BurdeosBurdeos

Inicio Volver Buscador Av. Google Maps Otras WEBS

.

Nombre:

Real monasterio de San Lorenzo del Escorial

Otro:

Tipo: Monumentos

Categoría:

Foto:

Voto:

Ratio 5/5 (3 Votos)

Continente: Europa

País: España

Ciudad:

Año: 1584

Localización:
Ver mapa más grande

Estado: Terminado

Descripción:Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial

El Escorial, monumento patrimonio de la humanidad, fue el centro político del imperio de Felipe II, donde organizó su palacio y biblioteca así como su panteón, el de sus padres, Carlos I e Isabel de Portugal, y el de sus familiares y sucesores, donde edificó una gran basílica y fundó un monasterio.

Fijó el emplazamiento del conjunto a finales de 1562, colocándose la última piedra en 1584, según proyectos de Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. Este último construyó también las dos Casas de Oficios, frente a la fachada norte del Monasterio, y su continuador, Francisco de Mora, la Casa de la Compaña.

En la basílica se conservan dos grandes cenotafios: el del fundador, Felipe II, y el de Carlos I, con sus respectivas familias, a uno y otro lado del altar mayor. Las esculturas orantes en bronce dorado son, como las del retablo, de Pompeyo Leoni.

El Panteón de Reyes ocupa una capilla circular situada debajo del presbiterio, decorada con mármoles y bronces dorados. Allí descansan los monarcas y las reinas madres de Rey, desde Carlos I hasta la actualidad, con las excepciones de Felipe V y Fernando VI, que reposan en sus respectivas fundaciones: La Granja de San Ildefonso, y las Salesas Reales en Madrid (Iglesia de Santa Bárbara).

Los restos de las demás personas de la Familia Real se encuentran en el Panteón de Infantes.

Tanto el Monasterio como las zonas de palacio que alberga El Escorial, fueron decorados por pintores italianos llamados por Felipe II, entre los que destacan Zuccaro, Tibaldi y Cambiaso, que pintaron al fresco las bóvedas de algunos de los espacios más importantes: Biblioteca, Sacristía, Salas Capitulares, Claustro Bajo, Escalera Principal y la Galería de Batallas.

Entre las esculturas que completan la decoración de El Escorial destacan las de Monegro. Hay también varias imágenes de Cristo crucificado, realizadas en bronce por importantes artistas italianos los siglos XVI y XVII, entre ellas una de Bernini, pero sobre todas destaca la labrada por Cellini, en marmol blanco. Carlos II aportó el retablo de la Sacristía, presidido por la obra maestra de Claudio Coello, La Adoración de la Sagrada Forma, y el grandioso ciclo de pinturas al fresco por Luca Giordano en las bóvedas de la iglesia y de la Escalera.

También destacan varias pinturas de El Bosco, una gran colección de maestros venecianos del siglo XVI, varios cuadros de El Greco, entre ellos El martirio de San Mauricio, así como La Túnica de José, de Velázquez. El llamado Palacio del siglo XVIII está decorado con un importante conjunto de tapices sobre cartones de Goya y mobiliario de estilo Carlos IV e Imperio.

La Casita del Infante

La Casita del Infante en El Escorial, conocida también como la Casita de Arriba, debe su nombre a don Gabriel de Borbón, hijo de Carlos III. Se llevó a cabo entre 1771 y 1773 y por el mismo arquitecto que la Casita de Abajo, Juan de Villanueva. Es una pequeña "villa", con jardines de estilo italiano, dispuestos en terrazas descendentes. Desde ellos se disfruta de una de las más bellas vistas del Monasterio.

La Casita del Príncipe

La Casita del Príncipe o de Abajo fue edificada en 1772 por el arquitecto más importante del neclasicismo español, Juan de Villanueva, para el Príncipe de Asturias, luego Carlos IV. La composión arquitectónica de este edificio recuerda a la de su obra más célebre, el Museo del Prado en Madrid.

Son interesantes las decoraciones neoclásicas realizadas, entre otros, por Ferroni, las sedas y los estucos de mármol y los techos pintados por Vicente Gómez, Mariano Salvador Maella y Francisco Bayeu.

http://www.patrimonionacional.es/Home/Palacios-Reales/Real-Sitio-de-San-Lorenzo-del-Escorial.aspx

Este monumento, Patrimonio de la Humanidad, que ha de compartir con otros mucho el disputado lugar de octava maravilla del mundo, es un palacio, pero también un monasterio y un panteón. Obra cumbre del reinado de Felipa II, fue construido entre 1563 y 1584 en las estribaciónes meridional de la sierra de Guadarrama, en la villa de San Lorenzo de El Escorial, por orden del rey para perpetuar la memoria de la batalla de San Quintín, ganada por los españoles el día de San Lorenzo del 1557. Este santo había sido martirizado en una parrilla, de ahí la forma de parrilla que el monasterio tiene desde el aire.

El proyecto debido a J bautista de Toledo fue completado a su muerte en por Juan de Herrera, arquitecto y matemático . Cabe destacar el papel del propio Felipe II en la concepción del edificio al influir en que se abandonaran por completo los recursos decorativos y se usara solo la pureza de las líneas arquitectónicas, lo que originó el estilo Herreriano en que se inspiraron otros muchos edificios de la península.

La planta del monasterio es rectancular y sus fachadas mide 206 x 161 m, estando construido con grandes bloques de granito gris. Sus ángulos están ocupados por cuatro torres coronadas por agudas agujas de pizarra, algo inusual hasta entonces en la península pero común en tierras de los países bajos y Flandes, territorios por donde el rey había viajado en su juventud, quedando atraído por este tipo de arquitectura. Del interior se alzan las dos torres gemelas de la fachada de la basílica, cuya cúpula alcanza los 95 m de altura. Las cuatro fachadas del edificio monacal destacan por la ausencia casi de decoración. Solo la fachada principal es más animada debido al resalte central flanqueado por 8 columnas toscanas, que se eleva dos pisos mas que el resto del conjunto y que corresponde con la biblioteca, la cual ocupa el eje central del edificio

Entre los 16 patios interiores destaca el que precede a la iglesia llamado de los reyes y que debe su nombre a las esculturas de los 6 reyes de Judá que adornan la fachada de la basílica, el del palacio y el de los evangelistas, que tiene dos pisos de arcos superpuestos con un templete cupular en el centro entre cuatro estanques.

La iglesia proyectada por el arquitecto Pacciono en 1562 tiene planta de cruz griega. En el presbiterio se yergue el gran retablo de 30 m de altura proyectado por Herrera y ejecutado en bronce dorado. A ambos lados figuran los cenotafios reales de Carlos v y Felipe ii formados por grupos escultóricos de bronce dorado cuyas figuras de 4 metros de altura son obra de Pompeo Leoni .

Situado justo debajo del altar mayor de la basílica, el panteón de los reyes es un cripta octogonal de diez m de diámetro mandada construir por Felipe IV y terminada en 1654. Fue proyectada por Crescenzi en un estilo fastuoso, alejado de la severidad del resto del monasterio. Este lugar está destinado a dar sepultura a los reyes y madres de reyes. Todos aquellos miembros que no cumpliesen estos requisitos están sepultados en el cercano panteón de infantes, que data de la época de Isabel II en el siglo XIX , y que consta de varias salas. De entre los monarcas sepultados destacan el emperador Carlos V, el propio Felipe II o Alfonso XIII. El panteón de reyes hoy en día solo dispone de 2 plazas libres (de un total de 26)que serán ocupadas por los Condes de Barcelona (, los cuales casualmente no cumplen los requisitos) tras pasar unos 20 años en otra estancia llamada pudridero, ya que las urnas del panteón ,de solo 1,20 metros, solo pueden acoger los restos óseos.

Son especialmente interesantes los aposentos de Felipe II, que ocupan una parte mínima del edificio, y que están dispuesto rodeando la basílica. De esta forma el rey podía asistir a los oficios religiosos desde su propia cama. Conservan la decoración original del s.XVI , son un buen ejemplo de la austeridad que rodeaba la vida del rey.

La biblioteca de 52 m que conserva unos 45.000 libros principalmente de los siglos XV y XVI, así como 5.000 manuscritos en árabe, latín, griego o español, como por ejemplo el códice Aureo del 1047 escrito con oro. Su estado de conservación es perfecto y los libros están colocado al revés en las estanterías, facilitando asi su aireación. En la bóveda, los frescos de Peligrino Tibaldi nos recuerdan las siete artes liberales: gramática, dialéctica, retórica, aritmética, geometría, astronomía y música

En general, la decoración pictórica del edificio es obra de artistas italianos de segunda fila. Esto es debido a que una vez terminado el Escorial, los decoradores se encontraron con kilómetros y kilómetros de paredes en blanco que había que decorar y hubieron de recurrir a ellos aunque no fuesen del todo gratos a los ojos del rey. Un buen ejemplo es la galería de batallas de 60 metros de longitud y que representa las hazañas militare los ejércitos hispánicos. Aun así, las salas de monasterio guardan algunas cuadros que son obras maestras del arte universal.

La escalera principal a la cual se accede desde el patio de los evangelistas es de tipo imperial y está decorada con frescos de Luca Giordano que glorifican a la Dinastía de los Habsburgo españoles.

Aunque este edificio es obra de los Habsburgo, los Borbones también supieron apreciara sus excelencias pasando largas temporadas en este real sitio y prueba de ello es que en tiempos de Carlos III se remodeló toda una sección del palacio que hoy en día es conocida como palacio de los Borbones.

Ya en los jardines, Carlos III construyó entre 1771-75 dos pequeños pabellones de placer para sus hijos: la Casita de abajo para el futuro Carlos iv y la Casita de arriba para el infante Gabriel, el verdadero ojito derecho del rey. Obra de Villanueva, su decoración interior es sobresaliente, adornadas con sedas, pinturas , estucos….en un estilo neoclásico y pompeyano que llevan estos ideales estéticos a su máximo.

La pasión de Felipe II por este enclave queda reflejada en la leyenda que nos describe un rey que subía hasta lo alto de una peña que le permitía contemplar como avanzaban las obras de esta su obra inmortal y se quedaba sentado reflexionando. Es lo que muchos llaman “la silla de Felipe II”, que hoy en día se puede visitar, aunque son muchas la voces que ponen en duda su veracidad, o al menos que la ubicación primitiva fuera la actual.

http://perso.orange.es/pescador2013/palacios3/escorial/indexreal.htm

http://sapiens.ya.com/jrcuadra/tx-escor.htm

http://www.sanlorenzoturismo.org/default2.htm

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=923120

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=917888

http://www.urbanity.es/foro/edificios-en-general-mad/6644-escorial-madrid-monasterio-de-san-lorenzo.html

http://www.minube.com/fotos/rincon/97379

El Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial es un complejo de palacio, basílica y monasterio. Comúnmente conocido como el Monasterio de El Escorial el palacio fue residencia de la Familia Real Española; la basílica es lugar de sepultura de los reyes de España y el monasterio residencia actual de los frailes de la Orden de San Agustín. Está gestionado por el organismo público Patrimonio Nacional. Es una de las más singulares arquitecturas renacentistas de España y de Europa. Situado en San Lorenzo de El Escorial (Comunidad de Madrid), ocupa una superficie de 33.327 m², sobre la ladera meridional del monte Abantos, a 1.028 m de altitud, en la Sierra de Guadarrama.

Conocido también como Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Monasterio de San Lorenzo El Real, o, sencillamente, como El Escorial, fue ideado en la segunda mitad del siglo XVI por el rey Felipe II y su arquitecto Juan Bautista de Toledo, aunque posteriormente intervinieron Juan de Herrera, Juan de Mijares, Giovanni Battista Castello El Bergamasco y Francisco de Mora. El rey concibió un gran complejo multifuncional, monacal y palaciego que, plasmado por Juan Bautista de Toledo según el paradigma de la Traza Universal, dio origen al estilo herreriano.

Fue considerado, desde finales del siglo XVI, la Octava Maravilla del Mundo, tanto por su tamaño y complejidad funcional como por su enorme valor simbólico. Su arquitectura marcó el paso del plateresco renacentista al clasicismo desornamentado. Obra ingente, de gran monumentalidad, no sólo es un edificio de perfecta traza, sino también un enorme receptáculo de las demás artes.

Sus pinturas, esculturas, cantorales, pergaminos, ornamentos litúrgicos y demás objetos suntuarios, sacros y áulicos hacen que El Escorial sea también un museo. Su compleja iconografía e iconología ha merecido las más variadas interpretaciones de historiadores, admiradores y críticos. El Escorial es la cristalización de las ideas y de la voluntad de su creador, Felipe II, un príncipe renacentista.

http://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_El_Escorial

http://www.monasteriodelescorial.com/

Monasterio de San Lorenzo El Real de El Escorial

Monasterio

Avda. de Don Juan de Borbón y Battenberg, nº 1; en la ladera del Monte Abantos, a 1.028 metros de altitud sobre el nivel del mar

Visitas: De martes a domingo (ambos incluidos), de 10,00 a 17, 00

El día 23 de abril de 1.563, en conmemoración de la victoria de las tropas del rey Felipe II frente a las del rey de Francia Enrique II, en la batalla de San Quintín ( año 1.557), y tras escoger este lugar la comisión enviada por el rey español, se procedía a poner la primera piedra del Monasterio de San Lorenzo el Real (llamado así por ser el día 10 de agosto, festividad de San Lorenzo, el día de la victoria).

MonasterioJuan Bautista de Toledo fue el encargado de poner en pie esta inmensa obra sobre una superficie de más de treinta y tres mil metros cuadrados, en donde se ordenaban, alrededor de distintos patios interiores y con la iglesia como eje central, distintas dependencias: monasterio, hospedería, estancias reales, huerta, jardines, claustros, biblioteca, etc.

Al morir el arquitecto, en 1.567, se hizo cargo de la construcción Juan de Herrera, quien la vio terminada en 1.584. Desde entonces, el lenguaje arquitectónico aquí utilizado, que creó escuela, se conoció por estilo herreriano.

Se basaba en el protagonismo de la pureza de la línea frente a cualquier abuso de elementos decorativos que distrajese la contemplación de la arquitectura. Así, en el exterior, resultan impresionantes los metros lineales de fachada que parecen interminables, con un sinfín de idénticos huecos de ventanas en hileras, sin resalte sobre el paramento liso del muro, recorrido horizontalmente por dos molduras apenas insinuadas, una a media altura y otra que marca el nacimiento del tejado a dos aguas de gra en el que se abren pequeñas buhardillas. Los torreones de las esquinas prolongan en altura esta composición y realizan un doble juego: el de interrumpir la horizontalidad de la fachada de la que sin embargo hacen de elemento unificador, enlazando un paño con otro. Se rematan estos torreones en pronunciados chapiteles a cuatro aguas, también en pizarra negra, que repiten el contraste cromático con la piedra. En ellos reside, precisamente, otra de las características del estilo herreriano.

Los elementos decorativos quedan reducidos a pináculos y grandes bolas de piedra, características de ahora en adelante de este estilo. El resto de los elementos que componen las portadas son eminentemente arquitectónicos: columnas que alternan órdenes dórico y jónico, entablamentos y, finalmente, frontones triangulares.

Rodea el Edificio por sus lados Norte y Oeste una gran explanada que recibe el nombre de Lonja, toda ella solada de granito. Rodeando la Lonja están las Casas de Oficios, Ministerios, Infantes, Reina y la Galería de Convalecientes. La fachada principal mira al Oeste. A cada lado, cuatro medias columnas de orden dórico. Encima otras tantas de orden jónico y sobre el conjunto el escudo de armas de España y la estatua de San Lorenzo, obra de Monegro. La del lado Este es la más sencilla. En su centro se adosa el Palacio del siglo XVI que tiene forma cuadrada. Por este resalte se dice del Edificio que su forma se asemeja a la de una parrilla. En sus lados Este y Sur está el llamado Jardín de los Frailes. Descansa sobre 77 arcos. Es un excelente mirador desde el que se alcanza a ver Madrid y por su puesto el entorno más próximo. En un nivel inferior, está el Estanque y rodeando a éste la Huerta y el Pozo de la Nieve, empleado antiguamente como depósito de hielo.

En la visita a este Real Monasterio cabe destacar:

Palacio de los AustriasLos Palacios: Se empleaban como alojamiento de la realeza y séquito. Tuvieron su mayor ocupación durante el reinado de los Austrias. El Palacio del siglo XVI fue lugar de residencia del Rey Felipe II. Está formado por una serie de salas decoradas con sencillez. Numerosos cuadros y tapices cuelgan de sus paredes. La habitación de Felipe II está junto al Altar Mayor de la Basílica y desde su cama, a través de una ventana, podía seguir los Oficios Sagrados.

Palacio de los Borbones

El Palacio de los Borbones fue restaurado en época de Carlos III; su hijo Carlos IV siguió las obras, encargando a Juan de Villanueva la actual escalera de acceso, situada en el lado Norte del Edificio. Son salas muy decoradas, destacando una colección de 200 tapices de la Real Fábrica de Santa Bárbara, sobre tablillas de Goya, Bayeu y Castillo. La mayoría de los techos están pintados en estilo Pompeyano por Felipe López. Las Piezas de Maderas Finas son salas donde sus pavimentos, puertas, ventanas y molduras están construidas a base de trabajo de ebanistería y taracea, empleando ricas maderas.

Sala de batallas

La Sala de Batallas: En esta sala se representan pasajes de las más famosas batallas ganadas por los ejércitos españoles. Todas las pinturas son Frescos, incluida la Bóveda, de estilo Pompeyano. Los autores de las pinturas fueron: Granelo, Castello, Tavarón y Cambiasso. En 1890 se instaló la barandilla de hierro que recorre toda la Sala según dibujo de José Segundo de Lema.

Patio de Reyes: Recibe este nombre por los seis reyes bíblicos que adornan su parte alta, representan a monarcas de Judea, y son obra de Monegro. Los cetros y las coronas son de bronce dorado del escultor Sebastián Fernández. Se accede al patio a través de la puerta principal del monumento.

Basílica: La Iglesia tiene planta cuadrada. La construcción está realizada en piedra granítica y es de orden dórico. La cúpula del Cimborrio está sostenida por cuatro pilares. Los Frescos que decoran la Iglesia son de Lucas Jordán y Luca Cambiasso, pintados en época de Carlos II. En el contorno y el interior del recinto se asientan un total de 43 Altares y Capillas con ricas pinturas de Navarrete, Sánchez Coello, Carvajal y Juan Gómez. A los lados del Altar Mayor están los "Oratorios Reales" y encima de éstos los "Entierros Reales", así llamados los dos grupos de cinco estatuas arrodilladas de bronce dorado. Un grupo corresponde a la familia de Carlos V y el otro a la familia de Felipe II. Todos ellos obra de Pompeyo Leoni. El Retablo del Altar Mayor tiene cuatro cuerpos, el primero dórico, el segundo jónico, el tercero corintio y el cuarto cuerpo es de orden compuesto. Las quince estatuas de bronce que lo adornan son de los Leoni, padre e hijo, y los mármoles de Juan Bautista Comane y Pedro Castello. El Tabernáculo del Retablo es una obra única en su género; la traza fue de Herrera y la ejecución de Jacome Trezzo, de estilo corintio, hecho de finas piedras y bronces dorados a fuego. En el Crucero de la Iglesia hay dos órganos, construidos por Maese Gil Brevost y restaurados en 1963.

Coro: Se encuentra sobre la entrada del Templo. Los Frescos del Coro fueron pintados por Rómulo Cincinato y Luquetto. A los lados del Coro hay dos órdenes de asientos, diseñados por Juan de Herrera y la obra la ejecutó Giuseppe Flecha. La colección de libros del Coro consta de 219 Cantorales. En la parte delantera está colocado el Facistol, en el que se colocaban los grandes libros para su lectura.coro

Sacristía: Toda la estancia está adornada con bellos cuadros de primer orden. Los frescos del techo fueron pintados por Nicolás Granello y Fabricio Castello. El lateral derecho de la nave está cubierto por un mueble de dos cuerpos, de ricas maderas. En el sur de la sala está el altar, cubierto por el cuadro de "La Sagrada Forma", de Claudio Coello, que oculta la Custodia con la Sagrada Forma que fue regalada a Felipe II en el año 1592 por Rodolfo II, rey de Hungría.

Panteones Reales: Felipe III, hijo de Felipe II, fue el iniciador de las obras de los Panteones Reales en 1617; y fueron inaugurados por el rey Felipe IV. Están situados debajo del Altar Mayor y se accede bajando una escalera revestida de mármoles españoles. Es de planta octogonal. Los 26 sepulcros, de traza barroca y mármol negro, contienen los restos de los reyes de las Casas de Austrias y Borbón a excepción de Felipe V y Fernando VI.

Panteones de Infantes: en 1862, bajo el reinado de Isabel II, dieron comienzo las obras, acabándose en 1888. Constan de nueve cámaras, que tienen revestidas sus paredes y pavimentos de mármoles de Florencia y Carrera. En estos Panteones están enterradas las reinas que mueren sin descendencia real y los príncipes e infantes.

Biblioteca: Posee una colección de libros de un valor incalculable. Fue organizada por el gran humanista Benito Arias Montano, ayudado por el Padre José de Sigüenza hacia 1577. En todo su alrededor están instaladas las estanterías de maderas finas, diseñadas por Juan de Herrera y talladas por Giuseppe Flecha y Gamboa. La parte superior de la Biblioteca es una bóveda de cañón pintada al fresco por Peregrin Tibaldi. Entre muchos libros notables destacan: las Cantigas de Santa María, de Alfonso X el Sabio; obras autógrafas de Santa Teresa de Jesús; Códices mozárabes; el Códice Aureo (escrito con letras de oro); y gran cantidad de manuscritos persas y árabes. Esta Biblioteca es pública y puede accederse a élla para el estudio o lectura de sus libros.

Salas Capitulares: Convertidas en museo de pinturas, están formadas por tres grandes salas llamadas Capitulares por ser donde los monjes celebraban sus juntas o capítulos. La primera, que sirve de antecámara o zaguán, ocupa el centro y las otras dos, que se extienden a uno y otro lado, son las llamadas propiamente Capítulos. Las obras que se pueden ver son de El Bosco, Martíre Neri, Navarrete, Lucas Jordán, Mario de Fiori, etc.

Nuevos Museos: Coincidiendo con la celebración del IV centenario de la construcción del Monasterio se inauguraron en su recinto dos museos monográficos: la Pinacoteca y el Museo de Arquitectura.

Pinacoteca: de aspecto y decoración semejante a las Salas Capitulares; sus solados son de mármoles blancos y grises. El salón mayor es conocido como el Salón de Honor. A la entrada de los Museos nos recibe la impresionante obra de Domenico Theotokopuli "El Greco", "El Martirio de San Mauricio". La Pinacoteca se completa con nueve salas:

Escuela Alemana y Flamenca, siglos XV y XVI.

Miguel Coxcie.

Tiziano.

Escuela Veneciana e Italiana.

José Ribera.

Escuela Española, siglo XVII.

Escuela Italiana.

Escuela Italiana, Flamenca y Holandesa.

Museo de Arquitectura: Está instalado en la llamada por Juan de Herrera "Planta de Bóvedas". Dividido en once salas, se muestran en éllas reproducciones de los planos usados en la construcción del Monasterio, costo de las obras, herramientas usadas, las grúas que llevaron las piedras a lo más alto del edificio, y la importancia que los diferentes oficios tuvieron en la fábrica de El Escorial.

http://www8.madrid.org/gema/goc/131/12/267/

Monasterio de El Escorial

A partir del reinado de Felipe II y sobre todo con la corriente de austeridad católica que impregna la sociedad española de la Contrarreforma.

El ejemplo más destacado, sin duda, de este periodo es el Monasterio del Escorial (1562-1584) donde se reúnen en un mismo espacio: monasterio, iglesia, palacio y panteón real.

El Monasterio de El Escorial fue fundado por Felipe II en conmemoración de la victoria en la batalla de San Quintín contra las tropas francesas.

Tal batalla tuvo lugar el 10 de agosto, festividad de San Lorenzo, mártir cristiano que murió en una parrilla, por lo que se decidió que la planta del edificio tuviera esta forma.

Fachada de la iglesia del Monasterio del EscorialSe trata de un edificio derivado de fuentes italianas, pero de gran sobriedad y desornamentación, lo que unido a su colosal tamaño y el color gris del granito de su fábrica, le confiere una solemnidad aplastante.

Juan Bautista de Toledo inicia las obras en 1562. A él se deben la planta general del edificio, la fachada meridional y el patio de los Evangelistas. Le sucedió como arquitecto general principal el italiano Giovanni Battista Castello "el Bergamasco", que construyó la gran escalera a la imperial del interior, la primera de este tipo en Europa.

Monasterio de El Escorial. Madrid

Juan de Herrera, el estilo herreriano y el Monasterio de El Escorial

Juan de Herrera, auxiliado por Antonio de Villacastín dirigió la obra desde 1572 hasta el final (1584), y le imprimió su sello característico. Los trabajos de ornamentación, sin embargo no terminaron hasta comienzos del siglo XVII.

Herrera, estudioso de las teorías del romano Vitrubio, es una de las grandes figuras de la arquitectura española de todos los tiempos e influyó decisivamente en la arquitectura española del último cuarto de siglo. Otras obras de Herrera, al margen del Escorial, serán la Lonja de Sevilla y la catedral de Valladolid.

La arquitectura herreriana se basaba en el protagonismo de la pureza de la línea frente a los elementos decorativos

No fue azarosa, por tanto, la inmensidad de los muros del edificio, casi desnudos y sólo interrumpidos por hileras de ventanas. Los torreones de las esquinas añaden un sentido militar a la construcción. Estas torres se rematan en chapiteles a cuatro aguas, con pizarra negra, que repiten el contraste cromático con la piedra. La decoración arquitectónica se basa en columnas jónicas y dóricas y frontones triangulares, además de pináculos con bolas.

Palacio

El palacio es de planta rectangular. En el interior destacan el Salón de los Borbones, con techos pompeyanos y tapices españoles; la Sala de las Batallas, con pinturas y el Palacio de los Austrias, del s. XVI.

La fachada principal presenta tres portadas monumentales, y sobre la puerta hay una estatua de San Lorenzo realizada por Juan Bautista Monegro, la parrilla del santo y el escudo de armas de los Habsburgo.

Iglesia del Monasterio

Se accede a la Basílica a través del sobrecogedor Patio de Reyes. Se llama a sí por las seis enormes estatuas que decoran la fachada. Representan a los reyes de Judea. Las esculpió Monegro y Sebastián Fernández creó los cetros y las coronas con bronce dorado.

La grandiosa basílica ocupa el centro del edificio. Tiene planta de cruz griega, con gran cúpula en el crucero. Su retablo es una obra maestra de Juan de Herrera, quien realizó los planos. Las bóvedas están pintadas al fresco por Lucas Jordán y Lucas Cambiaso.

De especial atracción turística es el el Panteón de los Reyes, ubicado debajo de la capilla mayor. Es obra del s. XVII por Crescenzi y es de planta octogonal. Las obras comenzaron bajo el reinado de Felipe III bajo la dirección de Juan Gómez de Mora.

Cúpula de la iglesia. Monasterio de El Escorial

Otras dependencias

Dos siglos más tarde, en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III se añadieron al conjunto dos pequeñas construcciones de recreo llamadas "Casitas".

Museo del Monasterio

Además el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial tiene un convento, una biblioteca decorada por pinturas murales y el Museo donde se reunieron las más importantes obras de arte que se conservaban en el monasterio y que incluyen numerosos cuadros de distintas épocas y estilos, que van desde pinturas flamencas de los siglos XV y XVI hasta la Escuela Española del XVII. Algunos de los más importantes cuadros expuestos son de Miguel Coxcie, Tiziano, José Ribera, entre otros.

http://www.arteguias.com/monasterio/escorial.htm

http://www.arteespana.com/arquitecturaherreriana.htm

http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=5643

Vídeo:

Web recomendada: http://www.patrimonionacional.es/Home/Palacios-Reales/Real-Sitio-de-San-Lorenzo-del-Escorial.aspx

Contador: 5308

Inserción:

 

comments powered by Disqus

Visitas

RSSrss

Más visitados

Incorporaciones

Comentarios

¿Quieres escuchar música?

Photos and Texts are copyrighted by their owners

Versión Móvil

Estadísticas

Estadísticas Puertos/Aeropuertos
Récords Mundiales

MEGACONSTRUCCIONES.NET