GdyniaGdynia

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Santander

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: España

Localización: Cantabria

Año: 26 a. C.

Estado: Terminado

Descripción:Una de las ciudades más elegantes y bellas de la costa norte de España y el destino ideal para organizar una escapada es, sin duda, Santander. Tanto el mar como la montaña están presentes en esta ciudad que conquista a los visitantes por su ambiente señorial, sus edificios decimonónicos, sus encantadoras terrazas o por su espectacular bahía, reconocida como una de las más bonitas del mundo.

CASCO HISTÓRICO Comenzamos nuestro recorrido en los jardines de Pereda y aprovechamos para obtener información en la oficina de turismo allí situada. Lo atravesamos tras contemplar sus cedros y magnolios y entramos en el Casco Histórico. No es muy amplio, así que lo mejor para conocerlo es dar un paseo por sus calles, descubrir poco a poco sus monumentos y dejarnos llevar por su aire distinguido. Lo primero que nos llamará la atención es la majestuosidad de las fachadas de sus bancos, muy importantes para Santander. Si seguimos por la calle Hernán Cortes, llegamos a la Plaza Porticada, uno de los lugares con más vida de la ciudad y todo un símbolo, ya que se construyó para ser el nuevo centro de la ciudad después de que un incendio arrasara Santander en 1941. Al lado, encontramos la Iglesia del Cristo y la Catedral de Santander, frente a la Iglesia de la Compañía. Es el momento de inmortalizar con nuestra cámara la belleza que nos rodea y de conocer las leyendas de los orígenes de la ciudad. Si continuamos por la calle Juan de Herrera, llegamos hasta la plaza del Ayuntamiento. Siempre tiene un ambiente animado y seguro que hay gente descansando en sus bancos. Desde aquí, podemos acercarnos hasta el Museo Municipal de Bellas Artes o hasta la Casa-Museo y Biblioteca Menéndez Pelayo, uno de los grandes pensadores de esta tierra. Eso sí, si lo que buscamos es alegría y conocer el día a día de los santanderinos, nada mejor que entrar en el Mercado de la Esperanza, donde se vende uno de los mejores pescados frescos de España. Tras una mañana cultural, aprovechamos para hacer nuestras compras. Si continuamos por la calles Jesús de Monasterio y San Fernando, estaremos en la zona más comercial de Santander, ideal para adquirir un regalo o un recuerdo de nuestro viaje. UNA CIUDAD ABIERTA AL MAR Justo en esta zona y sobre todo en la calle Vargas (paralela a San Fernando) hallaremos varios locales perfectos para degustar la cocina marinera típica de Santander. No debemos olvidarnos de pedir las famosas rabas, los caracolillos o los mejillones. Deliciosos. La tarde es el momento idóneo para conocer el Santander marítimo caminando junto a la bonita zona del muelle. Salimos de los jardines de Pereda, junto a los que se sitúa la famosa Grúa de Piedra, de 30 toneladas. Podemos tomar un café en el paseo de Pereda, ya que está lleno de elegantes locales de corte literario que seguro nos encantan. A pocos metros, encontramos el Palacete del Embarcadero, y desde aquí, nos animamos a hacer una agradable excursión. Y es que desde este palacete sale un pequeño barco que nos dará una vuelta por toda la bahía. La vista que obtenemos de la ciudad desde el mar es increíble, así que este viaje de una hora supone una experiencia maravillosa. A nuestro regreso, ya a pie y recorriendo el Muelle del Calderón, nos encontramos con la escultura de “Los Raqueros”, que representa a unos niños tirándose al agua y que se hizo como recuerdo de los chicos que hace unos años se lanzaban a la bahía para coger las monedas que les lanzaban los turistas. Junto a ellos podemos hacernos una de las fotos más curiosas y divertidas de nuestro viaje. Si seguimos caminando, pasamos junto al Club Marítimo Puertochico y frente a llamativos edificios como el Planetario o el Palacio de Festivales. Por la avenida de Luis Carrero Blanco, llegamos al Museo Marítimo, que merece una parada para conocer su interior, con sus modernos acuarios y aprender más sobre la relación del hombre con el mar. Una vez que dejamos atrás el museo, comienza la zona de playas (la de Los Peligros y la de La Magdalena son las primeras), donde podemos refrescarnos y pasar el resto de la tarde. Ten en cuenta Existe un carril bici a lo largo de todo este itinerario que permite hacer deporte mientras se disfruta del paisaje marítimo. Las excursiones en barco desde el Palacete del Embarcadero se realizan entre julio y octubre, aproximadamente. A la hora de cenar, una buena opción es volver al centro e “irnos de tapas” (tomar de bar en bar pequeñas porciones de las especialidades de la cocina de la zona) por los alrededores de la plaza de Cañadío. Y es que esta zona es una de las más conocidas de la ciudad para después salir de marcha o a tomar una copa. Si es verano, seguro que encontramos esta plaza llena de gente divirtiéndose.

PENÍNSULA DE LA MAGDALENA Nos disponemos a dedicar la mañana a conocer la Península de la Magdalena, uno de los entornos de Santander más bellos y especiales. Antes de llegar, podemos descender por la calle Horadada hasta el borde de la playa, y junto a las rocas, obtener una visión preciosa de las Islas de La Torre y Horadada. Avanzamos, ahora sí, hasta la entrada de este gran parque. Se trata de una zona extensa, de unas 25 hectáreas, así que, si no queremos caminar, siempre podemos montarnos en el tren turístico, “Magdaleno”, que la recorre. En esta ocasión, optamos por descubrirla caminando. Pasamos cerca de la playa de Los Bikinis para encontrarnos con el Embarcadero Real y llegar hasta el Faro de la Cerda. Si continuamos rodeando la Península, llegaremos a una explanada que nos conduce hasta la joya de Santander: el Palacio de la Magdalena. Estamos en la cumbre de la península, así que es el momento de hacer una foto de este majestuoso Palacio Real y de las inmejorables vistas del paisaje de Santander que se obtienen desde aquí. En el descenso, encontramos tres auténticas carabelas que un marino donó a Santander (y que se dice que son una réplica de las de Cristóbal Colón) y un divertido mini-zoo donde podremos ver animales marinos como focas, pingüinos o leones marinos sumergidos en el agua que llega directamente desde el mar. Ten en cuenta Es posible alquilar un segway (junto al Campo de Polo y el Restaurante) para recorrer la Península de la Magdalena. LAS PLAYAS DE EL SARDINERO Tras una mañana de lo más agradable, es el momento de comer. Si avanzamos por la avenida de la Reina Victoria y atravesamos los bellos jardines de San Roque, llegamos hasta la Plaza de Italia. Aquí encontraremos el majestuoso y emblemático Gran Casino que, creado en 1916, parece presidir la ciudad y contribuye a aumentar esa sensación de cuento en el que parecemos estar. Aquí, sobre todo en verano, hay multitud de terracitas con vistas a la playa, ideales para comer mientras la brisa marina con olor a sal nos acompaña. Estamos en la zona más popular de la costa de Santander: El Sardinero, así que después de comer no debe faltar un baño en cualquier de sus magníficas playas. Tenemos varias para elegir: desde la del Camello (posee una roca cuya forma recuerda a este animal) o la de La Concha hasta las propias del Sardinero (con más de un kilómetro de longitud). Tomar el sol tumbados en su fina arena dorada y contemplar el paisaje que nos rodea o incluso animarnos a practicar surf es una experiencia que recordaremos siempre. Después de un chapuzón, siempre podemos recorrer con tranquilidad el paseo marítimo, hacer una parada en el espectacular mirador de los Jardines de Piquío (muy románticos, si vamos en pareja) y continuar hasta el final del Parque de Mesones. Por el camino, veremos algunos de los palacetes y casonas más bellos de la ciudad por un lado y barquitos de vela por el otro. ¿Qué más se puede pedir? Si hemos preferido no darnos un baño y tenemos tiempo, podemos animarnos a continuar y hacer el recorrido que nos lleva hasta el otro extremo de la ciudad, el Faro de Cabo Mayor, de 30 metros de altura. Llegaremos hasta él por la avenida del Faro y es perfecto si lo que buscamos es un paisaje de naturaleza mucho más salvaje, ya que allí el mar es más abierto y los acantilados son dignos de admirar. Para finalizar nuestro viaje, no podemos perdernos uno de los momentos más especiales del día en Santander: un atardecer. Lo mejor es que volvamos sobre nuestros pasos para llegar al mirador de la plaza de Italia, nos sentemos en un banco y veamos cómo se pone el sol mientras divisamos a lo lejos el Palacio Real de la Magdalena. Además, por esta zona, encontraremos algunos de los restaurantes más distinguidos de la ciudad para culminar la jornada con una buena cena. Una forma perfecta de terminar nuestra visita a Santander, la ciudad que muchos conocen como “la novia del mar”. Ten en cuenta Un bus turístico recorre toda la zona costera de la ciudad. La salida se realiza desde el paseo de Pereda y posee un sistema de audio en ocho idiomas. La zona del Faro de Cabo Mayor cuenta con el campo de golf de Mataleñas, con vistas a la costa. En Santander, existen tanto escuelas de surf como de equitación para los aficionados a estos deportes. Hay dos excursiones imprescindibles si tenemos tiempo para conocer los alrededores de Santander: el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, a tan sólo 15 minutos; y el Museo de Altamira, a 30 minutos. Si visitamos Santander en julio, tendremos la posibilidad de conocer la fiesta de sus Baños de Ola, que recrean la llegada de los primeros turistas a principios del siglo XX.

http://www.spain.info/es/reportajes/dos_dias_en_santander.html

Que ver o visitar en Santander

Santander, capital de la comunidad autonoma de Cantabria, es una acogedora y tranquila ciudad costera, con una amplia bahía orientada al sur cuya belleza ha hecho que sea considera una de las bahías más bellas del mundo. Principal puerto de las exportaciones castellanas durante los siglos XVIII y XIX, conserva calles señoriales, testigos del esplendor de la época.

Una ciudad moderna debido en gran parte al incendio que tuvo lugar en 1941 y que destruyó su casco antiguo que tuvo que ser reconstruido en casi su totalidad la ciudad se caracteriza por estar urbanizada sobre distintas lomas y vaguadas, lo que le hace tener calles empinadas, cuestas y bajadas pronunciadas, amplias alamedas, paseos costeros y por haber ganado terreno al mar en una amplia zona del centro.

Con trece playas en su entorno y numerosos parques, tiene en El Sardinero una espléndida zona residencial con extraordinarias mansiones, entre las que destaca el Palacio de la Magdalena, antigua sede veraniega de los Reyes de España y hoy Universidad Internacional.

Hoy en día Santander es una ciudad dinámica, con intenso movimiento comercial y de servicios, y durante todo el año disfruta de mucha actividad cultural. El Palacio de Festivales cuenta con un programa anual de gran categoría (ciclos de teatro, danza, ópera, música…) que culmina en verano con el Festival Internacional de Santander. Destaca también la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, pionera entre los campus de verano de España y el renovado y ampliado Museo Marítimo del Cantábrico, además del espectacular Campo de Golf Mataleñas.

La ciudad ofrece espléndidas condiciones para el paseo, sea por la orilla del mar- de Cabo Mayor a El Sardinero, de allí a La Magdalena, y de ésta hacia el centro por la Avenida de Reina Victoria- contemplando sus bellas playas de fina arena; sea en el centro histórico, de Puertochico hasta más allá de la Calle Burgos, alternando la contemplación de nobles edificios con los escaparates del mejor comercio.

Santander es rica en zonas verdes- parques de La Marga y Morales, los jardines de Pereda, La Magdalena o Mataleñas- Cabo Mayor. La ciudad ha sabido desarrollarse respetando su privilegiado entorno natural, que es también espacio de recreo y deporte : la vela, el remo, el surfing y el submarinismo; el golf, el senderismo, la bicicleta de montaña o incluso la escalada, son deportes que se practican asiduamente sin salir de la ciudad.

La ciudad engloba una serie de visitas obligadas como son La Catedral, El Palacio de la Magdalena, La Plaza Porticada, El Banco de Santander, el Gran Casino del Sardinero, o lo ya más modernos Palacio de Festivales, de Exposiciones o Deportes. Sin olvidar diversos museos como son el Museo de Bellas Artes, el Museo Marítimo del Cantabrico, el Museo de Prehistoria, entre otros.

Una ciudad moderna y cosmopolita que ofrece alternativas para todos los gustos, activa y apacible al mismo tiempo, reúne todos los condicionantes para gozar la estancia.

http://www.turismocantabria.es/es/que-ver-en-santander/62?gclid=CLCe2dK2zs8CFQUq0wodioQMlA

SANTANDER

La capital de Cantabria disfruta de un esplendido emplazamiento, entre el mar y la montaña, cerca de la boca de una profunda bahía Foto, donde está situado su activo puerto.

La ciudad se extiende por la costa en torno a una península, un promontorio donde están situados un parque y un zoológico. En esta península se encuentra el Palacio de la Magdalena Foto, residencia de verano, construida en 1912, como lugar de veraneo de Alfonso XII y su familia. Hoy es sede de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo y en ella se imparten cursos de verano.

Al norte de dicho promontorio está el barrio de "El Sardinero" Foto, donde se encuentra la famosa Playa del Sardinero Foto que es un elegante centro de veraneo desde principios del siglo XX. Su larga playa de arena, se encuentra junto a elegantes cafeterías y un majestuoso Casino Foto. En Julio y Agosto la Playa del Sardinero es escenario de un importante festival de Teatro y Música.

El hecho de que la familia real escogiese Santander como lugar de veraneo durante 17 años consecutivos atrajo, a principios de siglo, un turismo de lujo que propició que Santander adquiriese la elegante fisonomía que aún disfruta hoy. El Hotel Real Foto y el Gran Hotel de El Sardinero Foto acogerían a los más distinguidos veraneantes. También se encontraban en la "Avenida de los Hoteles" otros establecimientos de lujo como el Hotel de París y el Hotel Roma. El Real Club de Tenis, el Gran Casino Foto de el Sardinero o el Hipódromo de Bellavista eran lugares de encuentro, frecuentados tanto por las clases más altas como por la recién acaudalada burguesía.

Visita monumental

El centro de Santander es moderno, ya que fue reedificado por completo tras el pavoroso incendio que lo arrasó en 1941. Sin embargo la reconstrucción fue tan exitosa que nos permite hoy hacer un recorrido monumental que abarca numerosos edificios impresionantes:

Comenzamos nuestro paseo en los jardines de Pereda Foto poblados de magnolios, palmeras y monumentos dedicados a personalidades ilustres de Cantabria. Al atravesar estos bellos jardines llegamos al Banco de Santander Foto, uno de los edificios más emblemáticos de ciudad. Avanzando apenas unos pasos se encuentra la Plaza de Pombo Foto rodeada de bellos edificios como el Real Club de Regatas.

Pasando por la iglesia neobarroca de Santa Lucía Foto nos acercamos hasta el edificio de Banesto Foto, construido en 1902, que destaca por su profusión ornamental.

La calle Hernán Cortés nos conduce hasta la Plaza Porticada Foto, todo un símbolo de la ciudad y centro de reunión durante todo el año. Acercándonos al mar encontramos el edificio de Correos y Telégrafos Foto, bello edificio en estilo cántabro, y justo al lado el neoclásico Banco de España Foto frente al grupo escultorico que conmemora la reconstrucción de la ciudad tras el incendio de 1941.

La Catedral de Santander Foto, de estilo gótico, fue totalmente reconstruida tras el incendio, aunque aún conserva en estado original la cripta del siglo XII. Justo al lado se encuentra la Iglesia de los Jesuitas Foto, de arquitectura impactante y hoy sede del Obispado.

La comercial calle Juan de Herrera nos acerca al centro neurálgico de la ciudad donde está ubicado el Ayuntamiento de Santander Foto construido en 1907. Cerca de este edifico se encuentran el Museo Municipal de Bellas Artes, que reúne obras de de Goya, Zurbarán, Mengs y artistas regionales, y la Casa-Museo y Biblioteca de Menéndez Pelayo Foto. Desde aquí hasta Cuatro Caminos, podemos vivir el ambiente del corazón comercial de la ciudad.

El Museo de Prehistoria y Arqueología expone hallazgos prehistóricos encontrados en numerosas cuevas cántabras, y hallazgos de la época romana como monedas, cerámicas y figurillas.

El Museo Marítimo reúne esqueletos de ballenas y 350 especies de peces autóctonos del mar Cantábrico.

http://www.red2000.com/spain/costa-de-cantabria/1santander.html

40 cosas que ver y hacer en Santander alguna vez en la vida

Dicen de Santander que es una de las ciudades más bonitas de España. Si nunca la has visitado pensarás que ésto es una exageración. En cambio, si la conoces, o tienes la suerte de vivir allí, sabes que esta afirmación es totalmente cierta. Los santanderinos somos conscientes de que puede existir alguna otra ciudad que esté a la altura, pero en el fondo Santander ocupa un lugar privilegiado en nuestro ranking personal de ciudades con encanto. Si tienes pensado venir a visitarnos sigue esta recopilación con los mejores planes que hacer en Santander y ya verás como te va a encantar.

Santander tiene varias condiciones que la convierten en una ciudad perfecta: no es una ciudad grande, es fácilmente manejable, puedes moverte fácilmente por ella y tiene mar. ¡Ah! Y una bahía espectacular desde la que puedes ver el mar y la montaña de un mismo vistazo. Incluso en invierno, si el día está despejado, puedes ver desde la bahía las montañas nevadas. ¿Qué más se puede pedir?

40 cosas que ver y hacer en Santander y que molan mucho

1. Hacerse un selfie con las estatuas de los Raqueros que hay cerca del Club Marítimo.

2. Dar un paseo por el Sardinero “no hay igual en el mundo entero”.

3. Tomarte un buen cocido y una ración de quesos cántabros en la Bodega “Fuente Dé”, un bar mítico de Santander.

4. Ir de caseta en caseta buscando el mejor pincho de feria durante la Feria de Santiago.

5. Subir el funicular del Río de la Pila y disfrutar de las vistas desde arriba, ¡son gratis!

6. Empezar la noche santanderina de cañas por la Plaza de Cañadio.

7. Subir hasta el Faro de Cabo Mayor, las vistas desde allí lo merecen. Si hace bueno tómate una caña en el bar que hay justo al lado.

8. Hacer una ruta de pinchos por Santander, entre los bares imprescindibles está el “Casa Lita“, “El Diluvio”, o “El Rampalay” entre otros.

9. Dar una vuelta por el la senda de Mataleñas, no es muy conocido por los turistas pero es precioso, mola porque no hay mucha gente y las vistas son inmejorables.

10. Sentarte a descasar en los Jardines de Piquío y sacar alguna buena foto al Sardinero desde allí.

11. Jugar unas palas en la playa en verano.

12. Descubrir la roca con forma de camello que hay en la Playa del Camello.

13. Dar una vuelta por los míticos Jardines de Pereda y ver el carrusel que hay en el centro del parque, y el Monumento a José María de Pereda.

14. Si vienes a Santander con niños no olvides visitar el Museo Marítimo, a los más pequeños les encantará.

15. Ni tampoco de llevarles a ver las focas y los pingüinos a la Península de la Magdalena.

16. Ya que vas a ver el zoo de la Magdalena, date una vuelta por todos los jardines de la Magdalena y quédate flipado por lo bonito que es el sitio, de lo mejor de Santander. Si quieres coge el tren turístico que nosotros llamamos “magdaleno”, sube hasta el Palacio de la Magdalena y da una vuelta por toda la península.

17. Para que te integres como un auténtico santanderino puedes decir palabras típicas de aquí. En Santander las cuestas son “pindias”, y no se llevan playeras sino “spays”.

18. Si vienes en Navidad, no olvides dar un paseo navideño por la Plaza del Ayuntamiento y alrededores bajo la atenta mirada de las luces y el árbol.

19. Y patina en invierno en la pista de hielo que hay en la Plaza Porticada.

20. Tómate unos churros en la chocolatería Áliva (válido tanto para la tarde como para desayunar si se te complicó la noche de fiesta).

21. Come un buen pincho de tortilla en el Quebec, en el Manila o recientemente he descubierto el pincho de tortilla del Pizza Jardín ¡estaba buenísimo!

22. Y un helado XL de Regma, probablemente el helado más grande que verás en tu vida, aunque éstos son los más típicos de Santander yo soy más fan de los de Capri.

23. Acércate hasta al Palacete del Embarcadero y a la Grúa de Piedra que hay justo al lado de ella, son lugares con encanto.

24. Coge una bici y da una vuelta por todo el Paseo Marítimo de Santander. Si tu cuerpo aguanta no dudes en llegar hasta el Sardinero.

25. Contempla el imponente edificio del Banco Santander que hay en el Paseo Pereda.

26. Pídete un mediano en Pombo.

27. Toma el sol en algunas de las maravillosas playas de Santander: los Bikinis, el Sardinero, y no te olvides de Mataleñas, del Bocal, de la Playa de la Maruca o de la Virgen del Mar. ¡Ays! Hay tantas y son todas tan bonitas.

28. Ver un amanecer desde la bahía, a poder ser un día con viento sur. ¿Sabías que es una de las bahías más bonitas del mundo?

29. Ver los barquitos que hay en Puerto Chico y pensar que te encantaría tener uno.

30. Tomarse unas rabas en cualquier bar de Santander porque vayas donde vayas estarán buenísimas.

31. Cruzar el Pasaje de Peña de la que vas o vuelves de las estaciones y ver los cuadros de los niños pintados en la pared del túnel.

32. Si eres fiestero también tendrás que cerrar el Malaspina, el Rocambole o el Indian alguna vez en la vida.

33. Ver la Catedral de Santander, aunque los propios santanderinos sabemos que no es la más bonita del mundo.

34. Ir a pasear al Parque de las Llamas o a hacer deporte por allí.

35. Coger la lancha de los Reginas e ir a pasar un día a “El Puntal” y disfrutar de las impresionantes vistas de Santander que hay desde la bahía.

36. Con un poco de suerte, ver terminado el Nuevo Centro Botín, que abrirá sus puertas en ¿2016?

37. También hay más museos en Santander como el Museo de Prehistoria, o el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo.

38. Ver el edificio del Gran Casino del Sardinero, uno de mis favoritos de Santander.

39. Sacarte alguna foto con la Isla de Mouro de telón de fondo.

40. Refugiarte de un día de lluvia tomándote algo en el Mercado del Este.

https://imanesdeviaje.com/que-ver-y-que-hacer-en-santander/

Santander es una ciudad situada en el norte de España, capital de la comunidad autónoma de Cantabria.1 La localidad de Santander es a su vez la capital del municipio homónimo y con 175 736 habitantes (2014),2 es la urbe más poblada de la comunidad autónoma, siendo además la cabecera del área metropolitana de Santander, una conurbación de más de 300 000 habitantes que se extiende alrededor de la Bahía de Santander. Es la capital de provincia y también la capital de Comunidad Autónoma más septentrional de España, siendo una de las ciudades más importantes del norte del país. El municipio limita al Norte con el Mar Cantábrico, al Este con la bahía homónima, que lo rodea también por el Sur junto al municipio de Camargo y al Oeste limita con el municipio de Santa Cruz de Bezana. Su cota máxima, situada en Peñacastillo, es de 139 msnm y, su cota mínima se sitúa a nivel de mar.

https://es.wikipedia.org/wiki/Santander_(España)

http://www.panoramio.com/user/2710001?comment_page=2&photo_page=6

https://www.flickr.com/photos/hispania/sets/72157623723996537

https://www.flickr.com/search/?user_id=68043991@N08&view_all=1&text=Santander aire

http://santanderspain.info/museos-y-galerias/

http://santanderspain.info/3-el-sardinero/

http://urbinavinos.blogspot.com.es/2014/08/la-ciudad-de-santander-capital-de.html

http://www.panoramio.com/user/6020179/tags/Santander

http://cabeceras.eldiariomontanes.es/imagenes-municipios/santander/3496/los-edificios-mas-altos-de-santander.html

https://www.emporis.com/statistics/tallest-buildings/city/105685/santander-spain

Vídeo:

Web recomendada: http://santander.es/

Contador: 677

Inserción: 2016-10-09 21:15:12

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET