marítima en la zona, llegaron a Catar y fueron recibidos por el jefe de Al Bida, Sahikh Mohamad Bin Thani, en nombre de "todos los jeques y tribus" de la península qatarí. Esta reunión fue, finalmente, para dirigir a Catar y convertirse en un Estado-nación en el marco de Al Thanis. Durante un tiempo los otomanos tomaron el control del país, con base en Doha, con la aquiescencia de Qassim Al-Thani, que deseaba consolidar su control de la zona. Sin embargo, el desacuerdo sobre tributos y la interferencia en los asuntos internos surgió que eventualmente llevó a la batalla en 1893. Los otomanos fueron derrotados y se retiraron a su fortín en el centro de Doha, donde permanecieron hasta que finalmente fueron echados durante la Primera Guerra Mundial. En parte como resultado de la salida de los otomanos, Catar fue un protectorado británico formal en 1916, con Doha como su capital.

En todo el cambio de siglo de Doha tenía una población de alrededor de 12.000 y cerca de 350 barcos perlas. Sin embargo, el crecimiento del comercio de perlas cultivadas de Japón comenzó a afectar a la región, y esto se vio agravado por la depresión de la década de 1930.

La explotación de las reservas de petróleo de Catar después de la final de la segunda guerra mundial fue para salvar la ciudad, a pesar de que fue algún tiempo antes de la fuente de su riqueza actual y futura - de gas natural - fue explotado.

Algunos edificios, en el momento, fueron simples viviendas de una o dos habitaciones, construidas de barro, piedra y coral. Sin embargo, los emires de Catar no se hicieron esperar en la explotación de la riqueza recién descubierta, y los barrios pobres fueron arrasadas rápidamente para ser reemplazados por edificios más modernos. Al igual que con otros países de la región, en este afán de modernizarse gran parte del patrimonio del país se perdió, y en Doha, ahora sólo hay una única torre restantes viento. El asombroso desarrollo de Doha, y la forma cambiante de la bahía, se puede ver hasta hoy en el Museo Nacional de Catar. Doha fue un puerto de cierta relevancia local. Sin embargo, las aguas poco profundas de la bahía impedido barcos más grandes de entrar en el puerto hasta la década de 1970, cuando su puerto de aguas profundas se completó. Otros cambios siguieron con la recuperación de grandes extensiones de tierra, lo que llevó a la bahía en forma de medialuna que podemos ver hoy en día.

En 1973, la Universidad de Catar abrió sus puertas, y en 1975 el Museo Nacional de Catar fue inaugurado en lo que fue originalmente el Palacio del Gobernante en 1912. El satélite árabe Al-Jazeera de televisión (canal de noticias) comenzó a emitir desde Doha en 1996.

Para el año 2010 Catar tenía una población de 1.696.563, por lo que es uno de los países de más rápido desarrollo del mundo.

Clima

Doha cuenta con un clima árido. Está situado en la Península Arábiga, y como tal, su clima es muy cálido. Las temperaturas máximas habitualmente superan los 47 ° C (116 ° F) de mayo a septiembre, con valores de humedad relativa que pueden llegar a ser altas. El punto de rocío puede traspasar el umbral de los 28 ° C (82 ° F) en verano. Durante todo el año las precipitaciones son muy escasas, concentradas en el invierno, con un acumulado anual que promedia los 75.2 mm. Los inviernos son templados durante el día y frescos a fríos en la noche, aunque la temperatura rara vez desciende por debajo de 10 ° C (50 ° F). 1

Demografía

La demografía de Doha es inusual, ya que la mayoría de los residentes son extranjeros, con los nacionales de Catar formar una minoría. La mayor parte de los expatriados en Catar son de países del sur de Asia, principalmente Pakistán, India, Sri Lanka, Nepal, Filipinas, Bangladés e Indonesia, con gran cantidad de expatriados también procedentes de los países árabes de la costa del este y norte de África, y Asia Oriental. Doha es también el hogar de los expatriados del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Francia, Sudáfrica , y Australia , así como muchos otros países de todo el mundo.

Cada mes, miles de personas emigran a Catar, y como resultado, de Doha ha sido testigo de las tasas de crecimiento explosivo de la población.La población de Doha se sitúa actualmente en alrededor de un dos millones , con la población de la ciudad a más del doble en la última década. Debido a la gran afluencia de extranjeros, el mercado inmobiliario de Catar vio una escasez de oferta que condujo a un aumento de los precios y aumento de la inflación. La brecha en el mercado de la vivienda entre la oferta y la demanda se ha reducido, sin embargo, y precios de las propiedades han caído en algunas zonas después de un período que vio rentas triplicarse en algunas áreas.

Varias iglesias han sido construidas recientemente en Doha, tras los decretos por el emir de la asignación de tierras a las iglesias. En marzo de 2008, la primera iglesia católica en Doha, Nuestra Señora del Rosario, se abrió. Como señal de respeto a los locales (musulmán) de la población [cita requerida] símbolos cristianos no se muestran en la parte exterior del edificio. Hoy en día, existen varias iglesias en Doha, incluida la Iglesia Ortodoxa Malankar, Marthomite Iglesia, la Iglesia de CSI, la Iglesia siro-malankar y la Iglesia Pentecostal.

Economía

Gran parte del petróleo de Catar y la riqueza de gas natural es visible en Doha, que es el centro económico de Catar. Doha es el hogar de la sede de petróleo más grande del país y las empresas de gas, incluyendo Qatar Petroleum, Qatargas,RasGas. La economía de Doha se basa en los ingresos del país ha hecho de su petróleo y el gas natural, y el gobierno de Catar es rápidamente tratando de diversificar la economía de Catar con el fin de alejarse de esta dependencia en el petróleo. Como resultado, Doha está experimentando actualmente un auge muy grande, con la ciudad desarrollando muy rápidamente - esto es sobre todo el resultado del programa de modernización Sheikh Hamad bin Khalifa.

Al igual que la cercana ciudad de Dubái en los Emiratos Árabes Unidos, la economía de Doha se está alejando de su dependencia del petróleo , aunque a diferencia de Dubái, el enfoque principal de Doha no es el turismo. Doha es ver una enorme cantidad de crecimiento, con la población de la ciudad cada vez en más de 30.000 entre 2004 y 2006, lo que ha causado un auge en el sector inmobiliario, con la subida de los precios de bienes raíces. Según la BBC, como. de finales de enero de 2007, Doha es ahora una ciudad más cara que Dubái en términos de precios de bienes raíces. Esta tasa de crecimiento ha dado lugar a proyectos como el proyecto Lusail Ciudad, que se está construyendo al norte de Doha y, finalmente, albergará 200.000 personas. La construcción también está en auge en Doha, resultado del aumento de la actividad empresarial y comercial en Doha. Esto es más visible con el horizonte cambiante de la ciudad, como de Doha tiene más de 50 torres en construcción, la mayor de las cuales se las Torres de Dubái. Al mismo tiempo, 39 nuevos hoteles se están uniendo mercado turístico en pleno auge de Catar, añadiendo cerca de 9.000 nuevas habitaciones en 2009.

https://es.wikipedia.org/wiki/Doha

https://en.wikipedia.org/wiki/Doha

http://ar.wikipedia.org/wiki/الدوحة

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_Doha,_Qatar

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.experienceqatar.com/

Contador: 7957

Inserción: 2013-04-13 14:25:26

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET