TurkuTurku

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Bolonia

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Italia

Localización: Emilia Romaña

Año:

Estado: Terminado

Descripción:Bolonia, ciudad antigua

Introducción Bolonia Principal ciudad de Emilia Romaña, Bolonia es una ciudad antigua conocida por su esplendor cultural tanto como por su magnífico patrimonio arquitectónico.

Bolonia tiene una historia muy antigua, protegida al oeste por los Apeninos y al este por el Mar Adriático, situada entre los ríos Reno y Savena, sus tierras son muy fértiles y su clima templado. Toda la región de Emilia Romaña es muy agradable para visitar por sus paisajes que son muy diferentes desde todo punto de vista.

La prosperidad de la región se apoya en una agricultura dinámica, gran exportadora de los famosos tortellini y del queso parmesano, de diferentes vinos como el Lambrusco, Sangiovese y Trebbiano, de embutidos como la mortadela y el jamón de Parma... ganó el nombre de "Gorda" por sus excelentes productos comestibles, su opulencia culinaria y su prosperidad productiva.

La fundación de la universidad de Bolonia remonta al siglo XI y es la más antigua de Europa, de allí el apelativo de Bolonia "la Docta".

Dante, Petraca, Bocaccio y Erasmo frecuentaron sus aulas y hoy sigue siendo una de las universidades más prestigiosa del mundo, muchas cátedras como la de Umberto Eco convoca a estudiantes del mundo entero.

Inmediatamente adivinamos la importancia que tuvo esta ciudad en el pasado frente a los vestigios arquitectónicos que nos ofrece orgulloso su casco histórico. El estado de conservación del patrimonio que se despliega desde el medioevo al Renacimiento impacta en todos los espíritus. La Piazza Maggiore permanece siendo un emblema de esta época dorada, numerosos palacios suntuosos enmarcan la Basílica San Petronio mientras que la Fontana de Nettuno (Fuente de Neptuno) continua imponiendo su poderosa silueta esculpida en el siglo XVI. Las familias nobles contribuyeron al esplendor cultural, literario y político de la ciudad y es llamada la "Roja" por el color de las tejas de sus techos y del ladrillo de sus fachadas.

En esta ciudad no hace falta hacerse rogar para saborear una gastronomía cuyo renombre ha recorrido el mundo como una de las mejores de Italia o recorrerla a pie porque cada rincón de Bolonia es sorprendente.

Viajar a Bolonia es muy sencillo ya que está, como todas las ciudades italianas, muy bien comunicada con el resto del mundo. El Aeropuerto Internacional deBolonia es el "Guglielmo Marconi" distante a sólo 6 Km del centro de la ciudad. Este aeropuerto recibe vuelos nacionales e internacionales, incluso los vuelos de bajo costo y charters y es el aeropuerto más importante de toda la región de Emilia Romaña. Dirigirse desde el aeropuerto al centro de la ciudad es muy sencillo gracias al "Aerobus", un transporte público que realiza el enlace entre el aeropuerto y la estación de trenes de Bolonia en tan sólo 18 minutos. Desde el lugar de llegada en la estación de trenes se pueden realizar otras combinaciones hacia diferentes lugares de la región, del resto de Italia e incluso a otros puntos de Europa.

También el aeropuerto brinda el servicio de taxis y de alquiler de coches. Debemos considerar 5 euros por persona para el Aerobus y alrededor de 15&euro para el trayecto en taxi. Sin embargo preferimos ahorrar dinero, dos líneas regulares de autobuses salen del aeropuerto, las líneas 81 y 91 y pasan directamente por el centro de Bolonia antes de pasar por la estación de trenes, cobran alrededor 1,50 &euro.

Debemos tener en cuenta que la estación de trenes se encuentra a casi 10 minutos del centro de la ciudad.

En la región de Emilia Romaña y a 70 Km. de Bolonia hay otro aeropuerto que recibe vuelos domésticos desde diferentes ciudades de Europa, también vuelos de bajo costo, es el Aeropuerto "Luigi Ridolfi" en la localidad de Forli, desde allí es posible, utilizando el servicio de taxis o de minibuses, llegar hasta la estación de trenes de Forli y desde allí llegar a Bolonia ya que existen numerosos enlaces diarios entre las estaciones de Forli y de Bolonia y algunos (debemos informarnos correctamente) realizan el trayecto en menos de 40 minutos. También podemos llegar al aeropuerto de Forli y alquilar un coche para dirigirnos a Bolonia.

Gracias a su situación geográfica, en el norte de la península, casi todos los trenes del país pasan por Bolonia conectando a la ciudad con el resto de la península, también trenes de alta velocidad.

Si preferimos viajar a Bolonia en coche ya sea porque pensamos visitar otras ciudades o los alrededores o porque decidimos hacer el viaje desde otro país, no tendremos ningún problema. Bolonia está también perfectamente conectada por numerosas autopistas y carreteras.

La A1 nos lleva desde Milán, Florencia o Roma, la A13 desde Ferrara, Padua o Venecia, la A14 desde Rimini o Ravena.

La carretera llamada popularmente "la tangenziale", que une Milán con la costa del Adriático, la Via Emilia o S9, atraviesa la ciudad. Todas las combinaciones son posibles, todas las autopistas están en perfecto estado, las carreteras y caminos secundarios también y las señalizaciones son excelentes.

La oferta de alojamiento y hoteles en Bolonia y sus alrededores es amplia y variada. Hay hoteles de todas las categorías, hoteles "boutique", hoteles Spa, albergues, Bed&Breakfast, casas y apartamentos para arrendar, alojamiento en instituciones religiosas, moteles, albergues para la juventud, residenciales, camping con todos los servicios para instalar nuestra tienda o el alquiler de bungalows, caravanas y chalets pero, debemos considerar que Bologna posee una población de más de 100.000 estudiantes y que se realizan permanentemente congresos, seminarios, encuentros, por lo tanto muchas veces la capacidad hotelera se ve colmada por la presencia de numerosos participantes en estos eventos y es conveniente -para no estar dando vueltas por la ciudad en busca de un lugar donde dormir- reservar con anticipación.

La ciudad dispone de un servicio, el "Centro Prenotazione" (Centro de Reservas) que está permanentemente actualizado y pude orientarnos.

Una vez instalados salgamos a la conquista de Bolonia recorriendo la larga Via dell'Independenza y nos sorprenderán las arcadas, un libro que narra la vida del cineasta Pier Paolo Pasolini, muerto trágicamente y nacido en esta ciudad, describe a Bolonia como la ciudad de las arcadas.

Estas arcadas soportan apartamentos que durante siglos albergaron a los numerosos estudiantes pobres que llegaban para seguir los cursos de la prestigiosa universidad pero, también permitían que toda una actividad social se desarrollara allí, la calle se convertía en un largo corredor donde la vida fluía sin interrupciones y se convertían en un maravilloso lugar de encuentro, el palacio del comerciante adinerado y el apartamento del estudiante pobre se unen bajo estas arcadas sin distinciones.

La Via dell'Independenza desemboca en la Piazza Maggiore, principal centro de intercomunicaciones de la ciudad y epicentro de todas las manifestaciones, concentraciones populares, conciertos públicos, lugar de encuentro social por excelencia. La Piazza Maggiore reúne en un ecléctico mosaico edificios públicos y privados, allí se encuentra el Palazzo Accursio (sede del ayuntamiento) es un edificio construido en el siglo XIII y tiene lugar una oficina turística que brinda informaciones completas y detalladas, también se organizan pequeñas muestras de arte y se expone la colección de arte municipal en el Museo Morando. Las escaleras que conducen a las salas son una curiosidad a parte ya que sus escalones están diseñados para permitir el ingreso (¡no ahora!) de los señores a caballo. (Abierto de martes a viernes de 10 a 20h, lunes de 14 a 20h y sábado de 10 a 19h)

Imponente sobre la plaza se alza la Basílica de San Petronio, con sus típicos colores rosa y rojo, la misma fue construida en el siglo XIV y San Petronio es el santo protector de la ciudad. No obstante haber sido remodelada luego de la Segunda Guerra Mundial, es un ejemplo de la arquitectura gótica francesa (Via dell'Archiginnasio).

No muy lejos se encuentra la Fontana di Nettuno que data del año 1566.

Bolonia para no ser menos y aunque es, por supuesto menos conocida, también tiene una "torre inclinada" y más aún dos torres famosas, las torres Asinelli y Garisenda, construidas en el siglo XII por familias de la nobleza, se puede subir y obtener una vista magnífica de la ciudad.

Las iglesias, como en toda Italia, no se hacen desear en Bolonia, entre las más renombradas está la Abadía de San Esteban, en la Piazza Santo Stefano, edificada en el siglo XI fue, en principio, un complejo de siete iglesias y hoy sólo quedan cuatro, de estilo romano. Construida sobre un antiguo templo pagano mantiene cierta unidad gracias a la comunicación que existe entre ellas por claustros de oración individual. El estilo arquitectónico es muy simple lo que redunda en una atmósfera de recogimiento y paz muy especial, influenciada además por la media luz y el silencio. Una de las capillas, la Iglesia del Calvario es conocida como la "Jerusalén de Bolonia" porque se ha reproducido en una de sus dependencias el Santo Sepulcro.

Para finalizar el día de manera suculenta debemos perdernos en el laberinto de callejuelas que se suceden entre la Piazza Maggiore y la Piazza Minghetti para descubrir las típicas tiendas de alimentos de Bolonia, comercios instalados algunos y otros pequeños puestos al aire libre, venden los más deliciosos productos del "paese", como gustan decir los italianos hablando de su ciudad, provincia o región.

Nuestro siguiente recorrido puede ser la Bolonia musical ya que esta ciudad es legendaria por su amor a la música. En el casco histórico podemos ver a los "luthiers" trabajando, podemos gustar un "aperitivo" con violines o almorzar con música en vivo.

El Gran Teatro Municipal de Bolonia pertenece al siglo XVIII, el servicio "Le Guide d'Arte" organiza visitas guiadas en numerosos idiomas, debemos informarnos y apuntarnos con anticipación, no obstante su vista exterior es asombrosa y merece acercarnos hasta la Via Respighi 1 para admirarlo aunque no podamos ingresar, desde allí continuamos nuestro recorrido musical visitando el Conservatorio y Oratorio de Santa Cecilia.

Después de visitarlos y siempre paseando por los pórticos de esta ciudad alcanzamos la capilla musical de Santa María dei Servi, caminado por la calle Guerrazi cerca de la Academia de la Filarmónica.

Los lugares musicales de Bolonia se suceden con muchos más sitios históricos como las capillas que mantienen la tradición de los campanarios y la Biblioteca Internacional de Música, una de las más antiguas y completas del mundo. No olvidemos que Bolonia fue declarada por la UNESCO y, después de la ciudad de Sevilla, "Ciudad de la Música".

La Bolonia que subyace o se sustrae a la vista del turista es tan interesante como la que se muestra altanera y orgullosa de su acerbo cultural, es una Bolonia inquietante, es la de los numerosos canales que significaron en su momento la fuerza motriz que impulsó el magnífico crecimiento industrial de la ciudad y que hoy permanecen ocultos.

Podemos verlos a través de una pequeña ventana en la Via Piella 18. Pero, también están los canales subterráneos que podemos visitar gracias a la asociación "Amici delle Acque di Bologna" (Amigos del Agua de Bolonia) que organizan visitas guiadas.

Una visita inquietante que no dejará de sorprendernos, tanto como el "Bagni di Mario" (Baño de Mario) en la Via San Mamolo, enorme cisterna subterránea que data del siglo XV o entrar a la Sala Borsa, en la Piazza Nettuno 3, antiguo edificio de la Bolsa de Bolonia, construido en el siglo XIX y que hoy acoge una Biblioteca Multimedia pero que, bajo un piso de vidrio en el patio central, pueden verse vestigios de los tiempos de los romanos y de los etruscos.

Podemos reponernos de tanto caminar con una hermosa jornada en las aguas termales de Bolonia. En la Via di Vagno 7, un complejo termal nos garantiza renovación completa (las tarifas van desde los 60 a los 140 Euros, según nuestro plan. Abierto de lunes a viernes de 8 a 22.30h, los sábados de 8 a 19h y los domingos permanece cerrado) sus aguas son ricas en minerales y el establecimiento está reconocido por el Ministerio de Salud, en coche se llega fácilmente por la salida de la "Tangenziale" y en autobús tomando la línea 14.

Muchos son los itinerarios e infinitas las posibilidades que ofrece esta ciudad para nuestro solaz y asombro, caminar por sus calles nos permite ir descubriendo sus maravillas, sus personajes, sus hijos pródigos, sus misterios. Muchas veces Bolonia se nos presenta tan inquietante y maravillosa como Venecia. Sus viejas recovas nos permiten disfrutar de la ciudad a pesar del sol intenso del verano, el viento helado del invierno o de la lluvia en cualquier momento, en Bolonia los turistas no tenemos días perdidos.

http://www.logitravel.com/guias-de-viajes/bolonia-340.html

Guía turístico de Bolonia - Lugares de interés

Bolonia ha conservado hasta hoy en día gran número de magníficas obras maestras medievales, y la ciudad misma puede ser llamada medieval. Hasta los principios del siglo veinte seguía rodeada de un enorme muro de ladrillo, que tenía unos seis metros de altura.

Viaje a Bolonia: consejos a los turistas

Doce puertas y un gran n-umero de calles, que aunque sean estrechas y tortuosas, son maravillosamente diversas, aportan al ambiente único de la ciudad. A lo largo de la muralla de la ciudad se extiende una cadena de palacios, catedrales y iglesias con torres grandes de arquitectura extremamente bella. Las paredes están pintadas de color rojizo o gris.

A pesar de que estas calles magníficas fueron parcialmente destruidas en 1903, dejaron su huella imborrable en la ciudad moderna. Como resultada de amplificación apareció la calle de la Independencia, maravillosa, ancha y grande.

La ciudad alberga una multitud de museos, establecimientos de educación, teatros y cines. Además, Vd. puede simplemente visitar una gran cantidad de lugares de interés histórico y cultural.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/bolonia/

Bolonia en un día

Bolonia es una de esas ciudades que merecen ser visitadas con calma, disfrutando de cada rincón. Pero si sólo dispones de un día para conocer Bolonia, no está todo perdido. Aquí van unas pistas que te ayudarán a conocer la ciudad en tiempo record. Te decimos qué ver, qué hacer y dónde comer. Toma nota.

DESAYUNO EN GAMBERINI

Si aún no has desayunado, puedes acercarte a la mítica pastelería Gamberini (Ugo Bassi, 21), la más antigua de la ciudad. Allí además de degustar un espresso perfecto podrás probar alguno de sus deliciosos pasteles e ir haciendo acopio de calorías para el resto del día: las vas a necesitar.

UN PASEO POR LA PLAZA MAYOR

El primer lugar que hay que visitar en Bolonia es su famosa Piazza Maggiore. Justo antes de acceder a la plaza nos toparemos con la Fontana del Nettuno, uno de los monumentos más famosos de Bolonia. Neptuno, tridente en mano, además de ser el custodio de la Piazza Maggiore ostenta el título de icono de la ciudad. Por cierto, si lo miramos desde al ángulo adecuado desubriremos uno de los famosos siete secretos de Bolonia.

La Piazza Maggiore es el corazón de Bolonia. Allí, entre pórticos y palacios, se concentran muchos de los principales monumentos de la ciudad: la imponente Basílica de San Petronio, el Palazzo dei Notai, el histórico Palazzo d'Accursio o el Palazzo del Podestà...

DESTRIPANDO EL ARCHIGINNASIO

Además de ser uno de los palacios más impresionantes de la ciudad, el Archiginnasio fue en tiempos la principal sede de la Universidad de Bolonia, la más antigua de Europa.

Nos da la bienvenida un pórtico que nos conduce a un precioso claustro, donde veremos restos de la antigua iglesia de Santa Maria dei Bulgari. ArchiginnasioEn nuestra visita podremos ir descubriendo la colección heráldica de siete mil escudos de armas e incripciones talladas en piedra que adornan los muros del Archigginasio, como prueba del paso de los alumnos por la institución.

En la parte superior del edificio encontraremos las salas de estudio de los legisti (estudiantes de derecho) y los artisti (alumnos de otras materias). En ese mismo nivel superior podemos encontrar la principal atracción del edificio: el Teatro Anatómico, una sala en forma de anfiteatro donde aún puede verse la mesa de mármol donde los estudiantes de medicina diseccionaban los cuerpos para el estudio de su anatomía.

DÍA DE MERCADO

Bolonia es famosa en toda Italia por su gastronomía, algo que podremos comprobar fácilmente en la zona conocida como Mercato di Mezzo justo al lado de Piazza Maggiore. Este laberinto de callejuelas, que data de la época Medieval, también es conocido como Quadrilatero, pues está delimitado por la calles Via degli Orefici, Portico del Pavaglione, Via Clavature e Via Castiglione.

Si Piazza Maggiore representaba el epicentro artístico y monumental de Bolonia, el Quadrilatero fue la despensa de la ciudad, su zona más popular. Mercato di MezzoAllí se establecieron representantes de todos los gremios: orfebres, carniceros, pescadores, salaroli (trabajadores que salaban la carne), peleteros, barberos, panaderos...

Hoy en día, pese a haber pasado algún que otro siglo, en muchos de los comercios del Mercato di Mezzo parace no haber pasado el tiempo. Esta zona es ideal para conocer los productos locales y para visitar negocios como Tamburini (Via Caprarie, 1), donde podremos comprar algún souvenir gastronómico.

HORA DE COMER

Seguramente de tanto ver mortadella, pasta fresca, salumi y parmiggiano nos habrá entrado el hambre. Que no cunda el pánico: es bastante fácil comer bien en Bolonia.

Dependiendo de nuestro presupuesto, podemos optar por conocer la gastronomía local de tres formas distintas. Bolonia es famosa en toda Italia por su excelente gastronomíaEl Ristorante Pappagallo (Piazza della Mercanzia 3), en pleno centro histórico, es uno de los mejores de Bolonia. Allí elaboran recetas tradicionales con ingredientes de primera calidad. Por algo está en el Mercato di Mezzo.

Si queremos algo más económico, no hay duda: Osteria dell Orsa (Via Mentana, 1), también en el centro de la ciudad, junto a la zona universitaria. Allí podremos probar platos típicos en un ambiente popular y con una relación calidad-precio excelente. Cómo no, este local pertenece a nuestra selección de restaurantes baratos en Bolonia.

BOLONIA A VISTA DE PÁJARO

Tras reponer fuerzas nos enfrentamos a uno de los momentos cumbre (por lo alto) del día: le Due Torri, o sea, las dos torres, auténticos iconos que marcan el skyline de Bolonia.

Siglos atrás las familias nobles de la ciudad competían para ver cuál levantaba la torre más alta de Bolonia. Panorámica de BoloniaCuanto más poderosa fuera la torre, más importante era considerada la familia. Aunque llegó a haber más de cien, hoy en día se conservan apenas un puñado.

Asinelli y Garisenda son de largo las dos torres más famosas de la ciudad. Nadie debería marcharse sin subir los 498 escalones de la torre Asinelli para contemplar desde allí la mejor panorámica desde este mirador medieval; un mar de tejados con los colores del otoño. Eso sí, debes saber que la leyenda dice si subes durante tu época de estudiante, nunca te graduarás. Ahí queda eso.

DE COMPRAS

Bolonia es una ciudad con unas tiendas fantásticas. Sería un pecado pasar por allí y no echar un vistazo a sus escaparates. Si queremos ver lo último del Made in Italy, deberemos acercarnos a la Piazza Cavour, que aparte de ser la zona con las viviendas más caras de la ciudad cuenta con los negocios más exclusivos.

Si nuestros gustos son más populares, debemos encaminarnos a la Via Indepenza, auténtica arteria comercial de Bolonia. Allí encontraremos negocios locales y toda una representación de marcas internacionales.

LA PLAZA MÁS BELLA

El día va tocando a su fin, así que para el final hemos dejado la plaza con más encanto de Bolonia: Santo Stefano, que también forma parte del centro histórico.

Este lugar debe su nombre a la Basilica di Santo Stefano, que preside la plaza. La plaza de Santo Stefano es el lugar con más encanto de BoloniaSe trata de un complejo de siete iglesias (de hecho se la conoce como le sette chiese), construidas en épocas diferentes y conectadas entre sí, ideado por San Petronio, obispo de Bolonia. Dante Alighieri era un asiduo a este lugar, donde encontraba la paz necesaria para reflexionar.

Cuando cae la noche, los más jóvenes toman la plaza para conversar y beber bajo la atenta mirada de los Carabinieri.

EL APERITIVO

Para acabar nuestra jornada nada mejor que disfrutar de una de las tradiciones locales más arraigadas: el aperitivo.

En Bolonia el aperitivo se toma un rato antes de la cena (de hecho casi siempre la sustituye), y su principal peculiaridad es que sólo se paga por lo se bebe. La comida corre a cuenta de la casa.

A eso de las siete de la tarde, la mayoría de bares de la ciudad colocan unas mesas donde sirven todo tipo de platos, más o menos elaborados: pizzas, carnes, ensaladas, pasta, fiambres... Sólo tenemos que pedir la bebida y llenar el plato con lo que más nos apetezca, sin límite. Esta es una opción muy utilizada por los jóvenes (no olvidemos que Bolonia es una ciudad universitaria) para cenar bien y por poco dinero.

Si queremos rizar el rizo podemos tomar un spritz (cocktail elaborado a base de Campari, soda y vino blanco), la bebida estrlla en cualquier aperitivo que se precie.

Uno de los bares más populares para tomar el aperitivo es el Café Zamboni (Via Zamboni, 6), con su mítico queso parmesano de tamaño XXL.

http://www.bolonia.es/24-horas.html

Qué ver y hacer en la ciudad de Bologna (Bolonia)

Bologna es la ciudad capital de la región Emilia – Romaña , y está situada en el centro –norte de Italia.

A menudo se conoce como “la Dotta, la Rossa e la Grassa” (es decir, la Docta , la Roja y la Grasa) : la Docta porque aquí se encuentra una de las más antiguas y conocidas universidades de Italia, que con sus varias facultades acoge cada año miles de estudiantes italianos y extranjeros ; la Roja por el color principal de los techos de la ciudad, que conservan el antiguo color rojo (típico de la Edad Medieval) ; la Grasa por la maravillosa cocina de la ciudad y de la región, que se conoce en todo el mundo. En otras palabras, la ciudad es un perfecto ejemplo de convivencia entre el pasado y sus tradiciones (como las arquitectónicas y culinarias ) , y la modernidad (como exposiciones y eventos culturales de prestigio ).

La ciudad tiene importancia internacional, pero es bastante pequeña y puede ser visitada en un día en sus lugares principales.

Qué ver en Bologna

Vamos a ver en detalle las principales cosas que se pueden admirar en Bologna :

Piazza Maggiore (Plaza Mayor)

Esta es la plaza central de la ciudad, que sus habitantes llaman también “Piazza Grande” ; hoyendía conserva el aspecto que ya tenía en el siglo XV . Es el verdadero corazón de Bologna, en el cual se asoman sus edificios más importantes de carácter religioso y político, como la basílica de San Petronio, el Palacio Comunal, el Palacio del Podestá y “Palacio del Rey Enzo” . Aquí se encuentran varias tiendas y muchos cafés , algunos prestigiosos con sillas al exterior donde la gente ama sintarse.

De Plaza Mayor salen todas las principales calles centrales de la ciudad, ideales para dar un paseo o hacer shopping .

La plaza se conoce también por la interesante Fuente de Neptuno , del artista Giambologna

Basílica de San Petronio

Esta es la iglesia más antigua y grande de Bologna , además de ser una de las iglesias más grandes del mundo. Se encuentra en la Plaza Mayor, y durante largo tiempo fue utilizada para varias finalidades, como lugar de eventos, tribunal, lugar público de encuentro para los ciudadanos. A su interior se conservan preciosas obras de artistas famosos, como el Parmigianino, Giulio Romano y Masaccio.

La basílica suele estar abierta desde las 8.00 hasta las 12.30, y desde las 15.00 hasta las 18.00. No se puede entrar con mochilas, y no hay un servicio de depósito cerca.

Palacio Comunal (de la Alcaldía)

El palacio fue construido durante la época comunal y hoyendía a su interior está situado el Museo Morandi, con las obras que el grande artista donó a Bologna. El palacio es un conjunto de varios edificios, construidos en épocas distintas; es como una pequeña ciudad , una fortaleza con pocas entradas , gruesas murallas y torres en los lados

Palacio del Podestà (del alcalde)

Este es otro palacio de la época comunal, y se caracteriza por una elevada torre (Torre del Arengo) y por el “Voltone del Podestà”, un amplio pórtico decorado con las estatuas de los santos protectores de la ciudad: San Petronio, San Procolo, San Domenico y San Francisco.

Las Torres de los Asinelli y Garisenda

Estas torres son unos de los símbolos más conocidos de Bologna. En el pasado la ciudad tenía varias torres con funciones de defensa y señalación, o de prestigio social; hoyendía sólo quedan unas veinte torres, de las cuales las más famosas son seguramente estas dos.

Para tener más informaciones sobre ellas, os aconsejamos leer nestro post : Conociendo las “Torres Gemelas” de Bolonia

La basilica de San Esteban

La basílica es un conjunto de edificios sagrados que forman el conocido complejo de las “Siete Iglesias” , conectadas entre ellas a través de jardines, pasajes y pórticos. Los edificios más importantes de este complejo son la Iglesia del crucifijo, la Basílica del Sepolcro, la Iglesia de San Vitale y Sant’Agricola, el Cortile de Pilato, la Iglesia del Martyrium, el Claustro Medieval y el Museo de San Esteban ( la mayor parte de las construcciones se remonta al periodo Románico) .

Los horarios de abertura son : todos los días de las 9.00 a las 12.00 , y de las 15.30 a las 18.30

La Pinacoteca Nacional de Bologna

Esta es una de las más importantes colecciones museales de Italia. En particular, las obras aquí conservadas recorren el arte de la región Emilia entre los siglos XIII y XIX , con artistas muy famosos como Raffaello, los Carracci y Guido Reni . En total se divide en treinta salones de exposición, junto a otros espacios dedicados a las exposiciones temporáneas.

Además de su función de museo, la Pinacoteca trata también la conservación y el estudio de todo el patrimonio artístico de la ciudad y de la región.

La Pinacoteca queda abierta de martes a domingo, y en los días de fiesta, de las 9.00 hasta las 19.00 ; la entrada cuesta 4 euro. Se puede llegar aquí con los autobuses número 36 y 37 del transporte público urbano.

Los pórticos

Los pórticos de Bologna son seguramente uno de los elementos arquitectónicos más característicos y más conocidos. Se extenden a lo largo de la ciudad, principalmente en el centro, durante más o menos 40 kilómetros ! Podemos decir que son el núcleo de la ciudad; se construyeron para disfrutar a lo máximo todos los espacios en cualquier condición (llegaban a ser refugio tanto contra la lluvia como contra el sol).

Os aseguramos que es un placer caminar bajo los pórticos de Bologna y admirar las varias soluciones y los juegos de luces que se crean en cada temporada ;-)

Las murallas

La ciudad fue circumdada por murallas desde el III siglo ; fueron edificados 3 cinturones de murallas que se podían ver hasta el siglo XX, cuando se derrumbaron para construir las actuales grandes carreteras de circunvalación. Hoyendía se pueden ver unas partes de las murallas en el centro histórico, que por eso los habitantes a menudo llaman “Bologna dentro de las murallas” .

Qué comer en Bologna

La cocina de Bologna se conoce en todo el mundo : uno de los platos típicos de la cocina italiana es la “Pasta alla Bolognese” es decir pasta con salsa de carne de buey y tomate . Al exterior se conocen los “Spaghetti alla Bolognese “, pero en realidad los spaghetti no son una pasta típica de la región Emilia- Romana, donde se prefieren tallarines preparados con huevo (que se conocen como “Tagliatelle alla Bolognese”) y las lasañas al horno (preparadas con el ragú, con besamel y queso parmesano).

Otro elemento de la cocina local son los Tortelli (ravioles preparados a mano con relleno de carne -a menudo: de mortadela) , servidos con caldo .

Si quereis intentar cocinar el maravilloso “ragu alla bolognese”, aquí os dejamos la receta:

En un sartén, se hace derretir 150 gramos de tocino cortado en pequeños cubitos. Se añaden las verduras (50 gramos de zanahoria, 50 gramos de apio de tallo, 50 gramos de cebolla) bien picadas y se dejan reposar. Se añaden 300 gramos de carne de buey triturada y se cocina , mezclando con una cuchara de madera hasta que chisporrotea. Se añaden medio vaso de vino blanco y 5 cucharas de salsa de tomate , aguada con caldo. Se deja hervir durante 2 horas, añadiendo sal y pimienta negra.

Qué hacer por la noche

La presencia de su antigua y famosa universidad lleva Bologna a ser una ciudad juvenil y dinámica, con varios restaurantes y lugares de diversión. Además de ser un importante centro cultural, la ciudad es también un destino gastronómico conocido.

Los mayores lugares se encuentran cerca de la Plaza Mayor y también en la zona de la universidad .

Un lugar que os aconsejamos visitar por su particularidad es el Transilvania, un pub que recuerda las atmósferas de cuentos del conte Dracula ;-)

Cómo llegar a Bologna

Bologna tiene su aeropuerto, el G.Marconi, ubicado a unos 6 kilómetros del centro, con el cual está conectado gracias a varios autobuses.

Bologna es una de las estaciones de trenes más importantes de Italia, a la cual llegan trenes nacionales y regionales.

Si se llega en coche , varias rutas conectan Bologna al resto de Italia : si se llega de Florencia, se tiene que tomar la autoposta A1 y salir en Bologna- Casalecchio; si se llega de Milan, siempre con la autopista A1 es mejor salir en Bologna-Borgo Panigale ; si se llega de Venecia, se toma la autopista A13 y se sale en Bologna- Arcoveggio ; si se llega de la Costa Adriatica, se toma la autopista A14 para salir en Bologna- Arcoveggio .

http://www.conociendoitalia.com/que-ver-y-hacer-en-la-ciudad-de-bologna-bolonia/

Los siete secretos de Bolonia

Conocida como 'La Ciudad Roja' por el color de sus techos y fachadas, sus 42 kilómetros de pórticos forman el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa

16.09.13 - 00:01 - IBAN GARBAYO

En Bolonia se encuentra la Universidad más antigua del mundo occidental fundada en el año 1088. Es la ciudad Erasmus por excelencia de Italia, elegida en el año 2000 Capital Europea de la Cultura, es conocida como 'La Ciudad Roja' por el color de sus techos y fachadas y por ser uno de los ejes centrales del Partido Comunista Italiano. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia.

Uno de los símbolos de la ciudad son sus característicos pórticos, es decir los soportales cubiertos que unen calles, torres y edificios y que, considerando sólo los del centro, rondan los 42 km de largo. Vamos que la lluvia no es un problema porque es muy difícil mojarse. Y si hablamos del tiempo, la ciudad cuenta con un clima continental, con inviernos fríos en los que suele nevar, y veranos secos y muy calurosos.

El lugar más conocido de la ciudad son las Dos Torres o ‘Due Torri’. La torre Garisenda y la torre Asinelli son las dos más famosas que aún hoy continúan en pie, aunque la primera tiene un grado de inclinación de 3,2 metros y la segunda de 1,3 metros. La Asinelli, la más alta, tiene una altura de 97,6 metros y para visitarla tienes que subir los 498 escalones que tiene. En el momento de su construcción no superaba los 60 metros, pero fue ampliada posteriormente. Por su parte Garisenda mide 48 metros.

Cuando se levantó medía 60 metros, pero en el siglo XIV fue recortada a causa de que el terreno donde había sido construida estaba cediendo. Actualmente solo es posible visitar la más alta puesto que los escalones de la más pequeña se encuentran bastante deteriorados. La leyenda dice que ambas torres son el curioso fruto de una antigua disputa entre dos familias atesoradas de la ciudad que se empeñaron en construir la torre más alta. Aquel que levantara la torre más grande sería quien se casaría con una bella dama de la ciudad.

La provincia de Bolonia es una tierra famosa y apreciada por los buenos paladares. Esta zona es, en efecto, el paraíso de la pasta al huevo, que es el mayor orgullo de la región y por las calles de Bolonia es posible seguir la producción de ‘tortellini’. Como curiosidad hay que mencionar que la salsa bolognesa o boloñesa que todos estamos acostumbrados a hacer habitualmente, una salsa de tomate con carne y especias, se aleja un poco de la que dicen es la auténtica salsa bolognesa, la que es realmente tradicional en Bolonia. Se dice que para saber si alguien es de la ciudad o no, basta con saber como te pide la pasta. Si no le llamas Ragú bolognese te identificarán como un extranjero.

Su situación geográfica la convierte en uno de los puntos más importantes de las comunicaciones en Italia, algo muy importante a la hora de hacer turismo. Su red de trenes es fantástica. Puedes estar en Verona, Venezia, y Florencia en, aproximadamente una hora y media. Milán y Pisa quedan a dos horas en tren. Pero para conocer mejor los encantos de la ciudad, ¿que mejor forma que conociendo sus secretos?

Los siete secretos de Bolonia

1. Fuente de Neptuno

Es seguramente la leyenda más famosa de la ciudad. La historia cuenta que cuando el arzobispo salió de la Basílica para contemplar la estatua, quedó escandalizado por el tamaño varonil del dios y obligó al escultor a rehacer su obra. Pero el artista no se rindió y diseño la estatua de tal forma que si nos situamos sobre una baldosa que tiene una tonalidad distinta, el pulgar tensado de la mano izquierda para emerger del bajo vientre simula un pene erecto

2. Minuto de silencio

En 2 de agosto de 1980, Bolonia sufrió un ataque terrorista que acabó con la vida de 85 personas y provocó más de 200 heridos. La mayoría, jóvenes que se encontraban en la concurrida estación de trenes (que se dice es una de las más importantes de Italia por la cantidad de conexiones) donde estalló una bomba. Como resultado del atentado, las manecillas del reloj de la estación se detuvieron a esa hora y se optó por no arreglarlo, para que quede como recuerdo a las víctimas de este atentado.

3. La escultura del diablo

La leyenda dice que en este edificio situado en la plaza de Santo Stefano vivía una familia de aristócratas que tenían continuamente rencillas familiares. No se sabe con certeza si cuando el padre de familia mandó esculpir los rostros de todos los familiares en la vivienda, se esculpió el rostro del demonio para ejemplificar que en medio de todos ellos habitaba Lucifer por sus continuas disputas o se refería a un familiar en concreto.

4. L’arco della voce - El arco de la voz

En Bolonia las paredes escuchan. Sí. como lo oyes. En la Piazza Maggiore, dentro de los pórticos, se encuentran las estatuas de San Doménico y de San Petronio, patrón de la ciudad. Si te pones de cara a la pared debajo de la figura de uno de los dos Santos y hablas, tu voz se oye desde la pared del otro Santo perfectamente.

5. Cannabis protectio

Hubo una época en la que el cannabis estaba permitido en la ciudad. Prueba de ello, es la localización de la antigua zona donde se vendía esta planta en plena 'via indipendenza', una de las calles más céntricas de la ciudad. En en suelo podemos leer la inscripción 'cannabis protectio'.

6. La finestrella - La ventana

A Bolonia siempre se la ha considerado como la 'pequeña' Venecia por todos los canales que atraviesan la ciudad. Aunque la mayoría fueron convertidos en cloacas, antiguamente eran utlizados para transportar mercancías y para hacer girar los molinos de los talleres. Todavía sobrevive uno de estos pequeños canales que a través de la pequeña 'finestrella' es posible contemplarlo.

7. Il sole in un buco - El sol por un agujero

Este secreto sólo se puede ver cuando el sol está en lo más alto y sólo en los meses de noviembre a marzo. Justo en ese instante el sol se empequeñece hasta colarse por un agujero del techo de la iglesia de la Piazza Maggiore. En ese instante, el rayo de sol se posa sobre una línea en el piso, sobre la cual se marcan los meses y días del año.

http://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/201309/16/descubre-bologna-ocio.html

Bolonia (en italiano: Bologna, pronunciado /boˈloɲɲa/; en boloñés: Bulåggna), es una ciudad de Italia, capital de Emilia-Romaña (en el norte del país), situada entre el río Reno y el río Savena, cerca de los Apeninos. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia.

Historia

Fue fundada por los etruscos, con el nombre de Felsina. Posteriormente, la ciudad se convirtió en la colonia romana conocida como Bononia. Bolonia la docta: la ciudad conserva su fama de ciudad cultural desde el tiempo de los romanos (Marcial la llamó la culta Bononia), cuando era uno de los centros principales de la vía Emilia.

Durante el Alto Medievo tuvo un período de decadencia, pero se recuperó en el período comunal (siglos XI-XIV).

En 1361 comenzó el largo dominio pontificio, turbado por algunas rebeliones y tentativas externas de ocupación pero que, a pesar de estas, duró hasta 1796, año en que entraron en Bolonia las tropas de Napoleón Bonaparte.

Fue también un importante centro político, ya que el 24 de febrero de 1530, fue coronado en la basílica de San Petronio (patrón de Bolonia) Carlos V a manos del papa Clemente VII. El suceso sería pronto mitificado, al ser la última vez que un emperador del Sacro Imperio Romano Germánico era coronado por un pontífice. Los fastos de la coronación debían tener por marco la ciudad de Roma, pero la memoria del reciente saqueo que ésta había sufrido en mayo de 1527 aconsejó su traslado a Bolonia. Los festejos se abrieron con el recibimiento ofrecido a Clemente VII el 24 de octubre de 1529. Días después, el 5 de noviembre, se haría lo propio con Carlos V.

En el Renacimiento, Bolonia se convirtió en un centro de cultura y una de las mayores ciudades de los Estados Papales.

Bolonia fue también uno de los centros de comercio más importantes de Italia, gracias a sus numerosos canales por los que circulaba la mercancía, canales que hoy en día se encuentran soterrados a excepción de uno. Parte de los impuestos cobrados a los mercaderes era usados para pagar a los profesores de su famosa universidad fundada en el año 1088. Se calcula que de los 1.000.000 habitantes de Bolonia y su área metropolitana, 100.000 son estudiantes de esta importante e histórica universidad.

Geografía

Bolonia está situada en la llanura padana en las faldas de la colina apenínica entre los valles de Reno y del Savena.El territorio Provincial se extiende desde el margen meridional de la llanura Padana colindando con Ferrara hasta los montes de Appennino tosco-emiliano, la altura va desde los 29 m.s.n.m. de la fracción Corticella, a los 54 del centro, hasta los 1945 msnm del Corno alle Scale (territorio provincial).

Clima

Bolonia presenta un clima continental, no pudiendo gozar de la influencia del mar, con inviernos rígidos y veranos secos y calurosos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Bolonia

http://it.wikipedia.org/wiki/Bologna

http://en.wikipedia.org/wiki/Bologna

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.comune.bologna.it/

Contador: 1494

Inserción: 2015-05-24 22:30:21

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET