KristiansandKristiansand

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Liubliana

Otro:

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Eslovenia

Localización:

Año: s. I a. C.

Estado: Terminado

Descripción:Descubre los lugares de mayor interés turístico en Liubliana.

Descubrir Liubliana es bastante sencillo, debido a la concentración de todos sus lugares de interés en un espacio no muy...

Castillo de Liubliana

Situado en la colina de la ciudad, el castillo de Liubliana corona la misma con majestuosidad.

Ayuntamiento

En el casco histórico, que actualmente es peatonal, se encuentra el bonito Ayuntamiento de Liubliana.

Plazas del casco antiguo

En Liubliana hay varias hermosas plazas en el casco antiguo, que se unen entre si.

Plaza Preseren

En pleno corazón de Liubliana se encuentra la importante plaza Preseren.

Puentes de Liubliana

Uno de los elementos arquitectónicos que mejor simbolizan a Liubliana son sus magníficos puentes, que cruzan el río.

Centros de Arte y Cultura

En Liubliana el arte y la cultura ocupan un importante lugar, y la ciudad dispone de numerosos museos y galerías de arte.

Río Ljubljanica

Una de las señas de identidad de Liubliana es la vía fluvial que la atraviesa, el río Ljubljanica.

Iglesias de Liubliana

En la ciudad podemos encontrar varias iglesias de interés, como la Catedral de San Nicolás o la Iglesia de San Pedro, entre...

La Plaza del Congreso y el Parque Estrella

Ubicada en el centro de la ciudad, la plaza del Congreso es otro punto de importancia e interés, junto al parque Estrella.

Universidad de Liubliana

Además de ser la de mayor importancia de Eslovenia, la Universidad de Liubliana impregna de un carácter joven a la ciudad.

Parque Tivoli

En la zona oeste de la ciudad, el Parque Tivoli actúa como un amplio y encantador pulmón verde.

Mercado Central

Una de las obras más destacadas del famoso arquitecto Plecnik, es el Mercado Central también conocido como Trznica.

Otros sitios de interés

Además de los ya citados, en Liubliana podemos encontrar algunos sitios de interés más.

http://www.guiarte.com/liubliana/que-ver.html

Viaje a Liubliana, guía de turismo

Publicado por José Manuel Vargas

Tal vez Eslovenia no será para muchos un destino turístico de primer nivel, sobre todo por el desconocimiento de este país. Y recalcamos lo de desconocimiento en materia turística porque, con la gran cantidad de atractivos que ofrece, si tuviera mayor repercusión sería todo un boom.

Su capital, Liubliana, es la típica ciudad que podríamos considerar casi de cuento de hadas. Su centro histórico, un enjambre de plazas y callejuelas medievales, aparece transido de interesantes monumentos. Su carácter barroco y modernista son dos de sus principales señas de identidad.

Podéis subiros en primer lugar hasta el Castillo de Liubliana, construido en el siglo XIII, para disfrutar de una magnífica panorámica. Es desde aquí donde comenzamos nuestro recorrido, nuestra pequeña visita que nos hará conocer mejor a esta pequeña, pero a su vez, gran ciudad.

VISITAS EN LIUBLIANA

- Castillo de Liubliana

Cuenta la leyenda que, el dragón que mató San Jorge, vivía en la colina en la que se encuentra este castillo. Desde el centro de la ciudad se puede llegar a la fortaleza, construida en el siglo XIII, a bordo de un teleférico. Su aspecto actual data de finales del siglo XV, aunque su torre principal se levantó en 1848. Las vistas desde su altura son maravillosas, y alberga, entre otros eventos, el Festival de Verano de Liubliana. Es el símbolo de la ciudad.

Más información: Castillo de Liubliana

- Centro histórico de Liubliana

Precioso laberinto de plazas y callejuelas, rodeadas de edificios barrocos y otros monumentos. Curiosamente también mezcla elementos modernos, como el rascacielos Neboticnik, de 70 metros de altura. A visitar el Ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor (corazón de la ciudad), la Plaza de Cirilo y Metodio donde veremos la catedral, la Plaza Preseren y su cercano mercadillo de los domingos y los diferentes puentes.

- Catedral de San Nicolás

Construida en el siglo XVIII sobre el resto de antiguas iglesias, esta catedral católica llama la atención por la pintoresca hermosura de su cúpula verde, colocada a mediados del siglo XIX, y sus dos torres gemelas. Su interior es magnífico, con frescos barrocos de principios del siglo XVIII. Sin embargo, antes de entrar, fijaros en la puerta principal de bronce, que representa los 1.250 años de cristianismo en Liubliana.

- Puentes en Liubliana

El río Ljubljanica atraviesa la ciudad, y sobre él se han construido numerosos puentes. El más conocido es el Puente Triple, otro de los símbolos de Liubliana, aunque hay algunos más. Hay que citar el Puente de los Dragones, construido en 1900, llamado así por los cuatro dragones de los extremos; o el Puente de los Carniceros, en el que veréis los candados que los enamorados están haciendo turísticamente famosos en muchos puentes del mundo.

- Iglesia Franciscana de la Anunciación

Situada en la Plaza Preseren, y construida en el siglo XVII, destaca por su llamativo color rosado pastel, propio de las construcciones barrocas que tanto juego y colorido le dan a la ciudad. Lo más interesante de la visita a esta iglesia puede ser disfrutar del monasterio franciscano del siglo XIII que se encuentra a su lado, ya que alberga una impresionante biblioteca con más de 70.000 volúmenes.

- Iglesia de San Pedro

Construida en el siglo XVIII sobre los restos de la antigua iglesia, considerada de las más antiguas de la ciudad, originalmente era de estilo barroco y neoclásico tardío, aunque fue reformada y restaurada a mediados del siglo XX. Destaca por su amplia fachada, sus torres gemelas rematadas en verde y los frescos del interior, especialmente los del techo, que datan del XX.

- Parque Tivoli

Con sus 5 kilómetros cuadrados, es el más grande de la ciudad y se halla a las afueras del centro histórico. Creado en 1813 y reformado en la segunda década del siglo XX, es un enorme enclave para pasear y disfrutar. Cuenta con jardines, estatuas, fuentes y un estanque, además del Castillo Tívoli, la Mansión Cekin que alberga el Museo Nacional de Historia Contemporánea, y un jardín botánico.

- Museos en Liubliana

La cultura en Liubliana, además de en otros eventos, está en sus museos. Son dignos de visitar la Galería Nacional, que alberga la mejor colección de arte esloveno del país; comparte otro gran muestrario de arte esloveno el Museo de Arte Moderno, el Museo de Arquitectura, el Museo Esloveno de Historia Natural y el Museo Etnográfico de Eslovenia. Asimismo encontramos el Museo del Ferrocarril, el Museo del Deporte y el Museo de las Cervezas.

EXCURSIONES DESDE LIUBLIANA

Apenas 55 kilómetros al noroeste de Liubliana podemos disfrutar de la belleza de la ciudad de Bled y su lago. Junto con el castillo que la corona es uno de los principales destinos turísticos de Eslovenia. Junto a Bled se halla el Parque Nacional Triglav, que lleva el nombre de la montaña más alta del país (aparece en la bandera de Eslovenia como símbolo nacional) Por último, 50 kilómetros al suroeste de Liubliana podemos visitar Postojna y sus famosas cuevas.

CLIMA EN LIUBLIANA

En Liubliana los veranos son calurosos y soleados, mientras que en invierno hace bastante frío y llueve con frecuencia. Sin embargo son septiembre y octubre los meses que presentan mayor índice de lluvias. En verano las temperaturas alcanzan los 30 grados (julio y agosto meses más calidos), mientras que en invierno las mínimas están por debajo de los cero grados (de diciembre a marzo)

COMPRAS EN LIUBLIANA

El centro histórico de Liubliana está lleno de tiendas pintorescas, tradicionales, souvenirs… de todo tipo. Repartidos por este centro histórico encontramos mercadillos de antigüedades, artesanías, encajes, alimentos, etc… El Mercado Central abre todos los días, mientras que el mercadillo de antigüedades se celebra todos los domingos por la mañana. Hay un centro comercial, el BTC City, que, con sus más de 500 tiendas, es el principal aliciente para las compras en la ciudad.

GASTRONOMÍA EN LIUBLIANA

Hay numerosos platos típicos en la ciudad, como por ejemplo la sopa de setas con pan, la gibanica, el hojaldre de queso serbio, etc… La cocina eslovena es una fusión de la gastronomía italiana, austríaca y húngara (países que rodean Eslovenia) Precisamente los pescados y mariscos se elaboran a la italiana y, para acompañar sus platos, nada mejor que los excelentes vinos blancos eslovenos. De postre las magníficas tartas de Liubliana.

VIDA NOCTURNA EN LIUBLIANA

El carácter universitario de la ciudad hace que su vida nocturna sea muy animada. En verano el ambiente se traslada a los bares, locales y terrazas que se sitúan a la ribera del río. En temporada invernal los pubs, bares y tabernas del centro histórico son los que se suelen llenar. Después de cenar y tomar una copa, la zona moderna de la ciudad es la que alberga las principales discotecas.

TRANSPORTES EN LIUBLIANA

El centro histórico de Liubliana se puede recorrer fácilmente a pie, ya que todos los principales monumentos están muy cerca los unos de los otros (además de por su carácter peatonal) Si acaso, podéis alquilar bicicletas para moveros. Para desplazamientos más largos, en Liubliana tenemos una flota de autobuses urbanos, mientras que para la noche contamos con taxis. Si alquiláis un coche, os resultará complicado aparcar, a menos que dejéis el coche en la parte moderna.

CÓMO LLEGAR A LIUBLIANA

La mejor forma de llegar a Liubliana es a través de su Aeropuerto Internacional de Liubliana, situado a 26 kilómetros al norte de la ciudad. Desde el aeródromo se puede tomar un autobús, que enlaza con la capital eslovena en un trayecto de 45 minutos. Más rápidos, pero más caros, son los taxis. En menos de media hora podéis estar en Liubliana, al precio de 45 euros. El aeropuerto también cuenta con oficinas de alquiler de coches.

ALOJAMIENTOS EN LIUBLIANA

La capital eslovena cuenta con un amplio abanico de posibilidades en materia de alojamiento. Contamos con hoteles exclusivos y modernos, hoteles de nivel medio y hostales y pensiones más económicas. Si queréis reservar alojamiento en la ciudad, os recomiendo seguir el enlace: Hoteles en Liubliana

http://viajeaeuropadeleste.com/2012/02/09/viaje-a-liubliana-guia-de-turismo/

Liubliana, una ciudad que enamora

Publicado por Yolanda Fernandez

Liubliana es la capital de Eslovenia y una de las ciudades más auténticas de Europa.

Para llegar podréis volar directamente con Adria airways. También volando a Venecia y alquilando un coche e incluso si lo prefieres, en el “Casanova” un tren que sale desde Venecia y que tarda 4 horas atravesando los Alpes Julianos.

Sea cual sea la forma que elijas para llegar, el destino merece la pena.

En la llamada “Pequeña Praga” viven cerca de 300 mil personas. Los propios eslovenos dicen que es una “pequeña ciudad con las facilidades de una gran metrópoli”. Liubliana no es muy grande así que es el lugar perfecto para conocer caminando o en bicicleta. Aquí nunca tendrás sensación de agobio, hay de todo, pero todo muy bien distribuido además, es una de los sitios más limpios que he visto nunca, te será difícil encontrar un papel en el suelo.

Liubliana vive entorno al río y a cinco puentes: Tres puentes, el Puente de los Zapateros y el Puente de los Dragones.

Cuenta la leyenda que el príncipe griego Jasón fundó la ciudad junto a sus compañeros los Argonautas. El príncipe combatió y venció a un monstruo: el dragón símbolo de la ciudad. Y… se dice, que cuando una virgen atraviesa el puente el dragón agita la cola ¿será verdad?

Frente al río Ljubljanica se alza la Iglesia de la Anunciación con su fachada art nouveau. Y en la ribera, bares, restaurantes y también excursiones en barca.

La Plaza Preserenov es el corazón de la ciudad, está llena de cafeterías y de música en directo que dan vida al casco antiguo. Al otro lado de la plaza aparece la espectacular entrada al casco antiguo: el Tromostovje (puente triple).

Por sus calles siempre pasean estudiantes y turistas que observan la arquitectura mediaval de las casas de esta bonita ciudad. Edificios y lugares emblemáticos que no puedes perderte, por ejemplo la Biblioteca Nacional, los monumentos de la calle Vegova, el edificio del Mercado…

Por cierto, que en Liubliana se celebran mercados todos los días y donde podrás comprar: productos del bosque, flores silvestres, setas, miel, jabones artesanos.

Paseando por la ribera del río y en el lado del casco antiguo está la plaza Vodnikov con otro mercado de frutas, verduras y ropa.

Para reponer fuerzas nada mejor como tomaros un café tumbados en una hamaca de la plaza de Jurcicev. Y es que aquí, podréis echar una siesta con vistas al castillo que se construyó en el siglo XIII. Después, nada mejor que subir para verlo de cerca.

Te recomiendo que subas paseando por las calles empinadas ya que el paseo es muy agradable, pero si lo prefieres también puedes ir en el tren turístico.

Y es que estás en el País de los Castillos: más de 1000 en su reducido territorio. Lo que pasa es que, en este país tan hermoso, lo de menos son los castillos y lo demás su paisaje y su gente super amable y encantadora.

Liubliana es una ciudad moderna y con una interesante oferta cultural: 10 festivales anuales de fama internacional como el Festival de verano o la Bienal Internacional de Artes Gráficas. Y mucho más: festivales de jazz, teatro, cine, música alternativa…También es una ciudad perfecta para los amantes del turismo histórico y arquitectónico.

En definitiva, Liubliana te espera.

http://viajeaeuropadeleste.com/2012/02/09/viaje-a-liubliana-guia-de-turismo/

Eslovenia

Liubliana, el encanto de una ciudad en frasco chico

La pequeña capital, a poco más de dos horas de Venecia, es ideal para recorrer a pie y dejarse llevar sin apuros entre puentes, castillos y colinas

Por Lucila Marti Garro | Para LA NACION

IUBLIANA.- El castillo coronando la ciudad evoca a Praga. La gente en bicicleta le da un aire a Ámsterdam, pero parte de su arquitectura recuerda a Viena. Liubliana, capital de Eslovenia, no es de las ciudades más importantes ni populares de Europa. Sin embargo es una conjunción de muchas de ellas. Escondida del turismo masivo, es tranquila y pequeña, pero tiene todo.

La única forma de conocerla es a pie, de manera que si se llega en auto hay estacionamientos en las inmediaciones del barrio histórico. Como en tantas ciudades de este continente, el río -llamado Ljubljanica- está en el centro de la escena. A su lado, todos los caminos conducen a la plaza Pre?eren: allí convergen siete calles. De forma circular y completa de adoquines, la plaza es un punto de reunión entre eslovenos, y puerta de entrada al turismo. En uno de sus bordes se destaca la barroca iglesia Franciscana de la Anunciación, en color rosa fuerte, pero el impulso lleva inmediatamente a tomar uno de los caminos que de aquí se desprenden: cruzar el puente Triple, elegante entrada al casco antiguo. Liubliana me da la bienvenida.

Como tres dedos abiertos de una mano, desde este puente se aprecia el río verde, los álamos y sauces llorones que acompañan su curso hasta donde la vista alcanza. La ciudad y la naturaleza caminan de la mano. El río es tranquilo, igual que Liubliana. Una lanchita rompe el espejo de agua y lo deja ondulado, sin contaminar siquiera con el ruido del motor. Lleva cuatro turistas. La ciudad es ecológica, segura para transitar a toda hora, y también económica. Una noche de hotel para dos personas cuesta 60 euros con un generoso desayuno y estacionamiento. Los menús turísticos arrancan en los 7 euros, mientras el paseo en barco cuesta 8 euros por persona. No tiene íconos mundiales de la talla de la Torre Eiffel o el Coliseo. Pero su rica cultura se ha forjado gracias a los imperios veneciano y austrohúngaro. Ofrece historia, belleza y calidez, a casi dos horas y media de Venecia.

Desde el puente también se puede admirar la ciudad a 360 grados y su diversidad de estilos. Tras el terremoto de 1511, Liubliana fue reconstruida según los modelos de una ciudad renacentista (estilo barroco), pero un sismo aún más destructivo la azotó en 1895, y fue otra vez reconstruida, esta vez siguiendo los patrones del estilo art nouveau. Una quinta parte de los 276.000 habitantes son estudiantes. Por ahora no aparecen. Apenas se cruza el puente, el primer edificio alberga la Oficina de Información Turística, donde se obtienen mapas y una sugerencia de los lugares para visitar. Allí me indican el camino para llegar al castillo, en lo alto de una colina. Novecientos años atrás, acceder a él y penetrarlo sin duda habrá sido imposible. Hoy se llega en funicular o a pie, andando por caminitos algo agrestes y ascendentes durante 15 minutos. Tomo valor, voy a pie.

Una vez arriba, el puente levadizo atraviesa la impenetrable pared de piedra e invita a ingresar al patio interno del castillo. Por fuera conserva un aire medieval, pero por dentro ha sido completamente modernizado. Hay un restaurante, una cafetería, una capilla, sirve de museo y se festejan allí casamientos, como el que ahora transcurre. Por 6 euros se puede seguir subiendo hasta la torre, donde se pueden captar las mejores fotos aéreas de Liubliana. En un día claro, desde aquí se ve un tercio de Eslovenia.

Hongos gigantes

Hacia abajo se distinguen los principales puntos turísticos, adonde seguirá mi recorrido. El mercado de frutas y verduras al aire libre congrega a los lugareños que compran directo de los granjeros. Parecería que todos se conocen. Es imposible entender lo que hablan, pero se percibe que todo sucede en la más absoluta cordialidad. Se pueden adquirir los típicos higos de Pre?eren -bañados en chocolate-, nueces, avellanas, y llama la atención el tamaño de los hongos comestibles? ¡Los más grandes que jamás haya visto!

A continuación está el puente de los Dragones, construido en 1901 y de estilo art nouveau. Cuatro dragones custodian las cuatro esquinas. La leyenda dice que cuando este puente es cruzado por una doncella, los dragones mueven sus colas. Por ahora llevan más de 110 años y ninguno la ha movido.

Pocos pasos más conducen a la catedral de San Nicolás, otra de las construcciones más imponentes. Lo llamativo son sus puertas de bronce, con cabezas en relieve que se asoman y representan la historia del cristianismo. Una verdadera obra de arte construida para la visita del papa Juan Pablo II, en 1996.

Hay plazas de adoquines, callecitas empinadas que se desprenden en zigzag y restaurantes para diferentes presupuestos, desde McDonalds hasta los más íntimos. Lo lindo es caminar y recorrer sin monumentos para ir tildando, sobre todo por la margen del río, acercándose a la universidad y las escalinatas que miran al agua.

Se puede llegar también en bicicleta, el alquiler cuesta 5 euros el día. Aparecen construcciones que hablan de historia, pero el mejor sabor que deja Liubliana es la calle. El sonido de un violín altera el aire silencioso. Es una joven que imparte melodías mientras la lámina de chocolate se funde en mi taza. Una audaz novia pasa con el fotógrafo y su flamante marido. Lleva vestido blanco semicorto y zapatillas All Star rojas. Aquello también merece una foto. Tomar un refresco en uno de los numerosos cafés a lo largo de las márgenes del río, o en el casco antiguo, es una buena manera de observar y sentir las pulsaciones de la vida cotidiana.

Tras haber recorrido el área peatonal, llego nuevamente al triple puente, el cual además de cruzar al nivel de la calle tiene escaleras que bajan y permiten acercarse aún más al río. Al caer la tarde, en aquel subsuelo un restaurante enciende las velitas en cada mesa. Una señora coloca un cartel que indica un menú de rabas y cornalitos con una gaseosa por 7 euros. Está cayendo la tarde.

La plaza Preseren de a poco va cambiando su ritmo. Ahora entiendo que Liubliana es la ciudad de los estudiantes. Aparecieron de noche. Nada que altere el orden ni que traiga demasiado ruido.

El río ahora refleja las luces tenues de los restaurantes que se van poblando. Vale la pena caminar para encontrar el que se adapta a la talla de cada uno. Se llenan de gente, más de la que parecía haber en esta apacible ciudad. Yo por mi parte pago 2 euros en un puesto callejero sobre la misma plaza, por un crêpe con Nutella. El vendedor me habla en italiano y yo le entiendo poco. "Español, de Argentina", le digo simplemente para completar la frase. No pretendo que conozca, pero inmediatamente responde levantando los brazos: "Messiiiiii". Imposible contener la sonrisa, mientras vuelvo hasta mi hotel caminando tranquila, como es Liubliana.

http://www.lanacion.com.ar/1531768-liubliana-el-encanto-de-una-ciudad-en-frasco-chico

Cosas que ver en Liubliana

Tourist information:

La principal oficina de información turística se encuentra en el casco antiguo (Stritarjeva; tel: (01) 306 1215; website: http://www.ljubljana-tourism.si/). El amable personal facilita información, mapas y folletos, también hay acceso a Internet donde los visitantes pueden consultar su correo electrónico. La Ljubljana Card ofrece entradas gratuitas o con descuento a varias atracciones, así como el uso ilimitado del transporte público. La Oficina de Turismo de Eslovenia (Krekov trg; tel: (01) 306 4575; website: http://www.slovenia.info/) ofrece información sobre la ciudad y el país. También tienen acceso a Internet y alquilan bicicletas.

Qué ver:

Mestni Muzej

El Museo Municipal reabrió sus puertas a bombo y platillo en el 2004, en el Palacio Auersperg, y ofrece una miríada de exposiciones, talleres infantiles, cursos para adultos, además de una sala de conferencias y una tranquila cafetería. Las principales colecciones permanentes tratan sobre la evolución de la ciudad, la familia Auersperg y los ciudadanos de Liubliana.

Gosposka 15

Tel: (01) 252 2930.

Página web: http://www.mm-lj.si/

Arhitekturni Muzej Pleènik

La Colección Pleènik del Museo Arquitectónico , se encuentra en la casa Trnovo y es visita obligatoria para los seguidores de Pleènik. El edificio, hogar de Pleènik durante 40 años, se encuentra bajo la gestión del Museo Arquitectónico.

Karunova 4

Tel: (01) 280 1600.

Página web: http://www.arhmuz.com/

Prešernov trg

Prešernov trg (Plaza Prešeren) se encuentra en el corazón histórico y espiritual de la ciudad. La plaza tiene tres puentes, la emblemática Franèiškansa Cerkev Marijinega Oznanjenja (Iglesia Franciscana de la Anunciación) y la estatua del gran poeta esloveno France Prešeren.

Castillo de Liubliana

El castillo de Liublana domina la ciudad. Hay un tren turístico que sube al castillo desde Prešernov trg, pero es mejor subir por las empinadas cuestas para poder disfrutar de las vistas de la ciudad y de las montañas de los alrededores. De junio a septiembre se rememora la historia del castillo gracias a los guías turísticos, quienes conducen a los visitantes por los pasillos, la capilla y las catacumbas del recinto. Durante todo el año tiene lugar una muestra audiovisual sobre la historia de la ciudad.

Tel: (01) 232 9994.

Página web: www.festival-lj.si/virtualnimuzej

Plazas del casco antiguo (Mestni trg, Stari trg and Gornji trg)

Estas plazas están conectadas entre sí y se encuentran alrededor de la base de la colina del castillo, en el corazón del casco antiguo entre edificios barrocos y medievales. Muchas de las cafeterías, bares y restaurantes de la ciudad se encuentran en estas plazas o en sus alrededores.

Ljubljanica

Puede que el río Ljubljanica no sea tan impresionante como las grandes vías fluviales de Europa, pero lo que sí es cierto es que su caudal se llena en la estación de lluvias o cuando la nieve se derrite. Desde hace poco se han empezado a organizar recorridos en barco con guía por el río, que parten desde Prešernov trg en la ribera del casco antiguo.

Moderna

Galerija

El Museo de Arte Moderno es una de las joyas de Liubliana y los amantes del arte vanguardista deben reservar tiempo para visitar la colección. Incluso si tiene unos gustos más tradicionales, merece la pena hacer una visita ya que muchos artistas locales exponen aquí y siempre hay exposiciones temporales. El museo está a un tiro de piedra de la Galería Nacional.

Tomšièeva 14

Tel: (01) 241 6800.

Página web: http://www.mg-lj.si/

http://www.guiamundialdeviajes.com/liubliana/coas-que-ver

Liubliana1 (en esloveno: Ljubljana, pronunciado Acerca de este sonido /ʎubˈʎa:nʌ/ (?·i); en alemán: Laibach /'lɑɪbaχ/; en italiano: Lubiana /lub'jaːna/) es la capital y mayor ciudad de Eslovenia. En 2008 contaba con 270.828 habitantes,2 3 repartidos por una superficie de 275 km².

Nacida como campamento militar romano de la Legio XV Apollinaris a mediados del siglo I a. C.,4 su carácter de ciudad se consolidó con la fundación de la Colonia Iulia Emona años más tarde.5 Tras sucesivas destrucciones, en el siglo VI se instalaron los antepasados de los eslovenos, y en el siglo XI cayeron bajo el dominio de los francos.6 Desde 1278, tras su conquista por parte de Rodolfo I de Habsburgo, la ciudad pasó a manos de los Habsburgo, situación que perduró hasta 1797.6

Durante el período napoleónico, Liubliana fue capital de las Provincias Ilirias y entre 1816 y 1849 lo fue del Reino de Iliria.7 En 1918, tras la Primera Guerra Mundial, se incorpora al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, y tras la Segunda Guerra Mundial se convirtió en la capital de la República Socialista de Eslovenia, formando parte de Yugoslavia.8 En 1991, y tras un conflicto bélico, Eslovenia se independizó de Yugoslavia, siendo desde entonces Liubliana la capital del país.

Su patrimonio histórico y monumental, así como diversas celebraciones culturales que tienen lugar a lo largo del año, entre las que destaca el Festival Internacional de Verano, la convierten en una ciudad receptora de turismo tanto nacional como internacional. Entre sus monumentos más representativos se encuentran la Catedral, el Castillo, la Iglesia Franciscana de la Anunciación y el Puente de los Dragones, así como el conjunto de edificios modernistas. El arquitecto Jože Plečnik firmó muchos de los más destacados edificios de la ciudad.

Liubliana dispone de una red desarrollada de carreteras y ferrocarril, además de contar con un aeropuerto con vuelos internacionales e inmerso en obras de ampliación destinadas a ampliar su capacidad operativa, actualmente desbordada.9

La Universidad de Liubliana, fundada en 1919, tiene su sede en la ciudad, y en el curso 2006-07 contaba con más de 63.000 alumnos.10 Su biblioteca sumaba en 2004 1.169.090 libros.2 Cuenta además con distintos institutos culturales internacionales, como el Instituto Cervantes (España), British Council (Reino Unido) o Instituto Goethe (Alemania).11

Como capital del Estado, Liubliana alberga las sedes del gobierno (Asamblea Nacional y Consejo Nacional), ministerios, instituciones y organismos asociados, así como de la residencia oficial del presidente de Eslovenia.12 La ciudad es miembro de UCLG, UCUE, Eurocities,13 URBACT, Civitas Forum,14 Les Rencontres, European Cities Marketing15 y Global Cities Dialogue.2 16 En el plano económico, la ciudad mantiene una destacada posición a nivel nacional, es sede del principal mercado de valores del país, del banco de Eslovenia y de numerosas empresas nacionales.

Toponimia

Los historiadores discrepan sobre el origen del nombre de la ciudad. Algunos piensan que el nombre proviene de una antigua ciudad eslava llamada Laburus.17 Otros piensan que el nombre deriva de la palabra latina Aluviana, en referencia a una inundación en la ciudad. También es probable que se derive del nombre Laubach que significa "marisma". Por último, algunos piensan que el nombre deriva de la palabra eslava Luba que significa "amada".17

Símbolos

Según la célebre leyenda griega, el héroe Jasón y los argonautas, tras haber encontrado el famoso vellocino de oro en Cólquida, se habrían dirigido al norte remontando el río Danubio antes de volver hacia el mar Egeo.18 Se cree que subiendo el Danubio se habrían dirigido hacia uno de sus afluentes, el río Sava, y después hasta la fuente del río Ljubljanica. En ese punto desembarcaron para transportar el barco hasta el mar Adriático, situado al oeste, para volver a casa.18 Entre las ciudades actuales de Vrhnika y de Liubliana, las argonautas encontraron un gran lago rodeado de una marisma. Es allí donde Jasón venció a un monstruo, el dragón de Liubliana, que hoy está presente en el escudo y la bandera de la ciudad.18 El dragón es también el símbolo de la cercana ciudad austríaca de Klagenfurt, que fue durante siglos el gran centro espiritual de Eslovenia.19

Geografía

Ubicación

La ciudad de Liubliana está ubicada en el centro de Eslovenia, en una zona llana regada por el río Ljubljanica, a una altitud de 298 msnm. Su posición central respecto a Austria, Hungría, la región de Venecia (Italia) y Croacia ha influido notablemente en la historia y desarrollo de la ciudad. Su término municipal limita con los de Medvode, Kranj, Škofja Loka, Vodice, Mengeš, Trzin, Domžale, Dol pri Ljubljani, Litija, Smartno pri Litiji, Ivančna Gorica, Grosuplje, Škofljica, Ig, Brezovica y Dobrova-Polhov Gradec.20

Relieve e hidrografía

Situada a medio camino entre los Alpes Julianos y la región del Karst,21 su ubicación en el valle del río Ljubljanica22 hace que la capital eslovena se asiente en una zona predominantemente llana, a 298 m de altitud, si bien el Castillo se sitúa a 366 m mientras que el punto más alto de la ciudad, el llamado Janški Hrib, alcanza los 794 m.23

En cuanto a la hidrografía, Liubliana está bañada por el río Ljubljanica de oeste a este, estando canalizado a su paso por la ciudad. Asimismo, ésta es rodeada, en su parte norte, por el río Sava, al cual vierte sus aguas el Ljubljanica a las afueras de la ciudad.21

Geología

La ciudad se extiende sobre una llanura aluvial que data del Período cuaternario. Las regiones montañosas cercanas, más antiguas, datan del Mesozoico (Triásico) o Paleozoico.24

Varios terremotos han devastado Liubliana a lo largo de la historia, como el de 1511 o el de 1895.22 De hecho, Eslovenia se asienta sobre una zona sísmica bastante activa debido a su posición al sur de la Placa Euroasiática.25 Así, el país está en la unión de tres zonas tectónicas importantes: los Alpes al norte, los Alpes Dináricos al sur y la Llanura Panónica al este.25 En el pasado, los científicos han podido identificar hasta 60 terremotos destructivos. Debido a esto, por todo el país hay instalada una red de vigilancia sísmica.25

Historia

Artículo principal: Historia de Liubliana.

Prehistoria

Alrededor del año 2000 a. C., las marismas de Liubliana estaban colonizadas por pobladores que vivían en construcciones de madera sobre pilotes. Estos pueblos vivían de la caza, la pesca y la agricultura primitiva. Para desplazarse por las marismas, empleaban embarcaciones hechas con troncos de árboles.28 La zona siguió siendo un punto de paso para numerosas tribus y pueblos, y así, a continuación, el territorio fue colonizado por los vénetos, a quienes sucedió la tribu iliria de los Yapodi y, ya en el siglo III a. C., la tribu celta de los Taurisci.28

Edad Antigua

Artículo principal: Emona.

A mediados del siglo I a. C., los romanos construyeron en el lugar un campamento militar, ocupado por la Legio XV Apollinaris4 y más tarde el asentamiento permanente de Emona (Colonia Iulia Emona).5 29 Éste contó con murallas y su población llegó a ser de 5.000 o 6.000 personas, muchos de ellos comerciantes, artesanos y veteranos de guerra. Sus casas estaban hechas de ladrillo, y contaban con sistema de calefacción y conexión con el alcantarillado público. Las paredes y suelos de las mismas estaban decoradas con pintura y mosaicos.5

Al igual que sucedió en el resto del Imperio, Emona fue decayendo progresivamente, y así la ciudad fue destruida en 452 por los hunos, bajo las órdenes de Atila,5 30 y después por los ostrogodos y los lombardos.19

Edad Media

En el siglo VI se instalaron los antecesores de los eslovenos, los cuales, en el siglo XI, cayeron bajo el dominio del pueblo franco, al tiempo que sufrieron numerosos asaltos magiares.6

El nombre de la ciudad, Luvigana, aparece por primera vez en un documento de 1144.19 En el siglo XIII, la ciudad estaba compuesta por tres zonas: la Stari trg ("ciudad vieja"), la Mestni trg ("plaza de la ciudad") y la Novi trg ("ciudad nueva").6 En 1220, Liubliana obtiene el estatuto de ciudad, además del derecho a acuñar su propia moneda.6

En 1270, Otakar II de Bohemia conquista Carniola, incluida Liubliana,6 pero ésta pasa a manos de Rodolfo I de Habsburgo19 tras su victoria sobre Otakar en 1278.6 La ciudad, rebautizada como Laibach, perteneció a la casa de Habsburgo hasta 1797.19 La diócesis de la ciudad se establece en 1491 y la iglesia de San Nicolás pasa a ser catedral.6

Edad Moderna

En el siglo XV, la ciudad gana renombre por su arte. Después del terremoto de 1511, es reconstruida en estilo renacentista, siendo fortificada con una muralla nueva que rodeaba la ciudad.31 En el siglo XVI, su población ascendía a los 5.000 habitantes, de los cuales el 70% eran de lengua eslovena.31 En 1550, se publicaron en Liubliana los dos primeros libros escritos en esloveno: un catecismo y un abecedario, a los cuales siguió una traducción de la Biblia. Al mismo tiempo, se crea la primera escuela secundaria, una biblioteca y una imprenta.31 En 1597, se instalan los jesuitas y construyen una nueva escuela secundaria que más tarde se convertiría en facultad. En el siglo XVII, la ciudad adapta sus construcciones a la arquitectura barroca como consecuencia de la llegada de arquitectos y escultores extranjeros.31

Edad Contemporánea

Siglo XIX

El intervalo napoleónico vio a Liubliana convertirse, de 1809 a 1813, en capital de las Provincias Ilirias.19 7 En 1815, la ciudad vuelve a ser austríaca y, de 1816 a 1849, forma parte del Reino de Iliria. En 1821 acoge el Congreso de Laibach, que fijaría las fronteras políticas europeas de los años siguientes.32 El primer tren, procedente de Viena, llega en la ciudad en 1849 y en 1857 la línea se prolonga hasta Trieste.7 El alumbrado público eléctrico se instaló en 1898.7 En 1895, la ciudad, que contaba con 31.000 habitantes, es víctima de un importante terremoto de magnitud 6,1 en la escala de Richter, siendo destruidos cerca del 10% de sus 1.400 edificios, aunque el número de víctimas fue escaso. Durante la subsiguiente reconstrucción, varios barrios de la ciudad se reconstruyeron siguiendo el estilo Art Nouveau.7

Siglo XX

En 1918, tras el fin de la Primera Guerra Mundial y la disolución del Imperio austrohúngaro, la región se incorpora al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos.19 8 En 1929, se convierte en capital de la provincia yugoslava de la Banovina del Drava (Dravska banovina).33 Durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad es ocupada por la Italia fascista en 1941 y por la Alemania Nazi en 1943.8 La ciudad estaba rodeada por más de 30 km de alambradas de púas, pues los colaboracionistas eslovenos (Slovensko Domobranstvo) se enfrentaban a los partisanos yugoslavos (Partizani). Desde 1985, un camino conmemorativo rodea la ciudad por donde se encontraba aquel vallado.34

Tras la Segunda Guerra Mundial, la ciudad se convierte en capital de la República Socialista de Eslovenia, formando parte de la Yugoslavia comunista, estatus que mantendría hasta la independencia del país. Ésta tuvo lugar en 1991 tras un breve conflicto bélico, y desde entonces la ciudad es la capital de Eslovenia.

Siglo XXI

Demografía

La ciudad de Liubliana cuenta con 270.828 habitantes según el censo de población de 2008, de los cuales 131.151 (48,42%) son varones y 139.677 (51,57%) son mujeres.3 Antes de 1996, la población de la ciudad superaba los 320.000 habitantes, pero esta disminución se explica por una reorganización territorial que consistió en la anexión de varios barrios periféricos a los municipios vecinos.2 Desde entonces, la población se ha mantenido estable.

Clima

El clima de la ciudad es de tipo oceánico.22

Las precipitaciones están repartidas de forma regular durante todo el año, con mínimos entre enero y abril y máximos en septiembre y octubre.26 Las temperaturas son frescas, con una media anual de 10º, con inviernos fríos, siendo la temperatura más fría registrada los -28º siendo frecuentes las heladas, de octubre a mayo, y la nieve.26 El verano es cálido, con temperaturas máximas por encima de 20º, siendo la más elevada registrada los 39º.26

http://es.wikipedia.org/wiki/Liubliana

https://sl.wikipedia.org/wiki/Ljubljana

http://en.wikipedia.org/wiki/Ljubljana

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_Slovenia

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.visitljubljana.com/

Contador: 4363

Inserción: 2013-05-25 14:42:14

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET