MontgomeryMontgomery

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Montreal

Otro:

Localización:
Agrandir le plan

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 5/5 (1 Voto)

Continente: América

País: Canadá

Localización:

Año: 1642

Estado: Terminado

Descripción:Montreal, un cóctel británico y francés

Aquí en la provincia de Quebec ya se percibe el francés claramente. Con un marcado acento americano. La mayoría de la población es bilingüe y no duda en mezclar francés e inglés.

La ciudad de Montreal está en una isla homónima, entre los ríos San Lorenzo y Rivière des Prairies. Su nombre viene del monte Mont-Real, cercano a la ciudad, donde el francés Jacques Cartier colocó en 1535 una cruz de metal (hoy hay una más grande y visible desde lejos). Una tribu iroquesa habitaba entonces el lugar. Actualmente tiene más de 1.600.000 habitantes y es muy extensa.

Podría decirse que es una pequeña París de estilo inglés. Champ de Mars, Nôtre-Dame... Los nombres no dejan lugar a dudas. El ayuntamiento, construido en el año 1878, recuerda poderosamente al de París. En 1967 de Gaulle se asomó al balcón y gritó «Vive le Québec libre». Aunque siempre hubo tensiones entre anglófonos y francófonos, el nacionalismo quebequés nació en los años 60 con fuerza.

La basílica de Nôtre-Dame, ubicada en la plaza de Armas, fue levantada en tan sólo cinco años y era la más grande de Norteamérica hasta que Nueva York levantó Saint Patrick; eso sí, tardaron treinta años se ríe la guía. Nôtre-Dame de Montreal está inspirada en Westminster y ha vivido "eventos" como la boda de la cantante canadiense Celine Dion.

Sus vidrieras cuentan la historia de Montreal. Un rasgo muy curioso es que el suelo tiene pendiente hacia el altar, para resaltarlo y que se vea bien desde todas partes. Otra característica es que tiene dos tejados separados por diez metros para resistir el peso de la nieve. En esta plaza está la historia arquitectónica de la ciudad: desde el edificio más antiguo, al primer rascacielos de Canadá (New York Life Building) que fue abierto en 1888 con ascensor para ocho plantas; toda una novedad en la época.

Hablando de arquitectura merece una mención el barrio Plateau Mont-Royal y sus casas llenas de escaleras. Era un barrio de inmigrantes donde éstas se dejaban fuera para aprovechar más el espacio interior y no perder energía calentándolas. La zona ahora está llena de jóvenes que han puesto el barrio de moda.

La ciudad surgió junto al puerto, abierto oficialmente en 1830, y cobró importancia gracias al comerciante escocés John Young. Un barco de Rotterdam fondea las aguas durante la visita. ¿Cuánto se tardará de Holanda a Montreal por mar? Cerca está la calle Saint-Paul, en la zona antigua, así lo demuestra. Todo el ambiente está aquí día y noche. Y en la plaza Jacques-Cartier, en honor al 'descubridor' francés y con una columna del almirante inglés Nelson, por la victoria en Trafalgar. "Vieux Montréal" u "Old Montreal" es la zona amurallada, de la cual no quedan restos. Grandes avenidas ocupan ahora el lugar de la muralla.

No muy lejos habrás visto el mercado de Bonsecours, abierto en 1847, porque tiene una cúpula característica plateada. Es una pena que ahora tenga tiendas de ropa y no alimentos. Sí ese olor que no desaparece proviene de los coches de caballos para turistas.

Parece mentira que a escasos metros del casco viejo, con un estilo europeo, se alcen unos rascacielos de oficinas y bancos. El Royal Bank of Canada ha echado el cierre y está buscando comprador. Mientras tanto se puede visitar tal como era.

En Montreal se celebró la exposición universal de 1967. En la isla de Santa Elena, en el parque Jean Drapeau, lugar que ocupó la muestra, está Biosphere. Una esfera de Richard Buckminster Fuller, maestro de Sir Norman Foster, presentaba el pabellón de Estados Unidos.

Habitat 67 es un complejo residencial construido para la exposición por el arquitecto canadiense-israelí Moshe Safdie durante su proyecto fin de carrera. Parecen cajas encajadas entre sí:

La ciudad también fue escenario de las olimpiadas de 1976 y su estadio principal tiene una torre mirador de 175 metros de altura.

Es la torre más inclinada del mundo, con 45 grados. Cuesta 16 dólares subir arriba pero las vistas compensan con la puesta del sol. El ambiente es un poco de cementerio olímpico, aunque huele a cloro de las piscinas. Este tema daría para otro post.

En invierno, para aguantar el frío, está en Montreal el mayor complejo no militar subterráneo del mundo. La ciudad comercial RESO tiene capacidad para 500.000 personas y 33 kilómetros de largo. Es mayor que PATH en Toronto. Supongo que en invierno estará muy animado. Ahora en verano, con las tiendas cerradas desde las 5 o 6, es un desierto.

La siguiente parada es Quebec, capital de la provincia del mismo nombre, en tren con Via Rail Canada.

http://amunizdelgado.blogspot.com.es/2012/09/montreal-un-coctel-britanico-y-frances.html

Viaje a Montreal, guía de turismo

Publicado por Administrador

Montreal es la ciudad en la que podemos encontrar el puerto interior más grande del mundo, de ahí que sea una de sus principales atracciones. Fundada a mediados del siglo XVII, permaneció en poder de los franceses durante un siglo, hasta que la tomaron los británicos, de ahí que la influencia de ambas naciones sea evidente. No en vano su arquitectura es típicamente inglesa y en la ciudad se habla francés.

Encontramos Montreal en la provincia de Quebec, al sur de Canadá, apenas a media hora de la frontera con Estados Unidos. Ciudad de rascacielos, moderna e industrial, mezcla la modernidad de sus edificios de oficinas con el carácter cultural de sus teatros y museos, así como el semblante victoriano de su patrimonio monumental.

La música y el arte son piezas claves en la vida de Montreal. Una ciudad encantadora que, en la medida de lo posible, hay que intentar evitar en invierno, ya que presenta temperaturas muy extremas. Incluso cuenta con una ciudad subterránea de tiendas, oficinas, hoteles y restaurantes para que sus habitantes puedan evitar el frío en esta época.

VISITAS EN MONTREAL

- Oratorio de San José

Uno de los símbolos de la ciudad, su imponente cúpula puede verse a kilómetros de distancia (es la segunda más grande del mundo, tras la del Vaticano) ya que se encuentra en la cima del Mont Royal, colina que resulta de visita imprescindible. Construido en 1967, atrae a una gran cantidad de peregrinos a lo largo del año. En su campanario dispone de 56 campanas, que originalmente iban a figurar en la Torre Eiffel. Desde el oratorio las vistas de Montreal son impresionantes.

- Parque Olímpico

Montreal albergó los Juegos Olímpicos de 1976, y el Parque Olímpico fue uno de los rincones construidos para la ocasión. Diseñado por Roger Tallibert, tiene capacidad para 80.000 espectadores y hoy acoge conciertos y partidos de beisbol. Su torre es espectacular y, con sus 175 metros de altura, es la torre inclinada más alta del mundo. Se puede subir a ella y contemplar unas vistas impresionantes de la ciudad.

Más información: Barrio Olímpico, visita inolvidable en Montreal

- Catedral de Montreal

Situada en el centro de la ciudad, esta Basílica Catedral María Reina del Mundo y de Santiago fue construida en las últimas décadas del siglo XIX. Tanto el exterior como el interior son una copia (más el interior) de la Basílica de San Pedro en Roma. Es la tercera iglesia más grande de la provincia de Québec, y una de las más hermosas de Canadá.

- Vieux Montreal

Resulta un placer pasear por el centro histórico de Montreal. Durante dos siglos (hasta el XIX) todo el perímetro de esta zona estaba rodeado de murallas, y hoy en día este casco viejo llega incluso hasta el Viejo Puerto de Montreal. Por aquí pasaron la colonia francesa y la británica, y en él encontramos el New York Life Building (Plaza de Armas) el primer rascacielos que se construyó en Canadá, allá por 1889. Hoy es un lugar lleno de galerías de arte, tiendas de todo tipo y restaurantes.

- Museo de Bellas Artes

Este museo alberga una de las mejores colecciones de arte de Norteamérica. Contiene más de 30.000 piezas de arte canadiense, arte contemporáneo, arte indio e Inuit, grabados, dibujos y otras artes decorativas. También se trata de uno de los museos más antiguos de América, ya que tiene 140 años. La entrada es gratuita, aunque en ocasiones algunas exposiciones temporales llevan precio adicional.

- Jardín Botánico

Situado cerca del Parque Olímpico, es uno de los jardines botánicos más grandes del mundo. Cuenta con 22.000 especies de plantas y alrededor de 30 jardines. Inaugurado en 1931, sus rincones más especiales son la Casa del Árbol, el Jardín de las Primeras Naciones, el Jardín Chino, la Casa de la Mariposa y el Planetario. La entrada cuesta 14 dólares para los adultos y 7 para los niños (en verano 2 dólares más cara).

- Montreal subterráneo

Se trata de la mayor red de túneles del mundo, y fue construida para que los habitantes pudieran pasear por la ciudad durante el invierno (se llega a los 20 grados bajo cero). Son en total 30 kilómetros en los que encontramos oficinas, hoteles, galerías comerciales, tiendas, restaurantes, etc… No es que sea un enclave demasiado turístico, pero sí bastante curioso e imprescindible en invierno.

El centro de Montreal y la ciudad subterránea

EXCURSIONES DESDE MONTREAL

A las afueras de Montreal comenzamos paseando por el Canal Lachine, hoy acondicionado para caminar o disfrutar de las vistas en bicicleta. Un poco más lejos, 200 kilómetros hacia el oeste, podemos visitar Ottawa, la capital de Canadá. Antes de llegar hasta allí el paisaje de las Montañas Laurencianas, con el Mont Tremblant y el Mont St.Sauveur, dos importantes estaciones de esquí.

CLIMA EN MONTREAL

Clima muy variado que se caracteriza por veranos soleados e inviernos muy húmedos y bastante fríos. Las nevadas son intensas, e incluso pueden caer en otoño y primavera. El viento frío baja aún más las temperaturas, pudiéndose llegar a los 20 grados bajo cero. En verano tenemos temperaturas que rondan los 25-30 grados, aunque la humedad hace que parezca un poco más. Las lluvias aparecen especialmente en verano.

COMPRAS EN MONTREAL

Montreal es uno de los mejores lugares de Norteamérica para ir de compras. La ciudad subterránea cuenta con galerías comerciales y tiendas de todo tipo. El mercado Jean Talon es otro de los centros de compras en la ciudad, así como el Mercado Atwater (productos de alimentación especialmente) y el Mercado Bonsecours en el Viejo Montreal. Lugares de compras son la Avenida Laurier Ouest, Cours Mont Royal y St.Catherine Street.

GASTRONOMÍA EN MONTREAL

La cocina francesa se deja sentir entre los platos típicos de Montreal. Su especialidad es el tourtierre (pastel de patata con carne de venado o perdiz). Precisamente las carnes son muy ricas y variadas, como el pollo, y los embutidos, con el jamón asado con jarabe de arce. Entre los pescados hay que destacar el bacalao de Terranova, el fletán y el salmón. Para acompañar una cerveza o los vinos de las regiones de Ontario y la Columbia británica.

VIDA NOCTURNA EN MONTREAL

Posiblemente la vida nocturna de Montreal sea la más animada de Canadá. En la zona de St.Laurent es donde se sitúan los principales bares, pubs, restaurantes y discotecas de la ciudad. En Crescent domina la tranquilidad para tomar una copa, mientras que el Barrio Latino es más bullanguero. La escena gay tiene en Montreal su paraíso particular, con Gay Village. A todo esto se le añade la gran cantidad de teatros, salas de conciertos y espectáculos que se ofrecen a lo largo del año.

TRANSPORTES EN MONTREAL

Montreal cuenta con metro, autobuses y trenes de cercanías, además de una amplia red de carriles-bici. El metro es posiblemente la mejor manera de moverse por la ciudad. Funciona desde las 05.30 a la 01.00, al igual que los autobuses, que conectan todos los puntos de la ciudad, aunque depende del tráfico. También hay servicios nocturnos de autobuses. No os recomiendo el alquiler de coches debido a la congestión del tráfico, y los taxis son interesantes para desplazamientos largos y urgentes.

CÓMO LLEGAR A MONTREAL

La mejor manera de llegar a Montreal es a través de su Aeropuerto Internacional Pierre Elliott Trudeau. situado 24 kilómetros al oeste de la ciudad. Desde el aeródromo hay autobuses que enlazan con el centro de Montreal, hoteles y otros puntos de los alrededores. También hay a la salida de la terminal taxis, y contamos con la posibilidad de alquilar un coche en las oficinas del interior del aeropuerto.

http://sobrecanada.com/2012/02/16/viaje-a-montreal-guia-de-turismo/

Visitando los museos de Montreal

Publicado por María José Rubín

La ciudad de Montreal es hogar de numerosos museos dedicados a diversas disciplinas. Arte, ciencia, historia y naturaleza están presentes en las diversas instituciones que conforman un circuito cultural sumamente enriquecedor, ideal para un viaje de placer y con una vasta oferta para todas las edades y gustos.

Seguramente uno de los más visitados es el Museo Nacional de Bellas Artes. Fue fundado en el año 1860, convirtiéndose en la primera institución dedicada al arte en el país. Es, además, el museo más grande de la ciudad y goza de gran prestigio en toda la región. Se encuentra situado en la parte antigua de la ciudad, y consta de tres pabellones: un edificio construido en 1912, con piezas artísticas de gran importancia para la historia de Québec; un edificio situado en frente y construido en 1991, dedicado a obras de todo el mundo; y un tercer pabellón.

Por su parte, la Plaza de las Artes situada en el centro de la ciudad es una visita cultural magnífica. Se trata de un complejo donde funciona el Museo de Arte contemporáneo de Montreal, cuya gran colección incluye pinturas, esculturas, fotografías, instalaciones y otras obras de artistas de todo el mundo. La Plaza de las Artes es también escenario de importantes espectáculos artísticos, ya que alberga la Ópera de Montreal, la Orquesta de Montreal y la compañía de ballet Les Grands Ballets Canadiens de Montréal.

En materia histórica, un sitio de visita obligada es Pointe-è-Callière, lugar de fundación de la ciudad, en 1642. Allí funciona el museo del mismo nombre, dedicado a la historia y a la arqueología de la región, y consta de un complejo arquitectónico que incluye al sitio arqueológico Ville-Marie, el primer cementerio católico de Montreal, la cripta de Place Royale y otros edificios históricos de la ciudad.

El Museo McCord, por su parte, también tiene su mayor compromiso para con la historia de Montreal. Cuenta con una amplia colección compuesta por piezas étnicas, textiles, fotografías, documentos escritos, objetos decorativos, dibujos y pinturas que permiten reconstruir con gran detalle el pasado de la ciudad.

Para los amantes de la naturaleza, Montreal también dispone de varias instituciones dedicadas a su estudio y observación. Una de ellas es el Planetario de Montreal, dedicado especialmente a la astronomía. Allí se ofrecen espectáculos relacionados y es muy recomendable visitarlo ya que en el año 2013 será reemplazado por el Planetario Rio Tinto Alcan.

Otros sitios de interés para las ciencias naturales son el Jardín Botánico de Montreal, el Insectarium de Montreal, la Biosphère de Montreal y el Biodóme de Montreal, todos ellos museos didácticos y sumamente entretenidos, con propuestas para grandes y pequeños.

Sin dudas, la visita a Montreal es una oportunidad para aprender y conocer sobre la cultura local, sobre la naturaleza y sobre fenómenos relacionados con nuestro planeta y el entorno en el que nos encontramos.

http://sobrecanada.com/2012/07/25/visitando-los-museos-de-montreal/

El centro de Montreal y la Ciudad Subterránea

Publicado por Adriana Kreiman

Montreal, europea para los americanos, americana para los europeos, encantadora, cosmopolita y animada, es la segunda ciudad francófona más grande del mundo después de París, y se parece a un mosaico colorido y animado, formado por sus diferentes barrios, espacios verdes, museos y arquitectura. Por ejemplo la ciudad vieja, actualmente restaurada, cuenta la historia de la pequeña colonia francesa de Ville-Marie; el centro refleja la prosperidad económica actual; Chinatown, el Barrio Latino, la ciudad subterránea… Montreal tiene muchos secretos para revelar a sus visitantes.

Comencemos por el Viejo Montreal, el centro histórico de la ciudad. Sus calles empedradas nos contarán la historia de la colonia fundada en 1642 por Jeanne Mance Maisonneuve. Visitaremos la Place d’Armes de Notre-Dame-de-Bon-Secours e inmediatamente estaremos en el centro de la ciudad, lleno de rascacielos de cristal. Es un distrito de negocios que refleja la prosperidad económica de Montreal aunque también encontraremos aquí iglesias y museos. El punto focal del centro es la Place Ville Marie, siempre animada y que ofrece excelentes perspectivas de la ciudad, con la torre de 45 pisos y planta en forma de cruz del Royal Bank.

Cerca de la plaza hay dos edificios clásicos religiosos, diametralmente opuestos: la Iglesia Catedral de Cristo, con sus bellos vitrales de William Morris, y la Basílica-Catedral Marie-Reine-du Monde, que alberga una copa de oro producida por Víctor Vicente, inspirado en una obra de Bernini. El barrio del centro alberga también muchísimos museos, como el de Bellas Artes, el de Arte Contemporáneo, el Just for Laughs o el Centro Canadiense de Arquitectura. Una calle interesante es Crescent Street, con sus tiendas de antigüedades y restaurantes. Ya en el límite del centro de la ciudad se encuentra la Universidad McGill, una de las más grandes y prestigiosas de Canadá, hogar del impresionante Museo de Historia Natural Redpath con su colección de animales disecados.

En la Plaza Ville Marie está la boca de entrada a la Ciudad Subterránea: no dudaremos en bajar para encontrarnos con una impresionante ciudad bajo la ciudad, con tiendas, restaurantes, transporte, hoteles y cines. Abarca más de 30 Km2 de superficie y recibe 500.000 visitantes cada día. La siguiente etapa es el Barrio Chino, perfumado con los aromas de Asia, tapizado de pequeñas tiendas de hierbas y comestibles y decorado con grandes y coloridos carteles. Junto al barrio chino está el Barrio Latino, que se extiende alrededor de la Universidad de Quebec, famoso por su ambiente estudiantil y la Rue Saint-Denis bordeada de bares, cafés, cines y teatros.

http://sobrecanada.com/2012/07/25/visitando-los-museos-de-montreal/

Barrio Olímpico, visita inolvidable en Montreal

Publicado por Adriana Kreiman

Montreal es llamada “la isla”, ya que fue levantada sobre el Mount Royal, una colina de 232 metros de altura, en la confluencia de los ríos San Lorenzo y Ottawa, en la provincia de Quebec. Montreal es considerada la segunda ciudad francófona más grande del mundo; de hecho, cuenta con 3.2 millones de habitantes que mantienen sus raíces francesas mientras utilizan el idioma inglés para comunicarse en temas de negocios, aunque en realidad no se expresan exactamente en francés sino en un dialecto, “joual”, con palabras y pronunciación diferentes a la lengua que se habla en Francia.

La ciudad está organizada en barrios de los cuales Mount Royal es uno de los barrios más pintorescos; el diseño es de Frederic Law Olmsted, el autor del Central Park de Nueva York. Alberga el lago Beaver, un popular lugar de encuentro para locales y visitantes durante todo el año, ya que tanto es apropiado para navegar en verano como patinar en invierno, cuando su superficie se congela. Ofrece magníficas vistas de la ciudad y el río San Lorenzo y luce una gran cruz que recuerda a Maisonneuve, el fundador de la ciudad.

Precisamente la parte oriental de la ciudad era conocida como Ciudad de Maisonneuve; aquí, este rico empresario promovió, a fines del siglo XIX, la construcción de grandes mansiones y hermosos bulevares. Sin embargo cayó en bancarrota y en 1918 la ciudad se incorporó a Montreal como un nuevo barrio. Actualmente es denominado Barrio Olímpico, ya que aquí se construyó el impactante Parque Olímpico para los juegos de 1976. También alberga el Jardín Botánico de Montreal y el Parque Maisonneuve de 204 hectáreas.

La sede de los Juegos Olímpicos, que dio nueva vida a este sector de la ciudad en 1976, a pesar de los años transcurridos se destaca por su arquitectura vanguardista; la torre tiene 175 metros de alto y con sus 45° de inclinación, es la torre inclinada más alta del mundo. Se llega al mirador con un funicular hidráulico que recorre su diagonal curva y ofrece una visibilidad de hasta 80 Km. si el día está claro. Está abierta todos los días hasta las 17:00 horas y cada 30 minutos hay una visita guiada al Estadio Olímpico. Junto con el Jardín Botánico e Insectarium y el Rosedal con sus miles de flores, se debe visitar el Biodôme, un museo ambiental único, que recrea diferentes ecosistemas, desde la selva tropical hasta los helados polos. Está abierto todos los días de 9:00 a 17:00, excepto los jueves que permanece abierto hasta las 19:00.

http://sobrecanada.com/2011/02/21/el-centro-de-montreal-y-la-ciudad-subterranea/

Montreal (Montréal2 en la grafía oficial de la ciudad, en francés; pronunciado Ltspkr.png/mɔ̃.ʀe.al/ en inglés canadiense Ltspkr.png/ˌmʌn.tɹiˈɒːl/) es la mayor ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá y la segunda más poblada del país.3 Es también una región administrativa de Quebec. Se sitúa en la isla del mismo nombre entre el río San Lorenzo y la Rivière des Prairies. Es uno de los principales centros industriales, comerciales y culturales de Norteamérica.

Montreal posee la cuarta población francófona más poblada del mundo, detrás de París, Kinshasa y Abiyán.4 5 Sin embargo, Montreal también tiene una considerable comunidad anglófona,6 y un creciente número de personas cuyo idioma materno no es ni el francés ni el inglés.

La palabra "Montreal" es la versión arcaica, en francés antiguo, de Mont-Royal (cuando "royal" se decía y se escribía "real" sin acento, como en castellano), un monte localizado en la ciudad, en el centro de la isla.7 8 Montreal es uno de los centros culturales más importantes de Canadá, puesto que acoge varios acontecimientos nacionales e internacionales. Entre ellos, podemos citar el festival Juste pour Rire, uno de los mayores festivales de humor del mundo, el Festival de Jazz de Montréal, uno de los mayores festivales de jazz del mundo, y el Grand Prix de Montréal. La ciudad, en total, acoge más de 70 eventos internacionales al año.

La población de Montreal es de las mejor educadas del mundo, poseyendo la mayor concentración de estudiantes universitarios per cápita de toda América del Norte. La ciudad posee 4 universidades -dos de ellas francófonas y dos de ellas anglófonas- y 12 facultades. Es un centro de la industria de alta tecnología, especialmente en el área de medicina y de la industria aeroespacial.9

Fundada en 1642, Montreal fue una de las primeras ciudades de Canadá. Desde entonces, y hasta la década de 1960, fue el principal centro financiero e industrial de Canadá, así como la mayor ciudad del país. Considerada hasta entonces la capital económica de Canadá, también era considerada una de las ciudades más importantes del mundo. Sin embargo, durante la década de 1970, la anglófona Toronto le arrebató el puesto de capital financiera e industrial del país. En 2001, los 27 municipios de la isla de Montreal fueron fusionados con la ciudad de Montreal. En 2004, tras los resultados de un referéndum, 15 de estos municipios nuevamente volvieron a ser ciudades independientes.

Historia

El lugar donde se sienta la ciudad de Montreal estuvo habitado por nativos algonquinos, hurones e iroqueses durante miles de años antes de la llegada de los primeros europeos. Los ríos y lagos de la región estaban llenos de peces que servían como alimento a los nativos, además de que eran eficientes rutas de transporte.

Periodo colonial

El primer europeo en pisar en la actual ciudad de Montreal fue Jacques Cartier,10 que había navegado el Río San Lorenzo arriba, en 1535. Debido a que oyó rumores en una aldea iroquesa, donde actualmente está localizada la ciudad de Quebec, de que existía oro en la Isla de Montreal, e impedido de continuar su explotación río arriba dadas las Cataratas de Lachine (geográficamente al sur de Montreal), Cartier exploró la isla, avistando una aldea iroquesa, Hochelaga, donde vivían aproximadamente mil nativos.10 La aldea estaba localizada al pie del Monte Royal. Entonces Cartier clavó una cruz (2 de octubre), la primera de una serie, en honor al rey Francisco I de Francia, que había patrocinado la excursión de Cartier. Para infelicidad del navegante francés, lo que los nativos habían descrito como un "metal brillante" no pasaba de cuarzo, o tal vez pirita (el "oro de los tontos").

Samuel de Champlain fue a la isla de Montreal dos veces, en 1603 y 1611, casi un siglo después de Cartier. Por aquel entonces, Hochelaga ya había sido abandonada por los iroqueses.10 11

En 1639, el recaudador de impuestos Jérôme Le Royer creó una compañía, en París. Su objetivo era la colonización de la actual isla de Montreal. En 1641, la compañía envió a un grupo de misioneros cristianos dirigidos por Paul Chomedey de Maisonneuve, cuyo objetivo principal era cristianizar a los nativos locales.12 En 1642, el grupo misionero, compuesto por cerca de 50 personas, desembarcó en la isla y construyó un fuerte, estableciendo la Villa María de Montreal (Ville Marie de Montréal).12

Los iroqueses atacaban continuamente el fuerte, esperando destruir el entonces rentable comercio de pieles que mantenían los franceses con los algonquinos y hurones, rivales de los iroqueses. A pesar de estos ataques, Montreal prosperaba como centro católico de comercio y venta de pieles, así como de base central para la explotación de otras regiones de la Nueva Francia (regiones de América del Norte que formaban parte del imperio francés). Al comienzos del siglo XVII, la pequeña Ville-Marie pasó a ser llamada Montreal. Entonces, tenía una población de aproximadamente 3.500 habitantes.

Montreal fue invadida por fuerzas armadas inglesas en 1760, durante la Guerra Franco-Indígena (1754-1763), y pasando definitivamente a control británico en 1763 dada la decisión francesa de mantener la isla de Guadalupe, en el Tratado de París,13

Fue ocupada temporalmente por tropas de las Trece Colonias durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos en 1776. Benjamin Franklin y otros diplomáticos americanos intentaron conseguir el apoyo de los canadienses francófonos a causa de la independencia de las Trece Colonias americanas contra los británicos, pero sin éxito. En junio de 1776, con la llegada de tropas británicas, los americanos retrocedieron.

A comienzos del siglo XIX, Montreal tenía aproximadamente 9.000 habitantes, cuando los inmigrantes venidos de Escocia comenzaron a instalarse en la ciudad. Aunque sólo constituían un pequeño porcentaje de la población de la ciudad, fueron esenciales para la construcción del Canal de Lachine en 1825, que permitió la navegación de grandes barcos por el río,14 haciendo de la pequeña Montreal uno de los principales centros portuarios de América del Norte.15 16 Los pioneros escoceses también crearon el primer puente que conectaba la isla al continente, el primer centro comercial de la ciudad, vías férreas, y el Banco de Montreal, el primer banco de Canadá, y actualmente uno de los mayores del país.

Fue la capital de la provincia colonial del Canadá entre 1844 y 1849, y centro de una explosión económica que atrajo a muchos inmigrantes de lengua inglesa, como irlandeses, escoceses e ingleses. Esto hizo a la ciudad, por un corto período, predominantemente anglófona, hasta la llegada de más inmigrantes franceses en las décadas de 1840 y 1850. Este acelerado crecimiento convirtió a Montreal en la capital económica y cultural de Canadá. La ciudad pasó de 16.000 a 50.000 habitantes entre 1825 y 1850.

De 1867 a la década de 1940

El crecimiento de la ciudad, tanto en términos económicos como demográficos (la ciudad alcanzó los 100 mil habitantes a finales de la década de 1860, de los cuales la mitad eran de origen francés) continuaba. La importancia y la prosperidad económica de la ciudad aumentaron cuando se construyó la primera vía férrea transcontinental, que enlazaba Montreal con Vancouver, en la Columbia Británica, y otras ciudades importantes en el interior. Hacia el cambio de siglo, Montreal había alcanzado aproximadamente 270 mil habitantes.

En la Primera Guerra Mundial, en la cual Canadá luchó del lado de la Triple Entente y Estados Unidos], los habitantes anglófonos de la ciudad apoyaron al gobierno. Los habitantes francófonos, en cambio, no tuvieron el mismo entusiasmo. En 1917, dada la insuficiencia de soldados, el alistamiento forzado de cualquier persona elegible para luchar en la guerra causó varias revueltas en Montreal, alejando a la población anglófona y francófona una de la otra.

Tras la Guerra, con la prohibición de bebidas alcohólicas en Estados Unidos, Montreal se convirtió un paraíso para los norteamericanos en busca de alcohol.17 La ciudad ganó el infame apodo de Sin City (Ciudad del Pecado), gracias a la venta de bebidas alcohólicas, al juego y a la prostitución.

A pesar de haber sido duramente alcanzada por la Gran Depresión económica los años 30,18 Montreal continuó desarrollándose, con la construcción de varios rascacielos Entre ellos, el Edificio Sun Life, el más alto de la Commonwealth Inglesa por un cierto período.

La Segunda Guerra Mundial y el alistamiento forzoso de personas trajeron de nuevo problemas de índole cultural entre anglófonos y francófonos. Esta vez, sin mayores consecuencias que la prisión de Camillien Houde,19 entonces alcalde de la ciudad, que incentivó a los habitantes de Montreal a ignorar la causa del gobierno canadiense en la guerra, exhortando al no alistamiento en la misma.20

Desde 1950

Hacia 1951, la ciudad de Montreal alcanzó el millón de habitantes.21 Jean Drapeau fue elegido alcalde de la ciudad en 1954, estando en el cargo hasta 1957, y, después, de 1960 hasta 1986, habiendo iniciado durante su mandato grandes proyectos como un sistema de metro, una ciudad subterránea, la expansión de la bahía portuaria, la inauguración del canal navegable del río San Lorenzo y la construcción de modernos edificios de oficinas en el centro de la ciudad.

Montreal fue el centro del crecimiento del nacionalismo quebequés, que creció hasta el comienzo de los años 70. En 1967, Montreal fue sede de la Expo 67, una feria internacional que coincidió con el centenario de la independencia de Canadá. La Expo 67 fue una de las mayores ferias internacionales jamás realizadas, además de haber sido el escenario de un famoso discurso del entonces presidente francés, Charles de Gaulle, en el cual expresaba su apoyo a los nacionalistas quebequeses, causando así ciertas tensiones en las relaciones franco-canadienses.

Montreal organizó los Juegos Olímpicos de 1976, que endeudaron profundamente a la ciudad (una deuda del orden de billones de dólares canadienses), debido a gastos no controlados y a la corrupción. Esta deuda generada se acabó de saldar en 2006.22

El crecimiento del nacionalismo quebequés tuvo como consecuencia la aparición de actos terroristas, perpetrados en la ciudad por extremistas entre 1963 y 1970. La aprobación de la Ley 101 por el gobierno de Quebec, en 1977, que limitaba el uso del inglés y otros idiomas que no fuesen el francés en la política, el comercio y en los medios de comunicación,23 fueron factores decisivos, que causaron el alejamiento de comerciantes y empresas internacionales - que fueron mudándose paulatinamente hacia Toronto - y la disminución del número de inmigrantes instalados en la ciudad.

En los primeros años del siglo XXI, tuvo lugar la reorganización de Montreal. Así, en 2001 la ciudad se fusionó con las otras 26 ciudades que ocupaban la Isla de Montreal, formando una única ciudad. En 2002, se concedió un referéndum a las ciudades que habían sido fundidas con Montreal, pudiendo votar a favor o en contra de la fusión. De acuerdo con los resultados de la votación, 15 de las antiguas ciudades recuperarían su independencia el 1 de enero de 2006.

Montreal, el mayor centro urbano de Canadá y principal centro comercial e industrial del país desde los inicios de la historia moderna de Canadá, fue superado, en número de habitantes e importancia económica, por la ciudad de Toronto (Toronto y sus cinco distritos de la época, que actualmente componen juntos la ciudad de Toronto), en la provincia de Ontario, entre la década de 1970 y 80. Las buenas condiciones económicas de la ciudad permitieron los actuales avances en la infraestructura de la ciudad (expansión del sistema de metro hacia la ciudad vecina de Laval, la construcción de un anillo vial en torno a la isla de Montreal...). Actualmente está en marcha la revitalización de varios barrios degradados.

***

Clima

El clima de Montreal es continental húmedo,26 con cuatro estaciones bien definidas y variadas. En invierno, la temperatura media de la ciudad es de -10,4 °C (exceptuando el factor del viento), con mínimas entre -40 °C y -10 °C y máximas entre 0 °C y 25 °C. En verano, la media es de 21 °C, con máximas entre 23 °C y 35 °C.

El mes de enero es, con una temperatura media de -10,3 °C, el más frío del año en Montreal mientras que en julio la media es de 20,8 °C, lo que lo hace el mes más caluroso. La temperatura más baja jamás medida es de -37,8 °C el 15 de enero de 1957. La más alta fueron 37,6 °C, observados el 1 de agosto de 1975.26 Según un estudio publicado el 5 de diciembre de 2005 por el gobierno de Quebec, las regiones del suroeste de la provincia se habrían calentado considerablemente entre 1960 y 2003, presentando un aumento al alza de las temperaturas medias de 1 a 1,25 °C, un recalentamiento mayor que la media planetaria (aproximadamente 0,6 °C).

Las precipitaciones son abundantes en la región. Por término medio, anualmente caen a la ciudad 2,4 metros de nieve, y la lluvia es abundante a lo largo de todo el año, principalmente en verano, la estación más húmeda de la ciudad. La retirada de la nieve de las principales calles y autopistas de la ciudad le cuesta a Montreal más de 50 millones de dólares canadienses al año.

Además, son habituales las pequeñas precipitaciones de nieve al final de la primavera. Asimismo, es frecuente la aparición del verano indio a principios de otoño. Algunos fenómenos meteorológicos más raros, tales como auroras boreales o tormentas geomagnéticas tienen lugar ocasionalmente. Estas variaciones se deben a la localización de la ciudad en un área donde suelen encontrarse grandes frentes de aire, uno proveniente del Polo Norte, y el otro, de los Estados Unidos.

Fauna y flora

Montreal comprende una flora y una fauna muy diversificadas de entre la que destaca, entre otras especies, el arce plateado (Acer saccharinum), símbolo de la ciudad y de Quebec por su producción de jarabe de arce. La ciudad posee además un rico patrimonio arborícola en sus espacios verdes, parques y calles. Opera su propio vivero de producción de árboles adaptados a las necesidades y restricciones del medio urbano. El Vivero de la Ciudad de Montreal se sitúa en L’Assomption, una localidad al noreste de Montreal.

Demografía

Montreal posee cerca de 1,8 millones de habitantes (1,6 millones tras la concretización de la fusión) dentro de sus límites municipales. La Gran Montreal tiene 3.607.000 habitantes, según una estimación del Centro de Estadísticas de Canadá. El gentilicio de la ciudad es Montréalais (masculino) o Montréalaise (femenino) en francés, y Montrealer, en inglés.

Montreal es una ciudad multicultural, pero la ciudad es una excepción en la provincia de Quebec. Mientras que los habitantes de ascendencia francesa tienden a abandonar la ciudad para establecerse en sus suburbios, o incluso en otras ciudades de la provincia, más inmigrantes se establecen en la ciudad. La ciudad tiene una gran variedad de etnias y culturas diferentes. Junto con los descendientes franceses e ingleses, coexisten comunidades irlandesas, italianas, judaicas, griegas, árabes, hispánicas, haitianas, hindúes, chinas, alemanas y portuguesas.30

Más del 25% de la población de Montreal es descendiente de dos o más grupos étnicos.31 Los habitantes no nacidos en el país componen el 20% de la población de la ciudad.31

Idiomas

La mayoría de los habitantes de la Comunidad metropolitana de Montreal (aproximadamente el 67,8 %) tienen el francés por lengua materna, una parte de la población es alófona (18,4 %), es decir, que no tiene como lengua materna ni el francés ni el inglés, mientras que aproximadamente el 13,8 % se declara anglófona. En el conjunto de la isla de Montreal (que constituye la ciudad de Montreal), los datos cambian: el 53 % de la población se declara francófona, el 29 % alófona y el 18 % anglófona. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos tienen al menos conocimientos prácticos de las dos lenguas oficiales y la mayoría de los alófonos tienen el francés o el inglés como segunda lengua.

Cerca del 53 % de los montrealeses son bilingües en francés e inglés, el 29 % habla únicamente el francés (especialmente al este de la isla de Montreal) y el 13 % de los montrealeses hablan solamente el inglés (al oeste de la isla de Montreal). Ciertas personas no son capaces de comunicarse ni en francés ni en inglés. La tendencia que tienen los nuevos inmigrantes de aprender la mayoritaria se ha acelerado desde la introducción de la Carta de la lengua francesa durante los años 1970. También se hablan bastante en Montreal el italiano, el árabe, el griego, el portugués, el español y el hindi. El uso del francés en el ámbito doméstico, en general, progresa en la comunidad urbana de Montreal.3

***

Arquitectura y urbanismo

El Boulevard Saint-Laurent, la principal avenida de Montreal, es una muestra de la diversidad cultural de la ciudad, donde están localizadas tiendas, restaurantes y comunidades portuguesas, griegas, judías, rusas, ucranianas y latinoamericanas. Además de eso, la calle corta el centro financiero y los barrios de Chinatown y la Petite Italie (originalmente, un barrio de inmigrantes italianos).

El Montreal subterráneo (RÉSO) es una popular alternativa urbana a la rigurosidad del invierno y a la humedad del verano. En efecto, Montreal posee cerca de 30 km de corredores peatonales subterráneos que permiten acceder a los principales atractivos y edificios del centro de la ciudad (del Centre Bell hasta la Place des Arts) evitando exponerse a la intemperie.

En el centro financiero de la ciudad, se encuentra la Place Ville-Marie, uno de los edificios más altos de la ciudad que con sus 188 metros de altura forma el núcleo del RÉSO, donde está localizado el mayor centro comercial subterráneo del mundo (con más de 1.600 tiendas). También están el Boulevard René-Levésque, donde está localizada la mayor parte de los rascacielos de la ciudad, la turística rue Sainte-Catherine que ofrece centros comerciales, grandes tiendas, teatros y restaurantes, y la no menos transitada rue Sherbrooke, con sus lujosas tiendas y galerías de arte.

Un área importante en el centro de la ciudad es el Barrio Internacional de Montreal que fue revitalizado entre 2000 y 2001. Posee varias plazas, y allí está localizado el Palacio de congresos que fue construido antes de la puesta en marcha del plan de revitalización. Cerca de allí esta el Vieux Montréal (Viejo Montreal) con diversas atracciones como el Puerto antiguo de la ciudad, el edificio Jacques-Cartier y la Basílica Notre-Dame de Montreal. La ciudad, en efecto, es reputada por su abundancia en edificios religiosos, entre los cuales se encuentra el Oratorio de San José (iglesia más grande de Canadá cuya cúpula es la segunda más grande del mundo45 ), la Capilla Notre-Dame-de-Bon-Secours, la primera iglesia de Montreal, así como la ya citada Basílica, la segunda mayor iglesia de América.

Otras iglesias famosas conocidas para el "peregrinaje" son Nuestra Señora del Buen Socorro (llamada de los marineros) y la Catedral de Cristo (anglicana), que fue levantada completamente desde sus cimientos y suspendida en el aire durante la construcción de una parte del metro de la ciudad. Estas obras le han valido a Montreal su apodo de «ciudad de los cien campanarios».

Un toque arquitectónico particular de la ciudad es la presencia de las escaleras fuera de varios edificios de apartamentos de dos a cuatro pisos, con el objetivo de economizar espacio interno.

Monumentos

La época de los exploradores franceses es conmemorada por la conservación de dos de sus casas. La de Antoine de Lamothe-Cadillac, fundador de la ciudad de Detroit, se sitúa en el ángulo que forman las calles Notre-Dame y Saint-Laurent. La de René Robert Cavelier de La Salle, célebre explorador de la región del río Misisipi, se encuentra en el ángulo de las calles Saint-Paul y Saint-Pierre, en el Vieux-Montreal. La Société Notre-Dame de Montréal que fundó Ville-Marie es conmemorada por un obelisco situado en la Place d’Youville y su principal fundador, Paul Chomedey de Maisonneuve, por una estatua en el centro de la Place d'Armes.

El paso al régimen británico es conmemorado por la Columna Nelson, uno de los monumentos más controvertidos de la ciudad, situado en la Plaza Jacques-Cartier, así como la estatua de la reina Victoria, en la Square Victoria. Un monumento a Sir George-Étienne Cartier, uno de los padres de la confederación canadiense, preside la entrada del parque Mont-Royal.

El catolicismo es también parte integrante de la cultura montrealesa y quebequesa. La Pietà, que data de 1855 y está situada en el Mausolée La Pietà del cementerio Notre-Dame-des-Neiges, es una réplica a tamaño real de la escultura de Miguel Ángel de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Parques y espacios verdes

Artículo principal: Parques y espacios verdes de Montreal.

Montreal posee centenares de parques y áreas verdes dentro de la ciudad y en las islas que rodean la Isla de Montreal. Entre los más famosos están el Monte Royal, que forma parte de un inmenso parque urbano, localizado en Montreal y en la ciudad vecina de Mont-Royal. El centro financiero de la ciudad está localizado al pie de la colina. También se destaca el Parque Jean-Drapeau y su Biosphère de Montreal (creada para la Expo 67), el Parque René-Lévesque, y el Complexe environnemental Saint-Michel.

El Jardín Botánico, inaugurado en 1931, es el segundo mayor del mundo, sólo por detrás del Real Jardín Botánico de Kew, en Inglaterra.

Tomando como base la ciudad de Montreal, se puede acceder a algunos circuitos recreativos o turísticos. Entre ellos se encuentran la cadena montañosa de las Laurentides –entre sus montañas podemos destacar el Mont-Tremblant, una importante estación de esquí–, la ruta de los vinos de Estrie y el Mont-Saint-Hilaire, reconocido por la Unesco como la primera reserva de la biosfera de Canadá.

http://es.wikipedia.org/wiki/Montreal

http://en.wikipedia.org/wiki/Montreal

http://fr.wikipedia.org/wiki/Montréal

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_in_Montreal

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.tourisme-montreal.org/

Contador: 4127

Inserción: 2012-11-25 16:08:26

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET