KrefeldKrefeld

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Dresde

Otro: Dresden

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Alemania

Localización: Estado Federado de Sajonia

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Dresde es sinónimo de cultura.

La cultura se puede interpretar y definir de diferentes formas. Pero también hay una forma muy simple de decirlo: Dresde. La profusión y suntuosidad de los extraordinarios bienes culturales es tan sobrecogedora que el visitante se queda simplemente sin palabras. Además, los habitantes de Dresde han logrado integrar todos estos tesoros en un maravilloso paisaje fluvial, de manera que del asombro se pasa rápidamente al puro entusiasmo.

Bien mirado, no se debería otorgar el atributo "de fama mundial" tan pródigamente. Pero en Dresde sí que es de lo más oportuno. No solo por los "tres grandes", el palacio Zwinger, la Semperoper y la iglesia Frauenkirche, sino también por el conjunto arquitectónico de la Terraza de Brühl, el Palacio Residencial, los castillos del Elba en la ladera de Loschwitz, el barrio residencial de villas de Blasewitz, la ciudad jardín de Hellerau y, obviamente, los doce museos de las Colecciones Estatales de Arte. Y no se olvide de la ubicación del centro de la ciudad a la orilla izquierda del río Elba, un punto angular de un plácido recodo fluvial.

La obra arquitectónica "famosa en el mundo entero" es el palacio Zwinger, que sigue siendo objeto de admiración como obra culminante del arte barroco. La iglesia Frauenkirche, reconstruida sobre sus ruinas, es seguramente la iglesia más relevante del protestantismo; y el teatro sajón de la Ópera Estatal, edificado en el estilo italiano del Renacimiento medio y bautizado como Semperoper por el nombre de su constructor, es sin duda uno de los teatros de música más bellos del mundo. Desde la zona de parque de la Terraza Brühl, el "balcón de Europa", se dispone de unas fantásticas vistas sobre el río Elba y el Neustadt, situado enfrente y rodeado de edificios representativos tales como la Academia de las Artes y el Albertinium, con la galería Neue Meister y una colección de esculturas, representando así otra obra culminante de la ciudad. También los grandiosos museos como la Bóveda Verde en el Palacio Residencial, la mayor cámara del tesoro del mundo, la "Cámara Turca", o la pinacoteca de los Antiguos Maestros con la Madonna Sixtina de Rafael enriquecen la agenda cultural de forma insuperable.

También como ciudad musical Dresde goza de fama internacional desde hace casi 700 años. No solo la ópera, la Orquesta Estatal, la Filarmónica y el coro de la Cruz despiertan entusiasmo con sus orquestas y compañías. Los festivales internacionales, las emocionantes producciones de teatro y de baile, y una serie de eventos espectaculares, como el Baile de la Ópera de Semper, tienen cabida en el programa durante todo el año. En Dresde la cultura también significa jazz: el Festival Internacional de Dixieland es el mayor festival de jazz con reminiscencias oldtime de Europa. Los momentos estelares tradicionales son el Riverboat Shuffle, el paseo del jazz a lo largo de la calle Prager Straße y el desfile Dixieland por el casco antiguo. Muchos eventos al aire libre, como las Noches de Cine a la orilla del Elba y los conciertos en los románticos jardines de los castillos del Elba, completan el calendario de festivales.

Las modernas obras maestras arquitectónicas demuestran que en Dresde no solo se cultiva lo tradicional. Muestras superlativas de ello son por ejemplo la Nueva Sinanoga o el Palacio de Cristal de corriente deconstructivista de Coop Himmelb(l)au, los famosos arquitectos austriacos. Tampoco puede dejar de visitar la estación central, remodelada por el famoso arquitecto Sir Norman Foster, quien cubrió su histórica estructura de hierro con una membrana de teflón transparente, así como el Museo de Historia Militar. Este último ha sido ampliado y remodelado recientemente según el audaz diseño de Daniel Libeskind. Audaz fue también en su momento la construcción del "Milagro Azul": el primer puente de Europa sin pilares, una obra de arte desde el punto de vista de la ingeniería y, simultáneamente, un fantástico mirador.

Y si su intención es visitar Dresde en diciembre, tendrá la ocasión de vivir otro gran acontecimiento cultural: el mercado navideño Striezelmarkt. En 1434 quedó constancia por primera vez de la celebración de este mercado navideño, el más antiguo de Alemania, y hasta el día de hoy sigue siendo una gran fiesta de luces, colores y olores. Disfrute del ambiente solemnemente conmovedor con un vino caliente o "Glühwein", los típicos dulces de Navidad, las castañas asadas y el Christstollen o pan dulce navideño, que aquí se conoce como "Striezel". Descubra otra especialidad de Dresde que solo se puede describir acertadamente con una palabra: de fama mundial.

http://www.germany.travel/es/ciudades-turismo-cultural/ciudades/dresde.html

PAÍS

Alemania.

Ciudad histórica, fue la antigua capital de Sajonia, situada en el sureste del país, a 40 km de la frontera con la República Checa. Es un centro médico y de investigación nuclear y produce herramientas de precisión y máquinas herramienta, aviones, aparatos electrónicos, tejidos y porcelana. La Casa de la Opera Semper, del siglo XIX, fue reabierta el 13 de febrero de 1985 para recordar el 40º aniversario de la destrucción de la ciudad, debida a los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial, y para marcar la terminación de la laboriosa reconstrucción de la antigua ciudad barroca que una vez fue conocida como «La Florencia del Elba». Muchas de sus iglesias, el magnífico Palacio Zwinger y la Galería Semper, que alberga colecciones de porcelana, loza y pinturas de los maestros antiguos-también han sido restauradas.

POBLACIÓN

511.000 habitantes.

BREVE DESCRIPCIÓN HISTÓRICA

Los primeros poblamientos de la zona donde hoy se enclava Dresde datan del Neolítico. La zona en la que actualmente se encuentra el casco antiguo de Dresde ya se utilizó como vado para cruzar el río a principios de la Edad Media. No obstante, pese a tratarse de una zona situada junto al Elba, lucrativa desde un punto de vista comercial y a pesar de sus suelos fértiles, siempre resultó problemática al estar en un lugar muy boscoso casi selvático, de difícil colonización.

En el año 1206 se menciona por primera vez a Dresde. Su primer nombre fue Dresdene; nombre que posiblemente deriva de la palabra eslava Drež’any (habitante del bosque), con la que se designaba a sus primeros habitantes.

A fines del siglo XV Dresde se convierte en la residencia el soberano de Sajonia y experimenta un gran auge, gracias a la rebelión que llevó a cabo la Casa de Wettin con el fin de obtener la dignidad Electoral.

Este auge convirtió a la ciudad en un centro político y cultural de importancia. Debido a la obtención de esta dignidad electoral por parte de la Casa de Wettin, Dresde se convirtió también en el Land protestante más importante de Sacro Imperio Romano Germánico. En esta época se llevan a cabo grandes logros culturales, que son la causa, todavía, del prestigio que tiene esta ciudad.

Durante la Guerra de los Treinta Años, Dresde no fue quemada ni saqueada, pero la peste y el hambre, así como el estancamiento económico, afectaron al desarrollo de la ciudad. Después de esta guerra, la historia de Dresde fue muy cambiante: por un lado, fue la época de la construcción de los parques y edificios más famosos; por otro lado, la ciudad se vio envuelta en casi todas las grandes guerras europeas y fue en numerosas ocasiones dañada. En 1685 ardió completamente la antigua ciudad de Dresde y necesitó bastantes años para llevar a cabo su total reconstrucción como “Nueva ciudad regia“. A partir de entonces se denominó a este barrio como „ciudad nueva“ (Neustadt). Bajo el gobierno de Augusto II, llamado Augusto el Fuerte, conquistó Dresde su fama de ciudad cultural que todavía mantiene. En diciembre de 1745 Prusia conquistó por primera vez Dresde durante la Guerra de Sucesión Austríaca.

En 1756 Prusia volvió a conquistar Dresde, esta vez, durante la Guerra de los Siete Años. Al acercarse el ejército austriaco, el gobernador prusiano que la gobernaba permitió que parte de la ciudad ardiera de nuevo. En 1760 Prusia asedió la ciudad de Dresde sin éxito, aunque no impidió que el interior de la ciudad fuera bombardeado. Schiller en 1785 escribió en esta ciudad la Oda a la Alegría, el poema que es actualmente el Himno de la Unión Europea.

A principios del año 1791 se firmó en Dresde, o más bien en sus cercanías exactamente en Pillnitz la Declaración de Pillnitz, lo que sería el comienzo de las hostilidades entre Francia y Alemania, que durarían 150 años, ya que los monarcas alemanes se arrogaron el poder de destruir los resultados de la Revolución Francesa. En la Guerra de liberación contra Napoleón Dresde se involucró enormemente. El año 1813 tuvieron lugar en los alrededores de Dresde batallas decisivas en la revolución de Leipzig, en este caso Sajonia, con Dresde a la cabeza, luchó junto a los franceses, los cuales entraron en la ciudad y la protegieron frente a los posteriores ataques.

A lo largo del siglo XIX Dresde se libró de las guerras y se convirtió en la capital de uno de los reinos más fuertes que había en el Reich formado en 1871. Durante la Primera Guerra Mundial Dresde permaneció incólume. Después de la Revolución de Noviembre en 1918 Dresde se convirtió en la capital del Estado libre de Sajonia.

La ciudad recibió un durísimo golpe durante la Segunda Guerra Mundial. En la noche del 13 de febrero de 1945 se produjo el Bombardeo de Dresde. La aviación aliada descargó sobre ella una inmensa cantidad de bombas incendiarias. Como resultado, murieron entre 25.000 y 140.000 personas (según las fuentes) y la ciudad quedó reducida a ruinas.

Dresde fue durante siglos un importante centro militar. En el norte de la ciudad se situó la Albertstadt, una ciudad militar autosuficiente que fue ampliada por los nazis. Entre 1939 y 1945 se internaron en barracones reclusos de los campos de concentración, como Auschwitz o Flossenburg. Estos trabajaron en la industria armamentística. A partir de 1945 se situaron en la ciudad tropas del Ejército Rojo y del Ejército Nacional Popular. Después de la reunificación alemana todas las tropas fueron trasladadas o disueltas.

Durante la época socialista, en la que la ciudad pertenecía a la RDA, desaparecieron la mayoría de los restos de la ciudad antigua. Ruinas del Dresde barroco y de iglesias fueron dinamitadas. Debido a las protestas de los vecinos, las partes no destruidas del barrio de Neustadt se salvaron de la demolición. En Prohlis y Gorbitz se construyeron enormes edificios de hormigón, donde antes había terrenos sin construir. En la zona de Johannstadt así como otras del centro de la ciudad se construyeron igualmente grandes bloques de edificios de hormigón. Apenas unos pocos edificios antiguos se mantuvieron. El ideal socialista de construcciones de viviendas se realizó plenamente en el arrasado centro de la ciudad. Con el tiempo se reconstruiría el palacio Zwinger, la Catedral católica (Hofkirche) y el teatro de la ópera (Semperoper).

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989 se produjo la Reunificación alemana y la ciudad pasó a ser parte de la RFA y de la Unión Europea. En esta época más edificios antiguos fueron derribados. También otros muchos fueron reconstruidos gracias a subvenciones. Muchas zonas de Dresde sirven como ejemplo de la exitosa restauración de edificios representativos y permanecen como emblemas del patrimonio nacional.

Al igual que el resto de la ex-RDA, Dresde ha tenido problemas para acoplarse con el sistema de la RFA. Sin embargo la ciudad destaca por ser una de las que mejor ha sabido adaptarse a la nueva economía. En agosto de 2002 la ciudad se vio afectada por las grandes inundaciones que produjo el Elba. El nivel del río superó al de las mayores inundaciones de la historia de la ciudad, superando así las de 1784, 1799 y 1845. Los edificios fueron rápidamente reparados, no como las calles e infraestructuras. En 2004 Dresde y los 20 km de distancia entre el castillo Übigau y el Pillnitz, es decir el Valle del Elba en Dresde, fueron declarados Patrimonio Cultural de la UNESCO. En el año 2005 se culminó la reconstrucción de la Frauenkirche, iglesia que se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción de la ciudad.

DÍAS FESTIVOS

1 de enero: Año Nuevo

6 de enero: Reyes Magos (Baden-Wurtemberg, Baviera, Sajonia)

Marzo/abril: Viernes Santo, Lunes de Pascua

1 de mayo: Día del Trabajador

Mayo/junio (jueves): Corpus Christi (en varios estados federados)

Mayo/junio (jueves): Día de la Ascensión

Mayo/junio: Pentecostés (domingo y lunes)

15 de agosto: Asunción de la Virgen María (Baviera, Sarre)

3 de octubre: Día de la Unidad Alemana

1 de noviembre: Día de Todos los Santos (Baden-Wurtemberg, Baviera, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Turingia)

25 de diciembre: Navidad

26 de diciembre: Día del Aguinaldo

31 de diciembre: Fin de Año

FECHAS DESTACADAS

Fiestas, festivales y actividades son parte de la escena cultural en Dresde: los festivales musicales de Dresde, los días de música contemporánea de Dresde y el festival Dixieland, la segunda más grande del mundo. Regularmente, los habitantes de Dresde celebran en la ciudad, la fiesta de la locomotora a vapor, la parada de buque a vapor o la fiesta "Elbhangfest".

Festival musical de Dresde. Cada año desde finales de mayo hasta comienzos de junio, en los hermosos castillos, jardines, teatros palacios e iglesias de la ciudad resuenan numerosos conciertos, presentados por renombrados solistas y compañías de teatro internacionales y por los mejores cuerpos musicales de Dresde.

La fiesta Elbhangfest. El último fin de semana de junio el paisaje entre Loschwitz y Pillnitz se transforma en una gran zona de fiesta. En cinco lugares a lo largo de la pendiente del Elba en las plazas de los pueblos, en parques y villas, a orillas del Elba y en las pendientes se ofrecen 200 diferentes actuaciones. Fiestas de arte y fiestas del pueblo todo en uno. La fiesta Elbhangfest ofrece conciertos, teatros y actos de danza y para niños, lecturas y eventos especiales. Hay mercados de artesanía local, además de diversas ofertas gastronómicas. Visitas guiadas y conferencias hacen posible el encuentro con la región. Acciones de jóvenes artistas presentan espíritus contemporáneos modernos.

Festival internacional "Dixielandfestival". En el festival de jazz más antiguo de Europa y el más grande de su género en el mundo (a mediados de mayo) la ciudad baila y se alegra con los conciertos en los buques a vapor del Elba y en la "milla" del jazz de la calle Prager Straße. Y para concluir hay sesiones improvisadas y un gran desfile en vehículos históricos.

CLIMA

La ciudad ofrece veranos calurosos y húmedos e inviernos fríos y bastante secos, siendo la mejor época para su visita durante los meses de primavera y verano

COMPRAS

PRINCIPALES ARTÍCULOS A ADQUIRIR:

Dresde invita a descubrir gangas y únicos y valiosos objetos que sólo ahí se pueden encontrar. Las compras en Dresde son tan variadas y ricas como variada y rica es la misma ciudad.

Porcelanads de Meissen, artísticas tallas de madera de Erzgebirde, especialidades gastronómicas como la Dresdner Christstollen (de frutas) o vinos de Meissen. Un sinfín de posibilidades que hacen de la compra en Dresde una actividad casi indispensable para el visitante.

PRINCIPALES ZONAS DE COMPRA :

La principal calle comercial de Dresde lleva desde la calle Prager Straße, pasando por el mercado antiguo hasta la calle Wilsdruffer Straße con los grandes almacenes, grandes cadenas de moda y la galería del mercado antiguo con más de 100 tiendas. La calle Königstraße en la ciudad nueva al lado del Elba es considerada como la primera dirección para compras de alto nivel.

La calle Prager Straße. La zona comercial más popular, la calle Prager Straße es la típica calle comercial de Dresde con grandes almacenes y muchas tiendas con amplio surtido de marcas internacionales y populares.

El mercado antiguo. En los alrededores del Mercado Antiguo se han establecido mayormente pequeños negocios individuales. Al contrario de la “galería del mercado antiguo” que con más de 100 tiendas, cafés y restaurantes tiene más bien cierta atmósfera metropolitana. Nombres de renombre internacional están representados aquí de igual forma que las tiendas de vendedores regionales. El mercado de las Trenzas “Striezelmarkt” es uno de los mercados de Navidad más conocidos e históricos y se ubica frente a la iglesia de la Cruz.

PRECIO FIJO O "REGATEO" :

Precio fijo y en los mercadillos se admite el regateo.

***

ENTRETENIMIENTOS

MUSEOS Y LUGARES DE VISITA TURÍSTICA :

Muchos de los cerca de 30 museos tienen nivel internacional. En el palacio Zwinger se encuentra la famosa galería de arte de maestros antiguos con la “la Virgen Santísima Sixtina”, y la colección de porcelana más grande del mundo. Un tesoro conocido en todo el mundo es también la antigua colección de joyas reales en la Bóveda Verde en la terraza “Brühlsche Terrasse”. Arte contemporáneo muestra la galería “Nuevos Maestros”, el nuevo círculo artístico de Sajonia, la Escuela Superior de Artes Plásticas y alrededor de 60 galerías.

El Palacio Zwinger con sus museos y colecciones. El museo más conocido de colecciones estatales de arte de Dresde es la pinacoteca “Antiguos Maestros” en la parte museística del palacio Zwinger.

La Cámara de Arte del Electorado. Con la cámara de arte del Electorado el príncipe elector Augusto puso en 1560 la base para la primera colección de Dresde, que ya en el siglo XVII pertenecía a las curiosidades turísticas más famosas de Europa. Las piezas de colección fueron creciendo en clase y número tan rápidamente que ya en el siglo XVIII se fundó un museo especial.

El Museo Erich Kästner. El museo es un espacio de comunicación para todos aquellos que quieran conocer la vida y obra de Erich Kästner.

La Bóveda Verde. La Bóveda Verde es el museo de tesoros más ostentoso de Europa. Se muestran obras maestras de joyería y orfebrería así como tesoros de ámbar, marfil, vasijas de piedras preciosas y estatuas de bronce muy artísticas, como por ejemplo el servicio de café de oro, el hueso de cereza con las "186 caras", la gran fragata de marfil y figuras de perla llenas de imaginación.

El Museo Alemán de la Higiene. La exposición permanente presenta una gran selección de obras de significativas colecciones del Museo Alemán de la Higiene: además de las conocidas figuras de cristal se pueden apreciar también esculturas de cera e históricos modelos anatómicos y preparados, valiosos objetos histórico-culturales de la colección Schwarzkopf y objetos que se emplearon en el siglo XX para el cuidado de la salud.

Colección de esculturas en el Museo Albertinum. La colección de esculturas en el Museo Albertinum en la terraza "Brühlsche Terrasse" presenta obras de más de cinco siglos, desde culturas antiguas de la región mediterránea y del Oriente Próximo, pasando por todas las épocas de escultura europea desde la alta Edad Media hasta la actualidad. Punto central de la exposición permanente es la mundialmente conocida Colección de la Antigüedad.

PRINCIPALES SITIOS DE INTERÉS TURÍSTICO

Una combinación de tradición y época moderna determinan el encanto cultural de la ciudad. A eso se añade la belleza del paisaje del Elba con extensos prados, amplias villas señoriales y ostentosos palacios a lo largo del “Stroms” (patrimonio cultural de la humanidad UNESCO). Dresde cambia su imagen como ninguna otra ciudad lo hace. Durante el auge de los últimos años en el sector de la construcción se han edificado obras maestras arquitectónicas, que llaman la atención a nivel internacional.

Lugar muy importante es la reconstruida iglesia de Nuestra Señora. Alrededor de la plaza de teatro están el palacio “Zwinger”, la construcción del barroco tardío más destacada en Alemania, la ostentosa ópera Semper, el castillo residencial con establo interior y una gran pintura mural del desfile de los príncipes, así como la Catedral. La ciudad nueva exterior está caracterizada por bares y lugares de moda. Vale la pena conocer la lechería más bella del mundo “Pfunds Molkerei”, los tres castillos del Elba y los históricos ferrocarriles de montaña en Loschwitz.

El Palacio Zwinger de Dresde. La obra arquitectónica barroca más bella de Dresde se encuentra en el centro del casco antiguo. Es considerada como una de las más importantes construcciones del barroco tardío en Europa. La puerta “Kronentor” con la cofia dorada se ha convertida en uno de los monumentos característicos de Dresde. El nombre Zwinger, es un concepto de las edificaciones fortificadas y significa el espacio que se medía entre la muralla externa e interna. La zona se presenta hoy con su extenso patio interior, los diferentes pabellones y las galerías como armónica unidad.

La Ópera Semper. La tradición de ópera de Dresde se remonta hasta el Renacimiento. La arquitectura y acústica hacen de la ostentosa ópera de Dresde una de las principales obras de arquitectura teatral del siglo XIX. Reconstruida idéntica a la original, vuelve a lucir su decoración artística y ornamental. Gracias a la tradición musical y a la alta calidad artística está entre las más conocidas óperas del mundo.

La Iglesia de Nuestra Señora. La iglesia de Nuestra Señora de Dresde es una de las más importantes construcciones de iglesias protestantes de Sajonia. Destruida en febrero de 1945, las impresionantes ruinas se convirtieron en un monumento conmemorativo contra la guerra y la destrucción. Utilizando los elementos rescatados surge de nuevo la iglesia de Nuestra Señora como lugar de fe, de esperanza y de encuentro subvencionada con grandes donativos de muchos países del mundo.

EXCURSIONES DESDE DRESDE:

Dresde está rodeado por la sierra de los Montes Metálicos del Este, por las rocas de arenisca de la "Suiza de Sajonia" y por la cadena de colinas de las montañas Lausitz. Esta geografía hace que Dresde sea el punto de partida ideal hacia diversas excursiones.

Meissen.

La mundialmente famosa manufactura de porcelana Meißen presenta obras maestras desde el tiempo de su fundación (1710). El castillo Albrechtsburg, con su escalera de caracol, es el ejemplo más antiguo de un castillo residencial del Renacimiento en Alemania. Por debajo del monte del castillo se extiende el casco antiguo de la ciudad con el bello Ayuntamiento en el mercado.

Moritzburg.

En un pintoresco paisaje de estanques se encuentra Moritzburg con su palacio de caza barroco, uno de los castillos rodeados de agua más hermosos de Europa. En Rüdenhof, el último domicilio de Käthe Kollwitz, obras y documentos personales recuerdan a la diseñadora y escultora alemana. En el conocido criadero de caballos de Moritzburg se dan lugar anualmente populares desfiles de sementales.

Radebeul.

Con sus viñedos alrededor de la histórica explotación vinícola Hoflößnitz y el castillo Wackerbarth con su emblema Belvedere, la ciudad brilla con un encanto sureño. El Museo Karl May en la casa del escritor de aventuras conocido mundialmente, el visitante es raptado al "Salvaje Oeste". Con un tren a vapor, en aproximadamente 30 minutos desde Radebeul atravesando un pintoresco paisaje de estanques, se llega a Moritzburg.

http://www.viajerosonline.org/component/content/article/171-alemania/5679-alemania-dresde-informacion-turistica-y-guia-de-viaje-de-dresde.html

Guía turístico de Dresde - Lugares de interés

Se puede afirmar con toda la seguridad que Dresden es una ciudad muy bella de Europa. Está claro que es muy difícil medir sus fuerzas con las metrópolis como Nueva York o Pekín en lo que atañe a la cantidad de población y rascacielos, pero esta ciudad en el río Elba no los necesita: Su atracción consiste en otras cosas. Se puede ver a multitudes de turistas en sus calles y este hecho tiene motivos. Dresden es tan preciosa que aún viviendo aquí durante muchos años no dejas de admirarla.

Palacio Zwinger.

Desde el puente de Augustusbrücke se abre una vista maravillosa de los edificios históricos de la Ciudad Vieja, los contornos de los cuales inspiraron a Bellotto en sus pinturas que ahora se encuentran en la Galería de los antiguos maestros (en la galería de pintura de Dresden) en el palacio Zwinger. La suntuosa colección de esta galería incluye también los lienzos de los pintores holandeses y una sección grande de pintores italianos y españoles. Precisamente aquí se preserva la famosa “Madona Sixtina” de Rafael. Además de la galería de pintura, en el palacio de Zwinger está situada la Armería, el salón de física y matemática y una colección grande de porcelana que está representada por los servicios japoneses, las vajillas y jarrones chinos y también por las piezas de la porcelana de Meissen, recogidas por los coleccionistas sajones. La construcción de Zwinger empezó en el año 1709 y se terminó en el año 1855. Las fachadas del palacio, la ex-residencia de los coleccionistas sajones, fueron restauradas completamente, pero en el interior y en la parte de atrás todavía continúan los trabajos de reparación. Se puede observarlo perfectamente desde la torre de Hausmannsturm, desde la cual se tiene un vista panorámica muy exuberante de la ciudad. En la torre se sitúa la exposición sobre la ciudad de Dresden de los años 1944-45 y las fotografías muestran las consecuencias de bombardeos sin sentido durante los cuales fallecieron 35.000 personas. Hoy en los locales del palacio Zwinger está expuesta la famosa colección de Grunes Gewölbe (la Bóveda Verde)

Hofkirche.

Al lado del palacio Zwinger se localiza la iglesia católica de la corte que se llama Hofkirche, la torre de la cual salta a los ojos enseguida. Desde afuera la iglesia parece muy oscura y triste, pero adentro está llena de luz. El famoso lienzo de "Fürstenzug" relaciona el palacio y el Johanneum, el edificio, donde hoy día está el museo de transporte de Dresden. La pared que es casi de 100m de largo era antes decorada con una pintura en sgraffito. A principios del siglo XX la pintura fue sustituida por 23 921 azulejos preciosos de la porcelana de Meissen. El lienzo representa una procesión de gobernadores sajones de la dinastía de Wettines.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/dresde/

Dresde: qué hace falta visitar - cultura, arquitectura, museos y templos

Desde el punto de vista de la historia la región más atractiva se considera Noistadt, en su territorio se conservaron muchos bellos edificios antiguos. El lugar de interés arquitectónico más brillante es el Palacio japonés, que fue construido a principios del siglo 18. Actualmente en el Palacio funcionan 2 museos, uno de ellos ayuda a los visitantes a conocer la cultura nacional de Sajonia, y el otro representa inapreciable colección de muestras etnográficas. En la ciudad se encuentra la más bella y famosa lechería de todo el mundo llamada «Pfunds Molkerei». Su inauguración tuvo lugar en 1880, sus mostradores y paredes están adornadas con pintura refinada y mosáico. Entre los monumentos históricos es muy famoso “el Jinete de oro”, que fue inaugurado en honor de Augusto El Poderoso – famoso gobernador polaco.

A los admiradores de la pintura hay que visitar la Galería de pintura de Dresden, donde se guardan grandes obras maestras de Rubens, Ticiano y Van Dake. El adorno principal de la colección se considera preciosa Nuestra Señora de Rafael. En la cámara de arma los visitantes podrán ver gran colección del arma solemne, tejidos históricos y antiguas armaduras. El museo cuenta con cerca de 10 mil muestras históricas. A los amantes de lugares de interés naturales y arquitectónicos será muy interesante pasear por el valle del río Elba. En estos lugares se conservaron preciosas casas y castillos, entre los cuales el famoso Albrehtsberg, Ecberg, Lingnershloss y Pillnits.

Pasar bien una cita romántica se puede en la terraza de Brul, que se encuentra poco lejos de la Plaza del Palacio. Pintoresco malecón, abundancia de restaurantes y cafés acogedores – aquí les gusta pasear tanto a los turistas como a los ciudadanos. A los apreciadores de la música clásica será muy interesante visitar la ópera de Dresden que se considera uno de los mejores escenarios en el territorio de Europa. El edificio, donde se aloja la ópera, es muy interesante. Su primera construcción fue fundada en el siglo 17, el teatro en él fue inaugurado sólo en 1841. A finales del siglo 19 el edificio sufrió el incendio y fue reconstruido en la segunda mitad del siglo 20.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/dresde/cultura--1761619.htm

Qué visitar: lugares de interés, historia y arquitectura en Dresde

Terraza de Brul.

A lo largo de Elba pasa la terraza de Brul, suntuoso camino, reequipado de potenciales fortificaciones de orilla, llamado también “el Balcón de Europa”. Su nombre la terraza de Brul recibió en honor del conde Genrih fon Brul, que fundó en estas tierras en 1739-48 su propio Palacio y el parque de entretenimientos privado. Aquí se encuentra antiguo nido patrimonial, Academia de bellas artes, edificio en el estilo de neobarroco, antiguo arsenal Albertinum, donde actualmente se aloja el museo. En la parte noreste de la terraza hasta 1945 se encontraba “Belveder”, uno de los mejores café-restaurantes, actualmente se planifica su restauración. Más al norte se ubica la orilla de la terraza con amarraderos para los vapores de “Flota blanca”. Cuando hace buen tiempo el viaje en el vapor a Suiza es inolvidable.

Frauenkirhe.

Al bajar la escalera y pasar por la calle acogedora Munzgasse, Usted se hallará cerca de la iglesia Frauenkirhe en la plaza Noymarkt. Esta iglesia redonda de gres fue construida por el arquitecto George Barom durante 6000 días entre el año 1726 y 1743. En 1945 fue destruida sólo en una hora. Después de la unión de Alemania decidieron volver a Dresden su silueta antigua, que se determina por Frauenkirhe. En 1994 empezó su reconstrucción, a finales del octubre de 2005 tuvo lugar solemne inauguración de la iglesia.

Nueva ciudad.

El terreno entre Elba y Albertplats después de 1989 se convirtió en el lugar a la moda de Dresden. Se destaca por maravillosos edificios restaurados de 3-4 pisos del siglo 18, ubicados a lo largo de Kuningshtrasse. A primera vista esta calle puede parecer un poco aburrida, pero si miramos más atentamente podemos encontrar bellos pasillos y acogedores patios con cafés y restaurantes. Aquí se puede encontrar diversos boutiques, galerías, quioscos de antigüedades y pequeño teatro. La mayoría de las tiendas se ubican en la parte nueva de la ciudad, ante todo a lo largo de la calle moderna Houtshtrasse en la zona de peatones. Los almacenes y centros comerciales se encuentran en antigua plaza de mercado (Altmarkt) y la calle de Praga (Pragerstrasse) en la parte antigua de la ciudad.

Ópera de Zemper.

Los orígenes de la tradición de ópera de Dresden tiene sus raíces en los tiempos de Renacimiento. La arquitectura y la acústica maravillosa de la ópera de Zemper forman parte de obras maestras de la arquitectura teatral del siglo 19. El edificio fue reconstruido según el original, fueron conservados su ornamento y adornos de la arquitectura. Gracias a la tradición musical y alta calidad de interpretación la Ópera estatal de Sajonia en Dresden pertenece a las casas deópera más famosas del todo le mundo.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/dresde/lugares.htm

¿Qué ver en Dresden?

Si estás planeando viajar a Dresden, te recomendamos nuestra lista, con las atracciones más visitadas y que por supuesto no podrás olvidar en tu viaje. Estarás en una ciudad muy romántica y llena de historia, podrás conocer el río Elba y que mejor que subirte a bordo de uno de los barcos a vapor ¡más antiguos del mundo!. En fin, te sorprenderá descubrir la belleza de día y de noche.

Palacio Zwinger, uno de los edificios arquitectónicos mas bellos de la ciudad es este palacio con estilo barroco, esta situado en el casco antiguo de la ciudad, entre el edificio de la ópera Semper y Postplatz, dentro encontraras un museo con colecciones de arte y ciencia.

Castillo Pillnitz, ubicado a orillas del Elba, sera una visita agradable, donde puedes visitar sus hermosos jardines, el pabellón ingles, el pabellón chino, una capilla católica etc... El parque que rodea los edificios principales, encontraras un árbol llamado camellia y que es uno de los mas antiguos de Europa, es de origen japones. Actualmente el castillo alberga el Museo de Artes y Oficios de las Colecciones de Arte Estatales y un Museo Palacio (Schlossmuseum).

Großer Garten (Jardín Grande), este magnifico jardín, además alberga el zoológico de la ciudad, un botánico, un palacete, el lago Carola y un tren para los niños. Un verdadero pulmón para la ciudad.

Fürstenzug, dando un paseo por la calle Augustusstraße, te encontraras con una pared exterior de la corte del rey, de unos 102 metros, compuesto por unos 24.000 azulejos de porcelana de Meissen, donde cuentan la historia de Sajonia.

Se cree que es la imagen más grande de porcelana del mundo del arte.

Hofkirche (Catedral de la Santísima Trinidad), esta bella catedral católica, con estilo barroco, construida en piedra arenisca, muy usual en las construcciones de la zona. Sufrió grandes daños durante la segunda guerra mundial, fue restaurada, pero a causa del bombardeo todavía es apreciable comparando los tonos de las distintas piedras. Además alberga un panteón real.

Frauenkirche (Iglesia de las mujeres), es una espectacular iglesia luterana barroca, que fue destruida totalmente durante la Segunda Guerra Mundial, sus ruinas se mantuvieron como monumento para recordar la destrucción de la guerra. Después de la caída del Muro de Berlín, comenzó su reconstrucción.

Neues Rathaus, Su torre proporciona la mejor panorámica en conjunto entre el casco antiguo, y un bello paisaje del río Elba.

Augustusbrücke (Puente de Augusto), este puente cruza el río Elba y conecta la parte histórica con la nueva, puedes tener una panorámica increíble.

Plaza de Altmark (Mercado viejo), Durante la guerra quedo completamente destruida. Hoy nuevamente en pie, En ella encontraras, la oficina de turismo y seguramente algún mercado estacional o un evento. Hay que destacar que anualmente se celebra aquí el Mercado de Navidad, siendo uno de los más antiguos de Alemania.

Neumarkt Plaza (Mercado Nuevo), probablemente es la plaza más conocida en el centro de Dresden, esta situada la iglesia Frauenkirche y cerca del mural de porcelana.

Yenidze, esta fábrica de tabaco es de estilo morisco-bizantino, con una impresionante cúpula de cristal, Ahora ha sido reconvertida en restaurante y es una atracción turística.

Semper Opera House, sin duda, este magnifico teatro de ópera es el más famoso de Alemania, y es la sede de la Orquesta del Estado de Sajonia. Cuenta con una gran agenda cultural.

http://www.turismoporalemania.com/2012/12/que-ver-en-dresden.html

Dresde, la ciudad que volvió a nacer

Un paisaje urbano obsesivamente reconstruido y símbolo de la crueldad bélica

GUÍA PRÁCTICA

José Luis de Juan 27 NOV 2004

Enclave del romanticismo y reflejo de la riqueza artística alemana, el 13 de febrero de 1945 se consumó su terrible destrucción. Rehecha y articulada, el turista vuelve a disfrutar ahora de ella.

Dresde ha sido la ciudad más castigada por un bombardeo después de Hiroshima. En una noche, aviones británicos arrojan sobre el centro 7.000 toneladas de bombas, destruyendo una de las ciudades de mayor patrimonio cultural de Alemania. Las casas, edificadas con madera, arden enseguida. Las primeras víctimas desaparecen en el humo a causa de las altas temperaturas que provocan las bombas incendiarias. La gente se refugia en los sótanos o se dispersa por las orillas del Elba, intentando escapar en barco, mientras de las tres estaciones los trenes huyen a toda máquina hacia el campo. Todavía hay discusión sobre el número de muertos; la cifra más baja es de 30.000. Dresde no era un objetivo estratégico. Los aliados pretendían desmoralizar a la población, pero al día siguiente los obreros seguían acudiendo a las fábricas, los empleados iban a las oficinas que seguían en pie. Y desde el este, el Ejército Rojo avanzaba inexorable. En pocos meses, la capital de Sajonia, llamada "la Florencia del norte", quedaría a merced de la decadencia en la parte oriental de Alemania.

El final de la guerra fue terrible para Dresde. Las cicatrices duraron muchos años, y hoy, quien llega aquí debe saber que pisa una ciudad reconstruida casi por completo. No es raro atravesar una plaza de edificios anodinos y de repente encontrarse con una bella fachada en ruinas del color del óxido. Por un momento parece que no haya pasado el tiempo. Pero sí, ha pasado, pero lentamente, como en el resto de la antigua RDA.

Un ritmo apacible y burgués

A pesar de los turistas, discretos si comparamos esta ciudad con la verdadera Florencia, Dresde no ha perdido su ritmo apacible de otra época, ritmo sumamente burgués que se percibe nada más acercarse al río Elba y recorrer el puente de Augusto, lo que a mí me hace recordar la atmósfera de Praga, ciudad bastante cercana. Su centro monumental es muy compacto, y por eso fue fácil destruir los edificios más importantes de Dresde en una sola noche. La mole del palacio renacentista se eleva junto a la catedral, construida a mediados del siglo XVIII cuando la dinastía sajona se convirtió al catolicismo. Más allá se encuentra la Ópera, de elegante fachada en semicírculo, donde Wagner estrenó Tannhäuser y Carl Maria von Weber dirigió tantas veces la orquesta. Se llega entonces al conjunto arquitectónico más interesante de la ciudad, el Zwinger. En él se puede pasar muy bien un día entero, si uno desea ver lo esencial de la Gemäldegalerie, un museo de pintura que contiene cuadros como la Madonna Sixtina, de Rafael, y el autorretrato de Rembrandt con Saskia, sin olvidar célebres obras de Vermeer, Tiziano y Canaletto, pintor que residió varios años en Dresde.

La riqueza artística de la ciudad es extraordinaria. Recibió el impulso estético de Federico Augusto II de Sajonia y luego se convirtió en el centro del romanticismo alemán en torno a la figura de Caspar David Friedrich. El círculo de Dresde tuvo mucha influencia y aglutinó a mecenas, talleres y artistas de la más variada procedencia. Entre los pintores se despertó la ambición de plasmar un tipo de paisaje que fuera genuinamente alemán, diferente al de otras culturas. Hacia 1800, Dresde tenía una vitalidad incomparable, era una joya aislada en los confines orientales de Alemania. Sin embargo, el fracaso de la revolución de 1849 dio al traste con la vanguardia y la ciudad entró en un aburguesamiento de lujo que culminaría en la Restauración y el estilo Beidermeier. Lo interesante es que ahora se nota esta evolución en el trazado urbano de anchas calles y generosas avenidas con edificios sorprendentes rescatados de los escombros, una rareza entre las por lo común cerradas urbes alemanas. Pensemos en Colonia, por ejemplo, una ciudad también bañada por un río, el Rin.

El Zwinger es una maravilla y el visitante no se cansará de deambular por la gran explanada central, observando las diferentes perspectivas de las galerías y pabellones, singular creación de la orfebrería barroca de Baltasar Permoser. La mejor vista puede que sea desde la puerta de la Corona, pero también desde el pabellón de la Muralla y la terraza, junto al sensual escenario escultórico del Baño de las ninfas, puede uno imaginar el Zwinger cuando allí se celebraban paradas militares, fiestas o torneos.

La cúpula desplomada

La mole clara de la Frauenkirche, que parece una montaña de cartón piedra, señala la controversia sobre los límites de la obsesión reconstructora de Dresde. Sus ruinas y el enorme cráter que dejó la cúpula al desplomarse eran una denuncia muda de la absurda crueldad de la guerra. Pero la reunificación trajo el proyecto de erigir de nuevo la iglesia, obra que muchos desaprueban y que dura ya 10 años.

Dresde es una ciudad vuelta a nacer, y eso se ve bien en el barrio del Altmarkt y la Kreuzkirche. Austeros edificios de factura soviética rodean preciosas construcciones antiguas, creando un ambiente extraño que por la noche parece un decorado. Es en la Prager Strasse, una amplia calle peatonal que desemboca en la estación central, donde mejor puede percibirse el contraste. Muy transitada durante el día, aquí se mezclan comercios y grandes almacenes con bares y restaurantes. En los últimos años se han levantado edificios modernos que rompen la monotonía gris de algunas zonas, como el cine UFA Pallast, que con su estructura de cristal y hormigón crea una dinámica nueva en el tejido urbano.

Otra cara de Dresde se aprecia en la ciudad nueva o Neustadt, en la orilla derecha del Elba. Se trata de un barrio residencial de casas poco elevadas y de variados estilos, desde el barroco al neoclásico pasando por el llamado Gründerzeit, que predominó en el tiempo de Bismarck. Resulta muy agradable dedicar un mediodía a vagar por sus calles tranquilas y luminosas, y reposar en algún parque haciendo compañía a los bebedores profesionales que alinean las botellas cerca de las papeleras como si fueran soldados de plomo. En torno a la Königstrasse menudean las galerías de arte, las tiendas de antigüedades y las librerías. Hay pequeños hoteles y tascas animadas, quizá sea la mejor zona para vivir en Dresde, exceptuando la orilla del río.

Singladura río arriba

Y es que, sin dejar de lado su esplendor artístico y su calma burguesa, para mí la mayor atracción de Dresde es el Elba, que siempre estuvo ahí. Nadie debería visitar la ciudad sin hacer una pequeña singladura río arriba, hacia la Suiza Sajona, o río abajo, hacia Meissen. Unos barcos de época, de vapor y ruedas de palas, hacen la travesía. Yo recomiendo uno que remonta el Elba, discurre frente a las riberas donde se asientan los palacios, en especial el de Pillnitz y su escalinata de Pöppelmann que desciende hasta el agua, y llega hasta la alta fortaleza de Königstein y las rocas inverosímiles de Bastei. Se suceden viñas, bellas mansiones acogedoras, y la corriente se torna el mirador perfecto desde el que contemplar un paisaje musical, agreste o plácido, según las vueltas del río, ese paisaje cautivador surgido casi de una idea explosiva, a medio camino entre la naturaleza y la mística, en el que Caspar David y sus amigos buscaban la esencia del espíritu alemán.

http://elpais.com/diario/2004/11/27/viajero/1101593289_850215.html

Dresde (Alemania): Alstadt

Dresde (Dresden), una de las ciudades más bellas de Alemania, es la antigua capital del ducado de Sajonia, está situada a orillas del Elba, con las estribaciones de los Erzgebirge al sur, al noroeste las empinadas pendientes de los Montes de Lusacia y al norte, a las puertas de la ciudad, la boscosa Dresdner Heide (Llanura de Dresde).

Dresde, posiblemente el principal centro artístico y científico de toda Alemania, empezó a destacar a partir de 1485, cuando los Wettin decidieron establecer aquí su residencia. En el siglo XVIII, la ciudad se convirtió en un centro cultural y alumbró numerosos edificios majestuosos. Sin embargo, casi todos ellos fueron destruidos durante la noche del 13 al 14 de febrero de 1945, cuando las fuerzas aéreas británicas y estadounidenses bombardearon la ciudad. Hoy se está restaurando meticulosamente el centro histórico para recuperar la gloria de antaño, de manera especial después de la inundación de la ciudad en 2002.

Una combinación de tradición y época moderna determinan el encanto cultural de la ciudad. A eso se añade la belleza del paisaje del Elba con extensos prados, amplias villas señoriales y ostentosos palacios a lo largo del 'Stroms', que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO.

»» Un poco de historia:

En 1206 aparece por primera vez con el nombre de 'Drezdíany', cuando era un pequeño asentamiento de eslavos (sorabos) llegados en el siglo VI, desde el 968 bajo la diócesis de Meissen. En 1275, un puente unió la parte más antigua con la orilla derecha del Elba y el nuevo conjunto germanizó su nombre de Drezdíany en el Altendresden; en 1403 le fueron reconocidos los derechos de ciudad. En el curso del siglo XV se construyeron el puerto y la lonja.

Pero la verdadera historia de la ciudad comenzó en 1485 con la llamada 'Escisión de Leipzig', por la que se asigna Dresde a la rama albertina de la dinastía Wettin. En 1539, el príncipe elector Juan Federico el Magnánimo (1532-1547) se unió a la Reforma luterana, aunque fue en el siglo XVIII, tras abrazar la fe católica para acceder a la corona de Polonia, cuando los príncipes electores la transformaron en el polo artístico y cultural quizás más importante de la época, construyendo a las afueras de la ciudad espléndidos palacios. El gobierno de los príncipes electores sólo se vio interrumpido durante un breve periodo de ocupación rusa (1813-1815) y el efímero gobierno republicano de 1849, hasta 1918, en que renunciaron definitivamente al trono y Sajonia quedó anexionada a Alemania. Entre tanto, Dresde había sumado a su tradición artística y cultural un desarrollo industrial que fue el origen de los bombardeos del ejército aliado en 1945.

»» Edificios y espacios de interés:

»» En torno a Theaterplatz y Schlossplatz:

Al noroeste de Neumark se extiende el actual corazón de la ciudad, fantástico escenario arquitectónico, reformado en 1913. En el centro se eleva el monumento ecuestre al rey Juan (1854-1873), realizado por Johannes Schilling en 1899. Al sur de la plaza se halla el edificio de la Altstädter Wache, en el lado norte el Italianisches Dörfchen, entre el Zwinger y el castillo se halla el Taschenbergpalais y delante del palacio la popular Cholerabrunnen, fuente neoclásica de 18 columnas realizada por Gottfried Semper en 1843 para recordar a los muertos en la epidemia de cólera que arrasó la ciudad entre 1840 y 1841.

» Sächsische Staatsoper: El edificio neorrenacentista de la ópera de Dresde se ubica desde 1841 en la Theaterplatz. El apodo de Semperoper se lo debe a su arquitecto, Gottfried Semper, quien lo proyectó dos veces: el primer edificio (erigido entre 1838 y 1841) se incendió en 1869; el segundo se completó en 1878. Alberga las actuaciones de la Sächsische Staatsoper (Ópera Estatal de Sajonia), la Staatskapelle Dresden (Orquesta de la Ópera) y del Dresden Semperoper Ballet. En la Semperoper se estrenaron óperas de Richard Wagner (como 'Tannhüsser' y 'El holandés errante') y Richard Strauss. Enfrente del edificio, en Theaterplatz, está la estatua a caballo del rey sajón Johann, de Johannes Schilling.

» Altstädter Wache: El famoso arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel proyectó este pequeño edificio neoclásico, la Guardia de la Ciudad Vieja, con líneas sofisticadas y proporciones inmaculadas entre 1830 y 1832. Reconstruido sólo en parte, se utiliza como taquilla de la Ópera.

» Italianianisches Dörfchen: El conocido como 'Pueblecito Italiano' está formado por un grupo de edificios construidos en 1913 en recuerdo de los maestros que edificaron la cercana Hofkirche, quienes habían instalado en este lugar sus talleres y barracones.

» Taschenbergpalais: Este palacio, que toma el nombre de una pequeña colina, fue construido en estilo barroco entre 1707 y 1711 por Daniel Pöppelmann; en el curso del siglo XVIII se le añadieron las alas. Era la residencia de los condes Cosel. La última guerra lo destruyó y ha sido reconstruida sólo la fachada.

» Hofkirche (Schloßstraße, 24) [http://es.wikipedia.org/wiki/Hofkirche_(Dresde)]: La monumental iglesia de la Corte es la catedral católica de la diócesis de Dresde-Meissen desde 1980. La presencia de esta iglesia católica en la Sajonia protestante se debe a razones políticas, ya que el Elector Augusto el Fuerte hubo de convertirse al catolicismo para obtener la corona polaca. La iglesia, construida entre 1738 y 1751, fue diseñada por el italiano Gaetano Chiaveri en estilo barroco romano. El interior, de forma oval, cuenta con dos galerías de dos alturas entre la nave principal y las laterales, cuatro capillas y sacristía detrás del altar que también son ovales. Reconstruido tras la II Guerra Mundial, el edificio, de clara influencia de la iglesia de la Corte de Versalles, atesora un magnífico púlpito rococó obra de Balthasar Permoser de 1722, una 'Asunción', obra maestra de Anton Raphael Mengs, en el altar mayor y un imponente órgano, el último realizado por Gottfried Silbermann entre 1750 y 1753. En la capilla a la derecha de la entrada, dedicada a las víctimas de la guerra, hay una 'Piedad' de cerámica de Meissen realizada por Friedrich Press en 1974. Bajo el coro se abre la cripta donde se hallan las sepulturas de los príncipes electores.

)

» Zwinger [http://es.wikipedia.org/wiki/Zwinger]: Es un edificio barroco situado en el casco antiguo de la ciudad, entre el edificio de la Semperoper y Postplatz. El palacio fue edificado en el lugar que antiguamente ocupó una fortaleza, y de ahí su nombre, ya que la palabra Zwinger (sinónimo de Ringmauer, 'entre muros') se utilizaba para denominar el muro exterior circular que formaba parte de las fortalezas. El Zwinger fue erigido entre 1711 y 1728 sobre los restos de un bastión que se encontraba entre la Semperoper y la Postplatz. Fue construido según los planos de Matthäus Daniel Pöppelmann y Balthasar Permoser. En la II Guerra Mundial, durante el bombardeo de Dresde de 1945, el edificio fue destruido. Pero ya en los años 1945-46 se comenzó con su reconstrucción. En 1963 la reconstrucción había terminado en su mayor parte La zona se presenta hoy con su extenso patio interior (en el pasado acogió torneos, festivales y espectáculos), los diferentes pabellones y las galerías como armónica unidad. Se destaca por las colecciones de arte y ciencia que se encuentran en su interior. Cuenta con colecciones permanentes como el Salón de las Matemáticas y la Física (Mathematisch-Physikalischer Salon), el Museo de los Animales (Museum für Tierkunde), la Colección de Porcelana (Porzellansammlung), la Cámara de las Armas (Rüstkammer) y la imponente Pinacoteca de los Antiguos Maestros (Gemäldegalerie Alte Meister).

Los elementos principales de la estructura son Kronentor, Puerta de la Corona, es la parte más conocida y fotografiada del conjunto arquitectónico. En la parte superior de la puerta está adornada con una reproducción de la corona real polaca. La puerta que se encuentra frente al lado oeste tiene un portal con vista a la estatua ecuestre de la Theaterplatz. El Nymphenbad (baño de las ninfas) es una fuente que se encuentra en la muralla detrás del pabellón francés. Hecha por Balthasar Permoser, pertenece al estilo barroco. El Wallpavillion muestra una impresionante fusión barroca de arquitectura y escultura, coronada por una estatua de Hércules que simboliza al Elector Augusto el Fuerte. El Glockenspielpavillion, el Pabellón de la ciudad o del carillón, que debe su nombre al reloj con carillón, realizado en porcelana de Meissen, instalado entre 1924 y 1936. El reloj hubo de ser restaurado varias veces, la primera entre 1849 y 1856. También se vio afectado por el bombardeo de Dresde en 1945. Su restauración duró hasta 1964 y se aumentó el número de campanas de porcelana de las 24 originales a 40.

La Gemäldegalerie Alte Meister [http://www.altemeister.net/] [http://es.wikipedia.org/wiki/Gemäldegalerie_Alte_Meister] contiene una de las colecciones de arte más selectas de Europa. El cuerpo central de la colección lo componen los lienzos que reuniera la familia Wettin a partir del siglo XVI, pero la mayoría de las obras fueron adquiridas a instancias del rey Augusto II el Fuerte y de su hijo Augusto III en la primera mitad del siglo XVIII. Primero estuvo situada en el Johanneum y finalmente en el Zwinger, en el ala construida por Gottfried Semper entre 1847 y 1854. Entre sus colección de pinturas, cuenta con piezas tan importantes como 'Tríptico de la Virgen y el Niño' (1437, Jan van Eyck), 'Venus dormida' (1508-1510, atribuida a Giorgione aunque podría ser obra de Tiziano, su discípulo), 'Madonna de San Sixto' (1513, Rafael; el famoso cuadro de los tan usados con fines comerciales angelitos debe su nombre a la abadía de San Sixto, en Piacenza, para la cual encargó el cuadro el papa Julio II), 'El tributo de la moneda' (1516, Tiziano), 'Retrato de un hombre' (1635, Velázquez), 'Autorretrato con Saskia' (1635, Rembrandt), 'Mujer leyendo una carta' (1659, Jan Vermeer de Delft) o 'Fiesta de amor' (1717, Antoine Watteau).

» Residenzschloss: La antigua residencia de los reyes de Sajonia, los Wettin, fue construida en sucesivas etapas entre finales del siglo XV y el siglo XVII. Las ampliaciones más recientes de este vasto castillo irregular de edificios con múltiples alas se añadieron en 1889 y 1901. En la actualidad alberga varias exposiciones y colecciones; la más famosa, el Grünes Gewölbe ('Bóveda verde'), que alberga el tesoro de los antiguos reyes sajones, una colección de orfebrería y manufactura fina.

» Fürstenzug ('Desfile de los Príncipes'): es un vasto friso de porcelana (102 m.) situado junto a la Schlossplatz que representa a los monarcas de la casa de Wettin entre 1123 y 1906. Forma parte de la fachada exterior de la Langer Gang ('Paseo Largo'), un edificio alargado erigido entre 1586 y 1591 para comunicar el castillo con el Johanneum y compuesto por una serie de arcadas apoyadas sobre columnas. El friso, creado originariamente por Wilheim Walther entre 1872 y 1876, mediante la técnica del esgrafiado, fue reemplazado en 1907 por 24.000 azulejos de porcelana de Meissen.

» Verkerhsmuseum (Johanneum): Este edificio renacentista de finales del siglo XVI, diseñado originariamente por Paul Buchner para alojar las caballerizas reales, fue reformado a mediados del siglo XVIII. Primero alojó una galería de pintura, luego una armería y finalmente una colección de porcelana. Desde 1956 es un museo de transportes.

» Sophienkirche: Situada en Postplatz, junto al Zwinger, no fue reconstruida. A pesar de su buen estado de conservación, fue eliminada por el gobierno de la ciudad en el marco del anticlericalismo socialista. Era uno de los pocos edificios góticos de Dresde.

»» Entre Terrassennufer y Waisenhausstrasse:

» Brühlsche Terrasse ('Terraza de Brühl') [Saber más en Wikipedia, alemán]: Es un conjunto arquitectónico que extiende a lo largo de la orilla del Elba junto al casco histórico, antes parte de las fortificaciones de la ciudad del siglo XVI y posteriormente transformado en jardín-mirador por el conde Heinrich von Brühl (1700-1763), primer ministro del príncipe elector Federico Augusto II, a quien debe su nombre. En 1814 el gobernador ruso, el príncipe Repin-Wolkosnki, abrió el jardín al público y mandó construir la escalinata que desciende hacia la Hofkirche. El acceso occidental a la terraza se realiza a través de unas escaleras que dan a la Schlossplatz. Desde comienzos del siglo XIX se le denomina también el 'Balcón de Europa”, por su espectacular panorámica. Alberga varios edificios importantes: el Landtag (el Parlamento) neorrenacentista, el Secundogenitur, una biblioteca neobarroca hoy café, y la Kunstakademie, la Academia de Arte, conocida como 'Zitronenpresse' ('exprimidor de limones') por su cúpula nervada de cristal. También se encuentran las estatuas de Gottfried Semper y Caspar David Friedrich, ambas obra de Ernst Rietschel.

» Frauenkirche: La Iglesia de Nuestra Señora es mundialmente conocida como un monumento en contra de la guerra y como símbolo de la reconciliación. El 14 de febrero de 1945 se derrumbó como consecuencia del bombardeo de Dresde. Años después ha sido reconstruida gracias, principalmente, a donantes de todo el mundo. A lo alto de su gran cúpula, la cual domina el perfil de la ciudad, se puede subir para tener una vista panorámica de toda la urbe. El edificio original de George Bähr, edificó entre 1726 y 1743, fue uno de los mejores exponentes del barroco. Tanto el edificio nuevo como el anterior tienen una altura de unos 91 m. Frente a la iglesia se eleva un monumento a Martin Lutero erigido en 1885 por Ernst Rietschel.

» Albertinum: Originariamente un arsenal real, fue reconstruido en estilo neobarroco en la década de 1880 por Carl Adolf Canzler. Hoy alberga la Gemäldegalerie Neue Meister (Galería de los nuevos maestros) con obras de pintores como Caspar David Friedrich, Max Liebermann, Max Slevogt, Otto Dix y artistas del grupo Die Brücke. La galería alberga trabajos del romanticismo, impresionismo y expresionismo. A diferencia de los "antiguos maestros", los artistas de esta galería muestran numerosas referencias a Dresde, debido a que muchos han estudiado o enseñado en la Hochschule für Bildende Künste o vivido en Dresde. También es encuentra el Skulpturensammlung, un pequeño conjunto de esculturas, incluidas notables piezas de Balthasar Permoser. Actualmente ambas colecciones, como ya lo hiciera la colección Grünes Gewölbe, se están trasladando a Residenzschloss, razón por la cual el Albertinum permanece cerrado.

Kreuzkirche (Dresde)

» Kreuzkirche: Situada en el Altmarkt ('Mercado antiguo'). Es una iglesia evangélica, como la mayoría de las de Dresde, y existe desde el siglo XIII, aunque con diferente forma. La iglesia barroca y neoclásica actual se construyó entre 1764 y 1792 sobre un emplazamiento de una iglesia gótica del siglo XV, a partir del proyecto de Johann Georg Schmidt. En recuerdo de los bombardeos de 1945, el interior no ha sido restaurado del todo.

» Stadtmuseum Dresden (Landhaus) (Wilsdrufferstrasse, 2) [Web oficial]: Edificio neoclásico de exterior y barroco en interior que se erigió entre 1770 y 1776 como sede de los Estados generales de Sajonia. Es sede del interesante Museo de Historia Municipal, cuya exposición cubre eventos anteriores a la reunificación de Alemania. La principal parte se encuentra en la casa de campo, Landhaus, en Pirnaischer Platz.

Otros museos municipales son el de Carl Maria von Weber, el de Józef Ignacy Kraszewski (escritor polaco que tras ser arrestado en Varsovia consiguió escapar e instalarse en Dresde, donde escribiera sus mejores obras, como 'Hrabina' y 'Brühl', ambientadas en la época de Augusto el Fuerte), el museo Kügelgenhaus (sobre el pintor romántico de Dresde Franz Gerhard von Kügelgen), Schillerhäuschen.

Sinagoga (Dresde)

» Sinagoga de Dresde (Hasenberg, 1): Fue destruida durante la 'Noche de los cristales rotos' (Kristallnacht) el 9 de noviembre de 1938. El antiguo edificio fue construido entre 1838 y 1840 según planos de Gottfried Semper. De allí sólo se pudo salvar la Estrella de David. Desde el 9 de noviembre de 2001 se puede visitar, casi en el mismo lugar, el nuevo edificio.

» Neues Rathaus (Dr. Kulz-Ringstrasse): El gigantesco ayuntamiento nuevo neorrenacentista, situado en el sureste de la ciudad vieja, fue construido entre 1905 y 1910. Su torre circular (70 m.), coronada por una estatua de Hércules, proporciona la mejor panorámica del casco antiguo.

» Hauptbanhof: La estación, de 1892, fue considerada un prodigio de la ingeniería. La nueva cubierta, una membrana de goma blanca que filtra y refleja la luz solar, se debe a la intervención de Norman Foster, que la terminó en 2005.

http://serviajero.blogspot.com.es/2010/01/dresde-alemania.html

Dresde (Alemania): Neustadt y las afueras

Neustadt (Dresden)

La Neustadt ('Ciudad Nueva') de Dresde, en la orilla derecha del Elba, consiguió el título de ciudad libre ya en 1430, aunque siempre se mantuvo a la sombra de la residencia en el otro lado del Elba. Tras un desastroso incendio en 1685 el barrio fue reconstruido sistemáticamente siendo entonces conocido como el barrio de Neustadt. La reconstrucción barroca había producido atractivas calles y sitios que todavía se pueden experimentar en el área alrededor de Königstrasse.

Aunque perdió gran parte de su majestuosidad en la II Guerra Mundial, aún esconde una serie de edificios y zonas de especial interés. Desde Augustusbrücke, y viniendo del Alstadt, se observan los edificios principales del Neustadt. De izquierda a derecha, son el Japanisches Palais, el Blockhaus, y los grandes edificios en estilo ecléctico que acogen el Finanz un Kultur Ministerium (1890-1896) y, aguas abajo el Carolabrücke y el Staatskanzlei (1900-1904). En el Neustädter Markt destaca la estatua ecuestre del elector de Sajonia y rey ​​de Polonia Federico Augusto I, conocida como Der Goldener Reiter. Más allá se prolonga el distrito vecino del norte, llamado Äussere Neustadt, es un barrio residencial con una arquitectura típica del siglo XIX.

Augustus Brücke (Dresden)

»»» Edificios y espacios de interés:

»» En Neustadt:

» Augustusbrücke: El puente de Augusto es el más significativo de la ciudad y une el casco antiguo barroco (Alstadt) con la Neustadt sobre el río Elba. Se remonta a 1275 y fue reconstruido entre 1727 y 1731 por Pöppelmann y modernizado en 1907. Fue reconstruido después de la II Guerra Mundial y tiene 331 m. Es el punto de observación privilegiado para contemplar los edificios que surgen en el paseo del río del norte.

» Neustädtter Mark: En el centro de la plaza destaca la célebre estatua en bronce dorado Der Goldener Reiter, estatua ecuestre del príncipe elector Augusto I el Fuerte, representado con una armadura romana y ubicada al final de la arbolada Hauptstrasse. El monumento, obra de Jean Joseph Vinache, se erigió en 1736. En el lado del río se encuentra el Blockhaus, palacete barroco construido en el año 1730 como cuerpo de guardia.

» Museum für Sächsische Volkskunst (Köpckestrasse, 1) [http://www.skd.museum/de/museen-institutionen/jaegerhof/museum-fuer-saechsische-volkskunst-mit-puppentheatersammlung/index.html]: Este pabellón de caza de estilo renacentista, conocido como Jägerhof y situado en la orilla norte del Elba se construyó entre 1568 y 1613. El ala oeste, la única sección que escapó de los bombardeos, alberga el Museo de Arte y Tradición Popular, un museo de etnografía con colecciones sobre la cultura y tradiciones sajonas, especialmente el de las montañas Etzgebirge.

» Japanishe Palais (Palaisplatz): Continuando por Meissner Strasse se llega a este gran palacio barroco que en su origen fue llamado 'Holandés' y más tarde 'Japonés' por la forma cóncava de sus tejado. Es una estructura de tres alas que data de 1715 cuando fuera construido por Rudolph Faesch para el conde Jakob Heinrich Graf von Flemming. Entre 1729 y 1731 fue ampliado por Matthäus Daniel Pöppelmann, Zacharias Longuelune y Jean de Bodt para guardar la colección de porcelana de Augusto el Fuerte, momento en que el palacio cambió de nombre. La porcelana nunca llegaría a almacenarse aquí y el edifico sirvió como Biblioteca del land de Sajonia hasta 1945. Entre 1835-1836 sufrió otra reconstrucción adaptándose un espacio en la planta baja para una colección de esculturas, realizada por Gottfried Semper. En la Segunda Guerra Mundial, el Palacio japonés fue gravemente dañada por el fuego, por lo tanto, los componentes de la Biblioteca del Estado fueron también dañados.

El palacio alberga dos museos: el Museum für Völkerkunde (Palaisplatz,11) [http://www.voelkerkunde-dresden.de/], vasto Museo de Etnografía de los cinco continentes, especialmente dedicado a los países tropicales; y el Landesmuseum für Vorgeschichte (Palaisplatz, 11) [http://www.archaeologie.sachsen.de/], Museo Regional de Prehistoria.

Delante del palacio se alza el monumento al rey Federico Augusto I, realizado en 1831 por E. Rietschel. El jardín que se abre frente a la fachada posterior del palacio es el lugar desde el que Canaletto pintó sus 'Vistas de Dresde'. La curiosa cúpula en forma de mezquita situada junto a una especie de alminar corresponde a una antigua fábrica de tabaco, el Yenidze, reconvertida en restaurante y atracción turística.

» Königstrasse: En esta importante calle del Neustadt, que desemboca en la Palaisplatz, se han reconstruido elegantes palacios, cuyos bajos albergan tiendas exclusivas y locales de moda.

» Hauptstrasse: La calle principal del Neustadt de Dresde fue reconstruida tras la guerra y en ella se conservan algunos edificios del siglo XVIII. La Kügelgenhaus, con mobiliario y decoración de principios del siglo XIX, forma parte del Museum der Dresdner Frühromantik (Hauptstraße, 13), museo dedicado al Primer Romanticismo de Dresde.

» Alberplatz: La gran plaza que se abre al final de Hauptstrasse es el punto de partida para explorar las calles más bulliciosas de esta parte de la ciudad. Son numerosos los locales y los restaurantes, instalados en la planta baja de edificios que a menudo recuerdan los estilos liberty y art decó. Albertstrasse es la calle más típica del barrio, ya que mantiene en buena parte el aspecto de hace un siglo.

Rebecca-Brunnen y Dreikönigskirche (Dresde)

» Dreikönigskirche (Hauptstraße, 23): La Iglesia de los Reyes Magos, situada en el centro de la Neustadt, fue construida entre 1739 y 1749 recreando la arquitectura del siglo XVIII. Entre 1990 y 1993 fue la sede del Parlamento Sajón. Delante de la iglesia se encuentra la Rebecca-Brunnen.

» Bautzner Strasse: A través, primero, de una sucesión de anónimos edificios (uno de los cuales, en el número 79 de la calle, alberga la Pfunds Molkerei, lechería fundada por el inventor de la leche condensada, toda revestida de cerámica [http://www.pfunds.de/]), y luego entre las residencias del barrio de Loschwitz, aparecen el Schloss Albrechtsberg [http://www.schloss-albrechtsberg.de/], un edifico neoclásico construido para el príncipe de Prusia entre 1850 y 1854; y el Schloss Eckberg (1859-1861), edificio neogótico situado en en número 134 de la calle, cerca de Schvenstrasse y a la izquierda de Schillerstrasse, y que actualmente alberga un hotel de lujo.

»» En las afueras:

» Blaues Wunder: El puente colgante que cruza el Elba, al este de la ciudad, recibe el apodo de 'Maravilla Azul' y fue conocido hasta 1912 como König-Albert-Brücke. Construido en 1891-1893 por Benno Hübel y Claus Koepcke y bajo la supervisión de Hans Manfred Krüger, cuenta con una sección principal de 141,5 m. de largo. Conecta con las villas y las zonas residenciales del barrio de Blasewitz, en el margen izquierdo, y Loschwitz, en el margen derecho, un barrio rodeado de colinas con numerosas casas y palacetes del siglo XIX

» Schloss Moritzburg [Web oficial]: Se encuentra a 18 km al norte, saliendo de Dresde por la Hanastrasse. El resultado de la colaboración entre Federico Augusto I y Mathäus Daniel Pöppelmann puede apreciarse en este magnífico palacio, un edificio renacentista realizado entre 1542 y 1546 y remodelado en estilo barroco entre 1723 y 1736, época en la que se construyó la avenida de 5 km y se remodeló el parque. El ocre y blanco presente en los edificios sajones caracteriza la fachada, cuyas torres son testimonio del edificio original. Jarrones y amorcillos del siglo XVIII adornan la balaustrada de la escalinata y la terraza, como introducción a la fastuosa decoración interior, donde las diferentes dependencias (se destaca el comedor y la capilla, realizada entre 1661 y 1672) constituyen el Barockmuseum, una colección de muebles, lacas orientales y europeas, porcelanas de Meissen y cuadros de Lucas Cranach el Joven y de Louis de Silvestre el Joven. El bosque que rodea el palacio contiene la Fasanerie (1769-1782), sede de un Museo de Ornitología [http://en.wikipedia.org/wiki/Moritzburg_Castle].

» Schloss Pillnitz: Está situado a 15 km al este saliendo de Dresde por la Bautzner Strasse. Esta residencia estival barroca fue construida a orillas del Elba, entre 1720 y 1723, por Augusto el Fuerte y diseñada por Matthäus Daniel Pöppelmann. El complejo comprende dos palacios: el Bergpalais (palacio de la montaña), que alberga un museo de artesanía, y el Wasserpalais (del agua, su nombre alude a su ubicación en la orilla del río). Ambos edificios son sede del Kunstgewerbemuseum (August-Böckstiegel-Strasse, 2) [http://www.skd.museum/en/museums-institutions/schloss-pillnitz/kunstgewerbemuseum/index.html], museo de artes aplicadas y artesanía. El edificio que separa los dos cuerpos del palacio es el Neues Palais, realizado entre 1818 y 1826 tras incendiarse el palacio renacentista. El diseño del enorme jardín en estilo japonés e inglés se remonta a 1780; el templete clásico, el pabellón (uno de los mejores en arquitectura china en Europa), la Orangerie y las ruinas de un palacio son posteriores (finales de siglo). La Weinbergkirche, la iglesia de los Viñedos, al nordeste del conjunto monumental, es también obra de Pöppelmann (1723-1727) [http://de.wikipedia.org/wiki/Schloss_Pillnitz].

» Karl-May Museum (Karl-May-Straße 5, Radebeul) [http://www.karl-may-museum.de/web/start.php]: Situado en Radebeul, a 5 km al noroeste de Dresde, está dedicado a Winnetou, un jefe indio de ficción, y a su amigo Sattherland, personajes creados por Karl May, quien vivió y murió en esta localidad. El museo está dedicado a su vida y obra, además de trajes típicos y objetos de los indios norteamericanos.

http://serviajero.blogspot.com.es/2013/01/dresde-neustadt-y-las-afueras-alemania.html

Dresde2 (en alemán: Acerca de este sonido Dresden (?·i); en español áurico: Dresda3 ) es la capital del estado federado de Sajonia, en Alemania. Limita al noroeste con el distrito de Meißen, al noreste con el de Bautzen y al sur con el de Sächsische Schweiz-Osterzgebirge. Dresde se encuentra justo en el centro de la conurbación homónima. Situada en el centro de Europa, constituye un nudo de transportes fundamental a la vez que un centro económico de gran importancia.4 Esta aglomeración, junto con la de Chemnitz-Zwickau y la de Leipzig-Halle, constituyen la llamada “región metropolitana del triángulo sajón”.5 La población total de Dresde supera los 525.000 habitantes y su correspondiente Regierungsbezirk o región administrativa, el millón y medio.1

El Valle del Elba en Dresde fue Patrimonio de la Humanidad de la Unesco entre 2004 y 2009, pero perdió su sitio en dicha lista debido a la construcción de un puente a dos kilómetros del centro histórico. De este modo, se convirtió en el primer lugar en Europa y segundo en todo el mundo en perder esta condición.6

Historia

Artículo principal: Historia de Dresde

Los primeros poblamientos de la zona donde hoy se enclava Dresde datan del Neolítico. En el año 1206 se menciona por primera vez a Dresde.

Residencia de la realeza

A fines del siglo XV se convierte en la residencia del soberano de Sajonia. A partir de 1547 experimenta un gran auge gracias a la rebelión que llevó a cabo la Casa de Wettin con el fin de obtener la dignidad Electoral, convirtiéndose en un centro político y cultural de importancia. Debido a la obtención de dicha dignidad, Sajonia se convirtió también en el Land protestante más importante del Sacro Imperio Romano Germánico. En esta época se llevan a cabo grandes logros culturales, que son la causa, todavía, del prestigio que tiene esta ciudad.

El desarrollo de la ciudad se vio estancado por la Guerra de los Treinta Años (1618-1648). En los años posteriores se construyeron los parques y edificios más famosos, pero la ciudad sufrió los daños de casi todas las grandes guerras europeas.

Dresde en la Europa moderna

En 1685 ardió completamente la antigua ciudad de Dresde y necesitó bastantes años para su total reconstrucción como "Nueva ciudad regia" (hoy Neustadt). Bajo el gobierno de Augusto el Fuerte, Dresde se labró su fama de ciudad cultural que todavía mantiene. Durante el siglo XVII, Dresde fue conquistada por Prusia en dos ocasiones (Guerra de Sucesión Austriaca (1745) y Guerra de los Siete Años (1756). Durante esta última contienda, los prusianos quemaron la ciudad. En 1760 Dresde fue asediada otra vez por Prusia, esta vez sin éxito, pero tuvo que soportar un bombardeo.

Schiller en 1785 escribió en esta ciudad la Oda a la Alegría, el poema que es actualmente el Himno de la Unión Europea.

A principios del año 1791 se firma en Dresde la Declaración de Pillnitz, que dio comienzo a las hostilidades entre Francia y Alemania, que durarían 150 años, ya que los monarcas alemanes se arrogaron el poder de destruir los resultados de la Revolución francesa. En la Guerra de liberación contra Napoleón, Dresde se involucró enormemente. El año 1813 tuvieron lugar en los alrededores de Dresde batallas decisivas en la revolución de Leipzig: en este caso Sajonia con Dresde a la cabeza luchó junto a los franceses, que protegieron la ciudad y la defendieron contra los posteriores ataques.

A lo largo del siglo XIX Dresde se convirtió en la capital de uno de los reinos más fuertes que había en el Reich formado en 1871.

Guerras Mundiales

Durante la Primera Guerra Mundial, Dresde permaneció incólume. Después de la Revolución de Noviembre de 1918 se convirtió en la capital del Estado libre de Sajonia.

La ciudad recibió un durísimo golpe al final de la Segunda Guerra Mundial. En febrero de 1945, apenas doce semanas antes de la capitulación de la Alemania nazi, Dresde fue objeto de una serie de bombardeos que desencadenaron una tormenta ígnea que redujo a escombros su centro histórico (véase Bombardeo de Dresde). El número de muertos se estimó en un principio en varios cientos de miles y varía enormemente en función de la fuente, pero la línea mayoritaria en la historiografía actual lo sitúa entre 22.700 y 35.000 muertos, decantándose los estudios más recientes por las cifras más bajas. 7 8 9 10 11 12 El ataque aéreo de los aliados sobre Dresde sigue siendo uno de los episodios más polémicos y controvertidos de la Segunda Guerra Mundial.

República Democrática Alemana

Al repartirse Alemania las potencias aliadas, la ciudad quedó dentro de la zona de ocupación soviética y posteriormente, a partir de 1949, se integró en la República Democrática Alemana (RDA). En comparación con otras zonas de Alemania, Dresde fue una ciudad que vio reconstruida buena parte de las áreas históricas que habían sido destruidas durante los bombardeos. Debido a las protestas de los vecinos, las partes no destruidas del barrio de Neustadt se salvaron de la demolición. Una parte importante de la ciudad fue construida siguiendo los principios de la Arquitectura socialista, en parte por razones económicas y en parte por el pasado "burgués" de la antigua capital del Reino de Sajonia. Se crearon los barrios de viviendas populares prefabricadas de Prohlis y Gorbitz. En otras zonas se levantaron igualmente grandes bloques de edificios de hormigón. Asimismo, las autoridades socialistas alemanas reconstruyeron el palacio Zwinger, la Catedral católica (Hofkirche) y el teatro de la ópera (Semperoper).

En 1952 land de Sajonia fue disuelto por las autoridades de la RDA y Dresde se convirtió en capital del distrito homónimo. Durante este periodo, la ciudad se convirtió en el mayor centro industrial de la Alemania oriental, disponiendo de un gran número de centros de investigación.

Frauenkirche.

Reunificación y actualidad

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989 y la Reunificación alemana, la ciudad pasó a ser parte de la RFA y la Unión Europea. En esta época fueron derribados más edificios antiguos. También otros muchos fueron reconstruidos gracias a subvenciones. Muchas zonas de Dresde sirven como ejemplo de la exitosa restauración de edificios representativos y permanecen como emblemas del patrimonio nacional.

Al igual que el resto de la ex-RDA, Dresde ha tenido problemas para acoplarse con el sistema de la RFA. Sin embargo, la ciudad destaca por ser una de las que mejor ha sabido adaptarse a la Nueva Economía.

En agosto de 2002, la ciudad se vio afectada por las grandes inundaciones que produjo el Elba. El nivel del río superó al de las mayores inundaciones de 1784, 1799 y 1845. En 2004, Dresde y los 20 km que median entre el castillo de Übigau y el Palacio de Pillnitz, es decir, el Valle del Elba en Dresde, fueron declarados Patrimonio Cultural Mundial de la Unesco, pero dejaron de serlo en 2009 a causa del impacto producido por las obras del puente del Waldschlößchen.13

En el año 2005 se culminó la reconstrucción de la Frauenkirche, iglesia que se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción de la ciudad.

https://es.wikipedia.org/wiki/Dresde

https://de.wikipedia.org/wiki/Dresden

https://en.wikipedia.org/wiki/Dresden

http://www.fotos-aus-der-luft.de/main.php

http://www.kim-juedenhof-dresden.de/luftbilder.html

http://www.webbaviation.de/gallery2/index.php/Sachsen/Dresden-Luftbilder

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1512120

https://www.flickr.com/photos/61357175@N08/galleries/72157644635185621/

Vídeo:

Web recomendada: http://www.dresden.de/

Contador: 2258

Inserción: 2015-06-25 20:54:47

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET