WaterfordWaterford

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

París

Otro:

Localización:

Tipo: Urbanismo

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 3/5 (5 Votos)

Continente: Europa

País: Francia

Localización: Departamento de París, Región Isla de Francia

Año: 508

Estado: Terminado

Descripción:París: La capital de Francia

París está ubicada en el corazón del norte de Francia, a unos 250 km. del mar y se extiende a ambas orillas del río Sena.

Es la ciudad más grande de Francia y fue siempre su capital; es en París donde se decide el futuro de la nación, donde se iniciaron las revoluciones en el pasado, y donde se abordan hoy los cambios económicos y políticos.

El centro de la ciudad es relativamente pequeño y su superficie alcanza las 10540 ha (105,4 km2), incluidos los bosques de Vincennes y Boulogne, al este y oeste, respectivamente . Está totalmente rodeado por una autopista de 35 km., el "boulevard periférico", que normalmente está congestionada. La población en el centro era, en 1999, de 2.125.246 habitantes, es decir, unos 20136 habitantes por km2!

Administrativamente, la ciudad está dividida en 20 arrondissements (distritos), comenzando por el número I, en el centro, y extendiéndose hacia el boulevard en forma de caracol. A su vez, cada distrito se subdivide en 4 quartiers (barrios).

Le Louvre

La Bourse

Le Temple

L'Hôtel-de-Ville

Le Panthéon

Le Luxembourg

Le Palais-Bourbon

L'Élysée

L'Opéra

L'Enclos-Saint-Laurent

Popincourt

Reuilly

Les Gobelins

L'Observatoire

Vaugirard

Passy

Les Batignolles-Monceau

La Butte-Montmartre

Les Buttes-Chaumont

Ménilmontant

El distrito más grande es el XV, Vaugirard, que a su vez es el que posee más habitantes. El más pequeño es el II, La Bourse, y el que tiene la menor cantidad de habitantes es el distrito I, Le Louvre.

Según hipótesis, la ciudad habría nacido en el Sena, sobre las dos islas que son el corazón histórico de la ciudad: Ile de la Cité (Isla de la Ciudad), donde se encuentran la Conciergerie, el Palais de Justice y la Catedral de Notre Dame de Paris, y L'Ile de Saint-Louis (Isla de San Luis), al este de la primera.

Desde allí la ciudad se habría extendido hacia las dos riberas del Sena hasta alcanzar su aspecto actual. El llamado París "intra muros", delimitado en 1860 por las fortificaciones, está hoy separado de la aglomeración o banlieue por el boulevard periférico, aunque los bosques de Boulogne, de 846 ha., y Vincennes, de 995 ha., al exterior de este límite pertenecen a la ciudad.

París cuenta además con grandes parques y jardines, tales como el Jardin de las Tullerias, los Jardines de Luxemburgo, el parque de Buttes-Chaumont, el jardin des Plantes, entre otros, que la convierten en la capital más arbolada de Europa.

El río Sena atravieza París en forma de arco, por lo cual la ribera derecha, es decir, la parte situada al norte del río, es dos veces más extensa que la ribera izquierda, situada al sur. Son 37 los puentes y pasarelas que cruzan el Sena en París; muchos de ellos fueron destruidos y reconstruidos varias veces pero sin embargo algunos aún conservan sus nombres medievales: el Pont au Change (Puente de Cambio) era el lugar donde los extranjeros cambiaban su moneda antes de entrar en la ciudad; el Pont au Double hace referencia al peaje que se pagaba por cruzar el puente. El más antiguo de ellos curiosamente es el Pont Neuf (Puente Nuevo!), que data de 1578.

Suaves colinas modelan el relieve de la ciudad, entre ellas la de Montmartre, donde se encuentra la famosa basílica del Sacre Coeur, desde la cual se tiene una impresionante vista de la ciudad.

El lema de París es "Fluctuat nec mergitur", algo así como "a flote, sin hundirse jamás", en alusión a Scilicet, el navío presente en el escudo de la ciudad. Santa Genoveva es la patrona de París; simboliza la resistencia a Atila en el siglo V.

Historia de París

El París que admiramos hoy es el producto de una rica historia, caracterizada especialmente por sucesiones de monarcas que plasmaron su ego construyendo enormes palacios, catedrales y jardines espectaculares, así como también por personajes preocupados por la cultura que desarrollaron las universidades y los artistas e intelectuales que dejaron su huella indeleble en cada uno de los barrios de Paris. He aquí una breve reseña de la historia de esta increible ciudad.

Los Orígenes

Al parecer los primeros pobladores fueron una tribu celta que se asentó en el siglo III a.c. en las actuales islas de la Cité y Saint-Louis: los parisii. Estas islas les proporcionaban subsistencia y una defensa natural contra agresiones externas. La vida de este grupo, conocido por las monedas de oro que acuñaban, llegó a su fin cuando los romanos decidieron ir a la Galia y ocuparon su ciudad, la Lucoticia.

Los parisii resistieron la invasión romana, pero fueron derrotados. Seguidamente, los romanos reconstruyeron Lucoticia, llamándola Lutecia. Levantaron murallas, un gran palacio (actual Palais de Justice), un circo (Arenas) y termas (Cluny), extendiéndose a la ribera izquierda del Sena, lo cual hace pensar en la importancia de esta ciudad para los romanos.

Ya en épocas de decadencia romana, hacia el siglo III, los bárbaros comenzaron a ocupar sus territorios. Juliano se estableció en Lutecia para controlar su avance, pero sus principales ocupaciones eran el ocio y la diversión. Cuando los hunos, en el siglo V bajo el mando de Atila, avanzaron desde el norte, los habitantes de Lutecia iniciaron la retirada a tiempo. Fue cuando Santa Genoveva les pidió que rueguen protección a Dios. Atila pasó de largo, y es así como Santa Genoveva , con el tiempo, fue declarada santa patrona de París.

La época medieval

Con la llegada al trono galo del franco Clodoveo finaliza el período romano. Clodoveo se convirtió al catolicismo en el 493. En el 508 estableció Paris como capital y el país adoptó el nombre de Francia.

Siguió el período llamado de "los reyes holgazanes", que no dejó obras muy significativas y perdurables, y la caida del sistema político.

En el año 768, subió al trono Pipino el breve, que al morir divide el reino entre sus dos hijos: Carlomán y Carlomagno. A la muerte del primero, Carlomagno se proclamó rey único.

Tras los ataques normandos del siglo IX, la ciudad, pese a su resistencia, quedó muy deteriorada y la ribera izquierda fue arrasada, por lo cual sus habitantes debieron refugiarse nuevamente dentro de la isla de la Cité.

En el año 965, llegó al trono Hugo Capeto (llamado así debido a la gran capa que solía usar). La ciudad comenzó a recuperar su esplendor, se extendió a la orilla derecha, y los bateleros organizaron una corporación que tenía una embarcación en su escudo y por lema "Fluctuat nec mergitur" (algo así como "a flote, sin hundirse jamás"), que más tarde sería emblema de París.

Entre las obras más significativas de este período, podemos citar el comienzo de la construcción de la catedral de Notre Dame, la Sainte Chapelle, la construcción de obras para suministro de agua potable, y bajo el reinado de Felipe Augusto, una gran muralla rodeando la ciudad. Pero lo más importante fue la creación de la primera universidad, lo cual transformó a la ciudad en el principal centro cultural del mundo. En el año 1257, se fundó la Sorbona.

Siguieron años de persecuciones religiosas e intrigas políticas por la sucesión al trono de Francia que desencadenaron la Guerra de los Cien Años contra los ingleses. Carlos V el Sabio se asentó en el poder y comenzó la construcción de la Bastilla y el Châtelet. Se estableció en el Louvre, adonde trasladó su colección de casi mil manuscritos.

Llegó la ocupación de París por parte de los ingleses, que no fue recuperada sino hasta 1437, y la llegada de Carlos VII al trono. Con su hijo, Luis XI, finalizó la guerra y su principal ocupación fue el desarrollo de las artes y la instalación de la primera imprenta en la Sorbona.

La Epoca Moderna

En 1515, llega al trono Francisco I, ilustrado y amante de la buena vida. Enfrentado a Carlos I de España, durante una batalla es tomado prisionero. El pueblo parisino pagó su rescate y se dice que en agradecimiento agrandó y embelleció el Louvre. También reconstruyó el Hotel de Ville y fundó el Colegio de Francia. Al fallecer le sucedió su hijo Enrique II que murió en un torneo en la plaza des Vosges, en el Marais.

Su sucesión, al ser sus hijos muy pequeños, trajo aparejados numerosos enfrentamientos por diferencias religiosas entre los aspirantes, y dejaron a la ciudad malherida y hambrienta. Así que finalmente el pueblo parisino reconoció a Enrique IV como rey, quien emprendió la tarea de reconstrucción, con la ayuda de Sully y Miron. Se finaliza el Pont Neuf, se construyen plazas, como la des Vosges, se amplían el Louvre y las Tullerias.

Asesinado en 1610, Enrique IV es sucedido por su esposa María de Médicis (su hijo es muy pequeño), quien construye el Palacio de Luxemburgo, rodeado de los famosos jardines. Cuando su hijo Luis XIII llega al trono, asesorado por Richelieu, la monarquía fue fortalecida, desplazando las ambiciones de ascenso de la nobleza, y París siguió su crecimiento, aunque el pueblo estaba cansado del despotismo y la miseria.

Cuando muere Luis XIII, Luis XIV tiene 5 años. Los nuevos problemas de sucesión, sumados al descontento del pueblo y las ambiciones de los nobles dieron lugar a revueltas. Pero el poder siguió bajo control real.

Louis XIV Con las maniobras de Richelieu y Mazarino, Luis XIV, envuelto en aires de grandeza, manejó el país a su antojo. Reformó el Louvre, pero, no satisfecho, mudó toda la corte al palacio de Versalles, que hizo construir especialmente. Mandó limpiar las calles de mendigos y maleantes, construyó las plazas de Victoire y Vendôme, creó un asilo para heridos de guerra -Los Invalidos- y un observatorio. Su reinado fue el más largo de la Edad Moderna (72 años, desde 1643 a 1715).

Le sucedió su bisnieto, Luis XV. Durante su reinado, se construyó la Place de la Concorde, el Panteón y la Escuela Militar. Estos años fueron los del "Siglo de las Luces"; los filósofos (Montesquieu, Voltaire, Rousseau, Diderot, entre otros) sembraban ya el germen de la revolución.

La Epoca Contemporánea

El 5 de mayo de 1789, se reunió el Consejo General: el rey, el clero y la aristocracia por un lado, la clase media y los profesionales por el otro. Luis XV intentó conservar el poder, pero por fin el 14 de julio el pueblo amotinado tomó la Bastilla. La familia real debió dejar Versalles para ir a las Tullerías, esperando las medidas que tomaría el pueblo. Quisieron escapar en 1791, pero fueron detenidos en Varennes. En 1793, Luis XVI y la reina fueron guillotinados en la place de la Concorde. París vive los llamados "años del terror", bajo la dictadura de Robespierre, cuando todos los opositores a la revolución perdieron la cabeza, literalmente.

Napoleón Bonaparte En 1793, ante el avance de los ingleses por el norte, aparece en escena un coronel de carrera ascendente: Napoleón Bonaparte. Robespierre muere en la guillotina en 1794, pero la revolución no termina. En 1795, los ánimos se calman con la creación de un Directorio. Después de sus campañas militares en Italia y Egipto, Napoleón, bien visto por el Directorio, vuelve a Francia, da un golpe de estado, establece un consulado y se proclama cónsul. Se instaló en las Tullerías y se ocupó de la ciudad, muy deteriorada después de la revolución, que destruyó buena parte de los edificios reales y catedrales. El pueblo estaba sumido en la miseria y París contaba ya alrededor de medio millón de habitantes. En 1804 se proclamó emperador en Notre Dame, lo cual puede considerarse como el fin de la revolución.

Napoleón quería hacer de París la ciudad más bella del mundo: construyó el Arco de Triunfo, el Arco del Carrousel, la iglesia de la Madelaine, el Palacio de la Bolsa...Sus posteriores fracasos en Rusia y España acabaron con su gobierno, y la ciudad se vio otra vez invadida por ingleses, prusianos y rusos.

Luis XIII intentó recuperar el poder. En 1824 puso a su hermano Carlos X al trono, quien ante el descontento popular debió abdicar, cediendo el lugar a Luis Felipe. Durante su reinado se inauguró la primera línea de ferrocarril, pero no se preocupó mucho de su pueblo, lo que relató Víctor Hugo en sus novelas, y en especial en Los Miserables.

Napoleón III y el Barón Haussmann Por ello, Luis Felipe debió abdicar y así llegó al poder Napoleón III. Este decidió modernizar la ciudad y convocó para ello al barón Haussmann, una de las personas que más huella dejó en París. Se derribaron barrios insalubres (como los medievales que estaban frente a Notre Dame), se construyeron grandes boulevards, entre ellos los famosísimos Campos Eliseos, se levantó el mercado de Les Halles y la Opera Garnier. Se anexaron barrios de los alrededores, como La Villete y Montmartre y las calles se iluminaron con treinta mil farolas a gas. El París que vemos hoy se debe en buena parte al trabajo de Napoleón y Haussmann.

La ciudad sumaba en esos tiempos un millón de habitantes, debido al éxodo rural y la incorporación de ciudades vecinas.

Pero pese a todo ese brillo, el pueblo sufría de jornadas laborales de 17 horas, entre otras injusticias. Así que al grito de "Abajo el Imperio, arriba la República" se sublevaron tomando las Tullerías. Los prusianos, a quienes Napoleón III había declarado la guerra, aprovecharon la situación y asediaron París. El pueblo, deseperado por el hambre, capituló. Llega al gobierno republicano Louis Adolphe Thiers.

Sigue el descontento, y en 1871 se funda una Comuna compuesta por distintas corrientes ideológicas. El gobierno republicano se refugia en Versalles, pero comienza la represión de los "communards". El Muro de los Federados en el cementerio Pere Lachaise rinde homenaje a los caidos durante estos sucesos. En plena guerra civil, se incendian el Palacio de las Tullerías y el Hôtel de Ville. La Comuna sólo duró once semanas.

Después de tanta lucha civil y miseria, los políticos comenzaron a pensar un poco en los más desfavorecidos y en recuperar la ciudad.

El siglo XX

El año 1900 llega con la famosa Exposición Universal y la torre Eiffel. Siguieron el primer metro y la iluminación eléctrica en las calles. Paris fue también la ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos de 1900 y en 1924. Los años de la Belle Epoque. La incorporación de ciudades próximas elevaba la población a casi tres millones de habitantes.

En 1910, una crecida del Sena provocó una de las peores inundaciones de la ciudad.

La Primera Guerra Mundial no afectó demasiado a la ciudad, aunque fue bombardeada, y los años que siguieron vieron el desarrollo de las diferentes ramas del arte en todo su esplendor, así como la agitación política y de las clases trabajadoras exigiendo reformas laborales. La ciudad seguía creciendo al tiempo que se hacían necesarias viviendas para la clase obrera.

En 1919, se inaugura la primera línea aérea comercial, que unía París y Londres.

Durante la Segunda Guerra Mundial, París fue ocupada por los alemanes, en 1940. Sus habitantes judíos sufrieron la masacre. Con la llegada del general Leclerc, el 25 de agosto de 1944, el comandante de la guarnición, el general Dietrich von Choltitz capituló sin ejecutar las órdenes de Hitler que le exigían destruir la ciudad.

A partir de estos momentos, se produjo un fenómeno de regresión demográfica, debido en parte a las guerras, a la fuerte caida de la natalidad, y a que la ciudad ya no tenía capacidad para albergar tanta gente, la cual se dispersó en los alrededores.

En 1947, Christian Dior organiza por primera vez un desfile de modelos.

La post-guerra fue para París uno de sus mejores momentos; tiempos de pensadores como Sartre, Simone de Beauvoir, Prevert, etc, sentados en los cafés, como los famosos Cafe des Magot y Cafe de Flore, discutiendo sus ideas. Así, en mayo de 1968, estudiantes y obreros se rebelaron contra los poderes establecidos y Charles de Gaulle debió renunciar. En 1976, el Estado acordó por primera vez una municipalidad autónoma a la capital. Jacques Chirac fue elegido alcalde de París. Fue reemplazado en 1995 por Jean Tiberi y en 2001, por Bertrand Delanoë. Bertrand Delanoë se destacó sobre todo por su voluntad de reducir el espacio de los automóviles en la capital en favor de transportes comunitarios y taxis. George Pompidou, sucesor de de Gaulle, fue un hombre preocupado por la cultura; en 1977, 3 años después de su muerte, se fundó el centro Pompidou, cuya construcción había emprendido con no pocas polémicas en el corazón de la ciudad. Los presidentes que siguieron, Giscard d'Estaing y François Miterrand, siguieron contribuyendo a enaltecer París y su patrimonio arquitectónico. Así, en 1986 se inauguró el museo de Orsay, y en el año 1989, en el marco del segundo bicentenario de la revolución, se inauguraron obras como el Grand Louvre, la Opera-Bastilla y el Grande Arche de la Defense. En 1996, Chirac, electo presidente el año anterior, inauguró la Biblioteca Nacional de Francia, el último de los "Grandes Trabajos" iniciados por el presidente Miterrand, que falleció ese mismo año.

Turismo en París

Paris es una de las ciudades más visitadas del mundo; cada año recorren sus calles alrededor de 26 millones de turistas extranjeros.

Y las razones no son pocas; París cuenta entre sus atracciones destacadas con más de 150 museos, entre ellos el Louvre, uno de los más importantes a nivel mundial, con sitios de excepción, como los Campos Elíseos o la Torre Eiffel, obras monumentales que dejan sin aliento, como el Arco de Triunfo o las que impactan por vanguardistas, tal el caso del Centro Pompidou.

Lo que atrapa de París es precisamente esa armonía entre lo antiguo y lo moderno, entre la naturaleza que despliega su belleza en sus exquisitos parques y jardines y la aparente frialdad de la piedra, que tallada en miles de formas no hace más que complementar tanta belleza.

La ciudad que cautivara a poetas y artistas de otros tiempos sigue maravillando aún hoy. Una ciudad que lo tiene todo y de la que nadie regresa decepcionado, excepto por el hecho de tener que partir...

Los sitios que proponemos descubrir no constituyen de ninguna manera una lista exhaustiva sino aquellos monumentos, parques, barrios, iglesias o puentes que son de alguna manera los que más interesan a los viajeros de todo el mundo que llegan a París. Que lo disfrutes!

http://www.mundocity.com/europa/paris.html

PARIS, LA CIUDAD DE LA LUZ

París, una de las ciudades más bellas del mundo, la más visitada, y probablemente la más romántica de las que pueblan el planeta, hace honor a su fama y no defrauda a nadie que acude a visitarla, sin que más bien, a la hora de partir el viajero siente tener que partir, y lamente no disponer de más tiempo (o dinero) para volver en seguida o quedarse más tiempo en una ciudad mágica, con un encanto especial que se percibe en cada esquina, cada plaza, o simplemente en cada uno de sus cafés.

A diferencia de otras grandes ciudades europeas, París no tiene un "centro" definido alrededor del cual se expande la ciudad, más bien todo París es "centro", y esto es debido a que París no ha ido absorbiendo las pequeñas ciudades que se encontraban a sus afueras, sino que estas han mantenido su independencia administrativa pese a que el límite entre una de estas pequeñas ciudades y la gran ciudad de París es tan solo un paso de peatones. Este hecho de permanecer "encerrada" desde hace tiempo hace que todo París tenga un aspecto antíguo y clásico, y que un paseo por París sea un paseo por un lugar donde el tiempo no parece existir, donde pese al bullicio y al movimiento propio de una de las ciudades más importantes del mundo el visitante tendrá la sensación de encontrarse en un lugar que no ha cambiado durante décadas o incluso siglos.

Notre Dame desde puente sobre Sena

El sobrenombre de "Ciudad de la Luz" se debe a que Paris fue la primera ciudad en dotar a sus calles y edificios importantes de luz eléctrica, lo que causó admiración en todo el mundo, aunque este nombre también podría deberse perfectamente a que Francia, y en concreto París, ha sido también la luz del mundo y ciudad adelantada a su tiempo como muestra el hecho de que aquí se fraguaron los derechos del hombre, y los principios de libertad, igualdad y fraternidad, principios que aún hoy no están presentes en muchos lugares del mundo.

Esta guía turística pretende describir lo que se puede ver en París, pero también intenta expresar lo que se siente al visitar París, algo que probablemente solo puede entender alguien que ya ha estado en esta magnífica ciudad, y propone consejos para sacarle el máximo provecho a la visita a la ciudad más bonita del mundo.

MUSEOS DE PARIS

Para los amantes del arte y los museos París será sin duda un paraíso que les dejará impresionados por la cantidad y calidad de sus museos, ya que aunque la presencia de uno de los principales museos del mundo como es el Louvre, ya justifica por si sola una visita a París, la oferta museística de la capital francesa dista mucho de acabarse ahí.

Sin duda el Louvre es la joya de la corona de los museos parisinos, un lugar donde se pueden pasar días enteros descubriendo y admirando maravillosos lienzos, esculturas u objetos herencia de civilizaciones pasadas. Si la idea es simplemente "ver lo principal" por falta de tiempo, el visitante lo tendrá difícil para elegir qué es "lo principal", aunque desde luego imprescindibles deben ser sin duda la visita a La Gioconda o Mona Lisa, la contemplación de la Batalla de Samotracia y el Código de Hammurabi si se quere ver al menos una muestra de pintura, escultura y de elemento histórico de gran influencia para la historia de la humanidad.

Al margen del Louvre, el segundo museo en importancia es el Museo d´Orsay. Situado enfrente del Louvre, en una antigua estación de tren, al otro lado del siempre presente Sena, el Museo d´Orsay recoge una extensa e importante colección de arte moderno, siendo uno de los principales referentes del mundo en este sentido.

La tabla siguiente muestra algunos de los principales museos de París con sus direcciones y sus sitios web:

Museo del Louvre

Rue de Rivoli http://www.visitarparis.com/louvre.htm

Museo de Orsay

Rue de la légion d´Honneur 1 http://www.musee-orsay.fr

Museo Rodin

77 Rue de Varenne http://www.musee-rodin.fr/

Museo de l´Orangerie

Jardin des tuileries http://www.paris.org/Musees/Orange/

Museo Grévin

Boulevard Montmartre 10 http://www.visitarparis.com/museo_grevin.htm

Museo de Historia Natural

Rue cuvier, 57 (en el Jardín de Plantas) http://www.mnhn.fr/

Museo del erotismo

Boulevard de Clichy, 72 http://www.musee-erotisme.com/

Museo Marmottan Monet

Rue louis Boilly 2 http://www.marmottan.com/

Museo Carnavalet (historia de París)

Rue de Sévigné, 23 http://www.paris.org/Musees/Carnavalet/info.html

LA OPERA DE PARIS

La Opera de Paris (conocida como Opera Garnier, o como "La Opera Antigua", ya que existe una nueva en la histórica Plaza de la Bastilla) es uno de los edificios más bellos y representativos de París, resultando impresionante su vista desde la isleta central de la Plaza de la Opera, siempre llena de turistas y aficionados (también profesionales) a la fotografía, donde se encuentran los accesos al metro.

Opera de Paris

La Opera de Paris es uno de los edificios

más bellos de Paris

La Opera se sitúa como elemento central en la Plaza de la Opera, a la que da nombre, y se encuentra muy cercana al Museo del Louvre, que está a tan solo 10 minutos de paseo por la Avenida de la Opera, una de las pocas de Paris que no tiene ningún árbol plantado por expreso deseo de Napoleón III, quien temía ser disparado desde las ventanas de los edificios laterales, ocultas por las ramas y hojas.

El edificio de la Opera fue construido por el arquitecto Charles Garnier entre 1861 y 1874 por orden de Napoleón III, quien por ironías del destino no llegaría a ver la inauguración del teatro-ópera en 1876, con la ópera Jeanne D´Arc, de Mermet, aunque las iniciales N-E (Napoleón - Eugène, su mujer) presiden la fachada principal.

Más que un lugar para disfrutar de la ópera, el edificio era un lugar de prestigio, un círculo elitista donde burguesía y aristocracia acudían a lucirse, y es que aún hoy en día la Opera de Paris sigue impresionando por su monumentalidad, su espléndida escalera de entrada y su suntuosa decoración sobrecargada de dorados y candelabros. También, aparte de la magnífica escalera, la escena es digna de destacar, sobretodo su sorprendente cúpula decorada con unas magníficas pinturas obra de Chagall. La impresionante galería que da a los balcones orientados a la Plaza de la Opera no es menos impresionante que el resto, y en la actualidad allí se celebran importantes fiestas, actos sociales y recepciones.

Hoy en día, el Palacio de la Opera de Garnier alberga sobretodo espectáculos de ballet, y solo en ocasiones especiales se representa allí alguna ópera clásica, ya que normalmente estas representaciones se efectúan en la nueva ópera, en Bastille, más práctica pero mucho menos espectacular. Para hacerse una idea de su monumentalidad, baste decir que su superficie es de 11.237 metros cuadrados.

PARIS DE NOCHE

La noche es el momento perfecto para hacer muchas cosas imprescindibles en París: una cena romántica, un crucero por el Sena contemplando las iluminaciones de la Ciudad de la Luz, asistir a un espectáculo único en el mundo como pueda ser el del Moulin Rouge, o simplemente darse un paseo por lugares siempre animados como el Barrio Latino o los Campos Eliseos.

Como la oferta de Paris de noche es demasiado amplia, lo mejor es separar las diferentes opciones:

- Cruceros nocturnos por el Sena

- Espectáculos típicos parisinos - cabarets Paris

- Paseos nocturnos por París

- París de marcha - para los quieras disfrutar de la marcha parisina. Bares, pubs, discotecas...

- Cenar en París

Paris Iluminado

Cuando cae la noche París no es para nada una ciudad oscura, sino que, lejos de eso, la ciudad mantiene su encanto, y sus principales edificios y monumentos adquieren otros tonos no menos espectaculares gracias a sus cuidadas iluminaciones.

Si se suele decir que hacer un crucero por el Sena es algo obligado, debería decirse que lo obligado es en realidad hacer dos cruceros por el Sena, uno de día y otro de noche para ver dos versiones magníficas del mismo espectáculo, y es que realmente decidir cual de las dos opciones es mejor es tarea harto complicada y se reduce a una mera cuestión de gustos, aunque a buen seguro que a nadie le defraudará ninguna de las dos versiones.

EL BARRIO LATINO

El Barrio Latino de Paris, situado a escasos metros de Notre Dame, cruzando el Sena, es uno de los lugares más animados sobre todo en la tarde-noche parisina. Lo forman una serie de pequeñas calles y callejuelas donde no hay más que bares y restaurantes de todos los lugares del mundo y para todos los bolsillos, pudiendo tener en pocos metros distintos restaurantes griegos, italianos, chinos o japoneses, y pubs irlandeses junto a típicos pubs al más típico estilo fashion parisino. Sin la menor duda, el Barrio latino es uno de los pocos lugares donde se puede comer barato en Paris, aunque hay que decir que la calidad casi siempre es acorde con el precio, así que si lo que queremos es probar las exquisiteces de la comida francesa mejor es probar en otro sitio, ya que en el Barrio Latino la mayoría de restaurantes ofrece comida sin más para que el turista se quite el hambre, y aunque la mayoría ofrecen una calidad aceptable hay otros restaurantes donde aspectos básicos como la atención al cliente e incluso la higiene simplemente no están presentes; por fortuna estos son los menos, así que nohay que asustarse, pero si se puede conviene echar un vistazo a los platos de los clientes antes de sentarse, y no mirar solo la carta y los precios.

El Barrio Latino es un lugar donde es muy agradable pasear, y donde el no conocer la lengua francesa no suele ser un gran inconveniente, ya que está atestado de turistas que, caso de que en el restaurante en cuestión no nos entiendan, nos pueden siempre echar una mano (en los lugares turísticos como es lógico aunque no sepan español la carta sí suele estar en español, así que nos podemos comunicar con el camarero en un perfecto "francés por gestos", que todos dominamos).

Visita imprescindible que se puede hacer aprovechando una jornada con visita a Notre Dame, que podría estar asímismo precedida de un paseo por Bouburg (barrio donde se encuentra el moderno Centro de Arte Pompidou), muy cercano así mismo al espectacular Ayuntamiento de Paris (no hay más que seguir los carteles de "Hôtel de Ville" para encontrarlo) y a la explanada de Châtelet.

EL ARCO DE TRIUNFO Y LOS CAMPOS ELISEOS

El Arco del Triunfo es, después de la Torre Eiffel, el monumento más representativo de la ciudad de París, y al igual que la Torre, impresiona bastante más al verlo en realidad que al verlo en una fotografía.

El Arco está situado en la Plaza de la Estrella, Place de l´étoile, punto de partida de varias avenidas importantes de París, entre ellas la más célebre de la ciudad y quizás también la más célebre del mundo, la avenida de los Campos Elíseos.

La avenida es un lugar siempre concurrido y abarrotado de gente, y es el lugar favorito de los parisinos para comprar, ir al cine o tomar algo en una de sus terrazas, siempre completas de turistas. Aquí está el famoso Lido de París, un gran número de cines y un sinfín de galerías comerciales, restaurantes y hoteles.

En los Campos Elíseos todo está enfocado al visitante y el ocio, e incluso una visita a uno de sus concesionarios de coches es interesante, ya que todos los que se encuentran están siempre atestados de curiosos admirando los distintos prototipos o coches de época y de diseño que se exponen allí.

Las terrazas están siempre completas y es difícil encontrar sitio, y si se encuentra hay que tener cuidado con lo que se pide y mirar la carta antes, ya que por ejemplo el precio de una cerveza ronda o supera (dependiendo de la marca) los 6 €, con lo cual sobretodo si se va con niños es como para pensárselo dos veces antes de sentarse.

Por la noche, como no podía ser de otra forma, en los Campos Elíseos y alrededores es posible encontrar discotecas, y además los cines suelen abrir hasta tarde, por lo que también es un lugar animado cuando se pone el sol.

El Arco del Triunfo

Cuando se ve el Arco del Triunfo en foto uno piensa automáticamente en La Puerta de Alcalá de Madrid, o en diferentes arcos de triunfo de origen romano, pero cuando uno se va acercando al Arco del Triunfo de París rápidamente se va percatando de que este no tiene igual.

En efecto, sus dimensiones superan o duplican las de cualquier arco de triunfo "normal", tanto en anchura como en altura, siendo esta su característica más destacable, que se hace más patente aún si se sube a lo alto del arco, y es que desde allí se puede ver la que es probablemente la vista más bonita de Paris, ya que pese a estar a una altura evidentemente inferior a la de la Torre Eiffel y a la de la Torre Montparnasse (el edificio más alto de la ciudad), desde el Arco del Triunfo se contempla perfectamente el perfecto dibujo de la estrella que da nombre a la plaza, plaza que es origen de 12 grandes avenidas que parten desde allí. Además, por sus costados la vista es impresionante, teniendo por un lado una vista espectacular de los Campos Elíseos, otra de la Avenida de la Grande Armée con el Arco de la Defense al fondo "haciendo la competencia", la Torre Eiffel por un lado y por otro lado el resplandeciente Sagrado Corazón de Montmartre. Como no, lo único malo de tener que subir es el previo pago por taquilla, que como casi siempre en París, resulta algo excesivo, pero bueno, hay que tener en cuenta que si todo aquel que visita París sube a la Torre Eiffel lo mismo debería hacer con el Arco del Triunfo, más aún cuando la vista es más espectacular si cabe.

Arco de Triunfo de Paris

En cuanto a sus orígenes, tienen lugar en 1806, cuando el entonces emperador Napoleón Bonaparte decidió construir un Arco de Triunfo como homenaje a sus ejércitos y en honor de sus victorias. El arco tiene una altura de 50 metros, y la anchura es de 45 metros. En las paredes inferiores del Arco, que se pueden observar cruzando al centro de la plaza por unos accesos subterráneos, están grabados los nombres de muchos generales y batallas en los que participaron tropas francesas. También se construyó allí la Tumba del Soldado Desconocido al acabar la I Guerra Mundial en 1919, y no es difícil encontrar a veteranos de la Segunda Guerra Mundial con sus uniformes y banderas acudiendo allí no se sabe bien si a homenajear y recordar a sus compañeros caídos o a recibir el homenaje y reconocimiento general.

http://www.visitarparis.com/

MONTMARTRE

En el Siglo XIX y principios del XX, Montmartre fue el refugio de muchos artistas que se trasladaron a la zona atraídos por el precio bajo de los estudios y el ambiente de la zona. Pintores como Picasso, Pisarro, Van Gogh o uno de los mas conocidos de este barrio, Toulouse Lautrec, vivieron aquí y en la mayoría de las obra de todos ellos se pueden descubrir sin temor a equivocarse muchos de los cafés, viñedos, molinos, plazas y cabarets de la zona. Aun hoy, quedan algunos vestigios de toda esa actividad artística en la Place du Tertre donde los pintores callejeros retratan a los turistas.

La butte (el montículo) como lo llaman los parisinos es uno de los puntos mas altos de la ciudad. Coronado por la Basílica del Sacré Coeur, Montmartre sigue conservando el ambiente de pequeño pueblo dentro de Paris y que constituye su verdadero encanto: centenarios viñedos, molinos de piedra y pequeñas casas cubiertas de flores y hiedra. Pasear por sus empinadas calles, pequeñas plazas y multitud de terrazas es un verdadero placer.

Un pequeño paseo por Montmartre

MAÑANA

Es recomendable llegar pronto al barrio y poder visitar así sin prisas ni agobios el Sacré Coeur, Después se puede pasear por sus calles empinadas y dirigirse a la Place du Terte para poder disfrutar de los múltiples pintores que se colocan en la plaza y , por qué no, hacerse un retrato que llevarse de recuerdo (eso si, vigilar la cartera y siempre, regatear el precio).

Mas tarde no hay que dejar pasar la oportunidad de visitar el Espace Salvador Dalí , museo espectacular dedicado al pintor de Cadaqués, que se encuentra muy cerca de la plaza. Se puede comer por cualquier café o bistro de la zona (ver sección restaurantes)

TARDE

Por la tarde se puede visitar el Museo de Montmartre y el Moulin de la Galette o si somos mas atrevidos, el Museo del Erotismo. Y por la noche, ¿que mejor forma que acabar el día que asistiendo al espectáculo del Moulin Rouge?

http://www.voyaparis.com/barrios/

La Tour Eiffel es el tercer monumento más visitado de Paris después de Notre Dame y del Sacré Coeur.

Este monumento se ha convertido en el símbolo de Paris y ya es impensable para los turistas del mundo entero perderse una ascención a la Torre Eiffel cuando se visita París.

Sus 324 metros de altura les permiten ver París de una forma única y tener al alcanze de la vista todos los monumentos de la ciudad.

Subir a pié hasta el primer piso puede ser presentado como un reto personal y un ejercicio divertido en dónde se podrá dar cuenta "fisicamente" de la altura del primer piso.

La historia del último siglo de París está íntimamente ligada al de la Torre Eiffel. Hecha para la exposición universal de 1889 fue en su primera etapa el teatro de numerosas experiencias científicas. Primer centro de observación meteorológico de Francia, primera comunicación vocal por ondas hertziana establecida en 1898, primera antena emisora hecha para las señales de televisión, la Torre Eiffel es un auténtico libro abierto sobre de los descubrimientos scientíficos y tecnológicos del siglo XX.

No le aconsejamos ir a visitar la torre porque ya sabemos pertinentemente que lo hará, el encanto que emana de la Torre Eiffel y la hace tan especial a los ojos del mundo es ya algo tan inexplicable como mágico que solo se entiende una vez que se admira París desde su altura.

Para más información acerca del monumento y de sus actividades no dude en consultar el sitio internet de La Torre Eiffel.

http://www.holaparis.com/monumentos-paris/la-torre-eiffel.html

París (en francés Paris, pronunciado Acerca de este sonido [paʁi] es la capital de Francia y de la región de Isla de Francia. Constituida en la única comuna unidepartamental del país, está situada a ambos márgenes de un largo meandro del río Sena, en el centro de la Cuenca parisina, entre la confluencia del río Marne y el Sena, aguas arriba, y el Oise y el Sena, aguas abajo.

La ciudad de París dentro de sus estrechos límites administrativos tiene una población de 2.193.031 habitantes (2007).3 Sin embargo, durante el siglo XX, el área metropolitana de París se expandió más allá de los límites del municipio de París, y es hoy en día la tercera ciudad más grande del continente europeo, con una población de 11.836.970 habitantes (2007).4

La región de París (Isla de Francia) es, junto con Londres, el centro económico más importante de Europa.5 Con 552,7 mil millones de euros (813,4 mil millones de dólares), produjo más de una cuarta parte del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia en 2008.6 La Défense es el primer barrio de negocios de Europa,7 alberga la sede social de casi la mitad de las grandes empresas francesas, así como la sede de veinte de las 100 más grandes del mundo. París también acoge muchas organizaciones internacionales como la Unesco, la OCDE, la Cámara de Comercio Internacional o el Club de París.

La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 42 millones de visitantes extranjeros por año. 8 Cuenta con muchos de los monumentos más famosos y admirados del orbe: la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, el ex Hospital de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montmartre, entre otros. También alberga instituciones de reconocimiento mundial: el Louvre (el museo más famoso y visitado del mundo), el Museo de Orsay y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia.

Etimología

París obtiene su nombre del pueblo galo de los parisios (en latín, Parisii). La palabra «París» deriva del latín Civitas Parisiorium ('la Ciudad de los Parisi'), designación que predominó sobre Lutecia (cuyo nombre completo era Lutetia Parisii). No se conoce con certeza el origen del nombre de los Parisii.

Culto a Isis

Jacques-Antoine Dulaure, un historiador del siglo XVIII-XIX, asocia el nombre de los parisii a la diosa egipcia Isis, a causa del descubrimiento de una estatua de la diosa encontrada en la Abadía de Saint-Germain-des-Prés.9

Esta estatua era delgada, alta, erguida, negra, casi desnuda, vestida con ropa adornada en pliegues alrededor de sus extremidades y se encontraba situada en la pared del lado norte, donde se encontraba el crucifijo de la iglesia: se la llamaba el ídolo de Saint-Germain-des-Prés.10

El escritor François Maspero afirma que el culto a Isis estaba muy extendido en Francia, especialmente en la cuenca de París. Por todas partes existían templos de Isis según la terminología occidental, pero sería más exacto decir de la «Casa de Isis» porque dichos templos fueron llamados en egipcio Per o Par, palabra que en egipcio antiguo significa exactamente 'el recinto que rodea la casa'. París sería el resultado de la yuxtaposición de Per/Par-Isis, palabra que designa las ciudades de Egipto.11 12

Los Parisii también le dieron su nombre a las localidades de Villeparisis, Cormeilles-en-Parisis, Fontenay-en-Parisis y a la región de Parisis (también conocida como Plaine de France y que a su vez, le dio el nombre de Francia a todo el país).

París tiene muchos sobrenombres, el más famoso de los cuales es el de «Ciudad de la Luz» (la Ville lumière), nombre que remite a su fama como centro de las artes y la educación, pero también (y tal vez por lo mismo) a su adopción temprana de la iluminación urbana.

El gentilicio de los habitantes de París es «parisino» que en francés se dice parisien [paʁizjɛ̃]. A veces, los franceses que viven fuera de París se refieren a sus habitantes como parigots [paʁigo], pero el término incluso ha sido adoptado por los parisinos y ya no tiene la connotación despectiva de ayer.

Historia

Los parisios, pueblo galo del que se deriva el nombre de París, dominaban el sector cuando las tropas de Julio César sitiaron el lugar. Se cree que los parisios fundaron la ciudad entre 250 a. C. y 200 a. C., aunque se desconoce el lugar exacto del emplazamiento de la ciudad gala; si bien, hay varios indicios que indican que se establecieron en lo que hoy es la Ile de la Cité, sobre todo por razones de defensa estratégica al estar protegido el asentamiento por los brazos del río Sena que abrazan dicha isla.

En 52 a. C. cuando los romanos toman la ciudad, la rebautizan llamándola Lutecia (Lutetia) y la reconstruyen durante el siglo I en la orilla izquierda del río Sécuana (Sena).

En el siglo IV el emperador Flavio Claudio juliano estableció su cuartel general durante un invierno en la Isla de Francia.

París toma su nombre actual en el siglo IV y Clodoveo, rey de los francos la hace su capital en 508, tras su victoria sobre los romanos.

Durante el siglo IX se construyeron murallas de protección sobre la ribera derecha, mientras que la izquierda fue destruida por los normandos en 885.

Cuando los Capetos consiguen el trono de Francia en 987, París es una de las dos grandes ciudades de su dominio personal. Con Felipe Augusto (1190-1220) París se convierte definitivamente en la capital del reino. Se construye una nueva muralla protegiendo un sector más amplio. En el siglo XIV, Carlos V (1371-1380) crea una muralla aún mayor que la antes citada.

Entre finales del siglo XVI y comienzos del XVII, Enrique IV construye los primeros conjuntos arquitectónicos modernos como la Place des Vosges. Su sucesor Luis XIII extiende la muralla de Carlos V sobre la orilla derecha. Luis XIV destruye esa muralla y ordena construir en su lugar los primeros grandes bulevares.

A finales del siglo XVIII, en la fortaleza de la Bastilla, que se encontraba en el oriente de la ciudad, se inició oficialmente el movimiento que se conoce como Revolución francesa.

Tras proclamarse Emperador, Napoleón Bonaparte se decide por París como capital de su Imperio, luego de haber contemplado a Lyon para tal privilegio.

Bajo el reinado de Luis Felipe, la ciudad acelera su ritmo de crecimiento.

La transformación de París durante el Segundo Imperio de Napoleón III (1852-1870) le dio a la ciudad su fisonomía actual.13 El emperador comisionó al Barón Haussmann para que ejecutara los cambios necesarios para convertir a París en la ciudad más moderna del mundo en su época. Se demolió gran parte de la ciudad antigua y medieval y se dio paso a los grandes bulevares y a los edificios modernos, el más destacado de los cuales fue la Ópera Garnier. Se construyeron canalizaciones de aguas y otros importantes adelantos en obras públicas. Este periodo llegó a su fin después de la caída del emperador como consecuencia de la derrota sufrida por su ejército en la guerra franco-prusiana. Si bien las décadas de los ochentas y noventas del siglo XIX también continuaron dándole a la ciudad su fisonomía más conocida.

París albergó durante la segunda mitad del siglo XIX varias exposiciones universales. La más destacada tuvo lugar en 1889 con motivo de la conmemoración del primer centenario de la revolución. Para este evento fue construida la Torre Eiffel que, aunque debía ser desmontada una vez terminada la exposición, continúa actualmente en su emplazamiento original.14

El siglo XX se inició con la construcción del Metro de París.

En 1900 se desarrolló otra Exposición Universal, la más notable de París, para la cual se construyeron obras notables de arquitectura que aún siguen en pie, tales como el Grand Palais, el Petit Palais, la Estación y ahora Museo de Orsay, el Puente Alejandro III y la Estación de Lyon.

En 1940 la ciudad fue conquistada por el Wehrmacht (ejército de la Alemania Nazi) en el marco de la Segunda Guerra Mundial. París estuvo administrada por las fuerzas de ocupación, que la abandonaron después de cuatro años sin causarle destrozos de consideración, en comparación con los daños sufridos en otras ciudades europeas en esa guerra. Para los aliados, París no era una plaza de importancia estratégica y por ello preferían eludir la liberación de París ya que su objetivo era traspasar pronto el Rin. Sin embargo, el general De Gaulle consiguió convencerlos de la necesidad de liberar París ante el temor de que un régimen comunista se instaurara en la república si la resistencia vencía a los alemanes.15 Tras la liberación, las parisinas sospechosas de colaborar con los alemanes fueron humilladas y rasuradas.16

Durante los mandatos del general De Gaulle de 1958 a 1969, varios acontecimientos políticos tuvieron lugar en la capital. En 1961, una manifestación en favor de la independencia de Argelia fue violentamente reprimida. En 1968, un movimiento estudiantil iniciado en la Universidad de Nanterre degenera en disturbios. El 13 de mayo, cientos de miles de personas protestaban contra la violencia policial. Después de dos meses de agitación y disturbios, los parisinos votaron a favor del general De Gaulle en las elecciones legislativas de junio y volvió la calma.

Bajo la administración del presidente François Mitterrand, en la década de los 80 y comienzos de los 90, la ciudad recibió un renovado impulso en su urbanismo e infraestructura. Se renovaron sectores deprimidos de la ciudad, particularmente en barrios de la ribera izquierda y la Villette; se levantaron nuevos edificios emblemáticos como la biblioteca, el Arche de la Défense y el Musée d'Orsay; y se renovó radicalmente el Museo del Louvre.

Gobierno y política

En su calidad de principal urbe del país, París es la sede del gobierno central y la administración francesa, y acoge las principales representaciones diplomáticas extranjeras, siendo a la vez una de las ciudades más destacadas en el ámbito político de la Unión Europea (UE).

El poder ejecutivo, representado por el Presidente de la República, tiene su sede en el Palacio del Elíseo. Por su parte, el Primer Ministro tiene su despacho en el Hôtel Matignon. Los poderes legislativo y judicial de Francia también tienen su sede en París.

Alcaldía

En cuanto al gobierno local, en las elecciones municipales de marzo de 2001, Bertrand Delanoë fue elegido alcalde (maire) de París. Su llegada al ayuntamiento (Hôtel de Ville) fue propiciada por la división interna de la derecha, que presentó dos candidatos antagonistas, Jean Tiberi y Philippe Séguin, para esos comicios. Gracias a una alianza con Los Verdes y con el Partido Comunista Francés (PCF), Delanoë fue el candidato más votado, consiguiendo algo más del 48%. Por su parte, los aspirantes de la derecha obtuvieron entre los dos poco más del 50% de los votos.

Organización administrativa

Desde que la ley de 10 de julio de 1964,17 que reorganizó administrativamente la región parisina, entrara completamente en vigor el primero de enero de 1968, la ciudad de París es al tiempo un departamento y una comuna. Anteriormente, París había sido, desde 1790, la prefectura del departamento del Sena.18

A diferencia de otras metrópolis francesas, no hay ninguna estructura intercomunal con fiscalidad propia que vincule a la ciudad con sus suburbios. También difiere en que, contrariamente a otras grandes metrópolis internacionales, la ciudad sólo comprende el mero centro de la conurbación.

El departamento de París no tiene otra subdivisión que la única comuna que la compone. Ésta se divide a su vez en 20 distritos municipales (arrondissements municipaux), creados a consecuencia de la ampliación territorial de 1860, los cuales sustituyen a los 12 distritos que existían anteriormente desde el 11 de octubre de 1795, y en 21 circunscripciones electorales.

Finanzas y presupuestos

En 2009 los presupuestos del ayuntamiento y departamento de París alcanzaron los 7.300 millones de euros, de los cuales 5.700 millones eran gastos corrientes y 1.600 millones inversiones.19 Asimismo el Ayuntamiento y departamento de París tienen deudas de 26.600 millones de euros.20 Los impuestos generan el 55% de los ingresos, el estado 24% y la gestión inmobiliaria 15%, el saldo corresponde al endeudamiento. El Ayuntamiento de París goza de una triple A (por agencias de rating). El Ayuntamiento emplea a 49.000 personas.

Geografía

París está situado en el norte de Francia, al norte de la gran curva del río Sena. En el centro de la ciudad destacan dos islas que constituyen su parte más antigua, Île Saint-Louis y la Isla de la Cité. En general, la ciudad es relativamente plana, y la altitud más baja es de 35 metros sobre el nivel del mar. En París destacan varias colinas, siendo la más alta Montmartre con 130 metros.

La última gran modificación del área de París ocurrió en 1860. Además de la anexión de terrenos periféricos y de darle su forma moderna, en esta modificación se crearon veinte arrondissements (distritos municipales), en forma de espiral y siguiendo el sentido de las agujas del reloj. De los 78 km² que abarcaba París en 1860, la ciudad se amplió a hasta los 86,9 km² en la década de 1920. En 1929 los parques forestales Bosque de Boulogne y Bosque de Vincennes se anexaron oficialmente a la ciudad, lo que conformó su área actual de 105,4 km².

El área demográfica se extiende mucho más allá de los límites de la ciudad, formando un óvalo irregular con extensiones de crecimiento urbano a lo largo de los ríos Sena y Marne hacia el sudeste y este, así como a lo largo del Sena y del río Oise al noroeste y norte. Más allá de los principales suburbios, la densidad de población desciende bruscamente: una mezcla de bosques y de zonas agrícolas con una serie de ciudades satélites distribuidas de manera dispersa y relativamente uniforme. Esta corona urbana, cuando se combina con la aglomeración de París, completa el área urbana de París, que abarca un óvalo 14.518 km², un área cerca de 138 veces mayor que la de París.

Clima

El clima de París es oceánico semicontinental (también denominado «clima de transición») al encontrarse alejada de la costa. Las precipitaciones son algo abundantes aunque no excesivas, con una media de aproximadamente 636 mm y están repartidas a lo largo de todo el año de forma regular sin tener un destacado mínimo pluviométrico (es decir, una estación seca). Las temperaturas son relativamente suaves todo el año. En verano se pueden superar los 30 °C ocasionalmente a lo largo de toda la estación, aunque rara vez se superan los 35 °C; las temperaturas máximas suelen rondar entre los 25 °C y 30 °C y son frecuentes las tormentas. La primavera y el otoño son suaves, con abundantes días de lluvia. El invierno no es muy riguroso, la temperatura media es de unos 5 °C, y se alternan días de lluvia y nieve (aunque es más frecuente que llueva a que caiga nieve).

Demografía

París es el centro de un área metropolitana con 11.836.970 habitantes (2007),4 la primera de la Unión Europea. El municipio central suma un total de 2.193.031 habitantes (2007),3 población menor a la de su máximo demográfico que fue en 1921. No obstante, en los últimos años ha vuelto a crecer como ha sucedido en otras grandes metrópolis. La mitad de los habitantes menores de 15 años es de ascendencia extranjera, en particular de origen magrebí y de otras antiguas colonias francesas del África subsahariana.

La población de París era de 25.000 habitantes en el 59 a. C., número que aumentó hasta los 80.000 en 150. Tras las invasiones francas la ciudad perdió población contando con 50.000 habitantes en 510 y llegando al mínimo en el año 1000, tras las invasiones vikingas, llegó a contar con un total aproximado de 20.000 habitantes.

A partir de los años 1950 , la población de París sufrió un importante descenso, a pesar de un aumento en la vivienda, pero desde 1999 el descenso se detuvo.22 El último censo muestra un crecimiento de 2,5% entre 1999 y 2006. El tamaño promedio de los hogares ha descendido en París: el declive de la convivencia de las generaciones de adultos y un menor número de hijos por pareja ha sido durante mucho tiempo la principal explicación. Sin embargo, la disminución de tamaño del hogar se debe principalmente a la atracción que los adultos jóvenes sin hijos tienen, ya que pueden disfrutar del ocio y el empleo en la capital y sufragar los gastos de inmuebles de pequeñas superficies. En contraste, las parejas con niños tienden a migrar a los suburbios, cuyas casas son más adecuadas y más baratas.23 24 Esta dinámica de cercanías de París y el resto de su región explica por que el 58% de los hogares tienen una o dos habitaciones.25

Véase también: Demografía de la Unión Europea

Economía

Artículo principal: Economía de París.

París es uno de los motores de la economía mundial. En 2008, el PIB de la Región de París, fue estimado por el INSEE en 550 mil millones de euros.26 Si se tratara de un país, esta región sería la decimoséptima economía más grande del mundo (hasta el 2006), con un PIB casi tan grande como el de los Países Bajos.

La Défense, distrito financiero y económico de París.

Aunque en términos de población, la zona urbana de París representa menos del 20% del área urbana de Francia, el PIB alcanza el 28,4% del total. En cuanto a zonas urbanas, según las Naciones Unidas, su PIB es el quinto más grande del mundo después de Tokio, Nueva York, Los Ángeles y Chicago, y el primero de Europa.27 Su PIB es comparable al PIB de pequeños países del primer mundo.

La economía de París es extremadamente diversa y todavía no ha adoptado una especialización dentro de la economía global (semejante a Los Ángeles con la industria del entretenimiento, o Londres y Nueva York con servicios financieros). París es esencialmente una economía de servicios: el 45% del PIB de la región de París está compuesto por servicios financieros, inmobiliarios y soluciones de negocios.

Casi la mitad del PIB de la Región de París se genera con el sector empresarial y los servicios financieros. El sector financiero del país se concentra en esta ciudad. La región de París sigue siendo una de las potencias manufactureras de Europa, debido al gran tamaño de su economía, con un cambio de la industria tradicional a la alta tecnología. Su economía se sostiene fundamentalmente en la fabricación de maquinarias de todo tipo. Es de destacar también la producción de artículos de lujo, como la alta costura, las joyas y los perfumes. En su puerto sobre el Atlántico en la ciudad de El Havre, moviliza el cuarto mayor volumen de tonelaje en Europa. El sector agrícola francés se mueve mayoritariamente en esta ciudad, que posee la mayor bodega de mercancías agrícolas del mundo.

Dentro de la región de París, la actividad económica es más intensa en la porción central del departamento Hauts-de-Seine y en el triángulo entre la Ópera, La Défense y Val de Seine. Hauts-de-Seine se ha convertido en una especie de extensión del centro de París, con 873.775 trabajadores a finales de 2005, más de la mitad que en la ciudad de París propiamente dicha (1.653.551 empleados a finales de 2005).

Comercio y finanzas

Avenida de los Campos Elíseos.

La Avenida de los Campos Elíseos que ha sido llamada "la avenida más hermosa del mundo",28 es una de las principales calles comerciales de París. Originalmente fue un jardín y se ha convertido en gran avenida-paseo que conecta el Arco del Triunfo con la Plaza de la Concordia. En esta plaza, a ambos lados de la Rue Royale, existen dos edificios de piedra: el oriental alberga el Hotel de la Marina, al oeste el lujoso Hotel de Crillon.

Cerca de allí, la Avenue Montaigne, es sede de marcas de lujo como Chanel, Dior y Givenchy (París actualmente es llamada también capital mundial de la moda).29 También la Place Vendôme es famosa por sus hoteles de lujo y de moda (Hotel Ritz y Plaza Vendôme) y sus joyeros. Dentro del mismo sector está el Triangle d'Or que es una zona elitista de París comprendida entre las avenidas Montaigne, Georges V y un tramo de los Campos Elíseos, que destaca por la alta moda, y es sede de grandes marcas, como Hermès y Christian Lacroix.

Otra zona destacada en el comercio es Les Halles que era antiguamente el mercado central de la carne y otros productos del mercado de París.30 El mercado de Les Halles fue destruido en 1971 y sustituido por el Forum des Halles en torno a una importante estación de conexión de metro (la más grande de Europa). El mercado central de París, el mayor mercado mayorista de alimentos en el mundo, fue trasladado a Rungis, en el sur de los suburbios. Al oeste de Les Halles está Le Marais, un barrio con negocios y empresas del ámbito legal y bancario.

En la zona en torno a la Ópera Garnier es la zona de la capital con más alta concentración de grandes almacenes y oficinas. Algunos ejemplos son el Printemps y los grandes almacenes Galeries Lafayette Haussmann. También es la sede de gigantes financieros como el BNP Paribas y Société Générale.

Fuera de la comuna de París, La Défense (se extiende sobre parte de las comunas de Courbevoie, Puteaux, y Nanterre, 1,5 kilómetros al oeste de la ciudad de París) es un elemento clave de los suburbios (periferia) de París. La Défense es uno de los principales centros de negocios y financieros de todo el mundo y el más grande de Europa.7 Construido en el extremo occidental de la prolongación hacia el oeste del histórico eje de los Campos Elíseos, en La Défense se encuentran algunos de los edificios (todos en forma de torre) pertenecientes a las empresas más grandes del mundo. Iniciado por el Gobierno francés en 1958, el distrito alberga 3,5 millones de m² de oficinas, haciendo de este complejo el más grande de Europa en un distrito desarrollado específicamente para empresas. El Grande Arche (Gran Arco), de La Défense, alberga una parte del Ministerio francés de Transportes y es el área central de la explanada en torno a la cual se organiza el distrito.

Turismo

Francia es el principal destino turístico del mundo y su capital concentra buena parte de la atención de la gran mayoría de turistas que visitan el país.

http://es.wikipedia.org/wiki/París

http://fr.wikipedia.org/wiki/Paris

http://en.wikipedia.org/wiki/Paris

https://fr.wikipedia.org/wiki/Liste_des_plus_hauts_bâtiments_d'Île-de-France

Pinche para ver las Fuentes seleccionadas

Vídeo:

Web recomendada: http://www.paris.fr/

Contador: 9391

Inserción:

 

Contenido relacionado:

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

Photos and Texts are copyrighted by their owners

twittermobile phoneenglish versionVídeos

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET