KayseriKayseri

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Prato

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Italia

Localización: Provincia de Prato, región de Toscana

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Prato, situado en el corazón de la región, cerca de las ciudades artísticas más famosas del mundo: Florencia, Lucca, Pisa y Siena. Es la segunda ciudad de Toscana y la tercera de Italia Central en cuanto anúmero de habitantes.

La ciudad tiene sus raíces en el arte y en la naturaleza, si bien debe su desarrollo económico al sector textil, en cuya evolución se funda gran parte de la economía de la provincia; una evolución actual y en torno a la cual Prato ha crecido, ha construído su riqueza y ha desarrollado los valores de acogida y bienvenida de distintas culturas.

Se trata de un territorio variado que ofrece material histórico y artístico de gran importancia a través de un itinerario para descubrir los tesoros de época etrusca o renacentistas hasta llegar a la época contemporánea.

La provincia de Prato es todo un descubrimiento. Nadie se imagina queun lugar conocido en el mundo principalmente por su industria textil custodie además tantos maravillosos tesoros históricos y artisticos y donde la buena mesa y los recuerdos antiguos se funden con el enorme dinamismo hacia las novedades, lo moderno y lo joven.

La provincia incluye los municipios de Cantagallo, Carmignano, Montemurlo, Poggio a Caiano, Vaiano y Vernio.

http://www.italia.it/es/descubre-italia/toscana/prato.html

Prato ofrece al visitante lugares de interés histórico y artístico de gran importancia: en el casco histórico destaca el Castillo del Emperador (obra de arquitectura sueva única en la Italia del centro-norte), la Catedral, donde se conserva la venerada reliquia de la Sacra Cintola de la Virgen y donde se pueden admirar los espléndidos frescos de Filippo Lippi recientemenete restaurados.

En la fachada de la Catedral se encuentra el púlpito de Donatello y Michelozzo utilizado en la ceremonia de la Ostensione de la Sacra Cintola de la Virgen (el 8 de septiembre es la fecha principal, cuando tiene lugar la Procesión Histórica).

La visita puede continuar con los Palacio Datini, Palacio Pretorio, la Basílica de Santa María delle Craceri de Giuliano de Sangallo y la iglesia de San Francisco y San Domenico; en estos edificios y en los museos de la ciudad como el Museo de Pintural Mural y el Museo del Tesoro de la Catedral se custodian obras de grandes maestros como Agnolo Gaddi, Paolo Uccello, Filippo y Filippino Lippi, Donatello, Michelozzo yotros famosos artistas del siglo XIV y del Renacimiento.

Muestrarios y documentos del siglo V sobre la tradicional producción de tejidos de la ciudad se encuentran en el Museo del Tejido, ubicado en una antigua fábrica histórica, que recorre la historia del tejido de Prato hasta su actual rol de importancia internacional.

Mucho más reciente es el Museo de Ciencias Planetarias, situado apenas fuera de la muralla de la localidad, que encierra en un maravilloso marco muestras de meteoritos y minerales de gran valor.

Otro punto importante es el Centro de Arte Contemporáneo “Luigi Pecci”, que presenta una importante colección permanente compuesta por obras de los mayores artista internacionales de los últimos 30 años. Fuera del museo, la ciudad ofrece obras de las que el visitante puede disfrutar en el contexto urbano, a lo largo de las murallas y en el territorio, la más famosa de las cuales es la “Forma escuadrada con corte” de Moore, en la Plaza de San Marcos.

Particularmente interesante es el Museo y Centro de Documentación de la Deportación y Resistencia de Figline, lugar de la memoria para recordar lo sucedido en los campos de concentración de exterminio nazi.

También el territorio provincial está lleno de atractivo: necrópolis y restos etruscos en Comeana y Artiminio, además de los recientes yacimientos de Gonfienti, en las afueras de Prato.

http://www.italia.it/es/descubre-italia/toscana/prato.html

Prato, una breve introducción

La emblemática ciudad de Prato está situada en una llanura por la que cruza el río Bisenzio, a solo 17 Km. al noroeste de Florencia. La ciudad, que goza de gran prestigio en toda Italia por su producción textil y por sus actividades comerciales internacionales de primer orden -una tradición cuyo inicio data de unos nueve siglos atrás- además de por su importante industria química y mecánica, es asimismo un centro de elevado interés artístico y cultural del norte de Toscana. Su casco antiguo está dominado por numerosos y bellísimos monumentos y edificios medievales y renacentistas.

Prato es, desde 1993, la capital de la provincia homónima, además de ser una de las ciudades más populosas de Toscana, con cerca de 184.000 habitantes. El área territorial de la provincia de Prato tiene una extensión de 365 Km. cuadrados y comprende, además de la ciudad de Prato, seis municipios: Cantagallo, Carmignano, Montemurlo, Poggio a Caiano, Vaiano y Vernio.

Por otra parte, la extensa provincia de Prato ocupa un lugar destacado en Italia por su excelente producción de aceite de oliva virgen extra, así como por sus vinos magníficos, entre los que destacan el DOC Carmignano, Ruspo, Pinot Nero y el dorado, delicioso y dulce “Vin Santo”, que combina a la perfección con la exquisita pastelería de la ciudad de Prato, de donde proceden los célebres “cantucci” y los “mandorlati di San Clemente”.

Es sabido que el área de Prato estuvo habitada por primera vez, alrededor del año 3.000 a.C., por tribus Ibero-Lígures, esencialmente compuestas por pastores, pasando a convertirse, hacia el siglo VIII a.C., en un importante asentamiento etrusco. En el siglo II a.C., los romanos conquistaron el área e hicieron de Prato un pueblo notable al que llamaron Pagus Cornius.

En el siglo VI, en el transcurso de la guerra greco-gótica, el antiguo pueblo romano fue reducido a cenizas. Posteriormente, se reconstruyó Prato y se dividió en dos distrititos: uno de ellos estaba dominado por el Castillo Alberti, perteneciente a los Condes de Alberti, mientras que el otro, era el sector conocido como Borgo al Cormo, un pueblo construido alrededor de la antigua Iglesia de San Esteban.

En el siglo XI, Prato alcanzó una extensión importante y se unificaron los dos distritos anteriores. Los Condes de Alberti que, entretanto, habían recibido el nombramiento de Señores de Prato, encargaron la construcción de dos murallas para defender el feudo.

En el siglo XII, debido a la prosperidad de la artesanía textil y a su consiguiente actividad comercial, Prato se declaró comunidad libre, estando administrada y dirigida por cónsules y regidores, elegidos por los ciudadanos, cuyo mandato se renovaba semestralmente. Pese a las luchas internas y a los acosos de las ciudades vecinas, los negocios boyantes de la comuna prosiguieron perfectamente.

Desde el siglo XII y hasta mediados del XIV, Prato estuvo afectada por las violentas confrontaciones entre güelfos y guibelinos, de tal modo que la ciudad tuvo necesariamente que ampliar y fortalecer sus murallas, las cuales, a finales del siglo XIV, alcanzaron un perímetro de 4,5 Km.

No obstante, la crucial posición geográfica de la ciudad, partidaria de la causa guibelina, había llegado a ser tan desesperada como para haber tenido que solicitar, en 1313, la protección del Reino de Nápoles, cuyo rey, Roberto D’Anjou, fue nombrado Señor de Prato.

En 1350, Prato padeció el asedio del ejército florentino, pero la escasa población que había sobrevivido a la terrible epidemia de peste de 1348, no tuvo posibilidad de defender la ciudad, por lo que Florencia se apoderó de ella. En 1351, la República de Florencia adquirió el territorio a Juana D’Anjou, Reina de Nápoles, por la suma de 17.500 florines de oro. Tras ello, Prato siguió los pasos de Florencia y, más tarde, los del Gran Ducado de Toscana.

En 1653, Prato obtuvo la designación de ciudad y, asimismo, la de diócesis, conjuntamente con Pistoia, situada a unos 35 Km. de distancia.

Tras un largo período de sombras para su economía, en la segunda mitad del siglo XVIII, las actividades artesanales y comerciales de Prato experimentaron un crecimiento considerable, que continuó incrementándose en los siglos sucesivos, especialmente a partir de la unidad de Italia, convirtiéndose en la rica y afamada ciudad industrial que es en la actualidad.

http://es.holiday-apartment-tuscany.net/guia_toscana/prato.htm

rato, una breve introducción

Lugares principales:

- El Duomo (Piazza del Duomo). La imponente Catedral de Prato, de estilo románico-gótico, está dedicada a San Esteban. Se erigió en el mismo lugar en el que estuvo la homónima iglesia de la Edad Media. La construcción del actual Duomo, que está considerado como una de los lugares de culto más emblemáticos de Toscana, comenzó en el siglo XIII. Su diseño se atribuye al ilustre arquitecto y escultor Guidetto da Como, si bien no cabe duda alguna que él fue quien dirigió las obras del esbelto y elegante campanario, del conjunto de columnas emplazadas en el interior del templo, así como del magnífico claustro románico de la Catedral. Las obras de edificación de la Catedral se sucedieron hasta la segunda mitad del siglo XIV. A continuación, se procedió a agrandarla, adquiriendo así sus actuales características góticas.

La maravillosa fachada y el lateral derecho están recubiertos de bandas blancas y verdes de mármoles de gran valor. Encima de la grandiosa entrada se encuentra una espléndida terracota barnizada, obra del gran ceramista y escultor Andrea Della Robbia (1435-1525).

En la esquina derecha de la fachada sobresale el grandioso Púlpito del Sagrado Cíngulo, erigido por el ilustre arquitecto y escultor florentino Michelozzo di Bartolomeo (1396-1472) e impresionantemente esculpido y ornamentado por su genial contemporáneo Donatello.

La planta de la Catedral consta de una nave central y dos cruceros rematados por ábsides, con una subdivisión de seis arcos a cada lado, que están sustentados en magníficas columnas de mármol verde. La arquitectura interior de la Catedral constituye un ejemplo prodigioso de la arquitectura toscana de esos siglos, al observarse un perfecto equilibrio entre las primeras estructuras que se llevaron a cabo y las últimas, como la nave, proyectada y construida con una precisión milimétrica por el brillante escultor, arquitecto y pintor Giovanni Pisano, en la segunda mitad del siglo XIV.

La capilla más afamada del Duomo de Prato es la Cappella della Sacra Cintola, cuya construcción data de 1386, con motivo de albergar ahí el Cíngulo de la Santísima Virgen, que Ella misma donó a Santo Tomás. El Cíngulo llegó a Prato en el siglo XII, procedente de Constantinopla, de manos de Michele Dagomari, un mercader acomodado, con ocasión de uno de los frecuentes viajes a Bizancio que realizaban los mercaderes pratenses.

La magnífica capilla, que goza de reconocimiento internacional, al ser el principal objetivo de peregrinación mariana a Toscana, tiene una ornamentación sublime, obra del famoso artista toscano Agnolo Gaddi, quien, en la última década del siglo XIV, recubrió sus paredes con un ciclo de frescos que describen la historia del Sacro Cíngulo. Asimismo, la capilla alberga el bellísimo grupo escultórico de “La Virgen con el Niño”, obra de Giovanni Pisano.

Entre las muchas obras de arte importantes alojadas en la Catedral, cabe destacar: el púlpito del siglo XV, con forma de campana, obra conjunta de los eminentes escultores toscanos Mino de Fiesole y Alberto Rossellino; el espléndido ciclo de frescos, del siglo XV, representando escenas de las vidas de San Juan Bautista y de San Esteban, obra del celebérrimo Fra Filippo Lippi, que se encuentra en la Cappella Maggiore; el maravilloso ciclo de frescos, pintado por el genial Paolo Uccello, alrededor de 1435, describiendo escenas de las vidas de la Santísima Virgen y de San Esteban, albergado en la Cappella dell’Assunta ; el espectacular Tabernáculo della Madonna dell’Olivo, que data de 1480 y es obra de los eminentes escultores y arquitectos da Maiano: los hermanos Giovanni, Giuliano y Benedetto. Por otra parte, destaca el impresionante crucifijo de bronce, situado sobre el Altar Mayor, esculpido en 1653 por el gran artista toscano Ferdinando Tacca.

- El Museo de la Catedral (Piazza del Duomo. Cerrado los martes. Precio de la entrada: 3 €).

El museo está situado a continuación de la Catedral, en Palazzo Arcivescovile, de la Edad Media. El museo alberga una sobresaliente colección de arte religioso, que incluye pinturas, esculturas, mobiliario y valiosos objetos de culto, así como distintas obras maestras de Filippino Lippi, Paolo Uccello y Spinello Aretino.

- La Iglesia de Santa Maria delle Carceri (Piazza Santa Maria delle Carceri). Se trata de una espléndida iglesia renacentista, con planta de crucero griego, cuya construcción comenzó en 1484. El diseño lo realizó Giuliano da Maiano, y la construcción la concluyó, once años más tarde, el célebre Giuliano da Sangallo. La iglesia conserva distintas y bellísimas obras de arte, como una serie de terracotas barnizadas, realizadas por la famosa dinastía de artistas Della Robbia; las sensacionales vidrieras, en las que están representadas escenas de la vida de la Santísima Virgen, pintadas por el genial pintor florentino Domenico Ghirlandaio poco antes de fallecer; una tabla preciosa, del siglo XIII, de “La Virgen con el Niño”, situada sobre el Altar Mayor, y un soberbio lienzo del siglo XIX, obra del insigne pintor Antonio Marini.

- El Castillo del Emperador (Piazza Santa Maria delle Carceri. Cerrado de Octubre a Marzo. Precio de la entrada: 2 €). Conocido también como la “Fortezza di Santa Barbara”, está considerado como uno de los castillos más importantes situados en el centro occidental de Italia, no solo por ser el único y espectacular ejemplo de arquitectura militar nórdica en ese territorio, sino por haber sido erigido por encargo, alrededor de 1240, del Emperador Federico II de Hohenstaufen, Rey de Sicilia, y construido por quien, probablemente, fuera el mejor arquitecto militar de la época en Italia, el siciliano Riccardo da Lentini, quien realizó el proyecto y dirigió las obras, siendo su ayudante el hijo del Emperador.

La colosal fortaleza, de estilo románico-gótico, tiene una planta cuadrada y cuenta con cuatro torreones, uno en cada esquina. Asimismo, incluye un patio de armas soberbio, en el que, en verano, se celebran importantes conciertos y obras de teatro.

- El Palazzo Datini (Via Ser Lapo Mazzei. Cerrado los sábados. Entrada libre).

A finales del siglo XIV, el famoso banquero Francesco Datini (Prato, 1335-1410), quien introdujo el cheque como medio de pago, además de mecenas y filántropo, adquirió el maravilloso palacio medieval. Datini está considerado por los pratenses un prohombre de la historia de la ciudad. Ayudó a innumerables personas necesitadas, así como a congregaciones religiosas humildes. En su testamento donó gran parte de sus cuantiosos bienes a una institución de beneficencia, con sede en su propio palacio. Por otra parte, Datini hospedó en el palacio a distintas e ilustres personalidades, como Francisco I de Gonzaga, Señor de Mantua, y Luis D’Anjou, Rey de Nápoles, quienes colaboraron con él en el desarrollo de la ciudad.

La fachada del palacio estuvo afrescada con una elegancia singular, pero hoy en día se conservan solo algunos fragmentos. El maravilloso interior alberga el famoso Archivo Datini, que está compuesto por sus numerosos documentos mercantiles y escritos privados, así como por una gran serie de libros contables y comerciales, de elevado interés, relacionados con las actividades artesanales y de negocios de la época en Prato.

- El Museo del Tejido (Via Santa Chiara, 24. Precio de la entrada: 4 €).

Se trata de un museo único que alberga una soberbia colección de tejidos y ropas nacionales y extranjeras, procedentes de todos los lugares de Italia, Europa, India, China y América, en su mayoría de entre los siglos XV y XIX, si bien conserva una importante selección de piezas muy antiguas, incluyendo algunas de los tiempos de la civilización romana.

- EL Museo “Luigi Pecci” de Arte Contemporáneo (Viale della Repubblica, 277. Cerrado los martes y los miércoles. Precio de la entrada: 7 €)

El museo se encuentra en el interior de un impresionante conjunto arquitectónico, proyectado por Italo Ciamverini, en 1987, y exhibe una de las mejores y más amplias colecciones de arte contemporáneo de Italia. Otras estructuras del conjunto arquitectónico sirven para alojar exposiciones temporales, actividades culturales y espectáculos.

Dónde comer:

- Ristorante “Baghino” (Via dell’Accademia, 9). Es un restaurante precioso y elegante, considerado como uno de los mejores de Prato. Ofrece una selección excelente de platos tradicionales del lugar y de Toscana. Sus postres, típicos de Prato, son sencillamente exquisitos. La carta de vinos es de gran categoría.

Una comida completa está entorno a los 45 €.

- Ristorante “Lo Scoglio” (Via Verdi, 42). Este restaurante goza de prestigio en la ciudad y ofrece una óptima variedad de especialidades toscanas, pescados frescos y pizzas.

Los vinos locales y toscanos son muy buenos.

Una comida completa sale por unos 40 €.

- Ristorante “Le Anfore” (Via Cambioni, 21/23). Es un restaurante muy bonito, cuya cocina está especializada en pescados y en antiguas y muy sabrosas recetas de Toscana.

La carta de vinos es bastante buena.

Una comida completa ronda los 30/35 €.

- Ristorante- Pizzeria “Il Ragno” (Via Valentini, 133). Se trata tanto de un restaurante como de una pizzería encantadora, que sirve una muy buena variedad de pescados frescos, platos de pasta de elaboración artesanal y pizzas. La carta de vinos es buena.

Una comida completa está entre unos 30 y 35 €.

- Osteria “Cibbè” (Piazza Mercatale, 49). Es una taberna popular y encantadora, muy concurrida, cuya carta está compuesta por una amplia selección de platos de tradición local y toscana. Las carnes y los postres caseros son estupendos. Los vinos locales son muy buenos.

Una comida completa ronda los 30/35 €.

- Trattoria “La Vecchia Cucina di Soldano” (Via Pomeria, 23). Es una tasca bonita, simpática y muy bien cuidada, que ofrece una gran variedad de platos locales y toscanos muy abundantes y sabrosos, fundamentalmente basados en carnes y en pastas artesanales.

Los vinos locales son correctos.

Una comida completa sale por unos 20/25 €.

http://es.holiday-apartment-tuscany.net/guia_toscana/prato_2.htm

Prato es una localidad italiana de la provincia de Prato, región de Toscana, con 191.104 habitantes.1

Ubicación de la ciudad de Prato dentro de la provincia de Prato.

Esta localidad comparte nombre con una comuna del Canton Ticino, Prato.

Se encuentra a unos 15 km de Florencia, y actualmente es el centro textil más importante de Europa. No obstante su imagen de centro industrial, es renombrado su centro histórico medieval y su catedral románica y gótica, que guarda en su interior fantásticos frescos de Filippo Lippi. Prato es ciudad que se ha resentido siempre debido a la potente imagen internacional que proyecta su inmediata vecina Florencia.

https://es.wikipedia.org/wiki/Prato_(Toscana)

https://it.wikipedia.org/wiki/Prato

https://en.wikipedia.org/wiki/Prato

https://www.flickr.com/photos/andrea_carloni/albums/72157649253951576

https://www.flickr.com/photos/ganimede1984/albums/72157627729026250

Vídeo:

Web recomendada: http://www.comune.prato.it/

Contador: 544

Inserción: 2016-06-26 14:48:12

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET