ConakriConakri

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Nueva Orleans

Otro:

Localización:
View Larger Map

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: América

País: Estados Unidos

Localización:

Año: 1718

Estado: Terminado

Descripción:La ciudad de Nueva Orleans está ubicada al sur de los Estados Unidos, esta ciudad multicultural -conocida también como

La “reina del vudú“- se sitúa en el Estado de Louisiana y es la mayor ciudad del mismo. Con una población notablemente disminuida luego de haber sido arrasada por el huracán Katrina en el año 2005, su actual población oscila entre los 192.000 y 230.000 habitantes. Con notable influencia española, africana y francesa, es uno de los puntos turísticos más atractivos gracias a festividades como el Jazz Fest, el Mardi Gras y el Sugar Bowl. Cuna de importantes personalidades del jazz como Louis Armstrong y Harry Connick, Jr. la ciudad de Nueva Orleans ofrece un gran número de atractivos y lugares para visitar y su puerto es el mayor del país recibiendo más de 5000 embarcaciones provenientes de diversos puntos del mundo para después continuar su trayecto hacia Sudamérica, el Norte y América Central. Nueva Orleans comprende Orleans, Jefferson, St. Bernard, y St. Tammany y tienen una particular forma de orientación: lakeside (norte), dowtown (este), riverside (sur) y uptown (oeste). Dos de los 16 distritos históricos en los cuales se encuentra dividida la ciudad de Nueva Orleans han sido declarados de interés nacional y son Garden District y French Quarter. Este último es el punto de origen de la ciudad y presenta un ambiente de festividad además de ser muy colorido y la actividad se centra principalmente en derredor de la Plaza de Jackson, o Jackson Square. Es recomendable también realizar un recorrido por Garden District, the Faubourg Marigny -un vecindario que data del siglo XVIII- y el Central Business District.

Clima Con temperaturas que rondan los 10°, el mes más frío en Nueva Orleans es enero, en tanto que en abril las temperaturas ascienden hasta los 20° y la temporada estival presenta temperaturas de hasta 26° C. Las lluvias se distribuyen a lo largo del año aunque generalmente son más abundantes en el verano. Más información sobre el Clima de Nueva Orleans Gastronomía Después de un día de paseo agotador, nada mejor que disfrutar de la gastronomía de Nueva Orleans a través de sus platos típicos como el Po’boy , el gumbo, las ostras del golfo, la jambalaya y otros manjares criollos. Tradicionalmente los lunes en la cena se sirve arroz con judías rojas. Vida nocturna French Quarter en Nueva Orleans - autor El centro del movimiento nocturno de la ciudad se encuentra en el French Quarter, que se extiende por 6 largas cuadras en dirección norte sur, y 13 cuadras de este a oeste. Sus angostas calles con edificaciones decoradas con balcones de hierro de color negro son el sitio elegido por cantantes, bailarines y payasos, además de músicos callejeros. El área cuenta con gran cantidad de lujosos restaurantes, clubes para caballeros y tiendas de todo tipo. La peor de las calles del lugar es la calle Bourbon. Podrán disfrutar en Nueva Orleans de la mejor música y en todos los estilos, además de espectáculos teatrales en Le Petit Theatre du Vieux Carre y en el Saenger Theatre además de otras excelentes producciones en el New Orleans Opera y el New Orleans Ballet.

Fiestas y eventos Las celebraciones y fiestas en Nueva Orleans son realmente imperdibles y si tienen la posibilidad no deberían perdérselas, estas son lagunas de las más sobresalientes: en el mes de agosto (el día 7) tiene lugar la White Linen Night, que incluye música y artes; el French Quarter Fest; el Voodoo Fest, el Earth Fest, el Swamp Fest, entre otros. Recorridos turísticos Para quienes gusten de viajar a través del tiempo, es ideal el paseo por las casas que se remontan a la época de las plantaciones en un recorrido en ómnibus que incluye la visita a varias residencias e incluso se pueden visitar las plantaciones a las afueras de la ciudad. Muchas de estas majestuosas casas han sido transformadas en Museos, tal el caso de la Plantación Laura, en tanto que otras ofrecen alojamiento con desayuno, como el caso de la Plantación Nottoway. No obstante ello, si quiere evitar paseos largos, podrá visitar residencias similares en el área de Distrito Jardín, entre las calles Magazine y Charles, donde gran cantidad de estas casas de época han sido declaradas monumentos históricos y restauradas para su conservación.

Qué ver Nueva Orleans es una de las ciudades que invita admirar su bellísima arquitectura y existen zonas plagas de casas de estilo criollo como por ejemplo la Madame John Legacy’s, que data del siglo XVIII, la actual residencia del autor Frances Parkinson Keyes: la Beauregard Keyes House, la 1850 House, entre otras. Ciudad vinculada al vudú, en ella los muertos no pueden ser sepultados bajo tierra debido al nivel de las aguas, por lo que son colocados en tumbas de piedra. Sus cementerios constituyen verdaderas atracciones turísticas y son llamados “Ciudades de los Muertos”. Los más visitados por los turistas son cuatro: el Cementerio Lafayette que contiene tumbas históricas y donde se han celebrado incluso muchas bodas, situado en el District Garden; el Cementerio Metairie, con una exquisita arquitectura; el Cementerio St. Louis, en la zona norte de French Quarter, que exhibe preciosos adormos realizados en hierro y que fueran creados por artistas Afro-Americanos y es el lugar donde descansan los restos de la más famosa Vudú del siglo XIX, Marie Lavaou. Imperdible cuando se realiza este recorrido, es un paseo por la Mansión Encantada LaLaurie y el templo vudú actual. Una característica de los funerales de la ciudad de Nueva Orleans es la banda que acompaña al muerto entonando música triste e himnos religiosos, para -después del entierro- acompañar a los familiares y amigos del difunto con buena música jazz originaria y alegre. Marie La Veau’s House of Voodoo, es el sitio ideal para profundizar los conocimientos del vudú, a través de los artículos que allí se exhiben.

Está ubicada en 739 Bourbon Street, en French Quarter. Otros sitios relacionados con el tema vudú son Mystic Curio y Esoterica Occult Goods donde podrán adquirir pociones y hasta calaveras humanas. Lugar de nacimiento de la inolvidable Anne Rice, famosa escritora de temas ligados a la magia y la brujería, puede visitarse The Anne Rice Collection, en el Rink y adquirir algunos productos. En el salón de té más antiguo del país, The Bottom of The Cup Tearoom se realizan lecturas de manos y de los posos del té. Más información sobre los Sitios turísticos de Nueva Orleans Nueva Orleans para niños Para los más pequeños el lugar ideal es el Acuario de la Américas, situado en las cercanías de la Plaza Jackson y que cuenta con fantásticos túneles de vidrio para recorrer, además del Audubon Zoo -muy cerca del acuario- y del carrousel del año 1906. Para quienes se animen a más, podrían incursionar en los pantanos para observar a los lagartos. Una moderna embarcación llamada John James Audubon conecta a través del río Missisippi el Acuario de las Américas con el Parque Zoológico Audubon por un coste de 52 dólares para los adultos. Jazzland es también una excelente alternativa y se trata de un nuevo parque de diversiones que cuenta con varias montañas rusas y recorridos acuáticos. Para gastar un poco menos se puede visitar el Parque de la Ciudad y “Storyland”. Uno de los mayores centros culturales de la ciudad es el Audubon Nature Center, emplazado a tan solo 20 minutos del centro y que ofrece más de 80 programas educativos, mientras que el Judith W. Freeman Center contiene el mayor planetario de la ciudad.

http://www.turismoeeuu.com/nueva-orleans/

Nueva Orleans, un pedacito de España en EE.UU.

SaraGarrido 21 octubre, 2013

Nueva Orleans, conocida internacionalmente por su carácter único y espontáneo, es la ciudad más grande del estado de Luisiana, situado al sur de Estados Unidos. Fundada por colonos franceses en 1718, Nueva Orleans conserva, aún hoy en día, en ciertas zonas de la ciudad, el estilo afrancesado de la época. En 2005, Nueva Orleans sufrió uno de los peores desastres naturales jamás registrados en la historia de Estados Unidos, el huracán Katrina, que inundó el 80% de la ciudad y acabo con la vida de más de 1.800 personas, dejando grandes daños económicos en la zona.

Ocho años después del devastador huracán Katrina, todo ha vuelta a la normalidad y el número de turistas ha ido aumentado notablemente. Y es que, ¿quién puede resistirse a los encantos de Nueva Orleans?

- Arquitectura. El barrio francés o French Quarter, es la zona más turística y bohemia de la ciudad. Paseando por sus calles podrás observar la notable influencia francesa y respirar el ambiente de alegría, vitalidad y esplendor, que hacen de Nueva Orleans un destino único.

- Fiestas. El Mardi Gras es el carnaval más importante de Estados Unidos y uno de los más populares a nivel mundial. Una de las prácticas propias durante esta festividad es el lanzamiento y recopilación de collares. Nueva Orleans se llena de collares de colores, que la gente tira desde sus balcones a los transeúntes, a cambio de que éstos levanten sus camisetas y enseñen sus pechos o torso.

- Gastronomía. Los platos más típicos son: el Jambalaya; arroz con verduras, salchicha y demás ingredientes con un toque picante, y el Po-Boy; un bocadillo de grandes dimensiones, destacando especialmente el de ostras o gambas. En la calle Bourbon, donde se concentran el mayor número de bares de toda la ciudad, podrás tomar el Hurricane; la bebida alcohólica más popular, con sabor a granadina. Uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad es el Café du Monde, donde podrás disfrutar de un delicioso café acompañado de beignets, dulce de origen francés, muy similar al buñuelo.

- Música y Arte. Nueva Orleans es la cuna del jazz y lugar de nacimiento del afamado trompetista Louis Amstrong. Sus calles están repletas de artistas que venden sus obras y bandas de músicos que llenan de color los días y noches al ritmo de canciones como ‘What A Wonderful World’ o ‘When The Saints Go Marching In’.

Además de disfrutar de Nueva Orleans, podrás realizar otras actividades en los alrededores de la ciudad, desde viajar por el río Mississippi en un barco muy similar al de la novela ‘Tow Sawyer’, visitar plantaciones y casas al puro estilo sureño, en las que se inspiraron los creadores de la clásica película de ‘Lo que el viento se llevó’, hasta recorrer los cementerios y lugares encantados de la zona.

¿Sabías que…?

Nueva Orleans fue territorio español entre 1763 y 1803. En recuerdo a la ocupación española, se construyó la Plaza de España, donde se encuentran los escudos de las capitales de provincia de toda España.

http://www.viajes.net/blog/2013/10/21/nueva-orleans-un-pedacito-de-espana-en-ee-uu/

La multicultural Nueva Orleans: la ciudad encantada de Norteamérica

La herencia europea se siente en la canalla Nueva Orleans, ciudad de música, espiritualidad, magia y pasión

Viajes | 28/07/2010 - 07:53h | Última actualización: 28/07/2010 - 15:20h

Rosa Varona

Allí donde desemboca el río Misisipí se levanta la ciudad de Nueva Orleans, conocida también bajo el nombre de Nola. La música y la espiritualidad se viven en la ciudad más multicultural del estado de Luisiana, una urbe que ha conservado su herencia europea. ¿Un consejo? Pónganse zapatos cómodos y disfruten de una de las pocas ciudades donde ir a pie es un auténtico placer.

Las cicatrices del Katrina

Nueva Orleans palpita con fuerza mientras se recupera de sus heridas, y es que aquí tuvo lugar el desastre natural más grande en la historia de los Estados Unidos. El Katrina, evento meteorológico que inundó el 80 por ciento de la ciudad, dejó cientos de muertos, desaparecidos y pérdidas materiales valoradas en miles de millones de dólares. A pesar de todo, la zona que más se salvó fue el sector turístico de la ciudad.

Las consecuencias del Katrina todavía se sienten en la ciudad del vudú. Cinco años después, Nueva Orleans no está todavía reconstruida por completo y los habitantes han disminuido por los movimientos de población. Las consecuencias del Katrina no han mellado sólo en el aspecto físico de la metrópoli, sino también en el espíritu de sus vecinos, que se vieron despojados de todo en una ciudad donde la comunidad afro americana sufre los índices de pobreza entre los más altos de EE.UU. La dimensión de la tragedia fue tal que la criminalidad en Nola ha aumentado considerablemente desde el desastre.

Pasión y locura en Nola

Pese al Katrina, Nueva Orleans se recupera. Cinco años después del mortífero ciclón este vuelve a ser un destino turístico fuerte, eso sí... no muy apto para ir con niños. La razón es que es Nueva Orleans una ciudad canalla, mística y de fuertes pasiones. Sus influencias afro americanas y europeas (españoles y franceses fundaron esta ciudad) se sienten en cada rincón, con su particular gastronomía, sus tradicionales calles, su cultura criolla y su ambiente festivo y casi obsceno, especialmente si el visitante acude en Mardi Grass.

El ‘martes de grasa’ es lo más tradicional de esta metrópoli. Se trata del carnaval más increíble que se celebra en Norteamérica. Dura doce días y comienza el seis de enero. Aún así, muchísimos turistas acuden a Nueva Orleans en primavera y verano, meses en que la ciudad no decepciona si se va en busca de algo diferente y abierto de mente. La calle Bourbon es una fiesta cada noche, y en sus bares puede suceder de todo. El humo de los cigarrillos se mezcla con las libertinas señoritas y el sonido del puro jazz (el hot jazz), del Rythm & Blues o del Rock, en vivo y en directo. Otro evento típico de esta ciudad y que no puede perderse el turista si tiene oportunidad es el ‘Sugar Bowl’ o ‘Tazón de Azúcar’. El título de fútbol americano universitario más codiciado tiene su sede en el estadio Superdome desde 1974.

‘La ciudad de los muertos’

Los necrófilos podrán disfrutar de la magia de Nueva Orleans conociendo más a fondo su faceta de ‘ciudad de los muertos’. Y es que Nueva Orleans tiene mucho que decir sobre espiritualidad, vampirismo y vudú, magia practicada por hechiceros afro americanos que trajeron de su lugar de origen lo más profano y temido. Se puede practicar el turismo 'necrológico' paseando por los tours se organizan por los tradicionales cementerios. En los famosos camposantos, lugares sagrados llenos de misticismo en los que, por cierto, nunca se debe ir solo, los turistas descubrirán otra ciudad, la que nunca enterró a sus muertos bajo tierra por estar por debajo del nivel del mar. Todo este encanto y mucho más se puede aprender en las rutas guiadas por cementerios como el de Metairie, Lafayette (donde se rodaron escenas de ‘Entrevista con el vampiro’) o Saint Louis. Quien se quede con el “gusanillo” de saber más sobre vudú puede visitar el New Orleans Historic Voodoo Museum.

Lugares imprescindibles

Nueva Orleans se divide en 16 distritos históricos. Indispensable visitar los dos de interés nacional: el French Quarter y el Garden District. El French Quarter es el barrio tradicional, fundado por los colonos franceses. Es el corazón de la ciudad y, obviamente, el barrio más famoso. Aquí incluso tienen casa Brad Pitt y Angelina Jolie, dos enamorados de esta ciudad. El French Quarter es un barrio de sensaciones. Las casas, tradicionales de dos pisos con sus balcones de hierro forjado, recuerdan a las españolas del sur. Los músicos están en todas partes: en las estrechas calles, en los bares, en los cafés, en las tiendas.

Difícil será resistirse a las compras en la zona de la Plaza Jackson, cerca de donde es casi obligado hacer un corto crucero a bordo de barcos con estructuras del siglo XIX (llamados paddlewheeler) que ofrecen, incluso, comidas a bordo. Entre estos barcos se pueden destacar el Reina Criolla (Creole Queen) y el Reina Cajún. Navegando sobre ellos por el Misisipí, el visitante se llevará otro recuerdo imborrable de esta loca ciudad. Pero si de verdad se quiere vivir la experiencia de ir al French Quarter habrá que meterse de noche en el meollo de la calle Bourbon, a disfrutar sin complejos. Entonces y sólo entonces, la visita habrá sido completa.

El Garden District es el barrio donde se encuentran la mayoría de los hoteles. Por aquí lo más típico que se puede ver es a los turistas paseando en carruajes tirados por mulas, observando las preciosas casas victorianas con cercas de hierro forjado, disfrutando de un escenario que traslada casi al pasado. A los más bohemios se recomienda acudir al barrio de Warehouse, donde encontrarán los restaurantes más chic y las galerías de arte más impresionantes. También es digno de visitar la zona del lago Pontchartrain, el segundo lago más grande de agua salada de los Estados Unidos. Aquí los más atrevidos cruzan el puente sobre agua más largo del mundo. Y decimos atrevidos porque los que lo intenten deberán saber que no hay forma de regresar. Si el turista no es un buen caminante, un paseo en uno de los tradicionales tranvías de St. Charles Street le compensará la visita.

Una gastronomía muy particular

Pero Nueva Orleans no es sólo la ciudad de Louis Armstrong, de los muertos y de las casas victorianas. Es también un paraíso para los buenos comensales. Sus guisos, sus cócteles y sus dulces explotan en los más exigentes paladares como bombas de relojería, porque aquí se ha creado una nueva gastronomía que no se encuentra en ninguna otra parte del mundo. La cocina de Nueva Orleáns es de fuertes sabores. No hay que perderse los “gumbos”, unas sopas espesas que incluyen desde tortugas hasta mariscos, los platos “creole” con sus “special sauces”, la picante comida cajún, los postres pralinés y el arroz con judías rojas. Para rematar la jugada, nada como beberse un cóctel Nueva Orleáns: ginebra, coñac, nueves y crema de leche servido en un buen bar de French Quarters es una experiencia inolvidable. ¿Quién dijo que Estados Unidos era el país del fast food?

http://www.lavanguardia.com/viajes/20100728/53955979541/la-multicultural-nueva-orleans-la-ciudad-encantada-de-norteamerica.html

Nueva Orleans3 (La Nouvelle-Orléans en francés, New Orleans en inglés) es la ciudad más grande del estado de Luisiana, en los Estados Unidos, así como el principal puerto del río Misisipi.

En el 2010 su población era de 343.829 habitantes. Tras ser parcialmente destruida por el huracán Katrina en 2005, la población disminuyó considerablemente por evacuación o defunción y en 2006 la población era aproximadamente la mitad, entre 192.000 y 230.000 habitantes.

Nueva Orleans es una ciudad multicultural del sur de los Estados Unidos (con especial influencia africana, latina, española, francesa), muy conocida por sus festivales, su música y su cocina. Eventos como el Mardi Gras, Jazz Fest y el Sugar Bowl (tazón del azúcar) mantienen a la ciudad como un destino turístico constante.

En Nueva Orleans nacieron el gran trompetista Louis Armstrong, los hermanos Marsalis y Harry Connick, Jr., el famoso vocalista de Heavy Metal Phil Anselmo y el rapero Lil Wayne. También es la cuna de los escritores Tennesse Williams, Anne Rice, Sherrilyn Kenyon y John Kennedy Toole.

Historia

Época Colonial

Nueva Orleans fue fundada en 1718 por colonos franceses dirigidos por Jean Baptiste Lemoyne, señor de Bienville, quien dio al asentamiento el nombre de La Nouvelle-Orléans. El sitio para la fundación de Nueva Orleans, cabecera de la colonia, fue elegido por ser la planicie del delta del Misisipi, a fin de crear una ruta de comercio con los nativos americanos que fijaban sus tiendas entre el Misisipi y el lago Pontchartrain. Nueva Orleans se convirtió en la capital de la Luisiana francesa en 1772, adquiriendo preponderancia sobre Biloxi.

En 1763, Francia decidía compensar a su aliada España por los servicios que ésta le prestaba frente al común enemigo inglés. Así pues, tras la pérdida temporal de La Habana y Manila a manos de los ingleses, Francia cedía el territorio de la Luisiana al Imperio español en cláusula secreta al tratado de París. El primer gobernador sólo arribó en 1766; se trataba entonces del célebre geógrafo Antonio de Ulloa, quien sufrió el absoluto rechazo de la población, al creer ésta erróneamente que los españoles venían a cambiar sus usos y su lengua; a Ulloa sucedió don Alejandro O'Reilly, bajo cuyo mandato un grupo de colonos franceses, contrarios a las restricciones comerciales de la nueva metrópoli, se rebeló contra el gobierno español y su "mal vino." O’Reilly, siguiendo órdenes de Madrid, reprimió enérgicamente la revuelta, nada menos que decapitando a los cinco principales sediciosos. Tras eso, la tranquilidad sería absoluta a lo largo de todo el período español. Entre los gobernadores de la Luisiana española sobresale Bernardo de Gálvez, figura decisiva de la participación española en la génesis de los Estados Unidos. Sus victoriosas campañas frenaron el avance inglés por el flanco sur de la joven república norteamericana. Con una poderosa flota traída desde La Habana derrotó a los ingleses en el golfo de México, haciendo que Inglaterra reconociera la soberanía española en las Floridas. Gálvez también supo poner fin al contrabando inglés. Mantuvo excelentes relaciones con los colonos franceses, no sólo por sus dotes de gobernante, sino también por desposar a Felicité de Saint Maxent, criolla francesa. Fomentó la agricultura, y también por cuestiones militares, trajo pobladores procedentes de las Islas Canarias, a los que distribuiría en colonias cercanas a Nueva Orleans en tierras que eran poco habitables.

El clero y los administradores españoles enviados a la colonia eran escogidos de entre una clase ilustrada y bilingüe, a fin de congraciarse con una población de suyo reacia a la transferida soberanía. Bajo España, la ciudad fue elevada a sede diocesana, siendo su primer obispo el capuchino Fr. Andrés Peñalver y Ródenas, venido de La Habana. Luego de dos grandes incendios, en 1788 y en 1794, el Cabildo español impuso el adobe o ladrillo como material de construcción de inmuebles en la ciudad, con lo que ésta fue adquiriendo su hermoso y peculiar aspecto. Don Andrés de Almonaster y Rojas, notario público de la ciudad que aspiraba a títulos nobiliarios, pagaría de su propio peculio grandes obras públicas, como la vasta Plaza de Armas, incluidos la Catedral, los palacios del Cabildo y del Presbiterio y los edificios de apartamentos que, con soberbios balconajes, flanquean dicha plaza. A la muerte de Almonaster, su hija, la baronesa Micaela Almonaster de Pontalba, completaría la obra paterna. Todo ello ha sido preservado hasta hoy día.

La ciudad sufrió grandes epidemias de fiebre amarilla, malaria y viruela. La última de ellas a principios del siglo XX. En 1795, España cedió los derechos de uso del puerto a los Estados Unidos, lo que trajo un considerable auge comercial a la ciudad. En 1801, rescindido el pacto borbónico entre Francia y España, Napoleón decidió unilateralmente la retrocesión de la Luisiana a Francia. La noticia sólo se hizo pública en 1803; al mes de saberse, el gozo de los residentes franceses se trocó en consternación, pues también aprendían que la inmensa colonia, incluida su hermosa ciudad, era vendida a la joven república norteamericana (Cf. Compra de Luisiana. En la época, la ciudad de Nueva Orleans tenía una población de unos 10.000 habitantes.4

Siglo XIX

La naturaleza multicultural de Nueva Orleans es característica principal de la ciudad. La ciudad creció rápidamente con la influencia de las culturas española, hispano-americana, francesa, norteamericana, así como por la inmigración de colonos franceses y sus esclavos al huir de la revuelta independentista de Haití. Durante la Guerra Anglo-Estadounidense de 1812, los británicos intentaron conquistar la ciudad, pero fueron repelidos por la fuerzas lideradas por Andrew Jackson.

La población de la ciudad se duplicó en los años 1830 llegando a tener 102.000 habitantes para 1840, convirtiéndose en la cuarta ciudad de los Estados Unidos y la más grande del sur del país.

Nueva Orleans fue la capital del estado de Luisiana hasta 1849 y entre 1865 y 1880. La importancia de su puerto convirtió a Nueva Orleans en punto de comercio de los esclavos destinados al sur de los Estados Unidos. Al mismo tiempo era la ciudad con mayor número de ciudadanos afroamericanos libres. Durante la Guerra de Secesión Nueva Orleans fue capturada por las fuerzas de la Unión sin mayor resistencia y no sufrió la destrucción de la guerra del resto del sur del país.

Siglo XX

La mayor parte de la ciudad se encuentra bajo el nivel del mar. Está flanqueada por el río Misisipi y el lago Pontchartrain, de manera que debe protegerse mediante diques. Hasta principios del siglo XX existían fuertes restricciones para la construcción de nuevas edificaciones; sólo se utilizaban los altos terrenos de aluvión que constituían en sí diques naturales entre los múltiples defluentes del delta del Misisipi. El resto de las zonas son pantanosas y están sujetas a inundaciones frecuentes. Originada en la hoz o meandro del gran río, tal característica dio a la ciudad su forma de media luna y su apodo La ciudad del cuarto creciente. En la década de 1910, el ingeniero e inventor A. Baldwin Wood puso en marcha su ambicioso plan de secar la ciudad, para lo que diseñó bombas aspirantes de gran tamaño (que todavía hoy se utilizan cuando hay fuertes lluvias), las cuales drenan el agua hacia el río dándole a la ciudad la posibilidad de expandirse a una mayor superficie.

En los años 1920 se hizo un esfuerzo de modernización de la ciudad, que desgraciadamente eliminaba los balconajes de hierro fundido de la zona comercial de Canal Street. En los años 1960, otro esfuerzo de modernización remplazó el tranvía por líneas de autobuses. Ambas acciones se consideran retrospectivamente como errores y el tranvía regresó progresivamente a Canal Street en los años 1990.

Nueva Orleans siempre ha sido una de las ciudades más visitadas de los Estados Unidos, aumentando esta tendencia en el último cuarto del siglo XX. Las zonas como el Barrio Francés y el distrito comercial, antes dedicados a uso residencial y de negocios, respectivamente, en la actualidad ven desarrollarse en ellos las actividades de la industria turística.

Huracán Katrina (2005) y reconstrucción (2006-actualmente)

A finales de agosto de 2005, el huracán Katrina, de categoría 5, hizo impacto en las costas de Luisiana, arrasando la parte este de la ciudad. Los fuertes vientos dañaron la infraestructura de la ciudad y produjeron una devastadora inundación. Una gran sección de los diques —pobremente construidos— que separan a la ciudad del lago Pontchartrain cedió ante el embate de los vientos y, como consecuencia, se produjo un colosal vertido de aguas del lago en la ciudad. Como resultado, Nueva Orleans quedó sumergida prácticamente en su totalidad.

***

Geografía

Nueva Orleans está situado en las orillas del río Misisipi, aproximadamente 169 km río arriba desde el Golfo de México. Según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la ciudad tiene un área total de 907 kilómetros cuadrados de los cuales 467,6 k², o el 51,55% son tierra.5

La ciudad está situada en el delta del Misisipi en las orillas este y oeste del río y el sur del Lago Pontchartrain. El área a lo largo del río se caracteriza por crestas y depresiones. Nueva Orleans fue establecida originalmente en los diques naturales o tierras altas a lo largo del río.

Un estudio reciente de las universidades Tulane y Xavier de Luisiana señalan que el 51% de Nueva Orleans está en o sobre el nivel del mar, con las áreas más densamente pobladas generalmente en tierras más altas. La altitud media de la ciudad es actualmente entre uno y dos pies bajo el nivel del mar, con algunas partes de la ciudad de hasta 6 m en las partes más altas y 2 m bajo el nivel del mar en los suburbios del este de Nueva Orleans.6

En 2005 el huracán Katrina causó una falla catastrófica de diques, inundo el 80% de la ciudad.7 8

Nueva Orleans siempre ha tenido en cuenta el riesgo de huracanes, pero los riesgos son considerablemente mayores hoy en día debido a la erosión de las costas por la interferencia humana.9 Desde el comienzo del siglo XX se ha estimado que Luisiana ha perdido 5.000 kilómetros cuadrados de la costas (incluyendo muchas de sus islas de barrera), que anteriormente protegía a la ciudad de las marejadas. Después del huracán Katrina el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos ha iniciado la reparación masiva de diques y las medidas de protección contra huracanes para proteger la ciudad.

Limita: al norte con la parroquia de St. Tammany, al este con el golfo de México, al sur con la parroquia de St. Bernard, al suroeste con las parroquias de Plaquemines y Jefferson. Sus coordenadas son: 90 grados de latitud oeste y 30 grados de longitud este

Clima

El clima de Nueva Orleans es subtropical húmedo (clasificación climática de Köppen Cfa), con inviernos cortos y generalmente suaves y veranos calurosos y húmedos. En enero, los mínimos matinales promedio son de alrededor de 8 °C, y los máximos diarios de alrededor de 17 °C.10 En julio, los mínimos promedio son de 24 ° C, y máximos 34 ° C. La temperatura más baja registrada fue de -14 °C el 13 de febrero de 1899.10 La temperatura más alta registrada fue 40 °C el 24 de junio de 2009.10 La precipitación media es de 1580 mm al año, los meses de verano son los más húmedos, mientras que octubre es el mes más seco.11 La precipitación en invierno suelen acompañar el paso de un frente frío.

Los huracanes constituyen una amenaza grave para la zona, y la ciudad está particularmente en riesgo debido a su baja altitud, y debido a que está rodeada de agua por el norte, el este y el sur.12 De acuerdo con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Nueva Orleans es la ciudad más vulnerable de la nación a los huracanes.13 De hecho, parte de la Gran Nueva Orleans han sido inundadas por: el huracán de Grand Isle en 1909, el huracán de Nueva Orleans en 1915, el huracán de Fort Lauderdale en 1947, el huracán Flossy en 1956, el huracán Betsy en 1965, el huracán Georges en 1998, los huracanes Katrina y Rita en el 2005, y el huracán Gustav en 2008, con la inundación en Betsy siendo significativas y severas en unos pocos vecindarios, y Katrina el más desastroso en la mayoría de la ciudad.14 15 16

New Orleans experimenta nevadas sólo en raras ocasiones. Una pequeña cantidad de nieve cayó durante la nochebuena de 2004 y de nuevo en Navidad (25 de diciembre), cuando una combinación de lluvia, aguanieve y nieve cayó sobre la ciudad. Antes de eso, la última navidad blanca fue en 1964 y trajo 4,5 pulgadas de nieve. La nieve cayó de nuevo el 22 de diciembre de 1989, cuando la mayor parte de la ciudad recibió 1.2 pulgadas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Nueva_Orleans

http://en.wikipedia.org/wiki/New_Orleans

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_New_Orleans

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.nola.gov/home/

Contador: 3771

Inserción: 2013-12-14 17:28:52

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET