La HabanaLa Habana

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Puente de Tacoma Narrows

Otro:

Localización:

Récord: 1645.92 m.

Récord de altura: 155.45 m.

Tipo: Puentes

Categoría: Colgantes

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: América

País: Estados Unidos

Localización: Tacoma Narrows de Puget Sound desde Tacoma a Gig Harbor

Año: 1950 / 2007

Estado: Terminado

Descripción:El puente de Tacoma Narrows es un puente colgante de 1600 metros de longitud con una distancia entre soportes de 850 m (el tercero más grande del mundo en la época en que fue construido). El puente es parte de la carretera Washington State Route 16 en su paso a través de Tacoma Narrows de Puget Sound desde Tacoma a Gig Harbor (Estados Unidos). La primera versión de este puente, apodado Galloping Gertie, fue diseñado por Clark Eldridge y modificado por Leon Moisseiff. En 1940, el puente se hizo famoso por su dramático colapso estructural inducido por el viento, evento que quedó registrado en una filmación. El puente de reemplazo se inauguró en 1950.

https://es.wikipedia.org/wiki/Puente_de_Tacoma_Narrows

https://en.wikipedia.org/wiki/Tacoma_Narrows_Bridge

La resonancia bien entendida: el puente de Tacoma Narrows

Por Arturo Quirantes on 26 marzo, 2012

La resonancia es uno de los fenómenos físicos más espectaculares y divertidos. Lo notamos cuando cantamos en la ducha, pulsamos el botón del microondas o empujamos el columpio del niño. Su estructura interna es bastante sencilla: una fuerza externa periódica con la frecuencia adecuada, un sistema que no quiere moverse de donde está, quizá algo de disipación (energética, se entiende), y poco más. Es capaz de hacer estallar copas, hundir puentes y si los Piratas del Caribe lo usan adecuadamente, pueden conseguir que arriba sea abajo y volcar un barco.

Pero los tiempos cambian, y la resonancia ya no es lo que era. Ese bello fenómeno está siendo desmontado ejemplo tras ejemplo. La guardiana de la puerta de Griffindor tuvo que romper una copa con la mano porque su voz no conseguía el efecto resonante como Ella Fitzgerald. Recientemente, el Amazing Enchufa2 nos demostró que la resonancia no era la responsable de calentar el desayuno. Y para colmo, el ejemplo de los ejemplos muerde el polvo.

Me refiero al puente de Tacoma Narrows. Durante décadas, los profes de Física lo hemos utilizado como ejemplo de libro cuando explicamos el tema de la resonancia, y los libros de texto suelen incluirlo con profusión de fotografías. El libro de Física de Giancoli afirma que el colapso del puente fue debido a un fenómeno resonante ocurrido “como resultado de fuertes ráfagas de viento impulsados al claro en un movimiento oscilatorio de gran amplitud.” El de Serwett-Jewett lo explica en términos similares: “fue destruido por las vibraciones de resonancia … los vórtices generados por el viento que soplaba a través del puente se produjeron a una frecuencia que coincidió con la frecuencia natural de oscilación del puente.”

http://naukas.com/2012/03/26/la-resonancia-bien-entendida-el-puente-de-tacoma-narrows/

¿Cayo el puente de Tacoma Narrows por la resonancia?

8 abril 2014

Hoy vamos a hablar de un puente que quiso ser atracción de feria y de un falso mito del mundo de la física: la fabulosa historia de Gertrudis Galopante.

Seguro que algunos ya habréis visto estas espectaculares imágenes, un puente retorciéndose como si fuera de mantequilla hasta derrumbarse por completo. Éste ha sido, durante mucho tiempo, el típico ejemplo que se ha usado en la escuela (e incluso en muchas universidades) para explicar un interesante fenómeno físico: la resonancia. Pues bien, resulta que no es cierto que el puente se desmoronara por culpa de la resonancia, la realidad es algo más compleja. Pero vayamos por partes… primero deberíamos presentar el escenario y a los actores de la historia.

Estados Unidos, Washington, año 1938. Hace décadas que se habla sobre la construcción de un puente que una la ciudad de Tacoma con la península de Kitsap, pero nunca se han encontrado los fondos suficientes para financiar el costoso proyecto. Finalmente se recurre a Leon Moisseiff, un ingeniero civil de Nueva York (diseñador del Golden Gate y del puente de Manhattan), que presenta un proyecto muy barato a costa de rebajar algunas de las especificaciones de diseño. La construcción del puente empieza ese mismo septiembre y termina en menos de dos años.

El puente de Tacoma Narrows se inauguró el 1 de julio de 1940. Diseñado para que lo atravesaran 60.000 coches al día y con una longitud de 1.600 metros, pasó a ser el tercer puente colgante más grande del mundo (por detrás del puente de Washington de Nueva York y del Golden Gate de San Francisco).

Sin embargo algo excepcional lo convirtió enseguida en la principal atracción de la zona. Desde el primer día que se abrió al tráfico, los habitantes de Tacoma se dieron cuenta de que el puente se ondulaba de un extremo al otro al pasar los coches o cuando soplaba una pequeña brisa. Este extraño comportamiento le valió el sobrenombre de Gertrudis Galopante.

El 7 noviembre de 1940 amaneció con buen tiempo y con un viento constante de unos 68 km/h. Los estudios preliminares determinaban que el puente de Tacoma Narrows estaba diseñado para soportar vientos de hasta 200 km/h, pero esa mañana sus vibraciones eran mayores que las habituales. Ya no sólo se ondulaba a lo largo de su longitud, sino que los dos lados de la carretera se retorcían sin parar alrededor del eje central por efecto del viento. A las 11 de la mañana el puente se derrumbó por completo, quedando únicamente en pie sus pilares.

http://www.gaiaciencia.com/2014/04/cayo-el-puente-de-tacoma-narrows-por-la-resonancia/

lunes, enero 19, 2015

Tacoma Narrows, el puente que el viento se llevó... de cuajo

El ser humano, gracias a su dominio de la ingeniería y de la técnica durante los últimos decenios, ha conseguido realizar una gran cantidad de infraestructuras que, si las hubiéramos visto siglos atrás, seguro que nos hubiésemos echado las manos a la cabeza. Entre estas infraestructuras destacan, sobre todo, los puentes colgantes, los cuales, debido a sus longitudes extremas que parecen desafiar las leyes de la física, hacen temblar la mente con solo observarlos. El Golden Gate de San Francisco, el puente del Tajo en Lisboa o el que cruza el Bósforo en Estambul, son ejemplos de estas maravillas humanas que se aguantan en el aire como por arte de magia. Sin embargo, hasta llegar a esta maestría, los ingenieros han tenido que ver como, a veces, la física reclamaba su protagonismo y les hacía aprender a base de convertir el prodigio en fracaso. Tal fue el caso del puente de Tacoma Narrows, el cual se vino abajo de forma espectacular gracias a un poco de viento.

http://ireneu.blogspot.com.es/2015/01/tacoma-narrows-puente-colapso.html

https://www.flickr.com/photos/kaiserjp/albums/72157644559540692

https://structurae.net/structures/tacoma-narrows-bridge

https://structurae.net/structures/tacoma-narrows-bridge-1950

https://structurae.net/structures/new-tacoma-narrows-bridge

Vídeo:

Web recomendada:

Contador: 415

Inserción: 2017-02-01 14:44:30

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET