TownsvilleTownsville

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Maguncia

Otro: Mainz

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

No hay votos

Continente: Europa

País: Alemania

Localización: Capital del Estado de Renania-Palatinado

Año: 13/12 a. C.

Estado: Terminado

Descripción:Maguncia: ciudad de Gutenberg y la reina del vino de Alemania.

Maguncia es una ciudad universitaria, romana, mediática y capital del estado, que simboliza la famosa armonía triangular entre la catedral románica, el arte negro de Gutenberg y el carnaval renano. También representa una gran herencia de casi 2000 años, que los habitantes de Maguncia muestran con orgullo y ecuanimidad. El hecho de que entre los numerosos bienes culturales de la ciudad se incluya también una marcada cultura vinícola hace que Maguncia se nos antoje aún más acogedora.

El paisaje urbano está dominado desde hace más de 1.000 años por una gran obra arquitectónica: la catedral de Maguncia. En el centro se erige majestuosamente una de las obras de arquitectura religiosa más relevante de Alemania, cuya primera piedra se colocó en el año 975 bajo los auspicios del obispo Willigis. A la sombra del templo, se extiende la Maguncia del medievo y de los albores de la Modernidad: la vida de la ciudad transcurre en las angulosas y estrechas callejuelas, que aquí se llaman Nasengässchen o Heringsbrunnengasse, en las numerosas tiendecitas, boutiques y cafeterías que rodean el maravilloso Kirschgarten (jardín de cerezos), con sus románticas casas de entramado, y en la fuente Marienbrunnen, donde se siente el pálpito de la vida. Al anochecer es cuando se percibe que Maguncia es la reina del vino entre las ciudades alemanas; el Hesse Renano es la comarca vitivinícola más grande del país, y la nueva generación de viticultores vuelve a demostrar todos los años que es capaz de alcanzar grandes logros. A los habitantes de Maguncia les encanta consumir sus productos sobre todo en las acogedoras vinotecas y tabernas, que han sido bautizadas con nombres tan píos como "Limosnera" o "Confesionario". El mercado del vino también es una de las grandes celebraciones de la ciudad. Cuando se festejó por primera vez en 1946 después de la guerra, los franceses, que eran la potencia ocupante, donaron 100.000 litros de vino, un gran gesto de reconciliación y amistad. Como no podría ser de otra forma en el Rin, las otras dos grandes fiestas de Maguncia son el Carnaval y la noche de San Juan, que siempre se celebra los últimos cuatro días de junio, una apoteósica fiesta cultural, que originariamente se hacía en conmemoración de Johannes Gutenberg y que en la actualidad se ha convertido en una mezcla de música, antiguas tradiciones, representaciones de cabaré, con puestos para degustar comida y, obviamente, vino.

Como contraposición al animado casco histórico, el panorama de Maguncia contemplado desde el lado del Rin parece más bien comedido, tranquilo e incluso algo estricto. Está dominado por dos épocas: la Modernidad con el Ayuntamiento, el hotel Hilton y el Centro de Congresos en la Rheingoldhalle, y el Barroco o Renacimiento con el Neues Zeughaus (nuevo arsenal), la Deutschordenshaus y el Palacio de los Príncipes Electores. A juicio de algunos historiadores, este palacio supera incluso al Palacio de Heidelberg por su rica estructura diferenciada, aunque seguro que en Heidelberg tienen una opinión bien distinta. Maguncia también posee un panorama museístico excepcional. Aquí, destaca ante todo el Museo de Gutenberg de la Imprenta y el Museo Central Romano-Germánico, en el Palacio de los príncipes electores. Colecciones sobre la prehistoria y la protohistoria, sobre Roma y los albores de la Edad Media se enlazan aquí a través de unos enormes talleres de restauración de renombre mundial; también la momia de Ötzi, el hombre del glaciar hallado en el Tirol, se sometió aquí a un tratamiento. Otro museo interesante es el Museo Estatal de Maguncia, de amplia temática, que expone obras desde la Edad de Piedra hasta la época moderna y cuya fundación se remonta a 1803, con la donación de 36 cuadros por parte de Napoleón. La catedral episcopal y el Museo Diocesano de la catedral informan sobre la historia de la iglesia y del episcopado; el Museo Histórico Municipal proporciona una visión general y el Museo de Historia Natural es el más grande dentro de su categoría de Renania-Palatinado. La Sala de Arte Maguncia completa la oferta a la perfección: el edificio situado en el antiguo puerto aduanero está dotado de un revestimiento completo de vidrio verde y de una sala de exposición inclinada en siete grados, por lo que destaca asombrosamente. Pero si alguna vez constara una inclinación de siete grados en su propia persona, seguramente se deberá más bien a los excepcionales vinos que se escancian en esta ciudad. Aunque esto en Maguncia no supone ninguna desdicha, ya que seguramente estará muy bien acompañado.

http://www.germany.travel/es/ciudades-turismo-cultural/ciudades/highlights-historicos-de-alemania/maguncia.html

Mainz (Alemania)

Publicado por J. Torres

14 abril 2013

Mainz (Maguncia), muy próxima a Wiesbaden, es la capital del estado de Renania-Palatinado. Situada en la orilla izquierda del Rin, frente a la confluencia con el Mainz, en el cruce de vías históricas, es rica en monumentos y museos. La ciudad evolucionó a partir del campamento militar romano de Moguntiacum, establecido en el año 38 a.C. Es la sede de dos importantes cadenas de televisión (ZDF y SAT 1). También es el principal centro de comercialización de los populares vinos del Rin y un importante centro comercial e industrial, así como un magnifico foco cultural. La catedral, del románico tardío, simboliza el poder de los Kurfürstein, los Príncipes Electores, quienes solían coronar a los reyes alemanes. Aunque fue gravemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad conserva una parte importante de su casco antiguo, en el que destacan las construcciones realizadas en piedra de color rojo, de arenisca, principalmente.

El hijo más famoso de la ciudad es sin duda Johannes Gutenberg (1395-1468), inventor de la imprenta. La Universidad que lleva su nombre es una de las más grandes de Alemania y en sus centros de investigación se está en la vanguardia de los nuevos descubrimientos. Maguncia tiene universidad desde 1477. Es sede episcopal.

Mainz (Alemania)

»» Un poco de historia:

La primitiva población celta fue ocupada por las legiones romanas de Mario Vipsanio Agrippa, en el año 38 a.C., tomando el nombre de Moguntiacum en la fértil y estratégica confluencia de dos ríos, el Meno y el Rin y siendo nombrada capital de la Germania superior. Después de la fundación del arzobispado por Bonifacio en el año 742, se desarrolló como la metrópolis cristiana de Alemania. En el año 747 fue declarada sede episcopal y luego elevada arzobispado, cuyos titulares revestían la dignidad de Gran Canciller del Imperio. Willigis (975-1010), que salvó al imperio de la desintegración durante la minoría de Otón II, promovió el comercio en Maguncia; construyó la catedral (Kaiserdom) que se quemó en el día de su consagración. En el año 1118, con la denominación de Maguncia como ciudad libre, comenzó su largo periodo de florecimiento. La mayor parte de su pasado estuvo bajo la poderosa influencia de los príncipes de Maguncia, que la eligieron como residencia. De la Guerra de los Treinta Años al periodo napoleónico, en dos siglos, la ciudad se vio ocupada repetidamente por los ejércitos suecos, imperiales y franceses, hasta que en el año 1816 fue unida al gran ducado de Hessen. La derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial tuvo como consecuencia la ocupación de los territorios de la orilla izquierda del Rin, y por tanto de Mainz, por las tropas francesas hasta 1930. En la Segunda Guerra Mundial sufrió graves daños.

Kaiserdom St. Martin und St. Stephan (Mainz)

»» Edificios y espacios de interés:

» Kaiserdom St. Martin und St. Stephan (Am Markt) [http://www.dom-mainz.de/]: Maguncia destaca por su impresionante catedral. Junto con las de Speyer y Worms, son las tres únicas catedrales románicas de época imperial (Kaiserdome) que se han conservado casi intactas hasta nuestros días. Dedicada a San Martín y San Esteban, es la mayor y la más importante obra maestra de la arquitectura románica del valle del Rin. La catedral fue comenzada en 975 por Willigis durante el reinado del emperador Otón II, prosiguió durante el reinado de su sucesor Enrique II, se continúo en 1009 durante la minoría de edad de Enrique IV y entre 1183 y 1239, aunque algunas estructuras se remontan al siglo XI. Durante los siglos XIII al XIV, se añadieron varias capillas góticas. Un elemento distintivo y característico de esta catedral es la galería de columnas que bordea todo el perímetro edificio, justo debajo de la línea del tejado. Aunque no se conservan ni los altares góticos ni la reja del coro, resultan admirables los monumentos dedicados a varios obispos de los siglos XIII al XIX.

Bischöfliches Dom und Diözesanmuseum (Mainz)

El interior posee dos coros: el oriental, románico, dedicado a San Esteban, es una de las partes más antiguas y más sencillas de la catedral; el occidental, dedicado a San Martín, es tardorrománico con un cierre trilobulado que es un añadido de principios del siglo XIII. Destacan la tumba del arzobispo Jakob von Liebenstein, muerto en 1508, de finales del gótico y obra de Hans Backoffen. Representa al difunto bajo un dosel ornamentado. También es notable el monumento a Heinrich Ferdinand von der Leyden, obra de Johann Mauritz Gröninger, de 1706, ubicado a la izquierda del coro oeste y que le fue dedicado en vida al rector de la catedral. Una portada de finales del gótico conduce a la capilla funeraria románica de los canónigos de la catedral (Memoriae), realizada por Madern Gerthener después de 1425. La sillería del coro, que rodea el presbiterio casi por completo, está tallada en roble y realizada por Anton Hermann quien la terminara en 1767. El púlpito neogótico fue tallado por Joseph Scholl en 1834. En el transepto occidental derecho se conservan otras tumbas dde prelados y la pila bautismal, obra maestra del Maestro Johannes (1328). Desde aquí se accede a la Gothardkapelle (1137), una dependencia de planta cuadrada, de dos plantas, dividido en tres naves por cuatro pilares; sobre el altar se expone un 'Crucifijo' de escuela mediorrenana, realizado entre 1150 y 1160.

Estatua de San Bonificacio junto al Kaiserdom (Mainz)

La catedral cuenta con el Bischöfliches Dom und Diözesanmuseum (Domstrasse, 3), que es de los mayores de Alemania. Se halla en el entorno del claustro gótico, terminado hacia 1410 que conserva gran número de tumbas, entre ellas la del famoso trovador Frauenlob, fallecido en 1318. Destacan las piezas de los fragmentos de un panel del siglo XII procedente del ambón de la catedral parcialmente destruido con escenas del 'Juicio Final' Maestro de Naumburg, hacia 1240), un retrato medieval de gran expresividad conocido como 'Kopf mit Binde' ('Cabeza vendada') y la estatua 'Figura masculina'.

» Marktplatz: La bella Plaza de Mercado cuenta con la Fuente del Mercado (Marktbrunnen), de 1526, ubicada delante del Dom que está catalogada como una de las más importantes fuentes renacentistas de Alemania. También está la Nagelsäule, una columna de 1916.

» Gutenberg Museum (Liebfrauenplatz, 5) [http://www.gutenberg-museum.de/]: Johannes Genfleisch zun Gutenberg alcanzó la fama como inventor de la imprenta de tipos metálicos móviles. Las letras se fundían en una máquina especial y luego se colocaban en hileras. El mismo Gutenberg preparó al Biblia para su impresión y publicación entre 1454 y 1455; de las 200 copias originales que él imprimiera, sólo se conservan 46. El museo, que abrió en 1900, ofrece una reconstrucción del taller (1450) del maestro. La colección incluye incunables de gran valor, entre ellos la Biblia de Gutenberg y el 'Libro de los Salmos', que fue publicado en 1457 por Fust & Schöffer, socios y más tarde acreedores de Gutenberg. El 'Libro de los Salmos' fue la primera obra que se imprimió con tinta de tres colores diferentes. El palacio del renacimiento tardío en el que se ubica el museo desde 1962, Zum Römischer Kaiser de 1664 (construido para el comerciante Edmund Rokoch), fue hasta 1763 un hotel en el que se alojaron Voltaire, Goethe, Görres o Constantino de Rusia y donde Mozart fue concertista. En el interior destaca una estatua de Joseph Scholl (1827). Frente al museo, en Liebfrauenplatz, destaca junto a una zona ajardinada una estatua moderna de Gutenberg del escultor finlandés Waino Aaltonen (1962).

» Rathaus y alrededores: El Rathaus (Jockel-Fuchs-Platz, 1), el ayuntamiento de Mainz, fue construido por los arquitectos Arne Jacobsen, danés, y Otto Weitling entre 1970 y 1974. Forma junto con el hotel Hilton y el Rheingoldhalle un complejo moderno de edificios que convive en el cercano Rheinufer con otras históricas construcciones barrocas o renacentistas como el Neues Zeughaus (Nuevo arsenal), el Heilig-Geist-Spital, un hospital para peregrinos de 1236, o las torres Eisenturm y Holzturm. Muy cerca del Rin están las ruinas de Kirche St. Christoph (Karmeliterplatz), una pequeña iglesia jesuita del primer gótico (1292-1325) donde fuera bautizado presumiblemente Gutenberg y que contiene una pila bautismal original del siglo XV. Muy dañada en los bombardeos de 1945, fue deliberadamente derruida en 1964 como homenaje a los caídos. Muy cercana está St. Joseph-Kirche, barroca. Pfarrkirche St. Quintin (Quintinsstrasse) está considerada la más antigua iglesia parroquial de Mainz (se menciona por primera vez en el año 774). Es una iglesia de estilo gótico tardío, que fue construido en los años 1288 a 1330. Su torre fue construida en 1489 y albergó la casa de un centinela. Alte Universität (Universitätsstrasse, 17), la Antigua Universidad, fue construida entre 1615 y 1618 por la orden de los Jesuitas que se establecieron bajo el gobierno del Elector Johann Schweikard Kronberg. Aquí se encuentra el Jesuitenkollegs.

» Gutenbergplatz: A poca distancia de la iglesia parroquial protestante de San Juan se abre Gutenbergplatz, una agradable plaza con una estatua (Gutenbergdenkmal) en bronce del inventor (1837). En el adoquinado del suelo está marcado el paralelo 50. El Staatstheater (Teatro Municipal) [Web oficial] ocupa un interesante edificio neoclásico de 1829-1833, la llamada Grosse Haus, construido por Georg Moller.

» Alstadt: El barrio que se extiende al sur del Dom es quizás el más atractivo. Abarca el Alstadt, un conjunto de calle estrechas y casas de vigas entramadas; los puntos neurálgicos son Kirchgarten y Augustinastrasse. Cerca del hospital barroco de St. Roch, erigido en 1721 y en la actualidad convertido en asilo, discurre la calle Kischgarten (Campo de Cerezos), y una de las zonas más bonitas del casco antiguo, que sufrió graves daños en la Segunda Guerra Mundial. El complejo, bien conservado, de casas históricas de muro de entramado de madera de los siglos XVI-XVIII, como Zum Aschaffenberg Haus, la casa de este tipo más antigua de Mainz que fue construida alrededor de 1500; y la fuente Marienbrunnen hace que resulte agradable para el paseo.

La Augustinerkirche (Augustinerstrasse, 34) es la iglesia de un convento de padres agustinos construida en el siglo XIII y rehabilitada en estilo barroco en 1768-1771. Sobre el portal se levanta un grupo de figuras de Nikolas Binterim. En el interior, destacan las pinturas del techo de Johann Baptist Enderle (1772). El órgano del coro es de 1774, completado por los hermanos Heinrich y Johann Philipp Stumm.

St Ignazkirche (Kapuzinerstrasse, 36), actualmente en obras de restauración, es la iglesia parroquial dedicada a San Ignacio de Antioquía. Es un edificio neoclásico de planta cruciforme, construida entre 1763 y 1675 sobre los restos de una iglesia anterior del siglo XIII. La fachada de piedra arenisca sigue el modelo francés, en particular la composición de columnas dóricas, jónicas y corintias. La bóveda central es una obra de Johann Valentin Thoman. La pintura del techo original de 1773 a 1776, de Johann Baptist Enderle, muestra escenas de la vida de San Ignacio. Destaca también el órgano fabricado de Stumm, también en estado original. Fuera de la iglesia está, en el lugar de un antiguo cementerio, el curioso Kreuzigunsgruppe de Hans Backoffen, de 1512. Enfrente, en la pequeña plaza, destaca la pequeña Fichsbrunnen de Rheinhold Peterman (1998).

Al sur del casco antiguo se encuentra la ciudadela procedente de un monasterio benedictino del Jakobsberg. Con la mudanza de los monjes en 1794 y suspensión de la comunidad benedictina en 1802 a raíz de la secularización se utilizó la instalación solamente para fines militares. En 1816 Maguncia se convirtió en ciudadela de la Confederación Germánica.

» Schillerplatz: Es la plaza más bella de la ciudad; está decorada con la estatua de Schiller (Schillerdenkmal). Alberga tesoros arquitectónicos en sus palacios renacentistas y barrocos. Al sur se encuentra el Osteiner Hof, edificio de 1749 con fachada rococó, que en la actualidad es sede de oficinas del gobierno y que fue construdo para el elector Johann Friedrich Karl von Ostein. Enfrente se puede ver la Fastnachtbrunnen (Gran Fuente de Carnaval), obra en bronce de Blasius Spreng (1967), con más de 200 símbolos y fantasías del famoso Carnaval de Mainz. Al oeste se hallan, en el número 3, el Bassenheimer Hof, edificio de 1756, en la actualidad oficinas ministeriales; en los números 9 al 11, el Schöenborner Hof, edificio de 1668 de estilo renacentista tardío y, finalmente, a la derecha, en el número 44 de Schillerstrasse, el Erthaler Hof, de 1735.

» Kirche St. Stephan (Kleine Weisgasse, 12) [http://www.st-stephan-mainz.de/]: No lejos de Kirchsgarten se eleva la iglesia parroquial gótica de San Esteban, que fue construida por etapas en el emplazamiento de un antiguo edificio del siglo X del que conserva la planta de de doble cabecera. Las obras se iniciaron a mediados del siglo X y continuaron hasta finales del siglo XV. La obra resultante es una iglesia de planta de salón con tres naves, un crucero oriental y un coro de una sola nave. Los claustros adyacentes del siglo XV son toda una joya del diseño gótico tardío. Las vidrieras originales del presbiterio, destruidas durante la II Guerra Mundial, fueron reemplazadas por otras seis nuevas entre 1978 y 1981 y elaboradas en parte por Marc Chagall (1887-1985). Dispuestas contra un precioso fondo azul, dichas vidrieras reproducen escenas de la Biblia, como 'Abraham con los tres viajeros', 'El Patriarca rogando a Dios que salve a los justos en Sodoma y Gomorra', 'El sueño de Jacob' o 'Moisés con las Tablas de la Ley'.

El interior alberga muchos otros elementos originales. Los cuatro grandes candelabros de latón se fundieron en Maguncia en 1509. El pequeño políptico de la 'Crucifixión' data de hacia 1400; las alas móviles se elaboraron unos cien años después. El nicho de la torre alberga el Santo Sepulcro (c. 1450). A la derecha de la iglesia se abre el claustro, realizado en 1499 es de estilo gótico tardío; en él se ha instalado el tesoro.

» Kurfürstliches Schloss (Peter-Altmeier-Allee, 1): Las obras del palacio electoral barroco, iniciadas en 1627 durante el gobierno del arzobispo Georg von Greifenclau, se completaron más de un siglo después, en 1775-1776, bajo el mandato de Johann Friedrich Carl Joseph von Erthal. El Palacio Electoral es uno de los últimos edificios del llamado 'Deutschen Renaissance'. La adición posterior del ala norte se adapta a este estilo. El exterior, con sus torretas en cada esquina, está equipada con una rica decoración arquitectónica (especialmente de las ventanas). Se ha restaurado, incluyendo los techos originales. En el interior, se construyó una gran escalera principal por Balthasar Neumann, que fue retirada durante el régimen francés.

El palacio alberga, en el lado este y hacia el Rin, el fascinante Römisch-Germanisches Zentralmuseum (Museo de Historia Romana y Germánica) (Ernst-Ludwig-Strasse, 2) [http://web.rgzm.de/]. El museo fue fundado en 1852, con planteamiento pedagógico dedicado a la prehistoria, a la escultura de pequeño formato de Egipto, Grecia e Italia, y a los hallazgos romanos y germánicos; reúne originales y copias.

» St. Peter Kirche (Peterstrasse, 3): La parroquial San Pedro es la iglesia barroca más bella de la ciudad, construida por Johann Valentin Thomann entre 1752 y 1776; en un altar de la izquierda se conserva un 'Crucifijo' de Hans Backoffen, del siglo XVI. El artista bávaro Karl Manninger y su alumno Hermenegildo Peiker produjeron la colorida decoración del interior. La inspiración histórica fueron los frescos de Joseph Appiani sobre la vida de san Pedro Apóstol, pintados entre 1752 y 1755, que habían sido destruidos en la guerra.

» Landesmuseum (Grosse Bleiche 49-51) [http://www.landesmuseum-mainz.de/]: El Museo Regional del Rin Medio ocupa un viejo cuartel y las caballerizas contiguas de los príncipes arzobispos (en el techo de la entrada destaca un caballo dorado). La sección antigua recoge objetos de Prehistoria, joyas celtas, piezas de vidrio, esculturas romanas y antigüedades francas. La sección de arte expone una 'Virgen' de marfil del siglo X, una fíbula de oro y esmaltes de la emperatriz Gisela, de 1025 aproximadamente, esculturas románicas y góticas, tapices del siglo XV, cerámicas, muebles y esculturas del siglo XVIII. La Landesgalerie está dedicada a la pintura de los siglos XVI al XX, con obras de Tiepolo, Rubens y Picasso, entre otros. El museo también cuenta con una columna triunfal romana dedicada a Júpiter, Jupitersäule.

» Römersteine: Al sureste del campus de la Universidad yacen los restos de un acueducto romano del siglo I. El valle del Zalbach era un punto aventajado para situar el flanco suroeste del campamento romano Castrum Moguntiacum, pero la falta de agua requirió la construcción de un acueducto. Aunque algunos pilares medían 23 m, la estructura actual sólo alcanza 10 m de altura.

»» Otros museos de Mainz: En 1981, durante la construcción de un hotel a orillas del Rin, se descubrieron los restos de unas embarcaciones romanas; en el Museum für Antike Schiffart (Neutorstrasse, 2b) [http://web.rgzm.de/] se exponen los pecios de cinco naves de guerra del siglo IV, así como dos reconstrucciones a escala natural. Al noroeste de la catedral en un moderno centro comercial se pueden ver los restos de Isis und Mater Magna-Heiligtum (Römerpassage, 1) [Web oficial], un templo romano dedicado al culto de Isis y la Diosa Madre y utilizado probablemente hasta el siglo III d. C.; alrededor de sus ruinas ha sido preparado un interesante recorrido didáctico sobre el Magonza romano.

Kupferberg Sektkellerei (Kupferbergstrasse, 17-19) [http://www.kupferbergterrasse.com/] es la sede histórica de la gran empresa vinícola, que produce uno de los cavas (Sekt) más populares de Alemania, al suroeste del casco antiguo. El interesante recorrido de visita comprende una pequeña exposición de copas de espumoso, en un entorno modernista que formó parte de la Exposición Universal de París de 1900. En el Mainzer Fastnachtsmuseum (Proviant-Magazin, Neue Universitätstrase, 2) [http://www.mainzer-fastnachtsmuseum.de/] se muestran, desde el 2004, 160 años del famoso Carnaval de Mainz: costumbres, disfraces, programas e historia. Naturhistorisches Museum Mainz [http://www.mainz.de/nhm/], el Museo de Historia Natural, se encuentra situado en Reichklarastrasse 10.

https://serviajero.blogspot.com/2012/10/mainz-alemania.html

Lugares de interés. ¡Viva el espíritu de Maguncia!

Alegría de vivir, placer por el vino y un paisaje urbano que combina lo antiguo y lo moderno; esto es Maguncia. Aquí podrá descubrir lo que marca el carácter urbano de la capital regional de Renania-Palatinado:

La capital del estado federado de Renania-Palatinado aúna una historia cultural de miles de años con una alegría de vivir única. Es la sede del Instituto Alemán del Vino (Deutsches Weininstitut) y capital alemana del vino; ante las puertas de la ciudad se extiende una de las mayores regiones vinícolas de Alemania, el Hesse Renano, cuna en el sentido más estricto de la palabra de gran número de excelentes viticultores. Maguncia fue proclamada “Ciudad de las Ciencias en 2011”, lo que le dio nuevos impulsos como enclave científico, así como nuevos estímulos a la economía regional, que conserva en la actualidad.

El pintoresco casco antiguo en las inmediaciones de la Catedral de Maguncia o Catedral de San Martin (Martinsdom), de arquitectura románica, invita a deambular por sus estrechas y sinuosas callejuelas. Tras las restauradas fachadas de entramados con vigas de madera y de arquitectura barroca y rococó, se esconden pequeñas joyerías y galerías, boutiques de moda, las típicas bodegas de Maguncia y acogedores restaurantes a la espera de su visita.

Los amantes de las obras de Marc Chagall no se deben perder la visita a la Iglesia de San Esteban (St.Stephan) con sus famosas vidrieras azules, únicas en Alemania. Además, en el extremo sur del casco antiguo también se puede visitar el mayor teatro romano al norte de los Alpes. La Catedral personifica la imagen de la ciudad y destaca desde las diferentes panorámicas urbanas.

Como una de las tres catedrales imperiales del Rin, conforma desde hace más de mil años el centro de la vida urbana y es actualmente obispado del Cardenal y ciudadano honorífico Karl Lehmann. Tres días a la semana se llena especialmente de vida cuando se celebra en las plazas de la catedral el mercado. El Palacio Electoral de Maguncia (Kurfürstliches Schloss), uno de los edificios renacentistas más importantes de Maguncia y de toda la región, cautiva gracias a su idílico entorno a orillas del río Rin. Actualmente alberga varios centros de congresos y las salas de exposiciones del Museo Romano Germánico (Römisch-Germanisches Zentralmuseum). Maguncia es una ciudad en cuyas plazas destacan numerosas fuentes de todas las épocas y estilos. Entre las más de cien fuentes con sus variados juegos de agua, hay dos que merecen ser especialmente mencionadas: la Fuente del Mercado (Marktbrunnen), la más antigua y, a la vez, un alegre y colorido punto de encuentro cerca de la catedral, y la Fuente del Carnaval (Fastnachsbrunnen), que cautiva con sus numerosas figuras y ofrece durante todo el año una bonita imagen de la cultura carnavalesca típica de la ciudad.

El monumento más reciente de interés turístico de la ciudad es sin duda el nuevo edificio de la Sinagoga, en el barrio de Mainz-Neustadt, que data del año 2008. La Sinagoga con su llamativa arquitectura hace de la ciudad un lugar especial como símbolo de la reconciliación y del revivir de la cultura judía.

https://www.mainz.de/es/descubra_maguncia/index.php

Guía turístico de Maguncia - Lugares de interés

Alemania es conocida por sus ciudades y tradiciones antiguas. Una de las ciudades así es la capital de un estado federado al lado de Fráncfort del Meno - Renania – Palatinado, Maguncia. Siempre ha sido una ciudad universitaria, de compañías de radio y TV, de obispos y catedrales. Está desarrollada bajo todos los aspectos como un centro industrial. Precisamente aquí fueron impresos los primeros libros que aparecieron en Europa, aquí es el origen del famoso carnaval alemán que empieza el día de carnestolendas.

Gracias a su antigua historia Maguncia ha sido un punto de relación entre el este y oeste de Europa. Por esto aun en el año 747 se hizo el centro del obispado, debido a lo que la ciudad goza de una gran cantidad de catedrales e iglesias. Así el centro histórico de Magucia – las catedrales de San Martín y San Esteban - cuenta con muchas naves y capillas, unos órganos y una sacristía increíble. Detrás de esta construcción majestuosa corre el río Rin con sus múltiples lanchas y barcos turísticos. La otra iglesia preciosa está edificada no lejos de la estación – la iglesia gótica del siglo XIV. Los vitrales fueron preparados por el mismo Marc Chagall y basados en historias bíblicas.

Muchos lugares de interés se sitúan en los alrededores de Magucia. Así, Frankfurt se sitúa sólo en veinte minutos si uno va en tren eléctrico y al pasar al lado de calles admirables del suburbio de Magucia Ud. entrará en Wisbaden – un balneario aristocrático, adonde llegaban incluso los escritores rusos y otras personalidades eminentes. Más allá se ubican las ciudades maravillosas como Ingolstadt, Eld-Vill y Rudesheim. En todas partes se puede disfrutar del maravilloso “rheinwein” alemán – el vino de Rhein.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/maguncia/index.htm

Maguncia: qué hace falta visitar - cultura, arquitectura, museos y templos

Entre atractivos y significativos lugares turísticos la Catedral de Maguncia es digno de atención. Es una de las catedrales imperiales. Los muros de la Catedral fueron testigos de numerosas ceremonias de coronación de muchos gobernadores. Según los registros históricos, la construcción de la Catedral se inició ya en 975. El edificio de la Catedral intrincadamente funde las características de los estilos románico y gótico sin embargo los expertos de la arquitectura del pasado Edades encontrará fácilmente los rasgos del estilo barroco en su construcción. La catedral de Maguncia es considerada una de las catedrales cristianas más ricas, ya que sus paredes conservan las lápidas antiguas, santuarios ingeniosos y otros artefactos religiosos.

Muchas atractivas atracciones arquitectónicas se encuentran en las inmediaciones de la plaza Schillerplatz. Se verá allí la antigua fuente de Fastnachtsbrunnen y el Palacio Electoral que es la residencia del príncipe-obispo Johann Friedrich von Ostein que fue construido en el siglo XVIII. Los aficionados al arte dramático le encantará el Staatstheater Maguncia situado en la plaza Gutenberg o Gutenbergplatz. Justamente puede ser nombrado el teatro más hermoso de la ciudad.

Por su contorno el teatro se asemeja al Coliseo romano como sus pasillos y la fachada son de forma redonda. Entre los monumentos religiosos de la ciudad vale la pena destacar la Iglesia de San Esteban. Fue construido a finales del siglo X. Durante un período de tiempo bastante largo su campanario fue la construcción más alta en el territorio de la ciudad. Las grandes ventanas de la iglesia están ahora decoradas con pintura antigua.

En 1837 se celebró la inauguración del monumento conmemorado a Johann Gutenberg. Era el residente más famoso de la ciudad de Maguncia. El monumento se encuentra en la plaza del mismo nombre. Recientemente fue totalmente renovado y ahora el monumento se presenta a los visitantes de la ciudad en toda su belleza. Un recorrido por la ciudad también debe abarcar el Kurfurstliches Schloss es un majestuoso edificio de ladrillo rojo con ingenioso techo de tejas. El castillo está entre los edificios arquitectónicos más significativos de Maguncia. El edificio se hunde en el verde.

El mismo lugar atractivo para los turistas es la Iglesia de Cristo o Christuskirche. El edificio obtiene su aspecto más impresionante en la cálida temporada del año como la iglesia vecinos de un parque de escala con un montón de flores y fuentes fragantes. Este es un lugar perfecto para los amantes del senderismo. La mayor parte de los edificios medievales fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la ciudad todavía conserva una parte del patrimonio cultural.

http://www.orangesmile.com/guia-turistica/maguncia/cultura--1822614.htm

Mainz

Públicado en 31/12/2014 por Belén Iglesias Martínez

Maguncia o Mainz es una ciudad alemana, capital del estado Renania-Palatinado de la provincia de Renania, situada al suroeste del país y bañada por el río Rin. Se trata de una ciudad de gran importancia histórica dada su función como puerto fluvial.

Conocida internacionalmente por ser la patria de Johannes Gutenberg, el inventor de la imprenta con caracteres móviles que revolucionó el mundo de la cultura gracias a la reducción de costes y rapidez de fabricación de los libros de su invento.

La ciudad, a pesar de haber sufrido durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, cuenta con un centro histórico único en el que destacan sus edificaciones típicas en piedra roja. Si puedes permitirte invertir algo de tiempo en conocerla no deberías dejar pasar la oportunidad.

Guía turística de Mainz

Historia

Maguncia es una de las ciudades más antiguas de Alemania pues, como Colonia, tiene su origen en época romana. Fue el general romano Druso el Mayor quien edificó en aquel lugar junto al Rin una fortaleza como parte de su proyecto de conquistar todo el territorio germano.

No se conoce con exactitud el año de fundación de la misma, bajo el nombre de Mogontiacum, pero se sabe que en el año 12 a.C. ya estaba construída, lo que nos arroja una cifra de más de dos milenios de antigüedad.

Durante esta época tuvo una importancia fundamental en la conquista del territorio actuando sobre todo como enclave militar gracias a su posición estratégica entre ríos que los romanos aprovecharon como base para su flota naval.

Hasta el siglo IV d.C. la fortaleza gozó de gran esplendor bajo el dominio romano y entre sus muros comenzó a albergar una importante vida urbana. Sin embargo fue precisamente en ese siglo cuando, coincidiendo con el declive y caída del Imperio Romano, la ciudad comenzó a sufrir numerosos ataques de pueblos nómadas germanos.

En el año 368 la ciudad sufrió el mayor saqueo de su historia a manos de los alamanes, un conjunto de tribus germanas que trataban de expandir su territorio.

Durante decenios los romanos pelearon con las tribus bárbaras para mantener su presencia en el territorio pero finalmente la fortaleza fue totalmente arrasada en el siglo V por la acción de vándalos, hunos y francos. Finalmente fueron los francos, bajo el mando de Clodoveo I, quienes consiguieron asentarse de forma duradera en el territorio.

Es en esta época, gracias a la conversión del gobernante franco, que importantes comunidades de cristianos, en su versión arriana, se asentaron en la región. La ciudad estuvo ligada desde estos momentos al devenir de la religión católica, ya que desde muy temprano fue ciudad arzobispal.

Tenemos abundantes conocimientos sobre el desarrollo de la ciudad en época medieval gracias al testimonio directo de un viajero de la época. En torno al año 965 el viajero judío de origen hispano Ibrahim ibn Ya’qub escribió una crónica de sus viajes a tierras germanas y testificó sobre el esplendor y gran desarrollo de la ciudad. Se trataba de una urbe con gran desarrollo comercial.

En ella se podían encontrar monedas de oro acuñadas en Samarcanda y especias provenientes de la India. También había un rico comercio de pieles con Rusia. Asimismo Ibrahim recalcaba en sus escritos la gran riqueza de los mercados en cereales y frutas, entre las que destacaba la vid.

En este ambiente de prosperidad fue en el que Johanes Gutenberg desarrolló su célebre invento. Tan solo unos años más tarde tras la creación de dicho magnífico invento, en el año 1477, se construía la universidad de la ciudad, una de las más antiguas de Alemania con gran tradición que obviamente repercutía en el desarrollo de la cultura de toda la provincia e incluso del país.

Durante los siguientes siglos, en época moderna, la ciudad siguió en pleno desarrollo y los príncipes de Maguncia la seleccionaron como residencia nobiliaria. Su historia se vio ennegrecida, sin embargo, por la Guerra de los Treinta Años y por décadas de continuos enfrentamientos que duraron hasta las Guerras Napoleónicas, en los que la región se vio ocupada por suecos, franceses y tropas del Imperio.

Tras la derrota de Alemania durante la Primera Guerra Mundial Mainz pasó a estar ocupara por tropas francesas hasta el año 1930. Pocos años más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial la mayor parte de la ciudad fue destruida, en torno al 80% de sus edificaciones.

Qué visitar en Mainz

La catedral de Mainz

La ciudad de Maguncia se encuentra salpicada de monumentos de todas las épocas históricas, gracias a su temprano origen en época romana. Es posible que el edificio más emblemático de todos sea el de la catedral, una construcción impresionante que suele compararse con la Spira y Worms (ver La Catedral de Worms) por se de época imperial, datando del siglo XI.

Se trata de una catedral de enormes dimensiones cuyo esquema básico fue el del románico, pero que presenta también características góticas y algunos retoques tardíos en época barroca. En su interior sobresalen algunas piezas de factura impresionante como el monumento funerario del arzobispo Jacob von Liebenstein (de época gótica) o el de Henrich Ferdinand von der Leyden (barroco).

Las sillerías de época rococó y el claustro gótico también merecen ser contempladas. Tal como se ha mencionado con anterioridad la ciudad de Maguncia estuvo muy ligada, desde época medieval e incluso antes, al catolicismo y esto puede observarse en la proliferación de iglesias en la urbe.

La Iglesia de San Esteban

Destaca entre todas ellas la iglesia de San Esteban que tiene su origen en el siglo XIII. La construcción original gótica fue totalmente arrasada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, de forma que lo encontramos a día de hoy es una reconstrucción del siglo XX. Sin embargo la visita merece la pena en especial para poder observar las vidrieras del templo que datan de la década de los setenta del siglo XX y cuyo diseño fue realizado por Marc Chagall.

Más iglesias de importancia en Mainz

Otra construcción, que fue de las pocas que sobrevivieron inmunes a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, que deberías visitar es la iglesia de San Agustín. Se trata de un magnífico templo barroco cuyas obras datan del siglo XVIII. La riqueza rococó de todo el edificio pone de manifiesto el esplendor del que gozó la ciudad durante siglos.

Si te gusta el arte eclesiástico existen otras muchas iglesias que puedes visitar: San Cristóbal, San Pedro, San Ignacio, San Juan, San Quintín,…cada una de ellas muestra las características típicas de la época y estilo en que fueron construidas, aunque la mayor parte de ellas son fruto de la reconstrucción del siglo XX, ya que casi todas fueron destruidas durante los bombardeos.

El casco histórico de Mainz

Kirschgarten

Dejando atrás las construcciones religiosas y centrándonos en las de carácter civil una visita obligada para todo viajero es el casco antiguo de la ciudad en el que podrás dar un paseo entre las construcciones típicas de la ciudad. Uno de los mejores lugares para apreciar estas viviendas es la calle Kirschgarten en la que podrás ver muchos ejemplos de las casas típicas construidas en madera y piedra roja cuyos ejemplos más antiguos son del siglo XVI.

La calle Agustinerstraße es también muy rica en ejemplos de este tipo. Un paseo por ambas calles no te dejará indiferente, te lo aseguro, y además podrás realizar compras y degustar los productos típicos en las cervecerías que ocupan los bajos de ambas calles. También podrás observar las viviendas típicas desde la plaza de la catedral. Junto a estas edificaciones podrás disfrutar también de una fuente de época renacentista y la escultura de San Bonifacio.

Restos romanos en Mainz

Los restos romanos son también una atracción que merece la pena. La mayor parte de ellos se encuentran en las afueras de la ciudad como, por ejemplo, los restos del acueducto que alimentaba de agua a la fortaleza romana.

Un sitio para informarse a fondo sobre los vestigios romanos en Mainz es: http://www.roemisches-mainz.de

El Museo de Gutenberg

Pero, sin duda alguna, una de las atracciones más importantes de la ciudad es el Museo de Gutenberg, dedicado a honrar la memoria del inventor y de su magnífico invento. Gutenberg vivió toda su vida en la ciudad, desde su nacimiento en torno al año 1400 hasta su muerte en 1468. El museo alberga en su colección uno de los ejemplares de la Biblia de 42 líneas que el ilustre impresor publicó en el año 1455. Solo por tener la posibilidad de ver en directo dicho incunable la visita al museo ya merece la pena.

http://alemaniando.com/mainz/

Maguncia​ (en alemán: Mainz Acerca de este sonido [maɪ̯nt͡s] (?·i); en francés: Mayence; en latín: Moguntiacum) es la capital del estado federado alemán de Renania-Palatinado. Es una ciudad situada en el suroeste de Alemania, a orillas del río Rin, en el margen opuesto a la desembocadura del Meno, por lo que es un importante puerto fluvial de Alemania. En la orilla contraria se encuentra la ciudad de Wiesbaden, en el estado de Hesse.

Destaca por ser el lugar donde Johannes Gutenberg inventó la imprenta de caracteres móviles. Actualmente Maguncia ha vuelto a ser centro de los medios de comunicación, ya que alberga la sede de la ZDF, el segundo canal más importante del medio televisivo alemán.

Aunque fue gravemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad conserva gran parte de su casco antiguo, en el que destacan las construcciones realizadas en piedra de color rojo (arenisca, principalmente).

Maguncia tiene universidad propia desde 1477, denominada actualmente Universidad Johannes Gutenberg, ubicada cerca del centro de la ciudad. Su antiguo campus no sólo comprende aulas y salas de conferencia, sino también viviendas, bares y restaurantes que constituyen un barrio independiente.

Con 212.348 habitantes (a 31 de diciembre de 2015), es la tercera ciudad más grande de la región Rin-Meno. Su equipo de fútbol FSV Mainz 05 juega en la primera división de la Bundesliga.

https://es.wikipedia.org/wiki/Maguncia

https://de.wikipedia.org/wiki/Mainz

https://www.luftbildsuche.de/search.php?d=1&text=Mainz

http://www.hadyphoto.net/GALLERY/PHOTO/01 PLACES EVENTS GERMANY/19 MAINZ WIESBADEN/index.html

https://www.flickr.com/photos/magdeburg/albums/72157639274443075

https://vicedi.com/mayence/

https://www.emporis.com/statistics/tallest-buildings/city/102211/mainz-germany

Vídeo:

Web recomendada: https://www.mainz.de/

Contador: 272

Inserción: 2018-06-22 20:43:29

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET