LiejaLieja

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Lisboa

Otro:

Localización:
Ver mapa más grande

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 5/5 (1 Voto)

Continente: Europa

País: Portugal

Localización:

Año: 1179

Estado: Terminado

Descripción:Lisboa: La capital portuguesa

La Ciudad de Lisboa es la capital de Portugal, como así también del distrito, la región y el Area Metropolitana de Lisboa. Situada a unos 17 km. de la costa atlántica, se extiende sobre las colinas empinadas de la ribera norte del río Tajo. Su población alcanza los 700.000 habitantes, aunque su área metropolitana supera los 2,6 millones, lo que representa un cuarto de la población de Portugal. La ciudad se divide en 53 "freguesias", que a los efectos administrativos se agrupan en 4 barrios: Alfama, la Baixa, el Bairro Alto y Belem.

Lisboa es el centro político, económico y cultural del país; por su ubicación geográfica privilegiada y su rico pasado es un destino turístico muy apreciado.

Fue duramente golpeada por un terremoto en 1755, lo cual la dejó totalmente destruida; sus calles céntricas, en la zona de la Baixa, datan fundamentalmente del siglo XVIII. A ambos lados del centro se extienden sobre las colinas la Alfama, el barrio más antiguo, y el Bairro Alto, pintoresco y señorial, ambas dos zonas muy agradables.

En otros tiempos, cuando Portugal lideraba el comercio mundial, Lisboa era un puerto muy importante. Hoy los muelles fueron trasladados a otra zona, pero a 6 km al oeste del centro se encuentra Belem, el antiguo puerto que testimonia el pasado marítimo de la ciudad. La Torre de Belem y el Monasterio de los Jeronimos son símbolos de la ciudad y testimonios del pasado glorioso de Lisboa en la Era de los Descubrimientos.

Dos puentes vinculan ambas márgenes del río Tajo: el puente 25 de Abril, al sur, construido en 1966, que une Lisboa a Almada, y el puente Vasco da Gama, que data de 1998, que une Lisboa a Montijo, en el noreste.

El aeropuerto de Lisboa, Portela, se sitúa a 7 km del centro en la zona noreste.

La ciudad cuenta con una importante red ferroviaria de 8 líneas (4 líneas de metro y 4 de tren suburbano) con 118 estaciones, de las cuales 48 están en la ciudad y 70 en el área suburbana. Las estaciones principales son la Estación de Oriente, Cais do Sodré y Santa Apolonia. También se presta servicio de transporte colectivo. El metro constituye la forma de traslado más económica, aunque su red es limitada y aún no cubre todas las zonas de la ciudad.

Los tranvías eléctricos forman parte del paisaje de la ciudad y constituyen una forma agradable de recorrer Lisboa, aunque sus recorridos no son muy extensos: a lo largo del río hasta Belem y rodeando las colinas. Son especialmente interesantes las vistas que ofrecen los que circulan por las zonas históricas o por la orilla del Tajo. Todavía pueden verse tranvías que datan de la Primera Guerra Mundial circulando junto a los más modernos!

Escudo de Lisboa San Vicente es el santo patrono de Lisboa, mártir en la lucha contra los musulmanes. Según las creencias, cuando San Vicente murió sus restos fueron llevados por los cristianos que huyeron al sudoeste de Portugal, al Cabo de Sagres, y fueron custodiados por los cuervos. Después de la reconquista, el rey Afonso Henriques ordenó que los restos volviesen a la ciudad. Los restos de San Vicente fueron acompañados en su viaje por los cuervos, que sólo los abandonaron al llegar a la ciudad. En el escudo de Lisboa puede verse la barca que transportaba el cuerpo de San Vicente y los cuervos que la acompañan.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa1.html

Historia de Lisboa

La historia de Lisboa conoció épocas de esplendor, cuando cientos de curiosos aventureros, entre ellos Vasco da Gama, se lanzaban al mar deseosos de descubrir y explorar nuevas tierras que la convirtieron en potencia marítima, y épocas de desastre y miseria, que la dejaron al borde de la ruina. Sin embargo, nada pudo evitar que Lisboa resurgiera como una ciudad pujante y de cara al futuro. He aquí un resumen de su historia.

Su legendario origen

La leyenda cuenta que fue Ulises quien fundó Lisboa en su vuelta a casa luego de la guerra de Troya. Ulises habría llamado a la ciudad Olissipo, un derivado de su nombre que a su vez derivó en Olissipona, Lissapona, hasta la voz actual de Lisbon para el inglés, Lisboa para el castellano y el portugués. En realidad no se sabe a ciencia cierta si fueron los griegos o los fenicios quienes la fundaron en el 1200 a.C. y la bautizaron Olissipo, un derivado de Allis Ubo, que en lengua fenicia significa "puerto encantado".

Los comienzos

Al principio la ciudad era disputada por fenicios, griegos y cartagineses, debido a su ubicación estratégica para el comercio marítimo. Fueron los romanos quienes la ocuparon allá por el 205 a.C., y la llamaron Felicitas Julia. Formaba parte de la colonia de Lusitania y era la ciudad más importante de la península ibérica cuando Julio César llegó al poder, en el año 60 a.C.

Cuando cayó el imperio romano, las tribus bárbaras avanzaron, y alanos y suevos ocuparon la ciudad. Los visigodos eran quienes habían tomado la ciudad cuando en el 711 los musulmanes del norte de Africa la invadieron y ocuparon durante 450 años. De este período pueden observarse aún sus huellas en las sinuosas calles de Alfama y el Castillo de San Jorge.

Los primeros reyes

El primer rey de Portugal fue Alfonso I Enriques, quien expulsó a los musulmanes en 1147, y más abajo del castillo de San Jorge construyó una catedral, la Sé, adonde llegaron los restos de San Vicente, mártir en la lucha contra los musulmanes y luego patrono de Lisboa. En el 1256, bajo el reinado de Alfonso III, la ciudad devino capital de Portugal. Con su hijo Dinis Lisboa se expandió comercial y culturalmente y en 1290 se fundó la primera universidad. Se amplió la ciudad a los pies del castillo y en la zona de la Baixa. Cuando en 1373 la ciudad fue saqueada por Enrique II de Castilla, Fernando I hizo construir unas murallas como protección para sus 40 mil habitantes. La peste negra sacudió a Lisboa y la economía se desestabilizó; sólo se recuperó la prosperidad en la Era de los Descubrimientos.

La Era de los Descubrimientos

Después de que Cristóbal Colón emprendiera sus viajes en busca de las Indias, muchísimos marinos soñaban con hacerse a la mar para probar suerte también. Uno de ellos fue Vasco da Gama, que en 1497 se embarcó en Belém y abrió la ruta hacia las Indias bordeando Africa.

El 26 de enero de 1531 la ciudad sufrió un terremoto en el cual murieron miles de personas. No obstante, las riquezas obtenidas con el comercio de especias, aumentadas también por las provenientes de Brasil, convirtieron a la ciudad en una potencia, el centro comercial de Europa. En estos tiempos Manuel I levantó la Torre de Belém y el Mosteiro Dos Jerónimos, como agradecimiento a Dios por tanta riqueza. En el siglo XVI se trazó la Plaza de Comercio (Terreiro do Paço) frente al río, y surgió el Bairro Alto, con comerciantes que venían a establecerse en la ciudad. La Inquisición instaló su régimen de terror y numerosas ejecuciones tuvieron lugar en la Plaza de Comercio y en la Plaza del Rossio.

Cuando murió Sebastián I, la ausencia de herederos animó a los españoles a ocupar Portugal en 1580. No fueron expulsados sino hasta el año 1640, cuando el duque de Braganza subió al trono como João IV. El oro traido de Brasil renovó la prosperidad de la ciudad y el rey João V emprendió ambiciosos planes de edificación, entre ellos, el del Acueducto de Aguas Livres, que llevaba el agua desde el valle de Alcántara.

Toda la prosperidad cayó en pocos minutos cuando un nuevo terremoto sacudió Lisboa el 1º de noviembre de 1755, dejándola totalmente destruida.

Los proyectos de Pombal

La reconstrucción de la ciudad quedó en manos del primer ministro de José I, el marqués de Pombal. Este había planificado un diseño de cuadrícula, con el centro de la ciudad en la zona de la Baixa. La eficacia con que se enfrentó la crisis y el desarrollo enérgico de su plan lo convirtieron en la figura política del momento. Cuando Napoleón invadió Portugal, el rey debió huir a Brasil, la capital del imperio pasó a Río de Janeiro y los proyectos no se continuaron, provocando la decadencia de Lisboa. No obstante, el diseño de Pombal puede observarse aún hoy en las calles de la Baixa, llamada por eso Baixa Pombalina. El plan tardó bastante en concretarse y el Arco de Triunfo que cierra la Rua Augusta se acabó cien años más tarde, en 1873.

El siglo XX

Durante la segunda mitad del siglo XIX llegó la revitalización económica. Se construyeron carreteras, vías férreas, circularon tranvías, se hizo un muro de contención en el Tajo.

En 1908 asesinaron al rey Carlos y su hijo Luis Felipe cuando pasaban por la Plaza de Comercio y dos años más tarde caía la monarquía. Antonio Oliveira Salazar, que implantó una dictadura desde 1926 a 1968, continuó modernizando Lisboa en detrimento del resto del país. En 1966 se levantó el puente Salazar sobre el Tajo, que pasó a llamarse Ponte 25 de abril conmemorando la Revolución de los Claveles de 1974, que acabó con la dictadura.

La Lisboa de fin de siglo

Tras la revolución, el país vivió años de gran euforia y cambios en la política. Portugal pasó a formar parte de la Comunidad Europea en 1986, lo que significó que la economía evolucionara favorablemente.

En 1988, nuevamente la tragedia tocó a la ciudad, cuando el fuego arrasó con el barrio del Chiado. Las pérdidas en cuanto a patrimonio edilicio fueron cuantiosas y fue convocado uno de los mejores arquitectos de Portugal para la reconstrucción: Alvaro Siza Vieira.

Lisboa fue capital cultural europea en 1994 y sede de la Exposición Universal de 1998, cuyo tema fue el océano, una forma de rendir homenaje a su inigualable historia marítima.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa2.html

Turismo en Lisboa

Lisboa es una ciudad con un encanto especial que en gran medida deriva de las siete colinas sobre las que se extiende y su situación particular junto al río Tajo.

Puede recorrerse perfectamente a pie si nos da el aliento para subir y bajar las calles y callejuelas que surcan los barrios en las laderas. Si no es el caso, siempre es agradable una vuelta en los típicos tranvías tan característicos de la ciudad. Desde los numerosos miradores estratégicamente situados en lo alto las vistas son siempre encantadoras, abarcando las partes más bajas y extendiéndose hacia el río.

Como en todas las ciudades viejas, cada rincón, cada monumento guarda una apasionante historia particular. En Lisboa muchas de estas historias tienen que ver con el mar, con hombres valientes y ambiciosos y reyes conquistadores que hablan de un pasado glorioso. El barrio de Belem, al oeste, guarda fieles testimonios de los tiempos de esplendor de Portugal en la Era de los Descubrimientos. Pero las historias no siempre son color de rosa; el terremoto de 1755 sembró tragedia y destrucción devastando casi completamente la ciudad. Por eso, nada quedó en la Baixa de la vieja Lisboa. La zona fue totalmente reconstruida y los edificios que vemos actualmente datan del siglo XVIII.

La vieja Lisboa puede apreciarse en las sinuosas calles de la Alfama, que recuerda los tiempos en que los moros ocuparon la ciudad, mientras que el Bairro Alto exhibe un ambiente pintoresco y familiar, y el contiguo Chiado es un elegante distrito comercial.

En las afueras se extiende la Lisboa moderna, especialmente en la zona del Parque das Naçoes. No obstante pueden encontrarse ciertas "joyas" del pasado que merecen una visita. También puedes dar un vistazo a nuestra página sobre los alrededores de Lisboa,en la que ubicamos sobre un mapa interactivo lo mejor del litoral lisboeta.

Te invitamos, entonces, a recorrer Lisboa y sus atracciones, barrio a barrio.

http://www.mundocity.com/europa/turismo-lisboa.html

Historia de Lisboa

Lisboa fue fundada por los Fenicios bajo el nombre de Ulissipo y al poco tiempo fue conquistada por griegos y cartagineses. Finalmente Lisboa pasó a ser la capital de la Lusitania romana llamándose Olisipo. A la caída de los romanos, pasó a formar parte del reino suevo de Galicia hasta el 585.

Periodo musulmán y reconquista de Lisboa

En el 711 cayó en manos de los musulmanes a la que dieron el nombre de al-Usbuma. Alfonso II el Casto la recuperó por diez años de 798 a 808. La reconquista definitiva se produjo en 1147 por Alfonso I Enríquez apoyado por la flota de la segunda cruzada.

Durante el reinado de Alfonso III se sentaron en Lisboa las bases de la expansión marítima de Portugal a lo que contribuyó fundamentalmente el desarrollo de las leyes marítimas dictadas por el rey Fernando I.

A finales del siglo XIV la oligarquía mercantil entronizó a la dinastía de los Avís y se abrió el periodo que habría de dar paso a los grandes descubrimientos del siguiente siglo.

Lisboa en el Renacimiento

A partir del siglo XV el puerto de Lisboa se convirtió en uno de los más importantes del mundo. Allí se estableció la casa Guiné y Mina que le daría una gran pujanza al centralizar en Lisboa el comercio con las costas de Cabo Verde.

La riqueza atrajo a genoveses, judíos, flamencos y mallorquines, cuyos conocimientos marítimos debieron influir en la corte de Enrique el Navegante.

En el siglo XVI la Casa de Indias enriqueció aún más la ciudad debido al comercio con Asia, África y Brasil, y se convirtió en el centro más importante de Europa en tráfico de esclavos.



En el año 1580 el Duque de Alba conquistó Portugal y el rey español Felipe II fue reconocido rey de Portugal.

La restauración de la independencia en 1640 y las grandes riquezas venidas de Brasil dieron una época de gran esplendor a Lisboa.

El gran terremoto del 1 de noviembre de 1755 destruyó Lisboa, lo que dio la oportunidad al Marqués de Pombal, con las riquezas que provenían de Minas Gerais, de reconstruir la ciudad Baixa según un plano regular con grandes avenidas de estilo clásico.

La ciudad cayó en manos de Napoleón en 1807 pero fue reconquistada por los ingleses, por el General Wellington.

En 1833 se restauró la monarquía constitucional que perduraría hasta la proclamación de la república en 1910.

Lisboa en el siglo XX

Expo de Lisboa

En 1932 se instaló la Dictadura de Salazar que permanecería hasta el 25 de abril de 1974, cuando un golpe de estado dirigido por el General Spinola acabó con la dictadura. A este hecho se le conoce como la "Revolución de los Claveles". Durante estos años Lisboa sufrió un gran cambio demográfico y expansivo.

Durante la Segunda Guerra Mundial Lisboa fue refugio de muchos exilados del los países ocupados por el eje en tránsito a Estados Unidos y Gran Bretaña.

En 1986 Portugal entró en la Unión Europea y doce años después, en 1998, Lisboa fue sede de la Exposición Universal, lo que cambió la fisonomía de esta bella ciudad. En el mismo año un gran incendio arrasó el Chiado.

http://www.disfrutalisboa.com/historia

Alfama

Alfama es el barrio más antiguo de Lisboa. En tiempos de los moros, este entramado de callejuelas constituía toda la ciudad, cubriendo la ladera en la colina dominada por el Castillo de San Jorge hasta alcanzar el Tajo. Aunque ya no quedan residencias de aquellos tiempos, la zona conserva el aspecto general de las medinas, con sus casas apiñadas y callejuelas sinuosas, escaleras que suben (o bajan) por todas partes y la ropa tendida al sol directamente en la calle.

En Alfama se mezclan sencillas residencias de paredes descascaradas, tabernas, pequeños talleres de artesanos, un puñado de blancas iglesias y casas de fado. Se dice que el fado nació aquí, en Alfama, tal vez en el barrio de Mouraria, adonde se instalaron los moros que quedaron en la ciudad luego de la conquista, y que fueron sus melancólicos cantares los que le dieron origen. El Museo del Fado, inaugurado en 1998, está consagrado a la música lisboeta por excelencia.

Pero no todo es sencillez en Alfama; hay también imponentes edificios que fueron declarados monumentos nacionales, como el Monasterio de San Vicente de Fora y la Iglesia de Santa Engracia, con su gran cúpula. La antiquísima Sé, catedral de Lisboa, también forma parte del patrimonio del barrio. Cerca se puede visitar la Iglesia de San Antonio, dedicada a este santo tan venerado en Lisboa.

En materia de museos, Alfama cuenta con el Museo de Artes Decorativas, que alberga una magnífica colección de arte, y el Museu Militar, junto al Tajo y muy cerca de la gran estación Santa Apolonia, donde se expone una amplia colección relacionada con la historia militar de Portugal. En la Rua dos Bacalhoeiros, la Casa dos Bicos, con su curiosa fachada, es utilizada en la actualidad para exposiciones temporales y recuerda esplendores de otros tiempos.

Recorrer las calles empinadas de Alfama es bastante agotador y la mejor opción para descansar es sentarse en algunos de los miradores. Sin duda que desde el Castillo las vistas son insuperables, pero se puede hacer una escala en el Mirador de Santa Lucía, junto a la Iglesia de Santa Lucía, donde hay un gran azulejo que muestra la Plaza de Comercio antes del terremoto de 1755. En el barrio obrero de Graça hay también un mirador, junto a un gran edificio que fuera en otros tiempos un monasterio agustino y la contigua Iglesia de Graça.

En proximidades de Santa Engracia se desarrolla los martes y sábados la Feira da Ladra (mercado de los ladrones), un mercadillo donde puede encontrarse un poco de todo, y con un poco de suerte y siempre regateando los precios, pueden adquirirse algunos objetos artesanales interesantes.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/alfama.html

La Baixa

La Baixa, la "parte baja", es hoy el centro financiero y comercial de la ciudad y una zona de gran animación durante todo el día.

Históricamente, fue la extensión natural de la vieja Lisboa que crecía en las laderas de la colina del Castillo de San Jorge.

Severamente afectada por el terrible terremoto de 1755, la Baixa debió ser reconstruida totalmente, tarea que emprendió enérgicamente el Marqués de Pombal. Por este motivo se conoce normalmente al barrio como Baixa Pombalina.

Las características calles en cuadrícula diseñadas por Pombal mantuvieron los antiguos nombres de las actividades que en ellas se desarrollaban: Rua da Prata (calle de los plateros), Rua Aurea (de los orfebres), Rua dos Sapateiros...

Amplias plazas presididas por estatuas de reyes portugueses pueblan la Baixa. Sin duda la más impactante es la Plaza de Comercio, junto al río, que en otros tiempos fuera verdadera puerta de entrada a la ciudad. Dirigiéndonos hacia el norte por la Rua da Prata alcanzaremos la Plaza da Figueira, antiguo mercado de la ciudad, mientras que si atravezamos el imponente Arco Triunfal accedemos a la Rua Augusta, elegante y animada calle peatonal, donde abundan los cafés y las tiendas, entre ellas muchas de las grandes marcas de renombre internacional.

En la Rua de Santa Justa se encuentra un vistoso ascensor, el elevador de Santa Justa que permite subir al Bairro Alto. Vale la pena detenerse un rato en su terraza; las vistas de la ciudad son maravillosas!

La Rua Augusta nos lleva directamente a la Plaza Rossio, llamada oficialmente Praça Dom Pedro IV, primer emperador de Brasil. En la cara norte del Rossio destaca el Teatro Nacional Dona María II, hija de Dom Pedro, construido en 1840, y al oeste, el famoso Café Nicola, que era punto de encuentro de los intelectuales lisboetas.

Siguiendo hacia el norte para alcanzar la Plaza de los Restauradores, con su imponente obelisco que conmemora la independencia de Portugal frente a España en 1640, sorprende el particular edificio manuelino de la Estación de Rossio. Frente a la plaza se encuentra el Palacio Foz, que alberga la Oficina de Turismo de Lisboa.

Hacia el este, la peatonal Rua das Portas de Santo Antão, popular por sus restaurantes de mariscos, conduce al Museu da Sociedade de Geografia, con curiosos objetos de las antiguas colonias portuguesas de Africa y América.

Un amplio boulevard flanqueado de árboles, con fuentes y terrazas sombreadas, se extiende más allá: es la Avenida da Liberdade, antiguamente un paseo cerrado reservado a la alta sociedad, que fue abierto en 1821, cuando los liberales llegaron al poder. Esta ajetreada avenida une la Praça dos Restauradores con la Plaza Marqués de Pombal, conocida como la Rotunda. Ya en el extrarradio de Lisboa, llegamos al Parque Eduardo VII, que con sus 25 ha. es el parque más grande de la ciudad.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/baixa.html

Plaza de Comercio La gran Praça do Comercio fue y es aún hoy la puerta de entrada a Lisboa

para quienes llegan a la ciudad por el río Tajo.

La Praça do Comercio, también llamada Terreiro do Paço (plaza del palacio) es una enorme explanada junto al río Tajo de unos 180 por 200 metros de lado, una de las plazas más grandes de Europa.

Los orígenes de esta plaza se remontan a comienzos del siglo XVI, cuando el rey Manuel I decidió construir un nuevo palacio real, junto al río y fuera de las murallas de la ciudad, conocido como Paços da Ribeira (palacio de la ribera) y abandonar definitivamente el Castillo de San Jorge. En él se establecieron además edificios administrativos que regulaban el comercio entre Portugal y sus colonias en plena Era de los Descubrimientos.

Cuando en 1755 el terrible terremoto, seguido de un tsunami e incendios, arrasó la ciudad, el palacio fue destruido y se perdieron también gran cantidad de objetos de valor, entre ellos una impresionante biblioteca con setenta mil volúmenes.

Cuando el marqués de Pombal emprendió la reconstrucción de la ciudad la recuperación de este espacio fue fundamental, pero no reconstruyó el antiguo palacio. Su proyecto, que perdura al día de hoy, consistió en un gran edificio en forma de "U" abierto hacia el río, rematado por dos torres, lo único que se rescató del viejo Palacio de la Ribeira. Una galería con arcadas circunda en forma continua la plaza. El característico color amarillo de la realeza fue reemplazado en tiempos de la revolución de 1910 por el rosa republicano.

El proyecto de Pombal se concretó más o menos rápidamente salvo algunos detalles decorativos. En 1775 fue instalada en el centro de la nueva Plaza de Comercio la estatua ecuestre del rey José I, que simbólicamente a su paso aplasta serpientes con su caballo. Sin embargo, el Arco Triunfal que lleva a la Rua Augusta se terminó un siglo más tarde, en 1875. En lo alto, hay alegorías de la Gloria, la Ingenuidad y el Valor y también estatuas de algunos personajes importantes, como Vasco da Gama y el propio marqués de Pombal. En la cara que da a la Rua Augusta se colocó un hermoso reloj.

La plaza fue escenario de importantes acontecimientos históricos, como el atentado que acabó con la vida del rey Carlos y su hijo Luis Felipe en 1908, y el levantamiento de las fuerzas armadas en 1974, llamada Revolución de los Claveles, que derrocó a Caetano.

En la actualidad, el imponente conjunto palaciego es ocupado por oficinas gubernamentales. En la esquina noreste se encuentra el café más antiguo de Lisboa, Martinho da Arcada, en otros tiempos frecuentado por los intelectuales de la ciudad.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/plaza-comercio.html

Praça da Figueira El antiguo emplazamiento de un gran hospital fue luego un importante mercado y es hoy una plaza poblada de palomas

La Praça da Figueira es una gran plaza de la Baixa, situada a tan solo unos pasos del Rossio.

Esta plaza no existía en el siglo XVI y el emplazamiento estaba ocupado por el Hospital Real de Todos los Santos, construido entre 1492 y 1504, que fuera durante mucho tiempo el más importante centro sanitario de Lisboa. Seriamente dañado durante el terremoto de 1755, el edificio del hospital nunca fue reconstruido y fue completamente demolido veinte años más tarde.

En el gran espacio que quedara vacío vio su nacimiento un gran mercado a cielo abierto, donde abundaban las frutas y verduras. Cambió entretanto de nombre en varias ocasiones: Horta do Hospital, Praça das Ervas, Praça Nova y, finalmente, Praça da Figueira, la Plaza de la Higuera en español.

En 1835 el espacio fue arbolado e iluminado y en 1849 el predio fue cerrado con una cerca con ocho puertas de acceso. El mercado alcanzó sus mejores tiempos cuando en 1882 fue aprobado el proyecto para la construcción de un edificio metálico rectangular, provisto de cuatro torres, que cubriría los 8000 metros cuadrados de la plaza. La oferta de productos se amplió según la demanda de la población al tiempo que, por su situación central, el mercado se convirtió en un verdadero emblema de Lisboa, y solían realizarse allí fiestas en honor a los santos patronos de la ciudad.

La modernización y la necesidad de ampliar las redes viales en Lisboa hicieron que en 1947 se decretara el fin del mercado de la Praça da Figueira. En 1949 se celebró el último San Antonio y ese mismo año el edificio fue demolido.

Hoy la plaza es un amplio espacio donde reinan las palomas en torno a la estatua ecuestre del rey Juan I (1357-1433), obra de Leopoldo de Almeida erigida en 1971 en el centro y desplazada en el año 2000 hacia una esquina para que fuera visible desde la Plaza de Comercio. El proyecto de renovación de la plaza preveía además cubrir las fachadas de los edificios que la circundan enteramente con los típicos azulejos portugueses, pero hasta hoy los lisboetas todavía se preguntan qué fue de aquellos azulejos...

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/plaza-figueira.html

El Rossio Aunque llamada oficialmente Praça de Dom Pedro IV, la concurrida plaza es más conocida por el sencillo nombre de sus orígenes medievales

La palabra rossio hace referencia a un espacio de propiedad común. El Rossio ha sido desde tiempos medievales el centro neurálgico de la Baixa, la parte baja hacia donde se extendía la ciudad que naciera en la Alfama, en la ladera de la colina. Como tal, fue escenario de revueltas y festejos populares, hacía las veces de plaza de toros y asistió a cruentas ejecuciones en tiempos de la Inquisición, triste función que compartía con la Plaza de Comercio.

Importantes edificios rodeaban la plaza del Rossio: al norte fue construido hacia 1450 el palacio de Estaus, destinado a albergar a los altos dignatarios y nobles que visitaban Lisboa y luego ocupado como sede de la Inquisición; en 1492, el rey Juan II ordenó la construcción de la más importante institución sanitaria y caritativa de Lisboa: el Hospital Real de Todos los Santos. Finalizado por Manuel I en 1504, se trataba de un magnífico edificio que ocupaba toda la cara este de la plaza. Próximo a la esquina noreste se erigió el Palacio de Almada, hoy más conocido como Palacio de la Independencia por haber sido el punto de encuentro de los nobles portugueses que conspiraron contra España para lograr la independencia de Portugal en 1640.

Luego del terremoto de 1755 de aquellos antiguos edificios no quedó casi nada y todo lo que podemos ver hoy data de la reconstrucción en el siglo XVIII. Sólo el Palacio de Almada sobrevivió al terrible terremoto. En el emplazamiento del Hospital de Todos los Santos hoy se encuentra la Plaza da Figueira y el edificio de la Inquisición fue destruido por un incendio en 1836. Gracias a enormes esfuerzos del escritor Almeida Garrett el espacio fue ocupado en 1840 por el Teatro Nacional Doña María II.

[Café Nicola] En el siglo XIX la plaza fue cubierta con los típicos mosaicos portugueses y adornada con dos fuentes de bronce importadas de Francia. En 1874 fue erigida en el centro la estatua de Pedro IV, rey de Portugal y primer emperador de Brasil, sobre un pedestal con figuras alegóricas de la justicia, la prudencia, la fuerza y la moderación, cualidades que muchos dudan que pudieran atribuirse a don Pedro... Desde entonces adoptó el nombre oficial de Praça de Dom Pedro IV.

Entre 1886 y 1887 otro importante edificio fue erigido junto a la plaza del Rossio: la Estación de Trenes del Rossio, cuya bella fachada neo-manuelina destaca en la esquina noroeste.

El Rossio fue durante siglos un punto de encuentro para los lisboetas y lo sigue siendo hoy. Rodeada de comercios, restaurantes y hoteles, algunas de sus tiendas y cafés datan del siglo XVIII, como la tradicional Pastelaria Suíça y el Café Nicola que fuera frecuentado por el poeta Bocage y el celebrado escritor Eça de Queirós y sus amigos.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/plaza-rossio.html

El Elevador de Santa Justa

El elevador se encuentra en la Rua de Santa Justa, a escasos metros de la Plaza del Rossio, y sube hasta la Plaza do Carmo, razón por la cual también se lo conoce como Elevador do Carmo.

Fue construido a principios del siglo XX, según proyecto del ingeniero de origen francés nacido en Porto Raoul Nesnier du Ponsard. Hay quienes afirman que Ponsard habría sido alumno del osado creador de la Torre Eiffel de Paris, Gustave Eiffel, por las semejanzas en cuanto a la utilización del hierro, pero es algo que no se puede asegurar. No obstante, se cree que aprendió las técnicas en Francia.

El elevador de Santa Justa permaneció como el único elevador público vertical de Lisboa; los demás son funiculares que se parecen mas bien a tranvías deslizándose por las pendientes, como el Elevador da Gloria o el Elevador da Lavra, ambos también obras de Ponsard.

La torre, de estilo neogótico, fue construida entre los años 1900 y 1902, enteramente en hierro colado y decorada con filigranas que siguen diseños diferentes en cada uno de los niveles. Por aquellos tiempos funcionaba a vapor, siendo adaptada más tarde para utilizar energía eléctrica. En su interior fueron instaladas dos elegantes cabinas forradas en madera con capacidad para 24 personas cada una, que permiten el ascenso y descenso de los turistas.

Los boletos se compran en una boletería ubicada en la parte posterior. Una vez arriba se puede optar por cruzar la pasarela que lleva directo al Chiado o bien remontar una escalera caracol (no recomendada para quienes temen a las alturas...) para subir hasta la cafetería instalada en lo alto, desde cuya terraza se pueden apreciar espléndidas vistas del Castillo de San Jorge y las ruinas de la Igreja do Carmo en lo alto, y de la Plaza del Rossio y la Baixa en general extendiéndose hasta el río...

Dirección: Rua de Santa Justa y Largo do Carmo.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/santa-justa.html

http://guias-viajar.com/viajes-portugal/lisboa-fotos-plaza-comercio/

http://www.flickr.com/photos/gigharmon/4683534253/

http://portugal.travelguia.net/viajar-a-portugal

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=63436

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=123334

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1126737

www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=760186

www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=760186

http://sobrelisboa.com/2010/08/31/las-torres-das-amoreiras-joya-moderna/

http://www.viajejet.com/plaza-del-rossio-lisboa/teatro-nacional-lisboa/#image

http://viajesferroviarios.blogspot.com.es/2012/04/lisboa-todo-tren-iii-sintra-desde.html

http://www.sacred-destinations.com/portugal/lisbon-jeronimos-monastery

El Palacio de Belem

Allá por el año 1559, el Conde de Aveiras construyó un palacio en Belem cuyos jardines tenían hermosas vistas al río Tajo. En el siglo XVIII, el rey João V adquirió este palacio y lo reformó, agregando nuevas salas y pabellones y decorándolo profusamente. Se dice que aquí el rey solía concertar sus encuentros amorosos clandestinos, aunque normalmente la familia real solía utilizarlo como lugar de retiro. Cuando ocurrió el terrible terremoto de 1755, la familia real se encontraba disfrutando de un día de descanso en el palacio de Belem y por ello logró sobrevivir.

El Palacio de Belem es la residencia oficial del presidente desde 1911, luego de la proclamación de la república. Se encuentra frente a la Praça Afonso de Albuquerque, que conmemora al primer virrey portugués de las Indias. En esta sencilla plaza fue erigida una columna neomanuelina en cuyo pedestal hay relieves que relatan la vida del virrey.

Los patios y las numerosas salas del palacio evidencian claramente su pasado de residencia real. Apenas pasada la entrada, se encuentra el Pátio das Equipagens, las antiguas caballerizas donde los invitados dejaban sus carruajes. La entrada principal es precedida por el Patio dos Bichos (patio de los animales), donde se encontraban las jaulas en las cuales se podían admirar antiguamente los animales exóticos traidos de Africa.

Ya en el interior, las hermosas salas dan cuenta de una decoración profusa. Entre las más impactantes se destaca la Sala Dourada, con un impresionante cielorraso pintado del siglo XVIII, donde una figura alegórica central es rodeada por cuatro medallones y adornos tallados en dorado. En una pequeña capilla junto a esta sala fueron bautizados Manuel II y su hermano Luis Felipe.

En la Sala Imperio, decorada con muebles en ese estilo, también llamada Sala Verde se exponían los retratos de los presidentes portugueses antes de ser transferidos al Museo de la Presidencia, instalado actualmente en una de las alas del palacio. La Sala Azul o Sala de los Embajadores también destaca por su hermoso cielorraso y en la actualidad es precisamente el lugar donde se recibe a los representantes del extranjero. Comunicando con esta sala se encuentra el gabinete de trabajo del presidente, que fuera en otros tiempos lujoso dormitorio real. En la sala donde actualmente se reune el Consejo de Estado, la reina María II había arreglado una sala de baile para las reuniones más íntimas de la corte.

Uno de los espacios abiertos al público en el palacio es el Museo de la Presidencia de la República, donde se expone material relacionado con los sucesivos presidentes de Portugal, así como con la historia del Palacio de Belem, el cual sólo puede ser visitado en forma grupal (dirigido especialmente a grupos escolares) y concertando una cita con anterioridad.

El otro museo, habilitado en la antigua escuela de equitación del palacio, cuya visita es altamente recomendada es el Museo de Carruajes, con una de las colecciones de carruajes y carrozas reales más prestigiosas de Europa.

Dirección: Praça Afonso de Albuquerque

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/palacio-belem.html/

La Basílica de la Estrella en Lisboa

La construcción de la iglesia se inició en 1779, a discreción del rey Pedro III de cumplir la promesa que le hizo a su esposa Doña María I, después de tener a sus hijos. Los trabajos de construcción de este famoso monumento se iniciaron bajo la supervisión de algunos arquitectos destacados de la década, como Manuel Reynaldo y Vicente Mateus. Esta basílica se construyó en uno de los extremos de Lisboa, lejos de las zonas más concurridas y la pobreza de la ciudad.

basilica estrella lisboa

Construida en una colina, esta iglesia se encuentra en el este de la ciudad de Lisboa, con una bella cúpula en la cima. El edificio también tiene dos torres de gran tamaño que están decoradas con grabados de santos. El interior es muy espacioso y luminoso.

La iglesia es de un diseño muy cuidado y decorado con esculturas de mármol de color verde, rosa, amarillo y otros colores, como también con antigüedades que se pueden encontrar en su interior. En una habitación interior hay algunas figuras de terracota y obras de arte. El Jardim da Estrela se encuentra en frente del monumento y es considerado como uno de los parques más grandes y bellos de Lisboa. El jardín está lleno de diferentes especies de plantas cuyos cuidados intensivos están a cargo de jardineros profesionales. La famosa banda que toca en la noche es una especialidad de este lugar que atrae a mucha gente. También se pueden encontrar infinitas esculturas antiguas dentro de la iglesia.

La iglesia también tiene algunas pinturas hechas por algunos artistas de renombre de la época, como por ejemplo Pedro Alexandrino y Botoni Pompeu. El encantador y estimulante ambiente del monumento aclara el ánimo de cualquier visitante. Esta basílica da buen ejemplo del primer del arte barroco religioso. Después de llegar a la iglesia, se puede subir y ver las hermosas calles y los paisajes de la ciudad de Lisboa. Pero la atracción principal en la iglesia es el corcho que consiste en más de 500 figuras diferentes.

Dirección:

La Basílica de la Estrella, Largo da Estrela, Lisboa

Horarios:

Abierto diariamente de 8:00 a 13:00 y 15:00-20:00.

Cerrada el 1 de enero y el 25 de diciembre de cada año.

Entrada:

La entrada a la basílica es gratuita.

http://www.whattoseeinlisbon.com/es/basilica-estrella-lisboa/

Santuario de Cristo Rey de Almada, en Lisboa - Mirador

Tipo: Mirador, Santuario.

Localidad: Almada, Lisboa, Portugal.

Estatua de Cristo Rey, Santuario de Cristo Rey de Almada.

Frente a Lisboa Capital, al otro lado del río Tajo, en la población de Almada se encuentra el Santuario de Cristo Rey; donde se yergue hasta los a 113 metros sobre el río una gran estatua que representa a Cristo Rey con los brazos abiertos. La misma evoca en el viajero la imagen del Cristo Redentor en el Corcovado, en Río de Janeiro; en quien se inspira, y con cuyo Santuario está hermanado.

El 17 de mayo 1959 se inauguró este monumento a Cristo Rey, en honor a la no participación de Portugal en la II Guerra Mundial; y para mostrar al mundo la fe cristiana de la nación portuguesa.

La monumental estatua de Cristo tiene una altura de 28 metros, y fue esculpida por Francisco Franco de Sousa, quien falleció en 1955 y no llegó a ver su obra erguida en lo alto. El enorme pedestal de 75 metros de altura está compuesto por cuatro pilares que representan los puntos cardinales. Dentro de los pilares se encuentra la Capilla Nossa Senhora da Paz. Ambos son obras del arquitecto Antonio Lino y la construcción demandó 7 años, de 1951 a 1958.

La vista de Lisboa desde aquí es excelente; y el lugar es visitado por la mayoría de los turistas que llegan a Lisboa, y especialmente por miles de peregrinos. Un ascensor instalado en el interior permite apreciar desde lo alto la magnífica vista de la ciudad, del puente 25 de Abril y del río Tajo.

DATOS CURIOSOS SOBRE EL CRISTO REI DE ALMADA

Monumento en conjunto:

-. Volumen de hormigón: 20.000 metros cúbicos.

-. El peso total de la construcción: 40.000 toneladas.

-. Calzado Profundidad: 14 m.

-. Visibilidad Distancia mínima: 20 km.

Los detalles de la imagen:

-. Cabeza: 4,05 m.

-. Corazón: 1,89 m.

-. Brazo: 10 m.

-. Manga (altura): 5 m.

VISITA AL SANTUARIO

Cruz Alta

La Cruz Alta.

La Cruz Alta situada frente de Lisboa, proviene del Santuario de Fátima. Esta cruz fue venerada en la Cova da Iria desde el 13 de octubre 1951 hasta que fue retirada para la construcción de la Iglesia Santísima Trinidad.

El actual monumento de la Cruz Alta del Santuario de Cristo Rey fue inaugurado el 17 de mayo de 2007, en el aniversario del Santuario. La Cruz Alta representa el hermanamiento entre los dos santuarios de la paz.

Viacrucis al aire libre de la Cruz

Viacrucis frente a Lisboa.

En la glorieta en frente de Lisboa, se encuentran las 14 Estaciones del Viacrucis en sendos monumentos en forma de Cruz.

En cada estación hay un texto del Evangelio para ese paso, una meditación y una oración.

Habitación del Beato Juan XXIII

El Santuario de Cristo Rey ha dedicado una sala al Papa Beato Juan XXIII, porque durante su pontificado el Monumento a Cristo Rey fue inaugurado. El 17 de mayo de 1959, Su Santidad se hizo presente a través de un mensaje de radio.

Además de esa relación histórica, Juan XXIII donó al Santuario de Cristo Rey, un cáliz que habían sido donados anteriormente a él por el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, cuando éste hizo una peregrinación, como Patriarca de Venecia, a la Cova da Iria el 13 de mayo 1956.

Dado que el Santuario de Cristo Rey es el fruto de la Paz, se destacan en este Salón de ocho pinturas al óleo por el arquitecto Sousa Araújo, que aluden a la gran encíclica "Pacem in Terris" de este buen Papa.

Capilla del Santísimo Sacramento

Cristo Rei de Almada.

En el interior de la capilla, justo en frente del que entra, hay un espacio reservado al Santísimo Sacramento. Este espacio se enriquece con dos paneles de tela que representan a una tienda de campaña, que encierra el Tabernáculo, hecho de bronce. En el centro, una pintura al óleo alusivas al Apocalipsis de San Juan, rematado por otro que nos invita a la Hora Santa.

Este espacio es enriquecido por dos pinturas que representan, respectivamente, la Agonía de Jesús en el Huerto y las revelaciones de Jesús a Santa Margarita María de Alacoque.

Sala de la Misericordia

Junto a la Capilla de la Virgen, está la Sala de la Misericordia, inaugurada 17 de mayo 2009.

Este espacio se enriquece con tres óleos: uno alusivo a la hora de la Misericordia (3:00 pm), de acuerdo con las revelaciones de Jesús a Santa Faustina Kowalska, en los años 30 del siglo pasado; otro, un políptico o conjunto de 15 pinturas; y otro, un gran centro dedicado a Nuestra Señora de la Misericordia.

Sacristía

Cerca de la Capilla de la Santísima está la Sacristía, con una altura de 14 metros. Destacan el modelo de la estatua del monumento de Cristo Rey, y una pintura de la Inmaculada Concepción, Patrona de Portugal.

Capilla de los confidentes

Interior de la Capilla de los confidentes.

Antes de la terraza, está la Capilla de los confidentes del Corazón de Jesús.

Aquí están las reliquias de Santa Margarita María de Alacoque, Santa Faustina Kowalska, la beata María del Sagrado Corazón y Eudes San Juan. Además de la presencia de los relicarios, empotrados en el altar, los santos están representados en tres pinturas al óleo.

En la zona del altar se puede ver dos bajorrelieves en bronce, que representan la Anunciación del Ángel a la Virgen, y el Sagrado Corazón de Jesús.

INFORMACIÓN Y CONTACTO

SANTUÁRIO DE CRISTO REI‎

Alto do Pragal, Praceta Cristo Rei

2800-058 Almada, Portugal

Tel.: ( 351) 212 751 000 / (351) 212 721 270

Fax: ( 351) 212 721 279 / (351) 212 721 901

E-mail: info@cristorei.pt

Web: http://www.cristorei.pt/

¿Cómo llegar?

- En barco: desde Cais do Sodré (Estación de Metro Cais do Sodré, Línea verde), hay embarcaciones que salen en dirección a Cacilhas. Una vez del otro lado del estuario del Río Tajo, en Cacilhas, hay que coger el autobús 101 que va hacia el Santuario de Cristo Rei.

- En coche: hay que tomar la Av 24 de Julio y conectar con el puente 25 de Abril, una vez que cruzamos el puente tomar la “estrada (carretera)” IC20 por aproximadamente un minuto hasta conseguir la rotonda y seguir por la Av Bento Gonçalves y luego seguir los anuncios hasta llegar al Cristo Rei.

Horarios del autobús 101, pulse aquí.

HORARIOS Y PRECIOS *

MONUMENTO DE CRISTO REI

HORARIO

Invierno: Días de la semana, y fines de semana, de 9:30 h. a 18:15 h. (hora de última subida: 18.00 h.)

Verano: Días laborables: de 9:30 h. a 18:30 h. (hora de última subida: 18.15 h.). Fines de semana: de 9:30 h. a 19:00 h. (hora de última subida: 18:45 h.)

Cerrado el 24/12 a las 13:00 h., hasta el 25/12 a las 14:30 h.

Cerrado el 31/12 a las 18:15 h., hasta el 01/01 a las 10:00 h.

PRECIO

Entrada general: 4,00 €.

http://cmviaje.blogspot.com.es/2012/04/santuario-cristo-rey-lisboa-almada.html

Castillo de San Jorge, en Lisboa

Tipo: Castillo, Mirador.

Localidad: Lisboa, Lisboa, Portugal.

Entrada del Castillo San Jorge

El Castillo de San Jorge (en portugués Castelo de São Jorge) es uno de los monumentos más conocidos de Lisboa. Tanto de día como de noche su imagen sobresale en la cima de la colina de San Jorge, la más alta de Lisboa, donde surgió la ciudad.

Primitivamente conocido simplemente como Castelo dos Mouros, se yergue en posición privilegiada, proporcionando a los visitantes una de las más bellas vistas sobre la ciudad y sobre el estuario del río Tajo

Tras el paso de fenicios, griegos, cartaginenses y romanos por la colina de San Jorge; el Castillo de San Jorge fue construido en el siglo V por los visigodos, agrandado por los árabes en el siglo IX y modificado durante el reinado de Alfonso Enríquez. Su período de máximo esplendor se extendió desde mediados del siglo XIII hasta principios del siglo XVI, época en la que el castillo estuvo ocupado por los reyes de Portugal.

La mayor parte del castillo fue destruido a lo largo de los años, especialmente a causa del terremoto de 1755. Clasificado como Monumento Nacional por Decreto de 16 de junio de 1910, sufre importantes obras de restauración en la década de 1940, y al final de la década de 1990, que generan su total rehabilitación.

VISITA AL CASTILLO DE SAN JORGE

Mirador del Castillo de San Jorge.

El Castillo de San Jorge ocupa unos 6.000 metros cuadrados de superficie, posee unas diez torres de vigilancia, varias garitas, cañones, un foso y dos patios grandes. En su interior, conserva la Plaza de Armas y la Iglesia de Santa Cruz do Castelo.

El monumento ofrece una visita a sus jardines y miradores, un espectáculo multimedia (Olisipónia), una cámara oscura (Torre de Ulisses), un pequeño museo, un bar y un restaurante, un espacio de exposiciones, y una sala de reuniones/recepciones (Casa do Governador).

La visita os llevará más de media mañana, ya que la zona es bastante grande. Después de visitar la fortaleza es recomendable dar una pequeña vuelta por las calles cercanas. Podéis aprovechar la visita al castillo para visitar la Catedral de Lisboa, situada a escasos minutos andando.

INFORMACIÓN Y CONTACTO

CASTELO DE SÃO JORGE

Rua de Santa Cruz do Castelo

1100–129 Lisboa, Porugal.

Teléf.: 351 218 800 620

Fax: 351 218 875 695

Email: castelodesaojorge@egeac.pt

Web: www.castelosaojorge.egeac.pt

Transporte

- Autobús: nº 37 con salida en la Plaza del Rossio, parada Castelo.

- Tranvía: nº 12 ó 18 con salida desde la Plaza del Rossio. Tranvía 28, parada Miradouro Santa Luzia.

HORARIOS Y PRECIOS *

HORARIOS

- Del 1 de noviembre al 28 de febrero de 9:00 horas a 18:00 horas (taquillas cerradas a las 17:30 horas).

- Del 1 de marzo al 31 de octubre de 9:00 horas a 21:00 horas (taquillas cerradas a las 20:30 horas).

PRECIOS

Adultos, 5 €. Estudiantes, 2,5 €. Menores de 10 y mayores de 65 años, gratis.

Tarjeta Lisboa Card: 30% descuento.

http://cmviaje.blogspot.com.es/2012/04/castillo-san-jorge-lisboa-portugal.html

Catedral de Santa Maria Maior, o de Sé, de Lisboa

Tipo: Catedral, Iglesia

Localidad: Lisboa, Lisboa, Portugal.

Catedral de Lisboa, La Sé

La Catedral de Santa María Maior, o Catedral de Sé, es la iglesia más antigua de la ciudad; además de ser una de las catedrales más antiguas de Europa. El nombre de “Sé” deriva de “Sedes Episcopalis”, mismo nombre que identificó a este barrio de la ciudad. Su estilo predominante es el románico.

Su construcción data del siglo XII, cuando la ciudad fue reconquistada por un ejército de soldados portugueses dirigidos por el autoproclamado Rey de Portugal Afonso Henriques y cruzados del norte europeo que participaban en la Segunda Cruzada. Un cruzado inglés llamado Gilbert de Hastings fue elegido obispo; quien, junto con Alfonso Henriques, decidieron construir una iglesia en el lugar donde se encontraba la mezquita principal de los musulmanes. Tomó el título de catedral en 1393, bajo el reinado de Joao I

Durante su historia la catedral ha sido reformada en varias ocasiones y es que, aunque ha sobrevivido de manera ejemplar, ha sufrido varias catástrofes naturales. El gran terremoto de 1755 destruyó varias partes de la iglesia.

DESCRIPCIÓN DE LA CATEDRAL

La Catedral de Sé posee una fachada de estilo románico, con dos torres que flanquean el gran rosetón (reconstruido en el siglo XX); la fachada parece más bien la de una fortaleza medieval.

En el interior, donde predomina el estilo gótico, son muchos los tesoros que podemos encontrar, como la pila bautismal donde fue bautizado San Antonio en 1195, la capilla de Bartolomeu Joanes con el precioso belén obra de Machado de Castro, la tumba del rey Alfonso IV y su esposa Beatriz, la tumba de su compañero de armas Lopo Fernandes Pacheco y su mujer. También algunas de las reliquias, y el tesoro más preciado para los lisboetas, el ataúd de San Vicente.

Escudo de Lisboa.

San Vicente es el santo patrono de Lisboa, mártir en la lucha contra los musulmanes. Según las creencias, cuando San Vicente murió sus restos fueron llevados por los cristianos que huyeron al sudoeste de Portugal, al Cabo de Sagres, y fueron custodiados por los cuervos. Después de la reconquista, el rey Afonso Henriques ordenó que los restos volviesen a la ciudad. Los restos de San Vicente fueron acompañados en su viaje por los cuervos, que sólo los abandonaron al llegar a la ciudad. En el escudo de Lisboa puede verse la barca que transportaba el cuerpo de San Vicente y los cuervos que la acompañan.

CLAUSTRO Y RUINAS

Restos encontrados durante las excavaciones realizadas en el Claustro de la Catedral de Sé de Lisboa.

El claustro de la Sé de Lisboa, es del siglo XIV, y tiene un estilo similar al del Monasterio de los Jerónimos; aunque su dimensión es más reducida. Fue una vez los jardines de la Catedral.

En el interior del claustro se pueden ver restos romanos, visigodos, árabes y medievales que han sido excavados en los últimos años. La entrada al claustro, aunque requiere pagar una pequeña entrada, es totalmente recomendable.

INFORMACIÓN Y CONTACTO

SÉ CATEDRAL

Largo da Sé

1100-585 LISBOA

Teléf.: 351 218 876 628

Transporte

A pie desde la Baixa.

Tranvía: nº 28 desde la Plaza del Rossio.

Autobús: nº 37 desde la Plaza del Rossio.

HORARIOS Y PRECIOS *

HORARIO DE VISITA

Todos los días de 9:00 a 19:00 horas.

Claustro: de 10:00 a 18:00 (domingos desde las 14:00 horas). De mayo a septiembre cierra una hora más tarde.

Tesoro: de 10:00 a 17:00. Cierra domingos y festivos.

PRECIO

Catedral, entrada gratis. Entrada al claustro 2,5 €. Subida al tesoro 2,5 €.

Estudiantes y poseedores de carnet joven pagan un 50 %.

http://cmviaje.blogspot.com.es/2012/04/catedral-santa-maria-maior-se-lisboa.html

Plaza Marqués de Pombal

La Plaza Marqués de Pombal es el centro de la Lisboa moderna. Está situada junto al Parque Eduardo VII, al final de la Avenida da Liberdade.

En el centro de la plaza se erige un monumento al Marqués de Pombal. La estatua representa al Marqués de Pombal, gobernador de Lisboa entre 1750 y 1777, junto con un león, el símbolo clásico del poder.

Los edificios que rodean la plaza son las sedes corporativas de importantes empresas, los principales bancos portugueses y grandes hoteles de las cadenas más importantes.

La Plaza Marqués de Pombal es una buena zona para alojarse, tranquila y muy bien comunicada con el resto de Lisboa.

Como visita turística lo que más merece la pena es recorrer paseando la Avenida de la Libertad desde La Baixa. Si tenéis tiempo, también podéis dar una vuelta por el Parque Eduardo VII, el parque más extenso de Lisboa y donde se encuentra Estufa Fría, un importante jardín botánico.

http://www.disfrutalisboa.com/plaza-marques-pombal

Bairro Alto y Chiado

Desde la Baixa, sea subiendo a pie por las calles empinadas o utilizando los elevadores y tranvías (muy agradable y menos agotador), se llega al Bairro Alto, una de las zonas más pintorescas de la ciudad que fuera afectada también por el terremoto y reconstruida en el siglo XVIII.

El Bairro Alto, de calles adoquinadas, fachadas descascaradas y ambiente casi familiar, se ha convertido en centro de gran animación nocturna, con sus cafés con terrazas, sus locales de fado y sus restaurantes.

El elevador de Santa Justa, sube a la altura de la Igreja do Carmo, cuyas ruinas recuerdan los daños causados por el terremoto. Desde allí se accede inmediatamente a la zona del Chiado, la zona más elegante y pintoresca del Bairro Alto, con sus tiendas de moda y antiguos cafés.

Más hacia el norte se puede tomar el Elevador da Gloria en la Plaza de los Restauradores, que nos dejará casi frente al Solar do Vinho do Porto, donde se pueden probar los mejores vinos oportos del país en el distinguido ambiente de un antiguo palacete. Unos pasos más y encontraremos la sencilla fachada de la Igreja São Roque, que esconde en su interior un conjunto de bellas capillas adornadas con opulencia. Y antes de dejar esta zona, es obligatorio llegarse al Mirador de São Pedro de Alcantara y tomar muchas fotos de las vistas de la ciudad, especialmente bellísimas al atardecer...

Alejándonos del Chiado, sobre la Rua São Bento se encuentra el impresionante Palacio São Bento con su fachada blanca, que antiguamente era un monasterio benedictino y hoy es la sede del Parlamento portugués. Siguiendo hacia el oeste por la Calçada da Estrela, el hermoso Jardim da Estrela propone una pausa refrescante frente a la Basílica da Estrela, uno de los monumentos más importantes de Lisboa, un agradecimiento a Dios de la reina María I por concederle un hijo.

El elevador da Bica sube (o baja...) en la zona sur, no muy lejos del río Tajo. Una vez arriba, siguiendo la Rua do Loreto en unos minutos se llega a la Plaza Luis de Camoes, en pleno Chiado. Descendiendo estaremos a unos minutos del antiguo Mercado 24 de Julho, hoy el renovado Mercado da Ribeira, junto al Tajo y tan popular como en sus inicios hace más de un siglo. Mucho más que un mercado de comestibles, hay un perfumado mercado de flores, venta de artesanías, libros en promoción, vinos, un restaurante y un bar con música portuguesa en vivo durante la noche. Una buena oportunidad para descubrir un poco más el alma lisboeta desde sus actividades cotidianas.

Muy cerca del río también se encuentra el Museu Nacional de Arte Antiga, con su impresionante colección que incluye mobiliario, arte asiático y africano, cerámicas, orfrebería, pintura y escultura portuguesas. Imperdible para los amantes del arte.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/bairro-alto.html

Belem

Belém es el recuerdo vivo de las épocas de esplendor de Lisboa y el país. Desde su puerto partían las carabelas en busca de nuevas tierras.

En la actualidad, Belém es una extensión de la ciudad, con calles amplias, parques, jardines y un hermoso paseo junto al río, en cuyos muelles atracan hoy veleros deportivos.

Las principales atracciones de Belem se situan en torno a la Praça do Imperio, una inmensa explanada con una gran fuente central construida para la exposición del Mundo Portugés de 1940. Al norte de la plaza se encuentra el impresionante edificio del Mosteiro dos Jeronimos, todo un símbolo de la Era de los Descubrimientos y uno de los monumentos más relevantes de Portugal. A la derecha, se habilitó un ala del monasterio en 1893 para albergar el Museo Nacional de Arqueologia y a continuación, en el mismo conjunto, se estableció el Museo Maritimo. Detras de éste, el Planetario Calouste Gulbenkian fue instalado en 1965, subvencionado por la Fundación Gulbenkian.

Al oeste de la Praça do Imperio contrasta por su aspecto moderno el Centro Cultural Belém, un enorme edificio dedicado a la música, las artes escénicas y la fotografía, que es especialmente concurrido los fines de semana.

Dirigiéndonos hacia el este, sobre la cercana Praça Afonso de Albuquerque está el Palacio de Belem, residencia oficial del presidente portugués. Sobre la misma plaza y ocupando un ala del palacio, el Museo Nacional de Carruajes merece una visita, ya que alberga una impresionante colección de carruajes reales, una de las mejores colecciones de Europa. Luego de visitar el museo es una buena idea dar una vuelta por el Jardim Agricola Tropical, un hermoso parque-museo-jardin botánico que fuera en otros tiempos el jardín real del palacio de Belem.

Y antes de dejar la Praça do Imperio para acercarnos al río es obligatorio pasar por la antigua confitería de Belem que fabrica desde 1837 los deliciosos pasteles de Belem. Probarás muchos pasteles de nata, pero ninguno como los originales...

Cruzando las Avenidas de Brasilia y de la India, de cara al río Tajo se levanta el Monumento a los Descubrimientos (Padrão dos Descobrimentos), con su original forma de carabela, evocando esa etapa de la historia. Al lado, el Museu de Arte Popular exhibe piezas artesanales de todo Portugal en mimbre, barro, cerámica y otros materiales.

Más lejos y siempre junto al Tajo la original Torre de Belém recuerda los tiempos en que era utilizada como fortaleza defensiva.

Otros puntos de interés en Belém, ya alejándonos del río, son la Ermida de Sao Jeronimo, una sencilla pero interesante capilla monolítica de estilo manuelino situada en una colina, y la Igreja da Memoria, construida por José I dos años después de haber sufrido un intento de asesinato. En ella está la tumba del marqués de Pombal. Siguiendo la Calçada do Galvão se puede disfrutar del hermoso Jardim Botânico da Ajuda y de paso visitar el Palacio Nacional da Ajuda y apreciar su opulenta decoración y amoblamiento.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/belem.html

La Iglesia de Santa Engracia o Panteón Nacional está edificada sobre las ruinas de la iglesia dedicada a Santa Engracia, ordenada por la Infanta D. María en 1568. La iglesia original fue víctima de grandes desperfectos a lo largo del tiempo e incluso de profanaciones, hasta que se derrumbó y fue entonces cuando se decidió levantar el nuevo templo.

El nuevo proyecto lo llevó a cabo João Antunes, que diseñó una ingeniosa estructura nunca vista en Portugal. Las obras comenzaron en el año 1682 y se prolongaron hasta la muerte del arquitecto en 1712 quien la dejó inconclusa. Tras este acontecimiento el Rey John V perdió interés por la iglesia y dedicó sus recursos al Convento de Mafra. No fue hasta el siglo 20 cuando se le añadió la cúpula y finalmente fue inaugurada en el año 1966.

Se demoró tanto en el levantamiento de este edificio que entre los portugueses se conoce la expresión "obras de Santa Engracia" para referirse a algo que tarda mucho en acabarse.

La iglesia posee una planta centralizada en forma de cruz griega y en cada esquina hay una torre cuadrada cuyos pináculos nunca se terminaron. La fachada tiene forma ondulada como los diseños barrocos de Borromini. En la cara principal podemos ver tres hornacinas con estatuas y en el portal barroco por el que se accede a la iglesia podemos apreciar el escudo de armas de Portugal adornado con dos ángeles.

El armonioso interior del panteón está dominado por los espacios curvos de la travesía central y las naves. El suelo y las paredes están decorados al estilo barroco con mármol policromado.

En 1916 la iglesia pasó a ser Panteón por decreto del dictador Antonio de Oliveira Salazar y dentro se hallan los restos de los personajes más ilustres de Portugal como presidentes, escritores y cantantes de Fado.

Información adicional

[Dirección] Dirección: Campo de Santa Clara.

[Transporte] Transporte para llegar:

- Autobús: número 12.

- Tranvía: número 28.

[Horario] Horario:

- De martes a domingo de 10:00 a 17:00.

- Permanece cerrado los lunes y festivos, 1 de enero, 1 de mayo, domingo de pascua y 25 de diciembre.

[Precio] Precio: 2€.

http://www.conocelisboa.com/iglesia-santa-engracia-lisboa

Palacio de Sao Bento en Lisboa

El edificio original del Palacio de Sao Bento era un convento benedictino levantado en el año 1598 cuya función era la de dar asistencia a enfermos de peste. Tras la disolución de las congregaciones religiosas en 1834 el edificio pasó a ser el Parlamento Portugues y sufrió diversas reconstrucciones, lo que llevaron a darle el aspecto neoclásico que podemos ver en la actualidad.

Su impresionante fachada principal está llena de significados, como las cuatro estatuas de la entrada que representan la Prudencia, la Fortaleza, la Justicia y la Templanza. El frontón, apoyado sobre las columnas, muestra un bajorrelieve llamado la Patria, entronizada donde hay esculpida la frase OMNIA PRO PATRIA (todo por la patria).

El enorme espacio interior está repleto de columnas de mármol, estatuas neoclásicas y otras obras de arte.

En ocasiones se celebran dentro del edificio exposiciones de arte contemporáneo, por lo que es una buena oportunidad para visitar el Palacio. También una buena oportunidad para visitar el palacio es durante alguna sesión abierta del Parlamento.

http://www.conocelisboa.com/palacio-sao-bento-lisboa

Plaza de los Restauradores de Lisboa

Descubre la Plaza de los Restauradores de Lisboa, que conmemora la liberación de Portugal del dominio español.

La Plaza de los Restauradores (Praça dos Restauradores) se encuentra en el extremo sur de la Avenida da Liberdade, frente a la preciosa estación ferroviaria del Rossio. Su construcción conmemora la independencia de Portugal del Reino Español en 1640.

En el centro de la Plaza se alza majestuosamente el Monumento de los Restauradores, un obelisco en donde se representan mediante una escultura la Libertad y la Victoria. A los lados del obelisco están grabados el lugar y fechas de las batallas de la restauración.

Alrededor podemos observar edificios de gran valor artístico y arquitectónico, como la fachada de la estación de trenes de Rossio de estilo románico manuelino. El Palacio de Foz , al oeste de la plaza, alberga la oficina turística de Lisboa y su decoración interior es digna de admirar. A su lado se encuentra la fachada del hotel Vip Eden, edificio restaurado del antiguo Eden Cinema.

Junto al Palacio de Foz está el Elevador de Gloria, un funicular que lleva al Barrio Alto desde la plaza a la Rua Sao Pedro de Alcântara, en cuyo mirador podemos disfrutar de unas magníficas vistas de la zona baja de la ciudad.

http://www.conocelisboa.com/plaza-restauradores-lisboa

Torre de Belem

Durante la Era de los Descubrimientos Lisboa creció en importancia y se convirtió en una ciudad cosmopolita donde se mezclaban culturas e ideas diversas. La estrategia naval de Portugal en el siglo XVI y las nuevas rutas marítimas hicieron del puerto de Lisboa una escala obligada en las rutas del comercio marítimo. Proteger Lisboa era, entonces, una necesidad.

El rey Joao II ideó una barrera defensiva que consistiría en tres fuertes: el Fuerte de San Sebastián de Caparica, la Torre de San Antonio en Cascais, y una tercera fortificación en Belém.

A la muerte del rey Joao II, fue Manuel I, su sucesor, quien continuó el proyecto defensivo ordenando contruir la tercera torre. Originariamente fue llamada Torre de San Vicente de Belém, en homenaje al santo patrono de Lisboa.

El arquitecto a cargo del proyecto fue Francisco de Arruda, orientado por Diogo Boitaca, que por entonces estaba a cargo de la construcción del Monasterio de los Jerónimos. Los trabajos comenzaron en 1514 y finalizaron en 1520.

La nueva fortaleza defensiva sustituyó a un antiguo navío artillado anclado allí, lugar desde donde partían las naves para las Indias. Originalmente fue erigida en una especie de isla cercana a la playa y según muestran dibujos de la época, el río la rodeaba completamente. La urbanización provocó el avance progresivo sobre las aguas del Tajo e hizo que la torre quedara prácticamente "amarrada" a la orilla.

Con el tiempo la estructura fue perdiendo su caracter defensivo original y fue utilizada como aduana, puesto telegráfico, faro y como prisión para presos políticos en el nivel inferior. Algunos historiadores sostienen que debido a su altura y a su ubicación, poco disimulada en el paisaje, la torre fue creada en realidad para funciones administrativas más que defensivas.

Si se compara con las clásicas construcciones medievales, mas bien austeras, la Torre de Belem se diferencia por su abundante decoración, que refleja el gusto del rey Manuel I, un estilo que con el tiempo se conocería como "manuelino" y que reune elementos distintivos tales como esferas armilares, cuerdas retorcidas y cruces de la Orden de Cristo, a la cual el rey pertenecía.

[Torre de Belem]

El bastión, donde se encuentran los cañones utilizados para la defensa

Visita a la Torre de Belem

Estructuralmente, consiste en una torre cuadrangular que se eleva sobre un bastión con forma de hexágono irregular que apunta hacia el río. Una sencilla pasarela permite acceder desde la orilla y tras atravezar un puente levadizo se entra directamente al bastión.

El bastión era la parte afectada a la defensa propiamente dicha y consistía en una gran cámara abovedada con paredes de 3,5 metros de ancho, donde dieciseis aberturas permitían disparar los cañones que todavía hoy se pueden observar. Una abertura central en la parte superior permitía la disipación del humo provocado por la pólvora. Una segunda línea de fuego se disponía en la terraza, donde hay un pequeño santuario con una representación de Nossa Senhora de Bom Sucesso, conocida también como Virgem das Uvas. En los ángulos de esta plataforma sobresalen pequeñas torres cubiertas por cúpulas moriscas y adornadas con figuras de animales. Una de ellas tiene una escultura de un rinoceronte, la primera representación artística de este animal en Europa.

La torre alcanza una altura de 35 metros y consta de cuatro pisos y la terraza. La entrada se encuentra en la cara sur, la fachada principal que mira al río, la cual se destaca por su exquisita decoración. A la altura del segundo piso, un balcón con arcadas y balaustrada muestra reminiscencias venecianas. Dentro de la torre una escalera en espiral da acceso a los tres primeros niveles -Sala del Gobernador, Sala de Audiencias y Sala dos Reis- que estaban dedicados a funciones administrativas, y en el cuarto piso hay una capilla. Desde la terraza en la parte superior las vistas del paisaje sobre Belem y el río Tajo son espectaculares.

Declarada Monumento Nacional en 1910, la UNESCO inscribió a la Torre de Belém y al Monasterio de los Jerónimos en 1983 en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad. En julio de 2007 fue declarada una de las Siete Maravillas de Portugal (junto al Monasterio de los Jerónimos, el Palacio da Pena de Sintra, el Castillo de Guimarães, el Castillo de Óbidos, el Monasterio de Batalha y el Monasterio de Alcobaça).

Dirección: Avenida de Brasilia

http://www.mosteirojeronimos.pt/web_torre_belem/frameset.html

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/torre-belem.html

Monumento a los Descubrimientos

Construido en conmemoración de los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante, es un homenaje a las figuras más destacadas de la Era de los Descubrimientos

En una inmejorable situación junto al río Tajo, el Padrao dos Descobrimentos destaca en el paisaje costero de Belem junto a los monumentos más importantes que evocan la Epoca de Oro portuguesa: la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos.

El monumento actual es una réplica del que fuera construido con hierro y cemento en 1940, con motivo de realizarse la Exposición del Mundo Portugués, el cual fue demolido en 1958 y reemplazado por otro en materiales más nobles.

El momento escogido fue la conmemoración de los 500 años del fallecimiento del Infante Don Enrique, conocido como Enrique el Navegante, y la inauguración tuvo lugar en agosto de 1960.

Evocando la expansión marítima de Portugal en el siglo XVI, el monumento se levanta en forma de carabela alcanzando una altura de 52 metros. A ambos lados, el escudo de Portugal destaca en lo alto, mientras que sobre la puerta de entrada está grabada la espada de la dinastía Avis.

La figura central del grupo escultórico conformado por 33 figuras es, evidentemente, la de Enrique el Navegante, que en lo alto de la composición sostiene una carabela mientras parece observar horizontes lejanos. Detrás de él y a cada lado, en dos filas descendentes, se pueden descubrir personajes destacados de la historia portuguesa que directa o indirectamente tuvieron relación con la Era de los Descubrimientos.

Entre las figuras más destacadas se encuentran Afonso V (quien patrocinó las primeras expediciones), Vasco da Gama (descubridor de la ruta marítima a las Indias), Pedro Alvarez Cabral (descubridor de Brasil), Fernando de Magallanes (primer navegante en dar la vuelta al mundo), Diogo Cão (el primero en llegar al río Congo), Bartolomeu Dias (primero en dar la vuelta al Cabo de Buena Esperanza), Afonso de Albuquerque (virrey de las Indias Portuguesas), Luis de Camoes (poeta autor de las Lusíadas, relato épico sobre la era de los descubrimientos), el rey Manuel I (figura central de la Edad de Oro) y Pedro Nunes (matemático y cosmógrafo cuyos aportes a la navegación fueron cruciales en la época). La única mujer en el grupo escultórico es la madre de Enrique el Navegante, doña Filipa de Lencastre.

El pavimento de la explanada frente al monumento fue un regalo del gobierno de Sudáfrica. En él se encuentra representada una enorme brújula de 50 metros de diámetro en cuyo centro hay un planisferio adornado con carabelas que indican las principales rutas de los descubridores en los siglos XV y XVI.

En el interior hay un Auditorio y dos salas, la Sala Rio Tajo y la Sala Ciudad de Lisboa donde se proyectan audiovisuales y se exhibe material relacionado con la historia de Lisboa.

Mediante un ascensor se puede subir al mirador y disfrutar del magnífico panorama: por un lado el Tajo, con el puente 25 de Abril y el Cristo Rei en la otra orilla; por el otro, Belem y sus monumentos más importantes.

http://www.padraodescobrimentos.egeac.pt/DesktopDefault.aspx

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/descubrimientos.html

Puente 25 de Abril

Prácticamente desde cualquier lugar elevado de Lisboa se puede ver el puente atravezando el Tajo y la imponente silueta del Cristo Rei mirando la ciudad desde Almada, en la otra orilla.

La necesidad de construir un puente entre Lisboa y la orilla sur del Tajo ya era una precoupación a finales del siglo XIX, aunque hubo que esperar hasta 1966, año en que fue inaugurado el Puente 25 de Abril. Por entonces era Primer Ministro de Portugal el dictador Antonio de Oliveira Salazar, por ello el puente se llamó Puente Salazar. Luego de la Revolución de 1974, la llamada Revolución de los Claveles que derrocó a Caetano, sucesor de Salazar, e instauró la democracia a Portugal, el puente tomó su nombre actual, conmemorando aquel día histórico.

El puente tiene una extensión total de 2,2 km. de los cuales 1,2 km. suspenden sobre el río a 70 metros sobre el nivel del agua. La compañía encargada de la construcción fue la misma que diseñó el Golden Gate Bridge de San Francisco, por eso el gran parecido entre los dos puentes. Pero también tuvo que ver el hecho de que ambos están ubicados en áreas sensibles a terremotos, lo cual requería de una empresa con experiencia en ese sentido.

En la actualidad el puente cuenta con dos niveles: el superior de 6 vías para tráfico automóvil y el inferior, ferroviario, en servicio desde 1999. Durante casi toda la historia del puente los embotellamientos de tráfico fueron muy frecuentes, especialmente los fines de semana. Esa situación cambió con la construcción del Puente Vasco da Gama y la ampliación de 4 a 6 carriles para los automotores.

El Puente 25 de Abril es todo un referente para los lisboetas y los ciudadanos del entorno de Setúbal y el sur de Lisboa, para quienes constituye la principal vía de acceso a la capital. Para tener una idea, basta decir que unos 150.000 coches y 157 trenes circulan por el puente cada día; lo que equivale a unas 380.000 personas utilizándolo en ambos sentidos.

Para cruzar el puente: Tomar los autobuses 52 y 53.

http://www.mundocity.com/europa/lisboa/puente25abril.html

Puente Vasco da Gama

El Puente Vasco da Gama es el puente más largo de Europa. Tiene 17,2 kilómetros de largo y fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1998. La longitud del puente hace que en días nubosos sea imposible ver el otro lado.

Inaugurado en 1998 recibe su nombre de Vasco da Gama, el navegante portugués más importante. Conmemora los 500 años de su llegada a la India en 1498.

La construcción del Puente Vasco da Gama era cada vez más necesaria como alternativa al Puente 25 de Abril, ya que hasta entonces éste era la única vía para cruzar del norte al sur de Portugal.

Para la construcción del puente fueron necesarios 3.300 trabajadores durante 18 meses.

http://www.disfrutalisboa.com/puente-vasco-da-gama

Acueducto de las Aguas Libres

El Aqueduto das Aguas Livres es una obra monumental que data de mediados del siglo XVIII y uno de los principales atractivos en las afueras de Lisboa.

Mandado construir por el rey João V para abastecer de agua a la ciudad, la obra comenzó en 1732 financiada con un impuesto sobre la carne, el vino, el aceite y otros productos alimenticios. Aunque no estaba aún concluido, comenzó a abastecer con agua a la ciudad en 1748. La obra total sólo fue concluida a mediados del siglo XIX e inaugurada con gran pompa.

El Acueducto de las Aguas Libres es una de las más notables obras de ingeniería hidráulica de todos los tiempos, con una extensión de 19 km. desde su nacimiento en Caneças, 58 km. en total incluyendo acueductos secundarios. Sobre el Valle de Alcántara se encuentra la porción más monumental: un conjunto de 35 arcos diseñados por Custódio Vieira, 14 góticos ojivales y los restantes semicirculares, con una altura de 65 metros. Entre ellos se encuentra el mayor arco de piedra del mundo con 32 metros de abertura.

Sobre el acueducto se había habilitado un camino público que fue cerrado en 1853, luego de una extraña ola de suicidios que finalmente tuvieron su explicación con la detención de un cruel ladrón, llamado Diogo Alves, quien luego de robar a sus víctimas las arrojaba desde lo alto...

Las aguas llegaban a Lisboa a un pintoresco reservorio con apariencia de castillo y capacidad para 5500 m3, el Mãe de Água das Amoreiras, construido entre 1746 y 1834 según planos de Carlos Mardel. Mardel también proyectó un arco triunfal erigido especialmente para el día de la inauguración. Este arco era el centésimo de los arcos del acueducto original, el último, y celebraba la llegada del agua a Lisboa.

El acueducto abasteció a la ciudad hasta 1967, cuando fue desactivado, y pasó a formar parte del patrimonio del Museo del Agua.

Dirección: Calçada da Quintinha,6

Visitas: De lunes a sábado de 10 a 18 hs (de marzo a Noviembre).

Entrada general: 2,50€.

Museo del Agua

El museo se dedica a difundir la historia del abastecimiento del agua en Lisboa a traves de la presentación de maquinarias, instrumentos varios, herramientas, fotos y documentos relacionados.

Está compuesto por cuatro núcleos ubicados en diferentes partes de la ciudad y alrededores: el acueducto de las Aguas Libres, el reservorio de Mãe de Água das Amoreiras y el Reservatório Patriarcal (ambos utilizados en la actualidad para exposiciones artísticas y eventos sociales) y la Estação dos Barbadinhos, una antigua estación de bombeo cerca de la estación de trenes Santa Apolonia, donde el museo tiene su sede.

Se organizan actividades pedagógicas e interesantes visitas guiadas grupales (previa reserva) a los núcleos del museo.

http://museudaagua.epal.pt/museudaagua/index.htm

Parque das Naçoes

Naturaleza, arquitectura moderna, tecnología y transportes transformaron una antigua zona industrial en un activo centro comercial, residencial y turístico

Parque das Naçoes es una zona muy moderna de las afueras de Lisboa que abarca unas 340 ha. y se extiende 5 km. a lo largo de la ribera del río Tajo. Fue en este emplazamiento excepcional donde tuvo lugar la Exposición Universal de 1998, desarrollada entre el 22 de mayo y el 30 de septiembre, que tuvo como tema central la importancia del agua y los océanos, tanto desde el punto de vista histórico (destacando el papel preponderante de Portugal en la Era de los descubrimientos) como en todo lo relacionado con la preservación y el respeto por el medio ambiente.

[Estación de Oriente]

El resultado de aquel proyecto urbanístico es una zona de arquitectura contemporánea, donde edificios muy modernos se combinan con amplias avenidas y paseos junto al río, con nombres que evocan el mar, como el Passeio de Neptuno o el Largo do Nautilus, salpicados de esculturas y fuentes modernistas, algunas de formas realmente curiosas.

La conexión con el centro de la ciudad se aseguró con la construcción de la Estación de Oriente, una impresionante estación de trenes, buses y metro diseñada por Santiago Calatrava, con su espectacular techo abovedado.

También para la exposición se construyó en un tiempo record de 18 meses el puente Vasco da Gama, que cruza el Tejo conectando con Montijo. Con sus 17 km. de longitud, de los cuales 10 km. suspenden sobre el agua, es el puente más largo de Europa. Su construcción permitió además aliviar el tráfico sobre el puente 25 de Abril, que hasta entonces sufría constantes embotellamientos.

Qué ver y hacer en el parque

El Oceanario es, sin dudas, la mayor atracción del parque. Hasta la construcción del Oceanográfico de Valencia, en 2002, fue el acuario más grande de Europa y en él se encuentra representada la fauna de todos los océanos, con más de 15 mil animales y plantas de 450 especies.

La visita se desarrolla en dos niveles: terrestre y subacuático, y el recorrido es unidireccional y en sentido contrario a las agujas del reloj. Un gran tanque central de 5000 m3 y 7 metros de profundidad, el Oceano Global, permite descubrir a traves de enormes ventanas de acrílico unas 100 especies de aguas templadas y tropicales.

En torno al gran tanque hay otros cuatro menores donde cada océano tiene su ambientación especial, aunque en realidad durante el recorrido se tiene la sensación de que todos los animales conviven en un solo gran acuario. Del mismo modo que en el mar, donde no hay más barreras que las impuestas por la propia fisiología de las especies...

El Teleférico y la torre Vasco da Gama

Si tienes niños y planeas vacaciones en Lisboa sería imperdonable no regalarles una visita, que puede combinarse con una visita al Pabellón del Conocimiento - Ciencia Viva, donde se realizan exhibiciones educativas interactivas que explican el uso de la tecnología en la vida diaria de una forma divertida.

Y qué tal un paseo en Teleférico? El recorrido es de unos mil metros, saliendo a la altura del Oceanario y hasta la Torre Vasco da Gama. Las vistas del parque, el río y el puente son espectaculares. En el recorrido se pasa delante del Pabellón Atlántico, una gigantesca sala de conciertos y otros eventos culturales con capacidad para 15 mil espectadores, que tiene una curiosa forma que algunos asimilan a un plato volador...

La Torre Vasco da Gama evoca la vela de un barco y con sus 145 metros es el edificio más alto de Lisboa. Hasta no hace mucho tiempo era posible subir a la plataforma-mirador de la parte superior mediante 3 elevadores panorámicos transparentes, pero el acceso fue cerrado desde que se comenzó a construir junto a la torre un lujoso hotel.

Parque das Naçoes cuenta con una amplia oferta de servicios turísticos tales como hoteles, restaurantes de todo nivel, centro comercial y actividades de recreación, entre ellas el Bil-Bowling Internacional, un Casino y eventos musicales y culturales de nivel internacional. Hay espacios con juegos infaltiles, pistas de skate y se puede alquilar bicicletas.

A sólo 5 minutos del aeropuerto Portela, bien comunicado con el centro de la ciudad y con muchas cosas para ver y hacer, Parque das Naçoes continua fiel a la consigna que acompañara el nacimiento del proyecto: que la ciudad imaginada se hiciera realidad.

Cómo llegar:

En metro: desde las estaciones Baixa-Chiado o Rossio (en Plaza da Figueira) tomar la Linha Verde hasta estación Alameda y luego cambiar a Linha Vermelha hasta Oriente.

En autobus: Desde la Praça de Comercio parten el 44, el 759 y el 794.

En tren: Desde la Estación Santa Apolonia, en la Alfama.

http://www.portaldasnacoes.pt/index.php

Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos es, junto a la Torre de Belém, la visita turística más importante de Lisboa. En 1983 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su nombre en portugués es Mosteiro dos Jerónimos.

Diseñado por el arquitecto Diogo de Boitaca, la construcción del Monasterio de los Jerónimos se inició el 6 de enero de 1501 y se concluyó a finales del siglo XVI. El estilo predominante del monasterio es el manuelino y se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama.

Como curiosidad, la ubicación del monasterio fue elegida por ser donde se encontraba la Ermida do Restelo, iglesia donde Vasco de Gama y su tripulación pasaron un tiempo rezando antes de iniciar su viaje.

La Iglesia

La Iglesia del Monasterio de los Jerónimos es totalmente distinta a todas las iglesias que hemos visto hasta el momento. Su única nave cuenta con seis columnas perfectamente talladas que parecen no tener fin.

Los puntos de interés turístico más importantes de la iglesia son las tumbas de Vasco de Gama y de Luís de Camões.

Claustro

El Claustro del Monasterio de los Jerónimos es aún más impactante que el de la Catedral de Lisboa. Sus dimensiones y su perfección marcan la diferencia.

En el recorrido por el claustro se puede visitar la iglesia desde su parte superior y la tumba de Fernando Pessoa. También hay una sala dedicada a la evolución del monasterio comparándolo con la historia de Portugal y del mundo.

Visitas cercanas

En el edificio contiguo al monasterio se encuentra el Museo de Arqueología de Lisboa. A escasa distancia podéis visitar la Torre de Belém y el Monumento a los descubridores, dos monumentos que junto al Monasterio de los Jerónimos representan a la época más boyante de Portugal.

http://www.disfrutalisboa.com/monasterio-jeronimos

Museo dos Coches

El Museo Nacional dos Coches de Lisboa alberga una importante colección de carruajes que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

El museo se atribuye a la reina Amélia de Orleans y Bragança y fue inaugurado el 23 de mayo de 1905. Actualmente es uno de los museos más visitados de Lisboa.

Carruajes más importantes

Entre los carruajes más importantes están el que perteneció a Felipe III de España (el más antiguo de la colección) y las tres carrozas del barroco italiano construidas en Roma en 1716, todas ellas pertenecientes al papa Clemente XI. De estas tres carrozas destaca la que entregó al Rey Juan V (foto a la derecha).

Además de los carruajes en el museo encontraréis algunos retratos y otros objetos de la época.

Altamente recomendado

El museo de los carruajes es un museo pequeño y con estilo propio que merece la pena ser visitado. Es uno de los lugares más sorprendentes de Lisboa.

En encuentra a escasos metros del Monasterio de los Jerónimos.

http://www.disfrutalisboa.com/museo-dos-coches

http://www.gonback.com/extremadura/extremadura04.html

http://viajandoatodocolor.blogspot.com.es/2010/10/lisboa.html

http://carneycastle.com/Belem/index.htm

http://www.all-free-photos.com/show/showgal.php?idgal=lisbonne&lang=sp

http://visitalisboa.blogspot.com.es/

http://serturista.com/portugal/baixa-corazon-historico-de-lisboa/

http://www.absolutportugal.com/un-paseo-por-la-avenida-da-liberdade/

http://www.spaincenter.org/turismo-europa/portugal/lisboa-torre-belem.htm

http://www.lazapatilla.com/viajes/europa/portugal/fotos-de-lisboa/

http://www.gomes-mota.nome.pt/joao/foto/panoramicas2.html

http://www.conocelisboa.com/lugares-interes-lisboa

Lisboa es la capital1 y mayor ciudad de Portugal. Además, está catalogada como una ciudad global alfa-.2 Situada en la desembocadura del río Tajo (Tejo), aparte de la capital del país, es también la capital del distrito de Lisboa, de la región de Lisboa, del Área Metropolitana de Lisboa, y es también el principal centro de la subregión de la Gran Lisboa. La ciudad tiene una población con 545.245 habitantes y su área metropolitana se sitúa en los 2.900.000 en una superficie de 2.957'4 km².3 Ésta área contiene al 27 % de la población del país. Lisboa es la ciudad más rica de Portugal con un PIB per cápita superior a la media europea.3

El municipio de Lisboa, que coincide con la ciudad propiamente dicha (excluyendo la aglomeración urbana continua, más grande, que la rodea), tiene una extensión de 84,8 km², en los que en 2009 vivían 484 723 habitantes.4 5 Su densidad demográfica es de 5 716,1 hab/km². El concelho se subdivide en 53 freguesias (parroquias) y limita al norte con los municipios de Odivelas y Loures, al oeste con Oeiras, al noroeste con Amadora y al sureste con el estuario del Tajo. A través del estuario, Lisboa se une a los concejos de la Margen Sur: Almada, Seixal, Barreiro, Moita, Montijo y Alcochete.

Toponimia

Según la teoría de Bochart, el nombre Olissipo, designación prerromana de Lisboa provendría de los fenicios.6 Según esta teoría, Olisipo derivaría de Allis Ubbo o puerto seguro en fenicio,6 debido a que era un magnífico puerto en el estuario del río Tajo,7 aunque no existe ningún registro que pueda corroborar tal teoría. Según Tovar, Olisipo sería una palabra de origen tarteso ya que el sufijo ipo es frecuente en las regiones de influencia turdetano-tartésica.8 El prefijo "Oli(s)" no sería único pues aparece en otra ciudad lusitana, de localización actualmente desconocida, que Pomponio Mela llamaba Olitingi.9

Etimología mitológica

Los griegos conocían Lisboa como Olissipo y "Olissipona",10 nombre que pensaban que derivaba de Ulises, que para los griegos era Odiseo,11 debido a que esta fue la ciudad que, según la mitología,12 fue fundada por Ulises en la península ibérica tras huir de Troya y antes de partir hacia el atlántico huyendo de la Coalición Griega

"Ibi oppidum Olisipone Ulixi conditum: ibi Tagus flumen."

Así lo recoge también Luís de Camões en Os Lusíadas (1572), la epopeya nacional de los portugueses. Más tarde, el nombre degeneró en el latín vulgar Olissipona.10

Los árabes, que tomaron la ciudad en 719, la llamaron اليكسبونا (al-Lixbûnâ) o لشبونة (al-Ushbuna).6

Geografía física

Lisboa se encuentra en la latitud 38°43' norte y longitud 9°8' oeste, lo que la convierte en la capital más occidental de la Europa continental. Se encuentra al oeste de Portugal, en la costa del Océano Atlántico,14 en la margen derecha (al norte) del estuario del Tajo. La ciudad ocupa un área de 84.8 km².5 Los límites de la ciudad, al contrario de lo que suele ocurrir en las grandes ciudades, se encuentran bien delimitadas dentro de los límites del perímetro histórico. Esto produjo la creación de varias ciudades alrededor de Lisboa, como Loures, Odivelas, Amadora y Oeiras, que son de facto parte del perímetro metropolitano de Lisboa.

El centro histórico de la ciudad se compone de siete colinas, siendo alguna de las calles demasiado empinadas para permitir el paso de vehículos; la ciudad se sirve de tres funiculares y un elevador (elevador de Santa Justa). La parte occidental de la ciudad está ocupada por el Parque Forestal Monsanto, uno de los parques urbanos más grandes de Europa con un área de casi 10 kilómetros cuadrados.

Hace siglos el estuario era más ancho, su reducción con el paso de los años ha provocado la ampliación del terreno disponible para la ciudad.

Lisboa se asienta sobre los restos de un antiguo campo volcánico que se extiende por todo el distrito de Lisboa; entre los volcanes mas conocidos son el Monsanto y las colinas de Lisboa.

Clima

Lisboa es una de las capitales europeas más cálidas. Los meses de primavera y de estío son generalmente soleados, con temperaturas máximas en torno a los 28 °C durante julio y agosto, y mínimas de unos 16 °C. El otoño y el invierno son generalmente lluviosos y ventosos, con algunos días soleados. Raramente baja la temperatura de 5 °C, que normalmente permanece en una media de 10 °C. Como media, hay 2800 horas de sol al año y 100 días con lluvias.15 El clima de Lisboa, que es el clima mediterráneo, está muy influenciado por la Corriente del Golfo.

Historia

Artículo principal: Historia de Lisboa.

Prehistoria

Durante el neolítico, la región estaba habitada por el sustrato de población preindoeuropea que se viene en denominar preíbero. Como en otros puntos de la Europa atlántica, se construyeron monumentos religiosos llamados megalitos, dólmenes y menhires que aún se pueden observar en los alrededores de la ciudad.16 17 Pueblos celtas entraron en contacto con el sustrato anterior y se asentaron en la zona antes del primer milenio antes de Cristo,18 19 surgiendo tribus de habla céltica como los conii y los Cempsii.

El poblado prerromana de Olisipo tiene su origen en los siglos VIII-VII a.C y se asentaba en la cima y en las laderas de la colina donde actualmente el castillo de San Jorge. Se estima que la población rondaba entre los 2500 y 5000 habitantes.20

Edad Antigua

Lisboa es para unos de origen griego, para otros fenicio, siendo cuestión más bien basada en la leyenda, que en la evidencia arqueológica.21 El puerto natural que creaba en estuario del río Tajo lo convirtió en el punto para crear un asentamiento que proveyera de comida a los barcos fenicios que se encontraban en ruta comercial hacia las islas del Estaño (actualmente Islas Sorlingas y Cornualles).

Los fenicios también aprovecharon la situación de la colonia en la boca del río más grande de la península ibérica para comerciar con las tribus del interior de las que obtenían metales preciosos. Otro importante producto local era la sal, el pescado salado y los caballos lusitanos.22

Recientemente, se han encontrado vestigios fenicios del siglo VIII a.C. bajo la catedral de Lisboa. Sin embrargo, algunos historiadores modernos23 consideran irreal la idea de la fundación fenicia y estiman que Lisboa era una anitgua civilización autóctona (oppidum) y que, como máximo, mantenía relaciones comerciales con los fenicios, lo que explicarí la presencia de cerámica fenicia y otros objetos.

Durante las Guerras Púnicas, después de la muerte de Aníbal Barca (cuyas tropas incluían a miembros de la tribu de los Conii), los romanos decidieron arrebatar a Cartago su posesión más valiosa, Hispania (nombre dado por los romanos a la Península Ibérica). Tras la derrota de los cartaginenses a manos de Escipión el Africano en Hispania oriental, la pacificación del oeste la llevó a cabo el cónsul Décimo Junio Bruto Galaico. Él firmó un acuerdo con Olissipo para que ésta enviara a sus súbditos a luchar junto con las legiones romanas contra las tribus célticas del noroeste. Como compensación, Olissipo se integró en el imperio con el nombre de Felicitas Julia, constituyendo un Municipium Cives Romanorum. Se garantizó el autogobierno en un territorio de 50 kilómetros alrededor de la ciudad, estaban exentos de impuestos y sus ciudadanos tenían los privilegios de los ciudadanos romanos.[cita requerida] La zona pasó a constituir la provincia de Lusitania con capital en Emerita Augusta. Los ataques de los lusitanos a la ciudad durante las frecuentes rebeliones debilitaron la ciudad y hubo que construir un muro.

Olissipo se situaba en la provincia romana de Lusitania.

Durante el reinado de César Augusto, los romanos construyeron un teatro y un anfiteatro; unas termas situadas en la actual Rua da Prata; Los templos de Júpiter, Diana, Cibeles, Tetis y Idae Phrygiae (un culto poco común procedente de Asia Menor), aparte de templos en honor al emperador; una necrópolis bajo la actual plaza de Figueira; un foro y otros edificios como las insulae, una zona de viviendas entre la actual colina del castillo y el centro de la ciudad.24 Muchas de estas ruinas fueron desenterradas a mediados del siglo XVIII, cuando el descubrimiento de Pompeya desató una ola de furor arqueológico en las clases altas europeas.

Económicamente Olissipo era conocida por su garum, una especie de salsa de pescado afrodisíaca que se exportaba hasta Roma y otras ciudades. Vino, sal y sus caballos eran otros elementos de exportación. Además de la explotación de las minas de oro y plata, una gran parte de la riqueza que conseguían los romanos provenía de los tributos, los impuestos, los rescates y los saqueos de los tesoros de los pueblos de Lusitania y del resto de la península.25 26 27 28 La ciudad prosperó cuando se terminó con la piratería y llegaron avances tecnológicos, que permitieron la expansión del comercio con las nuevas provincias romanas de Britania (especialmente Cornwall y el Rin y a través de la civilización que vivía a orillas del Tajo. La ciudad era gobernada por una oligarquía dominada por dos familias, los Julii y los Cassiae.

El romano lisboeta más famoso fue Sertorio que llevó a cabo una rebelión contra Sila. Junto con la mayoría de hablantes de Latín existían minorías de comerciantes griegos y esclavos. La ciudad estaba conectada por calzadas romanas a otras dos ciudades, Bracara Augusta en la provincia Tarraconense (actualmente la ciudad portuguesa de Braga) y Emerita Augusta, actualmente Mérida (España).

Olissipo sería uno de los primeros núcleos en abrazar el cristianismo. El primer obispo de la ciudad fue San Gens. Sufrió las invasiones bárbaras por parte de los alanos, los vándalos y posteriormente fue parte del reino de los suevos, antes de ser tomada por los visigodos del reino visigodo de Toledo, que la llamaron Ulishbona.29

Edad Media

Lisboa fue tomada por los árabes aproximadamente en el 711 (recibió el nombre al-ʾIšbūnah en árabe الأشبونة), bajo cuyo gobierno la ciudad floreció. Los musulmanes, procedentes del norte de África y Oriente Próximo, construyeron varias mezquitas, casas y los muros de la ciudad, que actualmente se llama Cerca Moura. La ciudad mantuvo una población diversa entre la que se encontraban cristianos, bereberes, árabes, judíos y Saqalibas.

El árabe se impuso como idioma oficial. El mozárabe era la lengua materna que hablaba la población cristiana. El Islam era la religión oficial, practicada por los árabes y los muladís, los cristianos y judíos podían mantener sus creencias, en calidad de dhimmis, y previo pago del yizia.

La influencia musulmana todavía puede ser observada en el Alfama, la parte vieja de la ciudad que resistió al terremoto. Algunos nombres derivan del árabe; la Alfama, el distrito más antiguo de Lisboa, deriva del árabe al-hamma.

Fue tomada en 798 por Alfonso II de Asturias. En 844, los vikingos atacan Lisboa con 54 bajeles y la saquearon durante 13 días antes de ser expulsados. Hubo otra invasión vikinga en 966. Entre 1013 y 1022, durante el periodo Taifa, Lisboa perteneció a la Taifa de Badajoz, mientras se mantuvo bajo el poder de Sabur al-Saqlabi, un saqaliba, antiguo subdito de Alhakén II.30 31

Un primer intento de los portugueses de tomar la ciudad fracasó en 1137. En 1147, como parte de la Reconquista, un grupo de caballeros franceses, ingleses, alemanes, y portugueses, liderados por Alfonso, asediaron y conquistaron Lisboa, pasando a manos cristianas.

La reconquista de Portugal y el restablecimiento del cristianismo es uno de los eventos más significativos de la historia lisboeta; aunque se sabe que había un obispo mozárabe en la ciudad que fue asesinado por los cruzados y que la población estaba rezando a la Virgen cuando les atacaba una plaga. El árabe perdió su estatus de oficialidad y poco a poco fue dejado de usarse en la vida cotidiana. La población musulmana que quedó se convirtió al Catolicismo o fueron expulsados, mientras que las mezquitas se transformaron en iglesias.

Lisboa recibió su primer fuero en 1179 y se convirtió en capital de Portugal en 1255 debido a su localización central en el territorio portugués.29

Entre 1383 y 1385 hubo una guerra civil (crisis de 1383-1385) en Portugal por la sucesión del último rey de la dinastía de Borgoña, Fernando I, entre los partidarios de doña Beatriz de Portugal, la esposa del rey Juan I de Castilla y los de Juan I de Avis. Lisboa, alineada con el bando de Avis, sufrió un asedio por parte del ejército castellano (que intervino en la crisis a favor de Beatriz), levantado por una epidemia de peste entre los sitiadores. Una segunda invasión terrestre fue derrotada en Aljubarrota en 1385.

En 1290, Dionisio I fundó el Estudo Geral (Estudio General) (actualmente Universidad de Coímbra), siendo trasladada varias veces a Coímbra donde se instaló de forma definitiva en el siglo XVI.

Edad Moderna

Artículo principal: Imperio Portugués.

La mayoría de las expediciones portuguesas de la Era de los Descubrimientos partieron de Lisboa durante los siglos XV y XVII, incluyendo la salida de Vasco da Gama hacia la India en 1497. El siglo XVI supone la era de oro de Lisboa que se convirtió en un punto de comercio europeo con el lejano oriente,32 mientras que el oro de Brasil arribaba a la ciudad.

En esta época de oro, las casas de Lisboa tenían entre tres y cinco pisos, siendo el bajo una tienda y los últimos almacenes para comerciantes. En esta época Lisboa recoge el testigo de los genoveses en el comercio de esclavos,33 (que eran de África, de la península ibérica34 y del resto de Europa35 ). Se convirtió en un puerto por el que pasaban esclavos que después eran vendidos en diversos puntos de Europa.36 37 Lisboa recibía una gran cantidad de comerciantes extranjeros.29

Tras la incorporación de Portugal a la Monarquía Hispánica de Felipe II (1580), se consideró incluso el establecimiento de la corte en Lisboa, pero se descartó, en beneficio de Madrid, donde se había fijado la capital en 1561. Los principales episodios de la revuelta de restauración de 1640, que obtuvo la independencia de Portugal, tuvieron lugar en Lisboa.29

Al inicio del siglo XVIII, durante el reinado de D. João V, la ciudad es dotada con una gran obra pública extraordinaria para la época: el Acueducto de las Aguas Libres.

El Terremoto de Lisboa de 1755 mató a entre 60.000 y 100.000 personas.38 Voltaire escribió un poema, Poême sur le désastre de Lisbonne, justo después, y mencionó el terremoto en su novela Cándido de 1759 (de hecho, algunos argumentan que su crítica al optimismo fue inspirada en el terremoto). Oliver Wendell Holmes también lo menciona en su poema de 1857, The Deacon's Masterpiece, or The Wonderful One-Hoss Shay.

"Marqués de Pombal" y la reconstrucción de Lisboa Louis-Michel van Loo (1707-1771) y Claude Joseph Vernet (1714-1789), Museo de la Ciudad de Lisboa, Lisboa.

Después del terremoto de 1755, la ciudad fue reconstruida según los planes del Marqués de Pombal,39 por el cual a la parte central se le denomina Baixa Pombalina. En vez de reconstruir la ciudad medieval, el Marqués de Pombal decidió destruir lo que había resistido al terremoto y reconstruir la ciudad con normas urbanísticas de la época. La cuadrícula adoptada en los planos de reconstrucción permitió diseñar las plazas de Rossio y de Terreiro do Paço.29

Edad Contemporánea

A principios del siglo XIX, Portugal fue invadido por las tropas de Napoleón Bonaparte, obligando al rey Juan VI a huir a Brasil.40 Las tropas napoleónicas fueron expulsadas por los ejércitos angloportugueses al mando de Arthur Wellesley, Duque de Wellington. Éste permitió a los ocupantes la evacuación de la ciudad, acordada en la Convención de Cintra.

La ciudad vivió intensamente la Guerra Civil y comenzó la época del florecimiento de las cafeterías y teatros. Más tarde, en 1879, fue abierta la Avenida da Liberdade que inició la expansión de la ciudad más allá de la Baixa.

Lisboa fue el centro de la Revolución del 5 de octubre de 1910, que instauró la Primera República Portuguesa. Previamente, había tenido lugar el regicidio de Carlos I en 1908.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Lisboa fue uno de los pocos puertos atlánticos europeos neutrales, siendo una puerta de salida de refugiados.

En Lisboa tuvo lugar la Revolución de los Claveles que en 1974 puso fin al régimen dictatorial que se mantenía en el poder desde 1928.

En 1985, se produce la firma del Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea de Portugal y España, en el monasterio de los Jerónimos, en Lisboa, por parte del presidente da República, Mário Soares.41

En 1988, el incendio de Chiado costó la vida a dos personas y provocó 75 heridos graves.42 Cerca de una veintena de edificios históricos y una área de 10.000 metros cuadrados resultaron destruidos en este incendio cuyas tareas de extinción no fueron dadas por terminadas hasta 11 días después de su inicio.42 El hecho interrumpió la vida normal del área durante 10 años.

Lisboa fue Capital Europea de la Cultura en 1994.43 La Expo '98 se celebró coincidiendo con la conmemoración del 500º aniversario del viaje a la India de Vasco da Gama. Este acontecimiento fue aprovechado para realizar una remodelación en la ciudad.

La Agenda de Lisboa fue un acuerdo de la Unión Europea basado en medidas para la mejora de la economía europea, firmado en Lisboa en 1999. Sin embargo, es la firma del Tratado de Lisboa en diciembre de 2007, el evento más trasendental que ha celebrado la UE en esta ciudad.44

Demografía

Evolución demográfica

1801 203.999

1849 174.668

1900 350.919

1930 591.939

1960 801.155

1981 807.937

1991 663.394

2001 564.477

2011 545.245

La población de la ciudad se caracteriza por las subidas y bajadas a lo largo de su historia. Actualmente, la población de Lisboa está a la baja45 aunque la del área metropolitana está en aumento debido a que la población se está trasladando del centro a la periferia o, incluso, a otras ciudades vecinas.46

La población de la ciudad es de 564.477 según el censo de 2001,3 el área metropolitana cuenta con 2.641.006 habitantes en una extensión cercana a los 3.000 km², cerca de un tercio de la población de Portugal. La densidad de población de la ciudad es de 6.518,1 habitantes por km². El área metropolitana de Lisboa es una de las aglomeraciones urbanas en la Unión Europea que más rápido crecen, y se estima que su población aumentará hasta 4,5 millones de habitantes en 2050.

En la actual estrutura demográfica de Lisboa , las mujeres representan más de la mitad de la población (54%) y los varones el 46%.47 La ciudad tiene una pirámide demográfica envejecida con un 23% de personas con 65 años o más),48 mientras que la media portuguesa es del 16%.49 El 13% de la población tiene menos de 15 años, el 9% tiene entre 15 y 24 y el 53% restante tiene entre 25 y 64.47

Como curiosidad añadir que los lisboetas reciben el apodo de alfacinhas,50 debido al intensivo cultivo de lechugas que hacían los antiguos habitantes de Lisboa en los campos cercanos a la capital.

***

Cultura

Lisboa es uno de los grandes centros culturales europeos. Más antigua que Roma,68 epicentro de los descubrimientos y capital del imperio desde el siglo XV, la ciudad ha conservado relaciones culturales con las antiguas colonias portuguesas, siendo punto de encuentro de diversas culturas, el primer lugar en el que oriente, las Indias, África y América se encontraron.

El eje Alfama-Baixa/Chiado-Bairro alto es un palco para la cultura erudita y para la popular, joven y tradicional. En cualquier noche lisboeta, incluso entre semana, la oferta es variada.

A los lisboetas se les suele denominar "alfacinhas" (literalmente "lechuguitas"). Ese término proviene de la Lisboa primitiva que era famosa por el cultivo de lechugas. La palabra "alface" en portugués viene del árabe y podría indicar que el cultivo de la planta comenzó con la dominación árabe. También hay historiadores que piensan que, durante un asedio a la ciudad, las lechugas fueron los únicos alimentos que podían comer ya que eran lo único que les quedaba. Lo cierto es que esta palabra se consagró y los grandes de la literatura portuguesa acostumbraban a llamar a los lisboetas "alfacinhas".69

Véase también: Museos y galerías de Lisboa

Eventos

Desde 1994 cuando fue Capital Europea de la Cultura,43 Lisboa ha venido acogiendo una serie de eventos internacionales (como la Expo '98 o la Euro 2004) que han tenido gran impacto en el desarrollo de actividades e infraestructuras culturales. En 2005 Lisboa fue considerada por la International Congress & Convention Association como la octava ciudad del mundo más buscada para la realización de eventos y congresos internacionales. Por Lisboa han pasado varias iniciativas como la Gymnaestrada, el MTV Europe Music Awards y el Rally Dakar o los 50 años de la Tall Ships' Races (regata internacional de grandes veleros).

El Carnaval se celebra en las escuelas y por los niños, en las instituciones recreativas y en el Bairro Alto. Con el inicio de la primavera, tienen lugar acontecimientos de masa como el Indie Lisboa, un festival internacional de cine alternativo y la Feria del Libro de Lisboa, que tiene lugar al aire libre en el Parque Eduardo VII.

Durante el mes de junio, tienen lugar las fiestas populares de los barrios típicos como Alfama, Madragoa, Mouraria, Castelo y otros, que se decoran con arcos de flores. Vecinos y asociaciones improvisan puestos donde se venden sardinas asadas, dulces tradicionales, vino y sangría. La noche de San Antonio, víspera del 13 de junio, es el auge de las fiestas. Miles de personas se apiñan en las calles y convierten a ésta en la mayor fiesta de Portugal, incluso mayor que la celebración de fin de año. En el inicio de la noche, en la Avenida da Liberdade desfilan grupos tradicionales, en una competición en la que cada barrio lucha por ganar el premio de mejor coreografía.

En el verano, surgen festivales de teatro y artes escénicas, como el festival de Almada y el Alkantara Festival/Danças na Cidade) así como los de música como el Super Bock Super Rock y el Rock in Rio, que tiene lugar cada dos años. En agosto, cuando la ciudad se encuentra desierta por las vacaciones la cultura continúa con el Festival de Jazz que organiza la Fundación Calouste Gulbenkian y con el festival de los océanos que tiene lugar en el Parque das Nações.

En septiembre, tiene lugar una bienal de diseño y el festival internacional de órgano de Lisboa, así como la media maratón lisboeta, en la que decenas de miles de lisboetas corren sobre el Puente Vasco de Gama. En otoño tiene lugar el festival Doc Lisboa y el Festival de Cine Gay y Lésbico de Lisboa.

ModaLisboa se celebra en el invierno haciéndose acompañar de la Lisbonarte (exposiciones de artes plásticas en las galerías de arte) y de la Mostra de Teatro Jovem (muestra de teatro joven).

En el Gran Lisboa existen eventos culturales, como la fiesta del Partido Comunista Portugués en la ciudad de Amora, el festival de música de Sintra, el festival de Almada (festival de teatro que también se celebra en algunas salas del centro de Lisboa), el Festival Internacional del cómic de Amadora o el festival de Jazz de Seixal.

Arquitectura y urbanismo

Elementos destacados la arquitectura medieval en Lisboa son el Castillo de San Jorge, en la colina más alta del centro de la ciudad; el Barrio de la Alfama que sobrevivió al terremoto de Lisboa; la Catedral de Lisboa y el Convento do Carmo.

De la ciudad de la Era de los descubrimientos se pueden observar en la zona de Belém dos construcciones clasificadas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad: el Monasterio de los Jerónimos de estilo manuelino y la Torre de Belém, construcción militar que vigilaba la entrada del Tajo. Antes se encontraba en el centro del río pero ahora está a un lado.

La Baixa es el corazón de la ciudad. Se encuentra sobre las ruinas de la antigua ciudad que destruyó el Terremoto de Lisboa de 1755. Su planificación urbana, de calles en cuadrícula y edificios similares se debe al Marqués de Pombal.39 La Baixa es también el mayor distrito comercial de Lisboa. En ella se encuentran la mayoría de monumentos, como el Teatro Nacional Doña María II, la Praça do Comércio y el Rossio.

También forman parte del núcleo histórico el Barrio Alto (distrito comercial, de entretenimiento y habitacional), y el Barrio de la Alfama, de estrechas calles (a diferencia del Bairro Alto, es una zona más tranquila). En este barrio se encuentra la Catedral así como el Castillo de San Jorge. Por último, en la ribera del Tajo, se ubica el Barrio de Belém. Allí se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, cuya construcción comenzó en 1501 y se tardó 70 años en terminarlo. Es el mejor ejemplo de lo que se ha denominado estilo manuelino, cuya inspiración proviene de los territorios visitados durante la era de los Descubrimientos, estando también influido por el gótico y el estilo renacentista. Cerca del monasterio se encuentra la Torre de Belém.

De principios del siglo XVIII el monumento más significativo es el Acueducto de las Aguas Libres. Después del Terremoto, el plan urbanístico aprobado por el Marqués de Pombal creó las plazas de Comercio y Rossio. En las proximidades se encuentra la Praça dos Restauradores y el Elevador de Santa Justa, proyectado a finales del siglo XIX por Mesnier du Ponsard. El Teatro Nacional Doña María II es el principal teatro de la ciudad.

A finales del siglo XIX los planes urbanísticos permitieron extender la ciudad más allá de la Baixa, creándose la actual Avenida da Liberdade. En 1934 se construyó la Praça Marquês de Pombal, al final de la avenida. En el siglo XX se crearon las Avenidas Novas y la Ciudad Universitaria de Lisboa.

La reconstrucción de Chiado desde 1988, bajo la dirección de Alvaro Siza,70 supuso una vasta obra en el centro histórico. En términos de arquitectura, lo más notable de finales del siglo XX es el Parque das Nações y la Alta de Lisboa, todavía en construcción. Los edificios de finales del siglo XX más famosos son el Centro Cultural de Belém (inaugurado en 1991), el pavilhão de Portugal (de Álvaro Siza Vieira, la Estação do Oriente (de Santiago Calatrava), la Torre Vasco da Gama y el Oceanário de Lisboa (de Peter Chermayeff), todos de 1998.

La especulación inmobiliaria ha arrasado,71 en los últimos años, con edificios de estilo arquitectónico antiguo, pero no clasificados dentro de la lista del Instituto Portugués de Patrimonio Arquitectónico, para satisfacer la creciente búsqueda de pisos nuevos. El desarrollo de la economía lisboeta trajo consigo una explosión de Marketing y consecuentemente, de Mecenazgo. Las grandes salas de espectáculos, los museos y otras instituciones exhiben hoy los logotipos de empresas del país y de multinacionales.

En la parte occidental de la ciudad se encuentra el Palácio Nacional da Ajuda en la freguesía de Ajuda. También son destacables el Palacio de las Necesidades actual sede del Ministerio de Asuntos Exteriores portugués y el Palacio de Belém en la freguesía de Belém, que es la residencia oficial del Presidente de Portugal. Otras obras arquitectónicas mayores son la Biblioteca Nacional, y museos como el Museo Nacional de Arte Antigua, el Museo Calouste Gulbenkian, el Museo de Chiado, el Museo de la Farmacia y el Oceanário de Lisboa. En las salas de espectáculos destacan el Coliseo de Lisboa, el Aula Magna, los auditorios de la Fundación Calouste Gulbenkian y del Centro Cultural de Belém y el Pabellón Atlántico.

Música

La música tradicional de Lisboa es el fado,68 canción nostálgica acompañada de una guitarra portuguesa. La mayoría de locales de fado se encuentran en la Alfama, siendo generalmente restaurantes con música en vivo. Lisboa, como capital de Portugal es el centro musical del país, donde se producen la mayoría de discos de cantantes portugueses.

http://es.wikipedia.org/wiki/Lisboa

http://pt.wikipedia.org/wiki/Lisboa

Vídeo:

Web recomendada: http://www.cm-lisboa.pt/

Contador: 8001

Inserción: 2012-06-09 14:10:02

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET