Santiago de los CaballerosSantiago de los Caballeros

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Biel/Bienne

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Suiza

Localización: Distrito de Biel/Bienne, Región de Seeland, Cantón de Berna

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Biel/Bienne Jura & Tres-Lagos

Biel, la metrópoli de los relojes suizos, está ubicada en el extremo oriental del lago de Biel, en las faldas del Jura y en medio de un atractivo paisaje lacustre. El encanto del bilingüismo, un casco antiguo intacto y una ubicación que la convierten en puerta de entrada a los tres lagos del Jura (Biel, Neuchâtel y Murten) hacen de la ciudad un interesante punto de partida y llegada para diversas excursiones.

Biel es la ciudad más grande de suiza donde tanto el alemán como el francés gozan de la misma igualdad jurídica. Aquí se percibe el aire de una mentalidad relajada, generada producto de la mezcla de idiomas. Además, la ciudad fue en 2002 una de las cuatro sedes de la EXPO.

En términos de arquitectura, Biel presenta diversas facetas. En la planicie lacustre, aledaña al lago, se alzan los edificios y la parte moderna de la ciudad, mientras que sobre una suave colina se expande el casco antiguo intacto de la ciudad con su iglesia gótica del siglo XV. En 2004, la ciudad fue galardonada con el premio Wakker, otorgado por la Organización de Protección del Patrimonio Suizo, por su ejemplar manejo de algunas destacadas construcciones del siglo XX. Algunos ejemplos de ello se pueden ver en la «Neustadt» (ciudad nueva), donde en la década de 1920 y 1930 se crearon homogéneos barrios de estilo modernista.

La ciudad de Biel es una tradicional metrópolis relojera, en la que todavía se ejerce este oficio artesanal suizo. Este es el hogar de Swatch, Rolex, Omega, Tissot, Movado y Mikron. Además, en la ciudad también se han hecho un hueco empresas de otros sectores industriales y de la comunicación. Su ubicación la convierte en una atractiva puerta de entrada a la región de “los Tres Lagos“, situada alrededor de los lagos de Biel/Bienne, de Neuchâtel y de Murten e ideal como destino turístico y de excursiones gracias a los viñedos que cubren las laderas de sus montañas y a sus amplios campos de hortalizas en la llanura. Su oferta de excursiones a pie y en bicicleta es enorme. En la orilla norte del lago de Biel destacan el Sendero de las vides (Rebweg) y el Museo de las Viñas (Rebbaumuseum) de Ligerz.

Diversas rutas permiten navegar por los lagos y el río Aar en barcos de recorrido. Uno de los itinerarios favoritos es el paseo por los tres lagos (Drei-Seen-Fahrt).

Desde la ciudad, ubicada en la frontera lingüística, solo basta con dar unos pasos para llegar al verdor de las colinas de la cadena del Jura con sus extensos bosques y majestuosos miradores como el Magglingen, la meca de los deportistas ubicada arriba de Biel, o el monte Chasseral (1607 m).

Destacamos

Casco histórico de Biel/Bienne – centro histórico perfectamente conservado con su magnífico ayuntamiento, su iglesia gótica del siglo XV, fuentes de distintos tipos y bonitos escudos.

Centre PasquArt – este bonito museo dedicado a la escultura, las artes plásticas y la fotografía contemporáneas fue reformado en el año 2000 y ampliado con un edificio anexo, obra de los arquitectos Diener & Diener de Basilea.

Excursión el Aar – tranquilo y romántico recorrido fluvial desde Biel/Bienne hasta la ciudad barroca más hermosa de Suiza, Soleura. Durante el trayecto se deja atrás la pequeña ciudad de Büren y la colonia de cigüeñas de Altreu.

Lago de Biel/Bienne e isla de San Pedro – en el extremo occidental del lago se encuentra la idílica isla (aunque realmente se trata de una península) en la que el famoso filósofo Jean-Jacques Rousseau fue «realmente feliz». La que en otro tiempo fuera residencia de Rousseau, un convento, es hoy un famoso hotel-restaurante.

Taubenlochschlucht – la única garganta europea ubicada en las inmediaciones de una ciudad.

https://www.myswitzerland.com/es/biel-bienne.html

De paseo por el caso histórico de Biel

Por Mariela Carril

Es cierto que Biel es una típica ciudad industrial del siglo XIX pero también es cierto que descubrirás un casco histórico mucho mas antiguo, con corazón medieval. Este centro está muy bien conservado, como casi todo en Suiza, y descansa entre la ciudad moderna sobre la planicie y las aldeas que están en la falda de las montañas Jura.

La fachada externa de las viejas casas se conservan tal y cómo fueron en su mayoría remodeladas en los siglos XVIII y XIX pero si miras bien verás rastros, huellas, de construcciones anteriores y cimientos medievales en cada rincón, en cada esquina.

Bien, que la ciudad medieval fue fundada por los obispos de Basilea entre 1220 y 1230 y permaneció en su poder hasta 1792, 1798 cuando los franceses la ocupan.

En este casco histórico encontramos el castillo, la muralla y algunas calles como Obergasse o Juravorstadt. Biel ha tenido su papel en la historia política de Suiza, como dije ha sido ocupada por los franceses de 1798 a 1814, ha sabido ser también la capital del Cantón de Bienne y ha pertenecido, desde el Congreso de Viena en 1814 y 1815, al Cantón de Berna.

Gente famosa como el educador Pestalozzi, Rosseau y Goethe han vivido aquí así que es un buen sitio para hacer un colorido paseo por la historia. Acercándote a una oficina de turismo puedes solicitar mapas o audioguías para hacer la visita tu mismo o sumarte a uno de los grupos. No debes perderte el Mercado de Vegetales que se arma todos los martes, jueves y sábados en el Burgplatz de 7am a 12 del mediodía, y si puedes y el presupuesto acompaña lo mejor es comer en el Restaurante de la Torre a la luz de las velas.

Sino, siempre puedes comer algo rápido mientras te deleitas paseando por las calles del corazón histórico de esta gran ciudad suiza.

https://sobresuiza.com/2010/05/06/de-paseo-por-el-caso-historico-de-biel/

Paseo por el centro histórico de Biel

Por Maritza Cardenas

Una gran cantidad de visitantes que llegan a la ciudad de Biel esperan ver una ciudad moderna y muy industrial, por lo que es una hermosa sorpresa cuando llegan y ven su centro histórico que tiene un estilo medieval y que está en un perfecto estado, en medio de la parte más moderna y de las casas estilo villas que quedan en sus afueras, por lo que te recomiendo visitar esta zona de la ciudad.

La apariencia de las casas y construcciones que puedes ver en esta ciudad suiza sigue siendo prácticamente la misma que tenían en las épocas en las que fueron hechas, que fue entre los siglos dieciocho y principios del diecinueve, así como huellas de otras edificaciones más antiguas y hasta las fundaciones del pueblo medieval que algún día fue aún se pueden ver.

En la parte norte de este centro histórico encuentras la Fuente Romana, también conocida como Römerquelle, en donde en tiempos antiguos se depositaban monedas honorando a Belenus, el dios Celta del sol y de la luz y tras el que fue nombrada la ciudad, y que es uno de los atractivos más visitados en esta ciudad. También te recomiendo visitar las fortalezas en el norte de este lugar así como varias calles como Juravorstadt, Obergasse, Untergasse y Burggasse.

Para visitar este centro histórico te recomiendo tomar un tour guiado, del que conseguirán información en la oficina turística, y que te llevará por todas las construcciones de diferentes épocas, entre las que se encuentra la imponente iglesia gótica que domina el paisaje, y en donde podrás aprender sobre su historia a través de sus anécdotas y pequeños detalles.

También debes visitar el mercado de vegetales, en el que también venden otros tipos de comidas ya preparadas, artesanías y prendas de vestir; que se lleva a cabo todos los martes, jueves y sábados desde las siete de la mañana hasta el mediodía en la plazoleta de Burgplatz. Y no olvides ir a alguno de los restaurantes del lugar para probar deliciosas comidas típicas del país y de la región.

https://sobresuiza.com/2009/10/19/paseo-por-el-centro-historico-de-biel/

El Museo Omega, relojes con mucha historia en Biel

Por Mariela Carril

Suiza no solo es famosa por sus chocolates, sus quesos, sus montañas y su cuestionada neutralidad durante la Segunda Guerra Mundial, también es un país con una larga e importante tradición relojera así que aquí vamos a encontrar algunos museos interesantes sobre esto de medir el tiempo.

Os hemos hablado de los suizos y los relojes, de cómo la industria nacional debió rearmarse con la llegada de los baratos relojes de cuarzo impulsados por los japoneses y de cómo hoy ha logrado posicionarse de nuevo como una industria valiosa, exclusiva y sinónimo de calidad. Bueno, en la ciudad de Biel desde diciembre de 1983 funciona el Museo Omega.

Este museo se creó para ilustrar y perpetuar la historia maravillosa de una de las marcas suizas de relojes mas famosas de todas y en sus escaparates esta historia está plasmada en la colección, preservación, mantenimiento, protección y exhibición de distintos objetos, documentos y relojes Omega.

En principio los visitantes ven una proyección audiovisual introductoria en varios idiomas, inglés, alemán, francés, ruso, chino y japonés, y después o bien pueden andar a su gusto por los salones o pueden sumarse a un tour guiado que solo se dicta en alemán, francés e inglés. ¿Y qué tipo de cosas se ven aquí?

La colección incluye unos 4000 relojes, mecanismos, instrumentos, herramientas, fotos, póster, signos, premios y certificados. Por ejemplo, está la mesa de trabajo del fundador de la empresa, Louis Brandt, relojes originales del siglo XIX, el primer reloj de pulsera con segundero, un hermoso reloj de oro sólido llamado Greek Temple ganador de la Feria Internacional de París de 1900, el reloj con cronómetro de Lawrence de Arabia de 1915, el primer cronómetro Omega de los Juegos Olímpicos y los primeros relojes e instrumentos utilizados en la carrera espacial.

Por supuesto, hay otros relojes que son más joyas que relojes, decorados con diamantes y oro y ganadores de muchos premios, pero la verdad es que sólo por esos que acabo de nombrar el Museo Omega ya merece una visita.

https://sobresuiza.com/2009/12/04/el-museo-omega-relojes-con-mucha-historia-en-biel/

El Lago de Biel

Por Mariela Carril

Uno de los tres lagos que están situados a los pies de la cordillera del Jura es el Lago de Biel. En alemán se lo llama Bielersee y en francés, Lac de Bienne. Está situado al oeste de Suiza y el trío de lagos del Jura lo compone con el Lago de Neuchâtel y el de Morat o Murten. Está entre las áreas de habla alemana y francesa del país.

Este largo mide unos 15 metros de lago por 4.1 metros de ancho y su superficie ocupa un área de 39.3 km2 alcanzando una profundidad máxima de 74 metros, estando a 429 metros sobre el nivel del mar. Los ríos tributarios, los que le aprovisionan de agua por decirlo de alguna forma, son el Twannbach que baja de las montañas Jura, el Suze que viene de Vallon de St. Imier y el más famoso río Aare, cuyas aguas recién fueron desviadas artificialmente aquí a fines del siglo XIX y para evitar inundaciones.

En realidad el nivel de las aguas de los tres lagos es controlado por canales artificiales y una represa que está en Port. Pero bien, que el asentamiento mas grande e importante a orillas del Lago Biel es por supuesto la ciudad del mismo nombre y una de las tres ciudades suizas bilingüies.

Junto con la ciudad de Nidau, mas pequeña, atrae a todos los turistas que disfrutan de sus costas o cruzan a la península Sankt-Petersinsel para pasar sus vacaciones, como hiciera en 1765 Jean-Jaques Rousseau. Cuando hace buen tiempo toda la gente de Biel acude a disfrutar de la vida al aire libre, hacen picnics, pasean por los alrededores o practican algún deporte acuático. El lugar está lleno de diferentes alojamientos, de cámpings y hoteles baratos, y de senderos y sendas para pasear en bicicleta y si hace mucho calor es posible disfrutar de varias playas, una privada y otras públicas. Y claro, los cruceros en barco son algo común cuando hay buen tiempo, de mayo a octubre.

https://sobresuiza.com/2009/09/14/el-lago-de-biel/

La Isla St. Peter, paseo desde Biel

Por Mariela Carril

Al oeste de Suiza está situado el Lago Biel, uno de los tres grandes lagos de la región del Jura, más o menos en la frontera lingüística entre la parte de habla francesa y la parte de habla germana. Es un lago de 15 km de largo por 4 km de ancho y ocupa una superficie de 39.3 km2 con una profundidad máxima que ha sido medida en los 74 metros.

La ciudad mas grande construida en sus orillas es Biel, la ciudad bilingüe, y le sigue Nidau. Ambas están situadas en el extremo más al norte. Una de las atracciones principales del lago, más allá de los clásicos deportes acuáticos y cruceros por sus aguas, es la Isla St.Peter o Sank Petersindel.

Esta isla esta situada cerca de Erlach y es el lugar donde Jean jaques Rousseau, el famoso pensador que con sus ideas inspiró la Revolución Francesa, pasó varios meses.

La isla se formó durante la última Era Glacial en el Pleistoceno, cuando el glaciar Rhône logró llegar tan lejos como las montañas Jura. Los primeros habitantes de la isla fueron un grupo de monjes y ellos construyeron un monasterio en el año 1127, pero antes los romanos ya habían pasado por aquí y dejado sus huellas.

Pero fueron los obispos y miembros de la aristocracia quienes gobernaron toda la zona en la Edad Media. Tanto esta isla como Erlach son los destinos mas populares para visitar en el Lago Biel. Durante siglos St. Peter fue una isla pero las obras de ingeniería de siglo XIX, que corrigieron los cursos de agua de la región para evitar inundaciones, modificaron el nivel de las aguas de los tres grandes lagos y entonces, en el Lago Biel, el nivel descendió lo suficiente como para dejar a la vista el istmo escondido que unía la isla con Erlach.

Así, desde entonces St. Peter es una península más que una isla. ¿Qué hay para ver? Su belleza natural, las ruinas del monasterio, el puerto antiguo, un hermoso hotel y un bonito restaurante.

https://sobresuiza.com/2010/10/28/la-isla-st-peter-paseo-desde-biel/

Taubenloch, un desfiladero mágico en Biel

Por Mariela Carril

La ciudad suiza de Biel es una ciudad bilingüe situada a orillas de un lago y rodeada de hermosas montañas y bellezas naturales. Aquí, el turismo puede combinar cultura con excursiones, acción, deportes y vacaciones de bienestar. Hay de todo un poco y en cuanto a las excursiones por los paisajes hay una en particular muy recomendable.

Se trata de conocer el Desfiladero Taubenloch. Este lugar es uno de los destinos de excursionismo mas populares de la región ya que es de gran belleza, fácil de acceder, con temperatura fresca en los veranos calurosos y su correspondiente cuota de misterio.

El nombre, Taubenloch, agujero de la paloma en alemán, data de 1532 y hay varias versiones acerca de su origen: una dice que aquí las palomas hacían sus nidos y otra dice que antes el nombre solía escribirse Daubenloch (daube , en alemán antiguo, precipicio).

Tampoco falta la leyenda sobre un hombre enamorado de una chica tan hermosa que la llamaba la colombe, la paloma. En la historia aparece un tercero en discordia que obliga a saltar a la chica al desfiladero, provocando su muerte.

Sea cual sea la verdad de su nombre el lugar es bien romántico. Hay un sendero que nos lleva a donde el río con su fuerza ha erosionado la roca y se ha ido formando una cadena de lagos. Con mucho caudal de agua lo mejor es hacer el sendero ascendente y en invierno las formaciones de hielo y nieve convierten a este sitio en un cuento de hadas. ¡Por suerte en sendero siempre está bien mantenido!

Bien, que para hacer esta excursión solo necesitas un par de buenos zapatos y todo una tarde libre. Hay dos rutas posibles: puedes partir de la estación de trenes de Biel en autobús rumbo a Eisbanh pero descendiendo en Taubenloch. Te bajas en esa parada, cruzar la carretera y al lado del restaurante tienes la entrada al desfiladero. O puedes usar el cablecarril de Biel-Leubringen y caminar por un bonito bosque por una hora hasta Frinvillier donde te topas con el mismo restaurante y ya encuentran el sendero rumbo al desfiladero.

https://sobresuiza.com/2010/05/04/taubenloch-un-desfiladero-magico-en-biel/

Biena (en alemán Biel [bi:l], en francés Bienne [bjɛn], en italiano Bienna, en alemán bernés Bieu) es una ciudad y comuna suiza del cantón de Berna, situada en el distrito administrativo de Biel/Bienne en la región de Seeland. Es la segunda ciudad del cantón y una de las tres ciudades bilingües de Suiza junto con Friburgo y Sierre/Siders, queda justo en la frontera lingüística (llamada Röstigraben) entre el francés y el alemán. La población está compuesta por un 40% de francófonos y un 60% de germanófonos. La parte francesa tiende a disminuir poco a poco. El gentilicio es bienés(a).

La ciudad fue (con Neuchâtel, Yverdon-les-Bains y Murten/Morat) una de las organizadoras de la exposición nacional Suiza de 2002, EXPO 2002.

La ciudad fue el lugar de nacimiento de Felix Villars.

https://es.wikipedia.org/wiki/Biel/Bienne

https://de.wikipedia.org/wiki/Biel/Bienne

https://fr.wikipedia.org/wiki/Bienne

https://www.luftbildsuche.de/search.php?d=1&text=Biel

https://www.luftbilderschweiz.ch/luftaufnahmen/luftbilder/ortschaften/bern/biel/

http://www.swebfoto.ch/biel-seeland1/index.html

http://www.staedte-fotos.de/name/galerie/kategorie/Schweiz~Kanton Bern~Biel-Bienne.html

https://www.bieler-altstadt.ch/

https://erasmusu.com/en/erasmus-lengnau/erasmus-blog/top-12-things-to-see-in-biel-491785

http://www.soevent.ch/biel-und-neuenburg-bilder-pictures.html

https://www.adebaumann.com/photography/galleries/aerial-photos/

http://gruesseausderschweiz.blogspot.com/1981/12/roaming-around-biel-12131981.html

https://www.emporis.com/statistics/tallest-buildings/city/100877/biel-switzerland

Vídeo:

Web recomendada: https://www.biel-bienne.ch/

Contador: 149

Inserción: 2018-06-02 17:01:58

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET